Issuu on Google+

HISTORIA UNIVERSAL II

DESARROLLO DEL CAPITALISMO EN LAS GRANDES POTENCIAS EUROPEAS. Unificaci贸n de las naciones Europeas: Inglaterra, Francia y Alemania. Alumna: Karen Lizet D谩vila Salgado.

11


IndIce Introducción…………………………… ……3 El desarrollo del Capitalismo…………..4 Capitalismo… ……...4 Características…… ………4 Origen………… ……..5 El capitalismo en Inglaterra…………….6

9


Francia…………. 6 Alemania………...6 Aspectos culturales…….7 Aspectos sociales………..7 Aspectos económicos….8

IntroduccIón Como principal objetivo de la presente introducción es más que

nada para hacer una breve presentación de lo que es EL DESARROLLO DEL CAPITALISMO en la presente se explica brevemente lo que existió en ese momento ya que en dichos tiempos surgieron varios cambios en la sociedad los

9


cuales fueron Económicos, Sociales, Políticos y Culturales y a continuación se explica de una manera fácil y desarrollada lo que en realidad surgió en dichos tiempos.

Al igual se habla de diferentes países que estuvieron involucrados en el gran desarrollo de dicho tema los cuales fuero Francia, Inglaterra, Alemania, etc. en lo cual cada país tuvo gran importancia en el tema que aquí se les mostrara.

El Desarrollo Del Capitalismo. El sistema capitalista se acompañó de una misión civilizadora que pretendió legitimarlo y justificarlo. Esta misión impuso los valores, las creencias y las costumbres propios de la llamada civilización occidental: la modernización, la fe en el progreso, la superioridad de los blancos, el cristianismo como suprema religión y el trabajo como la más elevada virtud.

Capitalismo

9


El capitalismo es el sistema económico fundado en el capital como relación social básica de producción. En el capitalismo los individuos privados y las empresas, empleando trabajadores asalariados, llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes o de servicios, con el propósito de producir y acumular ganancias u otro beneficio de interés propio. También se denomina capitalismo o sociedad capitalista a todo el orden social, político y jurídico originado en la civilización occidental y basado en aquel sistema económico. El orden capitalista se distingue de los anteriores por su movilidad social y por la regulación formal de las relaciones sociales mediante el contrato libre.

Características: El capitalismo es concebido, al menos, de tres formas diferentes dependiendo del énfasis en la consideración de ciertas características como determinantes o intrínsecas, desde enfoques respectivamente políticos, culturales y sociales, sin que esto implique una exclusión mutua de las diferentes definiciones. •

La estructura económica en la cual los medios de producción operan principalmente en función del beneficio y en la que los intereses directivos se racionalizan empresarialmente en función de la inversión de capital y hacia la consecuente competencia por los mercados de consumo y trabajo asalariado.

El orden económico en el cual predomina el capital sobre el trabajo como elemento de producción y creación de riqueza, sea que dicho fenómeno se considere como causa o como consecuencia del control sobre los medios de producción por parte de quienes poseen el primer factor.

El capitalismo se basa ideológicamente en una economía en la cual el mercado predomina, esto usualmente se da, aunque existen importantes excepciones además de las polémicas sobre qué debe ser denominado libre mercado o libre empresa. En éste se llevan a cabo las transacciones económicas entre personas, empresas y organizaciones que ofrecen productos y las que los demandan. El mercado, por medio de las leyes de la oferta y la demanda, regula los precios según los cuales se

9


intercambian las mercancías (bienes y servicios), permite la asignación de recursos y la distribución de la riqueza entre los individuos.

Origen Tanto los mercaderes como el comercio existen desde que existe la civilización, pero el capitalismo como sistema económico, en teoría, no apareció hasta el siglo XVI en Inglaterra sustituyendo al feudalismo. Este impulso natural hacia el comercio y el intercambio fue acentuado y fomentado por las Cruzadas que se organizaron en Europa occidental desde el siglo XI hasta el siglo XIII. Las grandes travesías y expediciones de los siglos XV y XVI reforzaron estas tendencias y fomentaron el comercio, sobre todo tras el descubrimiento del Nuevo Mundo y la entrada en Europa de ingentes cantidades de metales preciosos provenientes de aquellas tierras. El orden económico resultante de estos acontecimientos fue un sistema en el que predominaba lo comercial o mercantil, es decir, cuyo objetivo principal consistía en intercambiar bienes y no en producirlos. La importancia de la producción no se hizo patente hasta la Revolución industrial que tuvo lugar en el siglo XIX.

El Capitalismo En Inglaterra Hubo importantes cambios hacia una organización capitalista de la economía en Inglaterra en la baja edad media, tanto por el crecimiento del comercio en el siglo XIII como por la reestructuración de la gestión y la tenencia de la tierra en el siglo XV. Los elementos clave no estuvieron en los miembros de la "gentry", que han sido considerados importantes debido a la expropiación de los campesinos y a los cercamiento de tierras, sino que estuvieron entre los propios campesinos. Se beneficiaron de las oportunidades comerciales antes de 1350, pero fueron impulsados a un papel decisivo por las crisis de la Baja Edad Media.

Francia Durante mucho tiempo Francia ha intentado tomar lo mejor del sistema liberal y del sistema administrativo, financiado y organizado por el Estado. Este

colbertismo de alta tecnología ha permitido realizar grandes proyectos en el

9


campo de la aeronáutica, la energía nuclear o las telecomunicaciones. Pero hoy unimos lo peor de los dos mundos en vez de tomar lo mejor: ¡acumulamos el prurito intervencionista con un liberalismo desenfrenado!... Han liberalizado a la inglesa y cartelizado a la alemana... El poder nombra a unos presidentes [de empresas] que tienen como baza principal ser amigos suyos; éstos a continuación eligen a los administradores y a los accionistas: es lo que llamo la pirámide invertida del capitalismo francés".

Alemania No puede entenderse el capitalismo alemán sin saber que, después de la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña y Alemania tomaron distintos caminos económicos. En ese entonces, la triunfante Inglaterra se hundió en el experimento del socialismo fabiano y comenzó a implantar el Welfare State (Estado de bienestar) como tercera posición entre capitalismo y comunismo, con la nacionalización de empresas, la hegemonía sindical, la estatización del servicio de salud y un sistema impositivo ferozmente hostil hacia el sector privado para “suprimir toda renta sin trabajo y aniquilar toda ganancia especulativa". en 1948 a tres años del fin de la guerra, Alemania resucitó y se produjo el "milagro alemán" cuya detallada explicación fue afortunadamente realizada día a día por André Piettre, destacado economista que integraba los cuadros técnicos del ejército de ocupación francés, quien dió testimonio de todo lo que veía en un libro imperdible: "Economía alemana contemporánea". Escuela de Friburgo, comenzaron a pensar en el futuro de la nación alemana arrasada por la guerra y devastada por la experiencia Un pequeño grupo de economistas, historiadores, filósofos y teólogos nucleados en la Escuela Austriaca y la totalitaria.

Aspectos culturales. 1. El capitalismo alemán no está basado en el individualismo sino en un sentido de espontánea solidaridad que responde a las

9


tradiciones del artesanado medieval donde el Jefe manda pero al mismo tiempo protege y forma a sus subordinados. Para este capitalismo, cumplir con el deber es más importante que observar las normas legales porque el deber es un imperativo categórico surgido de la propia conciencia. Ese sentimiento kantiano del deber unido al espíritu de camaradería entre maestros y aprendices, en un marco de orgullo patriótico, produjo el milagro de multitudes de ciudadanos que, fuera de horario, reconstruyeron todos los edificios emblemáticos destruídos por los bombardeos aliados. •

La predilección alemana por la química y la ingeniería y el gusto por la precisión junto con su desconfianza por la especulación financiera quedaron marcados en el capitalismo alemán donde el clima cultural imperante no es el de la anarquía creadora sino el profundo respeto por el orden, la jerarquía y la disciplina industrial.

Aspectos Economicos •

Los distintos gobiernos que se sucedieron en Alemania después de la reforma monetaria de 1948, priorizaron la producción de alta calidad porque esa estrategia les permitía exportar a mercados exigentes que no se rigen por el criterio del precio sino por el sello de la excelencia. De este modo el capitalismo alemán puede pagar actualmente salarios elevadísimos porque exporta la calidad de su mano de obra.

En Alemania el mercado bursátil no tiene importancia para el financiamiento de las empresas. Su lugar ha sido ocupado por bancos organizados como banca universal y no como entidades especializadas, es decir que no sólo atienden operaciones comerciales sino también inversiones y participaciones en empresas.

Pero el secreto del capitalismo alemán se encuentra las famosas Mittelstand que son empresas –grandes o pequeñas– de origen familiar y dirigidas por personas de clase media donde la regla máxima es el respeto por las tradiciones y las costumbres. Las Mittelstand son

9


sociedades de personas, no de acciones, en las que la pericia profesional y la responsabilidad individual son fundamentales. •

El espíritu de camaradería entre directivos y trabajadores se nota hasta en el lenguaje. El patrón es denominado Arbeitgeber que significa "el que crea trabajo" y los obreros son llamados Mitarbeiter que se traduce como "mis colaboradores". Los hombres de empresa no son considerados capitalistas ni managers profesionales sino creadores o capitanes de industria. Por eso el sentimiento de la población hacia ellos no es de envidia ni emulación sino de profundo respeto.

En el capitalismo alemán no existe la litigiosidad norteamericana. En general las empresas tratan de establecer acuerdos privados recurriendo a árbitros arbitradores sin pasar por la justicia. Existe una reducida base impositiva porque las empresas, al contrario de lo que sucede en EE.UU., no tratan de repartir enormes ganancias sino que las capitalizan. Es frecuente encontrar gigantescas empresas que minimizan contablemente sus activos con reservas ocultas invertidas en equipos y herramientas de altísima tecnología.

3. Aspectos sociales. Los trabajadores alemanes, a diferencia de los americanos, no tiene alta movilidad laboral. Desde pequeños se relacionan con las empresas como aprendices, a través de un eficiente sistema educativo donde los estudios se hacen en perfecta combinación entre Escuelas y Empresas. Esta familiaridad explica la existencia de un sistema de gestión compartida entre empresarios y trabajadores porque ellos no se sienten enemigos de la patronal sino cogestores en el consejo de gestión empresaria y el empresario es el que ocupa el cargo de Leiter (conductor y jefe). •

En Alemania es importante el espíritu de Zusammenarbeit (cooperación del trabajo en equipo) y entre sus costumbres destacadas está el llamar a las personas por sus títulos, que orgullosamente colocan en sus tarjetas y documentos de identidad. También es fundamental respetar en la conversación la regla de que nadie puede interrumpir al interlocutor hasta que haya terminado de exponer. El bien más valioso en la vida alemana es la planificación personal del tiempo entre actividades

9


laborales, familiares, recreativas, religiosas y culturales. La preocupación por la vida de los empleados y la alta valoración de los puestos de trabajo constituyen el rostro humano que falta en otros capitalismos. Por eso cubren los riesgos de salud, desocupación, vejez y maternidad con seguros sociales independientes de la gestión gubernamental en un ingenioso sistema de ahorros garantizados a nombre del grupo familiar. Las organizaciones católicas y evangélicas, las cajas de ahorro de agricultores y artesanos y las entidades filantrópicas como Adveniam y Misereor cumplen la indelegable función de asistir a quienes tienen necesidades básicas y extienden su generosa acción hacia países extranjeros.

El ascenso social no se produce por la selección natural entre el más fuerte y los más débiles, sino por el reconocimiento de los méritos personales, la inteligencia, la capacidad y el empeño que ponen en su trabajo. En medio de la opulencia que goza esta primera economía exportadora mundial, la imagen más frecuente no es la ostentación ni el exhibicionismo sino la austeridad y un estilo de vida recoleto.

El capitalismo alemán presenta características culturales y sociales muy particulares que tienen poco que ver con las del capitalismo americano, debido a sus tradiciones y a un excelente sistema de educación técnica. En general el Estado actúa de manera eficiente y paternalista, pero el aspecto que engendra un cuadro de armonía social es la escasa dispersión salarial existente entre personas de altos niveles de ingresos con los que perciben menor renta.

Tanto en el caso alemán como en el americano, el capitalismo demuestra tener una enorme flexibilidad para adoptar los perfiles culturales y sociales de cada pueblo.

9


Historia