Issuu on Google+

El Progreso Avance. San Isidro 2005.

Aviso: ni somos neutrales, ni pretendemos serlo.

De Aranjuez a Mauthausen

Monumento a los 7000 españoles republicanos muertos en el campo de concentración de Mauthausen. Se cumplen ahora 60 años de la finalización de la segunda guerra mundial y de la liberación de los campos de concentración creados por los nazis para controlar y exterminar la población no afín a su ideario. Pero el drama de muchas personas empezó años antes; en el caso de los españoles el 6 agosto de 1940, momento en el que llega el primer convoy con 392 hombres. El 24 del mismo mes llega el tristemente famoso convoy de Angulema con familias enteras de repatriados españoles, de los que quedan en el campo de Mauthausen-Gusen los hombres mayores de 14 años (430 españoles), el resto del convoy compuesto por mujeres y niños fue reenviado a Francia y con posterioridad a España. Del grupo del convoy de Angulema mueren en el campo 357 (87% del mismo). El 26 de Agosto de 1940 muere el primer español en el campo de Mauthausen-Gusen, era José Marfil Escabona, natural de Fuengirola (Málaga). En una orden fechada el 25 de septiembre de 1940, co-

incidiendo con la visita de Serrano Suñer a Alemania, del Departamento Central de Seguridad del Reich (RSHA), establece los destinos de los prisioneros capturados en Francia y relacionados con la guerra de España, por orden del propio Führer: (...) dentro de los extranjeros combatientes rojos de la guerra de España, en lo que se refiere a los súbditos españoles, procede directamente su traslado a un campo de concentración en el Reich tras el envío de un listado con doble ejemplar al Departamento IV A 2 del RSHA (en Archivo Nal. de Francia, sig.: 40ª547/7, París y Documentationsarchiv des Österreichischen Widerstandes, sig.: 19728, Viena). De los españoles deportados al campo de MauthausenGusen la gran mayoría de ellos llegan entre septiembre de 1940 al verano de 1941. El 13 de diciembre de 1940 llega un convoy con 846 españoles procedentes de Strasburgo. En enero de 1941 llesigue en la página 2.

Edita: Asociacion Cultural el Progreso de Aranjuez




EL PROGRESO de Aranjuez

viene de página 1 gan dos grandes grupos, el 25 un convoy de 775 españoles procedentes de Trier y el 27 otra expedición de 1506 procedentes del Stalag XI B situado en Fallingbostel. En el mes de abril, también llegan 2 grandes convoyes el primero el 7 de abril con un grupo de 200 deportados procedentes del Stalag XVII A situado en Kaisersteinbruch. Y el 26 llegan otros 468 españoles del Stalag XI A de Altengrabow. El 19 de diciembre llegan procedentes de Viena 342 españoles. Cifrándose a finales del año 1941 en unos siete mil los españoles en este campo. La identificación establecida para ellos fue de un triángulo azul invertido con la letra S (de Spanien) en su interior, aunque muchos fueron declarados apartidas, al negarles Franco la nacionalidad española por su condición de «rojos». Se calcula que aproximadamente dos tercios de los españoles represaliados en Mauthausen-Gusen murieron antes de la liberación del campo en mayo de 1945. El grueso de los asesinatos de españoles se produce entre los años 1941 y 1942. Los datos respecto a los españoles muertos en este campo de concentración difieren según las fuentes, no hay que olvidar que los datos se están empezando a conocer y que muchos de los cadáveres eran eliminados para evitar dejar huellas de lo realizado. Las muertes de españoles en el complejo de Mauthausen, dividido entre los 3 subcampos que formaban el complejo Mauthausen-Gusen1: 1.- Mauthausen, campo central 348 2.- Gusen 3.893 3.- Castillo de Hartheim 431 (de los que 19 eran menores de 20 años) Si recogemos las muertes de españoles en Mauthausen por fechas quedarían los siguientes datos2: - 1940 1.668 - 1941-1942 4.521 - 1943 120 - 1944 69 - 1945 18 En los 6 años que funcionó el campo de concentración de Mauthausen-Gusen fueron aproximadamente 7000 los españoles deportados que murieron antes de la liberación del campo el 4 de mayo de 1945. En el caso de otros deportados se les reconoció por el hecho de haber estado en los campos de concentración nazis, se crearon asociaciones, se les hicieron reconocimientos públicos, se les concedieron indemnizaciones, etc. Este no

Opinión fue el caso de los deportados españoles, que cuando fueron liberados y regresaron a su país, los pocos que pudieron hacerlo, estuvieron condenados al silencio de la dictadura franquista, y por desgracia de nuestra actual democracia. Según el Estatuto de la Corte Penal Internacional (art.: 7.l.1), ratificado por España y en vigor desde el 1 de junio de 2002, la desaparición forzada se considera «crimen de lesa humanidad» cuando se es cometido por parte de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil, como es el caso de los españoles reportados a los campos de exterminio nazis. Y conforme a la Declaración de las Naciones Unidas sobre la protección de las personas contra

Momento de la liberación del campo de Mauthausen por los EE.UU. el 6 de mayo de 1945 ,en el que puede leerse en una pancarta desplegada: «Los españoles antifascitas saludan a las fuerzas libetadoras». las desapariciones forzadas –aprobada en su Asamblea Gral. En su resolución 47/133 de 18 de diciembre de 1992-, las victimas y/o sus familiares deberán obtener reparación económica y moral. Por todos estos motivos consideramos que sería necesario que el Ayuntamiento de Aranjuez apruebe una moción de apoyo a estos luchadores por la libertad. Según los Tratados Internacionales firmados por España, el Estado está obligado a aplicar las señaladas obligaciones en materia de desapariciones forzadas. Está confirmado que entre los prisioneros deportados y asesinados en el complejo de Mauthausen-Gusen estaban RAMÓN ARANDA CHACON, JOSÉ ARMENIO DEL VALLE, RECAREDO DÍAZ MEJÍA, ALFONSO DÍAZ SALAZAR, CESÁREO HIDALGO BUSTOS, JULIÁN LÓPEZ NÁJERA, SERGIO MONZÓN ALBENDEA, PEDRO MORATILLAS SÁNCHEZ, LAUREANO


Opinión

EL PROGRESO de Aranjuez

MUÑOZ FERNÁNDEZ, vecinos de Aranjuez. Exigimos, como demócratas, que el Ayuntamiento de nuestra ciudad reivindique su memoria y lleve a cabo una reparación pública. Se trata de no olvidar las vejaciones que estas personas, estos demócratas que dieron su vida por la defensa de las libertades, en España y en el mundo, no sigan en el olvido en nuestra ciudad, en nuestro país. Sobre todo porque Francia, Alemania, Polonia, etc. están llenos de recuerdos hacia estas personas, injustamente olvidadas por nuestras autoridades durante décadas de democracia. En Mauthausen todas las nacionalidades disponen de unos monumentos en su memoria digno, erigidos por sus gobiernos. El que recuerda a los 7000 españoles es igual de digno, aunque más humilde ya que fue costeado en exclusiva por los supervivientes y sus familiares. Y esperemos que el que Enric Marco, el expresidente de la Asociación Amical Mauthausen, no le sirva de excusa a la derecha y a sus medios de comunicación afines para intentar una vez esta historia, tan real que algunos quieren obscenamente negarla. Por esto sería conveniente que Aranjuez erigiera un monumento (una placa, un monolito, se dé nombre a un parque, calle o plaza con el nombre de estos vecinos o con el triangulo azul, señal que identificaba en los campos de exterminio nazis a los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país). Esto para que Aranjuez no olvide nunca el inmenso sufrimiento que padecieron los vecinos represaliados de nuestro municipio, y de todo nuestro país, en el campo de exterminio Mauthausen-Gusen, así como todas las mujeres y hombres deportados a los campos de concentración nazis (Mauthause, Dachau, Flossemburg, Austwich, etc.), para que el recuerdo del horror nos haga más solidarios y humanos en la esperanza y con la seguridad de que nunca se vuelvan a cometer atrocidades como las de la Alemania nazi. (Footnotes) 1 Borrás, José, Historie de Mauthausen. Les cinq années de déportatios des républicains espagnols. Châtillon-sous-Bagneux. Edición del autor. 1989. 2 Bermejo, Benito. Francisco Boix, el fotógrafo de Mauthausen. RBA Libros, S.A. Barcelona 2002.

Envíanos tus cartas o Colaboraciones a progresoaranjuez@yahoo.es

Posada Carriles



Ignacio Ramonet El pasado 22 de abril, comenzó en Madrid el macrojuicio contra 24 presuntos integrantes de la red Al-Qaeda acusados de colaborar con la célula que atentó, el 11 de septiembre de 2001, contra las Torres Gemelas en Nueva York y contra el Pentágono en Washington. Aunque la mayoría de los acusados no son españoles, y aunque los crímenes no se cometieron en España, el Ministerio de Justicia de Madrid considera que el terrorismo es una plaga universal. Y que, por consiguiente los Estados democráticos deben combatirlo juzgando a los terroristas cualquiera que sea la razón del crimen y cualquiera que sea el país donde se ha cometido. No hay «buen» terrorismo o «mal» terrorismo. Ningún pretexto justifica que se asesine a civiles no combatientes. Y desde Albert Camus sabemos que matar a un inocente por defender una causa justa no es defender una causa justa, sino matar a un inocente. Así lo ha reconocido la ONU en la Resolución 1373 aprobada después de los atentados del 11 de Septiembre, que obliga a los Estados miembros, entre otras cosas a no proporcionar ningún apoyo, activo o pasivo, a entidades o personas que participen en la comisión de actos de terrorismo, y denegar refugio a quienes financian, planifican o cometen actos de terrorismo, o prestan apoyo a esos actos, o proporcionan refugios.» Al parecer, en Washington, el presidente Bush no lo entiende así. A pesar de haber lanzado una «guerra infinita contra el terrorismo» —que ha servido de pretexto para atentar contra los derechos humanos en el penal de Guantánamo o en la cárcel de Abu-Ghraib—, George Bush sigue estableciendo diferencias entre un terrorismo «malo» (el islamista) y un terrorismo «bueno» (el de aquellos que agreden a los adversarios de Washington). Una prueba más de ese doble rasero la ofrece el caso del terrorista Luis Posada Carriles. Autor intelectual de la voladura de un avión de la compañía Cubana de Aviación, en 1976, que costó la vida a 73 inocentes, este anticastrista radical fue juzgado y condenado en Venezuela. Escapó después de una cárcel de ese país. Volvió a organizar un atentado contra Fidel Castro en Panamá. Junto con su cómplice Orlando Bosch, fueron de nuevo detenidos, enjuiciados y condenados. Pero, en agosto de 2004, estos terroristas reconocidos y confesos fueron indultados por la presidente panameña Mireya Moscoso. Durante un tiempo no se supo del paradero de Posada Carriles. Se le creía en algún país de América central bajo protección de la CIA. Pero se acaba de revelar que se encuentra en territorio estadounidense, en Miami. Sus cómplices, Santiago Alvarez y José Pujol, también connotados terroristas, fueron quienes organizaron y ejecutaron la operación de introducir a Posada en Florida utilizando la embarcación «Santrina», propiedad del primero, desde Isla Mujeres, en el estado mexicano de Quintana Roo. El representante demócrata por Massachusetts, William Delahunt, acaba de pedir en carta a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes una investigación sobre la presencia de Posada Carriles en Miami Para la comunidad internacional, se trata de un hecho gravísimo. El 26 de agosto de 2003, George W. Bush afirmó en publico : «Si alguien protege a un terrorista, si alguien apoya a un terrorista, si alguien alimenta a un terrorista, es tan culpable como el terrorista.»




EL PROGRESO de Aranjuez

República y de izquierdas. Respuesta, de Rafael Páez, director de «El Progreso» a Carlos López por su artículo en Cuatro Esquinas el 29 de abril de 2005. En respuesta a Carlos López por su artículo sobre la conmemoración de la II República quiero, en primer lugar aclararle que por supuesto que hay interés por parte de los sectores más progresistas de esta sociedad en poner de actualidad el debate Monarquía o República. Y hay interés porque al vivir en una monarquía parlamentaria estamos consagrando un régimen que en esencia no es democrático, ya que sólo hay una familia que puede aportar individuos a la Jefatura del Estado, y no es por motivos de mérito intelectual, sino por sus atributos seminales. Con el embarazo de Leticia Ortiz estamos asistiendo a la gestación del que puede ser el futuro jefe del estado, sino lo impedimos antes los españoles y españolas, sin que haya hecho méritos para serlo. Por esto rei-

vindicamos una República, porque de entrada todos los ciudadanos y ciudadanas de este país tengamos los mismos derechos y obligaciones (recuérdese que el monarca no paga impuestos y cobra un sueldo escandaloso comparado con el de cualquier Presidente de República en nuestro entorno). Y recordamos y reivindicamos una República similar a la del 31 porque esta era progresista, que se definía en su primer artículo como «una República democrática de trabajadores de toda clase». Y a pesar de lo que dice Carlos López fue un modelo de convivencia o es que se olvida de que los que la abortaron violentamente fueron los militares y la derecha reaccionaria de este país, que no habituada a perder el poder político recurre, para conservarlo, a golpes de estado o a deslegitimar el resultado de unas elecciones porque el atentado que hubo el 11-M fuese obra de otro de los muchos contubernios que se inventan.

Y yo le digo también a Carlos que la República que muchos, incluido yo, reivindicamos es de izquierdas porque hoy solamente es posible hablar del republicanismo desde una perspectiva de izquierdas. ¿Acaso no comparten todos los grupos de izquierdas, no los de derechas, el concepto antidinástico de la jefatura del Estado, siendo esta un cargo público elegido por sufragio directo y sometido a las leyes del Estado como cualquier otro ciudadano? Y la idea de un Estado laico, en el que no se permita la injerencia religiosa en la «res pública» (educación, ejército, en la propia actividad política, etc.), pero que permita y reafirme el pluralismo y la divergencia ¿no forma parte de la cultura de la izquierda? La derecha de este país se sigue erigiendo como la abanderada de la retrógrada ortodoxia católica. Y hay que considerar una estructura federal del Estado, no como una descentralización, sino como una delegación de poderes y funciones de las colectividades inferiores en favor del Estado federal, manteniéndose la diversidad de los pueblos que se organizan autónomamente, federándose «desde abajo». ¿Y no desea la izquierda una democracia auténticamente participativa, superior a la democracia delegativa actual, potenciando los mecanismos de participación y de control por parte del ciudadano de la actuación de los políticos, involucrándose directamente en las decisiones que le afecten? Por esto considero que la República debe de ser de izquierdas y además, es lógico que los que nos consideramos progresistas y de izquierdas demandemos una República de izquierdas.


Opinión

EL PROGRESO de Aranjuez

Marxismo versus izquierda verde

Óscar Gómez Mera “Por lo que a mí se refiere, no me cabe el mérito de haber descubierto la existencia de las clases en la sociedad moderna ni la lucha entre ellas. Mucho antes que yo, algunos historiadores burgueses habían expuesto ya el desarrollo histórico de esta lucha de clases y algunos economistas burgueses la anatomía de éstas. Lo que yo he aportado de nuevo ha sido demostrar:1) que la existencia de las clases sólo va unida a determinadas fases históricas de desarrollo de la producción; 2) que la lucha de clases conduce, necesariamente, a la dictadura del proletariado; 3) que esta misma dictadura no es de por sí más que el transito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases”. Carta de Marx a J. Weydemeyer el 5 de Marzo de 1852. La tergiversación de la historia y de sus acontecimientos es un arma poderosa, que la burguesía y sus acólitos a sueldo han utilizado de forma miserable durante las últimas décadas para desprestigiar al marxismo. Desde las filas de la derecha se trata de inculcarnos que la lucha de clases ha terminado, que Carlos Marx está muerto y enterrado y con él su doc-



trina, y que el capitalismo ha triunfado. Es la teoría del fin de la historia y de las ideologías. Es lógico que la derecha afirme esto. lo que es lamentable es que esta teoría la avalen ciertos sectores autodenominados de izquierda, insertándose en un nuevo espacio político, la “izquierda verde”. Esta nueva izquierda parte de la base de que hay que superar la lucha de clases, que el comunismo es algo obsoleto e incluso grotesco, y a lo que debemos aspirar es a gestionar el sistema capitalista para dotarlo de un rostro más humano. Esta nueva forma de oportunismo político, con la que la burguesía se frota las manos, utiliza los diferentes colores del arco iris para referirse a diferentes ámbitos de intervención: el violeta para la igualdad de género, el blanco para el pacifismo, el verde para el ecologismo, el rosa para la liberación sexual,… Esta izquierda reformista, por norma general, suele ser también muy pro-nacionalista, aunque desde sus filas trate de teñir esas veleidades nacionalistas con un ropaje de “federalismo progresista”. Tal es el caso de Ezker Batua gobernando con el PNV en Euskadi, de Iniciativa per Catalunya de la mano de ERC y de Maragall, y de otras corrientes y federaciones de Izquierda Unida. Esta izquierda tan colorida y chachi-guay no es que no sea comunista, es que por regla general suele ser anticomunista, y por consiguiente no se le debería catalogar como izquierda. Porque se puede ser de izquierda sin ser comunista, pero lo que no se puede es ser de izquierda siendo anticomunista. Recordemos aquella famosa frase de Felipe González, alias Sr. X, pronunciada allá por 1979 (si mal no creo recordar) cuando para renegar del marxismo proclamó aquello de que “hay que ser socialista antes que marxista”. Pues bien, ante los postulados oportunistas y arribistas de la izquierda verde, los comunistas en particular y la izquierda anticapitalista y antisistema en general, debemos alzar nuestra voz para decir que ser ecologista, ser feminista, ser pacifista y ser patriota sin enmarcar todo ello en la lucha de clases, es decir, sin ser marxista, supone ir a la zaga de la burguesía y del sistema capitalista. La liberación sexual, la igualdad de género, la auténtica paz y el sigue en la página 6.




EL PROGRESO de Aranjuez viene de la página 5

verdadero patriotismo (que no nacionalismo, ya que no es lo mismo) vendrán de la mano del socialismo o no vendrán. Y digo no vendrán, porque en el marco de la sociedad capitalista a lo único a lo que podemos aspirar es a reformas, de las que no hay que renegar ya que caeríamos en el izquierdismo más sectario, pero que la mayoría de ellas suponen pan para hoy y hambre para mañana. El problema de la igualdad de género no se soluciona teniendo un consejo de ministros donde la mitad son mujeres, ni elaborando listas electorales con amplia presencia femenina. De la misma forma que, en lo que al medio ambiente se refiere, la solución a los grandes desastres ecológicos y el desarrollo sostenible no pasan porque cada uno de nosotros utilicemos los folios por las dos caras. Así mismo a la única paz a la que podemos aspirar en el marco del capitalismo, es a la mal llamada paz social con los empresarios y sus organizaciones. Hoy esta “izquierda” ha ocupado el espacio vacante dejado por la socialdemocracia al pasarse esta al campo del liberalismo económico. A pesar de ello la alternativa sigue siendo reforma o revolución, socialismo o barbarie. No existe una tercera vía o una solución intermedia. La disyuntiva que se da entre derecha e izquierda parlamentaria, todas ellas catalogadas de demócratas, supone una alternancia en el poder y en el sistema, pero nunca una alternativa al propio sistema. La izquierda parlamentaria (socialdemócrata y reformista) es otra garante más del sistema capitalista. Por ello, se hace más necesario y urgente que nunca dotar a la clase obrera de un partido revolucionario fiel a los principios del

marxismo-leninismo, independiente de las organizaciones burguesas y reformistas, y hostil hacia sus posiciones ideológicas. En definitiva, la clase obrera necesita de su vanguardia, ya que sin ella es un barco a la deriva en un mar infestado de tiburones capitalistas y reformistas. Como siempre, las clases capitalistas dirigirán todos sus esfuerzos para malograr la construcción de ese partido como hicieron en su día con el PCE. Y que ha nadie le sorprenda que en esa Santa Cruzada, la ya mencionada izquierda verde ejerza de escudera y espadachín a sueldo de los inquisidores burgueses. Por ello, no podemos permitir la penetración de ideologías burguesas ya que de hacerlo, correremos la misma suerte que corrió el PCE, hoy en el campo de la izquierda parlamentaria reformista, debido a sus concesiones: renuncia a la República, impunidad del Rey franquista incluida en la Constitución, aceptación de la economía de mercado, reconciliación nacional,… etc. El abandono de los principios marxistas-leninistas supuso un aliciente extraordinario para la consecución por parte de la burguesía de sus fines. Ante una clase obrera debilitada y desorientada ideológicamente la burguesía se crece, y no desperdicia las posibilidades que se le presentan de preservar su poder político y económico, e incluso de aumentarlo. Que los traidores reformistas de la izquierda verde se queden con sus poltronas y sus coches oficiales. Los comunistas permaneceremos fieles al marxismo al lado de la clase obrera.


Opinión

EL PROGRESO de Aranjuez

El diario El Mundo manipula sobre Cuba Noticia objetiva: El gobierno cubano distribuirá entre las familias tres tipos de ollas eléctricas, serán gratuitas para los pensionistas y subvencionadas para el resto de las familias. Es una campaña para sustituir electrodomésticos anticuados y repartir bombillas de bajo consumo para ahorrar energía. En Cuba la electricidad está subvencionada a un precio por debajo de su coste y es el Estado quien paga el exceso y derroche de consumo. El manipulador corresponsal de El Mundo, el cubano Angel Tomás González, el pasado ocho de mayo a doble página dice en la entradilla, referiéndose a la sustitución de bombillas: “Quien se resista puede ser acusado de «disidente lumínico»”. Ete corresponsal, otrora jefe de redacción de Juventud Rebelde, al no encontrar disidentes políticos, ha inventado la tipología de disidente lumínico, aún cuando nadie haya planteado la resistencia a la susti-



tución de bombillas. En referencia a una mujer que comete el sacrilegio de hablar bien de la propuesta del gobierno: “ La mujer demuestra tener la lección más que bien aprendida” . “El propio Castro habló de ese tema cuando anunció las innumerables ventajas económicas que supondrá para la isla el reparto de ollas, hasta ahora vedadas” . El corresponsal inventa una nueva acepción para el término veda; “la veda de ollas”. Esta nueva acepción es tan absurda como quien la escribe, puesto que lo que sucedía era que el estado hasta ahora no distribuía ese tipo de electrodoméstico porque el sistema eléctrico nacional no estaba en condiciones de asumir ese gasto enérgetico, como bien sabe Angel Tomás, como cubano que es. “Frente a ello ahora se abre camino el socialismo de la olla” . Tampoco es mal socialismo, en el mundo capitalista todo lo que necesites te lo tienes que comprar, aunque pueda ser utilizado para la alimenación humana. Por eso yo propongo que este iluminado nos hable mejor del “capitalismo de la inanición” que afecta a gran parte del resto de América Latina, lo que ayudaría a aclarar los dos modelos vigentes. “Cada familia recibirá tres ollas y una cocina eléctrica portátil en una gran operación política tramada con el fin de oxigenar el modelo socialista isleño” . En muchos países capitalistas de Asia, Africa y América Latina seguro que echan de menos muchas “operaciones políticas tramadas” que les permitan dejar de cocinar con leña, lo cual puede ayudar a evitar la esquilmación de los bosques. “Desde hace unos 40 años, las mujeres cubanas, además de inventar comidas en un país donde el abastecimiento de alimentos es inestable, han enfrentado la carencia de equipos de cocinas y de combustible. Para el sector femenino las tres ollas y las hornillas eléctricas son un tardío milagro justiciero” . Por las fechas que plantea, el corresponsal insinúa que la desaparición de la dictadura de Batista provocó las carencias, nostálgico parece. Llama la atención el término “inestable” para referirse al abastecimiento de alimentos. Efectivamente en gran parte del mundo capitalista el abastecimiento está estabilizado. Estabilizado en la ausencia de comida, pero eso no es noticia, al fin y al cabo que más da el que cada minuto muran quince personas en el mundo de hambre. No parece que el reparto de ollas en Cuba sea un “tardío milagro justiciero”, en ningún país del mundo se ha hecho todavía, resulta que es una medida tardía a pesar de ser los primeros en aplicarla . Recuerda el periodista que “el módulo de tres ollas y pasa a la página 8




EL PROGRESO de Aranjuez viene de la página 7

hornilla eléctrica” cuesta unos seis dólares y que es un precio que muchos no pueden pagar. Pues imagínense si el precio fuese el del mercado libre de cualquier otro país, sin ninguna subvención estatal. No olvidemos que para los pensionistas es gratis y que la mayoría de esos pensionistas viven con sus hijos. “El destino de las bombillas incandescentes en la isla es el peor de todos. Desterradas de los comercios, las que aún existen en las casas tienen que ser delatadas por las

pero... Temen ser acusados de disidentes lumínicos” . Insiste en la nueva modalidad de disidencia descubierta, y en el apego de los cubanos a la bombilla, por la que sienten un afecto especial. Posiblemente sea él el que le tenga apego a la bombilla lo que evidentemente requeriría su ingreso en un psiquiátrico, puesto que nadie en su sano juicio se enamora de una bombilla. La diferencia entre la política energética de Cuba y la de un país capitalista consiste en que en España, por ejemplo, un pensionista debe pagar

Pintada en la ciudad de la Habana. familias ante la comisión de vecinos encargada de censarlas” . Lo que el corresponsal llama comisión de vecinos no se encarga de delatar las bombillas, si no de inventariar los electrodomésticos y cuántas bombillas de bajo consumo necesitan para entregárselas a las familias. En el impreso que ha llegado a la casa de Angel Tomas en La Habana, como a la de cualquier cubano, se le pregunta si funciona el motor de su refrigerador, si está averiado el termostato o si necesita sustituir la junta de la puerta para que no pierda energía. También se le pregunta si necesita algún tipo de asistencia social para que cubra esos gastos. No es precisamente delación esa recogida de información. “Hay cubanos que no quieren dejar de tener bombillas incandescentes,

todos los meses el recibo de la luz que incluye los gastos de producción de la electricidad, los dividendos que hay que repartir entre los accionistas de la empresa hidroeléctrica y los millonarios sueldos de los altos ejecutivos de la compañía. Después viene el Estado y le incrementa los impuestos (IVA). En Cuba no hay que pagar dividendos a ningún accionista ni sueldos desorbitados a ningún ejecutivo, y el Estado pone dinero subvencionando parte del gasto de consumo eléctrico de las familias. Hagamos algunos números. Los cubanos pagan 0´09 pesos por kilowatio de electricidad que, al cambio, quiere decir 0’0032 euros. No hay cuota por el servicio, de modo que una familia paga normalmente al mes 14’60 pesos de consumo eléctrico. ¡Medio euro al mes!. Con

Local lo que cobre del diario El Mundo Angel Tomás por el reportaje del que estamos hablando, puede pagar la electricidad de su familia durante más de sesenta años. Por eso está obsesionado el gobierno cubano con que los electrodomésticos consuman menos, porque es el Estado el que está pagando el consumo, incluido el de este periodista manipulador. Ese es el delito por el que condenan a Cuba en los medios de comunicación. Pero además lo que el periodista denomina “disidente lumínico” no es otra cosa que la necesidad de dejar en manos de la colectividad los criterios de respeto medioambiental y no a merced de cada individuo. Si el medio ambiente es común, no debe escandalizar que también sea común y vinculante para todos el modelo de ahorro energético. Y si en nuestros países de microondas y vitrocerámicas resulta ridícula una ofensiva gubernamental distribuyendo ollas eléctricas es porque nuestro modelo social se fundamenta en la carrera sobre la adquisición del último modelo electrodoméstico, sin pararnos a pensar en todos los que se quedaron atrás sin acceso al mínimo avance tecnológico. Por mucho que a algunos les parezca una aberración, en Cuba se piensa que no es justo –aunque no sea ilegal- tener un microondas si el último cubano no dispone de un sistema eficaz para cocinar. Ese es el pecado de “socialismo de la olla” que algunos no le perdonan. En conclusión, si el principal motivo de crítica de los defensores de la libertad que agasajan a dictadores como Mohamed VI, Pinochet, Franco, etc., contra Cuba es que se reparten tres tipos de ollas eléctricas y se sustituyen los electrodomésticos para disminuir el consumo, respetar el medioambiente y que siga estando subvencionada la electricidad es que ya les quedan pocos argumentos para atacar el socialismo cubano. P.S. y R.P.


Avance San Isidro