Issuu on Google+


Primera Edición, 2012 Edición, Diseño y Diagramación I. Municipalidad de Cerrillos Departamento de Relaciones Públicas Departamento de Cultura Fotografía Departamento de Relaciones Públicas Impresión Editorial Valente Limitada


INDICE Primer Lugar Kevin Aqueveque Escuela Ejército Libertador

6

Segundo Lugar Katherine Retamal Escuela Joaquín Prieto Vial

7

Tercer Lugar Daniela Troncoso Escuela Ejército Libertador

8

Mención Honrosa Felipe Alarcón Escuela Pedro Aguirre Cerda

9

Destacados Escuela Cóndores de Plata Ana Mardones Gabriela Carreño

10 11

Escuela Joaquín Prieto Vial Alan Morales Ariela Díaz Guadalupe Araya Javiera Pinto Javiera Salas Jorge Marín Taís Orellana Yanara Castillo

12 13 14 15 16 17 18 19

Escuela Estrella Reina de Chile Boris Calbul Cristal Veliz Josefa Avendaño Sara Fuentes Valentina Bastías

20 21 22 23 24


Escuela Pedro Aguirre Cerda Alejandro Parada Daniel Barrios Digna Parra María Paz Pardo Mónica Paillalef Rafael González Sebastián Cáceres Tatiana Martínez

25 26 27 28 29 30 31 32

Escuela Santa Adela Constanza Allendes Constanza Gonzalez Ginna Cortez Milene Valdés Sofia La Spina Veas Valeria Sepúlveda Yasna Traillanca

33 34 35 36 37 38 39

Escuela Los Cerrillos Pilar Montero Alexandra Matamala Soraya Medina

40 41 42

Escuela Ejército Libertador Bárbara Olmos Benjamín Maldonado Brian Matínez Jennifer Arraño Stacey Argomedo William Medina Luis Alvarez Angelina Venegas

43 44 45 46 47 48 49 50

Liceo Vargas Salcedo Yessenia Mancilla Camila Espinoza Catalina Vallejos Daniela Yañez Patricia Salgado Séfora Lobos

51 52 53 54 55 56


Queridos lectores: Deseo compartir con ustedes la satisfacción de haberse ejecutado, con éxito, el segundo concurso de cuentos “Cerrillos Escribe”, para los escolares de nuestros colegios municipales, que abarcó de quinto a octavo básico. A través de sus relatos pudimos comprobar el interés de los niños por dar a conocer ideas y proponer actitudes que ayudan al fomento de un ambiente saludable. Esta vez, el concurso de cuentos abordó el tema “Cerrillos crece con los árboles”. Nuestro objetivo al hacer la convocatoria a través del Departamento de Cultura y Relaciones Públicas del municipio, que se concretó al inicio del período escolar, fue indagar el pensamiento y la manera con que los estudiantes perciben la importancia de la naturaleza en el medio ambiente. Puedo asegurarles que nos llenó de alegría el interés con que los niños participaron, porque en sus trabajos plasmaron ese brillo de la genialidad creativa, cuando la imaginación cultivada, orientada a través de la enseñanza, se traduce en trabajos admirables. La sensibilidad de estos estudiantes alcanzó, en este segundo concurso, una expresión clara de su potente inteligencia, lo que nos llena de orgullo. Quiero transmitir mis felicitaciones a cada uno de los escolares que participó. El sólo hecho de concursar muestra ese espíritu alerta, valiente, deseoso de exponer su razonamiento y compartirlo con los demás. Hay aquí generosidad, confianza en sí mismo, y una inquietud innovadora. El resultado de este segundo concurso literario nos alegra, además, por el compromiso asumido por los profesores en desarrollar el intelecto de los niños, como el apoyo brindado en las familias a sus pupilos. Gracias a todos, porque es así como progresa la comunidad.

Alejandro Almendares Calderón Alcalde de la I. Municipalidad de Cerrillos.


Los tres cerriTos solitarios

Había una vez un bosque en el que habitaban tres cerritos y un cerro muy grande que discriminaba a los tres cerritos por su estatura.

Un día muy lindo unos niños fueron a jugar al bosque y vieron que allí habían arboles, animales, lagos, etc. A los niños les gustó mucho el bosque. Entonces decidieron salir a dar un paseo y vieron a los tres cerritos que estaban llorando, los niños quedaron sorprendidos y salieron huyendo de ese lugar. Después de muchos días decidieron regresar a ver a los cerritos y los volvieron a encontrar llorando, entonces se hicieron de harto valor para preguntarle porque lloraban. Los tres cerritos muy apenados respondieron que lloraban porque habia un cerro grande que no los dejaba de molestar por su estatura y porque estaban secos, sin vegetación, sin lagos, sin animales, etc. Entonces los niños que eran amistosos les propusieron ayudarlos a resolver su problema, si por favor exclamaron los tres cerritos, los niños sus mascotas K evin A queveque 6º año A y los tres cerritos tomaron sus cosas y se fueron hablar seriamente con el cerro Escuela Ejército Libertador grande. Los niños conversaron seriamente con el haciéndoles entender que el hecho de que el fuer agrande no tenia el derecho de discriminar ni molestar a los tres cerritos y le recordaron que cuando el era chico era igual a los cerritos. Entonces el cerro grande se sitio avergonzado y les pidió perdón a los tres, los cerritos lo disculparon y el cerro grande prometió desde ese mismo día no volver a discriminar a nadie por su apariencia, por que lo importante es la función que ellos cumplen en la naturaleza.

6

Desde ese día los niños, sus mascotas, el cerro grande y los cerritos se cuidaron entre ellos, porque la naturaleza nos ayuda a tener un mundo menos contaminado.


al K at he rin e R etam A o añ 6º Prieto Vial Escuela Joaquín

MEGAN LA HEROÍNA

Hace mucho tiempo existía una niña llamada Megan. Ella siempre soñaba con ser una heroína, pero le decían que jamás podría serlo. Megan muy triste fue a buscar a su amigo Larri, que siempre la ayudaba. Un día Larri le dijo a Megan: - ¿Qué te parece si vamos al bosque a disfrutar del paisaje?. Megan respondió: - Esta bien, pero no creo que me pueda animar… Luego en el bosque, estaban Larri y Megan, y ella señaló: - ¿Qué hacemos?, estoy muy aburrida. - Yo también, dijo Larri, vamos a la casa. De repente escucharon ¡Cranch, Cranch¡ Fueron a ver qué sucedía detrás de esos ruidos. De pronto, ¡haadaaa¡ gritaron unos castores cascarrabias que comían y comían. Cuando los castores los descubrieron los persiguieron, Megan y Larri salieron corriendo y se escondieron entre los arbustos, entonces susurraron en sus oídos: corran, corran. Los dos, muy asustados, vieron que eran árboles y preguntaron: - ¿Por qué quieren que corramos?. Es que estos castores son muy cascarrabias. Ayúdenos por favor, veremos en que podemos ayudar. Pero Megan tuvo un plan… Luego los niños lo llevaron a cabo y lograron hablar con los castores y los arboles, llegando a un acuerdo de convivencia: Los árboles dejarían que los castores hicieran sus casas dentro de ellos, los castores dejarían de comérselos y romperlos. También compartirían el río. Megan y Larri se fueron muy contentos a sus casas… y Megan al fin logró ser una heroína por haber salvado el bosque.

7


Unidos para vivir Había una vez un árbol llamado Lorencín. Era el árbol más grande y más viejo de todos en el bosque. Lorencín era un árbol muy gruñón y adoraba el silencio. Cierto día llegó a sus ramas un loro muy parlanchín gritando ¡Socorro!, ¡Socorro!, - Lorencín se despertó diciendo: ¿Que te pasa pájaro loco?, - El loro con la voz entrecortada por el cansancio dijo desesperado: unos monstruos enormes, con tremendos brazos, están cortando todos los árboles del lugar, muy cerquita tuyo. Debemos hacer algo, en caso contrario te talarán a ti también. - ¡Ay dios que podemos hacer? , eres el único árbol nativo del sector. Como pudieron llegar hasta acá?. Lorencín dio un grito de desesperación, fue ahí que los animales que viven en esa zona, se unieron en una gran cadena. Cuando llegaron los hombres que ellos creían que eran monstruos, no pudieron acercarse a Lorencín, y cuando se dieron cuenta que era una araucaria, comenzaron a retroceder, manifestando que no podían hacerlo, ya que este árbol es muy antiguo y toda su vida la ha dedicado al mismo hombre que hoy quiere eliminarla. - Uno de ellos les dijo: ¡vamos no podemos hacerlo, ya que este árbol es refugio para muchos animales de la zona y sin él quedarían sin hogar, además, purifica el aire de tanto residuo que eliminan las personas, dejémoslo para siga dando vida¡ Los animalitos hicieron una gran fiesta, y estaban tan contentos que solo querían bailar, cantar, y abrazar a su amigo árbol. 8

Danie la Tron cos o 8º año A Escu ela E jérc ito Liber tad or


Cerrillos, una comuna de la naturaleza Erase una vez una semilla que crecía en un lugar deshabitado. Las lluvias y el frío del invierno se compadecieron de ella y la hicieron crecer y crecer hasta convertirse en un fuerte y erguido árbol. Pasado el tiempo este se dijo así mismo - ¿Cómo desearía tener compañía, alguien con quien compartir?, hay tanto espacio aquí. No pasó mucho tiempo y, en plena primavera, al solitario árbol le salieron frutos. ¡Estaba feliz!. Para él era un proceso diferente el que estaba viviendo. Más tarde llegó otra estación y sus frutos maduros caían desde sus ramas, pero estos a su vez eran aprovechados por personas que fueron llegando de otros lugares. Sus hojas caían, sentía y aceptaba que así tenía que suceder.

Felipe A larcón 8° año A Escuela Pedro Aguirre Cerda

El lugar fue creciendo y poblándose de muchas familias. Cuando pasó el otoño, sus ramas volvieron a florecer. Cuando llegó el invierno las lluvias hicieron crecer más arboles. Al cabo de unos años fueron tantos y tantos los árboles que había, y tantas personas que querían vivir en el lugar, que con el tiempo se transformó en una comuna, la que al estar rodeadas de cerros le colocaron Cerrillos. A pasar los años, los niños, niñas, adultos y ancianos disfrutan de su belleza, con gran orgullo de vivir ahí. Y …sus árboles con sus colores adornan el lugar.

9


La flor de la vida En un lugar escondido de un gran bosque los animales presenciaban un hermoso espectáculo: el florecimiento de la flor de la vida. Era una linda flor, con grandes pétalos, cada pétalo representaba una especie existente en la tierra, sean animales o plantas. En el centro, el más grande, fuerte, resistente y hermoso, era el que representaba la especie humana. Algunos pétalos comenzaron a deteriorarse y marchitarse, las especies comenzaron a extinguirse, todo por la contaminación y falta de cuidado del ser humano. Todos se percataban de lo sucedido, pero no se lo explicaban. Una niña llamada Rosalía, fue al bosque y se encontró con la flor, y al verla casi marchita comprendió lo que ocurría. Comunicó lo sucedido y por la certeza con que lo decía, le creyeron. Todos en el pueblo se tomaron de las manos y prometieron cuidar la naturaleza. Comunicaron de esto al resto del mundo. Rosalía volvió al bosque y al ver la flor que estaba intacta, descubrió una gran verdad, el planeta no dependía de la flor, la flor dependía de la vitalidad del planeta, y ella había unido a todos para salvarlos. 10

A na M ardones 7º año A Escuela Cóndores de Plata


LOS SALVADORES DE LA NATURALEZA

Gabriela C arreño 7º año A Escuela Cóndores de Plata.

Había una vez, una niña que tenia once años llamada María Isabel, que le encantaba la naturaleza y el medio ambiente Tenía un grupo con seis integrantes llamado Los Salvadores de la Naturaleza que se conocían por Facebook y cada uno vivía en distintos países. Elizabeth era de Brasil, Alejandro de Perú, Cecilia de Uruguay, Francisco de Bolivia, Gabriel de argentina y Javiera de EE.UU. Ellos quisieron juntarse en una fecha determinada, para ver un asunto de las plazas, parques y los bosques de chile. María convoco una reunión con ellos, para el 3 de marzo del año 2012 y se juntaron en el parque O’Higgins donde aprovecharía de mostrarles el lugar. Los amigos quedaron sorprendidos por la poca preocupación hacia la naturaleza, por lo que decidieron hacer una campaña llamada Salvadores de la Naturaleza. Con esta campaña salvadora de la naturaleza se encargaron de los botes de desechos reciclables, vidrios, papel y cartón. Estuvieron reciclando pero como no funciono le colocaron color a los botes azul y rosado, y los amigos se fueron felices a sus países.

11


CERRILLOS CRECE CON LOS ARBOLES Mi bisabuela contaba que antiguamente los caminos de Cerrillos se encontraban colmados de frondosos árboles donde los colores y las diversas fragancias transmitían una paz y tranquilidad inimaginable, los paseos por las tardes eran increíbles, pero llegaron las construcciones, fábricas, calles avenidas, etc. Así fue, como poco a poco los hermosos paseos por las tardes se fueron apagando. He aprendido que como personas y habitantes de este hermoso planeta debemos crear conciencia y plantearnos que dentro de nuestra vida plantemos aunque sea un árbol y crecer con él. Mi abuelita tenía un árbol favorito, en el habían tallado sus nombres con mi abuelo. Ese árbol había crecido con ellos, cuando niños en él jugaban. Adolescentes descubrieron el amor bajo su sombra, pero las maquinas lo echaron abajo y solo queda vivo el recuerdo de sus gastadas memorias.

12

Como me hubiese gustado haber visto esos largos y hermosos caminos llenos de vida en los cuales hoy solo hay un paisaje gris. Dicen que el futuro siempre será mejor y para lograr esto haré lo posible para proteger a mis árboles, a nuestros árboles. A lan M orales 7º año B Escuela Joaquín Prieto Vial


CERRILLOS CRECE CON

LOS ARBOLES

Érase una vez una niña llamada María Virginia, una niña muy simpática, a la cual le gustaba plantar muchos árboles en la comuna de Cerrillos. Un día su madre le regalo unas semillas muy extrañas, y le dijo: -Hija, estas semillas son muy especiales…Tu abuelo las plantaba en su campo de frutos mágicos. María Virginia solo tenía a su madre, su padre había muerto de cáncer. María al recordar a su padre planto una semilla con una lágrima. A los meses después le informa su vecina que su madre había muerto en un choque. La niña con pena siguió plantando árboles y arbustos…

A riel a D íaz 7º año B Escuela Joaquín Prieto Vial

Mientras que el árbol que había plantado con una lagrima crecieron dos frutos muy extraños…Ella los vio bien y tenían unas letras que decían: “No es más rico el que tiene, si no, el que menos necesita”.

13


EL ROBOT COMUNITARIO

14

dad. Un día decidió ía solo y apartado de la cui viv e qu o ian anc un z cando ve Había una Paso años construyéndolo, bus a. añí mp co a ier hic le e qu a construir un robot par piezas e investigando. estaba muy minado, pero el anciano ya ter a tab es ot rob el de tar Unos años más los, ellos estaban robot a la comunidad de Cerril su a o llev rir, mo de tes An enfermo. te. ca habían visto algo semejan muy asombrados, ya que nun le cuenta de que a la comuna rse da a ó nz me co ot rob el Con el pasar del tiempo uidada, tuvo una gran idea. faltaba vida, estaba muy desc la que una planta o árbol cada uno, de a mill se una ra nta pla e qu Le dijo a la comunidad se vio con alegría y vida. más le gustara, y así Cerrillos a y el robot lebraba el Día de la naturalez ce se s año los os tod nte De ahí en adela una linda comuna, era mucho era o sol no ya los rril Ce y ía, ayudo a todo lo que se le ped más.

Guadalupe A raya 7º año A Escuela Joaquín Prieto Vial


CRECIENDO JUNTO A LOS ARBOLES Hace muchos años atrás, existía en el sur, un personaje llamado Don Juan que en realidad era conocido como el meico del pueblito llamado Cumpeo. Este meico nació en Talagante y desde pequeño sus padres le enseñaron sobre árboles y plantas medicinales. A los 16 años el meico quedó sin padre ni madre y para surgir en la vida tuvo que empezar a trabajar en lo que él sabía. El joven meico trabajó día a día con sus plantas creando hierbas medicinales y vendiéndoselas a la gente del pueblo. El joven meico “creciendo junto a los árboles” se desarrolló y se transformó en un gran doctor. Ahora ya no era un simple meico, si no un gran profesional ejerciendo en las mejores clínicas.

J av ie r a P in to 8º año A Escuel a Jo aquín Prieto

Vial

Así, el doctor fue uno de los mejores médicos en homeopatía, curando y sanando a cada persona que el podía. El joven siempre recordó cada palabra y enseñanza que sus padres le habían dado. Pasaron los años y el doctor tuvo su propia consulta médica y formo su familia, tubo hijos y vivió muy feliz.

15


creciendo con los arboles Había una vez una niña que nació en el campo, como nació ahí, sus padres plantaron un hermoso árbol en honor a ella. Al pasar los años ella iba todas las mañana a regarlo y observarlo bien, hasta que un día se dio cuenta que le estaban creciendo naranjas y todos los amigos querían sacárselas. La niña estaba muy triste porque le sacaron todas sus naranjas, incluso quería cambiarse de casa, pero la niña estaba acostumbrada a vivir ahí, no se quiso ir y como sus amigos la vieron tan triste, que le prometieron que nunca más le iban a sacar sus naranjas. Pasaron los meses y años y el árbol creció tan lindo, que la niña junto a sus papás decidió regalarles a todos sus amiguitos unas hermosas naranjas para que sus papás les prepararan ricos jugos.

16

Como creció tan lindo todos los niños decidieron plantar un árbol, para que también les diera sus frutas.

Javiera Salas 6° año A Escuela Joaquín Prieto Vial


Rubén y la avenida Había una vez un niño llamado Rubén que vivía en la comuna de Cerrillos hace ocho años. Rubén estaba contento porque había llegado a su pasaje una niña llamada Daniela. Un día se encontró con la Daniela a la entrada del pasaje, y como iban al mismo colegio se fueron juntos. Daniela se dio cuenta que la avenida estaba pavimentada. Rubén le dijo que hace años atrás una empresa compró la avenida y la pavimentó, pero a los cinco años se fue a quiebra y la dejó ahí. Daniela le dijo que ella venia del campo y que le daba pena pasar por ahí, ya que recordaba los verdes pastos del campo, las flores y los robustos árboles. Rubén pensando en lo que le dijo Daniela, fue a buscar semillas por montones de una florería. Después fue a la municipalidad para que le pudieran ayudar a sacar el pavimento. Al poco tiempo Rubén fue plantando las semillas y gracias a Rubén y su gran gesto se convirtió en una de las avenidas más verdes de Cerrillos.

J org e M arín 6º año A Escuela Joaquín Prieto Vial

17


EL ARBOL MAGICO Había una vez un niño llamado Maximiliano pero sus amigos le decían Max. Un día estaba jugando con sus amigos a la pelota y de pronto la pelota se cayó a un bosque cercano, y Max fue a buscarla, la recogió y escucho un ruido, miro para todos lados y un árbol lo miro y le dijo: “Tranquilo no te voy hacer nada, solo quería hablar con alguien”. Max aterrado le pregunto ¿Tú hablas? Con cara de miedo. Sí, le dijo el árbol, porque una bruja nos lanzo un hechizo a mi y a mis amigos para que le digamos donde esta la manzana dorada, que si la muerdes tienes el control del tiempo, para siempre. Al otro día Max fue a ver al árbol y no estaba, solo estaban las raíces, lo han cortado, dijo Max asombrado: Tengo que encontrar la manzana dorada, pensó, para morderla y tener el control del tiempo, para que el árbol crezca. Empezó a buscar la manzana dorada hasta que la encontró en un gran árbol, lo trepo tomo la manzana y la mordió, se fue en una nube a la raíz del árbol y para que creciera hizo que lloviera y luego que saliera el sol, y así, mágicamente el árbol creció. Tais O rel lan a 6º año A Escuela Joaquín Prieto Vial

18


EL PAJARILLO DE PIEDRA Hubo una vez un pájaro de piedra. Era una criatura bella y mágica que vivía a la entrada de un precioso bosque entre dos montañas. No podía volar porque era de roca y tenia que caminar sobre el suelo, el pajarillo disfrutaba de sus árboles día tras día, soñando con poder volar y sentir aquel tranquilo y bello paisaje desde las alturas. Pero todo aquello desapareció con el gran incendio. Los árboles quedaron reducidos a cenizas, y cuantos animales y plantas vivían alla desaparecieron. El pajarillo de piedra resistió el fuego, pero cuando todo acabo y vio aquel desolador paisaje, la pena y tristeza se adueñaron de su espíritu y no pudo dejar de llorar. Lloró durante horas y días, y con tanto sentimiento, que las lagrimas fueron consumiendo su piedra, y aquel pajarito quedó convertido en un charquito de agua. Con la salida del sol, el agua de aquellas lagrimas se evaporó y subió al cielo, trasformando al triste pajarillo de piedra en una pequeña y feliz nubecita capaz de sobrevolar los arboles. Desde entonces la nube pasea por el cielo mirando todos los bosques de la tierra, y recordando lo que el incendio provocó en su querido hogar. Yanara Castillo 8° año A Escuela Joaquín Prieto Vial

19


Cerrillos Verde Había una vez un niño de nueve años que vivía en Cerrillos, donde todos los días que pasaban para el era lo mismo, su padre siempre lo veía aburrido. Un día su padre plantó un árbol, y al otro día al salir del colegio, el niño se pregunto por qué no cambiaba nada en esta comuna. Al llegar a la casa vio el arbolito, y al verlo pregunto a su padre; - ¿Porque ese árbol está ahí? - El padre dijo: lo planté para que cuando seas grandes veas todo el cambio de Cerillos en este árbol y veas cómo lo salvas cuando grande.. Pasaron los años, Gabriel ya era profesional, y estaba en otra región. Se le dio la idea de visitar al padre. Cuando Gabriel llegó a Cerrillos vio que no era lo mismo que hace veinte años y se sorprendió. Cuando llegó a la casa lo que vio fue el árbol que planto su padre hace años y el padre le dijo: - Todo lo que árbol creció, Cerrillos también, Gabriel se sorprendió, al escuchar eso y le encontró razón. Gabriel abrazó a su padre y recordó todo el pasado, de cómo era Cerrillos y el árbol. 20

Escuela

B oris C albul 8° año Básico Estrella Reina de Chile


Verdaderos Amigos Había una vez un niño muy travieso que vivía en el campo, en un lugar de la naturaleza, pero a él le cargaban las plantas, todo lo se relacionara con el medio ambiente.

Escuela

C ristal Veliz 5º año A Estrella Reina

de

Chile

Era niño era inquieto y porfiado, y la madre ya no hallaba como mantener al niño quieto, a veces era muy tranquilo pero cuando le daba la porfiadez no tenían como pararlo para tenerlo tranquilo. Tenia un perrito llamado Justin al cual le pasaba pegando patadas en el trasero y palmadas en el lomo… Un día el pequeño niño fue al bosque a hacer maldades y se encontró con un pequeño niño que le encantaba la naturaleza, regaba los árboles, las plantas y los pinos. Eso puso furioso al niño de las maldades y le preguntó: -¿Porque riegas las plantas? - A lo que respondió: Porque ella necesitan crecer como nosotros, en cambio tú lo que haces es daño. Tu tienes que dejarlas crecer, que vivan porque nuestros árboles nos dan frutas bellas. El niño se fue pensando para su casa. Al día siguiente se volvieron a encontrar, y el niño le dijo: - Hola, ¿como amaneciste hoy? - Bien, respondió, y te agradezco lo que me dijiste de la naturaleza. De ahora voy a ser mejor niño con los árboles. Finalmente se convirtieron en los mejores amigos del mundo, y por siempre fueron a regar las plantitas…

21


Cerrillos la comuna de los árboles Había una vez una niña que vivía en la comuna de Cerrillos. Una mañana despertó muy ansiosa porque había tenido un sueño fantástico y quería contárselo a su madre. Salió de su pieza y corrió donde a su madre, la niña muy entusiasmada empezó a contar su sueño. - Madre soñé que era una planta muy pequeñita que por el maltrato de los niños no me dejaba crecer en ese minuto, pensé que mis compañeros de curso podían ayudarme. Después de ello propusimos plantar muchas semillas por varios lugares de la comuna y regarlo todos los días y cuidar de ellas. Al siguiente mes fueron a ver el progreso que habían logrado todos juntos.

Estaban muy contento por que se dieron cuenta todo lo que podían lograr todos. La gente estaba muy feliz porque se dieron cuenta que tenían mas naturaleza que antes. Los niños respiraban aire más puro y con más áreas verdes y animales. Los vecinos de la comunidad decidieron comunicarlo a la gente de la municipalidad el logro de estos niños. A la semana siguiente todo los niños fueron premiados y felicitados, la gente no paraba de agradecerles todo lo que habían hecho por esta gran comuna llamada Cerrillos. J osefa Aveda ño 8º año A Estrella Reina de Chile

22


El parque de Cerrillos Había una vez tres niños muy pobres que estaban jugando en una placita la que era su única casa, porque dormían bajo los arboles y jugaban en la cancha de la plaza. Pero un día se aburrieron y se fueron a un parque, pero no los dejaron pasar porque no tenían dinero, asi que decidieron ir a su plaza. Cuando llegaron ya no había árboles, ni plantas, ni nada de eso, porque habían cortado todo. Pero ellos no se quedaron así y decidieron luchar por impedir que lo destruyeran las plazas. Empezaron a recolectar firmas, pero necesitaba 200 firmas. Solo lograron 199, les faltaba una más pero nadie quería firmar, entonces fueron donde el alcalde, y no lo encontraron por ninguna parte. Lo salieron a buscar hasta que lo encontraron y le pidieron que firmara y con ello completaron la lista. Luego plantaron las semillas, hicieron canchas de tenis y de futbol y espacios de patinaje, y se convirtió en el parque de Cerrillos. Pero lo más importante es que los niños fueron adoptados y viven muy felices con sus nuevas familias.

Escuela

S ara Fuent es 7° año A Estrella Reina

de

Chile

23


El primer árbol en Cerrillos Había una vez un niño llamado Víctor que le dijo a su papa: - Papá, ¿Puedo plantar un árbol en el jardín?, - El papa le dijo: no lo sé, un árbol es como una mascota tienes que darle agua y cuidarlo. Víctor le prometió que lo cuidaría y que cada vez que llegara del colegio le daría agua y vería que su perro Cachupin no se orinará en el árbol.

Valen tina B ast ías 7º año A Escuela Estrella Reina de C hile

Un día cuando llegó su mejor amigo Juan, le dijo: - ¿este es el árbol del que tanto me hablas? - Y Víctor respondió que sí. Al día siguiente María la hermana menor de Víctor, como no estudiaba, sin querer le rompió una rama al árbol y se dio cuenta que su hermano se iba a enojar, así que la pego con cinta adhesiva. Víctor llego y maría le dijo: - Víctor sin querer le rompí una rama al árbol. - El niño respondió no importa, ya crecerá una nueva, pero debes tener más cuidado. Y al árbol le creció la rama.

24


Cerrillos y la Naturaleza Había un hermoso lugar con muchas rosas, flores y árboles de todo tipo y llenos de juegos. Como a los niños les gustaba jugar ahí, cuidaban las rosas y demás flores. Como era un lugar armónico y fresco venía la gente a disfrutar del lugar, tomaban helados, comían cabritas, dulces y muchas cosas más. Cierto día llegó mucha gente a Cerrillos. Los residentes de la comuna se pusieron muy contestos por la llegada de los nuevos vecinos, quienes rápidamente se ambientaron en sus nuevas casas, cooperaron con el cuidado de la plaza y su entorno, sembraron muchas semillas, pusieron flores, girasoles y mucho más. Así el parque quedó tan hermoso que sintieron más ganas de ir, porque quedó realmente hermoso, por lo que traían a los niños y niñas a jugar, a pasear a los perros. Un día se hizo un concurso para bautizar al parque. Los vecinos eligieron llamarlo “La Naturaleza de Cerrillos” y todos quedaron muy contentos. Se sintieron felices con los árboles y sus frutos, y un día aparecieron dos nuevos árboles, uno lleno de naranjas y otro lleno de peras. Todos se sorprendieron bastante y felices todos comían sus frutos.

A lej and ro Para da 6° año A Escuela Pedro Aguirre C erda

25


El niño más ecologista Había una vez un niño llamado Carlos Ortega, que vivía en un lugar llamado Cerrillos. Le encantaba cuidar árboles porque les tenía un amor especial, y los encontraba tan indefensos. Sus compañeros a veces lo molestaban y se extrañaban, porque no era habitual ver ese tipo de actitudes entre el alumnado. Sentían que Carlos siempre los observaba. Un día estaba en clases, un poco aislado del grupo. Recuerdo que en esa clase hubo un debate y el tema central era el cuidado del medio ambiente, específicamente, quiénes tenían el deber de cuidarlo. Algunos de sus compañeros formaron un grupo y a Carlos lo colocaron como jefe y otros fueron sus opositores. El grupo a favor dieron tan buenos argumentos, que los niños que lo molestaban se dieron cuenta que Carlos tenía la razón y desde esa clase dejaron de agredirlo y se comprometieron a ayudar, cuidar los árboles y el medio ambiente.

Con el tiempo aprendieron a ser mejores amigos y más tolerantes.

Danie l B arr ios 7º año A Escuela Pedro Aguirre C erda

26


Un lugar mágico con muchos árboles Erase un lugar misterioso. Solamente algunas personas lo conocían y era hermoso. Tenía mucha naturaleza y a todas las personas que lo conocían les encantaba ir a ese lugar misterioso y jugaban. Pero algunas veces las personas no podían ir y el parque se sentía muy solo. Al tiempo empezó a llegar gente que cuidaba los árboles, los regaban y si encontraban alguna basura desparramada, había una familia que se preocupaba de que el parque no estuvieses contaminado. Su hija Bárbara era la encargada de recoger los papeles. Una semana cualquiera, la niña estaba solita llorando desconsoladamente. De pronto sintió que alguien le habló y no tardó mucho en reconocer que quien le hablaba era un árbol, quien le decía que no llorara porque no le gustaba verla así. La niña corrió a contarle a su mamá y ambas fueron a ver lo que ocurría. Comprobaron que el árbol hablaba. Con el tiempo todos los habitantes del sector conocieron la noticia y concurrían al parque porque siempre estaba limpio y contaban bellas historias. Los más felices eran los niños y niñas

D igna Parra 5° año A Escuela Pedro Aguirre Cerda

27


El sueño de una niña Había una vez una niña que gustaba de pasear por el parque. Catalina era feliz echándole agua a las flores y viendo como los árboles estaban relucientes de verdes colores. La pequeña recogía todo lo que sus vecinos ensuciaban. Decía para sí - ¿Cómo no piensan en lo hermoso que es nuestro ambiente, si es como nuestro hogar?. En la tarde llegaba una amiguita a jugar con ella y juntas imaginaban que eran protectoras de la naturaleza. De repente se imaginaban que entraban en un bosque, lleno de grandes árboles, con olores exquisitos, el aire era puro, mucho silencio, todo era pasividad. Luego volvían a la realidad y seguían siendo niñas. Después de un tiempo Catalina participó de un taller relacionado con el cuidado de las plantas, estaba muy motivada y prometió hacer lo posible para que otros evitaran contaminar su linda y bella comuna.

28

Escuela

M aría Paz 5º año A Pedro Aguirre Cerda


Loreto y su árbol Había una vez una comuna llamada Cerrillos que tenía hermosas flores, enormes árboles y muchas zonas verdes donde las personas podían sentarse y relajarse en pleno verano, como lo hacía mucha gente, en especial, Loreto. Loreto era una muchacha de largos cabellos y lindos ojos azules, amaba a los árboles y decidió plantar uno en plena plaza de Cerrillos. Lo plantó, esperó y esperó, todos los días lo cuidaba, lo regaba y observaba si crecía el árbol. Como esperó tanto y no pasaba nada, Loreto estuvo muchos días sin ir a ver a la pequeña semilla que había plantado, pensó que había muerto y que no crecería. Pero un día fue a la plaza sin razón alguna y grande fue su sorpresa al ver un enorme árbol con hermosas hojas verdes y tronco fuerte y robusto de color café. Ella dijo: - ¡Ese es mi árbol!- lo abrazó y no se movió toda la tarde de allí. El árbol aún sigue ahí y nadie lo sacará. Loreto lo ve todos los días, lo riega y el árbol crece más y más y ella es feliz con su árbol color café. M ónica Paillalef 8º año A Escuela Pedro Aguirre Cerda.

29


El secreto de los árboles El secreto de los arboles es una linda historia que el abuelo le contó a Víctor cuando tenía tan solo siete años. Relato que más tarde se los transmitió a sus amigos Bastián y Juan Pedro. La historia trataba de unos cerros poblados de abundantes arboles, donde unos jóvenes se internaron en él para averiguar que hacia que la naturaleza fuera tan mágica. Pasó el tiempo y con él descubrieron que cercano a ese lugar existía una laguna con una enorme cascada que mantenía la humedad necesaria para el terreno del lugar. Lo que ellos no sabían era que ese lugar después se llamo Cerrillos. Sucedió que estos muchachos dejándose llevar por sus deseos se lazaron al agua y en el fondo de la laguna encontraron unas semillas que al sacarlas de las profundidades de las llevaron, las secaron y con el tiempo las esparcieron por el lugar más plano convirtiéndose en un lugar muy poblado de vegetación, donde todos querían vivir en él. Así poco a poco, Cerrillos fue transformándose en un lugar más atrayente. Bastian, Juan Pedro y Víctor se sienten orgullosos de ser Cerrillanos. R afael González 5º año A Escuela Pedro Aguirre Cerda

30


Andrea y su pasión por la naturaleza Había una vez en una comuna llamada Cerrillos vivía una niña llamada Andrea. A ella le fascinaba la naturaleza, sobre todo las flores y las plantas, siempre iba con su regadera, le encantaba echar agua a la tierra, todo el jardín de su abuela. Ella se sabía el nombre de todas las plantas. El fin de semana iba a barrer toda la cuadra porque a Andrea no le gustaba la contaminación. Un día unos niños querían hacerle una maldad. Ellos querían romperle las plantas que tanto le fascinaban a ella y con unos tarros le tiraron basura en la calle y salieron corriendo.

Sebastián Cáceres 8º año A Escuela Pedro Aguirre cerda

Cuando Andrea salió y vio todo el desastre se puso a llorar locamente y desesperada llamó a su abuela: -¡Abuelita, abueeeeelaaa! ¡Abuelita mis plantas están hechas un desastre! La abuelita de Andrea junto a ella, fueron a denunciar la maldad. Una vecina se enteró de lo sucedido y les contó que había visto antes a los niños, con eso supieron quienes fueron y pudieron denunciarlos. Finalmente los niños se arrepintieron, fueron a limpiar todo y le pidieron disculpa. Andrea los comprendió, les dio las gracias. Pasaron los días y la niña siguió cuidando sus plantas y todo volvió a la normalidad.

31


Carla, la niña que cambió la comuna Un día en la comuna de Cerrillos llegó una joven llamada Carla, quien venía de otra cuidad. A la joven le gustaba mucho la naturaleza, era romántica, siempre se quedaba mirando las flores, los árboles, le llamaba la atención los tonos verdes y la cantidad de colores que tenían las flores, por que ella venía del sur de su país donde todo era distinto. El cambio fue brusco, le contaba a su madre lo triste que se sentía porque echaba de menos ese ambiente maravilloso, ese ambiente natural. - Aquí todo es tan distinto, le decía. Su madre trataba de que se acostumbrara, y para motivarla le propuso que juntas hicieran un jardín frente a su casa para que se sintiera mejor. Después de un tiempo vio que crecía el pasto y como se veía tan lindo el lugar les dijo a sus amigos más cercanos que hicieran lo mismo… Así fue como poco a poco, gracias a esta joven y su forma de vida, ayudó a que luego en el colegio, los vecinos y también autoridades se pusieran a hermosear y darle vida a la comuna. Finalmente, Carla estudió mucho y cuando grande tuvo cargos que se relacionaron con el medio ambiente y realizo campañas para cuidar y mantener una comuna libre de contaminación. Tatiana Martínez 8º año A Escuela Pedro Aguirre Cerda

32


La importancia del árbol en Cerrillos

C

des llen za A A 5º año Adela nta a S uela

an onst

Esc

Cerrillos, una comuna muy limpia y ecológica. Un día, un héroe llamado “El rey de la Ecología”, estaba muy atento al cuidado de la comuna Cerrillos, cuando vio a unos jóvenes que estaban dañando la tierra y los árboles. El héroe fue a detener a esos muchachos y les dijo: No hagan eso porque están dañando el medio ambiente!!! Los muchachos le dijeron: ¿Acaso tienen mucha importancia los árboles?. El héroe muy enfurecido le dijo: Sii, los árboles y la naturaleza son demasiado importante para la vida humana¡¡¡. A los tres días los jóvenes se acercaron al gran héroe de Cerrillos y le dijeron: Nos hemos dado cuenta de importancia del medio ambiente. Nosotros te ayudaremos a plantar árboles y muchas flores, para limpiar el aire¡¡¡. Desde ese minuto les llamaron los 3 mosqueteros de los colegios. Todos los días estaban atentos al cuidado del medio ambiente.

33


La mariposa y el conejo En un jardín muy, muy lejano, en las pailubias, vivían millones de animales y lo interesante era que todos hablaban, tenían arboles hasta el cielo, pero había un conejo que todos odiaban porque no cuidaba el medio ambiente, mataba las plantas, insultaba a los arboles comparándolos con un brócoli. Era odioso. Pero un día una mariposa de Pepergan llegó a Pailubias, y vio al conejo odioso. La mariposa se enojo y le dijo: - Eres malo, yo te ayudaré a cuidar el medio ambiente¡¡¡ Soy de la comuna de Cerrillos y allá es todo verde.

La mariposa se reunió con todos los animales en el jardín. Ahí se escondieron para sorprender al conejo odioso. La mariposa, levantó al conejo al cielo, donde se escuchaba su voz, asustó tanto al malvado conejo que gritó: Me perdonan?¡, Me perdonan por lo que hice?!.

Todos los animales que estaban en el jardín lo perdonaron. Desde ese día el conejo ayuda al cuidar el medioambiente. C onstanza González 6° año A Escuela Santa Adela

34


Arbol, arbolito ¿Me perdonas? Erase una vez, en la plaza de las Villa Santa Adela, en Cerrillos, unos niños jugaban a la pelota y las niñas saltaban la cuerda. Esa plaza estaba con muchos arboles, los que no eran tan bonitos por el daño que les había hecho el hombre. De repente uno de los niños tropezó con uno de ellos y dijo: - No te fijas¡, dijo el niño pateando el árbol Y el árbol contestó: - Ay, Ay, qué dolor¡…¿Porqué hiciste eso?, dijo el árbol adolorido. El niño contestó: - Perdón, no pensé que tuvieras vida El árbol le dijo: - Jajaja… pff¡..Perdón, ¿Por qué?, si me han hecho tanto daño cortándome para hacer papeles, para hacer cuadernos, y los niños los desperdician. Pero bueno, nadie recapacita. El niño le dijo: - Mira, yo propongo un trato

G ina C ortez 6° año A Escuela Santa Adela

- ¿Un trato?, dijo el árbol - Si, responde el niño. Se trata en que yo les digo a todos que cuiden el medioambiente, a cambio de tu perdón, agrega el niño. El árbol aceptó el acuerdo y el niño se preocupó que nunca nadie lo contaminara ni lo dañara.

35


La protesta mágica de los árboles

M ilene Valdés 8º año A Escuela Santa Adela

Era un día cualquiera en la comuna de Cerrillos, cuando de pronto uno de los pajaritos de la comuna se paró en medio de la calle y comenzó a cantar, poco a poco con su canto atrajo a toda la comuna. Después de reunir a toda la gente, dio un gran discurso, de parte del bosque llamado “Los Alegres”. Este discurso estuvo lleno de furia, ya que los árboles estaban reclamando por el descuido de los humanos hacia ellos, todo el bosque estaba dispuesto a protestar. Días después comenzó la protesta de estos seres, hadas, pájaros, animales, insectos y árboles, con letreros que casi todos decían: “¡Cuídanos! Y cosas así. Al tiempo después los humanos aprendieron su lección y desde ese mismo momento decidieron cuidar más su medioambiente, plantar nuevos árboles, soltar a los animales del Zoológico para llevarlos a su hábitat. También decidieron cerrar todas las fabricas toxicas, y además, crear nuevos formas de reciclar.

36


El tiempo y las arboledas Hace muchos años, cuando los paisajes eran color sepia, en Cerrillos, las personas tenían pactos amistosos con los árboles. En el verano, los humanos tomaban té junto a ellos y en invierno los brazos de estos eran fotografiados en las paredes. Hermosa época sin duda, los humanos cuidaban mucho de los árboles, eran felices uno con otros. S ofía L a S pina 8º año A Escuela Santa Adela

Años después, los niños de esa época crecieron y tuvieron hijos, de los cuales muchos inventaron cosas como autos, tenían fabricas, etc. En esos tiempos ya no cuidaban a los árboles, en verano, las calles eran ardientes pasadizos y en invierno, eran congelados caminos sin fin. Los humanos se dieron cuenta de que algo pasaba, obvio, quedaban poco árboles, de pronto habían muertos por enfermedades. Rápidamente empezaron a plantar árboles, esperando un milagro. Un mes después, creció la mayoría de los árboles, se acabaron las enfermedades, los humanos tuvieron mejor salud. Los árboles abrazaban a los humanos, los besaban cariñosamente en la mejilla, y por las noches los dulces cantos de los pájaros servían de cuna a los humanos. Finalmente termino todo feliz, se cuidaban unos a otros, se amaban, y vivían juntos y unidos. 37


Un árbol de Cerrillos Había una vez un viejo árbol cerca de la Villa Santa Adela, en Cerrillos, al que querían podar y cortar. Pero un día un chico fue a ver al árbol y el árbol le habló: - Chico por favor ayúdame me quieren podar, dijo el árbol, y el chico sorprendido le dijo: - ¿hablas?, te ayudaré¡¡¡, respondio Cuando llego a casa, fue a ver a sus amigos, les contó lo sucediso y fueron a ver al viejo árbol. Todos pensaron qué podían hacer, uno dijo: quedemos en esa rama de allá arriba¡; el otro dijo: amarrémonos a una cadena de acero¡; y el chico que había encontrado el árbol dijo: - ¿y si hacemos las dos cosas? Y todos gritaron: - Siiiiiiiiiiiii!

Y los chicos fueron a buscar sus sacos dormir y se quedaron a dormir en la rama.Y al otro día, las madres de los chicos se preocuparon y los fueron a buscar al arbol que iban a podar. Los niños se amarraron a la cadena. Al ver esto, alcalde de Cerrillos dijo: - No cortaremos el árbol ¡ pero ustedes se acordaran de él. Hicieron un festival por el árbol más viejo de Cerrillos, y por siempre cuidaron al árbol más viejo de Cerrillos. Valeria S epúlveda 5° año A Escuela Santa Adela

38


El gran árbol de Cerrillos Había una vez un gran árbol situado justo al medio de la comuna. Vivía siempre angustiado al saber que poco a poco las personas que más quería como: el jardinero que siempre lo regaba; los niños que vivían cerca de él y que todas las tardes jugaban a su alrededor, lo abrazaban y le daban mucho cariño; no podrían estar más con él por los pocos árboles que quedaban.

Pero el árbol, inteligente se le ocurrió una idea. Le habló a los niños para advertirles de lo que podía pasar, y así los niños entendieron. Decidieron mandarle una carta al alcalde.

El alcalde, no muy convencido, fue a visitar a los niños que le habían mandando la carta. Al pasar vio como estaba la villa donde vivían, y con tan solo mirar vio la falta de naturaleza, pero a lo lejos vio un inmenso árbol solo y casi seco.

Impresionado, inmediatamente mando a colocar gigantes árboles, hermosos, verdes y llenos de vida. Así, todas las personas salieron de sus casas a jugar en la hermosa plaza que habían construido. Yasna Traillanca 7º año A Escuela Santa Adela

39


Cerrillos entre árboles Un día de verano, hacía mucho calor, los humanos estaban en su casa, los niños afuera buscando un árbol con sombra donde poder tirarse y ver las nubes. Solo me encontraron a mí, pero mi sombra no alcanzaba para todos ellos, lo bueno para ellos era que estaba terminando el verano. Uno de los padres de los niños le dijo: - ¿porqué no sales a jugar? - Y niño respondió: Es que hace mucho calor y no hay sombra, la única que hay es un árbol pero no nos tapa a todos. El niño se fue a la pieza a su computador y su padre pensó que su hijo no podía estar todo el día en la computadora e hizo una junta con los padres de los niños, y conversaron sobre el asunto de los niños que no pueden salir a jugar por que no hay sombra, y tomaron una decisión: para el próximo verano habrá sombra. Al día siguiente los padres se juntaron en la calle, y todos juntos con palas en las manos empezaron a hacer hoyos en la tierra y echaban las pelotitas en los hoyos y le echaban tierra encima con agua, al pasar de los días el verano se acabó y llegó el invierno. De repente empezó a crecer algo y al pasar de los días crecía más hasta que transformó en un árbol. Cuando volvió el verano y los niños disfrutaban en la calle, jugaron y jugaron, estaban contentos y así para los niños quedo “Cerrillos entre árboles”. 40

P i l a r M o n t e ro 8° año A Escuela Los Cerrillos


Cerrillos entre árboles Hay un gran árbol en una plaza de Cerrillos, el es el más viejito de todos los árboles. Mi mamá, cuando éramos pequeños, nos llevaba a jugar con mi hermana, y ahí nosotras siempre subíamos hasta la punta más alta del árbol. Veíamos los nidos de pajaritos y nidos de bichitos, es el más viejito de los árboles, tiene como 50 años de vida.

A lexandra M atamala 8° año A Escuela Los Cerrillos

Él tiene grandes y lindas ramas que parecen brazos, pareciera que me pudiera abrazar. A pasado mucho tiempo y ahora voy con mi sobrinita a la plaza a ver al árbol y le cuento su historia, donde yo con su mamá jugábamos. Cada vez que yo lo veo me siento súper feliz que él aún exista en esa bella y hermosa plaza de Cerrillos, y sigue acogiendo a los pajaritos, a los bichitos, etc. Para el otoño él bota sus hojitas tan despacio que es muy hermoso. El es muy feliz con sus pequeños y lindos como el. Él es mi gran amigo, todavía existe y lo llamaron Simón.

41


re árboles t n e s o ll i r Cer

o. De grande y muy viej uy m l bo ár un a atrás habí se llamaba conejos, la mamá Hace muchos años de ilia m fa a un árbol l vivía uy felices pero el m an abajo de ese árbo er s lo el o, ó a botar y el papá Pedr o así que empez nt Ana, el hijo Pepe ta o, ad ns ca y muy viejo no porque estaba taba cayendo. las hojas y se es rque era el a a donde irse po ní te no e qu r po z se asusto de, pero cada ve an gr ás La mamá conejo se m el y a entro del ba más sombr lir corriendo de ad sa único árbol que da e qu vo tu ilia e. día la fam doblaba más. Un no sabía donde irs jo ne co á am m La yó. árbol porque se ca s, n árboles y flore co ar st re fo a pudo bres empezaron , la mamá conejo er ec cr Un día unos hom en ho uc o bosque. demoraron m había en el nuev e a pesar que se qu de an gr ás bol le árbol m uy feliz que el ár m so pu quedarse con el se y s denar sus cosa Ella empezó a or el señor Mago. pusieron nombre, r en el ras familias a vivi ot n ro ga lle s le muchos árbo Pero como eran e. lices para siempr fe on er vi vi y ue bosq

42

S oraya M edin a 8° año A Escuela.Los Cerrillos


Los animales hablan por la naturaleza Había una vez, unos animales que vivían en el campo. Ellos se quejaban porque había mucha basura que dejaban los niños que visitaban el campo, los parques, los bosques y los océanos, dejaban mucha basura. Los animales fueron y trataron de convencer a los niños, jóvenes y adultos para que no tiraran más basura. Les explicaron que para eso estaban los basureros, y así nuestro planeta no se muera poco a poco. También les dijeron que ese era su hogar, pero los niños siguieron tirando basura. Por su parte los jóvenes y adultos entendieron y comenzaron a reciclar, porque así podrían ayudar a los animales y a los árboles. Los animales insistieron y fueron donde los niños a enseñarles a ser más limpios y a cuidar todos los elementos de la naturaleza. Finalmente, todos los animales vivieron felices por siempre y no solos ellos si no que todos los seres vivos, y así nuestro planeta comenzó a sonreír. Bárbara Olmos Piñeira 7° año A Escuela Ejercito Libertador

43


No contaminar el medio ambiente hace bien Había una vez, en el mar un cardumen de peces, uno de ellos se llamaba Simón, un pez pequeño y debilucho. Él era muy triste, ya que donde vivía, las aguas estaban muy contaminadas, por lo que era fácil encontrar un pez atrapado en latas de bebidas o en botellas. Simón no tenía mamá así que más le complicaba la situación, solo vivía con su padre. Tenía muchos sueños como limpiar el agua del mar que las personas contaminaba, pero un día Simón se encontró con la madre del mar y ella le preguntó: ¿Por qué estas triste Simón? Simón contestó: Estoy triste porque los humanos contaminan mucho nuestro hogar. Ella respondió: no estés triste hijo, remediaré esto. La madre del mar tenía una gran barita mágica, la agitó fuertemente y dijo: ¡ yo te castigaré humano contaminador¡. Y en ese instante la tierra empezó a temblar, la gente gritaba. Dos horas después de del terremoto, una ola gigante se acercó a las casas, era de 20 metros. Las personas huyeron a los cerros, y al día siguiente cuando volvieron a la orilla del mar, lo que más se veía era mucha basura. Empezaron a recolectarla y a depositarla en grandes basureros, separando todo aquello que se pudiera reciclar. Las autoridades ese lugar tomaron los basureros y los llevaron lejos de ahí, y cuando regresaron traían muy buenas noticias, ya que una empresa se comprometió a restaurar los daños provocados por el mar, siempre y cuando las personas no le arrogaran más basura al mar, y así preservar todo ser vivo que en él habita. Con este llamado de atención del mar, las personas no le arrojaron más basura, y Simón quedó feliz junto a su padre y junto a los otros seres que viven en el fondo marino, es decir, en su casita. B enjamín M aldonado 7° año B Escuela Ejército Libertador.

44


El lápiz Antonio Erase una vez en una fábrica habían creado el invento más revolucionario, el lápiz. Desde entonces se crearon millones de lápices, y entre ellos estaba el lápiz Antonio, que era muy bonito y tenía goma triangular. Era el lápiz más importante en ese entonces, pero cayó en las manos de un niño muy desordenado que no cuidaba el planeta. Él torturaba a los lápices, los mordía, les sacaba mucha punta, y después los tiraba a la calle.

B rian R amírez 7° año A Escuela Ejército Libertador

El lápiz Antonio sufrió hasta que lo tiró a la calle, donde fue pisoteado. Se quedó ahí cien años y nadie lo recogió. Al pasar el tiempo se iba dando cuenta que cada vez había menos gente, y que más lápices como él estaban tirando a su lado, y nunca cambiaba la historia. Allí tirado, pudo observar que nadie se preocupaba de nuestro planeta, veía por ejemplo, cómo de una sola casa sacaban gran cantidad de basura, o personas que caminaban por las calles que eran tan despreocupadas que botaban basura en vez de depositarla en los basureros, pero lo que más lo enfureció fue ver que no se preocupaban de tener algo verde en su jardín, sólo ponían ripio o pastelones, ninguna flor, menos un árbol, era una calle muy fea, sin vida y sucia. El lápiz decía: ¡Si seguimos así, con tanta basura, no va a haber ningún ser vivo en la tierra!. Esas palabras conmovieron a quien lo escuchó. Juanito, un niño que andaba en silla de ruedas. Él como pudo, empezó a golpear puertas, y le habló a cada uno de sus vecinos. Éstos al escucharlo, comenzaron a limpiar, a plantar árboles y flores, la calle ya no era fea, si no que empezó a brillar, y a lucir porque allí nació la vida, además, se pusieron en campaña para no contaminar, y desde ese entonces cambió la historia para el triste y abandonado lápiz Antonio.

45


El pajarito, la ardilla y los arboles Un día, en aquel bosque que estaba muy lejano de la ciudad, un pajarito que le llamaba Chiquitín, salió volando de un árbol. El árbol se llamaba Simón, y era su amigo, ellos eran muy buenos amigos junto con la ardilla Pepa. Eran los tres mejores amigos que existían en el bosque, eran alegres, sonrientes, buenos para ayudar, y muy responsables en cuidar el medioambiente. Un día Simón estaba muy triste, y Chiquitín le preguntó: ¿Por qué estas triste Simón?, Él le respondió: Me da rabia lo que hace la gente con nuestro medioambiente, botan basura, destrozan las plantas y los arboles, el agua la malgasta, y eso es malo, lo destrozan, y para peor, hoy vinieron unos señores con unas máquinas para cortar los árboles. Dicen que es para los cuadernos que los niños utilizarán, pero los rompen.

Entonces Pepa dijo: ¡Sí, es malo lo que hacen ¡, ojalá que los niños se den cuenta del daño que provocan. Finalmente, los amigos se quedaron muy preocupados esperando que los niños se den cuenta del daño que le hacen al medioambiente. J ennifer A rraño 7° año A Escuela Ejercito Libertador

46


El escobillón, la pala y el basurero Hace mucho tiempo había un escobillón que se quejaba mucho, porque el hombre le daba mucho trabajo, la pala todo el tiempo estaba enojada porque decía que tenía que ensuciarse con basura que el hombre botaba, y el basurero se dedicaba a llorar porque decía que lo llenaban de basura del suelo que estaba mezclada. Entonces, el escobillón no quería trabajar tanto, así que le dijo a la pala que reciclaran para cuidar el medio ambiente. La pala iba en camino a avisarle al basurero cuando de pronto, vio que el basurero tenía tres amigos más, que también eran basureros quienes se unieron a la campaña. Y así el escobillón, la pala y los cuatro basureros se pusieron de acuerdo para cuidar el medio ambiente. Finalmente, todos trabajaron unidos para cuidar para siempre el medio ambiente. S tacey A rgomedo 5° año A Escuela Ejército Libertador

47


Arturito el basurero y la mosca fantástica W illiam M edina 8° año A Escuela Ejército Libertador

Había una vez un basurero que se llamaba Arturito, pero le decían Artur. Él tenía una amiga, una mosca superhéroe. Ellos siempre jugaban a ser recolectores de basura, cuando veían un papel en el suelo lo recogían y lo botaban a la basura. Pero un día todo cambió. Ellos estaban muy tristes porque veían como toda la gente botaba basura en todas partes. A ellos se les ocurrió una gran idea: hacer una campaña para reciclar papeles. Pegaron folletos gigantes pero todas partes, para que todos lo vieran. Al grupo se les unió un nuevo integrante, un perro que se llamaba Tito, quien los ayudó en la campaña. Cada vez que veía a alguien botar basura les ladraba y daba un gran salto para mostrarles el folleto que estaba pegado, ya sea en un árbol o en una pared, mientras que la mosca con gran agilidad ayudaba a Artur a pegar folletos. A las dos semanas después, ellos dieron una conferencia de prensa sobre la contaminación y su campaña, y todos estuvieron de acuerdo. Entonces, todos ayudaron, y así consiguieron un país más sano, limpio y bonito.

48


La semillita Había una vez una semillita que cayó en un lugar muy solitario. Empezó a crecer un hermoso árbol, pero siempre estaba triste porque no tenía amigos con quien jugar ni conversar. Un día pasó una hormiga y le preguntó: - ¿Por qué estas triste? El arbolito le dijo: - Porque estoy muy solo, no sirvo para nada. La hormiguita le respondió que el daba sombra a los que se paraban ahí y, además, ayudaba a mantener limpio el aire. Desde ese día el arbolito cambio su cara y vive con una hermosa sonrisa. L u i s A l va re z 5° año A Escuela Ejército Libertador

49


El árbol apenado En un bosque lejos de aquí, había un árbol apenado debido a que el bosque que habitaba estaba muy sucio, provocando que se sintiera enfermo, además, le deprimía más pensar que animales y humanos también enfermaban.

A ngelina Venegas 5° año A Escuela Ejército Libertador

Un día, un niño se acercó al bosque, sintiendo un insoportable olor a basura, miró al árbol y pregunto: - ¿Por qué tienes tristeza? El árbol respondió: - ¡Siento pena por mi bosque porque esta convertido en un basural, me cuesta mucho purificar el aire y estoy cansado¡ El niño reflexionó sobre esto y decidió limpiar el bosque. Trabajó en la limpieza, y al sacar la basura se dio cuenta que debajo habían flores maravillosas marchitándose por la falta de oxigeno o morían aplastadas. Cuando terminó, el árbol quiso darle una recompensa, pero no tenía nada que ofrecer. Entonces, hizo un esfuerzo enorme y de sus ramas brotó por primera vez un hermoso fruto.

50

- Esta es la manera de agradecer lo que hiciste por nuestro bosque, de mis ramas nunca habían salido frutos, ¡yo no tenía fuerzas¡, - dijo el árbol. Desde ese día el bosque se mantiene limpio y hermoso, y el niño es un guardián de la naturaleza, y por eso todos vivieron felices.


La pequeña valiente Había una vez una chica que vivía cerca de un bosque, tiempo después llegó una empresa constructora que quería cortar los arboles sin decirle a la gente que vivía muy cerca de ahí. La niña se entero de esto, le comentó a sus vecinos, y entonces todos se organizaron para ponerse de acuerdo para actuar en contra de la empresa. La empresa los amenazó diciéndoles que iban a destruir sus casas junto al bosque. Llegó el día, al llegar la maquinaria al bosque todos se alarmaron y fueron hasta el lugar y cuando una de las máquinas se acercó al primer árbol la niña se puso frente a la máquina y sus vecinos acompañándola en su heroico acto hicieron lo mismo. La empresa no pudo hacer nada frente a esto y tuvo que cancelar todos los trabajos.

Liceo

Yesen ia M anc illa 7° año A Dr. Liceo Luis Vargas Salcedo

Los vecinos felicitaron mucho a la niña y le dieron las gracias por cuidar su medio ambiente. La niña ahora sintiéndose orgullosa de sí misma y recorre el bosque con su perrito, sus amigos y todas las personas que la acompañaron en esa ocasión. Se han plantado muchos arboles nuevos en ese lugar y Cerrillos poco a poco fue aumentado sus áreas verdes, convirtiéndose en un bello lugar.

51


Historia de una comuna contaminada Había una vez una comuna llamada Cerrillos. Era muy solitaria y estaba llena de basura, sin vida, la gente estaba acostumbrada a votar la basura al suelo. Pero había personas que tomaban conciencia y botaban basura al basurero, a pesar que la mayoría estaban vacíos. Un día llegó una familia nueva a vivir a la comuna. Ellos cuidaban muy bien el medio ambiente por eso estaban acostumbrados a ver limpias sus calles, esa comuna se llamaba Maipú. Un día el jefe de familia salió a observar las calles, tanta fue la impresión, que le dio un ataque al corazón al ver tan sucia la comuna, llena de basura que falleció en el mismo lugar. Su familia muy triste con la muerte de Javier decidió irse de la comuna, pasaron los meses después de la muerte de Javier, cuando unos jóvenes ecologistas llegaron a la comuna, los cuales se sorprendieron mucho con la suciedad y de la poca forestación de las calles. Por lo cual llamaron a todos los vecinos y los citaron para limpiar las calles y plantar árboles. Gracias a los ecologistas la comuna de Cerrillos se veía muy limpia, sin basura en las calles, llena de frondosos árboles, y aire limpio y puro. Todo esto se los debemos a los jóvenes y los habitantes estaban muy contentos y felices paseando con sus familias.

Liceo

52

E s p in o z a C a m il a 7° año A Salcedo Vargas Dr. Luis


Cerrillos crece con los árboles En Cerrillos había muchas industrias y eso provocaba mucha contaminación del medio ambiente, sobre todos sus habitantes. Los vecinos estaban aburridos de esta situación y se reunieron para buscar una solución.

Liceo

C atal ina Valle jos 7° año A Dr. Luis Vargas Salcedo

Decidieron plantar árboles, pasto, hacer muchas plazas para que los niños pudieran salir a jugar y se purificara el aire. Pero se encontraron con un gran problema, que para hacer eso necesitaban dinero para comprar los árboles y los juegos, así que se organizaron para hacer rifas, completadas, bingos. Todo con cooperación de ellos mismos. Un día llegó un vecino nuevo a la población y les aconsejó ir a la municipalidad de Cerrillos y pedir ayuda al alcalde, por lo que se juntaron y fueron a hablar con él. El los apoyo y les donó árboles, mando a hacer las plazas con los juegos, sin cobrarles nada de dinero. Los vecinos se pusieron muy felices, sobre todo los niños que podrían salir a jugar a una plaza sin contaminación. En unos cuantos días las plazas estaban listas, los árboles, plantados, incluso el alcalde contrato a personas para que regaran las plazas y las mantuvieran limpias. Llego el día de la inauguración, el alcalde fue, la inauguró y en la celebración los vecinos se les ocurrió que con el dinero que habían reunido antes, hacer una gran fiesta, así celebraron con bebida y muchas cosas ricas en un ambiente rodeado de árboles con flores y con aire mas limpio.

53


La historia del mejoramiento de un parque Había una vez un niño y una niña llamados Andrés y Sofía, eran dos hermanos que vivían en Santiago. Les gustaba correr por la plaza y jugar entre los árboles, pero durante cinco meses no pudieron hacerlo, por lo que hablaron con su profesora quien les sugirió que hicieran una carta al alcalde para que si pudieran limpiar el parque. Tres días después el alcalde respondió la petición de los niños y se propuso a colaborar y contrató a 15 ayudantes para limpiar el parque. Pero Sofía y Andrés no estaban contento así que la profesora les dijo que ellos y sus compañeros también colaboraran en la limpieza del parque. El alcalde tan amable les regalo máquinas de ejercicios y juegos infantiles, ordenó también que pusieran césped, calle y semáforos para las bicicletas y más. Y hasta el día de hoy el alcalde esta mejorando parques y las comunas. Andrés y Sofía orgullos cuentan esta historia a otros niños.

Liceo

54

Daniela Yáñez 7° año A Dr. Luis Vargas Salcedo


Cuidando el medio ambiente En un liceo de la comuna, iba un grupo de chicas que querían que el medio ambiente se mejorara en Cerrillos, pero los adultos y algunos chicos no era mucho lo que apoyaban. Sin embargo, el grupo de chicas empezó a hacer actividades para motivar a la gente y para ayudar a cuidar nuestros parques y árboles.

Liceo

Patr icia S alg ado 7° año A Dr. Luis Vargas Salcedo

Sin embargo, había gente que todavía no entendía que cuidando nuestro parque el medio ambiente es más limpio. Una tarde las chicas fueron a ver como estaba la plaza y vieron gente fumando y otros grupos de chicos rompiendo los árboles, las chicas se sintieron muy mal al ver el parque destruido. Las niñas siguieron tras las personas que no cuidaban y de a poco se la fueron ganando. Todas las tardes hacían actividades en la plaza y cada vez iba más gente. Reunieron un grupo de chicos y ellas le iban mostrando como debían cuidar el medio ambiente. Los chicas estaban muy felices ya que todo lo que habían planeado les había resultado y como ellas querían Cerrillos pusieron contenedores de reciclajes, y en cada poste de las calles pusieron carteles que decían “Cuida tu entorno, cuida Cerrillos”, y gracias a todos los chicos y su gran esfuerzo la comuna se convirtió en un Cerrillos más limpio, ya que, toda la gente limbiaba. 55


Cerrillos crece con los árboles Había una vez una comuna que se llamaba Cerrillos. Esta comuna era muy solitaria, no había árboles. Tampoco había césped y para colmo tampoco había juegos para los niños ni bancas. Era una comuna muy sola, no era la alegría de antes cuando los niños salían de sus casas y jugaban. Pero un día los vecinos de esa Comuna fueron a hablar con el alcalde, pero no les dijo nada, era muy triste para la comuna y que el alcalde que habían elegido no los tomara en cuenta. Pero ellos no se afligieron y fueron muy temprano a reclamar y protestar si fuese necesario. El alcalde esta vez escucho todo lo que la comunidad quería decirle, pero no tomó medidas al problema. Por lo que tuvieron que tomar otras medidas para poder solucionar el problema, presionaron más al alcalde hasta que al fin tomó medidas el alcalde y solucionó el problema. Los más felices eran los niños, pero también los vecinos, todos contentos, niños jugando por todas partes. El alcalde puso bancas, árboles muy hermosos de distintas especies, los árboles y la sombra que dieron era muy agradable, era como para estirarse sobre el césped y quedarse ahí. También puso muchos juegos, los niños se subían a los juegos. Esto era fantástico, así que se juntaron para celebrar, porque por fin los habían escuchado, todos festejaron en ese día. Este es el cuento de cómo una comuna crece con los árboles, de cómo una comuna que no era nada y gracias a la gente de ahí, ahora es una comuna. ¡Una comuna que crece con los árboles! s

56

Liceo

o bo ra L Séfo sico á b cedo o 7º añ argas Sal V is u Dr. L


Proyecto financiado con el 2% de Cultura, FNDR del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago.


www.mcerrillos.cl



Cerrillos crece con los árboles