Page 1

3 1 2

DEPARTAMENTO

PREMIOS 2011/2012

LENGUA/ LITERATURA

de supervivencia me lo grita. No avanzo mucho, ya que el animal, rápido de reflejos, muerde mi abrigo por la manga para frustrar mi inminente huida del lugar. Le miro a los ojos, son verde esmeralda y parecen hablarme, pero no soy capaz de oírlo. Me relajo y por fin lo oigo: “No me unidos por el hielo; me giro para

EL LOBO GRISACEO

mirar al lobo de nieve y lo veo

dejes.” Entonces, libera mi manga para elevar

Tras unos segundos abro

fuera, sentado sobre sus patas

los ojos, tratando de no presionar

traseras aúlla con ferocidad al cielo.

con mis brazos el cuello del

Sé que es mi única oportunidad

grisáceo lobo que parece haber

para huir, pero la maestría del

decidido acompañarme. Gruñe

animal me atrae, como si su

Pero ambos sabemos que para que el

ligeramente para darme a entender

presencia escondiera algo más que a

otro sobreviviera, uno tenía que morir

que él también está despierto y

una simple pero hermosa bestia.

y como era de imaginar, los instintos

hambriento. Suspiro y me levanto sacudiéndome

la

ropa

para

deshacerme de la nieve que se ha adherido a mi grueso abrigo. Ando hasta lo que la noche anterior había sido una fogata que ahora se había transformado en cuatro palos

el hocico hacia mí, me agacho y le abrazo, murmurando en su oído: “No te dejaré.”

animales despertaron en el lobo que Regresa junto a mí y me lame la mano, señalando con el hocico la salida, abarrotada de la nieve de la noche anterior. Suspiro y sin más

acabó con mi vida, manteniéndonos juntos eternamente no sin un gran pesar mostrado en una lágrima de cristal.

remedio echo a andar, pero al ver que no se mueve corro para alejarme de él porque mi instinto

Irene Rodríguez Escobar (3º ESO B)


1 2

Lorem Ipsum

LA SOMBRA

también se había marchado. Lo último que se oyó, fue un grito ahogado y terrorífico en la espesura del bosque que rodeaba el pueblo.

Era

una

noche

de

primavera, la más fría que la

Toda la gente del pueblo salió de sus casas para hacer recordar, a

gente de aquel pueblo, tan

la humilde y amable anciana Aisel, que acababa de condenar a todo el

apartado

hubiese

pueblo. Pero en cuanto vieron a la niña, un extraño sueño, les hizo

Había

dormir profundamente. Aisel puso expresión como de extrañeza y a la

llegado al pueblo una mujer

vez de emoción incontrolable pero, sobre todo, de terror. Así que,

extraña y asustada, que corría sin

reprimió el impulso de ponerse a dar saltos y guardó un silencio

cesar, cargada con algo envuelto

sepulcral.

y

remoto,

experimentado

jamás.

entre sábanas. La mujer miró hacia atrás y no había nadie, ni nada capaz de envolver con tanto terror a una persona. De repente, una anciana abrió rápidamente la puerta de su casa ofreciéndola cobijo, a pesar de que las gentes del pueblo habían acordado no acoger

a

nadie

Al día siguiente de aquel suceso, se realizó una junta en la que se descubrió un trozo de madera escrito en el que la madre se disculpaba por las molestias, decía que su hija se llama Kishat y que la cuidasen bien pasase lo que pasase, que era especial. Todo el pueblo decidió que lo mejor era sacrificarla pero Aisel les convenció diciéndoles que tal vez más adelante les podría ayudar y, por ello, decidieron que la acogiera ella. Ya que todos menos Aisel, temían a la niña.

desconocido

Kishat era una niña bastante lista, expresiva, de carácter fuerte y

después de lo sucedido. La mujer,

racional, muy guapa, alta y con el pelo muy largo y tan negro como el

sin decir palabra, le entregó a una

ala de un cuervo. Pero también era muy solitaria y distante. Se decía que

niña envuelta entre mantas.

era poco sociable e incluso esquiva con la gente, pero para la anciana era

Cuando la anciana fue a

la alegría que llenaba su vida.

replicar algo, la mujer ya había

Kishat cumplía hoy doce años y había pensado ir, de buena

salido corriendo, y lo que quisiera

mañana y como todos los días, al bosque con su único amigo, un lobo de

que fuese lo que la perseguía,

hermoso pelaje negro ,blanco y con destellos grisáceos, al que llamó tiempo atrás Elkhas que, significa: “protector de la naturaleza”. Pero


4 3

3

antes, se dispuso a ir a desayunar con su abuela que estaba cocinando y esta, pronto se acordó de que ya era hora de que le explicase muchas cosas a su nieta. Le contó todo lo que ocurrió aquella noche; lo que sabía de aquel extraño sueño que les invadió a los pueblerinos; lo que podría hacer cuando creciese; y... todo lo que tenía que haberla contado hace tiempo pero que, por miedo a creer que no lo asimilaría, no dijo hasta esa misma mañana. Pero desearía no haberlo hecho.

había visto, ni nada que pudiese revelar

su

paradero

ni

su

existencia. Él la contestó diciendo No podía pensar con claridad pero daba igual, por mucho que le

que se llamaba Jack y prometió

doliese a su supuesta abuela que hubiera salido corriendo, a ella le había

que no diría nada si al día

dolido muchísimo más escuchar la verdad pero, sobre todo, le asustaba y

siguiente se encontraban en el

atormentaba el hecho de que todo aquello que estaba viviendo, fuese

mismo lugar y Kishat aceptó, pues

cierto. No se había dado cuenta pero había llegado a un lugar del bosque

no tenía otra opción. Sentía algo

que no conocía y pronto se empezó a asustar: oía ruidos extraños, veía

extraño y fantástico por aquel

sombras moverse, hacía un frío helador y la preocupaba su abuela, por que

chico, amor.

en el fondo sabía que era la única persona que la apreciaba, o mejor dicho, que se daba cuenta de que existía. Pronto se puso a llorar, con las rodillas encogidas y la cabeza apoyaba sobre ellas, pero cesó cuando vio que Elkhas aparecía entre la maleza.

Ella contenta de haber encontrado al chico de su vida se fue a su casa, pero de pronto, le vino una sensación escalofriante:

Habían pasado ya dos años y nadie del pueblo recordaba a Kishat, a

¿Y si era cierto que se convertiría

excepción de su abuela, que todos los días miraba por la ventana, con

en aquello que le contó su abuela,

expresión distante, para ver si ella volvía. Kishat había logrado sobrevivir

y mataría a aquel chico? Este

gracias a su destreza con el arco y a su fiel amigo y había construido una

pensamiento la atormentó esa

especie de casa de madera que, para las circunstancias, era bastante

noche, pues sus sueños o mejor

acogedora. Un día paseando por el bosque buscando agua, encontró a un

dicho, pesadillas, trataban de

chico de aproximadamente su edad, rubio y alto. Fue a conocerle, a

como con sus propias manos

preguntarle que hacía por aquel lugar... Y que no le contase a nadie que la

mataría a Jack.


Lorem Ipsum

Pero desechó esos pensamientos y decidió pensar en que aquello era ridículo e imposible. Al día siguiente fue al lugar acordado junto a su amigo Elkhas y Jack apareció, pero no precisamente como ella esperaba, iba corriendo cargado con un zurrón y con una espada afilada y desenvainada. Jack agarró a Kishat por el brazo, tiró fuertemente hacia él y ambos empezaron a correr como si la vida les fuese en ello. Siguieron corriendo durante bastante tiempo y Kishat seguía sin saber de qué huían, si es que eso hacían. Pasaron cerca de un río y Jack tiró de ella haciéndola entender que se sumergiera en él. Después de un rato una sombra pasó por delante del río ágil y veloz y, entonces, salieron del río. Estaban empapados, la noche caería pronto y hacía un frío helador así que buscaron un árbol hueco y, cuando encontraron uno, vieron que Elkhas había logrado encontrarles y se había tumbado al pie del árbol para descansar, Kishat y Jack pusieron espalda contra espalda y se durmieron.

—Hay en algún lugar desconocido una especie de portal que comunica dos dimensiones paralelas, la tuya y la mía. En ambas dimensiones hay el mismo pueblo, pero con algún cambio. Cuando tu madre te trajo al pueblo huía, te protegía de La Sombra, un ser extraño y muy veloz que como nadie sabe realmente que es, lo llaman La Sombra. Cada sesenta años nace en una dimensión, en tu caso, una niña que tiene un don que le permite hacer cosas increíbles y convertirse en seres

Nada más aparecieron las luces del alba, Elkhas despertó a los

que creías inexistentes. Todas las

dos jóvenes. Como la ropa seguía mojada, Jack sacó de su zurrón dos

madres van a ese pueblo cargadas con

vestimentas y un poco de pan para comer, se cambiaron de ropa y

un

comieron relajadamente. Después guardó las ropas mojadas y se puso en

dimensión es una niña, en la otra es un

pie. Intentó volver a echar a correr agarrando a Kishat, pero esta clavó

niño y La Sombra nota cuando un niño

bien fuerte los pies al suelo y no logró moverla. Él miró hacia atrás y

de estos nace porque en ese año

descubrió, por la mirada de Kishat, que esta no se movería hasta que no

resurgen dos de esos dones y, cuando

la diese una explicación sobre todo aquello. Ambos se sentaron a la

ya lo sabe, se despierta de su profundo

sombra del árbol y Jack comenzó a contar una historia:

bebé que,

cuando

en

una


1 2 3

sueño y esa noche acecha al pueblo.

marcha, vamos a la ciudadela,

Cuando la madre entra en el pueblo

seremos bien venidos. Jack agarró de

tiene cinco minutos para dejar al

nuevo a Kishat por el brazo y

niño o niña y salir del pueblo o si no

empezaron a correr de nuevo,

La Sombra puede entrar en él y ya

seguidos de Elkhas que no se

te puedes imaginar lo que ocurriría.

separaba de su protegida ni un

puerta tras ellos y se encendieron

Una vez que la madre sale La

segundo.

un montón de antorchas que

Sombra..., bueno, caza. Si alguien a partir de ese día sale del pueblo, La Sombra lo extermina, por tanto, cuando el niño tiene catorce años hay escasez de alimentos y entonces echan al niño del pueblo, le dejan expuesto al peligro y la mayoría no sobreviven.

Después de casi un día corriendo, llegaron por fin a la ciudadela y, como dijo Jack, eran bien venidos. Cuando llegaron, en la gran puerta había un ser extraño mitad hombre mitad caballo. Kishat le preguntó a Jack, entre susurros, que clase de ser era ese y Jack la

—Y si puede localizarnos, ¿por qué

contestó

diciendo

que era

un

no fue a mi casa?— preguntó

centauro guardián de la ciudadela y

intrigada Kishat.

por eso, iba armado con una lanza.

dejaban ver todo el esplendor de una gran sala color esmeralda decorada con todo tipo de plantas trepadoras y Kishat, con expresión de extrañeza, le dijo a Jack que las plantas estaban muertas. Jack se giró para prestar atención a lo que Kishat decía, pero esta no pudo continuar

ya

encapuchado

que

bajaba

alguien por

unas

escaleras haciendo un gesto y diciendo

unas

palabras

muy

—Dijiste que tu lobo se llamaba

—¡Deteneos, viajeros! —gritó una

extrañas que, al instante, los dejó

Elkhas así que es precisamente por

voz profunda y grave que provenía

paralizados. Aquel hombre volvió a

ello. Elkhas es tu protector del

del centauro. Los observó durante un

hacer un gesto aunque este era

elemento de la naturaleza, de la vida

rato y después mencionó: —Os

diferente

y, como te protege, La Sombra no

estábamos

aparecieron un montón de seres de

te ha podido encontrar. ¡Ah! Como

esperar a que llegue el señor.

esperando.

Pasad

y

no tienes armas, toma este arco así podrás defenderte. Y ahora en

Entraron por un gran pasillo oscuro pero, de repente, se cerró la

y,

de

repente,

forma antropomórfica, aunque no parecían humanos pero tampoco podían saberlo con certeza ya que


2 1 3

alguien encapuchado bajaba por unas escaleras haciendo un gesto y diciendo

unas

palabras

muy

extrañas que, al instante, los dejó paralizados. Aquel hombre volvió a hacer un gesto aunque este era diferente

y,

de

repente,

y así, hacer que las plantas la escuchasen y obedeciesen. Estas se enrollaron alrededor de los seres asfixiándolos y Jack aprovechó esa oportunidad para derrotarlos y una vez

lo

hizo,

el

encapuchado

sucesos

habían

acabado,

Jack

contado

que

explicó las cosas:

simplemente, desapareció.

aparecieron un montón de seres de Cuando

forma antropomórfica, aunque no

todo

terminó,

—Ya

te

había

parecían humanos pero tampoco

Kishat sintió una extraña sensación

tenemos un don y un don está

podían saberlo con certeza ya que

y cuando quiso darse cuenta, tenía

formado

estaban cubiertos con una gran

los dos brazos rodeados de verdes

elemento, tu cargo en la sociedad y

capa negra y una máscara haciendo

tallos de plantas, en las palmas de

tu naturaleza, es decir, el ser que

imposible la visión de cualquier

las manos tenía dibujado un símbolo

eres. El elemento es lo que acabas

parte de sus cuerpos. Aquellos

extraño sobre un árbol y tenía en la

de experimentar, todo eso que

seres comenzaron a rodearles pero

muñeca derecha un brazalete hecho

llevas por los brazos y en las manos

Jack consiguió, concentrando toda

de telas marrones y más plantas.

representa tu don: la naturaleza, la

su fuerza, deshacerse de la parálisis

Elkhas

estaba

vida. A mi lo que me ha ocurrido

y poder empuñar su espada para

experimentando ese fenómeno ya

es que con la mejora de mi espada

combatir. Había logrado vencer a

que sus colmillos se habían hecho

acabo de descubrir que mi cargo en

siete pero por cada uno que

más largos y afilados. Asustada le

la sociedad, es que soy un

mataba, dos más aparecían y

preguntó a Jack que era aquel

guerrero— explicó Jack alegre—.

Kishat frustrada por no poder

fenómeno,

estaba

Y a tu lobo le ha ocurrido lo

ayudarle, comenzó a emanar algo

distraído

propios

mismo, como es tu protector, si tu

de su cuerpo provocando la

problemas. La espada de Jack había

mejoras él también tiene que

resurrección de las plantas de

empezado a brillar y tenía una

hacerlo para protegerte mejor.

aquel lugar. Al ver lo que estaba

empuñadura con forma de dragón

Una vez descubras tu don, tendrás

logrando decidió concentrarse más

de color rojo. Una vez todos estos

un poder adicional.

también

pero con

Jack sus

por

tres

fases:

tu


1 2 3

Una

todo,

que harían y Jack la contestó

empezaron a buscar alguna salida ya

diciendo que tenían que separarse.

que la puerta estaba cerrada y no había

Elkhas la llevaría al Bosque de las

manera de abrirla. Decidieron que lo

Ninfas

mejor era subir las escaleras por donde

perfeccionar su poder de la planta,

había bajado el encapuchado y así

descubrir su cargo, el ser que es e

hicieron. Era una escalera de caracol la

intentar convencer a ninfas, tritones,

cual parecía no llevar a ningún lado, es

dragones del bosque, elfos... todo

decir, que aquel edificio era una torre

ser que pudiera combatir, de que la

y muy alta. Después de un buen rato

guerra era real y reclutarlos. Jack iría

subiendo escalones, por fin vieron una

al consejo para hacer lo mismo y para

salida al final de las escaleras. Cuando

ello,

salieron, estaban en un gran balcón

pergamino y de un mapa para que

desde donde se podía ver que la

Kishat no se perdiese. Jack la dijo

ciudadela estaba abandonada. Jack

que al quinto día se encontrarían en

encontró un pergamino en el suelo en

el claro Bosque de los Lamentos con

el

la legión preparada.

que

vez

ponía:

aclarado

“Habéis

logrado

donde

hicieron

tendría

dos

copias

que

del

estallar os dejaré moribundos y le dejaré el honor de mataros a mi señor, La Sombra. La guerra tendrá lugar dentro de seis días en las montañas cercanas al Bosque de los Lamentos. Haber si sois capaces de reunir un ejército para la batalla”. Kishat le preguntó que ahora

llegada de uno de los elegidos y su protector, les dieron una casa amplia de madera encima de un árbol, comida y a Kishat la vistieron con una blusa de media manga verde y unos pantalones cortos negros. Les llevaron ante la reina, que era un hada joven con un vestido azul y unas alas enormes y hermosas. La reina se llamaba Sanhy y fue la única

vencerme, pero solo habéis ganado una batalla. En la guerra que está apunto de

acogieron muy alegres, por la

Kishat se subió a lomos de

persona que leyó el pergamino y

Elkhas y este echó a correr a través

con la que durante un largo rato

de los árboles mientras Kishat

Kishat

miraba, con lágrimas en los ojos,

conversación. Sanhy creyó a

como cada vez estaba más alejada de

Kishat y dijo que en tres días

Jack, que ya había empezado a correr

tendría dispuesto el ejército y

en el sentido contrario. Después de

como se tarda un día en ir hasta

unas horas, Kishat y Elkhas llegaron

el lugar de la batalla, al cuarto

al Bosque de las Ninfas. Toda la

día

gente que vivía en aquel lugar les

hablando sobre su don y Sanhy

mantuvo

partirían.

una

Estuvieron


1 2 3

pensó que la mejor forma de averiguar

vistió con una camiseta verde de un

su cargo era poniéndola de centinela

solo tirante, la cual dejaba realizar

en las afueras del bosque, la asignaron

cualquier movimiento, y un pantalón

una zona y se subió a un árbol, probó

corto, también verde pero más

todo tipo de armas pero al usar el arco

oscuro e iba descalza. También

descubrió que su cargo era el de

llevaba un carcaj lleno de flechas y su

arquera. Su arco se llenó de plantas al

arco. Elkhas llevaba una armadura

igual que sus flechas y más tarde

ligera y Jack llevaba una armadura de

aprendió a envenenarlas. Sin que ella

caballero y su espada, aunque esta

se diese cuenta, los demás centinelas la

tenía un brillo diferente, el elemento

estaban poniendo a prueba para

de Jack era el fuego y era un mago

descubrir que ser era. Comprobaron

del Fuego Fatuo. Al día siguiente

su

su

comenzaría la guerra. Ya era el día y

velocidad...

la legión avanzó veloz y, una vez

agilidad,

inteligencia,

su su

destreza,

Descubrieron que era una excelente

llegaron,

estalló

la

batalla.

elfa. Había llegado el cuarto día,

Estuvieron casi todo el día luchando a

prepararon a todos los animales que se

muerte las dos legiones pero Kishat

podían montar, organizaron a los

se dio cuenta de que la sombra no

guerreros y los objetos necesarios y

estaba combatiendo si no que había

marcharon.

subido a la Montaña del Olvido y quiso intentar seguirle pero el

Cuando llegaron al Bosque de los Lamentos, Kishat y Elkhas fueron corriendo a ver a Jack y este traía una legión de ángeles, grifos, fénix, golems de fuego y hielo... y caballeros de la corte. Todos se estaban preparando para luchar: Kishat se

encapuchado de la otra vez la cortó el paso, mientras el encapuchado hacía hechizos Kishat usaba unas dagas ya que estaba a poca distancia y, cuando el hechicero estaba a punto de matarla, Elkhas le mordió en el

cuello matándolo. Kishat llamó a Jack y juntos subieron por la Montaña del Olvido y al llegar a una cueva, descubrieron que La Sombra estaba abriendo un portal

para

que

la

otra

dimensión que era como una copia y que estaba capitaneada por otra Sombra, entrase en la real. Jack y Kishat lucharon contra La Sombra mientras los guerreros del bando contrario al de La Sombra, gritaban de alegría haciendo ver que habían ganado. Kishat no paraba de lanzar flechas

envenenadas,

pero La Sombra era demasiado ágil y Jack intentaba clavarle la espada pero tampoco pudo. Pero gracias a un descuido, Kishat pudo retenerlo entre un montón de ramas y cuando


1 2

Jack iba a clavarle la espada La Sombra habló: —Malditos elegidos, os creéis que por derrotarme la puerta se cerrará y todo acabará, ¿no? Ja, ja, ingenuos —exclamó una voz grave, profunda y tranquila pero sobre todo siniestra. —¿Qué quieres decir? ¡Responde, sucia cucaracha!— gritó Jack. —Quiero decir que uno de los dos debe morir. Si queréis destruir esta dimensión tendrá que ser... ¡Ella!—dijo La Sombra, la cual sabía que Jack también sentía algo por Kishat—. Y si queréis destruir la tuya Jack, serás tu quien debe morir.— explicó La Sombra divertida. Jack clavó la espada en el corazón de La Sombra lleno de ira y frustración. —Mátame.— dijo Jack. —¿Qué? ¡No! Tiene que haber otra manera...— dijo Kishat con lágrimas en los ojos. —No la hay. ¡Mátame!— gritó Jack apunto de ponerse a llorar.— Mi dimensión es la copia y además oye a los guerreros celebrando la victoria, no puedes sacrificarlos. Hazlo... Por favor.

Y entre lágrimas Jack besó intensamente a Kishat clavándose a la vez el puñal de ella y así morir, entre sus brazos. Susana Mayenco Marco (1º ESO A)


1 2 3

ESTRELLAS MENSAJERAS Una tarde de tormenta en la que el sol no brillaba

—Oh, lucerito mío,

gente que estaba perdida

es por eso nuestro llanto.

su camino habéis guiado.

En este cielo sombrío tristes estamos brillando.

El viento sopla con fuerza, vosotras estáis arriba,

el cielo se estremecía,

En estas noches tan negras

hacéis que las travesías

las estrellitas lloraban.

no podemos descansar,

se crucen con alegría.

En tan grande inmensidad un lucero se encendió;

pues tenemos pesadillas y no podemos brillar.

Las estrellas están contentas, la luz que dan es eterna,

vio las estrellas llorando

—Estrellitas, estrellitas,

la luna las acompaña

y entonces les preguntó:

no debéis de llorar más,

brillando sobre la tierra.

—Estrellitas, estrellitas, decidme por qué lloráis

esa tristeza tan grande que desaparezca ya.

Si miras por la ventana las verás allá a lo lejos,

en esta noche tan ciega.

Caminos de fuego ardiente

y si las miras de cerca

Qué solitarias estáis.

agua pura habéis llevado,

recordarás sueños viejos.

VACÍOS

Esther Melgarejo Castillo (2º ESO D)

Un mundo abarrotado,

Como esos ojos que preguntan sin tener respuesta,

lleno de vacíos, lleno de nadas.

y el río que fluye, sin saber donde acaba,

Un mundo conectado,

y las gotas de lluvia que caen con fuerza,

lleno de seres inconexos.

para quebrarse y no ser nada.

Entre ellos hay vacíos. Aislados, infinitos y olvidados…

Y tú, que te vas sin poder sostenerte, ¿o soy yo quien se aleja mientras tú no me sostienes?

Las olas mueren anónimas en la arena,

Y al final, en un vaivén constante hasta la muerte,

y la luz avanza sin saber como parar,

espero y me esperas, pero ni yo voy,

y los árboles viven con la quietud en sus venas.

ni tú vienes.

El mundo está repleto de huecos sin llenar.

David Cables Chozas (3º ESO B)

Premiados 2011/2012  

Relatos y poemas premiados en el Certamen literario

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you