Issuu on Google+

EN LOS HUESOS DE ESTO POEMARIO DE GER ARDO LINO

ANDANDO

COLINA, MIR ALTA, SAMBEAT. CMS TRÍO.

POESÍA GERARDO LINO EN LOS HUESOS DE ESTO

LA COMBINACIÓN PERFECTA: LATIN JAZZ RAÚL FERNÁNDEZ

50 AÑOS DE RAYUELA

DE JULIO CORTÁZAR 1


CONTENIDO

Por Víctor Arellano

Número cincuenta y cuatro del suplemento Findesemana, con este número celebramos los cincuenta años de la aparición de una de las novelas cumbre del boom latinoamericano: Rayuela. Raúl Fernández escribió una obra clave para saber qué es el jazz latino con imágenes inéditas. El poeta poblano Gerardo Lino publicó el poemario En los huesos de esto, poesía de altos vuelos líricos. El CMS Trío, español de nacimiento pero latino de corazón, nos presenta su disco Andando, una muestra del jazz latino que se está haciendo en la madre patria de excelente factura. En la poesía una muestra del trabajo de Gerardo Lino y su más reciente libro. Que lo disfruten.

03

04

Un 28 de junio de 1963 apareció en los estantes de las librerías la novela de Julio Cortázar Rayuela, entonces empezó una leyenda que no termina. Dicen los que...

Para la mayoría de los críticos musicales y los músicos, el libro La combinación perfecta: Latin Jazz de Raúl Fernández, es el mejor libro escrito hasta el momento sobre...

06 El poeta tiene la obligación y el privilegio de ser él y ser los otros. El poeta es el escritor-artista que al vulnerar el lenguaje, convulsionarlo, imantarlo nos transforma...

08 Durante muchos años el jazz latino fue patrimonio exclusivo de los músicos latinoamericanos y de los estadounidenses, hasta que fue ampliando sus horizontes...

09 Mejor sería dejarse llevar, como toda cosa viva, meterse en el flujo de las horas, integrarse y dejar de ser uno, ser sin saber qué... 2


50 AÑOS DE RAYUELA DE JULIO CORTÁZAR Un 28 de junio de 1963 apareció en los estantes de las librerías la novela de Julio Cortázar Rayuela, entonces empezó una leyenda que no termina. Dicen los que saben del tema, como el estadounidense Seymur Menton, que Cortazar con Vargas Llosa, García Márquez y Carlos Fuentes, son las piedras angulares del llamado boom latinoamericano, movimiento literario que puso a América Latina en los ojos del mundo entero, sobre todo de la buscada Europa, empezando con España. CELEBRAMOS LA APARICIÓN DE UNA NOVELA CUMBRE DEL BOOM LATINOAMERICANO

R

ayuela es una novela que ha sido estudiada, diseccionada, analizada, vuelta al derecho y al revés, alrededor de ella se han construido teorías, manuales para su lectura y muchas tonterías, también. El mismo Cortázar se metió al juego de las supuestas, o reales, claves de Rayuela, cuando publicó 69, modelo para armar, una obra que supuestamente se ocupa del capítulo 69 de Rayuela. Cuando a Cortázar le preguntaba si su novela estaba llena de claves y trucos, simplemente reía y recomendaba que cada quien la leyera como quisiera. A Rayuela le han colgado muchos sambenitos en estos cincuenta años, ha generado tesis, seminarios, cursos, libros, congresos, discusiones en todo tipo de sitios, hay quien ha escrito propuestas para su lectura, hay quien la ha separado en tres partes: del lado de acá; del lado de allá y de otros lados. Hay quien la llama una novela revolucionaria, quizá lo es, se proponen dos maneras de lectura: lineal y no lineal, se dice que contiene tres perspectivas: la del narrador, la de Morelli y la de Oliveira. Se ha señalado que los temas de la novela son: bohemia, lo cotidiano, música y arte, estilo literario, amor, búsqueda y soledad. En algún momento de ocio, y seguramente con un dinero de por medio, Cortázar sugirió ordenar los primeros capítulos para una mejor lectura, también permitió que corriera el rumor de que había un capítulo que suprimió en la versión final, el 126 y que fue publicado por la Universidad de Pitsburgh en 1973, incluso armó una historia alrededor de este capítulo, señaló que en la lectura final de la novela, antes de que la mandara a la imprenta, notó que ese capítulo sobraba. Los personajes también han sido motivo de especulación en cuanto a si Cortázar los basó en personas reales, especialmente en el caso de la Maga, la cual está supuestamente basada en la alemana Edith Aron, a quien el escritor conoció en un viaje de barco de Buenos Aires a París, se trataron, tuvieron un breve romance y siguieron en contacto hasta la muerte de Cortázar. Viva, Edith Aron niega ser la Maga, niega encontrar rasgos de su vida y personalidad en ese personaje literario, señala que lo que sí es una realidad, es que al escritor latinoamericano que más disfruta traducir es a Cortázar y luego a Rulfo, aunque ha traducido a todos los integrantes del boom. De familia argentina, Julio Cortázar nació en Bélgica un 26 de agosto de 1914, pasó su infancia y juventud en varias ciudades argentinas, a partir de 1951 escogió a París como ciudad de residencia y en donde murió un 12 de febrero de 1984. Es un escritor que tuvo una gran capacidad de producción, el humor y una visión cáustica de la vida son las constantes de la mayoría de su obra, él consideró que El perseguidor, el cuento que escribió basado en la vida del saxofonista de jazz Charlie Parker, fue su mejor obra y que la novela Rayuela fue la que le costó más trabajo ya que tuvo que romper diques estilísticos y le hizo pedazos de muchas maneras, de tal manera que cuando envió a su editor la versión final de la novela afirmó que no le importaría morir en ese instante. Agregó que de todas las obras que escribió, fue Rayuela la que lo envolvió en su atmósfera más tiempo, fue con ella con la que llegó al límite de sí mismo y llegó a pensar que sería incapaz de llegar más allá.

3


RAÚL FERNÁNDEZ

La combinación perfecta:

LATIN JAZZ Para la mayoría de los críticos musicales y los músicos, el libro La combinación perfecta: Latin Jazz de Raúl Fernández, es el mejor libro escrito hasta el momento sobre este afortunado encuentro entre el ritmo afrocubano y el sonido del jazz afroestadounidense, fusión que ha infundido vigor a los públicos como ninguna otra música. A tal grado la aparición del jazz latino en el escenario internacional de la música ha causado revuelo, interés y atracción, que el Instituto Smithsonian colaboró en la publicación de este libro en una edición bilingüe y en el que se examinan las raíces y las rutas del jazz latino desde sus comienzos hasta su popularidad mundial hoy día. El libro contiene una abundante historia narrativa, entrevistas recientes con los grandes personajes del jazz latino y más de cien imágenes inusuales, el libro es un homenaje a la autoridad mayor de esta emocionante fusión musical. Para el autor la música latina y el jazz estaban destinados a enlazarse, ambos fluyen en tempos acompasados: ambos improvisan; ambos tienen origen africano, negro y surgieron en ciudades importantes: La Habana, Nueva Orleáns, Nueva York. Hoy en día el jazz latino es una de las músicas más poderosas del planeta. Así y todo ¿qué es el jazz latino? Raúl Fernández contesta esta pregunta y lo hace después de años de trabajar en bibliotecas, archivos, hemerotecas, fototecas y fonotecas, encontró personajes clave, lugares clave, momentos clave, organizados y explicados. Las conexiones cubanas, mexicanas y puertorriqueñas fueron cruciales en los albores del jazz latino, pero el eslabón más fuerte fue el forjado por un solo tumbador cubano negro llamado Chano Pozo, un compendio unipersonal de tradiciones. Pozo podía tocar, cantar y bailar rumba columbia, rumba yambú, rumba guaguancó, danzón, abakuá, lucumí y palo (congo criollo). Cuando llegó a los Estados Unidos a fines de los años cuarenta, ofreció un curso intensivo de energía y negritud creadora. Pozo llevó a Nueva York referencias cifradas a los santuarios congos de la Cuba negra. Es el caso de la composición de Pozo Blen, blen, blen, de fines de los años cuarenta, que subraya silábicamente la importancia del compás de la clave en el jazz latino y el mambo, pero

4


es también una de las primeras melodías de baile neoyorquinas en hablar abiertamente de las potentes medicinas vivificantes (ngangas) atendidas por los sacerdotes (paleros) de la religión congo-cubana. Blen, blen, blen era el mambo dentro del mambo. Las canciones con las que los sacerdotes llamaban a los espíritus –las canciones que comunicaban a los espíritus cuáles eran los problemas del palero- también se llamaban mambos. La palabra kikongo criolla para conversaciones o argumentos fue la palabra origen del baile famoso mundialmente. Raúl Fernández señala que muchos de los ejecutantes de los tambores cubanos no son sólo músicos, son intelectuales que protegen y difunden una tradición y revela la asombrosa polimusicalidad de los músicos cubanos que tocaban cinco o seis instrumentos, algunos que se han perdido como el laminófono africano, también llamado piano de pulgares, la marimbula e incontables ritmos de origen africano. El jazz latino es una medicina codificada como música.

5


6


EN LOS HUESOS DE ESTO

POEMARIO DE GERARDO LINO

E

l poeta tiene la obligación y el privilegio de ser él y ser los otros. El poeta es el escritor-artista que al vulnerar el lenguaje, convulsionarlo, imantarlo nos transforma siembre. Debido a la constancia de su trabajo, los fulgores de su talento y la amplitud de sus horizontes, el poeta nos da el privilegio de ser los otros y nosotros, ser uno con él y permitirnos hacer más sólidos y posibles nuestros sueños. ¿Es la poesía un arte de viejos? Puede ser, ¿cuándo, a qué edad, está uno en situación y condición de decir al mundo lo que ve, lo que siente, lo que piensa, cómo lo ve, cómo lo siente, cómo lo piensa? El poeta trasvasa la realidad y la escribe para decirnos lo que ve, lo que siente, lo que piensa de esa realidad que es de todos, pero que a la vez es de cada uno, única y nada más. Gerardo Lino es poeta de tiempo atrás, no sé si nació poeta, no sé si se nace poeta, lo que sí sé es que lo conocí escribiendo poesía y que sigue escribiendo poesía, posesionado por el demonio terrible de la poesía, ese demonio que cuando te toma nunca más te deja y te mueve a escribir en un delicioso suplicio creador. Gerardo escribe, exprime el lenguaje, le saca jugos insólitos, imágenes desconocidas, voces, gritos, ruidos, quejidos, improperios. El lenguaje es su herramienta, su preocupación, su jaula, su boleto a la locura, su libertad, su espacio, su aire. Hay personas que escuchan voces que nadie más escucha, hay personas que escuchan voces, las tomas y escriben con esas voces formando polifonías. En su transcurrir poético Gerardo ha ido escribiendo con voces, con esas y con otras. Todos los temas son sus temas, escribe, busca, encuentra, la poesía es el pretexto y la razón, escribe, ve pinturas, escucha músicas, se introduce en películas, lee, encuentra la poesía, su poesía y sigue buscando su voz a través de todas las voces. Escribe. En los huesos de esto es su más reciente poemario, publicado por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, es un libro tramado, pensado, escrito letra a letra, se nota, trabajado, respirado, vivido, sufrido, desgarrado, tiene girones de piel y manchas hemáticas, es un libro de poesía elusiva, que hay que leer y releer, masticar y masticar, deglutirla poco a poco, letra a letra, imagen a imagen. Labor de paciencia, de viejos, de serenos. Que en México aparezca un libro de poesía es una celebración, en Puebla todavía más, la poesía es la menos publicada y la menos leída de los géneros literarios, hay más poetas que lectores de poesía en nuestro país. Escribir es un acto solitario, leer es un acto solitario, leer poesía en México es un acto heróico, aunque si se quiere escribir, desde canciones hasta novelas, hay que leer poesía, el género literario que condensa lo mejor del lenguaje y de las historias. Celebremos pues la aparición de En los huesos de esto, el más reciente libro de Gerardo Lino, poeta, un libro para leerse y disfrutarse y que está ya en las librerías del centro de Puebla y, seguro, en la cadena nacional Educal. Leer poesía es, hoy por hoy, una de las actividades más excitantes y productivas de la vida. Leer a Gerardo Lino es además gratificante y encima es poblano, lo cual en materia de poesía no es poca cosa.


ANDANDO Colina, Miralta, Sambeat. CMS Trío.

D

urante muchos años el jazz latino fue patrimonio exclusivo de los músicos latinoamericanos y de los estadounidenses, hasta que fue ampliando sus horizontes y músicos de otras latitudes pasaron de escuchas a ejecutantes y quedaron inoculados del virus maravilloso de esa música nacida en los años cuarenta del siglo pasado. Hoy se compone, arregla y toca jazz latino por todos los rumbos del universo con mayor o menor fortuna, calidad y talento. Músicos de diferentes nacionalidades han aparecido en conciertos y grabaciones acompañando a las grandes estrellas del jazz latino, pero que se formen grupos en un país para tocarlo, es un fenómeno reciente, como es el caso del CMS Trío, formado en España con músicos españoles. El contrabajista Javier Colina, el baterista Marc Miralta y el saxofonista y flautista Perico Sambeat, forman el trío CMS, un trío que compone y toca jazz latino y lo hace muy bien. A Javier Colina lo conocimos en el maravilloso disco de Bebo Valdés y Diego El Cigala Lágrimas Negras, posteriormente grabó con Bebo un disco maravilloso de un dueto de piano y contrabajo grabado en el Village Vanguard de Nueva York, un disco imprescindible. Marc Miralta es el menos conocido de los tres, un baterista catalán que tiene ponch, que apenas inicia su andadura en el camino de la música y que dada su calidad le auguramos mejores momentos, más si sigue alternando con músicos de la calidad de Colina y Sambeat. Perico es el músico que mayor trayectoria tiene de los tres, formó parte del movimiento que por vez primera fusionó el jazz con el flamenco, a partir de entonces ha participado en innumerables grabaciones con músicos del flamenco y del jazz, lo mismo en grabaciones en las cuales ha incursionado en el hip-hop y en el rock. La iniciativa de formar el CMS Trío salió de él y escogió a los músicos adecuados para el tipo de música que tenía pensada. Y no se equivocó. Andando es un disco en el cual cuatro de los nueve cortes son composiciones de Perico, uno de Colina y cuatro arreglos a composiciones de diferentes músicos, entre ellas una versión insólita de Verdad amarga de Consuelo Velázquez, la autora de Bésame mucho. El equilibrio es una característica del disco, los tres músicos tocan para el trío, ninguno trata de sobresalir u opacar a sus compañeros, los tres tienen la oportunidad de mostrar sus talentos en solos discretos, mesurados, pero brillantes, en donde sueltan lo mejor que tienen para ofrecer. Aunque cada uno tiene su propia carrera y tienen mucho trabajo de estudio y en giras, prometen realizar periódicamente grabaciones y presentaciones con el trío, como es el caso de Andando que fue grabado y publicado en el 2009, posteriormente han publicado dos más con jazz latino también. El jazz latino goza de buena salud, fructífera salud, crece y se desarrolla por los cuatro puntos cardinales y en España por razones culturales más, este disco demuestra que Andando se hace camino y se demuestra el movimiento. Un disco disfrutable y si se quiere, hasta bailable. 8


POESÍA GERARDO LINO En los huesos de esto

Mejor sería dejarse llevar, como toda cosa viva, meterse en el flujo de las horas, integrarse y dejar de ser uno, ser sin saber quéPero vuelve a su obediencia, designios, impulsos, no se sabe, deja correr las fechas, allá, allá dichosas –lilas silvestres de mediados de otoño-, allá ellas, hundiéndose en el tiempoAquí el intento: disecar el instante o el fingido instante para cifrar el perpetuo matadero -nombrar la luz, sellarla.

9


Fin de semana 54