Page 51

Tribuna

Recepción y gestión de alarmas Los servicios destinados a la recepción de alarmas también arrojan claras ventajas, pero aquí haremos una reflexión previa. En los dos servicios que acabamos de ver, su suspensión temporal debida a un problema técnico de cualquier tipo supondría un inconveniente. Impediría de forma transitoria la operativa al usuario o al servicio técnico, que no podría revisar su sistema o efectuar ninguna operación por control remoto pero, en general, no afectaría a la seguridad básica del sistema, el cual mantendría íntegra su funcionalidad de envío de incidencias a la CRA. Ésta continuaría recibiendo los «polling» y atendiendo posibles alarmas. Además, en cuanto al acceso remoto al sistema, tanto por parte del técnico como del usuario, nada se dice en la actual normativa. Como ocurre desde siempre en una CRA, la implantación de un sistema de recepción de alarmas exige redundancia. Desde los tiempos en que la RTB era la base de las comunicaciones de seguridad (por llamarlo de alguna manera, pero entonces sin ninguna otra posibilidad), la CRA había de contar con una o más receptoras de repuesto, donde líneas telefónicas y puerto RS232 se conmutaban a mano. Aunque parezca mentira, muchos miles de sistemas continúan empleando todavía RTB en esas condiciones. Trabajo por delante el que tiene el sector para dar una solución a tanta precariedad. Para IP existen equipos físicos capaces de atender las señales de sistemas de diversos fabrican-

tes (al estilo de las clásicas RTB), que habrá que tener duplicados y, otros, generalmente basados en software y que sólo pueden trabajar con los sistemas de su misma marca, aunque varios puedan coexistir en una misma máquina. Esto origina que, en una CRA pública, que admite todo tipo de clientes, se multi-

alarmas es el emplazamiento en ella de servidores con aplicaciones de diferentes fabricantes, de modo que, a la CRA, le bastará con su sistema de gestión, al que los citados servidores reenviarán todas las señales recibidas, y las aplicaciones clientes de estos, desde las que administrar los abonados (altas, bajas, modifi-

En el mercado de la seguridad electrónica, la nube está cobrando creciente importancia, debido a los estrechos lazos que nuestra actividad tiene con el mundo IT y el de las comunicaciones. pliquen los equipos para atender sus señales y dotarles de las adecuadas medidas de seguridad que impidan un fallo, a los que sumar los backup correspondientes de las bases de datos, etc. Y a esto hay que añadir el software para la comunicación bidireccional, también específico de cada fabricante. Con este escenario, es obvio que la nube resulte tentadora para la CRA. El caso más típico en cuanto a recepción de

caciones, etc.). No cabe duda de que la CRA se libera de un peso considerable. Y todavía puede simplificarse más: Hasta el servidor del sistema de gestión podría técnicamente estar en la nube e, igualmente, la CRA sólo tendría clientes de ese servidor en los puestos de operador. Una moderna CRA minimalista, pero que también precisa de otra reflexión: Las comunicaciones entre los sistemas de los abonados y el servidor que atien-

Instalsec 51

Profile for Peldaño

Instalsec - 44  

Instalsec - 44  

Profile for peldano