Page 5

Y ahora... ¿Quién es el macho? A mis mujeres… Mi madre, mi hermana y mi novia. ¡Hey, machos de todas las especies, pongan atención! ¿Se consideran ustedes verdaderos machos?

mujeres. Tan solo un embarazo le sirvió para darse cuenta lo obvio, ser mujer no es cosa fácil.

No hay para los varones como la competencia, el reto y el honor. Ante aquello y sin encontrar otra excusa, planteo un desafío de carácter poco ortodoxo. El macho que diga “no soy capaz”, será deshonrado y descalificado de este título aparentemente “nobiliario”.

Así pues, el hombre pudo hacer cosas “más importantes”, como la guerra y con ella la creciente necesidad de expandirse. Adán no fue echado del Jardín del Edén, salió por voluntad propia, quería dejar un territorio para sus descendientes. Lo que deja entrever que Adán fue un gran visionario porque sabía que sus criaturas ya no cabrían en ese jardincito.

¿Podrían ustedes hacer lo que hacen las mujeres? ¿Quitarse los vellos del cuerpo con cera, con frecuencia y sin gritar? ¿Menstruar 4 días seguidos cada mes durante 35 años de sus vidas, y que su contraparte no comprenda sus constantes cambios de comportamiento? ¿Tener un hijo en su vientre durante 9 meses? ¿Privarse de placeres por los cuidados maternales que amerita tener un 1 heredero? ¿Dejarse succionar el pecho durante 2 años seguidos, como si fuera desgarrado por una sanguijuela? ¿Aguantar la menopausia? Y peor aún que lo biológico, es lo cultural, ¿Les gustaría estar siempre bajo la sombra del otro género? Para entender las jerarquías de género habría que responder primero a la paradoja del huevo y la gallina ¿Quién fue primero, el hombre o la mujer? La religión cristiana sostiene que Eva salió 1 por una de las costillas de Adán. Pero yo, que profeso el nadaísmo y el escepticismo, lo refuto. Me reservo mi propia interpretación de nuestro génesis. Para mí, Adán dio a luz a la mujer por alguno de sus costados, lo cual debió doler mucho, pobrecito. Tanto así, que al habérsele concedido el privilegio de reinar como amo y señor de la tierra, pidió su primer deseo: traspasar la procreación a las

las responsabilidades, de los sufrimientos constantes? ¿No será esa guerra un escapismo de la existencia, ya que la muerte es mucho más fácil de afrontar que la vida? En las guerras siempre hay un mayor número de hombres muertos, las muertes de los hombres por la guerra son instantáneas, curan el dolor, en cambio las mujeres que se quedan en el mundo sufren una muerte lenta, o peor aun, una vida que no es vida. Una soledad que exige valentía. Ya en las postguerras y con un déficit de varones, las mujeres reafirman la continuidad de la vida. La historia las ha hecho ver siempre sumisas a la sombra del hombre, pero la verdad es que no es el macho quien emplea la mujer, sino al contrario, la mujer usa al hombre para la continuación de la especie. Por ello hemos de reivindicarnos con el género femenino, hayan sido o no productoras de nuestras hazañas y desgracias, de nuestras alegrías y tristezas, hay que darles un lugar más valioso como se los dio León de Greiff en uno de sus poemas: 2

Foto: Luisa Fernanda López

El don y milagro de la vida fue desde entonces de las mujeres, y el de la muerte, de los hombres. Empero, el de la vida no se supo a ciencia cierta si fue una gracia o un infortunio, puesto que por el mismo lugar de gestación ellas habrían de sangrar a cuotas, como si estuvieran pagando un pacto divino por haber nacido después, como si fuera una premonición de la sangre que sería derramada entre los mismos hermanos, como si desde el mismo vientre la ley del mas fuerte hiciera prevalecer sus garras. La guerra fue hecha para los varones de las especies. ¿Tiene la guerra mucho de valentía? ¿O más bien de cobardía? ¿No será la guerra una forma de librarse de s constantes? ¿No será esa guerra un

Esta mujer es una urna // llena de místico perfume // Como Anabel // como Eulalia y Ulalume // y para mi alma que arde // en el dolor que la consume // esta mujer es una urna // llena de místico perfume. Si ser macho es ser valiente, entonces: ¡Para ser mujer hay que ser un verdadero macho! 1. Génesis 2:23 Dios notó que el hombre estaba solo y le mandó compañía, y el hombre dijo “Esto por fin es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada mujer, porque del hombre fue tomada ésta”. 2. Fragmento poema Rondeles León de Greiff

Dayron Londoño Cubides. Estudiante de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad del Quindío. Integrante del programa radial Zoofilia.

EL ROLLO 8  

Situación de la mujer en el S. XXI

EL ROLLO 8  

Situación de la mujer en el S. XXI

Advertisement