Page 1

órganos de poder, al margen de las instituciones burguesas. De este modo, se plantea la vital necesidad de emprender la lucha política y edificar el Poder Popular, es decir, nuestra propia democracia, obrera y no burguesa. El Frente Único del Pueblo es la estructura misma del naciente poder obrero, el embrión del futuro Estado de trabajadores. Desde el PCOE llamamos a construir asambleas en cada centro de trabajo, en cada barrio, instituto y universidad. Serán estas asambleas coordinadas, de clase, revolucionarias y encuadradas en una estructura superior, las que ejerzan como órganos de poder de la clase obrera. Esto es el Frente Único del Pueblo, el poder organizado de los oprimidos frente al poder de los

capitalistas. En conclusión, llamamos a todos los trabajadores de la enseñanza y a los estudiantes de las clases populares a secundar la huelga indefinida y a asistir activamente a las movilizaciones, así como a organizarse para construir el Frente Único del Pueblo, el Poder Popular. La lucha por la enseñanza pública es un conflicto de clase; tan solo el Socialismo puede garantizar al pueblo trabajador una educación pública, gratuita y de calidad. Obrero, obrera, estudiante, ¡organízate y lucha! ¡Secundemos la huelga indefinida! ¡Construyamos Poder Popular!

HOJA ROJA Octubre 2013

www.pcoebalears.wordpress.com

illesbalears@pcoe.net

La voz de la clase obrera en las Islas Baleares

Federación de Jóvenes Comunistas de España

Fuera las drogas de nuestros barrios La droga y sus consecuencias en la población de los barrios obreros de nuestras ciudades y pueblos es un tema candente, y ante dicha problemática los comunistas no nos podemos quedar callados. Lo primero que hay que tener en cuenta es que las drogas son un factor de control social muy importante, sobre todo en situaciones donde el capitalismo debe recurrir a todo tipo de formas de control sobre la población que sufre los efectos del paro crónico, los desahucios, el hambre, la miseria, etc. Todas estas problemáticas, fruto del capitalismo, no hacen sino incidir negativamente en la psicología de la persona. El poder capitalista lo sabe, y por ello busca las maneras de que los afectados por las consecuencias del criminal sistema capitalista no canalicen su ira contra el mismo sistema, sino que se evadan y no señalen al auténtico culpable. Las drogas evaden al consumidor de la problemática que le rodea, el consumidor recurre a la droga para protegerse ante la triste y mísera realidad social que le rodea, con lo que el problema se retroalimenta. Este problema además afecta a una de las capas más vulnerables de la

sociedad, la juventud obrera, impidiendo el dinamismo y la acción que la juventud lleva en su sino. Además el tráfico de drogas y sus negocios relacionados suponen pingües beneficios para quienes lo realizan, y no poca parte de este negocio va a parar a las manos de representantes o del mismo estado capitalista. No es de extrañar que en zonas donde los conflictos sociales se recrudecían fuese el mismo estado capitalista el que introdujese las drogas en los barrios obreros: baste ver como el gobierno federal norteamericano acabó con el movimiento de los Panteras Negras, llenando los barrios de drogas para canalizar la frustración por la situación de opresión, sin importarle las consecuencias. Y las consecuencias son familias destrozadas, muertes, delincuencia, toxicomanía, etc. A los capitalistas que manejan el Estado poco les importan estas consecuencias mientras su sistema no se vea cuestionado, o mientras sigan haciendo buenos negocios con este tema. Sin embargo a los trabajadores, a las familias obreras, sí que nos importa esta problemática.


En primer lugar a los comunistas nos importan las personas trabajadoras que han sufrido los efectos de la droga. Por eso exigimos la mayor atención, los mayores cuidados médicos y los medios más modernos para ayudar a toda aquella persona trabajadora que haya caído en las redes de la droga. El consumidor de droga es la víctima en esta situación, y depende del conjunto de la clase obrera el ayudarles a superar las consecuencias de dicha adicción. A los capitalistas no les interesa para nada la ayuda a dichas personas, por tanto, quien no tiene dinero para pagarse tratamientos costosos y eficaces suele sucumbir ante esta lacra. Además, la situación de miseria, paro y hambre que sufrimos en los barrios obreros no ayuda a que los enfermos consigan desengancharse de estas sustancias asesinas, pues ante la condena que impone el capitalismo a una vida de miseria y pobreza muchos enfermos siquiera dan la batalla para salir de

Venta de material El PCOE de las Islas Baleares tiene a la venta banderas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) a un precio de 10€ la unidad. Además, también vende ejemplares de la revista "Teoría socialista" a 4€, y periódicos "Análisis" a 1€. Para comprar algún producto, envíanos un correo a nuestra dirección: illesbalears@pcoe.net

las garras de la droga. Sólo poniendo fin al capitalismo y construyendo una sociedad donde primen los intereses del pueblo, donde el pleno empleo no sea una quimera y donde la riqueza no vaya a parar a manos de unos pocos capitalistas sino a las amplias masas trabajadoras, podremos ofrecer no sólo a los enfermos de esta lacra sino al conjunto de la población trabajadora una vida digna. En el capitalismo eso no es posible. Asimismo nos unimos a las luchas de las capas populares de los barrios contra esta lacra. Les decimos a los capitalistas y a quienes se benefician a costa de la salud del pueblo trabajador que no queremos su veneno en nuestros barrios. No queremos ser controlados por el capital, ni queremos que nos maten lentamente. Por todo ello los comunistas del PCOE decimos: ¡Fuera las drogas de nuestros barrios!

Sobre la huelga de docentes Ante las agresiones del Gobierno, tanto del central como del autonómico, contra la educación pública y gratuita, el sector de la enseñanza en las Islas Baleares lleva ya tiempo movilizándose y secundado la huelga indefinida de docentes, que cuenta con un seguimiento masivo. Las medidas emprendidas primero por el PSOE y más adelante por el PP, no responden sino a los intereses de la clase a la que realmente representan: la burguesía. La educación pública es una conquista histórica de la clase obrera que, como todo derecho, fue logrado con el sudor y la sangre de nuestros compañeros de clase. Pero este derecho es tan solo una concesión temporal de la burguesía, pues son sus intereses los únicos que priman en el sistema capitalista, no hay espacio de libertad y democracia para las clases trabajadoras. Los obreros, obreras y estudiantes estamos siendo privados de nuestros derechos a través de una brutal ofensiva lanzada por la burguesía monopolista, ante la cual no se ofrece una respuesta contundente debido a la ausencia de un Movimiento Obrero cohesionado en lo ideológico y organizado. Tan solo una lucha decidida, revolucionaria y con un carácter de clase, encaminada a la destrucción de este sistema

criminal, podrá garantizar a todos los obreros y obreras, así como a los demás sectores populares, un espacio de democracia y verdaderos derechos. Ningún conflicto social puede aislarse de la cuestión general de la lucha de clases. No se debe sacrificar el todo a lo específico, ni tampoco lo específico a lo general. Las huelgas deben adquirir un carácter revolucionario, pues nuestras luchas no pueden limitarse a tratar de conquistar ciertos derechos temporales dentro de un marco de opresión capitalista; sino que deben encaminarse a la realización de la Revolución, que supondrá la conquista del poder por parte de las clases trabajadoras. Así pues, el movimiento espontáneo puede ser la antesala del movimiento consciente si se elevan las luchas al plano político y la clase obrera se organiza de manera efectiva, marcándose como objetivo enterrar al Estado burgués. La lucha por la educación pública y gratuita es una lucha de clase y, como tal, no podrá ser resuelta en nuestro favor si se delega en nuestros enemigos: la burguesía, su Estado, sus políticos y sus parlamentos. Debemos ser nosotros mismos, los obreros y las obreras, los que construyamos nuestros propios


Hoja Roja- Baleares, octubre  

Hoja Roja. Periódico del Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español de las Islas Baleares del mes de octubre de 2013.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you