Page 36

26

La Tribuna Lunes 5 de marzo, 2012

LA DIABETES MELLITUS En esta enfermedad como cualquiera que no tenga curación, el diagnóstico temprano y su control son la clave para evitar las complicaciones, que se lograría con tan solo que el diabético cooperara. La azúcar elevada en la sangre a corto o largo plazo es la causa de: la ceguera, los infartos cerebrales como cardiacos, los daños renales y las amputaciones. El factor genético se debe de tener muy en cuenta en aquella persona obesa, porque es un factor de riesgo que hacen que la diabetes se manifieste en forma clínica a edades tempranas. El término de azúcar en la sangre para decir que hay diabetes, a nuestro parecer queda muy corto. La diabetes es tan extensa como toda la medicina, que no es lo mismo saber de ella que conocerla. Una diabetes mal controlada, puede convertirse en una enfermedad mortal en corto o mediano tiempo, que lo lleva a una muerte rápida, esto en los últimos años ha cambiado pero no como se desearía. Que asistieran con cierta frecuencia a la consulta médica, en donde por el examen físico, los daños se le pueden descubrir a tiempo, y así evitar que progresen o retrasar su evolución. La diabetes mal controlada acelera la arterioesclerosis, que daña todo el sistema vascular, arterias, venas y arteriolas, lo que trae que los órganos no reciban la cantidad de sangre necesaria, con los nutrientes. La azúcar elevada ocasiona unos trastornos químicos en los nervios y arterias, y así tenemos los daños en todos los órganos. En el cerebro, el riesgo de las hemorragias que produce la diabetes mal controlada, que ocasiona la muerte o quedar como vegetal, si además es hipertenso, ésta la debe tener bajo control con su cardiólogo, la diabetes y la hipertensión van de la mano. La diabetes y la hipertensión arterial, ocasionan estrechamiento de las arterias retinianas produciendo ceguera. En el corazón, el aumento de la resistencia vascular periférica por la arterioesclerosis, lo que hace que el ventrículo izquierdo en primer lugar aumente de tamaño, para luego pasar a una dilatación total del corazón, el ventrículo hipertrofiado se vuelve rígido que lo lleva a lo que los cardiólogos llaman arritmias graves, que produce la muerte súbita. En las arterias pequeñas desarrollan un engrosamiento de membranas que reduce el calibre. En los riñones, se desarrolla insuficiencia renal. Antes del tratamiento con que contamos ahora, la muerte era lo lógico. La diabetes mal controlada causa necrosis en las arterias pequeñas y las arteriolas del riñón, especialmente de las glomerulares, lo que ocasiona una necrosis de las células musculares lisas y de trombosis, lo que conduce a la obliteración de los glomérulos y presencia de sangre en la orina, los glomérulos son los filtros del cuerpo. La nefropatía diabética es la causa más importante de enfermedad renal en su fase terminal, con una vida media tras el inicio de proteinuria o sea proteínas en la orina persistente de solo unos 5 a 8 años, porque además, ya está presente la hipertensión arterial que viene a agravar aún más los daños. Eso mismo pasa con las arterias y arteriolas de las piernas y pies, y agregado la neuropatía que son los daños en los nervios de los pies que llevan a las amputaciones. A todo esto están expuestos los diabéticos por no hacer caso, a los consejos (no regaños), que se le dan. Tiene características muy especiales: • Que no se exhibe hasta que hace daño. • Que los daños en producirse son muy lentos. • Que al inicio no duele, no sangre y no molesta, no se le da importancia. • Que si no se le conoce, las molestias que ocasiona pueden ser confundidas con otras enfermedades. • Para ser tratada se le debe de conocer no saber de ella, sino conocerla. Cuando se presenta con los síntomas clásicos de: orinar mucho, tomar muchos líquidos, que se pierde de peso aunque se coma bien, lo que se conoce como las tres P.P.P. Poliuria (orinar mucho). Polidipsia (tomar muchos líquidos y Polifagia (comer mucho, pérdida de peso), y en la mujer agrego otra P del prurito vaginal, y con datos de herencia, el diagnóstico resulta fácil. El problema es cuando solo encontramos azúcar elevada en sangre sin datos como los mencionados, porque no toda elevación de azúcar en la sangre quiere decir diabetes, existen muchas enfermedades que la azúcar se eleve, infecciones, situaciones estresantes como medicamentos, es aquí donde se dice que dos exámenes son mejor que uno, antes de diagnosticar sin la certeza necesaria, se deben de hacer más estudios. Al diabético lo que le hace daño para llegar a las complicaciones, es no tomar las tabletas o no ponerse la insulina cuando la situación así lo requiere. Diabético que le cuesta cuidarse, hágalo es su vida. Asociación de Diabéticos de Honduras Dr. Marco Antonio Sarmiento Soto (ADHMASS) FUNDADA 1976 IHSS. Cortesía de LA TRIBUNA a los diabéticos. drmarcosarmiento@hotmail.com. Tel. 2232-1186 citas Clínicas Médicas Boulevard Morazán.

La Tribuna 050312  

http://cdn.latribuna.hn/pdf/wp-content/uploads/2012/03/LA-TRIBUNA-PDF-WEB-05032012MIL.pdf

La Tribuna 050312  

http://cdn.latribuna.hn/pdf/wp-content/uploads/2012/03/LA-TRIBUNA-PDF-WEB-05032012MIL.pdf

Advertisement