Page 119

La Tribuna Lunes 5 de marzo, 2012

Avances médicos

Precisión, eficacia y pronta recuperación

Cirugía robótica la mejor forma de curar el cáncer de próstata La técnica es usada por los médicos de Cleveland Clinic, en Estados Unidos y es la forma más eficaz y segura de operar con éxito, logrando una pronta recuperación El robot es manejado por el doctor Alok Shrivastava, jefe de la unidad de Urología Oncológica, de Cleveland Clinic

L

os avances de la Medicina son cada vez más sorprendentes. La humanidad entera agradece el descubrimiento de nuevas técnicas para curar el cuerpo de diferentes enfermedades, un objetivo que cada vez tiene más claro el equipo médico de Cleveland Clinic, que además de ser uno de los más prestigiosos hospitales de los Estados Unidos, es un centro de estudios de Medicina e investigación constante. Uno de sus más reconocidos mentores en el doctor Alok Shrivastava, una eminencia en el campo de la urología oncológica y parte fundamental en la implementación de la cirugía robótica. Sí, así es, Shrivastava es el uno de los creadores del pequeñísimo robot con que ahora el navegar por los fibras más íntimas del cuerpo humano, ya no es cosa de ciencia ficción, sino las más grata noticia en el campo de la medicina. Este médico y su equipo de trabajo, se han encargado de devolver la vida a

el todo el mundo a trabajar para tratar cáncer de próstata, de vejiga y cirugía general de riñón, con un robot.

Alok Shrivastava, urólogo oncológico de Cleveland Clinic.

miles de pacientes del Cleveland Clinic, sobre todo en la extracción de tumores cancerígenos en el sistema urológico. Es el jefe del departamento de cirugía robótica y urológica, y especialista en tratar con robot cáncer de riñones y de vejiga. Para realizar esta sorprendente cirugía, Cleveland Clinic ha puesto en funcionamiento una sala de operaciones remodelada especialmente para cirugías robóticas, que cuenta con tres gigantes pantallas esteroscópicas de 110 pulgadas, que amplías las imágenes en el campo quirúrgico y que permiten al cirujano viajar de manera visual dentro del paciente, lo que permite que todo el equipo médico trabaje como un reloj suizo, logrando mayor precisión. El doctor Shrivastava ha sido una de las primeras personas en trabajar en cirugía robótica en tratamientos de Urología y entrenar a personal en esa especialidad. El fue parte del equipo que comenzó

El gran invento El fue parte del equipo que inventó el robot, con que ahora opera a muchas personas. También participó en la primera publicación de la investigación sobre el pequeño aparato. “Yo no inventé el robot, este ya había sido inventado para hacer cirugía del corazón, lo que su equipo hizo fue modificarlo para que pudieran atender o solucionar problemas de próstata, de vejiga o de riñón. Lo rediseñamos para esta nueva aplicación”, aclara el joven médico, considerado una eminencia en medicina. No solo se está usando el robot para atender casos de urología, sino que la Cleveland Clinic lo usa para atender problemas de colon y del recto, cirugía cardio-toráxica, cirugía de ginecología y obstetricia y muy pronto comenzarán a utilizarla en la especialidad de otorrinolaringología y cirugía vascular. Shrivastava es parte del equipo que entrena a los médicos de las otras especialidades para poder incorporar las técnicas de utilizar el robot en otras cirugías. ¿Cuáles la mayor ventaja de utilizar robot en ese tipo de operaciones, versus las hechas directamente por manos humanas? Es importante tener en cuenta que no es el robot por si solo que opera, sino que es el médico quien lo hace, controlando el aparato. “Yo muevo mi muñeca y controlo una parte del robot, que tiene la ventaja que logra mayor precisión en la cirugía”. Shrivastava asegura que el mira todo

a través de un monitor en tres dimensiones, viendo a dónde van los aparatos y qué están haciendo. La ventaja es que es mucho más efectivo que no necesita hacer incisiones grandes, lo que se necesita en otros hospitales, donde tienen que hacer grandes aberturas en el cuerpo del paciente. El robot es diminuto, las partes del aparato son muy pequeñas, por consiguiente la incisión también lo es, hay menos pérdida de sangre, por lo tanto es menos invasiva. Al hacer una incisión más pequeña, la recuperación es más rápida y en el caso del tratamiento del cáncer se eliminan las células cancerosas de manera más precisa y los resultados futuros son mucho mejor. ¿Cuánto dura una cirugía para remover un tumor, ya sea en la próstata o de riñón? El procedimiento para quitar un tumor de prostata es de aproximadamente una hora y media a dos horas y media, dependiendo de qué tan complejo sea el caso; de riñón, de tres a cuatro horas, mientras que en caso de vejiga no solo se está haciendo la cirugía que dura unas tres horas, sino que el Cleveland es uno de los únicos dos centros en los Estados Unidos que está haciendo reconstrucción de vejiga, también a nivel robótico y que demora otras tres horas de cirugía. ¿Hay algún tipo de contraindicaciones para ser candidato a una cirugía robótica? En el pasado se decía que una de las contraindicaciones era el peso, pero precisamente Shrivastava a una persona de 400 libras con cáncer de riñón. Otra con-

Suplementos

REDACTORAS

FOTÓGRAFOS

Iris Ramírez EDITORA

Francis Turcios Ana Ruth Cáceres Alma Sandoval

Ramón Ponce Alexis Elvir Noé Irías Jose Lito Barrientos

89

traindicación era en personas que tenían múltiples cicatrices en área abdominal por cirugías anteriores, pero eso ya no es un problema. Hay una tercera contraindicación y es que para poder operar con el robot necesitan llenar el abdomen del paciente con dióxido de carbono y a veces los pacientes que tienen problemas de respiración -al subir el gas a sus pulmones- puede afectar su respiración y eso puede ser un riesgo, pero que cada vez hay más opciones preoperatorias para preparar al paciente y lograr todo con éxito. Pero, sin duda, lo más importante es tener experiencia, él no cree que haya realmente riesgos, puesto que él tiene una de las experiencias más completas en el mundo. El robot Al pensar en robot, todos nos imaginamos en un aparato que camina solo, o como los transformers. ¿En qué consiste en si este, es un aparato o una tecnología. Qué es? Ese no es el estereotipo de robot con que opera este urólogo oncológico, tiene cuatro brazos y se ve más como un robot industrial de los que se utilizan en las fábricas de automóviles. ¿Dónde y quién lo construyó? Originalmente el robot se creó para atender casos de soldados que durante la guerra estaban siendo heridos y que pensaban que un cirujano en Washington podía dar las órdenes y hacer que el aparato funcionara en el campo de batalla, lo que no funcionó. Pero, entre tanto, había un cirujano cadio-toráxico que pensó que esto sería una manera muy inteligente de trabajar con cirugías de corazón de una forma minimamente invasiva y él comenzó con este proyecto y el quipo de Shrivastava ha hecho las modificaciones para convertirlo en un instrumento útil para tratar problemas de urología (riñón, próstata y vejiga). Iris Ramírez

DISEÑO GRÁFICO Doris Borjas Evelyn Romero

La Tribuna 050312  

http://cdn.latribuna.hn/pdf/wp-content/uploads/2012/03/LA-TRIBUNA-PDF-WEB-05032012MIL.pdf

La Tribuna 050312  

http://cdn.latribuna.hn/pdf/wp-content/uploads/2012/03/LA-TRIBUNA-PDF-WEB-05032012MIL.pdf

Advertisement