Issuu on Google+

 


Necesidad de la Juventud Comunista ¿Para qué es necesario una Juventud Comunista? ¿Qué puede ofrecer la Juventud Comunista que no ofrezcan otras organizaciones juveniles? Si el comunismo es una lucha política de lxs trabajadorxs, ¿qué soluciones puede ofrecer a los problemas de lxs jóvenes? ¿No será una lucha demasiado alejada del interés inmediato de la juventud? Éstas son algunas de las preguntas que lxs jóvenes nos hacemos al entrar en contacto por primera vez con colectivos de la Juventud Comunista. Nosotrxs, a través de este pequeño cuadernillo, vamos a tratar de dar algunas respuestas. Normalmente, el primer contacto que lxs jóvenes tenemos con el movimiento juvenil comunista se da en manifestaciones estudiantiles, a través de actos de propaganda en los institutos (pegatinas, pintadas, carteles...) o a través de compañerxs que simpatizan con este movimiento. También en asambleas y foros que se organizan en favor de la III República, contra la precariedad laboral, por la solidaridad con pueblos en lucha... Pero, ¿Por qué acudir a manifestaciones u otros actos de protesta? ¿Por qué lxs jóvenes comunistas reparten octavillas y pegan carteles? ¿Cuáles son los problemas que afectan a la juventud? Muchos de ellos están relacionados con el ámbito estudiantil y son muchas las lacras de nuestro actual sistema educativo. La educación está concebida, hoy día, como una empresa más que ha de generar dinero, una educación donde prima el elitismo del colegio y la universidad privada, una educación concebida dentro del concepto de competitividad. Lxs estudiantes, hoy, tienen que enfrentarse al reto de una educación pública degradada por la falta de fondos, por la masificación de las aulas y el autoritarismo en la gestión. Los Consejos Escolares no funcionan como verdaderos órganos de participación democrática y una mala planificación del sistema de estudios está fomentando el pasotismo y el desinterés generalizado, lo que desemboca en altos índices de fracaso escolar.


Además, los precios públicos que se pagan en las universidades hacen que lxs estudiantes tengan que pagar por lo que en teoría es un derecho de todos cubierto por el Estado. Ante todo esto, los comunistas defendemos una educación pública y gratuita, laica, mixta, participativa y única, en la que el aprendizaje crítico fomente el interés de todos, bajo un régimen de igualdad democrática entre educador(a) y alumnx. Sin embargo, como comunistas no nos quedamos únicamente en esto. Lxs comunistas consideramos la realidad social como un todo, y la lucha estudiantil no puede entenderse si no es en el marco de la lucha política por una sociedad socialista. De hecho, los altos organismos mundiales del sistema marcan las pautas a seguir tanto en asuntos de índole económica como en temas educativos. La directiva de Bolonia es únicamente un ejemplo más de cómo las élites rectoras de la burguesía marcan el ritmo al que bailan las instituciones capitalistas de cada rincón del mundo. Fuera del ámbito estudiantil, las cosas no mejoran para lxs jóvenes. La precariedad laboral, cada vez mayor debido a las sucesivas reformas laborales, es el destino al que nos empuja un sistema injusto cuya principal fuente de ganancias está en la creación de capital con la mínima retribución posible en salarios. Sólo así se entienden las condiciones de trabajo de la juventud, sometida a contratos temporales, ETTs, despidos casi gratuitos... Por eso mismo, se impone una lucha global en todos los frentes. Este sistema, el capitalista, es el sistema en el que unxs pocxs privilegiadxs obtienen grandes beneficios a costa de la gran mayoría. No podemos limitarnos a tratar de enmendar los problemas que el capitalismo crea; tenemos que ir a la raíz del problema y oponernos a ella. Nuestra alternativa es el socialismo. La lucha por el socialismo es la lucha de lxs perjudicadxs por el capitalismo, es la lucha de la clase obrera, de la mujer trabajadora, de lxs que sufren la xenofobia y el racismo,... pero también es la lucha de la juventud.


Esta lucha en todos los ámbitos requiere una vanguardia organizada y consciente que de una solución global en todos los frentes, y ésta no es otra que el Partido Comunista. La Juventud Comunista tiene la misión de incorporar a lxs jóvenes a la lucha por la transformación revolucionaria de la sociedad, y a la construcción del socialismo. Los Colectivos de Jóvenes Comunistas: una organización comunista de carácter político juvenil Los CJC somos la organización de vanguardia de la juventud, en su lucha revolucionaria por el socialismo. Esta afirmación podría parecer sectaria si no se matizase. Si aspiramos a ese papel de vanguardia es porque nuestro fin es la construcción del socialismo. Sin embargo, no somos una organización de "iluminados", sino que estamos compuestos por una militancia consciente que lucha en el día a día para construir poco a poco las condiciones necesarias para la transformación revolucionaria de la sociedad. Caben aquí 3 consideraciones: -Los CJC utilizan el marxismo-leninismo como método de análisis de la sociedad. -Los CJC somos una organización comunista juvenil, no un "partido en pequeño". Por tanto, nos corresponde dar respuesta a las realidades que se le presentan a la juventud. -Los CJC, además, somos la organización escuela donde los jóvenes adquieren una formación como comunistas para engrosar en el futuro las filas del PCPE (Partido Comunista de los Pueblos de España). Algunos de los elementos que nos caracterizan, y en los que siempre tenemos que profundizar, son, entre otros, un método de trabajo colectivo a todos los niveles, la aceptación democrática de los acuerdos de la mayoría y su aplicación colectiva o la crítica y la autocrítica, de manera que ésta sirva para la superación colectiva. También la participación de todos, evitando la práctica del dirigismo, el aislamiento o la desorganización de algunos colectivos.


Cómo se organizan los CJC Nuestras normas se basan en el centralismo democrático, de acuerdo con la teoría leninista de la organización. Sus rasgos distintivos son: -Carácter electivo de todos los órganos de dirección, de abajo a arriba. -La dirección, obligatoriamente, tiene que rendir cuentas de su gestión. -Libre participación de todos los militantes en la discusión y elaboración de la línea política. -Obligatoriedad de que todos asuman las decisiones adoptadas por mayoría. -No se permiten fracciones institucionalizadas dentro de la organización. Por supuesto, esto jamás podrá entrar en conflicto con el derecho de expresar opiniones diferentes. Estructura de los CJC Los CJC tienen la siguiente estructura y organización: 1- El Congreso

El máximo órgano de decisión de los CJC es el Congreso, que debe realizarse con una periodicidad máxima de cuatro años. -El Congreso define la orientación política de los CJC, elige al Comité Central y aprueba los principios orgánicos de los colectivos. -En el Congreso, los CJC realizan un balance colectivo de su trabajo. -Es competencia del Comité Central convocar el Congreso y definir las normas de representación en el mismo. Cualquier colectivo puede pedir al Comité Central la convocatoria de un Congreso extraordinario. Éste considerará la propuesta y podrá ponerla a discusión y consulta de los colectivos. -Si 2/3 de los militantes de los CJC lo proponen, el Comité Central tiene la obligación de convocar un Congreso extraordinario. 2- La Conferencia

El Comité Central puede convocar la una Conferencia Estatal de los CJC


para tratar temas específicos de gran relevancia. Se trata, pues, de definir la postura que adoptan los CJC ante un asunto concreto. -Participan en la Conferencia el Comité Central, los responsables políticos de los colectivos o, en su defecto, un representante elegido por el plenario del colectivo. Además, también participa un 10% de la organización, que será elegido por el Comité Central a propuestas de las organizaciones. -La Conferencia no puede adoptar acuerdos relativos a los principios orgánicos o a la línea política, ni podrá modificar en más de 1/3 la composición del Comité Central. Por lo demás, los acuerdos conferenciales serán vinculantes al conjunto de la organización. 3- El Comité Central

Es el máximo órgano de dirección de los CJC en el intervalo de dos Congresos. -Tiene competencias para dirigir el trabajo político, ideológico y organizativo de los CJC, de acuerdo con el mandato del Congreso. También administra los recursos financieros y convoca el Congreso. -El Comité Central tiene derecho a incrementar el número de miembros que lo componen. Sin embargo, este aumento no podrá superar el 25% respecto al Comité Central elegido en el Congreso. -El Comité Central elige de entre sus miembros al Secretario General, y a propuesta de este, al Comité Ejecutivo y al Secretariado. El Comité Central aprueba el número y la composición de las Comisiones y Secretarías necesarias para asegurar la profundización y enriquecimiento del trabajo de los CJC. Además, el Comité Central aprueba la constitución de comités intermedios. 4- El Comité Ejecutivo

Es la máxima dirección política de los CJC entre reuniones del Comité Central. -Desarrolla la política de los CJC en la línea de lo marcado por los acuerdos congresuales y por lo decidido en las reuniones del Comité Central.


5- La Comisión de Garantías y Control

La Comisión interviene en el caso de que un camarada que haya sido objeto de sanción presente un recurso. El Congreso es el único organismo que puede modificar las resoluciones de la Comisión. Los comités intermedios (locales, comarcales, intercomarcales,...) coordinan a diferentes colectivos y, a la vez, ejercen de dirección política sobre su ámbito geográfico. El colectivo es el organismo básico de los CJC, por lo que de ellos depende la fuerza y extensión de los CJC. Es el lugar de participación, discusión y elaboración política. Los colectivos suelen constituirse territorialmente, por barrios o localidades, pero también en aquellos lugares donde concentran gran cantidad de jóvenes (centros de enseñanza o de trabajo). Los colectivos tienen una doble vertiente. La primera, de carácter externo, consiste en planificar y desarrollar el trabajo relativo al movimiento juvenil. La segunda vertiente, de carácter interno, consiste en asegurar que todos los militantes tengan la posibilidad de formarse, con la vista puesta en conseguir un papel dirigente dentro del movimiento juvenil. Cada camarada debe desarrollar un trabajo determinado dentro del colectivo. Dentro de cada colectivo existen, por lo menos, las siguientes responsabilidades básicas. Responsable político:

-Coordina el resto de responsabilidades. Tiene una visión global de la organización. -Vigila el cumplimiento de la línea política general. -Elabora documentos de carácter político general. Responsable de organización:

-Garantiza el enlace entre los órganos superiores e inferiores, trasmitiendo la información y la línea política. -Ayuda, asesora y efectúa el seguimiento de las actividades de las organizaciones dependientes de su responsabilidad, evitando el aislamiento de algún colectivo o comité intermedio.


-Controla y asegura el crecimiento numérico de la organización. -De él depende la vida y el funcionamiento del colectivo (convocatoria de reuniones, actas...). Responsable de agitación y propaganda:

-Dirige el órgano propio de propaganda, controlando su distribución y midiendo su eficacia. -Desarrolla un plan de agitación. -Asegura, junto al responsable de organización, el crecimiento numérico de la organización. Responsable de finanzas:

-Elabora el plan de finanzas, con base en las necesidades de la organización, controlando su cumplimiento. -Sintetiza las necesidades de los órganos superiores e inferiores. Los CJC y el PCPE están comprometidos con la misma lucha, por ambos forman el mismo proyecto político. Por tanto, dentro de los CJC se han de evitar dos corrientes erróneas: el "independentismo" y el "paternalismo", es decir, tanto actuar como si la Juventud Comunista fuese algo completamente diferente al Partido Comunista, como no hacer ninguna distinción entre ambos y creer en la simple subordinación. Somos comunistas comprometidos con la lucha por el socialismo y el comunismo y, desde diferentes ámbitos, CJC y PCPE luchamos día a día por la construcción de una sociedad más justa.

Preguntas:


1- ¿Cuáles son los principales problemas que afectan a la juventud hoy día? 2- ¿Qué une, por ejemplo, la lucha de los jóvenes estudiantes con la lucha contra la precariedad laboral? 3- ¿Qué quiere decir que se requiera una lucha global en todos los frentes? 4- ¿Qué quiere decir que los CJC sean la vanguardia organizada y consciente de la juventud? 5- ¿Qué diferencias existen entre el Partido Comunista y la Juventud Comunista? Explica que quiere decir que los CJC no son un "partido en pequeño". 6- Explica brevemente qué es el marxismo-leninismo. 7- ¿De qué manera podrían anticipar los militantes de los CJC la celebración del Congreso? ¿Podrían pedir la organización de un debate, por ejemplo, sobre la cuestión nacional? ¿Cómo? 8- Según el centralismo democrático, ¿Cómo debe ser la relación entre un responsable de agitación y propaganda de un colectivo de base, por ejemplo, y el mismo responsable a nivel central? 9- ¿Cuántos comités intermedios puede haber entre un colectivo de base, como por ejemplo el del colectivo de Alicante, y el Comité Central?

Cuestiones para el debate: 1- ¿Por qué se dice en el cuadernillo que el socialismo es la alternativa al capitalismo? 2- ¿Podrían solucionarse definitivamente los problemas de la juventud bajo el capitalismo? Por ejemplo, ¿podría solucionarse el problema de los estudiantes jóvenes manteniendo el actual sistema capitalista? ¿Por qué o por qué no? 3- En los estatutos de los CJC se afirma explícitamente que no se permiten fracciones organizadas dentro del partido y la juventud. ¿Limita esto la libre expresión de ideas y debates dentro de la organización? ¿Por qué o por qué no?



La organización leninista