Issuu on Google+

La mujer en Sanlúcar de Barrameda en el año 1936 Durante el período republicano, las mujeres españolas estrenaron una serie de derechos: votar, casarse por lo civil, el divorcio, la educación de niños y niñas juntos… En general, se produjo una mayor participación de la mujer en partidos, asociaciones, sindicatos… Sin embargo, por lo que hemos podido ver, en aquella época el papel de la mujer sanluqueña en la vida pública era muy limitado. Sanlúcar vivía mayoritariamente del campo. Las mujeres se dedicaban a “las tareas del hogar”. Posiblemente existiera el sindicato de domésticas como en otras ciudades de los alrededores (lo deducimos de los hechos del 19 de julio) de la CNT (sindicato muy implantado en la ciudad en esos años). No había habido ninguna concejala en los Ayuntamientos republicanos. Había maestras nacionales en las Escuelas creadas por la República. A pesar de que el propósito de las autoridades republicanas era crear escuelas graduadas mixtas, donde aprendieran juntos niños y niñas, en Sanlúcar todas las escuelas eran separadas (niños y niñas) menos las Escuelas de párvulos y la Escuela de La Jara. En esta Escuela mixta de La Jara los vecinos preferían una maestra y así lo pidieron a las autoridades. Existía una representante de las maestras en el Consejo Local de Primera Enseñanza. El presidente de ese consejo era un maestro. La Secretaría la ocupaba una maestra. La sublevación La tarde del sábado 18 de julio y el domingo siguiente fueron los momentos de mayor iniciativa popular. Se tenían noticias de que las tropas de África habían tomado Cádiz y San Fernando. Sin embargo, no se tiene constancia del protagonismo de mujeres en esos momentos. Sólo encontramos una actuación: “Las calles estaban abarrotadas de público. Animación extraordinaria sólo comparables a los días de procesión y de toros (...) La madrugada fue movidísima(…) Y amaneció Sanlúcar, el domingo 19 de julio, materialmente cubierta de escopeteros

que en camiones y autos, llenos de banderas, cuajados de rebeldía y circulaban gritando por todas las calles, por todas las plazas, por todos los ámbitos de la ciudad(…) Las mujeres, capitaneadas por dos revoltosas vestidas de rojo, comenzaron a llevarse de las casas a las muchachas de servicio”. (“Excidio”. Manuel Barbadillo Rodríguez. 2002) Fusilamientos El día 21 de julio de 1936, las tropas de Regulares tomaron Sanlúcar. Se encontraron con disparos desde una azotea de la calle Ganado. Entraron en el número 27 bajo y acribillaron a los miembros de una familia. Entre ellos se encontraba una mujer: María Porta Crespo, de 46 años. La casa de donde venían los disparos era la número 26. (Según Macarena Tallafigo “Los fusilamientos de Ganado”). No consta que existieran mujeres fusiladas en Sanlúcar por decisión militar ni por falangistas. Encarcelamientos Una vez tomada la ciudad, las nuevas autoridades siguieron el mismo modelo de comportamiento que en el resto de Andalucía y Extremadura: Represión extrema que resultara ejemplar y causara terror. La Comandancia Militar ordena la detención de vecinos del pueblo en la Cárcel del Castillo de Santiago. Desde comienzos del año 1936 hasta el 18 de julio habían pasado por la cárcel 82 personas. Sin embargo, en la restante mitad del año habría 327 ingresos más. 318 hombres y 9 mujeres. (Datos del Libro de Registro del Castillo de Santiago, folios 62 a 97) Estas 9 mujeres de edades comprendidas entre los 17 y 60 años tenían una misma profesión: S/L (“Sus labores”) Todas dejan el Castillo para salir en libertad. 8 de ellas estuvieron sólo días, 1 permaneció presa más de 1 mes.

256 257 259 286 299 302 319 321 322

Mariana Cabral Galafate 34 años Casada De 25 de agosto a 27 de agosto. Dolores del Valle Palomeque 30 años. Casada. De 25 de agosto a 29 de agosto. Isabel Raposo Oliva 17 años. Soltera. De 28 de agosto a 28 de agosto. Rosario Rodríguez Sánchez 19 años. Soltera. De 3 de agosto a 7 de septiembre. Carmen Barba Ramos 21 años. Soltera. De 10 de septiembre a 12 de septiembre. María Seco Domínguez. 19 años. Soltera. De 11 de septiembre a 21 de septiembre. Caridad Moscosio Cotán 60 años. Casada. De 25 de septiembre a 28 de septiembre. Teresa Alcántara Jerez. 48 años. Casada. De 26 de septiembre a 28 de septiembre. Antonia Ruiz Moscosio. 35 años. Casada. De 26 de septiembre a 28 de septiembre. Página 30


En los primeros días de enero de 1937 hay una nueva detenida, la más joven y la que permanecerá más tiempo (2 meses). También saldrá en libertad. 3 (de 1937) Milagros Listán Bazán. 16 años. Casada. De 11 de enero a 9 de marzo. Los paseos Las autoridades militares detienen a algunas mujeres a partir del 25 de agosto. Por lo que se ve, no actuaron con dureza con las mujeres sanluqueñas directamente que, no obstante, sufrirán el encarcelamiento, separación del empleo o fusilamiento de sus padres, maridos o hijos. Los falangistas a partir del 30 de agosto de 1936 (según cuenta Manuel Barbadillo en el libro citado) incluyen entre sus actuaciones el escarnio público de algunas mujeres.

“Los fascistas extendieron su jurisdicción hacia el elemento femenino significado. Mujer conocida por su exaltación de izquierdismo, mujer que prenden y le cortan el cabello. Luego a pie o en coche, la hacen pasear para mofa y escarnio público. Una turba de chiquillos y desocupados la siguen” Represaliadas Como dijimos, las mujeres en Sanlúcar no ocupaban cargos públicos ni eran funcionarias, a excepción de las maestras. Por esa razón, sólo podemos ver los resultados de la depuración entre las maestras. En Sanlúcar también hubo depuraciones en los trabajadores municipales, guardas rurales, agentes de arbitrios. Terminado el verano de 1936, las nuevas autoridades ordenan que todos los maestros y maestras se presenten al Alcalde. Este hará un informe de cada maestro y maestra para separar del servicio, en primer lugar, a quienes hubieran colaborado con el Frente Popular. Luego, contando con los informes de los párrocos y vecinos denunciantes, se sancionaba o expulsaba a quienes no hubieran educado en el pasado de una manera católica y patriótica, también se podía sancionar por su forma de vida o costumbres. Al terminar el curso 1935-36 había 16 maestras y 13 maestros nacionales en propiedad en Sanlúcar. De éstos, 5 fueron represaliados (Luis González Sahagún, separado del cargo y fusilado; Juan R. Castro Navarro de Bajo Guía, separado del cargo; Eduardo Martínez Jiménez, reposición con pérdida de haberes. José Luis Martínez Jiménez, reposición con pérdida de haberes 6 meses. Federico Martínez Sadoc de La Algaida, suspensión de empleo y sueldo dos años hasta 25 de agosto de 1938 y traslado forzoso). De las 16 maestras, 2 fueron represaliadas: Mª del Socorro del Río Acebo: Destitución y baja en el escalafón. Su expediente se revisó en 1940: Suspensión de empleo y sueldo durante dos años y traslado a Tecla (Murcia). Caridad Ruiz López, maestra de La Algaida y esposa del también depurado Federico Martínez Sadoc: Suspensión de empleo y sueldo durante 1 año. Actualmente el Colegio de La Algaida lleva su nombre. En general, el número de maestros fusilados y represaliados fue mucho mayor que el de maestras por lo que, en los años siguientes, se incorporaron más maestras que maestros en los puestos que habían quedado sin atender. (Datos de “La escuela derrotada” de José A. Pettenghi. 2005) Huérfanas y viudas. Las mujeres sufrieron más la prisión, represalias y fusilamientos de sus maridos, padres, compañeros e hijos que sobre ellas mismas. Quedaron marcadas por ser familiares de “rojos”. Vivieron con la tristeza, el luto y la miseria cuando no la humillación. El nuevo papel de la mujer Se consideraba que la mujer estaba destinada a tener hijos y al servicio del hombre. Los actos legales de la mujer tendrán que ser autorizados a partir de ahora por el padre o el marido. Se fomentarán las familias numerosas. Se prepará a las niñas con las labores del hogar… No interesará que siga estudios universitarios ni se verá con buenos ojos que trabaje fuera de casa. El futuro de la mujer a partir de 1936 será casarse y tener hijos. Página 31


Mujeres represaliadas en Sanlucar de Barrameda