Page 1

Mi sueño es ser convitero Érase una vez en un pueblo muy turístico de Guatemala, muy pintoresco por sus callecitas empedradas, sus casas encaladas y sus techos de teja roja, lugar en donde vivía Carlitos, un niño que desde pequeño ha soñado con bailar en el convite para la feria de diciembre. Los convites en Guatemala son una hermosa tradición que consiste en recorrer las calles del pueblo bailando, acompañados de una marimba y vistiendo un disfraz de un personaje famoso o una caricatura Carlitos anhela bailar en el convite Diciembre de Chichicastenango; sueño lograr hasta que tenga 15 años, ya que de este convite, permite que sus participen a partir de esa edad.

del 8 de que podrá la tradición integrantes

Año con año Carlitos se levanta muy temprano el día del convite para acompañar el recorrido. Los jóvenes conviteros visitan algunas casas, para bailar en el frente de ellas y entran luego entran a descansar. Uno de los detalles más particulares de esta tradición es mantener incógnita la identidad de los integrantes. Carlitos siempre busca ingresar a las casas para saber quiénes van bajo el disfraz. En la puerta, un personaje famoso del pueblo vigila que nadie entre. Carlitos ni utilizando su destreza logra entrar, únicamente deja volar su imaginación, al escuchar el gorgorito que anuncia la salida de la primera pareja, la marimba toca “El Tikalito”, la emoción invade al público y se escuchan los aplausos.


Al llegar a los 14 años Carlitos se llena de emoción y entusiasmo, la fecha se acerca, sin embargo la situación económica es otra dificultad ya que para salir en el convite hay que realizar varios gastos, tendrá que pagar su inscripción, hacer su disfraz y comprar sus cascabeles. Durante el año Carlitos realiza varios trabajos para ganar algún dinero que ahorrará para cumplir su sueño. Superando muchas dificultades llega el 8 de diciembre. El convite en honor a la Virgen de Concepción inicia desde muy temprano con la alborada. El convite sale en orden al atrio de iglesia. Las campanas anuncian la presentación, los cascabeles suenan, las bombas y los cuetes se elevan al cielo, cual fueran los sueños de tantos niños que anhelan ser parte de la tradición, es un mágico momento En la pareja no. 7 con un disfraz sencillo Carlitos dentro de la máscara derrama algunas lágrimas, al mismo tiempo eleva una oración agradeciendo a la Virgen de Concepción por haber hecho su sueño realidad, pertenecer al Centenario Convite 8 de Diciembre de Chichicastenango, Patrimonio Cultural Intangible de la Nación. Autor: Irene del Pilar López López Sexto Primaria, Sección “B” Colegio San Francisco de Asís Quetzaltenango

PRIMER LUGAR EN CUENTOS  

PRIMER LUGAR EN CUENTOS COLEGIO SAN FRANCISCO DE ASÍS, QUETZALTENANGO MI SUEÑO ES SER CONVITERO