Page 1

LA NOCHE QUE NO SE OLVIDA En la época colonial, en la ciudad de Valladolid, existía en la loma de santa maría un parque donde todos los domingos se reunían las familias de Valladolid, hoy Morelia, para asistir a misa al convento de los benedictinos, y después de ahí compartir un tiempo en el campo que existía a un lado, lleno de arboles y con un pequeño lago entre ellos, con una vista impresionante del jardín de la nueva España.

Pero un día diferente a todos, las familias reunidas después de haber asistido a misa, se encontraban los padres de familia platicando entre sí, las mujeres de casa se encontraban platicando entre, si acerca de la socialite de Valladolid y por su puesto los hijos se encontraban jugando, con los caballos que se encontraban en la parte trasera del convento, y otros jugando con las pelotas lanzándolas de un lado a otro.

Entonces fue cuando ocurrió la tragedia, los niños que se encontraban jugando con las pelotas, lanzándolas de un lado se habían alejado un poco mas de la zona donde se encontraban todos, y se adentraron al montón de arboles y al momento de lanzar una pelota, el hijo menor de la familia Caballero llamado Juan tropezó y rodo hasta el pequeño lago, entonces los otros 2 niños corrieron a la zona donde se encontraban todos para, avisar de que Juan se había tropezado y había caído al pequeño lago, entonces todos corrieron a la parte donde supuestamente se encontraba e lago y al llegar a la zona, ya no encontraron a Juan.

Buscaron a Juan por todas partes por días y días y jamás lograron localizar a Juan. La familia Caballero estaba destrozada por la tragedia que le había ocurrido a Juan, entonces para no olvidarlo una noche asistió toda la familia caballero al lugar donde supuestamente había muerto su hijo, y esa noche prometieron al Diablo que el día que ellos lo olvidaran, el gritaría y lloraría todas las noches de octubre buscando que su familia lo recuerde por siempre.


Pasaron los años y llego la muerte de cada uno de los miembros de la familia Caballero, murió el ultimo de los hijos y dejaron de recordar la muerte de su hermano, y cuenta la leyenda que desde ese momento todas las noches de octubre, se puede observar en lo loma de santa maría en lo que hoy se ubica el Instituto Valladolid Preparatoria, en la ciudad de Morelia, una sombra corriendo por el patio central de la escuela y en momento se sienta a llorar gritando por sus papas como si estuviera perdido, como se ha pasado de generación en generación, unos cuentan que en las noche de octubre ven al niño sentado en la calle J.J Tablada, llorando y otros dicen que el niño corre por todos lado en busca de sus papas y llorando por el olvido de su familia.

El velador de la escuela asegura que en octubre se oye lamento por toda la escuela, dice que se escucha claramente la voz de un niño, que desconsolado busca a sus padres y cuando supuestamente el ha salido a buscar quien llora lo único que en encuentra son huellas de un pequeño pie, pero mojado y un gran escurridero de agua por todos lados.

Eso cuenta la leyenda de la noche que no se olvida.

LA NOCHE QUE NO SE OLVIDA  

Leyenda del Instituto Valladolid Preparatoria

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you