Page 80

78 | CIENCIA Y CLÍNICA | CASO CLÍNICO

EL IMPACTO MÁS DESTACADO EN LOS PACIENTES CON TUMORES DE CAVIDAD ORAL ES LA ALTERACIÓN DEL SISTEMA ESTOMATOGNÁTICO DISCUSIÓN Los pacientes sometidos a amplias resecciones quirúrgicas presentan defectos tisulares compuestos que conducen a grandes alteraciones funcionales y estéticas. A esto hay que sumar los efectos adversos de otros tratamientos adyuvantes, como la radioterapia y la quimioterapia, convirtiendo en un reto su reconstrucción. Actualmente, el autotrasplante de tejidos libres microvascularizados se considera una de las técnicas más adecuadas para la reconstrucción de defectos en el área maxilofacial (1). El desarrollo e incorporación de la tecnología CAD/CAM en la planificación quirúrgica permite el diseño personalizado de los defectos y reconstrucciones, optimizando los resultados funcionales y estéticos en cada paciente (2). El colgajo libre de peroné microvascularizado es la principal opción reconstructiva para resecciones amplias de mandíbula y maxilar, puesto que aporta un stock óseo suficiente para reconstruir grandes resecciones segmentarias, preservar el contorno facial del paciente y para la colocación de implantes dentales osteointegrados (3). Además aporta tejidos blandos para la cobertura de los defectos generados con la cirugía. No obstante, habitualmente va a acontecer una desestructuración anatómica intraoral considerable, con ausencia de un fondo de vestíbulo adecuado, una pérdida de altura ósea en comparación con la mandíbula nativa y unos tejidos blandos inadecuados. Este entorno va a hacer completamente imposible la realización de prótesis

removibles mucosoportadas mínimamente retentivas, siendo los implantes la única salida viable para la rehabilitación dental de estos pacientes. Además, la calidad de estos tejidos blandos va ser una fuente de problemas para la posterior rehabilitación implantosoportada: es una piel generalmente gruesa, móvil respecto al hueso, a veces pilosa y, en definitiva, muy alejada de las características óptimas de una mucosa queratinizada. Suelen ser necesarios procedimientos adicionales para mejorar la calidad de estos tejidos blandos como el adelgazamiento de la isla cutánea, injertos conectivos y vestibuloplastias con injertos mucosos o cutáneos de espesor parcial. Pueden ser realizados antes, durante o tras la colocación de los implantes. La radioterapia y la quimioterapia son tratamientos con conocidos efectos adversos sobre los tejidos óseos y blandos. En la literatura hay controversia sobre sus efectos en cuanto a supervivencia y evolución a largo plazo de los implantes dentales y del momento más adecuado para su implantación. Se reconocen alteraciones y retardos en la cicatrización de los tejidos y una mayor incidencia de periimplantitis y retardo o no osteointegración de los implantes. El empleo de injertos de piel o tejido conectivo puede disminuir la incidencia de estas complicaciones (4). El impacto más destacado en los pacientes con tumores de cavidad oral es la alteración del sistema estomatognático. Los pacientes oncológicos ven afectada enormemente su calidad de vida, en términos de masticación, deglución y fonación. La recuperación de una dentición perdida supone una gran satisfacción para estos pacientes, abocados a una alimentación sumamente sencilla, poco nutritiva y nada gratificante. Las secuelas estéticas también pueden afectar muy negativamente el estatus psicológico de los pacientes. La combinación de la microcirugía reconstructiva y la rehabilitación dental implantosoportada puede mejorar los resultados estéticos y funcionales de estos pacientes (Figura 10). CONCLUSIONES La reconstrucción mandibular mediante el colgajo libre de peroné es una técnica demostrada y fiable con buenos resultados a largo plazo. El peroné ofrece un adecuado stock óseo para la colocación de implantes dentales (5).

gd | Nº 314 | JUNIO 2019

072-079 Caso Clínico María.indd 78

27/5/19 17:22

Profile for Peldaño

Gaceta Dental - 314  

Gaceta Dental - 314  

Profile for peldano