Page 23

Por las Instituciones

Sábado 24 de Enero de 2015

23

Puente Alto Al Día

Fundado el 14 de Septiembre del 1962

Club de Adulto Mayor Domingo Felipe Calderón destaca por su unión y compromiso S Los últimos an Gerónimo, Lo Planella y otros sectores más de la comuna están representados en el Club de Adulto Mayor Domingo Felipe Calderón. Sus integrantes, que se reúnen todos los martes, son más de 20 personas, pero que activamente participan 18 de ellas. Desde el 2008 que funciona esta entidad puentealtina que se ha caracterizado por su organización, sobre todo para preparar sus viajes como adultos mayores, recorriendo grandes parajes de Chile. Ahora se encuentran preparando el destino a visitar para este año, pero mientras tanto, disfrutan de sus reuniones de camaradería. «Todos los años hacemos una salida grande. Alojamos en Puerto Montt y fuimos a Castro, también Ancud, Dalcahue, Valdivia. El año pasado nos fuimos a Mendoza. Esto es sólo con financiamiento de nosotros mismos», dijo el presidente del club, Mariano Rodríguez. Desde la fecha de fundación, 15 de los integrantes se han mantenido, lo que demuestra el compromiso con el club y la unión que existe. De hecho, en distintas ocasiones, se reúnen en las casas de los mismos adultos mayores, lo que evidencia la confianza que hay entre ellos. Este rol unitario se demuestra en sus reuniones de todas las semanas, sobre todo cuando deben hacer votaciones para decidir el lugar de viaje. «La mayoría manda», comentó don Mariano, quien destacó que el club siempre «ha sido bien llevado» y que ha contado, además, con colaboración de la Municipalidad. ORIGEN DEL NOMBRE DEL CLUB «Chile es un país con gente con mala memoria. Por

caracteres

Por Víctor Hugo Rojas López

SE CUMPLIRÁN DIEZ AÑOS ara muchos que le conocimos –y muy desde adentro- es difícil no vincular el período estival con la partida de un hombre que se hizo conocido en la ciudad, y a nivel nacional, por su amor al deporte. Fue justamente en el mes de Enero (26 de Enero de 2005), cuando recibimos la triste noticia de la muerte de Hugo Silva Verdugo. Justamente me encontraba de vacaciones cuando suena el teléfono para comunicarme de la triste noticia: «Hugo Silva Verdugo, murió en el sur, en un accidente automovilístico». Fue un minuto de la más absoluta incredulidad. Mi familia me preguntaba qué pasaba y no me atrevía a poder asumir tal noticia; pese a estar acostumbrado a recibir golpes informativos. Poco a poco tuvimos que aceptar ese interminable ring del teléfono que durante todo el día no paró de sonar con esta tan lamentable noticia. Viajando por el extremo sur del país, la comitiva de la Asociación Nacional de Fútbol Amater (ANFA), de la cual era dirigente Hugo Silva, se dirigía a la fecha de clausura de un nacional de fútbol amateur, para la entrega de los respectivos premios. En la ruta hacia la ciudad de Punta Arenas (Puerto Porvenir), el vehículo, que conducía, Silva sufre un desperfecto mecánico volcándose y perdiendo la vida junto a otros dos dirigentes. Confirmado lo anterior, mi mente, durante mis vacaciones, no dejó de estar puestas en revisar lo que había sido mi amistad con quien nos tratábamos de «tocayo», por la vinculación con nuestro segundo nombre. Había harto que revisar, pero, principalmente, sólo había hechos y sucesos que marcaban en pocas palabras la vida de este puentealtino: la gran pasión de su vida, el deporte, especialmente el fútbol. Muchos sucesos dan cuenta del apego al deporte de Hugo Silva. Su vocación como dirigente lo llevaron a estar siempre vinculado a grandes hechos que se organizaban en esta ciudad y trabajando, también, en proyectos que lograran sacar adelante muchas disciplinas deportivas que en Puente Alto estaban dormidas. Es así como estuvo presente en grandes hitos que hoy podemos decir, llevaban la rúbrica del «Cabezón» Silva. Ahí quedó el gran recuerdo del Nacional Juvenil de Fútbol que se organizó en Puente Alto, donde la selección local estuvo dirigida por otro grande del fútbol que partió hace sólo algunos días, Juan Soto Mura. No ha habido evento que se le iguale, si hasta que se tuvo que poner graderías adicionales al Municipal local para la realización de este certamen que, justamente, encabezaba Silva Verdugo. Varios torneo de básquetbol comunal donde Puente Alto brilló también tenían la colaboración de Silva. Y una de sus más grandes conquistas que con los años dieron fruto y nadie, literalmente, se acordó de sus principales gestores, fue el gran Complejo Deportivo «Amador Donoso Rodríguez», que luce cada día más brillante y que el año pasado lo adquiriera el municipio local. Estas y muchas otras grandes obras tienen el sello de Hugo Silva Verdugo. Un hombre que buscó sus propios caminos en Puente Alto y a nivel nacional, tras germinar como semilla productiva traída desde la cordillera, desde el sector de El Volcán, desde donde eran sus progenitores. Abriéndose paso a través de su vocacional apego como era la dirigencia deportiva, aquella que lo llevó hasta lo más alto de la ANFA y se abría pasos seguros hacía la Asociación Nacional de Fútbol profesional, donde también hizo dirigentes, como lo es el gran Harold Mainicols, quien se recuerda siempre que llegó a estas instancia del deporte, por Hugo Silva Verdugo. El recuerdo para «El Cabezón Silva», al cumplirse diez años desde su partida, ahí a esa gran sede deportiva celestial, donde llegan los más grandes dirigentes que han realizado una ardua tarea aquí en la tierra. Para ti, amigo. Estas mal hilvanadas líneas.

P Los integrantes de este club en una de sus tantas reuniones.

El viaje a Mendoza.

ANDO REPORTE SU CIÓN INSTITU eso quisimos recordar a Domingo Felipe Calderón, ya que el hizo una parroquia en Puente Alto, además de la primera escuela parroquial. Por otra parte armó, junto a un periodista, la primera imprenta de Puente Alto, donde publicaban actividades de la

Una de las reuniones en la casa de una de las socias.

iglesia y una que otra cosa de la comuna», relató Mariano respecto al origen del nombre del club, que es un homenaje este personaje tan importante en nuestra capital provincial. En cuanto a la relación directa que tiene este nombre con los orígenes del club, Mariano rememora los primeros pasos de la entidad que se formó cuando era socio de la Mutual Melchor Concha y Toro. «Aquí se inició el club, y el fundador de la Mutual fue Domingo Felipe Calderón», enfatizó. SEMANA A SEMANA Las actividades de los distintos clubes de adulto mayor de la comuna son similares, pero Domingo Felipe Calderón tiene la costumbre de leer el acta en todas las reuniones y todas las semanas. También se rinde cuenta de tesorería mes a mes, de forma muy detallada. Además, tienen como costumbre orar por los enfermos y por los socios que ya han muerto. Pero lo más importante es debatir de forma pluralista y con respecto la contingencia y la actualidad. Este intercambio de opiniones permite aplazar la hora del té, pensando en los socios que trabajan y llegan más tarde a compartir; hasta ese detalle cuidan muy bien en una de las entidades de adulto mayor más organizadas de la comuna.

Edición N° 3.338  
Advertisement