13 minute read

Defensa de los parques zoológicos en la conservación de la fauna - Pedro Trebbau (1970)

IMPORTANCIA DE LOS PAROUES ZOOLOGICOS EN LA CONSERVACION DE LA FAUNA Dr. PEDRO TREBBAU Director del Jardin Zoot6gico "El Pinar" Frecuentemente se pregunta que papel desempeiian los parques zoologicos en la conservacion de la fauna silvestre. No falta incluso quienes lo consideran como una de las causas de la disminucion de los animales salvajes en sus habitats de origen, debido al interes que tienen en abastecerse de ejemplares representativos y surtirse de otros nuevos. Desafortunadamente la mayoria de los parques zoologicos se limitan a ser solo lugares de recreacion publica a donde se va a pasar sanamente el tiempo. En honor a la verdad hay que admitir que actualmente muchos zoologicos se !imitan solamente a ser una atraccion para el publico y cumplir su funcion recreativa. Tales parques, bien sean particulares u oficiales, no cumplen con todas las funciones de un 'lloderno parque zoologico, que ademas de la importante funcion recreativa deben preocuparse tambien por la tarea tal vez mas importante de servir a la educacion, la investigacion cientifica y la conservacion de aquellas especies que estan amenazadas de extincion o de reduccion numerica de sus poblaciones en la naturaleza. Esta mision conservacionista esta muchas veces intimamente ligada a la educacion y a la investigacion cientifica , como veremos mas adelante . Ante todo interesa enfocar debidamente el erroneo concepto de que los parques zoologicos contribuyen a la exterminacion de las especies . Efectivamente, en algunos casos ha sucedido asi, en especial en la disminucion del orangutan (Pongo pigmaeus), mono antropoide que solo vive en Indonesia, principalmente en Borneo y Sumatra. Sin embargo, muy pronto los parques zoologicos se dieron cuenta de la situacion y desde 1962 declararon el boicot a los cazadores de orangutanes, de tal manera que solo se adquieren en casos muy excepcionales cuando el gobierno de Indonesia autoriza la salida de un ejemplar, por lo general decomisado por las mismas autoridades gubernamentales . Constantemente aumenta la lista de las especies cuya compra es objeto de restriccion por considerarlas en peligro de extincion , como sucede con las tortugas gigantes de las islas Galapagos (Geochelone elephantopus), la danta o tapir de las montaiias (Tapirus roulini) que habita en los Andes de Colombia y Ecuador, las aguilas devoradoras de monos de las Filipinas y el gorila de las montaiias (Gorilla gorilla beringei). Disponemos de las estadisticas facilitadas por el Departamento del Interior de los Estados Unidos acerca de los animales salvajes que en dicha nacion, solamente, se importaron durante el aiio 1967. Las compras efectuadas en el exterior comprendieron 74.304 mamiferos (62.256 con destino a los laboratorios). 203.189 aves, 405.134 reptiles, 137.697 anfibios y 27.759 peces. Ahora bien , los requerimientos de todos los parques zoologicos de los Estados Unidos sumaron solamente el 1 % de dichas cantidades. ·Qtiizas mucho mas alarmante es el hecho de que tales cifras solo representan una fraccion de todos ios animales que ilegaron a aquel pafs en forma de pieles o cueros durante dicho aiio y que alcanzaron un monto de 3.572.526 kilos las que llegaron por via maritima y de 980.640 kilos por via aerea. Los cueros que llegaron por via terrestre pesaron 4.994 kilos. Es facil imaginarse lo que representa en animales sacrificados este gran total de casi 9.080.000 kilos, sin que en ellos esten incluidos los articulos confeccionados con cueros que entraron en concepto de mercancias manufacturadas. Por lo que se refiere a America Latina hay que incluir en tales cantidades 115.458 pieles de cunaguaro y lagartos (iguanas , etc.) y 35.748 de nutrias de diferentes especies. Basta citar el ejemplo del Peru que exporto en 1964 un total de 174 tigritos (cun aguaros) vivos y 11 .244 piel es de este animal. Con estos pocos pero significativos datos, creo que queda suficientemente claro donde radica el peligro de la exterminacion de las especies mas que en los parques zoologicos. No es dificil imaginarse el momento en que tales animales quedaran reducidos a un numero insignificante y no sera posible explotar un recurso natural renovable al que se le habra inflingido un daiio irreparable. Nos podemos plantear ahora en que forma, por el contrario, pueden los parques zoologicos contribuir a la conservacion de las especies. Consideramos que las siguientes funciones que ellos pueden cumplir, serian de gran utilidad. 1. Reproducci6n en cautiverio de especies raras. Es lamentable el hecho de que ciertas especies existan actualmente solo porque han sido conservadas en parques zoologicos haberse extinguido en la naturaleza como es el caso del venado del Padre David (Elaphurus davidianus). Los conocimientos y tecnicas modernos han hecho posible que ciertos animales se reproduzcan con exito en cautividad, cosa que antes se consideraba dificil. Por ejemplo, la procreacion del gorila y del orangutan ya no se consideran una rareza; tambien se ha conseguido que se reprodujera el chita o guepardo cazador (Acinonyx jubatus) y muchas otras especies. lncluso se estan formando nucleos de cria (breeding groups) en los zoologicos que tienen instalaciones adecuadas para ello. Merecieron la atencion de la prensa los esfuerzos realizados por los zoologicos de Londres y Moscu para aparejar a Chi-Chi y An-An, los unicos osos panda (Ailuropoda melanoleuca) que viven fuera de Chinfl . lncluso se ha logrado que algunas especies extinguidas en la naturaleza se las encuentre todavia en parques zoologicos. Uno de los ejemplos mas tipicos es el ya mencionado del ciervo del Padre David, antiguo habitante de las llanuras del Noroeste de China, en cuyo lugar de origen murio el ultimo · e)emplar en 1921 . Afortunadamente el Duque de Bedford poseia un pequeiio rebaiio de 18 ejemplares de este valioso animal en cautiverio y gracias a su reproduccion en los parques zoologicos se ha llegado a contar con mas de 500 ejemplares repartidos en casi 50 ciudades de todo el mundo. Otro ejemplo nos lo da el verdadero caballo salvaje de Przewalski (Equus przewalski), originario tambien de Asia, del que se cuenta actualmente con un creciente numero de ejemplares en mas de 30 zoologicos. Los parques que en esta labor conservacionista actualmente sobresalen, son los de Hamburgo (Hagenbeck) , Munich y Praga. Similar es la historia del bisonte europeo o "wisent" (Bison bonasus) que se conserva actualmente en reservas y el ganso salvaje de Hawaii (Branta sandvicensis) que se esta criando en cautividad con la intencion de reincorporarlo de nuevo a su ambiente natural. El condor de California (Gymngyps californicus) esta en proceso de extincion y se estima que en un santuario del sur de Califonia viven actualmente unos 50 ejemplares y como un esfuerzo mas para salvarlos se esta intentando criarlos en cautividad en el Jardin Zoologico de Los Angeles. El numero de animales amenazados de extincion y por consiguiente raros, es grande, aunque no todos sean como los mencionados y los representados por el orangutan (Pongo pigmaeus), el gorila de las montaiias (Gorilla gorilla beringei) y el okapi (Okapia johnstoni). En Venezuela existen varias especies que merecerian ser criadas en parques zoologicos con el fin de distribuirlas luego a otros establecimientos similares mundiales e inclusive reintroducirlas en sus habitats naturales. Entre ellas estan el perro de agua (Pteronura brasiliensis),

el manati (Trichechus manatus), el oso andino o "salvaje" (Tremarctos ornatus), la cuspa o armadillo gigante (Priodontes giganteus) y el caiman del Orinoco (Crocodilus intermedius), para todos los cuales aconsejamos lograr criarlos en cautiverio antes de que hayan desaparecido de la naturaleza. Ciertas personas se preguntas a veces si vale la pena el gran esfuerzo y gasto que implica el conservar y salvar algunas especies de animales. Se les puede contestar con la siguiente pregunta: l Vale la pena tener un museo de cirte para conservar pinturas y esculturas? lNO constituyen acaso los animales silvestres un patrimonio que nos ha legado la naturaleza y no tenemos la obligacion de conservarlos?. Ouiero citar aqui un parrafo de Don Ignacio Docavo Alberti, catedratico de la Universidad de Valencia (Espana) y Director del Zoologico de la ciudad: "La humanidad escucha todos los dias sobre la multitud de especies amenazados con desaparecer y otras que ya se han extinguido, y sin embargo las personas comen y duermen tranquilas despues de esto. Estoy seguro que la desaparicion de un tan conocido como el orangutan , que tan amenazado esta, despertaria muy poca alarma en los medios de comunicacion, y una indiferencia casi total en la mayoria de las gentes, aunque estas sean cultas en varios asoectos de las letras o de las ciencias. Sin embargo, imaginemos el ciclon que desencadenaria en las ciudades y medios de comunicacion de todo el mundc la perdida de la "Maja desnuda" en un incendio, pongo por caso. Grandes titulares ocuoaria este suceso en todos los periodicos y sin duda seria el tema favorito de los noticiarios de la television. Sin embargo_. la extincion del orangutan , del lince espaiiol, del rinoceronte blanco, etc., apenas producirian sensacion y eso que se trata de animales muy conocidos. No digamos ya la indiferencia ante la extincion de pequeiias aves y mamiferos, insectos, anfibios, plantas, etc. y no obstante conviene recordar al respecto que un ser tan:·msignificante e indiferente para las qentes como el Penicillium notatum' inicio la era de los antibioticos que han salvado millones de vidas. Todo ser vivo es un maravilloso monumento del Creador, y nosotros muchas veces desconocemos todas sus posibilidades y papel en la Naturaleza. Perderlo es quedarnos mas solos e indefensos en el dificil mundo de la vida". 2 . . lnvestigacion de especies en cautiverio El manejo de la fauna es uno de los factores basicos para su conservacion. Con frecuencia se promulgan leyes y reglamentos de proteccion, de caza o de explotacion comercial sin conocer en realidad nada o muy poco sobre las costumbres (comportamiento, reproduccion, ali· mentacion, etc.), o sea. sabre la ecologia de las especies. A pesar de que se han llevado a cabo investigaciones muy importantes en Venezuela sabre algunas especies, como el chigiiire (Hydrochaerus hydrochaeris) y la tortuga arrau (Podocnemys expansa) , existen muchas otras de las cuales seguimos sin tener sufi· ciente conocimiento. Las observaciones en el campo se hacen muchas veces di· ficiles y son de larga duracion para un gran numero de especies; en cambio, un parque zoologico. cuyas instalaciones sean adecuadas y tenga especialmente facilidades para replicar ambientes naturales, puede ayudar grandemente al conocimiento de la biologia de las especies . Falta por descifrar muchas incognitas y contestar interrogantes cuya respuesta podrici obtenerse sin dudci en un zoologico organizado como un gran laboratorio. Las Universidades e lnstitutos Zoologicos tendrian en el lo que el jardin botanico es para los botanicos. Como un parque zoologico es mucho mas complejo y costoso que un jardin botanico, practicamente no existe una Facultad de Ciencias n lnstituto Zoologico que posea su propio parque. Por eso hoy dia los zoologicos mas modernos trabajan en estrecha relacion con los cientificos e investigadores y muchos son los que poseen ya, en conjunto con otras instituciones cientfficas, sus centros de estudios. 3. Estudios de especies autoctonas y otras tropicales para su explotacion racional. Aunque este punto podria incluirse en el anterior, quiero mencionarlo especialmente aparte, porque puede ser la base de peqUfiiias Industrias o explotaciones ganaderas diferentes de las corrientes. a. Animales productores de pieles valiosas. Sabemos que la cria de visones, zorros plateados, chinchilla y otr6s animales peleteros, asi como el caiman de Florida y Louisiana, ya constituyen un negocio lucratlvo. Por otra parte, las pieles de muchas especies de felidos tales como el tigre asiatico , los leopardos, el chita, el jaguar y el cunaguaro (ocelote) han tenido gran demanda y elevados precios en los mercados europeos y norteamericanos, razon por la cual algunos de ellos como el tigre asiatico, el leo· pardo de las nieves, el chita y el jaguar estan disminuyendo peligrosamente en sus habitats naturales. Me parece inutil confiar en que bastaran solo las suplicas de los conservacionistas para reducir a sus debidos limites este comercio, que constituye un negocio lucrativo del que participan muchos intereses creados. Para evitar la destrucci6n de tales animales coma resultado de la caza comercial y al mismo tiempo sequir abasteciendo los mercados con sus pieles, se podria intentar la cria en cautividad de alaunas especies. Para ello es preciso prim<>. ro estudiar bien la ecoloafa particular de cada animal y obtener IA informaci6n necesaria para su cria

en cautividad, y de:;pues someter los criaderos comerciales a una estricta supervision para evitar que aparezcan "cosechas" de pieles procedentes de animales clandestinamente cazados. Entre las especies de la fauna de Venezuela que deberan ser objeto de estudios ecologicos e intentar su cria en cautividad, se encuentra el jaguar (Panthera on· ca), el cunaguaro manigordo (Fells pardalis), el cunaguaro tigrillo (felis wiedii), las nutrias o perros de agua (Pteronura brasiliensis, Lutra annectens y Lutra enudris), el caiman del Orinoco (Crocodylus intermedius), la baba (Caiman sclerops) y la iguana (Iguana iguana).

b .

Animales productores de came Se sabe que el ganado bovino tiene que enfrentarse en los tropicos a los rigores del medio ambiente . Casi no se han hecho experimentos con otras especies de rumiantes verdaderamente tropic<iles, como ciertos antilopes de gran tamaiio. En Rhodesia se estan obteniendo resultados muy halagadores con ei Eland (Taurotragus oryx) especie resistente a las enfermedades tropicales, precoz y de excelente came. Tai vez esta y otras especies de antilopes podrian adaptarse en algunas locali· dades de Venezuela y convertirse en animales de importancia economica, como es el caso del bufalo asiatico domestico para el Delta del Orinoco. Pero no es necesario ir tan lejos. El chigiiire, la lapa, (Agouti paca), el venado (Odocoileus virginianus), el baquiro de collar (Dycotiles tajacu), el pauji (Crax daubentoni) y muchas otras especies, tal vez podrian explotarse racionalmente. Tambien en este campo los parques zoologicos tienen una importante mision, ya que pueden servir para efectuar estudios de nutricion, reproduccion, etc., y determinar la factibilidad de explotacion de especies silvestres.

4. Educacion para la conservacion.

Este aspecto, que se considera de mucha importancia, es relativamente facil de llevar a la practica, debido a que se requiere menor inversion economica que para los otros mencionados. Aunque los pcirques zoologicos en nuestro medio, es decir, en los paises latinoamericanos, son muy escasos, aumenta constantemente el interes por ellos . Las estadisticas de otras naciones nos dicen que los parques zoologicos son un medio sumamente importante para la enseiianza de la conservacion de la naturaleza, en especial de la fauna. Sabemos por ejemplo que en un solo aiio, en 1967, los parques zoologicos

Grupo de pecarfes de collar o baquiros cinchados (Dycotiles tajacu) _ Esta especie se mantiene bien y se reproduce facilmente en cautividad, por lo tanto tiene posibilidades como animal productor de came de buena calidad .

de los Estados Unidos fueron visitados por 85 millones de personas, es decir, mas que toda la concurrencia a todos los jardines botanicos y museos de Historia Natural juntas, y tambien superior a la asistencia combinada a todos los juegos nacionales de baseball y football. tsto nos ind1ca que un parque zoologico compite perfectamente con cualquier otra fuente ae recreacion y se puede aprovechar el caudal de visitantes para llevar a cabo la ensefianza de la conservacion . ;,Como efectuar esta labor? El Ifmite esta solamente en nuestra imaginacion. Se pueden dictar gratuitamente curses regulares a los visitantes, en especial a grupos de escuelas y colegios; curses especiales para profesores de primaria y secundaria, que muchas veces carecen de conocimientos sabre la conserv::icion. Se pueden exhibir pelfculas , graficas, programas de T.V., textos y fotograffas en un esfuerzo para ilustrar todos los temas importantes a los visitantes de un parque zoologico.

Y como en el parque zoologico estan los animales vivas , los visitantes, en especial la juventud , tienen la oportunidad de aprender al mismo tiempo que se recrean contemplando las diferentes especies. Una gran parte del tiempo dedicado a un parque zoologico debe destinarse a la conservacion de la naturaleza y en ella ha de basarse todo el programa educacional. Gufas especiales pueden llevar los grupos a las exhibiciones sabre conservacion, antes de visitar el resto del parque zoologico, para darles una base mas amplia de comprension de las especies que van a observar. Debemos considerar a los animales exhibidos en los parques zoologicos como los embajadores de sus compafieros salvajes, libres en la naturaleza. Pero, como dice el director del Zoologico de Estocolmo: el exito de estos embajadores depende de nosotros.

Desafortunadamente no se captan muchas veces bien los principios de la conservacion por falta de informacion durante la educacion general en las escuelas v hasta en las universidades. Esta barre

ra que frena el desarroilo de la apreciacion y de la necesidad para la conserv acion no la tenemos solamente en el p1}- blico ignorante sino que la encontramos entre profesionales y muchas veces enti"e los polfticos. Podemos decir que en estos mementos la conservacion de la naturaleza no esta solamente en una situacion grave, sino que nos encontramos en estado de emergencia. Y si no divu'- gamos este conocimiento y hacemos scntir la absoluta necesidad de conservar nuestra fauna y flora, llegaremos muy pronto al punto en que la destruccion de nuestras areas naturales sera tal quc ya no tendra remedio. Creo quc con esta exposicion sucinta he podido ilustrar las posibilidades que ofrecen los parques zoologicos modernos en el campo de la conservacion. En Venezuela tenemos muy pocos parques zoologicos y menos tecnicos en la materia y, como resultado, en algunos lugares se han presentado dificultades no solamentc en la construccion adecuada de recintos, sino tambien para el futuro mantenimiento y cumplimiento de las multiples funciones mencionadas.

En consecuencia de lo expuesto proponemos: Oue se estudie y promueva la creacion de un Directorio Nacional de Parques Zoologicos y una Fundacion Nacional de Parques Zoologicos y Acuarios, para poder encauzar bien todas las iniciativas que respecto a estos establecimientos surjan en el pafs, fomentar la construccion de parques zoologicos e impa rtir las directrices adecuadas para s11 manejo.

BIBLIOGRAFIA

U. S. Department of Interior, News Summary, 19 Feb. 1958 (U.S. Gov. Printing Office, Wash, D. C. 1968). W. G. Conway, Animal 3,21 (1968). W. G. Conway, Science. Vol. 163, Jan. 1969. L. S. Crandall, The Management of Wild Mammals in Captivity (Univ. of Chicago Press, Chicago, 1964) . Internacional Zoo Yearbook (Zoological Society of London , 1968) Vol. 1-X.

H. Hediger: Wild Animals in Captivity [Dover, New York, 1964) . H. Hediger: Mensch und Tier in Zoo (Albert MOiier Verlag . Zurich 1965) . H. Hediger: Tierpsychologie in Zoo und Zirkus (Friedrich Reinhard Verlag Basel 1961) . I. Docavo Alberti: Posibilidades Educativas de los Zuos- (IV Congreso lberoamericano de Parques Zoologicos, Medellin, 1969).

E DUCA Cl ON PARA LA CONSERVACION DE LA FAUNA

Dentro de la ensefianza de la conservacion de los Recurses Naturales Renovables que se imparta en las escuelas y liceos, se deberfa destacar lo relative a la Fauna Silvestre a fin de despertar en las juventudes el amor por nuestra variada y hermosa Naturaleza. No basta el conocimiento que de ella se obtenga en el salon de clases, laboratorio y museo, sino que es necesarib poner al joven en contacto directo con ella mediante excursiones al campo y giras a parques nacionales y reservas, que le muestren nuestro rico patrimonio natural. La observacion directa de plantas, aves, insectos y otros seres vivas despierta el in teres por la flora y la fauna silvestre y convierte a los iniciados en celosos guardianes de este legado natural. Los jardines zoologicos y los museos son eficientes instrumentos para promover el conocimiento de nuestra fauna autoctona y despertar interes y carifio por los animales silvestres. La ciudad de Caracas requiere un jardfn zoologico de primera clase, como el que se proyecta construir en Caricuao. Una buena representacion de ejemplares de aves, mamfferos y reptiles de nuestra fauna, exhibidos en ambientes similares a los naturales, constituiria una magnifica ensefianza viva de la Zoologfa.