Issuu on Google+


Intel® Core™ i7, proporciona lo último en rendimiento inteligente para las aplicaciones más exigentes. Este procesador de cuatro núcleos incluye multitarea de 8 hilos y una caché L3 adicional. Con un rendimiento que adapta automáticamente la velocidad y unas experiencias visuales incorporadas, esta 2ª generación de procesadores proporciona más inteligencia a su PC. La 2ª generación de los procesadores Intel® Core™ i7 incorpora tecnología Intel® Turbo Boost 2.0 ◊ y tecnología Intel® Hyper-ThreadingΔ, permitiendo que las aplicaciones y los protocolos de seguridad obligatorios funcionen eficientemente en el segundo plano sin comprometer la productividad.

La competencia de Intel® AMD Con un coste inferior a las soluciones Intel, el Phenom II X6 1055T tiene una frecuencia de 2.8GHz( alcanza los 3,3GHz con Turbo Core), 3MB de memoria caché L2 y 6MB de L3, 4000MHz HyperTransport y un TDP de 125W, mientras que Phenom II X6 1090T Black Edition cuenta con las mismas características que el anterior, pero con una frecuencia de 3.2GHz que puede incrementarse hasta los 3,6GHz gracias a Turbo Core. Ambos cuentan con compatibilidad con las placas AM2+ y AM3.

Turbo CORE de AMD es un sistema que mejora el rendimiento y consumo de energía y que permite desactivar de forma automática los núcleos de un procesador que no están siendo utilizados y aumentar el reloj de los que se sí se usan.

El Phenom II X6 1055T tiene un precio de 190 dólares mientras que el Phenom II X6 1090T Black Edition cuesta algo más de 290 dólares.

Al momento de escoger se debe tener en cuenta:

1.-Velocidad bruta (Ghz) 2.-Bits en los que trabaja (32-64) 3.- Ancho de banda del bus de datos (hay de varios tipos, 533Mhz, 800Mhz, 1000Mhz, 1066Mhz) 4.- Controlador de memoria: los AMD lo tienen integrado al procesador, los Intel no 5.- Latencias: por el caso anterior, la latencia, el tiempo de respuesta de la memoria, es menor en un Athlon por más que éste no use memorias tan rápidas la respuesta si lo es. Otra demostración de que un número grande no es la solución. 6.- Memorias que requiere para funcionar. Un procesador como un Opteron tiene requerimientos muy estrictos, pero un Athlon64 no, lo mismo del lado de Intel, siempre que compren verifiquen esta información para comprar la tarjeta madre y la memoria correcta.


WINDOWS Pros

- Mucho software ha sido diseñado para esta plataforma, programas populares y juegos -Relativa facilidad de instalación y configuración de controladores porque generalmente vienen en un cd cuando compras la maquina y no hay que buscarlos.

WINDOWS Contras

- La instalación del sistema operativo completo no incluye prácticamente ningún programa importante, ni hojas de cálculo, ni nada, todo eso hay que conseguirlo por aparte... - Poca estabilidad del sistema, que incluye: *Al principio cuando lo instalas es rapidísimo pero con el tiempo se vuelve mas y mas lento, las aplicaciones tardan en abrirse o cerrar, o en copiarse archivos, etc. * Vulnerabilidad ante Virus, Spywares, Troyanos, Keyloggers y mucho, mucho más (que también fueron diseñados especialmente para Windows) - Hay que pagar una licencia para usar el sistema con sus actualizaciones que supuestamente corrigen ciertos errores (aunque también causan otros) - Casi todo este "software popular" (Office, Nero, etc) es privativo así que hay que pagarles por hacer algo que quizás podríamos hacer igual o mejor con Software libres.

- Supuestamente es "fácil" instalar programas pero tienes que saber que algunos se re complican porque no tienes el serial, crack o patch (aunque en realidad deberías pagar por el software) y necesitas a alguien que sepa bastante para lograr hacerlos funcionar. - Hay que tener activado siempre un Antivirus, un Antispyware, un AntiTODO en realidad porque Windows por si solo no se defiende de nada y claro, estos programas (además de ser privativos y necesitas pagar por ellos) necesitan recursos del sistema (memoria, lectura de disco, entre otros) y también te vuelven la maquina mas lenta cada vez. - Y la más importante: al ser un software cerrado y privativo solo es manejado por las directivas de una empresa y un puñado de gente, por lo tanto: * No evoluciona demasiado, por ejemplo siguen usando NTFS como sistema de archivos hace añares aunque es malísimo y no piensan cambiarlo (salvo que copien a otros SO)


Linux Pros

- Gran cantidad de Software libre disponible que puede ser igual o mejor en algunos casos que el de otros SO privativos. Pero lo mejor es que son gratuitos y de código abierto. - No hay que pagar licencias para usar la mayoría del software que viene disponible, por ejemplo en Debían hay 25000 paquetes disponibles para instalarse a través de un método que es mucho más fácil que cualquier otro sistema operativo, con el Gestor de paquetes Synaptic. Instalar un programa es tan sencillo como poner el nombre, marcarlo y aplicar. Así se pueden poner varios programas e instalarlos de una sola vez. Olvídate de los seriales, keygens y cracks porque no los necesitaras. Claro tampoco pagar tantas licencias. No hay virus circulando para Linux, lo cual hace mucho más estable y eficiente el sistema. No hay que tener tanto AntiTODO. Para estar tranquilos simplemente hay que navegar con cuidado (como siempre en todo SO) . Estabilidad a lo largo del tiempo El sistema de archivos ext4 es rápido y estable, no se volverá más lento con el tiempo, no se fragmentara demasiado, se autoanaliza solo en determinado tiempo. Al no tener virus, malwares y programas de código cerrado con posibilidades maliciosas el sistema se mantiene muy bien y rápido.

Linux Contras - Pocos programas populares tienen su versión para Linux, pero hay alternativas, por ejemplo: Office: Openoffice (Paquete ofimimatico) MSN Live: Amsn con tema Live Winamp: Audacious (Reproducir música) Nero: K3B (Grabar cds y dvds) Media Player : Totem (Reproducir Videos y Peliculas) Internet Explorer : Firefox, Iceweasel (Navegar por Intenet) Easy CD Extractor : Asunder CD Ripper (Pasar CD a formato mp3, ogg, etc) Adobe Photoshop : Gimp (Diseño grafico) Cabe resaltar que a pesar de que no hay cierto software compatible de todas formas se puede usar un programa llamado Crossover que permite correr muchas aplicaciones de Windows dentro de un entorno Linux, con las ventajas obvias que esto implica. Por ejemplo en una PC tengo Linux como SO y corriendo el Office a través de Crossover. Otra contra es que cuando compras una maquina o placa de video nueva no viene con los drivers para Linux, pero hay. Por ejemplo en Debían no necesito instalar ningun driver, el simple hecho de instalarlo carga todos los controladores necesarios. Quizás por ahí falte alguno como el de la placa NVidia pero eso se lo puede instalar también desde Synaptic.


Internet Explorer Con aspecto renovado y nuevas funcionalidades y recursos, es el estandarte de Microsoft en este área. Veamos lo relevante de este navegador: La Apariencia: se presenta más simple, compacto y eficiente en la navegación e interacción con el usuario. Comienza a abandonar la organización por menús. La rapidez: carga las páginas rápidamente; Pestañas o Separadores: La funcionalidad de tener varias páginas abiertas en una sólo ventana del navegador. La seguridad: Posee el bloqueador de pop-ups que es bastante eficaz y un filtro "anti-burla" que evita ser engañado por una web que se intenta pasar por otra; La impresión: Alteraciones substanciales en el modo de impresión. Más fácil y con más control de lo que queremos imprimir; Zoom: Posee la opción de hacer zoom sobre las páginas presentadas, lo que es muy bueno para aquellas letras pequeñas; Es de Microsoft la interacción con Windows es muy buena ya que es del mismo fabricante que el sistema operativo Windows.

Mozilla Firefox Es un navegador de código abierto, lo que significa que lo puede ser optimizado y desarrollado sin cualquier problema de detenciones de patentes y/o reserva de propiedad. Este navegador es desarrollado esencialmente por la empresa Mozilla Corporation. Es el gran competidor del Internet Explorer. Vamos a ver porqué. Principales características: Apariencia: aunque presente una imagen no tan desarrollada, dispone la posibilidad de elegir la apariencia que deseamos entre centenares de opciones a elección. Siendo posible elegir una tal cual es el Internet Explorer; Seguridad: El código del Firefox tiene seguridad desde su raíz, bloqueando desde el origen muchos de los problemas que el Internet Explorer sólo ahora en su última versión consiguió suprimir. Otra cosa es el control de nuestra privacidad, ya que existe la opción en el Firefox de eliminar todos nuestros datos confidenciales y de navegación, automáticamente al salir, mientras que con Internet Explorer tenemos que hacerlo manualmente, instalar otro programa que lo haga o arriesgarnos que nos expongamos a los hackers; Extras: Tal como el Internet Explorer ahora tiene los Add-ons (pequeñas aplicaciones que optimizan algunas características del navegador). Entre los cuales tenemos la apariencia personalizada así como aplicaciones que refuerzan la seguridad, diccionarios muy eficaces en todas las lenguas. No es de Microsoft Lo que podría ser apuntado como un punto desfavorable, es en la verdad una gran ventaja. La interacción con Windows es el tradicional como cualquier otro programa, pero la ventaja está en internet. Promocionado muy fuertemente por Google y otros gigantes de internet al contrario del Internet Explorer lo quieren hacer el exponente de la navegación.


Bueno como para todos los gustos siempre hay mas sin quedarse atrás el gigante Google El 2 de septiembre de 2008 salió a la luz la primera versión al mercado, siendo ésta una versión beta. Finalmente, el 11 de diciembre de 2008 se lanzó una versión estable al público en general.

seguridad al prohibir instalar contenido sin permiso del usuario.

Google Chrome es el nuevo navegador lanzado por la firma Google que pretende arañar algo de mercado a los demás navegadores. Para conseguir este objetivo los desarrolladores de Google han generado un navegador simple, rápido y sencillo, es decir todo bajo la filosofía si es bueno y sencillo dos veces bueno. Este nuevo navegador no aporta muchas novedades y los puntos que mas llaman la atención son por ejemplo que la barra de direcciones no solo servirá para navegar sino también para realizar búsquedas directas con Google, si quieres marcar una página como favorito bastara con hacer clic al lado de la barra de direcciones. También se incorporan sesiones privadas lo que significa que se abrirán pestañas cuya actividad no se guardara en el histórico ni se registrara ninguna cookie, diversas aplicaciones se podrán abrir directamente sobre el navegador, incorpora diccionarios para correcciones ortográficas, aumenta la

Chrome tiene muchas funciones útiles integradas como las extensiones, la traducción en el navegador, los temas, etc. está diseñado para ofrecerte una mayor seguridad en la Web con protección integrada contra suplantación de identidad y software malintencionado, actualizaciones automáticas que garantizan que el navegador dispone de las actualizaciones de seguridad más recientes,


Una red inalámbrica hogareña permite acceder a Internet a través de notebooks, netbooks, tabs o celulares desde cualquier ambiente de la casa. Y esto es posible gracias a los routers, equipos que se conectan al módem y son el corazón de las redes sin cables (Wi-Fi). Aquí, algunos datos y sugerencias que quieren ser útiles a la hora de elegir un router para el hogar. La principal diferencia que puede existir entre los routers está dada por el estándar tecnológico al que pertenecen. Actualmente, en el mercado de Latinoamérica conviven los routers diseñados bajo el estándar IEEE 802.11g (más conocidos como “routers G”) y los que responden a la más avanzada norma IEEE 802.11n (o “routers N”). Dentro de los N, a su vez, existe la categoría n150. Los routers G en el mejor de los casos transportarán datos a 54 megabits por segundo (Mb/s), mientras que los n150 llegan a los 150 Mb/s y los N alcanzan los 300 Mb/s. ¿Según las dimensiones que tenga la vivienda donde se instalará el router? Todos los expertos consultados coincidieron en que esta es una de las primeras preguntas que hay que hacerse al elegir un router. Si los espacios a cubrir son muy grandes o los obstáculos que debe atravesar la señal Wi-Fi (paredes, estructuras de hormigón) son muchos, conviene optar por algún router N150 o uno N, que asegurarán una cobertura más amplia. Pero para un departamento chico, un router G “está perfecto”.

Otro ítem a revisar es para qué se usará la red sin cables. Si se le piensa dar un uso intenso (bajar videos, jugar en grupo), la elección correcta es un router N. Si se usa Wi-Fi para videollamadas u otras tareas que implican un intenso tráfico de datos, la ventaja de un router N sobre uno G puede percibirse. “Pero en la navegación por Internet normal es muy difícil notarla”. También se aconsejan tener en cuenta el ancho de banda de la conexión a Internet con que se cuenta. De poco servirá un súper-router, si con él se compartirá una conexión de apenas 1 Mb/s. Sería como tener mangueras de bomberos para compartir el agua que llega a casa a través de un pitillo. hay que fijarse con qué equipos se usarán la red Wi-Fi. Si la única notebook de la casa está equipada con el estándar 802.11g, de poco servirá un router N. la gran mayoría de las notebooks funcionan a un máximo de 150 Mb/s. Dato que conviene tener en cuenta antes de entusiasmarse con un router de 300 Mb/s. Otras cuestiones a considerar mencionadas por los entendidos son el diseño, la capacidad del router de conectarse a redes 3G, la garantía y el soporte técnico (sobre todo para configurar el router).


Es muy probable que muchos hayan tenido que embarcarse en la difícil tarea de dar una buena respuesta; algunos, incluso, deben hacerlo a diario. Mas allá de marcas y modelos, esta guía pretende dar algunas claves sobre las principales características que se deben evaluar a la hora de determinar qué switch recomendarle a nuestros clientes. Si uno se restringe a lo simple y básico, todos los switches LAN hacen lo mismo: tienen puertos para interconectarse con otros dispositivos, de los cuales reciben tramas, que reenvían por otros puertos dada la dirección MAC de destino. Todos aprenden las direcciones utilizando el mismo mecanismo y toman la misma decisión en base a esas direcciones. En definitiva, todos los switches de LAN están pensados para cumplir el mismo propósito: proveer interconectividad entre los distintos dispositivos que componen la red dentro o fuera de la oficina. En muchas instalaciones puede haber más de un switch y, aunque existen distintas formas para interconectarlos, de cualquier manera en que se conecte, siempre proveerán la misma funcionalidad básica. Sin embargo, aunque a muchísimos dispositivos se los llama bajo el mismo nombre, existen entre ellos múltiples diferencias en características, tanto físicas como de software, que dan como resultado distintas capacidades en cada modelo. El objetivo de los fabricantes es responder a los más diversos escenarios y necesidades de uso. Entonces, aunque todos hacen lo mismo, no todos lo hacen de la misma manera y muchos ofrecen funcionalidad adicional. Por eso es importante conocer sus principales características, para saber cómo elegir el más adecuado para cada circunstancia.

Empiezan las diferencias El primer dato de la realidad a evaluar, cuando uno va a elegir un switch, es la cantidad y tipos de puertos que se necesitan y, por sobre todo, el ancho de banda requerido. Todo esto dependerá tanto de los dispositivos a interconectar y sus interfaces, como de las aplicaciones que se usen y sus requerimientos de ancho de banda. Actualmente la mayoría de los dispositivos pensados para funcionar en redes LAN suele tener interfaces Ethernet de 100Mbps o 1Gbps para par trenzado de cobre. Si se trata de una pequeña red de PCs con un único switch y aplicaciones tradicionales, será suficiente que los puertos principales sean de 100Mbps; utilizar Gigabit para llegar a las estaciones de trabajo sólo se justifica si se utilizan aplicaciones que demanden mucho ancho de banda.

Si la infraestructura se utilizará para telefonía IP, se deberán evaluar modelos que soporten alimentación sobre la red (PoE) en sus puertos. Donde sí es común utilizar enlaces de Gigabit, es para las conexiones que agregan tráfico hacia otros switches o hacia servidores muy concurridos. Es por eso que muchos modelos traen un conjunto principal de puertos de cobre, más dos puertos adicionales (uplink) de mayor velocidad, que pueden ser de cobre o fibra. Si bien están físicamente diferenciados, estos puertos funcionan como cualquier otro del switch, pudiendo ser utilizados para la conexión hacia otros switches (en redes grandes) o para conectar un servidor o PC que requiera más ancho de banda en una red pequeña.

Sin embargo, la velocidad de los puertos es sólo una parte, ya que no todos los modelos de los distintos fabricantes son capaces de conmutar entre todos sus puertos en simultáneo, de manera continua. En qué proporción serán capaces de hacerlo, depende de la arquitectura interna de cada dispositivo: cuanta más capacidad, mayor cantidad de componentes y, por ende, mayor precio. Modelos baratos de algunos fabricantes pueden no alcanzar el 20% de capacidad, mientras que otros más caros pueden llegar al 100%. Esta capacidad del dispositivo, a la que se conoce como “tasa de reenvío”, se la mide en cantidad de paquetes por segundo. Así, para un switch de 24 puertos 10/100 y 2 de 10/100/1000 ésta puede variar desde 1.5 a 6.5 miles de paquetes por segundo (mpps). Si bien no lo es todo, esta característica suele estar entre las más determinantes a la hora de explicar los variados precios de distintos modelos de switches.


Elegir uno es fácil Cuando el tamaño de la red requiere de varios switches, elegir la forma de interconectarlos y las características de cada uno ya no es tan simple. Sin embargo, con tan sólo conocer algunas reglas básicas del diseño de redes LAN, es más fácil determinar cuál es el modelo apropiado a cada requerimiento. Como primera medida hay que distinguir entre dos tipos de funciones que puede cumplir un switch: acceso y agregación. El primer tipo es el que se utilizará para proveer conectividad (acceso) a los dispositivos terminales (PCs, Impresoras, etc.); por lo general con puertos principales de 10/100 y uplink de 10/100/1000. El otro tipo es el que se utilizará para interconectar los switches de acceso cuando se requieran más de dos, que llevará todos puertos de gigabit para conectar los uplinks de los de acceso y algún servidor u otro dispositivo de alta concurrencia. En caso de que los servidores sean varios, puede usarse un switch de Gigabit para ellos conectado al de agregación, creando una granja de servidores. Otra alternativa, pensando en redundancia, es agregar un segundo switch central al cual conectar el segundo puerto de uplink de los switches de acceso y el de la granja de servidores. Para una red de esas características ya se deberá estar pensando en switches con soporte de VLANs, para poder balancear la carga entre los enlaces y, de esa manera, no perder ancho de banda en la topología redundante. En ese caso se deberá prestar atención a la compatibilidad en los modos de spanning tree múltiple soportados por los distintos dispositivos. Si los volúmenes de tráfico y los requerimientos de ruteo entre VLANs lo justificaran, los switches de core podrían ser de capa 3, o sea Ethernet routers, o switches multicapas, LAN routers, o…

Me quedo con éste Llegar a la conclusión de cuál es el modelo adecuado para un requerimiento, puede parecer una tarea compleja y, sin lugar a dudas, muchas veces lo es por la cantidad de factores a evaluar: cantidad y tipo de puertos, capacidad de conmutación, acceso vs. Agregación, funciones de capa de enlace (VLANs, Spanning Tree, EtherChannel, Stacking), funciones de capa de red y transporte (ruteo, ACLs, NAT/PAT), funciones de seguridad (autenticación de acceso por puerto, restricciones por direcciones MAC, defensa ante ataques bien conocidos), administrabilidad, características de hardware

(configuración fija vs. modular, rackeable o de escritorio, componentes redundantes), garantía, servicio y, ¿cómo olvidarnos?, el precio. La clave de una buena evaluación reside en no centrarse sólo en los requerimientos actuales, sino también en los futuros. Así es más fácil romper con la concepción de gasto que tienen muchos clientes y justificar que una buena inversión hoy, más allá del desembolso inicial, puede ahorrar gastos innecesarios en el futuro. Ciertamente la tarea será compleja en la medida en que se evalúen todos los factores en juego. Igual de cierto es que cada vez que vuelva a hacerlo, le parecerá más fácil y se sentirá más confiado de las recomendaciones que hace a sus clientes. Pero, por sobre todas las cosas, podrá recuperar el sueño perdido a causa de este interrogante.

¿Cómo se configura esto? ¿Quién no se habrá hecho esa pregunta a la hora de instalar un switch desconocido? Es que dependiendo de la marca y modelo, las cosas pueden variar entre: no se configura, sólo con comandos complejos por línea de comando, una aplicación web o un wizard. Dependiendo de la red que se trate, su tamaño y complejidad, será necesario configurar más o menos cosas. Para una red hogareña de un único switch, no hace falta configurar nada y hasta el switch puede que no sea administrable; sin embargo, en redes más grandes y complejas habrá mucho por configurar, y hay que saber hacerlo en cada modelo. Si bien entre los administrables la mayoría puede ser hoy configurada a través de interfaces gráficas amigables, en ciertos dispositivos algunas funciones pueden ser difíciles de configurar, pudiendo ocurrir que ciertas configuraciones sólo puedan hacerse con herramientas de línea de comando, o incluso que no puedan ser configuradas. En aquellos que lo permitan, se deberá configurar opciones de los puertos, de VLANs, spanning tree, cuando haga falta. En cualquier caso, habrá que configurar contraseñas de acceso, para minimizar riesgos de seguridad. Si el switch soporta funciones adicionales de seguridad, convendrá evaluar su implementación para prevenir ataques desde la red interna.


Revista de Tecnologia