Issuu on Google+

Proletario Órgano de prensa del PCOE de Córdoba

EDITORIAL

Piensa, reacciona, quién te ha convencido de que el capitalismo será perpetuo; si lo piensas, han sido a los que les interesa que nada cambie. Piensa, reacciona, quién te ha convencido de que la salida de la crisis pasa por conceptos como la confianza, dando dinero a los bancos; si lo piensas, han sido los que quieren que la confianza esté en los mercados y no en el pueblo. Piensa, reacciona, quien te ha convencido de que los recortes son necesarios; si lo piensas, han sido los que no los padecen. Piensa, reacciona, quien te ha convencido de que la política es ajena a la sociedad; si lo piensas, han sido los que han vivido de ella y nos la han arrebatado. Piensa, reacciona, quien te ha convencido de que el sindicalismo es sólo firmar acuerdos con el gobierno; si lo piensas, han sido los que los han firmado. Piensa reacciona, quién te ha convencido de que el pueblo no está preparado para un cambio de modelo económico; si lo piensas, han sido aquellos que nos lo imponen. Piensa, reacciona, quién te ha convencido de que no hay nada que hacer; si lo piensas, los que nunca han hecho nada por nadie. Piensa, reacciona, quién te ha convencido de que el comunismo es imposible; si lo piensas, los que saben que es la solución…………. Piensa, hazlo con espíritu crítico, contén la respiración una vez más si es necesario, pero ya ha llegado la hora de soltar todo el aire, ya ha llegado la hora de reaccionar:

ÍNDICE: Cartas al proletariado. Los verdugos de los trabajadores andaluces. El capital contra los mineros ¿Qué hacer?:Consejo Ciudadano y Obrero de Montemayor La juventud consciente


¿Ha llegado la hora del pueblo?

CARTAS AL PROLETARIADO Es la hora del Pueblo.

Pregunta retórica o irónica, pregunta esperanzada o víctima de una prosodia cínica o derrotada aunque, lo que está claro, independientemente de quien la entone, es que estamos ante una pregunta necesaria en la encrucijada económica en la que nos encontramos. Quién duda a estas alturas de las nefandas consecuencias de la crisis, de que la misma se ceba contra el “modus vivendi” de los trabajadores y las trabajadoras. En verdad que esta situación tiene culpables, los conocemos bien, no gastaremos este artículo en hablar de lo que todo el mundo sabe, y aun así, la espada de Damocles apunta no a éstos, sino a la clase obrera, y lo hace, porque acabar con la crisis no pasa por esperar que los representantes de las instituciones burguesas logren, con reformas y acuerdos de vasallaje, paliar las consecuencias de la recesión y la depresión, sino por la lucha directa y como colectivo de los ciudadanos y ciudadanas. Pero no nos adelantemos. La facción de “izquierda” de estos representantes habla de Keynes y el New Deal, no de Marx y la socialización de los medios de producción; hablan de impuestos progresivos, no de la igualdad y el reparto de la riqueza; hablan de mayor eficiencia de la producción e inversiones de los grandes capitales para dar oxígeno al repunte del consumo, no de una producción nacida de la fuerza de trabajo del pueblo emancipado y que tenga su génesis en la satisfacción de las necesidades; hablan de eurobonos para globalizar la deuda de los estados, no de acabar con la deuda soberana de los mismos con el fin de evitar los recortes y el aumento de la pobreza; hablan de cooperativas que optimicen la rentabilidad agraria, no de asegurar la soberanía alimentaria que erradique cualquier movimiento especulativo de los productos y por supuesto, no hablan de darle la tierra a quien la trabaja; hablan de hacer a los pequeños empresarios los protagonistas de la generación de empleo y de la salida de la recesión……………………………… En definitiva hablan de, y vamos a ponernos algo vulgares, “salvarle el culo” al capitalismo, de edulcorarlo, de hacerlo más humano; hablan de mejorar la situación de la pequeña burguesía porque sostienen que ésta es la clave de bóveda de la economía, que es la pequeña empresa la que genera empleo, la que racionaliza la productividad y la que puede crear sostenibilidad en el aprovechamiento de los medios. Ante tales tesis, nosotros, el Partido Comunista Obrero Español decimos que NO. Para nosotros, el motor, no sólo de la economía sino de todos los aspectos del espectro social y político, ha de partir del pueblo. El capitalismo amable es una utopía, un sofismo sin base científica que busca apuntalar un sistema especulativo y basado en el enriquecimiento irracional. El capitalismo es una distopía cruel y caótica. El modelo económico actual ha demostrado su incapacidad de mantener el bienestar de TODOS Y TODAS. Hemos de pensar de forma diferente, extirpar el gen capitalista de nuestra mente y erradicar la provecta convivencia en desigualdad e injusticia, y el pueblo y sólo el pueblo, ha de tomar las riendas de este fin. Marx establecía que “los filósofos siempre se han dedicado a intentar comprender la realidad no a transformarla”. Nos encontramos en una situación en la que se va adquiriendo por parte de las masas una concienciación acerca, no sólo de los por qués de la crisis, sino también de la raíz misma del problema. Se vuelven a escuchar términos como superproducción, explotación e incluso desobediencia civil como decía Thoureau. La gente empieza a saber lo que ocurre y lo hace gracias a movimientos que han conectado de forma muy intuitiva y natural con los ciudadanos y ciudadanas, movimientos como el 15M. Pero el tiempo pasa y son malos tiempos para la lírica, así que iremos al grano, el tiempo pasa de forma “acojonante” y todavía no de forma “acojonada”, lo que quiere decir que hay que dar un salto cualitativo en los movimientos sociales, o por lo menos en aquellos que realmente quieran acabar con el capitalismo, porque todavía no se ha conseguido nada y hay mucho por hacer y porque la única manera de hacerlo es que además de que adquiramos la concienciación que hemos


citado con anterioridad, adquiramos conciencia de clase, lo cual se basa en la asimilación de la lucha de clases, valga la redundancia, (burguesía vs proletariado), que subyace en el trasfondo de las relaciones de producción: Unos se adueñan del capital fijo y variable para crear beneficio y no para satisfacer necesidades y otros vendemos nuestra fuerza de trabajo mediante contratos en los que se nos exprime. Si no comprendemos esto, no avanzaremos, pues los poseedores de nuestro trabajo no van a dejar de explotarnos, no van a respetarnos nunca, no van a dejar de amasar fortuna hasta que no se les arrebate lo que tienen para repartirlo, lo cual, no va a pasar sin alterar la paz social. Para cumplir este objetivo hay que dar algunos pasos previos: ”la revolución no se hace, se organiza” Lenin. El primer paso consiste en que la ciudadanía obtenga el papel protagónico que pide y que es insoslayable. He ahí el salto cualitativo del que hablamos. Los movimientos espontáneos generan expectativas e ilusiones, pero las expectativas se hacen vacuas y las ilusiones ilusorias si no se genera la organización que torne las reivindicaciones en realidad. Sólo en ese momento teoría y práctica se fundirán creando el arma más terrible en manos del proletariado: su aplastante mayoría, el acero de la unidad y la solidaridad obrera. Por este hecho pasará el cambio hacia una sociedad más justa e igualitaria y no por reformas de la economía de mercado de las que nunca seremos partícipes y beneficiarios: Los y las que hablan de alternativas dentro del capitalismo y se forran vendiendo libros nos evocan una letra de Silvio Rodríguez: “Qué fácil es escribir/ algo que invita a la acción/ contra tiranos, contra asesinos/ contra la luz o el poder divino/ siempre al alcance/ de la vidriera y el comedor.” ¿Qué hacer? ¿Cómo puede el pueblo obtener ese papel protagónico? Desde el PCOE apostamos por la implementación del Frente Único del Pueblo (FUP), una unión ciudadana y obrera que busque la participación directa de cada uno de nosotros y nosotras en la política más cercana, en la política municipal, pero no desde una perspectiva localista, sino desde una perspectiva de clase, negándonos diametralmente a un sistema que nos ahoga, olvidándonos del individualismo que nos aísla, para hacer de lo colectivo la salida de los más necesitados y necesitadas, perjudicados y perjudicadas por la crisis. El FUP ha de ser una forma de llevar los temas macroeconómicos (paro, inflación, exclusión social, salarios, etc.) a cada barrio, a cada empresa, a cada hogar; no podemos esperar que tales problemas se resuelvan desde Madrid o Bruselas, desde el FMI, el BCE, estados y organismos imperialistas que sirven a las multinacionales y a la banca. En la búsqueda de esta unión que galvanice dicha participación se dan dos escenarios de los que se nutre el FUP: 1. El primero: las empresas, con la conformación de Asambleas de Comités Delegados y Trabajadores (ACDT). Estas Asambleas buscan la independencia de los trabajadores y las trabajadoras en la lucha por la mejora de sus condiciones laborales más allá del movimiento sindical. Pero además de la lucha por tales condiciones, las ACDT han de sentar las bases de un compromiso mucho mayor, dar paulatinamente el poder en los centros de trabajo a las masas laboriosas, sentando las bases de un nuevo modelo productivo, justo e igualitario. 2. El segundo: el movimiento vecinal. Hacer de las asociaciones de vecinos verdaderos órganos de presión que obliguen a los ayuntamientos a adoptar las medidas que favorezcan a la ciudadanía, al mismo tiempo que aumenten su participación hasta la asimilación definitiva del gobierno de los municipios por la misma. Esta es la base de una nueva sociedad y puede hacerse, claro que puede hacerse, sólo hay que organizarse y pensar que es cuestión de tiempo el que:

¡¡¡LLEGUE LA HORA DEL PUEBLO!!!


Los verdugos de los trabajadores andaluces

D

esde el comienzo de la crisis el PCOE ha venido advirtiendo que, dada su gravedad y profundidad, cuestiona los cimientos del capitalismo y de esta conclusión, hoy confirmada por los hechos, solo se puede deducir dos salidas: o socialismo, o políticas ultra antiobreras. Especular como hacen los oportunistas, con una supuesta tercera vía que va a conciliar la recuperación de la empresa capitalista con la superación del desempleo y los bajos salarios, origina expectativas engañosas que contribuyen a la sacralización del sistema, a poner frenos a las protestas contra los recortes y a generar conductas de sumisión en las clases populares. Todas las esperanzas de los trabajadores andaluces en un gobierno de “izquierda” se han desvanecido con las primeras medidas puestas en práctica por el del PSOE-IU. Los subterfugios de los Sres. Griñán y Valderas no pueden prosperar harto ya de promesas incumplidas y el principal de los subterfugios es su argumento de que, “los recortes en Andalucía vienen impuestos por el mercado y ése y no otra cosa, es el que obliga a los gobiernos a hacer y deshacer según su conveniencia”. Decir ahora que el gobierno del Estado, bajo el mandato de la Europa de los monopolios y de los especuladores les ha obligado a un recorte de 2.700 millones de euros y que esa es la razón por la que se ven forzados a masacrar al funcionario público, suena a broma pesada y de mal gusto, porque no pueden bajo ningún concepto alegar que no sabían a que se enfrentaban y porque a sabiendas de ello, engañaron sin piedad al pueblo andaluz, suscitando en él las esperanzas de que son posibles otras políticas para salir de esta crisis sin dañar los intereses y derechos de los trabajadores.

Pero si de lo que se trataba era de cumplir las directrices de Europa y las del gobierno del PP, por imposibilidad de desobediencia ¿Para qué se presentan a las elecciones? No, lo que obliga al PSOE y a IU es su ideario oportunista, su ideología pequeñoburguesa, antiobrera y pro capitalista. Que no se engañen, que no pretendan engañarnos. Hace pocos días el gobierno andaluz en un alarde de extremo optimismo anunció la creación de unos 15.000 puestos de trabajo contando para ello con 200 millones de euros, naturalmente, se trata de trabajo precario y eventual, muy lejos del trabajo indefinido y de calidad que exigían antes de las elecciones; sin embargo, repetimos, siguiendo ésta misma lógica, ahora se trata de ahorrar 777 millones a costa de precarizar la vida laboral del trabajador público ¿Por qué se destina este dinero a saldar deudas contraídas por malhechores, empresarios y políticos, en vez de dar ocupación a 45.000 trabajadores más?. Más la legislatura acaba de comenzar, los mercados no tienen pudor ni límites, el gobierno reaccionario de Rajoy, lo ha dicho, hará todo lo que sea necesario aunque signifique desdecir su programa electoral. ¿Cuál va a ser la posición del gobierno andaluz ante las nuevas reformas y recortes, que sin dudas van a venir? La cosa está clara, adoptará la posición del VERDUGO DE LOS TRABAJADORES ANDALUCES. No obstante, la moraleja que nos transmite el gobierno andaluz de que no se puede hacer nada, es parte de la táctica oportunista para llevar a cabo sus medidas antiobreras. Sin embargo, sí existe una salida a la crisis a favor de los trabajadores y de las clases populares: el socialismo. COMITÉ REGIONAL DE ANDALUCÍA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL


El Capital contra los mineros

L

a rebelión de los mineros, principalmente los de la cuenca Astur-Leonesa, no es la primera vez que se produce en este país. La más seria, aparte de la de 1962, fue la del año 1934 que estuvo a punto de triunfar, lo cual hubiera significado un feudo obrero que se hubiera extendido por el resto de la península, derrocando de esa forma a la república derechista de la CEDA y provocando un anticipo del ya por entonces inevitable enfrentamiento civil. Pero volviendo a nuestros días, lo que está sucediendo en estos últimos meses, tiene bastante que ver con las amputaciones del sector que promovió en los años 80 Margaret Thatcher en Inglaterra. Reducción por encima del 60% de las partidas presupuestarias y despidos masivos que dejan a los trabajadores desamparados y con unas pensiones irrisorias, famélicas e insultantes, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos, por no decir todos, en mayor o menor medida, tendrán que hacer frente a tratamientos de muy elevada cuantía, los cuales, se verán abocados a consumir merced a las enfermedades inherentes a la mina, como pueden ser silicosis, afecciones en la estructura ósea, etc… Por otra parte, la patronal del sector, ahora sí, está que trina y ha pegado el culito con los sindicatos desclasados y descafeinados de CCOO y UGT, pues no pueden competir con el este de Europa, América del Sur o China y se les tuerce el negocio. El gobierno de Mariano Rajoy, no se quiere hacer cargo del problema, es más, quiere zanjar el asunto dando una estocada mortal a la minería nacional, acelerando los tempos establecidos por el anterior ejecutivo de Rodríguez Zapatero, el cuál fechó el desmantelamiento para el año 2018. Esto significa que la reducción progresiva hasta ese año por el PSOE, la ventila el PP de un plumazo vista a 2012.

La resolución por parte de ambos partidos es exactamente la misma, con la sutil diferencia por parte del PSOE, de acabar aplicando lo mismo, pero con vaselina, mientras los de la gaviota realizan la labor con la mayor brusquedad e indiferencia. El futuro de estos compañeros es del mismo color del carbón que extraen, que a decir verdad no difiere en mucho del que depara al resto de la clase obrera. Lo sencillo es cargarle la exclusiva responsabilidad de tsunami financiero, a la clase política en general, y al gobierno de turno en particular, pero ha llegado la hora de que el pueblo no mendigue, ni siquiera exija a partidos del ala parlamentaria nada, sino formarse, organizarse, luchar y tomar aquello que le pertenece: El tercer Estado que propugnó el francés Montesquieu allá por el siglo XVIII, era un sueño burgués con cuerpo de titán y pies de barro. Nos venden que el consumo es lo que mantiene la economía mundial en equilibrio, cuando es el trabajador el que cumple esa función. La falla es de sobra conocida: mientras el sistema de producción se encuentre en manos privadas, el objetivo siempre será la ganancia ilimitada, sobre producir para bajar precios mediante la rebaja de costes de mano de obra e intentar absorber al contrincante para anexionar su emporio y aumentar sus cuotas de poder. Para estos individuos la producción sólo tiene un único objetivo, el de comprarse el mundo. La apuesta pasa por la socialización de los medios de producción, por la entrega de los recursos naturales al pueblo, por la consecución de la Dictadura del Proletariado. HAY DOS BANDOS, TÚ DECIDES EN CUAL TE INTEGRAS. Comité Provincial de Córdoba


EJEMPLO DE LUCHA Nº 1:

El pasado marzo de 2012, se cumplen tres años de la creación del Consejo Ciudadano y Obrero de Montemayor, un año antes llamado Plataforma por el Empleo de Montemayor, y restructurado, en torno en su actual denominación, por un proceso evolutivo necesario que engloba toda la lucha social, popular, vecinal y obrera del pueblo. El resultado es la conformación de un verdadero Frente Único del Pueblo donde se integran personas a título personal, pero que cuenta con el respaldo y apoyo de la Asociación de Vecinos de las Casas Nuevas, la más fuerte del Pueblo, la Coordinadora de Trabajadores de Andalucía (CTA) y la Célula Enrique Líster del Partido Comunista Obrero Español (PCOE). Durante este tiempo, la labor del Consejo no ha cejado en el empeño de defender y representar a las clases más desfavorecidas de la sociedad, contando entres sus muchas actuaciones las de: -Recogida de firmas contra el fraudulento reparto de los fondos del Plan E en Montemayor, elevadas al consistorio junto con 21 puntos programáticos en los que se recogían las propuestas de los ciudadanos y ciudadanas acerca de cómo utilizar tales fondos. Ante la actitud del Alcalde ninguneando tales propuestas, el Consejo decide colgar un vídeo en internet donde hace hincapié en el carácter impopular de las medidas adoptadas en torno a tal plan. Por tal vídeo, el cual hace una labor de información impagable, el anterior portavoz del Consejo, Víctor Núñez, es detenido a consecuencia de una denuncia interpuesta por José Díaz, alcalde de Montemayor. Ante la veracidad de lo que en el vídeo aparecía, los cargos fueron retirados, demostrando que hay muchas formas de combatir la táctica burguesa de las instituciones del Estado Español. Tales hechos abrieron los ojos a muchos que hoy se suman al consejo y que comprenden, que para salir de la actual situación de crisis, no basta con tomar una plaza o hacer una acampada, sino que han de participar en la construcción de un nuevo modelo económico con su propio compromiso político, adquiriendo la conciencia de clase necesaria en el escenario de lucha de clases que hoy más que nunca despliega sus efectos perversos contra los trabajadores y trabajadoras. - Tras la colocación a dedo de simpatizantes al PSOE y mujeres de funcionarios en un curso para desempleados, de un año de duración, el C.C.O.M organiza una concentraciónprotesta en la plaza del ayuntamiento con los afectados, contra la política nepotista del PSOE de Montemayor, la cual suma casi 200 personas y en la que intervienen: Francisco Moro de CTA, Antonio Baena de la Asamblea Contra el Paro y la Crisis de Fernán-Núñez y Víctor Núñez, portavoz del C.C.O.M. Durante el transcurso de la misma, realizando una artimaña ruin, los sociatas llaman a los beneficiados del curso para hacer una cadena y evitar así que los parad@s no entraran al pleno del Ayuntamiento, buscando que fueran los propios ciudadanos y ciudadanas los que disolvieran la legítima manifestación, consiguiendo enfrentar a los propios trabajadores y trabajadoras entre sí y por ende, logrando llevar a cabo el divide y vencerás de la clase obrera. Pero lo único que consiguieron fue galvanizar la presencia del Consejo en la retina y la mente de cada uno de los vecinos y vecinas conscientes del pueblo.


-Apoyo a la huelga general del 29 Septiembre de 2010 en lo que fuera el antiguo Centro Instructivo Obrero de Oficios. -En este mismo año, el consejo participa en una serie de movilizaciones acaecidas en el Barrio casas Nuevas de Montemayor, el cual se encontraba sufriendo el abandono por parte del consistorio en el mantenimiento y mejora de la vía pública (parte de la locería levantada, bordillos picados, arquetas sin pintar…etc.), y todo, por su participación activa en el Consejo Ciudadano y Obrero, una marginación cobarde contra todo el que lucha contra el sistema. Finalmente, el ayuntamiento, superado por el carácter combativo del pueblo movilizado, tuvo que dar su brazo a torcer y cumplir todas las demandas de la Asociación, en lo que representó un claro triunfo de los ciudadanos, demostrando que se puede vencer al capitalismo. -En junio de 2011, el Consejo ciudadano y Obrero de Montemayor, hace un acto unitario para llegar a la creación de una estructura a nivel de Andalucía de órganos obreros y de Poder popular a la que asisten las siguientes organizaciones: Consejo Ciudadano y Obrero de Montemayor, Coordinadora de Trabajadores de Andalucía (CTA), COAG Córdoba, Juventudes Comunistas de Nerja, Juventudes Comunistas de Montilla, Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores de la provincia de Sevilla, Asamblea Popular de Sevilla, Partido Comunista Obrero Español (PCOE). En el encuentro, se dieron una serie de claves para la consecución de una hoja de ruta combativa a nivel regional contra los recortes que asolan a las clases laboriosas del Estado Español, al tiempo que se coadyuvó en la creación de tres puntos para paliar la situación que azota Montemayor. Puntos que, claro está, no pudieron ser llevados al pleno del ayuntamiento por parte del consejo dado el cariz reaccionario de los políticos que los constituyen. -los tres puntos mencionados se presentarían finalmente a pleno el día 29 de marzo de 2012, en la misma Huelga General, en lo que los representantes del C.C.O.M criticaron duramente que se hiciera un pleno en tal día, llamándolos esquiroles y traidores a la Huelga. El C.C.O.M luchará por los puntos presentados el 29 de Marzo con uñas y dientes hasta conseguirlos. -El C.C.O.M., en reunión de su ejecutiva el 12-07-2012, acepta la dimisión del cargo de portavoz de Víctor Núñez, el cual pasa a ser sólo miembro de su ejecutiva, y es elegido un nuevo portavoz por unanimidad: David Moreno García. Éstas son algunas de las actuaciones del Consejo, junto a un trabajo continuo de agitación y propaganda, de publicación de artículos, de defensa de los derechos de los ciudadanos,as y trabajadores,as, de participación en todas las movilizaciones contra la crisis, en fin, de constante e incansable compromiso con aquellos que día a día son ultrajados por el sistema capitalista, el cual, sólo podrá ser derrotado el día que comprendamos que los políticos que se presentan a las elecciones (tanto de izquierdas como de derechas) y los sindicatos mayoritarios, representan los intereses de la burguesía en contra del pueblo, y que hemos de ser nosotros mismos los que iniciemos una revolución que nos haga dueños de los recursos naturales, de los medios de producción y en definitiva, de nuestro destino.


Komsomol Federación de Jóvenes Comunistas de España

La juventud consciente, cada día más organizada.

E

n el actual momento de crisis del caduco sistema de producción capitalista, las contradicciones características del Imperialismo no paran de agudizarse. Mientras que la barbarie es racionada a diario en televisión y prensa, la juventud tan solo puede asomarse al abismo de un futuro que pinta peor de lo que esperábamos hace tan solo unos años. Dada la continua manipulación ejercida por la poderosa burguesía desde las instituciones de un Estado marcadamente represivo, podemos deducir que la mayor parte de la juventud se encuentra adormecida, aceptando con resignación un futuro que pinta peor aún que el que vivieron nuestros padres. Sin embargo, nosotros, la juventud obrera y estudiante, conocemos que el capitalismo no solo produce la explotación del hombre por el hombre, el paro y la miseria, también sienta las bases para su propia destrucción. De esta manera cada vez son más los jóvenes que despiertan y escapan de las garras del sistema, y que consecuentemente se organizan escapando de los muros de contención partidistas creados por la mismísima oligarquía financiera para seguir perpetrando sus crímenes de lesa Humanidad, por medio de la fracción y el intento constante e infructuoso de destrucción del movimiento Comunista. La juventud cordobesa es arrollada por un vendaval de crisis capitalistas, cuyos próximos períodos de bonanza estarán basados en recuperar un fallido ``Estado del Bienestar´´ que tan solo sirve para contentar al obrero que vende su fuerza de trabajo con una vida llena de

deudas y privación de la libertad. Nosotros mismos, los jóvenes cordobeses, observamos mediante el análisis de la realidad en nuestra provincia como el territorio es saqueado por una serie de terratenientes y caciques que privan al pueblo trabajador de una riqueza casi inagotable, concentrando en sus manos el futuro que nos pertenece. Ante los alarmantes datos de paro, los desahucios, la expropiación de nuestras tierras, o la imposibilidad de estudiar y optar a un futuro digno, el joven consciente ha dejado de culpar al gobierno de turno para ir a la raíz del problema: el sistema de producción, la tiranía del patrón, la propiedad privada sobre los medios de producción. Por eso nuestro avance es cada vez más firme y seguro, tanto en la provincia como a lo largo y ancho de todo el Estado. Pero también sabemos que seremos nosotros los que conduciremos al poder burgués al único callejón sin salida que, a lo largo de la Historia, ha sido capaz de poner en jaque al Imperialismo mundial: el de la Revolución Socialista. Resistiendo tanto a la opresión del Gobierno central, como a los falsos cantos de sirena del poder autonómico y su traición de clase, somos los encargados de conducir las esperanzas del pueblo bajo la bandera del marxismo-leninismo en el destacamento juvenil más válido y combativo, la Juventud Comunista organizada en la FJCE. Recogemos el testigo de los que ya lucharon por nosotros, aprendiendo con avidez la teoría para convertir la práctica en una necesidad. Eloy García Rodríguez-FJCE


El proletario. Numero 1