Page 1

¡Danos like! Parroquia del Rosario de Monterrey

Año 33 No. 362. Marzo 2017

Cuaresma, tiempo para acoger a todos como hermanos

I

niciamos el tiempo de Cuaresma y nos ponemos en camino para vivir, de manera renovada, la Pascua de Jesús. La Cuaresma nos dispone a un reencuentro con Jesús, vencedor de la muerte, para que vayamos venciendo todo aquello que nos roba vida y tengamos Vida en abundancia. Con gusto les comparto las ideas centrales que el Papa Francisco nos ofrece en su mensaje cuaresmal. En él nos invita a iluminar este tiempo con la parábola del hombre rico y el pobre Lázaro (Lc 16, 19-31) para así alentar nuestro camino de conversión y vida. La parábola nos presenta a dos personajes principales. Lázaro es un hombre pobre y herido, que está tirado a la puerta de la casa de un hombre rico, donde come las migajas que caen de su mesa. El hombre rico viste exuberantemente, banquetea todos los días y ve con indiferencia a Lázaro. La intención del texto bíblico es hacernos sentir cerca de Lázaro. El relato quiere que lo veamos con “empatía” para así superar nuestra indiferencia y poder acogerlo con amor. La persona de “Lázaro” quiere enseñarnos que todos los hombres tienen tiene un rostro. Que cada persona es un ser querido y amado por Dios (el nombre de “Lázaro” significa “Dios ayuda”). La primera invitación de la parábola es la de abrir la puerta de nuestro corazón al otro, porque cada persona es un don, sea vecino nuestro o un pobre desconocido. La Cuaresma es un tiempo propicio para abrir la puerta a cualquier necesitado y reconocer en él o en ella el rostro de Cristo.

El texto también nos enseña cómo nuestro pecado es capaz de cegarnos ante el hermano. El hombre de la parábola es rico y vanidoso. Su apego al dinero provoca una especie de ceguera: para él no existe nadie más que el propio yo. El pecado provoca que no veamos a Dios ni a los hermanos. Los dos hombres mueren. Uno es llevado en el seno de Abraham, el otro al lugar del castigo. La parábola termina con una invitación para que los cristianos de todos los tiempos abramos nuestros oídos a la Palabra de Dios (“Tienen a Moisés y a los Profetas, que los escuchen”). Esta Palabra tiene fuerza para orientar nuestros corazones a Dios y abrirlos para acoger a cada hermano. Los invito a que vivamos intensamente esta Cuaresma. Como familias busquemos acercarnos a Dios a través de la oración, los sacramentos y la caridad. Promovamos la cultura del encuentro. Vamos a abrirnos y a acoger a todos como hermanos, pues todos somos parte de la única familia humana. Que la Virgen María, Madre de todos, nos acompañe en este caminar.


E

reflexión cuaresmal

ra la reunión del domingo por la noche de un grupo apostólico en una parroquia. Después que entonaron unas canciones, el sacerdote de la iglesia se dirigió al grupo y presentó a un orador invitado; se trataba de uno de sus amigos de la infancia, ya entrado en años. Mientras todos lo seguían con la mirada, el anciano ocupó el púlpito y comenzó a contar esta historia: “Un hombre junto con su hijo y un amigo de su hijo estaban navegando en un velero a lo largo de la costa del Pacífico, cuando una tormenta les impidió volver a tierra firme. Las olas se encresparon a tal grado que el padre, a pesar de ser un marinero de experiencia, no pudo mantener a flote la embarcación, y las aguas del océano arrastraron a los tres.” Al decir esto, el anciano se detuvo un momento y miró a dos adolescentes que por primera vez desde que comenzó la plática estaban mostrando interés; y siguió narrando: “El padre logró agarrar una soga, pero luego tuvo que tomar la decisión más terrible de su vida: Escoger a cuál de los dos muchachos tirarle el otro extremo de la soga. Tuvo sólo escasos segundos para decidirse. El padre sabía

drián era el rey de los videojueA gos, el más rápido con una tablet en la mano. Al momento, ¡la tablet tomó vida y se lo tragó!

Cuando se recuperó, Adrián estaba dentro del videojuego, y usaba su tablet para moverse a sí mismo. Sin embargo, su primer rival era un muro de cristal que no hacía nada.

Adrián tocó su tablet para destrozar el muro pero, nada más tocarlo, 2

que su hijo era un buen cristiano, y también sabía que el amigo de su hijo no lo era. La agonía de la decisión era mucho mayor que los embates de las olas.” “Miró en dirección a su hijo y le gritó: ¡TE QUIERO, HIJO MIO! y le tiró la soga al amigo de su hijo. En el tiempo que le tomó al muchacho llegar hasta el velero volcado en campana, su hijo desapareció bajo los fuertes oleajes en la oscuridad de la noche. Jamás lograron encontrar su cuerpo.” Los dos adolescentes estaban escuchando con suma atención, atentos a las próximas palabras que pronunciara el orador invitado. “El padre” -continuó el anciano- “sabía que su hijo pasaría la eternidad con Cristo, y no podía soportar el hecho de que el amigo de su hijo no estuviera preparado para encontrarse con Dios. Por eso sacrificó a su hijo. ¡Cuán grande es el amor de Dios que lo impulsó a hacer lo mismo por nosotros!” Dicho esto, el anciano volvió a sentarse, y hubo un tenso silencio. Pocos minutos después de concluida la reunión, los dos adolescentes se encontraron con el anciano.

Uno de ellos le dijo cortesmente: “Esa fue una historia muy bonita, pero a mí me cuesta trabajo creer que ese padre haya sacrificado la vida de su hijo con la ilusión de que el otro muchacho algún día decidiera seguir a Cristo.” “Tienes toda la razón”, le contestó el anciano mientras miraba su Biblia gastada por el uso. Y mientras sonreía, miró fijamente a los dos jóvenes y les dijo: “Pero esa historia me ayuda a comprender lo difícil que debió haber sido para Dios entregar a su Hijo por mí. A mí también me costaría trabajo creerlo si no fuera porque el amigo de ese muchacho que fue devorado por las aguas era yo...”.

videojuegos una fuerza invisible lo levantó por los aires y comenzó a aplastarlo contra el cristal. Adrián movía sus ágiles dedos sobre la superficie de la tablet para liberarse, no pudo más y arrojó la tablet al suelo. Esta se partió en mil pedazos. Luego quedó atrapado en una extraña pompa de jabón. Ésta se volvió loca, moviéndose sin control. Adrián disfrutó rebotando y dando vueltas en su interior, pero después empezó a cansarse. Cuando ya no pudo más, Adrián cerró los ojos y se puso a llorar. Entonces cesaron las luces, la pompa se inundó, y el agua lo arrastró. Mientras se alejaba, Adrián pudo descubrir que aquella pompa era simplemente uno de sus propios ojos. Secándose las lágrimas, Adrián llegó a un parque precioso, con colum-

pios, toboganes donde otros niños lo invitaron a jugar. Adrián se unió al resto de los niños. - ¡Vaya! dijo en voz alta- nunca pensé que jugar en un parque pudiera ser tan divertido. Luego se oyó una gran voz. ¡Has ganado! ¡Has completado el último nivel! ¡Fuera de aquí! Adrián salió disparado la tablet, cayendo en el sillón de su casa. Se acordó de sus sufridos dedos, de sus doloridos ojos, y de lo bien que se lo había pasado en el parque jugando con los otros niños… y prefirió llamar a sus amigos para salir un rato a jugar. Pedro Pablo Cárdenas A.


Honremos a nuestros hermanos mayores

El adulto mayor como una bendición

L

os grandes y acelerados avances biomédicos, el acceso cada vez más amplio a los servicios de salud y el mejoramiento en las condiciones de vida entre otros factores, permiten que muchas personas puedan vivir una mayor cantidad de años, aunque no siempre con la calidad y dignidad que merecen por ser hijos de Dios, miembros una sola familia humana y una misma sociedad.

Su Santidad Benedicto XVI nos recuerda que: “es importante reconocer la presencia de un número creciente de ancianos como una bendición para la sociedad. Cada generación puede aprender de la experiencia y la sabiduría de la generación que la precedió. En efecto, la prestación de asistencia a los ancianos se debería considerar no tanto un acto de generosidad, cuanto la satisfacción de una deuda de gratitud”. (18/09/2010) Sabemos que la vida es un don único, en todas sus etapas, desde la concepción hasta la muerte natural, y Dios es el único para darla y exigirla. A medida que el curso normal de la vida crece, con frecuencia la capacidad física disminuye la habilidad emocional aumenta. Nuevas realidades, propias de esta etapa de la vida tienen que ser asumidas muchas veces de manera individual y solitaria, debido a consecuencia del abandono familiar o de políticas sociales y sanitarias insensibles a la realidad del adulto mayor. El Beato Juan Pablo II, reflexionando sobre el adulto mayor nos decía: “¿Qué es la vejez? A veces se habla de ella como del otoño de la vida -como ya decía Cicerón, por analogía con las estaciones del año y la sucesión de los ciclos

de la naturaleza. Basta observar a lo largo del año los cambios de paisaje en la montaña y en la llanura, en los prados, los valles y los bosques, en los árboles y las plantas. Hay una gran semejanza entre los bioritmos del hombre y los ciclos de la naturaleza, de la cual él mismo forma parte. Al mismo tiempo, sin embargo, el hombre se distingue de cualquier otra realidad que lo rodea porque es persona. Plasmado a imagen y semejanza de Dios, es un sujeto consciente y responsable. Aún así, también en su dimensión espiritual el hombre experimenta la sucesión de fases diversas, igualmente fugaces. A San Efrén el Sirio le gustaba comparar la vida con los dedos de una mano, bien para demostrar que los dedos no son más largos de un palmo, bien para indicar que cada etapa de la vida, al igual que cada dedo, tiene una característica peculiar, y “los dedos representan los cinco peldaños sobre los que el hombre avanza”. Por tanto, así como la infancia y la juventud son el periodo en el cual el ser humano está en formación, vive proyectado hacia el futuro y, tomando conciencia de sus capacidades, hilvana proyectos para la edad adulta, también la vejez tiene sus ventajas porque -como observa San Jerónimo-, atenuando el ímpetu de las pasiones, “acrecienta la sabiduría, da consejos más maduros”. En cierto sentido, es la época privilegiada de aquella sabiduría que generalmente es fruto de la experiencia, porque “el tiempo es un gran maestro”. Es bien conocida la oración del Salmista: “Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato” (Sal. 90 [89]”. (Carta a los ancianos, 1999) Debemos señalar que la realidad del adulto mayor en términos generales es muy variada y compleja en nuestro país. Constatamos un doble movimiento, que hace complejo el modo de abordar estar realidad. Por un lado, muchas veces se trata de personas con una salud estable, llenos de vitalidad y sabiduría, con experiencias humanas que pueden aportar mucho a la vida de la comunidad. Por otro lado existe un fuerte prejuicio, que los discrimina y en muchos casos los excluye socialmente, considerándolos como personas incapaces, enfermos crónicos o ancianos a los cuales no se les pueden confiar responsabilidad alguna.

3


Ideas para vivir la Cuaresma p

Dios primerea. La oración es el sitio perfecto para confrontarte bajo la confianza de que Dios misericordioso te llena de fuerza.

p Confesión. No termina en el confesionario. p

Arrepentimiento real.

p La Penitencia: Es un medio para volver a Dios. p

No ayunes por ayunar.

p

El arrepentimiento lleva al gozo.

p¡Cuaresma: Tiempo del encuentro! p

Oración: Encuentro con Dios.

p Ayuno: Encuentro contigo mismo. p Limosna: Encuentro con el prójimo necesitado.

“Y, levantándose, partió hacia su padre. Estando él todavía lejos, le vio su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente.” (Lc 15, 20).

No pierdas de vista el objetivo: El tiempo litúrgico de la Cuaresma dura 40 días. ¡El de la Pascua dura 50!

Únete

1Mar Miércoles de Ceniza. Misas de 7:30 y 19:30 hrs. Impartición en el Templo todo el día (se interrumpe en el Rosario y la Misa) 2 Mar. Hora Santa y Confesiones al terminar la Misa de 19:30 hrs. 3 Mar. 11:00 hrs. Misa con enfermos. 24 hrs. de Adoración Eucarística, inicia a las 8:00 hrs. Arca. Retiro para jóvenes mayores de 18 años. (3-5) 5 Mar. Día de la Caridad. Colecta con causa: hermanos migrantes. Día de la Familia. 6 Mar. Semana de la Familia (6-11) 7 Mar. 19:00 hrs. Santo Rosario por la Reconciliación y el perdón. 8 Mar. Día internacional de la Mujer. 9 Mar. Hora Santa y Confesiones al terminar la Misa de 19:30 hrs.

Marzo 2017

16 Mar. Hora Santa y Confesiones al terminar la Misa de 19:30 hrs. 17 Mar Faro. Retiro para Matrimonios. (17-19) 18 Mar. 15:00 a 20:00 hrs. Retiro de Cuaresma para adolescentes y jóvenes. 20 Mar. 16:00 hrs. Ejercicios Espirituales para Damas (20-24) 16:00 hrs. Ejercicios Espirituales para Niños (20-24) Centro Comunitario. 20:30 hrs. Ejercicios Espirituales para Matrimonios (20-24) 25 Mar. 16:00 a 20:30 hrs. Retiro de Cuaresma para Jóvenes y Profesionistas. Ephiros. Retiro papá e hijo. (25 y 26) 26 Mar. 10 a 14:30 hrs. Retiro de Cuaresma para Damas y Caballeros. 27 Mar 20:30 hrs. Ejercicios Espirituales Generales (27-31) 28 Mar. 20:30 hrs. Misa Carismática

Queremos estar más cerca de ti y cuidar el medio ambiente. Esta publicación de ENLACE será digital a partir del próximo número. De forma impresa sólo para las familias del Area Parroquial. Síguenos en Facebook. ¡Danos like! Parroquia del Rosario de Monterrey Por un mundo mejor ¡Cuidemos nuestro medio ambiente!

Agradecemos a nuestros patrocinadores:

tel. 8359 6088 tel. 8365 0940

4

“Desarrollando mentes jóvenes” Tels. 40 40 61 40 y 81 03 74 59.

8124-9800

Enlacemar17  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you