Page 40

En portada

El sector Protección contra Incendios ante 2015 jon michelena. director general de cepreven

El permiso de fuego, ese gran desconocido

e

cio que alberga al Banco de España y su

esa actividad y en los que no es extraño

contenido de gran valor artístico podría

encontrar abundante material combus-

haber desaparecido, como ha ocurrido

tible. Las herramientas utilizadas en to-

demasiadas veces por no adoptar las

das ellos tienen la característica común

medidas adecuadas para realizar lo que

de ser una potencial fuente de ignición

los prevencionistas denominamos tra-

de gran potencia calorífica.

L día 3 de noviembre fue porta-

bajos en caliente. Como ejemplo acu-

Parece lógico pensar que, dándose

da de todos los noticieros el acci-

den a mi memoria los incendios del Li-

esta combinación de factores peligro-

dente que ocurrió en la sede del

ceo de Barcelona, del Pabellón de los

sos, deberíamos tomar una serie de me-

Banco de España de la madrileña pla-

Descubrimientos de la Expo de Sevilla

didas que minimizasen el riesgo de in-

za de Cibeles. Con titulares de «acci-

o el Palacio de los Deportes de Madrid.

cendio durante el desarrollo de estos

dente laboral», «explosión» o «incen-

Dentro de este concepto de traba-

trabajos, o por lo menos que nos per-

dio», los reporteros narraban cómo tres

jos en caliente se engloban tareas co-

mitiesen controlar un posible conato en

operarios habían sufrido lesiones de di-

mo soldadura, oxicorte, corte con amo-

los albores del mismo. Siendo lógico no

versa índole, mientras realizaban tra-

ladoras o sierras radiales, aplicación de

es lo habitual. Pocas empresas o insti-

bajos de mantenimiento en una insta-

bituminosos en cubiertas, etc., trabajos

tuciones tienen implantados en nues-

lación de aire acondicionado próxima

que en ocasiones deben desarrollarse

tro país sistemas de permiso de fuego,

a la cubierta. Sin tener más datos de

in situ, en lugares no preparados para

que no es más que un procedimiento

los que recogieron los medios de comunicación, todo parece indicar que la deflagración de una nube de gas en el conducto produjo un incendio que pudo ser controlado con relativa facilidad. El soplete que estaban utilizando o el mechero utilizado para encenderlo fueron probablemente la fuente de ignición. En cuanto al combustible, lo más sencillo es suponer que una fuga de gas de la bombona del soplete fue el origen de la nube, aunque algunos gases utilizados en refrigeración pueden ser combustibles en condiciones de presión y temperatura determinada. Esta vez hubo suerte, el incendio se controló rápidamente, y los daños materiales fueron mínimos y los heridos pudieron ser rescatados a tiempo. Pero no siempre ocurre lo mismo. Podría no haber sido así y el magnífico edifi40 / Cuadernos de Seguridad / Enero 2015

Profile for Peldaño

Cuadernos de Seguridad - 296  

Cuadernos de Seguridad - 296  

Profile for peldano