Page 13

lial, ha sido un estandarte en diseño y deporte. Tenemos una posición privilegiada en Europa, con unos resultados muy positivos, creciendo en los principales mercados como Gran Bretaña, Francia o Alemania. «Sin darse cuenta, mis hijos estaban alimentando su amor por este oficio» Usted ha sido capaz de transmitir el apego a su empresa y a su negocio a sus hijos. ¿Cuál ha sido la clave? Creo que es fruto de que mis hijos han visto a su padre, y a su madre, trabajar en algo que les hace ilusión. Soy de la creencia que, si no pones ilusión en lo que haces, eso te resta incluso credibilidad, o autoridad, ante tus hijos. Y debo reconocer que me siento orgulloso de que mis hijos hayan querido continuar empujando esta empresa. Ellos mismos han sido testigos que hemos atravesado momentos complicados. Pero han podido constatar que si ha habido que enderezar clavos lo he hecho. Han sido testimonio que su padre trabajaba en algo que le gustaba, que tenía confianza en esta compañía. Y puedo decir que nunca les alenté directamente a dedicarse profesionalmente a este negocio, sino que ha sido un proceso tan natural como el que, desde pequeños, ellos “vivieran” la empresa. Recuerdo que, en ocasiones, me llevaba alguna de las botas que fabricábamos a casa; porque me gustaba examinarla detenidamente, analizar si podía mejorarse... observarla en un ambiente ajeno al puramente laboral. Y a lo mejor la colocaba encima de la mesa del comedor y ellos mismos, sin que yo les dijera nada, se interesaban por el modelo y se abría un debate sobre la misma en la que aportaban interesantes comentarios. Sin darse cuenta, estaban alimentando su amor por este oficio. Pero después empezaron a compatibilizar sus estudios con el trabajo en Joma, para destinar mayor dedicación en verano. Todo ello ha permitido que se convirtieran en grandes profesionales y que me superaran; de lo cual estoy muy orgulloso. Pero, ¿sabe de qué estoy especialmente orgulloso?

¿Cuántos tiene? Catorce. Y ellos también, poco a poco, se van familiarizando con Joma pintando algunas de las zapatillas con rotuladores. Los más mayores vienen en vacaciones a colaborar en la empresa, y a los más pequeños les proponemos un juego consistente en casar muestras, a fin de unir los pares utilizados por los representantes. Lo que para ellos es un juego, para nosotros es una ayuda y, al mismo tiempo, se van familiarizando con la compañía. Desde pequeños ya viven el negocio. Transmitir la estima a la compañía puede ser fácil o difícil. Yo he optado por algo tan fácil como mostrar mi felicidad e ilusión con la empresa. Creo que es importante que los hijos vean a su padre contento con la actividad que lleva a cabo. En caso contrario, difícilmente querrán seguir su camino.

«A mis hijos nunca les alenté directamente a dedicarse profesionalmente a este negocio»

Usted ha dejado todo este testimonio en un libro. Así es. Es un libro que escribí para mi familia, pero que mis hijos se empeñaron en que lo entregáramos también a las personas que acudieron a la gala del cincuentenario. Lo escribí para dejarlo como testimonio para las generaciones futuras, para que no olviden nunca de dónde vienen; de lo más humilde, de un mundo

Dígame. De que siempre han seguido mostrándose muy austeros y humildes. Son conscientes que esta empresa se levanta cada día a base de trabajo, dedicación, sacrificio... Y que es la ilusión la que te lleva a esforzarte cada día para seguir adelante. Ellos han descubierto que mi disfrute diario es mi empresa. Difícilmente me encontraré más a gusto en cualquier otra parte del Mundo que en mi propia empresa. Y también me satisface que este sentimiento ellos también lo transmiten a mis nietos.

febrero 2017 / nº 489 • ESPECIAL otoño/invierno 2017-18

Imagen retrospectiva del proceso de fabricación de calzado deportivo en Portillo (Toledo).

Profile for Peldaño

Diffusion Sport - 489  

Diffusion Sport - 489  

Profile for peldano