Issuu on Google+


Cuando en el mundo se vive las consecuencias de la más grande crisis económica del sistema capitalista, dentro de la globalización, manifestación actual del imperialismo, y se desenvuelve una nueva ola revolucionaria dentro de la cual los comunistas bregamos por defender la vigencia y validez del marxismo, en especial del marxismo-leninismo-maoísmo, así como por la constitución o reconstitución de verdaderos Partidos Comunistas que apliquen la ideología en la solución de los problemas nuevos del momento en garantía de rumbo hacia la meta. Cuando en el país el régimen aplica la evolución del capitalismo burocrático elevando más el neoliberalismo en la globalización en contra de los intereses del pueblo y al servicio de la gran burguesía compradora y del imperialismo principalmente norteamericano, prosiguiendo con un sistema de gobierno centrado en presidencialismo. Y cuando el pueblo peruano desenvuelve su propio camino defendiendo sus derechos y libertades democráticas en el nuevo momento de la lucha popular aún carente de rumbo comunista, el Partido Comunista del Perú emite dos pronunciamientos públicos: ¡Viva la publicación del libro “De puño y letra” del Presidente Gonzalo! y ¡Desenvolver el nuevo momento de lucha política sin armas guiándose por el pensamiento gonzalo arma ideológica estratégica, específica y principal para el Partido!

2


¡VIVA LA PUBLICACIÓN DEL LIBRO “DE PUÑO Y LETRA” DEL PRESIDENTE GONZALO!

I. PROFUNDAMENTE REMOVIDO EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ EXPRESA SU FERVIENTE SALUDO Y RECONOCIMIENTO COMUNISTA AL PRESIDENTE GONZALO POR LA PUBLICACIÓN DEL LIBRO “DE PUÑO Y LETRA” Enfrentando 17 años de pérfida e ilegal cadena perpetua, así como la negación absoluta de sus derechos fundamentales, con inalterable convicción ideológica el Presidente Gonzalo rompe una vez más el aislamiento absoluto y perpetuo de la Prisión Militar de la Base Naval del Callao para llegar al Partido y las masas populares con sus escritos de estrategia legal compilados por camarada Míriam en el libro “De Puño y Letra”, contribución decisiva en el esclarecimiento histórico de la guerra popular librada en la década del 80 y comienzos del 90 del siglo pasado, que se constituye en arma política para fortalecer el espíritu militante y la conciencia de las masas. Destaca la ejemplar y conmovedora actitud comunista que muestra en la estrategia de defensa aplicada en el megaproceso en su contra, el desinterés absoluto por su persona centrando en la libertad de todos los prisioneros políticos y prisioneros de guerra del país, el rechazo completo con su silencio total durante el proceso, luego de asumir con entereza su responsabilidad sin un ápice de victimización, la cruda comprensión de su realidad, la férrea decisión de entregar lo que le resta de vida a la lucha por la libertad de todos los que siguieron su llamado. Resaltan los fundamentos político legales que desentrañan el sistema legal antisubversivo, el cual alejándose del propósito de justicia, no es más que un arma constitutiva de la guerra contrasubversiva basada en la concepción militarista de aniquilar 3


como sea al enemigo y hundirlo de por vida si ya vencido, de ahí la tergiversación de la realidad de un hecho político como la guerra popular que suplantan como si fuera un conjunto de actos delictivos que llaman “terrorismo” para espantar; de ahí que tilden a sus protagonistas de “terroristas”, estigmatizándolos para escarmentar, ocultando la esencia revolucionaria de los hechos así como la calidad de revolucionarios de los actores. Punto de partida fallido sobre el cual levantan todo su sistema legal, mas si la ley no refleja la realidad ¿de qué justicia se puede hablar? Sus juicios y sus leyes antisubversivas son esencialmente políticos en interés de defender al puñado de mandones que oprimen y explotan a las inmensas masas mayoritarias y nada tienen que ver con la justicia, son efectivamente instrumentos de su estrategia de guerra contrasubversiva que arbitrarios imponen basándose en una opinión pública creada por ellos mismos a través de los medios a su servicio. ¡Con suma claridad de los fundamentos marxista-leninistamaoístas del Presidente Gonzalo en la estrategia legal se desprende que la guerra popular es un hecho político, por lo tanto corresponde una solución política! Es innegable que el período histórico signado por el Presidente Gonzalo ha concluido y encontrándose 17 años al margen de la lucha de clases y de la dirección concreta del Partido, su papel ha terminado como él mismo lo registra de la palmaria realidad en sus escritos. Ésta es una dolorosa situación que tenemos que afrontar. Con convicción comunista la asumimos reafirmándonos en primer lugar en que ha garantizado la dirección proletaria del Partido desde los 60 hasta hoy, elevándolo a su más alto desarrollo en la dirección de la guerra popular; en segundo lugar, en su decisión proletaria de entrar a una nueva y cuarta etapa partidaria guiada por la Nueva Gran Estrategia, sin la cual el Partido habría sido destruido y gracias a ésta el Partido existe y se desarrolla. 4


En tercer lugar, en que tenemos su imperecedero pensamiento que contiene la riquísima experiencia de la fracción roja de Ayacucho; la reconstitución del Partido; los doce años de guerra popular; el haber definido el maoísmo como nueva, tercera y superior etapa del marxismo; así como también la Nueva Gran Estrategia para la cuarta etapa partidaria, nuevo rumbo abierto en 1993: pasar de lucha política con armas a lucha política sin armas. Pensamiento proletario que se constituye en aporte decisivo para el nuevo desarrollo del marxismo, cuya aplicación sirve a resolver los problemas nuevos de la revolución proletaria mundial. En una palabra, asumimos la nueva realidad tomando al Presidente Gonzalo como continuador de Marx, Lenin y el Presidente Mao, y al pensamiento gonzalo como arma ideológica estratégica, específica y principal para aplicarlo a la solución de los problemas nuevos que se presentan. Reconocimiento que el Partido con júbilo comunista entrega a todos los comunistas, al proletariado y los pueblos del mundo. El problema de dirección sigue siendo el problema principal del Partido y demandará tiempo y condiciones forjar una nueva Jefatura, pero señalamos con claridad: para el Partido Comunista del Perú el Presidente Gonzalo es lo más alto que la revolución peruana ha generado, jamás podrán borrar su trascendente papel como Jefatura del Partido y la revolución y cualquiera sea su condición será siempre Presidente del Partido, nuestra Jefatura, como ayer, hoy y siempre ¡Viva el Presidente Gonzalo! Esta dirección hace el compromiso público de cumplir su papel a la altura de la necesidad del momento y no dejar de luchar ni un instante por defender al Presidente Gonzalo y su poderoso pensamiento, centrándose en cambiar su condición y conquistar su libertad.

5


II. CON GRAN INDIGNACIÓN EL PARTIDO REPUDIA LA NUEVA CAMPAÑA NEGRA MONTADA POR LA REACCIÓN PERUANA CONTRA EL PRESIDENTE GONZALO A RAÍZ DEL LIBRO La compilación “De puño y letra” irrumpió en la política peruana como catalizador que revela subsistentes contradicciones en la sociedad, emplazando a las diferentes clases sociales a manifestarse, mostrando a la vez la autoridad del Presidente Gonzalo y el peso del Partido, a pesar de no vivir uno de sus mejores momentos y tener a sus máximos dirigentes 17 años en prisión. Para todo el Partido el libro ha tenido la repercusión más importante en la aplicación del nuevo momento de la cuarta etapa partidaria. Para las masas ha significado el elemento necesario en la búsqueda del rumbo de sus luchas. En el campo del pueblo en general despertó esperanzas y se sintió el aprecio cada vez mayor al Presidente Gonzalo como comunista ejemplar hasta el fin. Al comprobar esta repercusión, y como no podía ser de otra manera, en el campo de la reacción montaron oficial y públicamente otra de sus campañas negras contra el Presidente Gonzalo; en vez de entrar al pendiente debate de ideas respecto al más trascendente movimiento social revolucionario, atacaron a la persona pintándola de negro por un libro que ni siquiera habían leído; enfilaron contra la ideología, negaron su entrega total a la revolución, su desinterés personal absoluto, sus cualidades de gran intelectual y hasta negaron públicamente su condición de persona con derechos. Campaña proveniente del propio Estado peruano comenzada por el señor Presidente de la República, quien presionó públicamente al Juzgado para negar un derecho que por ley les asiste a nuestros camaradas impedidos de visitarse, tildando el derecho a la visita familiar de “premio a dos demonios”; también llamó a la unidad de 6


todos los peruanos en contra de un supuesto “peligro senderista” sembrando confusión al juntar la acción política del Partido Comunista del Perú con la acción armada del grupo antimaoísta, antipartido comandada por los mercenarios del VRAE, expresamente sobredimensionada, para justificar su política represiva contra el pueblo, que rechaza, luchando, su plan de evolución del capitalismo burocrático. La intervención del Ministro de Justicia se sumó a la anterior opinión en una respuesta mezclada de inquisición, macartismo y estilo Luis XIV ¡“El Estado soy yo”! arrasando buena parte de sus instituciones por supuestamente haber “permitido” la ¡escritura, publicación y presentación pública del libro! El coro fue acompañado por la Comisión de Justicia del Congreso presidida por el fujimorismo, en la que en abierta alianza electorera meses antes blandía proyectos represivos, entre ellos un paquete de medidas para combatir al grupo del VRAE, dentro del cual figuraba la negación de los beneficios penitenciarios a todos los prisioneros de guerra y presos políticos del Perú. Ideas todas de raigambre reaccionaria que usan como pretexto el llamado “terrorismo” para agrandarlo y mantener o promover medidas represivas, antipopulares con el fin de contener la justa respuesta del pueblo a su permanente postergación económica y política. En este panorama también se ha visto que miembros del propio partido de gobierno evidenciaron sus contradicciones con el Ministro de Justicia, y quienes fielmente lo siguieron fueron mucho menos que antaño. No obstante, se ha abierto una investigación policial y fiscal a demanda del Procurador del Estado por delito de apología contra nuestros dos camaradas y también contra todos los abogados del megaproceso, extendiendo la persecución a sus familiares; la 7


intención es clara: negar todos los derechos al Presidente Gonzalo y la camarada Míriam, y dejarlos sin defensa en un momento en que han interpuesto el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. No podemos dejar de citar a ciertos personajes que ayer saludaron gozosos la inhumana, ilegal e inconstitucional cadena perpetua contra el Presidente Gonzalo y camarada Míriam; y que hoy aplauden les nieguen derechos, así como la persecución por ideas, sin refutar la estrategia legal. Tampoco podemos dejar de rechazar la respuesta hepática e irracional de aquél que, poniéndose por encima de los demás vive siempre a espaldas de los de abajo cumpliendo el nefasto papel de tergiversar la verdad de los hechos históricos y fomentar la persecución eterna de los revolucionarios. La respuesta reaccionaria inquisitorial y macartista de unos e irracional y excluyente de otros, tiene un idealismo común que los une en el fondo y refleja el odio de clase a las ideas del marxismoleninismo-maoísmo y su aplicación en el Perú, no toleran la voz discrepante, clara y radicalmente opuesta a sus intereses, quieren preservar su pensamiento único conservador y sometido. Atacan a los revolucionarios usen o no las armas, estén o no tras las rejas, actúen, piensen, hablen o escriban, no lo toleran en absoluto porque los desnudan de pies a cabeza, de ahí su pretensión de excluirlos, perseguirlos, destruirlos o sepultarlos vivos. Es por esto que el Estado peruano y sus adláteres persisten en ensañarse contra lo más representativo de la revolución peruana: el Presidente Gonzalo, y no satisfechos con su aislamiento absoluto y perpetuo ni con su cadena perpetua, cada cierto tiempo desatan sistemáticas campañas de desprestigio en su contra buscando aislarlo de las masas y pintar de negro la revolución por él dirigida, también esta vez en que la camarada Míriam compiló los escritos de defensa legal del Presidente Gonzalo. 8


Pero como la realidad se impone, lo reaccionario y recalcitrante encuentra siempre el rechazo del pueblo y de los verdaderos demócratas, progresistas o nacionalistas; así, en esta campaña, de esta fuente salieron claros rechazos a la prohibición del libro y la persecución a sus autores, presentadores o simples concurrentes. El PCP considera que ya es tiempo de entrar al necesario debate libre, directo y democrático de los hechos ocurridos en la década del 80 y comienzos del 90 para que la sociedad peruana comprenda que se trata de un hecho político que requiere una solución política. Ni con juicios, museos o reparaciones simbólicas, ni rehuyendo responsabilidades, ni persiguiendo, ni tapando la boca a los revolucionarios podrá acabarse con este hecho político. Por eso el PCP propone ¡Solución política, amnistía general y reconciliación nacional!, lo que exige rechazar y terminar con la política de “¡Ay de los vencidos!”, de la cual sólo se podría preciar una dictadura abierta. III. ¡VIVA LA PUBLICACIÓN DEL LIBRO “DE PUÑO Y LETRA” DEL PRESIDENTE GONZALO! ¡CERRAR FILAS CON EL PRESIDENTE GONZALO! ¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ! Como ayer, el Partido Comunista del Perú sale en defensa del Presidente Gonzalo, el más grande marxista-leninista-maoísta que la revolución peruana generó ¡Defender su trascendente papel histórico en la revolución peruana y su aporte decisivo a la revolución mundial! ¡Defender el pensamiento Gonzalo aplicación creadora del marxismo-leninismo-maoísmo a la realidad! ¡Abajo el juicio por apología! ¡Libertad de expresión, difusión y defensa de sus ideas! ¡Abajo la campaña negra persecutoria de la reacción peruana! Comité Central Partido Comunista del Perú. Perú, Diciembre 2009 9


¡DESENVOLVER EL NUEVO MOMENTO DE LUCHA POLÍTICA SIN ARMAS GUIÁNDOSE POR EL PENSAMIENTO GONZALO ARMA IDEOLÓGICA ESTRATÉGICA, ESPECÍFICA Y PRINCIPAL PARA EL PARTIDO! I. CON PROFUNDO ODIO DE CLASE EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ HACE PÚBLICA SU CONDENA AL GRUPO ARMADO DEL VRAE COMANDADO POR MERCENARIOS QUE TRAFICAN CON EL NOMBRE DEL PARTIDO Y LA IDEOLOGÍA COMUNISTA. Con la detención del Presidente Gonzalo se descabezó la dirección política proletaria del Partido y por ende de la guerra popular que en doce años había pasado de la defensiva estratégica al equilibrio estratégico, siendo julio ’92 el momento más alto de su desarrollo. Quedó pendiente el balance del IV Gran Plan Estratégico de desarrollo de la guerra y la aprobación del V con su correspondiente VI Plan Militar, tareas que el Tercer Pleno del Comité Central debía tratar en su pendiente culminación. El descabezamiento significó un giro estratégico en la correlación de fuerzas entre revolución y contrarrevolución desfavorable a la primera, situación que se veía a nivel internacional desde finales de los ochentas. Contexto que planteaba, nuevos y muy serios problemas a la revolución proletaria mundial de la cual la peruana es parte. Es decir, el Partido vivió un problema de dirección política proletaria decisiva para el rumbo correcto de su desarrollo y de la guerra popular por él dirigida, producido en un momento complejo de la revolución peruana y mundial. 10


El Comité Central tenía la obligación de analizar las causas de la detención de su Presidente y demás dirigentes, la situación del momento, sus derivaciones, y la perspectiva a seguir, proponiendo una solución concreta al problema concreto. Contrariamente, quienes debían hacerlo, soslayaron por completo el III Pleno y sin reunirse ni analizar como correspondía, dieron un golpe al Partido usando la fuerza de las armas, aprovechando el descabezamiento de la dirección proletaria; solo así pudieron desatar su empollada línea oportunista de derecha que se venía oponiendo a desarrollar la guerra con desviaciones derechistas y extremismos militaristas. Oportunismo que con el cambio de dirección perseguía el cambio de línea, el cambio de Partido y el cambio del carácter de guerra popular; así se generó un bloque de caudillos, puestistas y anarquistas que desenvolvió una línea militar burguesa opuesta a la línea militar proletaria marxista-leninista-maoísta, pensamiento gonzalo; su línea estaba caracterizada por: en vez de aplicar el principio maoísta de que el Partido manda al fusil aplicó “el fusil manda al Partido”; en vez de guiarse por el principio maoísta de luchar por el poder para el partido y el pueblo se guiaron por “poder personal de caudillos”; y en vez de tomar el principio marxista de ver la realidad de la lucha de clases la reemplazaron por “ver el movimiento fantástico de su cabeza”. Con esta línea los oportunistas que buen tiempo reptaron encubiertos usurparon la dirección del Partido, desconocieron la voz del Presidente Gonzalo y acallaron manu militari la izquierda que había quedado descabezada con la detención de los dos miembros del Comité Permanente Histórico; con esa usurpación de la dirección los oportunistas se propusieron dos objetivos: la destrucción del Partido Comunista del Perú y la derrota de la guerra popular, objetivos que completaron los 4 cambios que servían a los intereses de la reacción peruana y mundial y en modo alguno a la revolución. 11


Estos fueron los contenidos de quienes se opusieron a la propuesta del Presidente Gonzalo, quien centrando en la necesidad de resolver la situación de la revolución peruana propuso una solución concreta, dispuesto a atravesar las horcas caudinas por defender el Partido y evitar la derrota de la guerra popular, para a la vez, defender la validez del marxismo-leninismo-maoísmo principalmente el maoísmo, cuando la reacción mundial había desatado su ofensiva contrarrevolucionaria pregonando la caducidad del marxismo y la utopía del comunismo. Basándose en su manejo práctico cotidiano de la lucha de clases, en su comprensión profunda del marxismo-leninismomaoísmo y en su valiosa experiencia de dirección proletaria partidaria, el Presidente Gonzalo analizó la situación del momento, sus derivaciones y la perspectiva a seguir para dar una propuesta concreta al problema concreto, como Lenin enseñó. Así, reflexionando en su celda de aislamiento absoluto y encierro total en la Estación Naval Isla San Lorenzo, concluyó que la única manera de dar a conocer su punto de vista era hacer pública su propuesta de terminar mediante acuerdo, a través de las autoridades; tomando entonces la iniciativa política pidió conversar con el régimen de turno a quien puso como condición tratar su punto de vista con la camarada Míriam puesto que necesitaba dar base orgánica a su propuesta. De esta manera la ronda de conversaciones se desenvolvió con todos los dirigentes en prisión y más el Estado peruano en varias partes y con insalvables contradicciones, hasta que de un congelamiento llegó a la ruptura; nunca nuestros dirigentes llegaron a firmar acuerdo alguno menos un Acuerdo de Paz, pues el bloque escisionista los desconoció, usurpó el Partido y dio el golpe, con la fuerza de las armas dejándolos sin la fuerza del campo de batalla, indispensable para imponer condiciones en la mesa de negociaciones. La propuesta fue: “¡Luchar por un acuerdo de Paz! y ¡Sentar Bases para el II Congreso!”, punto de vista que de aplicarse evitaría 12


más costo en vidas, innecesario dada la imposibilidad de la conquista del poder por problema de dirección política proletaria. Mientras el Presidente Gonzalo y la camarada Míriam se empeñaban en dar a conocer su posición con sólidos fundamentos y objetivos claros, el oportunismo con su línea oportunista de derecha creyó que su momento había llegado para “dirigir” y se opuso a terminar declarando que ellos eran el Partido y que tomarían el poder pronto. De esta manera con su engaño confundieron vilmente al Partido, el pueblo y el proletariado internacional. Ellos escindieron el PCP con el renegado Chang Kuotao del Perú Ramírez Durán refundido en el monte; quemaron toda la documentación que contenía los fundamentos que alimentarían el debate de posiciones; y por su línea militar burguesa en 3 años fueron derrotados, siendo reducidos a un foco en la selva perdida la iniciativa desde setiembre 92. Por lo que son ellos los que responden de la escisión de 1993 y de la derrota en 1995. El Partido entró a la dura lucha por su existencia librando la peor de las luchas internas de su historia con esa línea oportunista de derecha desbocada además en empirismo; la izquierda debilitada por su descabezamiento bregó en las más difíciles circunstancias por aplicar el nuevo rumbo asumido; y el propio derechismo en filas cometió graves errores por un mal manejo de la lucha. No obstante, esa línea oportunista de derecha fue derrotada y sus cabezas desenmascaradas se dieron por vencidas: Ramírez no resistió ni 3 años y huyó de la lucha de dos líneas para hacer tienda aparte e incapaz de dar fundamento político alguno comenzó a difundir “los errores de Gonzalo” para justificar los suyos propios. El segundo rompió con la línea oportunista de derecha y públicamente se autocriticó para incorporarse a la izquierda. El tercero nunca dio la lucha, se aisló por diez años para, al final de su vida, reconocer “Gonzalo tiene más de 75% de correcto”. 13


La larga lucha por la existencia del Partido terminó con éxito, la decisión proletaria del Presidente Gonzalo apoyada con firmeza por la camarada Míriam se impuso en el 90% del Partido y las fuerzas guerrilleras fueron replegándose acortando los plazos del término de la guerra popular. La izquierda se fue engrosando y la nefasta línea oportunista de derecha reducida a su mínima expresión fue derrotada por todo el Partido que reconoció la justeza y corrección de la propuesta del Presidente Gonzalo de 1993. En 1999 fue detenido el Chang Kuotao quien ya no pudo traficar más ni con la usurpación de la dirección ni con el prestigio del PCP; al verse desnudado se pasó al otro campo haciendo sus propios tratos ocultos que datan desde el 92 cuando entregó al Comité Permanente Histórico; en el 2003 se arrodilló ante la presión de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, y, el 2006 canjeó su rebaja de pena por 11 entregas más. He ahí hasta dónde llega un caudillo militar. Y de su grupo de escisionistas focalizados en la Selva centro sur decimos hoy que han pasado 17 años y ni conquistan el poder ni derrocan al Estado reaccionario; más bien han entrado a la colombinización, la cual es antagónica a la doctrina proletaria de la guerra popular establecida por el Presidente Mao Tse tung; absolutizando el arma cabalgan sobre las masas, engatusando a incautos, escasos de formación marxista-leninista-maoísta; y, han hecho del asesinato su forma de vida, por lo cual no es extraño que a demanda expresa del servicio de inteligencia pidieran, a comienzos de año la cabeza de nuestros máximos dirigentes. Jamás lo consentiremos. En resumen, la lucha interna entre terminar y proseguir terminó derrotando a la línea oportunista de derecha, sus cabezas se 14


desarticularon, un 10% escindió y se fue de las filas para crear un grupo completamente diferente; no son comunistas, no son maoístas, no son el Partido Comunista, son un grupo armado colombinizado focalizado en el VRAE, comandado por mercenarios que trafican con el nombre del Partido y la ideología comunista. Sus mandos son mercenarios que se guían por su interés personal de caudillos capaces de venderse al mejor postor; antimaoístas por tanto antipensamiento Gonzalo; antipartido por tanto antipueblo; y, actúan al servicio de la reacción en sus planes contrarrevolucionarios. Nada, absolutamente nada nos une con ellos y es el Estado peruano el que responde de su existencia porque los ha prohijado para usarlos en su conveniencia y contra el PCP y el pueblo, tomándolos como pretexto idóneo para mantener políticas y leyes persecutorias represivas contra comunistas, revolucionarios y el pueblo en general, criminalizando la justa protesta popular y ensañándose contra los presos políticos. II. CON FIRMEZA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ SE REAFIRMA EN QUE LA GUERRA POPULAR INICIADA EL 17 DE MAYO DE 1980 EN EL PERÚ YA TERMINÓ Y EN QUE DESDE 1993 EL PARTIDO VIVE UNA NUEVA Y CUARTA ETAPA DE LUCHA POLÍTICA SIN ARMAS. LA PARTICIPACIÓN EN LAS ELECCIONES ES UNA NECESIDAD DEL MOMENTO. La convergencia de condiciones objetivas y subjetivas favorecieron el inicio de la guerra popular en 1980; como el Presidente Mao enseña, en un país atrasado como el nuestro siempre hay condiciones objetivas y la cuestión consiste en determinar si se presenta o no una situación revolucionaria estacionaria o en desarrollo.

15


Ayer, en el tercer momento de ascenso de la revolución y en una coyuntura favorable a la revolución mundial dos movimientos confluyeron: el movimiento proletario internacional y el movimiento de liberación nacional, más aún había una opinión pública favorable también hacia la revolución, el marxismo había alcanzado su más alto desarrollo y banderas rojas con la hoz y el martillo flameaban en la mitad del mundo; la muerte del Presidente Mao en 1976 complicó la revolución mundial siendo el PCCh y la Revolución china el centro y base de la revolución mundial; con el golpe contrarrevolucionario del revisionismo de Teng Siaoping se produjo la restauración capitalista en China y la revolución atravesó un momento de defensa y mantenimiento de la revolución proletaria mundial, todos los partidos comunistas tenían la obligación de cumplir esta exigencia de la lucha de clases. En el Perú, 5 años de lucha de la fracción roja de Ayacucho y 15 años de lucha por la reconstitución del Partido forjaron una dirección política proletaria y la fusión del Partido con las masas le permitió contar con una línea política general y un partido de nuevo tipo ya reconstituido, listo para iniciar. Las masas en el Perú pusieron a la orden del día la toma del poder por la violencia revolucionaria, la organización popular desarrolló formas de lucha y de organización y la izquierda peruana logró un nivel alto de desarrollo teniendo como punto de unidad la toma del poder por la violencia revolucionaria enarbolada públicamente, además que todos se autodenominaban marxistas, o marxista-leninistas o maoístas. Resumiendo, las condiciones internacionales, de masas y de Partido en el Perú, más el alto desarrollo del marxismo en el mundo y el país generaron la posibilidad real de iniciar la lucha armada en 1980. Hoy ese contexto ha cambiado, como marxista-leninistamaoístas sabemos que la historia no es “corsi e ricorsi”, no se repite. 16


Entonces ¿Cuáles son las condiciones de la lucha de clases hoy en día? ¿Y qué le corresponde hacer al Partido? Después del repliegue de las masas y la derrota de la guerra popular, el Partido Comunista del Perú entró a la lucha política sin armas y se abocó a librar la lucha interna por la defensa de su existencia y la lucha por la libertad de todos los prisioneros políticos y prisioneros de guerra del Perú. Han pasado muchos años y es evidente que muchos cambios se viven en el Perú y el mundo. Al presente en el país se vive un nuevo momento de la lucha popular, nuevo momento signado por la lucha de las masas por sus derechos y libertades democráticas, la toma del poder no está a la orden del día y los tiempos adolecen aún de la condición subjetiva indispensable que garantice el rumbo correcto de las luchas de las masas. El Partido, insistimos, sigue viviendo el problema principal de dirección política proletaria en un momento en que nuevos y muy complejos problemas se dan en el Perú y el mundo, y el marxismo pugna por resolverlos para alcanzar un nuevo desarrollo sacando lecciones del camino recorrido. La última crisis económica mundial ha hecho volver a Marx para comprenderla y manejarla avizorando que de aplicarse el marxismo se desarrollará como la guía indispensable de quien persiga el socialismo, probando al mismo tiempo que la crisis del marxismo es, como dijimos, una crisis de desarrollo y no de hundimiento final. No obstante las complejidades de la revolución y del Partido Comunista del Perú, solamente fundiéndose con la lucha de clases de las masas y nunca al margen de ellas podremos responder a las necesidades concretas de las masas que conforman el pueblo y desarrollar su conciencia política, más aún hoy se tiene la necesidad 17


política de responder a la lucha democrática que demandan hoy las masas, para cumplirla debemos plasmar sus justas y correctas políticas; recordar que cuenta con una política general y una política fundamental, válidas hoy, las que deben aplicarse en lo principal y lo central guiándose por el marxismo-leninismo-maoísmo y el pensamiento gonzalo como arma ideológica estratégica, específica y principal para estructurar la indispensable línea política general que nos guíe en el nuevo momento de la cuarta etapa partidaria.. El PCP recoge las opiniones públicas de nuestros dirigentes históricos: el Presidente Gonzalo y la camarada Míriam como justas y correctas dichas en 1993: que ha terminado la guerra popular iniciada en 1980; que terminó la IIIª etapa del Partido para entrar a una nueva y IV etapa de lucha política sin armas; que pasar de lucha política con armas a lucha política sin armas no significa dejar de luchar sino cambiar la forma de lucha aplicando todas las formas que la clase ha enseñado entre las cuales la participación en las elecciones es una de ellas y responde a la necesidad política de la democratización de la sociedad peruana. Efectivamente es un nuevo campo de lucha y como tal riesgoso por eso hay que cuidarse mucho de los errores del pasado frentista electorero que apartó al Partido de su razón de ser y esto implica aplicar el pensamiento gonzalo en la solución de este problema nuevo y complejo. Hay que considerar que actuar políticamente es un derecho constitucional amparado en el artículo 35º de la Constitución vigente y la participación en las elecciones es parte de ese derecho democrático ciudadano. Es perentorio precisar la táctica a seguir para unir a las clases que conforman el pueblo, evitando tanto la política de “puertas cerradas” como “todo a través del frente”, convergiendo en la defensa de todo lo que sirva al pueblo y combatiendo todo lo que se le oponga. 18


La garantía para no perder el rumbo está en que el Partido oponga la línea proletaria a la línea burguesa y tome al revisionismo como riesgo ligándose a las masas y aplicando el pensamiento gonzalo arma ideológica estratégica, específica y principal. III. EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ LLAMA A TODA LA MILITANCIA A DESENVOLVER EL NUEVO MOMENTO LIGÁNDOSE CADA VEZ MÁS A LA LUCHA DE CLASES DE LAS MASAS, GUIÁNDOSE POR EL PENSAMIENTO GONZALO Y APLICANDO TENAZMENTE LO PRINCIPAL Y LO CENTRAL PARA AVANZAR MÁS EN LA II RECONSTITUCIÓN HACIA EL II CONGRESO. Comité Central Partido Comunista del Perú. Perú, Diciembre 2009

19


20


¡Viva la publicación "De puño y letra" del Presidente Gonzalo!