Cuadernos de Seguridad - 359

Page 32

E N P O R TA D A · S E G U R I D A D E N C E N T R O S C O M E R C I A L E S Y S E C T O R R E TA I L

CRE A R EN TORNOS SEGUROS E S L A PRIORIDA D DEL RE TA IL Lo que aporta la tecnología es fundamental para el sector retail: seguridad, mejor experiencia de compra e información relevante de hábitos de los clientes.

JAVIER BLANCO BUSINESS DEVELOPMENT MANAGER RETAIL. HIKVISION

L

La pandemia ha puesto nuestra vida patas arriba. Pero si hay un sector económico que se ha visto especialmente afectado, ha sido el de retail. Las restricciones han obligado a los comercios a modificar su forma de relacionarse con el cliente, a desarrollar otras formas de venta —por ejemplo, con entrega a domicilio—, a cambiar horarios… Han sido meses muy duros, con cierres de entre 80 y 90 días de media, que han llegado a 134 en los casos más sangrantes. Además de las pérdidas económicas, se han vivido meses de una gestión muy complicada, con medidas y restricciones que cambiaban en función de la región, y de un día para otro. Hay que reconocer el trabajo de los responsables de Seguridad. Sin embargo, también en estos tiempos hay buenas noticias para el retail. Hace unos meses, los gurús más catastrofistas aseguraban que el sector tenía los días contados, y más aún con la pandemia, porque el comercio digital iba a imponerse como la única forma de compra 32

J U L /A G O 21

CUADERNOS DE SEGURIDAD

para los consumidores. Pero hemos visto que no ha sido así. Es más, hemos comprobado que no va a ser así: los seres humanos necesitamos ver y tocar lo que vamos a comprar, percibirlo con los sentidos. Y después, no tenemos problema en realizar la compra a través de una plataforma tecnológica para que nos lleven el producto a casa. Es decir, que lo que se impone es una combinación entre la compra presencial y la adquisición online, para disfrutar de las ventajas de cada uno de estos sistemas. En definitiva, que el retail tiene un prometedor futuro por delante. Pero hay que evolucionar, y las condiciones de seguridad se convierten en una absoluta prioridad. Las personas han cambiado sus costumbres, ya no vamos a un centro comercial a pasar el día: a hacer compras, a cenar en un restaurante y después al cine con los niños. Ahora se impone un tipo de visita específica, lo que se llama visita-misión: vamos al centro comercial o a la tienda a comprar algo concreto, que necesitamos o que simplemente queremos. La consecuencia es que posiblemente los comercios reciban menos visitas, pero las compras por visita