Page 5

30

CARTA ABIERTA |

3

En todo hay arte

Edita Peldaño

30 AÑOS JUNTO A TI

R

DE

LÍ EN

N

AC

R PA RE

Coincido con el director del Museo del Prado en una comida organizada por el Hotel Palace madrileño motivo de cumplirse este año el bicentenario de la creación de la pinacoteca Núm.con 314 española. chef| ejecutivo de cocina, José Luque, ha confeccionado un menú de seis platos JUNIO El 2019 6€ g a c e t aen d eotros n t a l .tantos c o m cuadros exhibidos en las salas del edificio construido en el antiguo basados Prado de los Jerónimos. Tanto los ingredientes como la presentación recuerdan obras maestras de la pintura de todos los tiempos. Por ejemplo, La maja desnuda, de Goya, es una lubina (desvestida de piel) sobre una cama de patatas, y los Chicos en la playa, de Sorolla, inspiJosé Luis del Moral ra un carpaccio de gamba blanca con algas y cítricos de Valencia. Una idea genial, esta de Director emérito reproducir cuadros en la cocina. La verdad es que el resultado es tan original como atractivo gustosa, estética y aromáticamente hablando. Miguel Falomir, que lleva veintidós años en el Museo del Prado, los dos últimos como máximo responsable, es afable y de conversación amena. En seguida aparecen las anécdotas poco conocidas en torno a la intrahistoria de la institución, como el hecho de que Las majas de Goya, la desnuda y la vestida, cuando viajan prestadas a otros museos lo hacen como los reyes: por separado. O que el Tríptico del Jardín de las Delicias, de El Bosco, nunca ha salido de El Prado, «ni lo hará», comenta Falomir, porque no es un lienzo sino una tabla de más de un metro y esa condición le hace más vulnerable a los traslados. También me entero de que, por el contrario, el cuadro más viajero es el Agnus Dei, de Zurbarán. Una sorpresa, al menos para mí. Como sorprendente es que los surcoreanos ocupen el tercer puesto entre los turistas extranjeros que más visitan la pinacoteca, solo detrás de italianos y norteamericanos. Parece ser que tras una visita en 2007 del entonces presidente Roh Moo-hyun alabó tanto los valores del museo al regresar a su país que sus conciudadanos han seguido, y siguen, doce años después, los consejos de su antiguo mandatario. Y si el arte casa con la gastronomía, ¿por qué no ha de estar unido también a lo dental? A más de los cuadros que hayan tenido como argumento alguna escena de los sacamuelas y barberos de otras épocas o de que Maese Nicolás haya trascendido desde las páginas de ENCUENTROS El Quijote, hay aspectos menos conocidos de esa intrahistoria de lo dental –que también la en Odontología Estética Odontología tiene esa vida propia que sirve de fondo a la historia visible–, como la deAvances coleccionistas de arte, de cuadros, y ahí está la buena muestra que reúne en su consulta el docDR. tor Mariano Sanz. Por no citar la aún más sorprendente faceta del doctor José Santos Ca- LUIS CÁCERES «Lade mercantilización habría rrillo, que recientemente se ha atrevido a dar una conferencia en torno a la obra y figura que atajarla» Pablo Ruiz Picasso. Ahí tenemos la reunión del arte con distintos restauradores de todo tipo: los que conservan cuadros, los que dirigen restaurantes y los que arreglan y recomponen, o sea, restauran ADHESIÓN DENTINARIA dientes. Hay arte en todo, solo depende de quien sea el restaurador, porque hay aficionados Fundamentos, evolución en todas las áreas. Ahí tenemos el desastre del Ecce Homo de Borja (Zaragoza), las paellas y perspectiva grasientas del bar de la esquina o los trabajos de esa cadena de clínicas dentales –ya cerrada– sobre la que pesan centenares de denuncias por su mala praxis. Hay que hacer arte en ÚLTIMA A LA todas las restauraciones, se trate del área que se trate. Estudio Dental Rafa Piñeiro DE

L TA

EN

M RU

ST IN

003 Editorial.indd 3

AL NT

DE

Descubra más en pág. 101

GESTIÓN DOCUMENTAL 314 | JUNIO | gd Fotografía Nº y vídeo en la2019 consulta

27/5/19 16:08

Profile for Peldaño

Gaceta Dental - 314  

Gaceta Dental - 314  

Profile for peldano