Page 136

106

Sucesos

La Tribuna Lunes 5 de marzo, 2012

ASÍ DESBARATARON EL PLAN

Los agentes cercaron por completo los alrededores del almacén.

Después de unos minutos procedieron a entrar.

Miguel Ángel Núñez Morazán habría disparado contra dos empleados y a la Policía.

Rafael Corrales Pineda, aunque se resistió, también fue apresado.

Frustrado asalto

Querían “matar a dos Malhechores gozaban de medidas cautelares La Policía capturó ayer a dos delincuentes que dispararon contra dos empleados de la tienda de electrodomésticos Elektra, cuando pretendían asaltar el almacén y la sucursal de Banco Azteca, situadas en la colonia San Miguel, en Tegucigalpa. El informe policial establece que eran las 7:30 de la mañana cuando dos individuos llegaron a la tienda, a bordo de dos motocicletas sin placas, se apostaron frente al negocio para esperar a que llegaran los empleados y aprovechar ese momento para introducirse al edificio. A eso de las 8:00 am, llega el personal de la tienda, entre ellos la gerente, tres dependientes y el guardia de seguridad, quienes son conminados a punta de pistola a abrir rápidamente la puerta del negocio. Los asaltantes son Miguel Ángel Núñez Morazán (21), residente en la colonia Las Palmas, y Rafael Corrales Pineda (32), de la aldea El Lolo, quienes gozaban de medidas cautelares desde el pasado 23 de enero, después que estuvieron presos por dos meses en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto (PNMAS), por el delito de robo agravado. Ya en el interior del negocio, los malvivientes le exigían a la gerente que les entregara el dinero que supuestamente había en la caja fuerte de la tienda, a lo que ella se opuso porque no disponía de dinero en efectivo.

BÓVEDAS Según las investigaciones, los asaltantes pretendían también abrir las bóvedas del Banco Azteca, que se encuentra en el interior del almacén. Sin embargo, el plan fue desbaratado por la Policía, avisados por varias personas que observaron cuando los delincuentes encañonaban a los empleados. Pasados 25 minutos desde que ingresaron a la tienda, los malhechores uniformados que si no se iban del lugar se dieron cuenta de la presencia policial matarían a los empleados, a quienes los optaron por cerrar la puerta del nego- tenían de rehenes. No obstante, los trabajadores tomaron cio y desde adentro les gritaban a los

Los vecinos y clientes que pasaban por el lugar querían linchar a Miguel Ángel y Rafael.

valor al saber que afuera había varias el hombro y un rozón a la altura de la patrullas e intentaron defenderse de los cintura. criminales, por lo que la gerente recibió Asimismo, una de las dependientas tres disparos, uno en la cara, otro en agarró fuerzas de flaqueza para resistir-

La Tribuna 050312  

http://cdn.latribuna.hn/pdf/wp-content/uploads/2012/03/LA-TRIBUNA-PDF-WEB-05032012MIL.pdf

La Tribuna 050312  

http://cdn.latribuna.hn/pdf/wp-content/uploads/2012/03/LA-TRIBUNA-PDF-WEB-05032012MIL.pdf

Advertisement