Page 1

Acero Revolucionario

¡Proletarios de todos los países, uníos! Órgano Central del Partido Comunista Marxista Leninista de Venezuela Año 2 Nº 5 Mayo de 2010. Escribenos y conoce más del PCMLV: Email: pcmlvenezuela@gmail.com /pcmlv.blogspot.com

La crisis se profundiza,

Contenido Página 2 Editorial Acerca de la dictadura del proletariado

Página 3 Desenmascarar el revisionismo una tarea de primer orden II Congreso del PCMLV

Página 4 Grecia y España, envueltos en el huracán de la crisis CIPOML: Solidaridad con los trabajadores y el pueblo de Grecia

la clase obrera se moviliza y los gobiernos burgueses reprimen


2

Mayo de 2.010

Editorial

La clase obrera y los pueblos avanzan en su proceso de maduración, van acumulando experiencias, construyendo instrumentos organizativos, preparándose desde el punto de vista práctico y teórico. Esto ocurre en todo momento, pero es necesario entender que ocurre con mayor velocidad y a ritmos más acelerados cuando el capitalismo entra en crisis, cuando no puede seguir manteniendo la ilusión de un mundo de “igualdad”, cuando los subsidios y beneficios sociales empiezan a ser eliminados y la burguesía se plantea hacer retroceder al proletariado, quitándole algunos beneficios, incluso disminuyendo el salario, por eso los revolucionarios, en especial los marxistas leninistas, debemos estudiar y comprender esta dinámica, aprovechar los tiempos de luchas “pacíficas” para ir preparándonos con el objetivo de estar en condiciones de conquistar espacios en el tránsito hacia la toma del poder, cuando la situación se haga insoportable, cuando la revolución sea la vía que transitemos los explotados para liberarnos de la opresión capitalista, cuando estemos en lo que el camarada Lenin llamó, Situación Revolucionaria. Actualmente estamos trascendiendo de un desarrollo más o menos pacífico de las luchas a una nueva fase de agudización de las contradicciones de clase, con sus confrontaciones, convulsiones, guerras y revoluciones, mediadas por la actual crisis del capitalismo, que se desenvuelve en el marco de la crisis general de este sistema, creando un ambiente de pugnacidad donde se desnuda claramente el carácter burgués y represivo del Estado, pasando a reprimir directamente a los inmigrantes, a las minorías y especialmente a la clase obrera con el objeto de mantener la explotación y con ella los privilegios. En estas épocas de crisis la burguesía habla de sacrificios, pero ni la gran burguesía, ni la alta burocracia del Estado restringen sus condiciones de vida ni sus privilegios, trasladan a los trabajadores y en general a los explotados toda la carga y así es como las condiciones de vida de las mayorías empeoran, se nos exige sacrificios para mantener un sistema de explotación que permite a los parásitos explotadores seguir viviendo sus lujos mientras de forma brusca como en Grecia, o de forma gradual como en España, Portugal, Alemania o Inglaterra, los trabajadores van siendo arrinconados y presionados para que acepten la pérdida de derechos. Este proceso “pacífico” tiene un límite; cuando los burgueses comienzan a presionar más abiertamente, los trabajadores respondemos, buscamos las organizaciones combativas, participamos en las luchas, nos involucramos en debates y vamos confrontando de forma directa contra los explotadores; en la medida que esa crisis avanza las luchas se hacen más radicales hasta pasar de una lucha por reivindicaciones económicas, a la lucha abierta por el poder, lo cual, si tiene éxito determina el desplazamiento de una clase y el ascenso de otra al poder, tal cosa ocurre solo mediante la lucha revolucionaria. Para pesar de los burgueses y sus discursos “tranquilizadores”, la crisis avanza indetenible, amenaza con arrastrar todo el sistema capitalista y transformarse en una gran depresión, el paso destructivo de la crisis va creando desempleo, pérdida de salario, alargamiento de la jornada de trabajo, aumento de años de trabajo para la jubilación, reducción de la pensión o su eliminación, dis-

minución de la atención de salud gratuita, la burguesía presiona a la clase obrera y esta va respondiendo, va preparándose para la lucha. El partido del proletariado tiene una gran tarea: Preparar las condiciones para acabar con este sistema, que no caerá sino se le hace caer. La clase obrera como sepulturera del capitalismo, con su acción decidida y planificada, abrirá el camino al resto de los explotados para transitar hacia su liberación. Actualmente en todos los continentes se perciben los efectos de la crisis capitalista, en Europa golpea con fuerza en este momento y se espera que los trabajadores de ese continente recobren la viejas tradiciones de lucha, emprendiendo con su vanguardia revolucionaria el camino hacia el socialismo, dejando atrás esas caricaturas de socialismo que impusieron los socialdemócratas y sus socios revisionistas. En América Latina aún no llegan con fuerza los embates de la crisis, pero se comienzan a percibir también sus efectos e igual al resto del mundo los asalariados somos los primeros afectados y lo estaremos aún más cuando la crisis se profundice sino avanzamos científicamente al socialismo. En Venezuela el gobierno de Chávez ha tomado algunas medidas, que si bien no resuelven los problemas de manera estructural, son un paliativo que permite a los sectores populares sobrevivir, conservando y aún recuperando beneficios perdidos durante las épocas del neoliberalismo, ante esto no podemos llamarnos a engaño, esto no es socialismo, son medidas pragmáticas que mantienen un cierto nivel de vida que permite apenas producir y reproducir la fuerza de trabajo, comparado con otros países de la región tenemos grandes privilegios, pero en relación a lo que verdaderamente se requiere para la vida, el salario mínimo es insignificante, la inflación va en alza, igual que el dólar, esto acompañado de acaparamiento, especulación, desestabilización, como parte de la ofensiva imperialista y de la burguesía nacional, permiten vislumbrar una intensa agitación política de cara a las elecciones legislativas de septiembre. En este panorama, signado por la lucha electoral, el partido de gobierno ratifica su posición de partido policlasista, sus métodos son los mismos de la democracia burguesa, en su último proceso interno la pequeña burguesía emerge como la dirección, en lo ideológico y político, con un discurso de socialismo pero con una práctica capitalista, los sectores populares y los trabajadores son los grandes excluidos. Partiendo de esta experiencia la clase obrera y los sectores revolucionarios que albergan ilusiones con este tipo de organización, deben comprender que solo con el partido del proletariado, basado en el centralismo democrático, combativo, unido al pueblo y bajo el programa de la clase obrera, podrá avanzar realmente hacia el socialismo, lo demás son experimentos, que tarde o temprano pueden conducir a una ofensiva de la reacción, que aún sigue teniendo altas cuotas de poder, especialmente en el aparato económico y por eso crean desabastecimiento, escases de productos, encarecimiento y especulación, ante lo cual las medidas del gobierno son ineficientes. Debemos trabajar duro para que la clase obrera asuma su papel de vanguardia y lidere la lucha de los explotados y oprimidos contra la sociedad burguesa.

Acero Revolucionario

Acerca de la dictadura del proletariado José Perez

L

a burguesía ha impuesto su poder de explotación a través del Estado instaurando su dictadura burgués, explotando a las grandes masas proletarias e intentando convencerlos de que el marxismo-leninismo es una teoría vieja, pretendiendo combatir la ideología científica del proletariado y planteando una sociedad de degeneración, una sociedad de consumo. Pretenden golpear el pensamiento revolucionario, destruyendo la conciencia de clase, queriendo sustituir al proletariado por la pequeña burguesía, por pobres o clase baja, clase media o clase alta, intentando disimular el problema fundamental del control sobre los medios de producción y sustituyéndola por el nivel económico de vida. La clase obrera tiene y asume la responsabilidad histórica de colocarse a la cabeza de las demás clases trabajadoras, para combatir el capitalismo instaurando la dictadura del proletariado, para construir el socialismo con la teoría más avanzada que ha sido elaborada por la humanidad, la teoría del marxismo-leninismo. Citamos al camarada Lenin cuando en reiteradas oportunidades afirma que en la reñida lucha entre el proletariado y la burguesía, la cuestión puede plantearse solo de dos formas, o la dictadura de la burguesía o la dictadura del proletariado. Lo que niega rotundamente la posibilidad de una tercera vía o una vía intermedia y afirma que la única salida es la conquista del poder político y la instauración de la dictadura del proletariado para la construcción de la sociedad nueva. Ahora bien ¿que es la dictadura del proletariado? Para responder a esta interrogante el camarada Stalin en el libro “Cuestiones del Leninismo” define la dictadura del proletariado según Lenin, de la siguiente manera: “la dictadura del proletariado no es la terminación de la lucha de

clases sino su continuación bajo nuevas formas. La dictadura del proletariado es la lucha de clases del proletariado que ha triunfado y ha tomado en sus manos el poder político contra la burguesía que ha sido vencida, pero no ha sido aniquilada, que no ha desaparecido, que no ha dejado de oponer resistencia; contra la burguesía cuya resistencia se ha intensificado” (J. Stalin Ed. En Lenguas Extranjeras. pág. 174) Vemos entonces la necesidad de la instauración de la dictadura del proletariado para ejercer el poder de la clase obrera en conjunto con todas las masas trabajadoras, direccionado por el partido de la clase para la construcción del socialismo, única salida para poder luego construir la sociedad de iguales, luchando para evitar el regreso de la dictadura burgués. Entre las tareas fundamentales de la dictadura del proletariado tenemos; aplastar a los explotadores, defender al país del ataque de los países capitalistas y del imperialismo, estrechar lazos entre los proletarios a nivel mundial y ayudar en la liberación de otros países. En este mismo sentido el poder del proletariado ejercido mediante la dictadura proletaria, es vital para apartar a la burguesía de las masas trabajadoras y explotadas, para estrechar las alianzas entre los explotados y asegurar su dirección, para organizar el socialismo, para suprimir las odiosas diferencias de clases y para avanzar hacia la sociedad sin clases. Sin la Dictadura Proletaria el proyecto político del proletariado se hace imposible, mediante esta la clase obrera pone en práctica un nivel más elevado de organización del trabajo que en el caduco capitalismo. Solo con el éxito del socialismo a nivel mundial se garantiza verdaderamente el triunfo del comunismo.


3

Acero Revolucionario Mayo de 2.010

Desenmascarar el revisionismo una tarea irreductible Esperanza Guevara

E

n Venezuela al igual que algunos países de Latinoamérica vivimos un proceso democrático–burgués, con gobiernos patrióticos, nacionalistas, que dicen ser “antiimperialistas”, cuestión que sólo se expresa en ser antiyanquis. Los comunistas sabemos que estos procesos democrático-burgueses no van más allá de reformas en el marco del capitalismo, pero además entendemos que históricamente estos procesos nos permiten avanzar hasta cierto punto, prepararnos, acumular y organizar las fuerzas para las luchas de envergadura, crear las condiciones necesarias que nos permitan organizar a la clase obrera y sus aliados para la toma del poder político, avanzando así hacia la verdadera revolución social, la revolución proletaria. Estos procesos democrático-burgueses están siendo interpretados por las corrientes oportunistas, revisionistas, representantes de la burocracia del gobierno, como “la Transición al Socialismo del siglo XXI”, como la síntesis de lo mejor de todas las revoluciones llevadas a cabo en el mundo, como “expresión moderna” de la vía a un “nuevo socialismo” correspondiente a este momento histórico, tesis que defiende la construcción del socialismo por la “vía pacífica, sin la confrontación de las clases, sin tocar el elemento fundamental que sustenta al capitalismo y al imperialismo, la propiedad privada sobre los medios de producción, por lo que en este sentido proclaman que hay que desarrollar otros medios de producción con unas nuevas relaciones de producción que desplacen “poco a poco” de manera “gradual”, las relaciones capitalistas de producción, o que se “hegemonicen” sobre la relaciones capitalistas, es decir, crear una especie de competencia entre un “modelo de producción social” como lo definen y el modelo de la burguesía, o inclusive crear una economía hibrida, pretendiendo exhibir con esto el carácter “democrático” del Estado, donde convivan la explotación burguesa y la

autogestión de los trabajadores, esperando que esto exalte la buena voluntad y la piedad de la burguesía pro imperialista ante la explotación a la que somete a diario a la clase obrera. Así, oportunistas y revisionistas niegan la lucha de clases, niegan que el sujeto histórico de la revolución sea el proletariado, para en su lugar colocar a los llamados movimientos sociales, que representan el poder popular y niegan por ende la organización de la clase obrera, niegan y se resisten a aceptar el papel fundamental de los sindicatos y más aun, la organización superior de la clase proletaria, el partido de la vanguardia obrera. La clase obrera para ellos está en el discurso para darle un matiz de izquierda radical al revisionismo ante las masas, para eso les sirve la clase obrera, en sus discursos hacen especial énfasis, en que las revoluciones violentas han pasado a la historia, y han dado paso a las revoluciones pacíficas que enarbolan la paz entre los ciudadanos, que pueden lograr la coexistencia pacífica entre la burguesía y el proletariado, haciendo que la burguesía cumpla con algunas leyes, dando ciertos beneficios a la clase obrera de ma-

II Congreso del PCMLV “Fortalezcamos el destacamento de vanguardia de la clase obrera” Con disciplina revolucionaria asumimos el compromiso de realizar el II Congreso de nuestro Partido, el cual significa para todo Partido Comunista Marxista Leninista una muestra de firmeza revolucionaria. Nos planteamos la discusión de la línea política, definir la táctica frente a los acontecimientos económicos, políticos y sociales en los cuales desarrollamos nuestra lucha. El Estudio del Programa y los Estatutos es un deber del Congreso en función de corregir lo que en la práctica hemos visto necesario. Exhortamos a toda nuestra militancia para que este atenta y estudie las resoluciones, acuerdos y decisiones del II Congreso para llevar inquebrantablemente a la clase obrera por el sendero acertado que garantice su victoria.

nera que pueda mejorar sus condiciones de vida, evitando las confrontaciones. Los factores que con la visión antes descrita forman parte del burocratismo del estado, asumen que con la lucha electoral es suficiente para aniquilar a la reacción, pero semejante ingenuidad propia de la pequeña burguesía y del oportunismo, queda develada en su actitud vacilante ante las coyunturas difíciles o reveses electorales en el proceso de lucha, mientras que otros que se dicen comunistas, pero que no son más que revisionistas fosilizados, embargados por las desviaciones y la pereza generada por las comodidades que han alcanzado a lo largo de su historia, acostumbrados a vivir vegetando, encuentran también cabida para sus tesis de “alianza con la burguesía para desarrollar las fuerzas productivas y avanzar, sin trabas ni choques entre clases o sectores, al socialismo.” Estas tesis privadas de toda objetividad, anticientíficas, carentes de visón dialéctica y materialista de la realidad histórica, no son nuevas, no han nacido ahora a la luz de estos procesos, las tesis que proclaman estas corrientes ya han sido planteadas siglos atrás, por los socialdemócratas reformistas (principalmente Bernstein) y los revisionistas de la segunda internacional, y luego por otras corrientes nocivas para el movimiento obrero internacional. Se abrogan el mérito absurdo de que están creando la teoría del nuevo socialismo, pero los comunistas sabemos que semejantes especulaciones solo pueden venir de tendencias oportunistas, pequeño-burguesas. Estas tesis fueron muy bien rebatidas desde el punto de vista teórico, y desmontadas en la práctica por el camarada Lenin, fueron denunciadas ante el proletariado, su

desacertada y desviada visión del desarrollo histórico de la sociedad y sus desenlaces. Ante dichos postulados revisionistas, reformistas y concepciones pequeño-burguesas que esconden tras de sí, el temor a que la clase obrera se organice en un instrumento potente, para emprender la lucha por derribar el estado de cosas existentes, los marxistasleninistas debemos ser irreductibles en la lucha contra estas tendencias que no hacen más que confundir, desmovilizar y atrasar la lucha del proletariado, y es que, por ejemplo, hoy en Venezuela se libra esta lucha en lo ideológico y político, y nuestro Partido avanza firme en la orientación y en la dirección de la clase obrera, de los campesinos, los jóvenes, los estudiantes, las mujeres, por la conquista del poder político, a sabiendas que en el marco de este gobierno, nacionalista, patriótico, podemos avanzar hasta el cierto punto al cual nos referimos en el principio, en la conquista de algunas reivindicaciones, pero claros estamos que no es suficiente, trabajamos firmes desde nuestros principios, con una línea política clara, con las tácticas más acertadas y en concreción de nuestro objetivo estratégico, la toma del poder político. El proletariado venezolano necesita someter a la minoría por la mayoría, poder imponer su voluntad, la voluntad de las mayorías que no es otra que la construcción de una sociedad justa, hacia una sociedad sin clases, sin explotación de unos hombres sobre otros, y esto se logra pues, quitándole los privilegios a las minorías (acabar con la propiedad privada sobre los medios de producción), superar la contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de apropiación de la riqueza generada por la fuerza de trabajo obrera. Avancemos sin vacilaciones, aprovechando al máximo las condiciones de esta democracia burguesa, para elevar los niveles de organización, de formación y combate del proletariado.

Paramilitarismo a la orden del día Alirio Martí

Se está desarrollando inexorablemente ante la miopía del partido de gobierno y la ineptitud de muchos de sus dirigentes una de la más grandes conspiraciones terrorista-paramilitar en todos los rincones de nuestro país, que amenaza y posteriormente inunda en sangre los barrios, los campos y ahora arremete con su terror y muerte la lucha revolucionaria de nuestros obreros ante la ineficiencia de las institucionalidad y funcionarios corruptos. La actuación de la burguesía como intelectuales en el asesinado de dirigentes campesinos y de obreros en Barcelona, Aragua, Sucre, Barinas y Carabobo tienen como único objeto eliminar la base de apoyo firme al proceso bolivariano, floreciendo todo un plan conspirativo dirigido por el imperialismo y con el apoyo de partidos de derecha, funcionarios e instituciones a lo interno. Estamos frente a una conspiración contra nuestro país a escala internacional. La idea central de los conspiradores es organizar y entrenar grupos de paramilitares armados hasta constituir una red de operaciones contrarrevolucionarias, es decir crear verdaderos comandos

terrorista de saboteo, sicariatos, trafico de drogas y acciones vandálicas, esas acciones están en pleno desarrollo, apoyados por funcionarios de seguridad corruptos que se venden fácilmente ante los malhechores y mercenarios, la estrategia es crear el terror, la angustia y la zozobra en la población humilde donde se encuentra el más fuerte respaldo a la gestión del presidente Chávez. Así vemos como los medios de comunicación masivos, instrumentos fundamentales de la derecha conspiradora, se esmeran en presentar las cifras de muertes, de desabastecimiento, conflicto e inflación en el país y acusar de violador del estado de derecho las políticas del gobierno nacional. Si bien es cierto que la responsabilidad del gobierno en materia de seguridad no ha sido cumplida, esta es una bandera de lucha de la oposición que seguirán aplicando mas cuando nos encontramos en un año electoral, los secuestros, sicaritos, extorción y el saboteo están en la agenda de las acciones de los grupos de ultraderecha. Bien para el apoyo económico con sus efectos políticos y sociales.

Resulta que muchos de los políticos de oposición que se pelean hoy la opción de llegar a la Asamblea Nacional en las próximas elecciones parlamentaria de Septiembre están comprometidos con estos grupos de mercenarios, ligados a un amplio plan de conspiración en lo político, en lo económico y en lo militar, a lo interno y fuera de nuestras fronteras, la desestabilización del gobierno, incluye conflictos, paros, huelgas, saboteo sumado a una ofensiva comunicacional internacional. De igual forma la traición y vacilación estarán a la orden del imperialismo, mientras el partido de gobierno se distrae y saborea con las grandes y jugosas posibilidades de un puesto en el parlamento. Es por ello que la salida, sigue siendo revolucionaria, de aplastamiento a los contrarrevolucionarios, bajo la dirección de los obreros, campesinos, y los sectores antiimperialista que bajo su forma de gobierno, la dictadura proletaria contra los opresores, sabrán coronar la victoria definitiva sobre los capitalistas.


4

Grecia y España, tocados por la varita mágica de la crisis

Mayo de 2.010

Acero Revolucionario

Homenaje a la gran guerra patria

Valeria Torres

L

a situación económica actual en Europa, particularmente en Grecia y España, es reflejo de un fenómeno mundial, la crisis general del capitalismo en su aspecto económico, la inestabilidad que vive éste continente se torna altamente interesante para el estudio en el desarrollo de las contradicciones del imperialismo y de sus crisis. La crisis hace un recorrido a una velocidad acelerada y comienza a dar toques con una varita “mágica”, de alta carga destructiva, incluso en las economías que se consideraban más estables. Como muestra, el creciente endeudamiento en Grecia y España, la situación radica en que disminuye aceleradamente el PIB (Producto Interno Bruto), valor monetario total de la producción corriente de bienes y servicios de un país, que automáticamente limita los gastos del Estado y el pago de los intereses de la deuda pública. Meses atrás, para solventar el déficit, estos gobiernos aplicaron las siguientes medidas económicas; congelación de los salarios, alza de precios, incremento de la edad de jubilación, privatización de los servicios públicos, aumento de impuestos. Dichas medidas fortalecen a la oligarquía financie-

ra, no se podría esperar algo distinto, terminan dando un ataque directo contra el proletariado y otros sectores pobres, en la búsqueda de mantener viva la hegemonía de la burguesía, en su intento desesperado por sobrevivir a la crisis. Frente a la realidad que afecta a los explotados de estos países; la clase obrera sale a la calle en protesta contra las medidas económicas y las consecuencia de las mismas, contra el quebranto del nivel de vida de las mayorías pobres, el aumento de desempleo y de decadencia de las condiciones de trabajo, que se mantienen en favor de la sobrevivencia de un Estado, el Estado burgués. Las arremetidas de las fuerzas represivas a las protestas de los trabajado-

res no pueden faltar, con el discurso de hacerle justicia al orden público, y de evitar la desobediencia de los que pretende desestabilizar el país, buscando frenar con el uso de la violencia lo inevitable. Para nosotros los explotados la batalla nacional fortalece el combate al sistema de opresión mundial que se fortalece con la integración consciente de la clase obrera y de los sectores populares en el frente de batalla, la determinación del proletariado refleja la seguridad en el avance. Vemos cerca la posibilidad que la bandera de la clase obrera direccionen el accionar consciente, donde las manos de los oprimidos estén lo suficientemente unidas y se multipliquen exponencialmente hasta lograr el

número exacto que dará el quiebre al eslabón débil de la cadena del “capitalismo agonizante”. Las grandes potencias del mundo y los países desarrollados se desmoronan por la crisis general, cada día se demuestra lo acertado de los planteamientos de Lenin, donde la realidad desnuda el monstruo imperialista: “Sólo cuando los de abajo no quieren y los de arriba no pueden seguir viviendo a la antigua, sólo entonces podrá triunfar la revolución. En otras palabras, esta verdad se expresa del modo siguiente: La revolución es imposible sin una crisis nacional general (que afecte a explotados y explotadores)”. Lenin, La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo.

Rendimos desde nuestro partido, un sentido homenaje a los héroes que cayeron defendiendo los intereses del proletariado tanto en las trincheras, como en los campos de concentración nazi, durante la segunda guerra mundial, es importante recordar que hace 65 años finalizó la guerra que inició la Alemania Nazi con la complicidad de las potencias imperialistas, y que pretendía borrar a los comunistas de la faz de la tierra, en especial a la URSS, que asumió este conflicto en desventaja material, sin aliados, pero con la decisión insoslayable de vencer o morir. Es importante entender que el fascismo es una expresión del capitalismo más reaccionario, no es la idea de un loco enceguecido, sino la forma del capitalismo que lleva hasta los extremos la explotación, llegando incluso a realizar prácticas esclavistas y asesinatos en masa. Esta no fue, como se ha querido hacer ver, una guerra contra los judíos, fue una guerra contra el socialismo, en especial contra la Unión Soviética, la cual fue defendida heroicamente por su pueblo, su partido comunista y su dirección encabezada por el camarada Stalin y que considera esa conflagración como la Gran Guerra Patria, que finalizó el 9 de mayo de 1945 con la llegada de las tropas soviéticas a Berlín.

Solidaridad con los trabajadores y el pueblo de Grecia No pagaremos la crisis y las deudas del capital La clase obrera y el pueblo de Grecia son el blanco de un ataque conjunto de los bancos, la UE y el FMI, que tratan de imponer un retroceso social de gran amplitud para hacerles pagar las deudas de los capitalistas. Disminución drástica de los salarios y de las jubilaciones, aumento de los impuestos, liquidación del sistema de protección social, incrementar las privatizaciones…se trata de una austeridad demencial que la burguesía internacional quiere imponer al pueblo griego. El gobierno social-liberal se ha plegado totalmente. Los trabajadores, los jóvenes, los campesinos, rechazan pagar la crisis del sistema, no hay un día sin huelgas y manifestaciones. Junto con el pueblo griego, afirmamos « ¡Son los bancos, los capitalistas quienes tienen que pagar sus deudas y su crisis, no los pueblos!» La Unión Europea impone políticas neoliberales que aumentan la crisis financiera y económica y que destruye los mecanismos de protec-

ción social. Los gobiernos, el Banco Central Europeo, han otorgado miles de millones de dinero público para socorrer a los bancos, los mismos que hoy obtienen inmensos beneficios de las deudas de los estados… Los porcentajes de los préstamos que «conceden» al gobierno griego, sobrepasa el 10%, mientras que ellos mismos se financian con porcentajes mucho más bajos. Los dirigentes de los demás países de la UE, concretamente Alemania, Francia, exigen al gobierno griego incrementar más aún las medidas antipopulares. Esa es la «solidaridad europea»: solidaridad entre capitalistas, entre monopolios, para derribar las barreras a la superexplotación de los trabajadores de todos los países, solidaridad entre los gobiernos liberales y socioliberales para privatizar, para organizar el dumping social a la baja. Su solidaridad no va jamás a los pueblos, a las víctimas de su política y de las potencias imperialistas que dominan la UE y aprovechan la crisis y las

dificultades de sus competidores para reforzarse. Conquistar y acaparar los mercados. Otros países están en el punto de mira de los bancos y los especuladores: España, Portugal… Afirmamos nuestra solidaridad con la clase obrera, los trabajadores de la ciudad y del campo, con la juventud, etc. de Grecia. Apoyamos sus luchas para no pagar la crisis y las deudas del capital. Denunciamos las infames presiones de los gobiernos de la UE que les exigen más y más «sacrificios» Denunciamos a la UE y el FMI que quieren someter a ese país al dominio de los grandes bancos, de los monopolios y de las grandes potencias imperialistas… Defendemos el derecho del pueblo griego, de todos los pueblos, a salir de la UE que es un instrumento de dominio y superexplotación de los trabajadores y de los pueblos. Llamamos a los trabajadores y a los pueblos a manifestar su solidaridad con el combate de la clase obrera y el pueblo griegos, y luchar en todas par-

tes contra esta política de la UE al servicio exclusivo de los monopolios. 27 de Abril de 2010 Partido Comunista de los Trabajadores de Dinamarca (APK) Partido Comunista de España (m-l) Juventud Comunista de España (m-l) Partido Comunista de los Obreros de Francia (PCOF) Movimiento para la Reorganización del P.C. de Grecia 1918-55 Plataforma Comunista de Italia Organización para la construcción de un Partido Comunista de los Trabajadores

de Alemania Partido Comunista Revolucionaria de Turquía (TDKP) Organización Marxista-Leninista Revolución, Noruega Organizzazione Comunista Marxista-Leninista di Linea Rossa – Genova Partito Comunista Italiano Marxista-Leninista Sindacato Lavoratori in Lotta Sindacato di base RdB di Pinerolo Gruppo Atei Materialisti Dialettici (GAMADI) Mensile “La Voce” Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas Leninistas (CIPOML)

Acero Revolucionario  

Prensa, marxista