Page 87

Extractos discurso ex Director General Nelson Mery Figueroa “Cuando fui nombrado Director General, el 20 de marzo del año 1992, consideré que el destino me revelaba el claro comienzo de un camino para institucionalizar tan significativos conceptos (Ética profesional y Honor), toda vez que la Institución carecía de un código de ética. Por ello, dispuse su creación, publicándose así el primer Código de Ética Profesional de la Policía de Investigaciones, que exaltó el honor policial como la ‘suprema cualidad moral’ que demanda la voluntad de todos y cada quien de ‘autoimponerse’ cumplir y promover los deberes del Código de Ética con intachable integridad”. “…La disciplina por sí sola no pasa más allá de ser un conjunto de reglas para mantener el orden entre los miembros de una organización y la lealtad, por su lado, puede extraviarse por razones políticas, intereses individuales, falsas, hipócritas o equivocadas adhesiones. Los componentes Disciplina y Lealtad penden del Honor. En otras palabras, la trilogía de nuestro lema sin la observancia del Honor Policial, tal y como lo contempla nuestro Código de Ética; apaga su valor ideario y la divisa en cuanto ‘expresión de un ideal de una forma de conducta’, se desvanece. El honor policial es efectivamente la suprema cualidad moral, elevada a la virtud, que nos han heredado preclaros detectives y mártires institucionales, como un legado doctrinal de exigencias valóricas que componen el constructo ético institucional que vertebra nuestro Código de Ética, Promesa de Servicio, Himno de la Escuela Matriz y Lema Institucional, principalmente”. “Tengo la más absoluta certeza, de que la grandeza de la PDI radica, como ha sido siempre en todos sus integrantes, independiente de la función que cumplan o escalafón al que pertenezcan (…). Todos los funcionarios saben de que la misión fundamental de la PDI, de acuerdo a su Ley Orgánica, es investigar los delitos. Todos entonces deben contribuir conforme a su rol y estatus institucional a que esta misión se cumpla profesional y cabalmente”.

Detective

87

INSTITUCIONAL

Edición 170  

84 años consolidando el modelo investigativo para Chile

Advertisement