Page 58

56 | CIENCIA Y CLÍNICA | CASO CLÍNICO Dr. David Peñarrocha Oltra Profesor Ayudante Doctor en el Máster en Cirugía Oral e Implantología de la Universidad de Valencia. Dr. Antonio Pallarés Serrano

Dr. Juan Cervera Ballester

Residente del Máster de Cirugía Oral e Implantología de la Universidad de Valencia.

Máster en Cirugía Oral e Implantología de la Universidad de Valencia.

Dr. Andrés Silva Soto

Dr. Miguel Peñarrocha Diago

Residente del Máster de Cirugía Oral e Implantología de la Universidad de Valencia.

Catedrático de Cirugía Bucal. Director del Máster de Cirugía Oral e Implantología de la Universidad de Valencia.

Cirugía periapical con regeneración del defecto óseo Caso clínico con seis años de seguimiento

INTRODUCCIÓN La cirugía periapical es un procedimiento quirúrgico que se realiza para tratar la periodontitis apical crónica persistente en casos en los que no ha habido curación tras el retratamiento de conductos o, en algunos casos, el tratamiento de conductos convencional (1). El uso de alta magnificación (≥10x) ha demostrado obtener mejores resultados en los tratamientos odontológicos (2). En la cirugía periapical se ha modificado la técnica evolucionando hacia la microcirugía, introduciendo cambios que aportan mejoras tanto en el diagnóstico como en el tratamiento en sí y mejorando el pronóstico a largo plazo (3). Las diferencias entre la cirugía periapical tradicional y la microcirugía periapical incluyen los instrumentos para el acceso a la lesión (fresas estándar o más pequeñas o con piezoeléctrico), tamaño de la osteotomía, uso de microinstrumentos, ángulo de bisel (agudo a casi plano), preparación retrógrada del conducto radicular, materiales de relleno más biocompatibles en comparación con la amalgama, y el uso del azul de metileno para identificar microfracturas y conductos adicionales junto con el uso del

microscopio o endoscopio (1, 4). En el diagnóstico, el uso de la tinción con azul de metileno y la observación bajo magnificación ayuda a encontrar y descartar fisuras radiculares que no son visibles ni clínica ni radiográficamente, o que solo podemos intuir de las maneras anteriores (5). La regeneración ósea sigue siendo impredecible para alcanzar resultados aceptables en todas las situaciones (6). Los defectos óseos pueden clasificarse en defectos de 4 paredes, defectos tipo túnel y defectos apicomarginales (7). Dependiendo del tipo de defecto, se ha visto que un defecto pequeño de 4 paredes se regenera espontáneamente (8). Por el contrario, defectos de tipo túnel, apicomarginales o defectos mayores de 10 mm indiferente del tipo de defecto, se benefician de regeneración ósea (9). El uso de membranas para este tipo de regeneraciones es opcional, ya que se ha visto que no son necesarias ni siquiera en defectos mayores de 10 mm (9, 10). Las membranas o el plasma rico en plaquetas (PRP) podrían tener beneficios como una curación más rápida dependiendo del tamaño de la lesión, pero no son indispensables (11). Von Arx y colaboradores, en

gd | Nº 320 | ENERO 2020

056-065 Caso clínico.indd 56

20/12/19 13:28

Profile for Peldaño

Gaceta Dental - 320  

Gaceta Dental - 320  

Profile for peldano