Issuu on Google+

Conventual Antena

N潞 31. JUNIO 2013

n 贸 z o i a r r a o C solid

Carrera por Corozal

(Colombia)


sumario EN PORTADA

Dos jóvenes del grupo de Misiones de Madrid en la I Carrera Solidaria del colegio San Buenaventura. EDITORIAL Bajo el signo de Francisco. PROYECTO PASTORAL El valor de la amistad. Juan Antonio Adánez EDUCACIÓN Si pongo Corazón, pongo Corozal. Francisco Cezón Un paseo por las basílicas franciscanas. Francisco Cezón Semana Cultural con la fe de fondo. Francisco Cezón Bienvenidos a la Ópera. Bernardino Román Nuevo “bocata solidario” por Corozal. Bernardino Román ENTRE COMILLAS ¿Por qué no confiar? Asunta Utande PASTORAL II Certamen Amigos de la Música. Bernardino Román Representación infantil de la Pasión. Anuncia Marín Una parroquia que canta y camina. Jordi Alcaraz Orgullo de expresar lo que se siente. Jacinto Martínez Lluvia de fe y convivencia franciscana. Dolores y Ramiro CONVENTUALES El Papa reza virtualmente ante la Tumba de San Francisco. Redacción San José de Cupertino vuelve a Asís. Marcelo Cano CONCOMITANCIAS La puerta se abrió para ti. Isabel Español PASTORAL JUVENIL VOCACIONAL Buscamos el rostro del que vive. Sergio Coronado En verano tampoco nos cansamos de buscar. Juan Cormenzana HISTORIA Y VIDA Primeros pasos de los conventuales en Zaragoza. Sergio Barredo DESDE LA PALABRA Peregrinos y extranjeros. Juan Miguel Vicente ASÍS DIRECTO Francisco, un nombre que es todo un programa. Abel García-Cezón MISIONES “Tenéis algo de comer?”. Jordi Alcaraz EVANGELIZACIÓN Aumento significativo de mílites. Antonio Royo MIRADAS Caminos y atajos. César Marcos SOLIDARIDAD Una casa con corazón. Carmen Villamayor Con los leprosos de hoy. Redacción EN PRIMERA PERSONA Cristina Murru: “La belleza no se ve con los ojos sino con el alma”.

3 4 5 5 6 7 8 9 10 10 11 12 13 14 14 15 16 18 20 22 23 24 26 27 28 29 30

Conventual Revista de la Familia Franciscana Conventual Antena

EDITA: Provincia Ntra. Sra. de Montserrat. Franciscanos Conventuales (España). DIRECTOR: Luis E. Larra Lomas. CONSEJO DE REDACCIÓN: Bernardino Román • Sergio Barredo • Juan Miguel Vicente • Abel García-Cezón. CONSEJO ASESOR: Juan Antonio Adánez (Pastoral) • Bernardino Hos-

pital (Formación) • Roberto Llorente (Centros Educativos) • Juan Luis Cormenzana (Pastoral Juvenil Vocacional) • Jordi Alcaraz (Misiones-Justicia y Paz) • Antolín Mayo (Orden Franciscana Seglar) • Gonzalo Fernández-Gallardo (Milicia de la Inmaculada).

ADMINISTRADOR: Julián Pascual. DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Diego Tapia. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: C./ El Greco 16 (Batán). 28011 Madrid.

Teléfono 91 526 71 61 - Fax 91 526 11 16 Correo electrónico: antenaconventual@pazybien.org - Pagina web: www.pazybien.org

La suscripción es gratuita, pero si desea colaborar puede enviar un giro o ingresar su donativo en el BANCO SANTANDER CENTRAL HISPANO 0049-4690-50-2693015633. Depósito legal: B-26306-05. Imprime: Gráficas Dehon. 28850 Torrejón de Ardoz (Madrid). © No se permite la reproducción total o parcial de artículos y fotografías sin una autorización expresa de la dirección de la revista, que se publica trimestralmente en marzo, junio, septiembre y diciembre.

2 / JUNIO 2013 Conventual Antena

La iglesia de San Juan de los Reyes, en Toledo, detrás de una escultura en forma de mano.


editorial

Bajo el signo de Francisco De las cuatro estaciones que tiene el año, la primavera suele ser la más corta, pese a que oficialmente tiene los mismos días que las demás. Eso se debe a que el invierno se alarga y/o el verano se adelanta, con lo que la primavera queda reducida a unas pocas semanas. Lo mismo se puede decir del otoño, cuando esta vez es el verano el que se alarga y/o el invierno el que se adelanta. Sin embargo, con el cambio climático y las constantes variaciones meteorológicas todo lo dicho puede ser cuestionado al momento. No ocurre lo mismo en la Iglesia, donde muchos apuntan a que estamos inmersos desde hace unos meses en una primavera permanente, una estación que da nombre también a todo lo que tiene que ver con la novedad y lo distinto, la ilusión y el ánimo, el florecimiento y el entusiasmo. La elección del Papa Francisco al frente de la Iglesia, quizás no contra todo pronóstico divino pero sí contra todos los cálculos humanos, ha traído aire fresco y renovado al Pueblo de Dios extendido por todos los rincones de la Tierra. Decir esto no va en detrimento de Benedicto XVI, hoy Papa emérito, ni pretende contraponer a un pontífice con otro. Sencillamente es reconocer que el Espíritu sopla y elige en cada momento al sucesor de Pedro y al obispo de Roma que más conviene a la propia Iglesia y al mundo al que está llamada a servir. Benedicto XVI fue el papa teólogo que desde una preparación académica cualificada pudo dialogar de tú a tú con la cultura atea. Francisco puede ser el papa pastor que procedente de un mundo pobre y sencillo atraiga con sus gestos y palabras a los alejados e indiferentes. Justo lo que la Iglesia hoy necesita. No cabe duda de que toda la Familia Franciscana se alegra enormemente de que el cardenal Bergoglio haya elegido el nombre de Francisco para pastorear a todo el Pueblo de Dios. Sorprende, no obstante, que haya sido el primero en la historia de la Iglesia que ha tomado el nombre del Pobre de Asís. Todo un honor, pero también todo un reto: el honor de ser otro Francisco, a su modo y manera, y el reto de devolver a la Iglesia el rostro evangélico que nunca debería perder. Estamos marcados, por tanto, por el signo de Francisco, el de Asís y el de Roma, aunque los dos son también universales. Todo lo vivido durante el último trimestre del curso, precisamente el que coincide con la primavera, y todo lo que vamos a vivir en los meses de verano, cargado de actividades y propuestas, además del merecido descanso, son una invitación a no perder el tono primaveral en nuestras vidas. Que ni los rigores del calor ya anunciado ni la dureza del frío que vendrá agosten la belleza de lo nuevo ni congelen la ilusión . Lo dicho para todos vale muy especialmente para la Familia Franciscana Conventual, que no ha hecho más que empezar a aplicar las decisiones tomadas en el último Capítulo Provincial y el reciente Capítulo General. El verano, por fin, ya está aquí. Cuando en septiembre volvamos a encontrarnos en los trabajos y en estas páginas, será el momento de seguir dando todavía más frutos.

Conventual JUNIO 2013 / 3 Antena


proyecto

El valor de la amistad En el cónclave en el que fue elegido el Papa Francisco alguien lanzó la campaña de apadrinar a un cardenal rezando por él. Quizás podrías hacer algo parecido con un fraile de tu comunidad…

D

urante un mes, tiempo que duró el Capítulo General de nuestra Orden en Asís en febrero pasado, pude contemplar maravillado –gracias también a su magnífica restauración– el gran

fresco del Juicio Final que está en el coro de la Basílica Inferior de San Francisco. En este coro son notables los sitiales de madera de nogal tallados por Apollonio de Ripatronsone y taraceados por Tommaso de Antonio en 1471. En la parte cóncava se halla la representación del Juicio Final, un enorme fresco de más de 200 metros cuadrados que pintó Cesare Sermei en 1623. 4 / JUNIO 2013 Conventual Antena

pastoral

JUAN ANTONIO ADÁNEZ

Está claro que, en medio de los valiosos frescos de Giotto, Cimabue, Lorenzetti y Simone Martini no es precisamente la pintura que más atraiga la atención de los fieles, de los peregrinos o simplemente de los turistas que a diario llenan las naves de la famosa Basílica de Asís. Sin embargo, permitidme compartir ahora un momento muy especial que tuve con esta pintura, o mejor con un rinconcito de este gran fresco renacentista que tuve la gracia de tener frente a mí en muchos momento de oración litúrgica durante los días que duró el Capítulo General. Me explico: En medio de la solemnidad del gran fresco, del sonido de la trompetas del Juicio Final, entre el cielo y la tierra, entre Jesús, los santos y los demonios (horribles, por cierto) con la barca de Caronte surcando las riberas y transportando almas, allí, a un lado, en un rinconcito, amables, sonrientes, disponibles, están pintados unos frailes franciscanos sacando almas del Purgatorio y llevándolas al Paraíso. ¿Cómo las sacan? Pues ahí radica precisamente la gracia y el arte de la escena en cuestión: los frailes lanzan el cordón que ciñe su hábito para que las almas y los cuerpos, fuertemente aferradas a sus nudos, puedan acceder a la luz de la gloria. No me cansaba de mirarlo y de dar gracias a Dios por todas la generaciones de frailes que durante más de ocho siglos de franciscanismo han lanzado su cíngulo para catapultar a la gloria a tantos hombres y mujeres. Un amigo fraile Querido lector: Ten siempre a tu lado un amigo fraile. Quiere a los frailes que viven contigo, que sirven en tu parroquia, en tu colegio, en las diferentes actividades pastorales que compartimos. Ama a los frailes que están cerca de ti. Cuida a los frailes de tu grupo, de tu comunidad. Reza por ellos. Ayúdales a ser “mejores cristianos” –como decía San Francisco–, a ser más buenos cada día. Sostén su vida y su compromiso evangélico. Muéstrate cercano a ellos. Nos juzgues con dureza sus errores y unge con delicadeza sus heridas. Quién sabe, puede que un día, al mirar hacia arriba, veas sus rostros sonrientes que, haciéndote un guiño, te lanzan el cordón del hábito para que te agarres a él. Rezad por vuestros frailes y pedid también para que el Señor suscite en el corazón de los jóvenes sentimientos de entrega generosa a la Iglesia. Danos, Señor, vocaciones franciscanas conventuales, llena el mundo de cordones y nudos que se conviertan en escaleras para la salvación.


educación I Carrera Solidaria en el colegio San Buenaventura de Madrid

Si pongo Corazón, pongo Corozal Con el lema “Si pongo Corazón, pongo Corozal”, el colegio San Buenaventura celebró el 26 de abril la I Carrera Solidaria a favor de esta localidad colombiana, en la que se vio involucrada toda la comunidad educativa en un ambiente festivo y participativo.

E n la carrera participaron los aproximadamente 1.200 alumnos que tiene el centro, más los profesores (laicos y frailes) y algún miembro del grupo de Misiones de la vecina parroquia Nuestra Señora del Rosario. De hecho, se trató de una iniciativa de Misiones Franciscanas Conventuales en colaboración con el Departamento de Pastoral del colegio. El objetivo de la iniciativa deportivo-solidaria era doble: por un lado, que los alumnos tomasen conciencia de las graves injusticias que existen en el planeta, aprendieran a valorar todo lo que tienen y se comprometie-

ran en la construcción de un mundo más justo; y por otro, obtener fondos para ampliar y mejorar las instalaciones del Comedor Social Santa Clara de Asís que la Custodia de Colombia dirige en Corozal. El proyecto ha ido creciendo en tamaño y en servicios desde su creación en 2003, y en este momento incluye, además del comedor propiamente dicho, un pequeño dispensario y una sala de informática. También se han creado nuevos proyectos complementarios, como el Programa de Refuerzo Escolar, cuyo objetivo es reducir el abandono escolar, de manera

Momento de la salida de una de las carreras.

que niños y adolescentes puedan salir de la espiral de pobreza en la que viven. Se trata, por tanto, de un proyecto integral. Actualmente esta iniciativa auxilia diariamente a más de 200 personas, la mayoría niños, si bien también proporciona una comida diaria a un grupo de personas mayores. Corozal tiene una población de unos 50.000 habitantes y se encuentra en la costa atlántica colombiana, en donde más del 80 por ciento de la población vive en una situación de extrema pobreza y la tasa de analfabetismo ronda el 30 por ciento. A pesar de la crisis Los alumnos, muy concienciados con la situación que vive Colombia y a pesar de la crisis que hay en España y que afecta a muchos de ellos, se volcaron con esta actividad, recorriendo una y otra vez una pista que los profesores de Educación Física habían preparado en forma de corazón. Cada vuelta supuso un esfuerzo y una satisfacción para los alumnos. La carrera fue patrocinada por familiares y amigos. Cada vez que cruzaban la meta se añadía cierta cantidad de dinero a un carné de corredor. Cuantas más vueltas, más dinero para Corozal. En total se recaudaron algo más de 15.000 €, superando ampliamente las expectativas. Durante los días previos a la carrera hubo una campaña de sensibilización a alumnos y profesores por parte de varios jóvenes del grupo misionero que han colaborado como voluntarios en Corozal en campos de trabajo de verano en los distintos programas de la misión y que presentaron en el centro su experiencia. FRANCISCO CEZÓN Madrid

Conventual JUNIO 2013 / 5 Antena


educación Viaje a Italia de alumnos del colegio San Buenaventura de Madrid

Un paseo por las basílicas franciscanas Como todos los años, aprovechando el puente de San José Obrero, la semana del 27 de abril al 5 de mayo un grupo de alumnos del primer curso de Bachillerato visitaron algunos de los puntos neurálgicos del franciscanismo en Italia.

En Asís los estudiantes del colegio franciscano de Madrid veneraron la tumba de San Francisco y el cuerpo de Santa Clara, donde además oraron frente a la Cruz de San Damián; en Padua vieron las reliquias, la lengua y el mentón incorruptos de San Antonio y tuvieron la oportunidad de orar frente a su tumba. Además, los asistentes pudieron conocer otros importantes lugares franciscanos, como Rivotorto (el primer convento franciscano) y la Porciúncula (pequeña iglesia en la que Francisco se reunía con los primeros hermanos menores y donde se halla la capilla del Tránsito en la que murió y la rosaleda donde se produjo el milagro de las rosas sin espinas).

Alumnos del colegio en el prado de la Basílica Superior de Asís.

En Florencia visitaron la basílica de la Santa Cruz de Florencia (la más grande de todas las basílicas franciscanas) y en Roma la basílica de los Santos Doce Apóstoles, sede de la Curia General de los Franciscanos Conventuales, donde el domingo 28

de abril participaron en la eucaristía y pudieron saludar a varios frailes españoles, antiguos conocidos de los alumnos, como Fr. Indalecio Mínguez o Fr. Joaquín Agesta, asistente general del área mediterránea de la Orden. FRANCISCO CEZÓN Madrid

Semana Cultural con la fe de fondo Del 20 al 25 de mayo se desarrolló en el colegio San Buenaventura de Madrid la Semana Cultural 2013, que

6 / JUNIO 2013 Conventual Antena

giró en torno a varios temas que se conmemoran este año: el bicentenario del nacimiento del compositor italiano Giuseppe Verdi, el Año Europeo de los Ciudadanos (coincidiendo con el vigésimo aniversario del establecimiento de la ciudadanía de la Unión Europea, cuando el Tratado de Maastricht entró en vigor en 1993) y el Año de la Fe, proclamado por el papa emérito Benedicto XVI. Para recordar este triple motivo, hubo conciertos de música clásica, talleres de percusión, conferencias sobre la Unión Europea, videofórum sobre la película-documental “La última cima”, presentaciones en la iglesia conventual sobre la vida de Jesús a través del arte…

Tampoco faltaron las competiciones deportivas, los espectaculares experimentos de Química en el patio, las obras de teatro en inglés, los hinchables para los pequeños y las excursiones al monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), al monasterio de Uclés (Cuenca), a Toledo, a Aranjuez o a varias granjas escuela. La participación de los padres, en colaboración con profesores y alumnos,fue muy importante.Organizaron distintos talleres de cocina, costura y fotografía, además de partidos de pádel y una merienda. Como colofón, el último día por la tarde-noche se celebró en el patio del colegio la esperada verbena, que ya es todo un clásico. F. C. Madrid


Semana Cultural en el colegio San Francisco de Asís de Valladolid

Bienvenidos a la Ópera

El colegio San Francisco de Asís de Valladolid celebró este año la Semana Cultural del 6 al 12 de mayo bajo el lema “Bienvenidos a la Ópera”, para celebrar el bicentenario del nacimiento de dos grandes compositores operísticos: Verdi y Wagner.

Durante toda la semana permaneció abierta en el gimnasio del colegio la exposición“Bienvenidos a la Ópera” y las instantáneas del VI Concurso de Fotografía Medioambiental, para que las pudieran visitar los alumnos del colegio por las mañanas y el público en general por las tardes. Entre las actividades que se cele-

braron destaca la presencia del Duo Puccini, que impartió varias charlas de educación musical a diferentes cursos; la representación de la obra de teatro “Aventura en el desván de los abuelos”, escrita por José Luis Mayo, profesor del colegio; las competiciones deportivas a varios niveles y diferentes modalidades; la mues-

Actuación en el patio del colegio durante la Semana Cultural.

tra gastronómica organizada por el AMPA; el concurso “Representemos una ópera” y el espectáculo “La ópera patas arriba”; las excursiones a distintos espacios naturales y culturales de la región; y el final de fiesta en el Parque Fuentes Blancas de Iscar. Todos los actos fueron preparados con esmero, delicadeza y primor por los profesores del colegio, en cuya realización invirtieron muchas horas, mucha entrega y, sobre todo, mucho esfuerzo e ilusión. En todas las actuaciones y actividades se disfrutó y se gozó a raudales. Ha sido una hermosa, instructiva y ejemplar Semana Cultural que ha calado hondamente no solo en los alumnos y profesores, sino también en los padres, familiares, antiguos alumnos y conocidos que la han visitado. BERNARDINO ROMÁN Valladolid

Centros educativos hermanados por el deporte

El sábado 26 de mayo se celebró en Madrid la jornada deportiva intercentros, que cada dos años reúne a alumnos de los tres colegios franciscanos conventuales en España: Melchor Cano de Tarancón (Cuenca), San Francisco de Asís de Valladolid y San Buenaventura de Madrid. Se trata de una jornada festiva y de hermanamiento, con el deporte como punto de encuentro y de unión, en la que en esta ocasión participaron alumnos a partir de doce años que compitieron en diversas modalidades deportivas. Los profesores de Educación Física organizaron varios campeonatos: de

natación, fútbol, baloncesto y cross por la vecina Casa de Campo, lindante con el colegio San Buenaventura. Al final de la tarde se procedió a la entrega de

medallas, pero lo importante fue la oportunidad de participar, convivir y crecer juntos.

F. C. Madrid

Conventual JUNIO 2013 / 7 Antena


educación En el colegio San Francisco de Asís de Valladolid

Nuevo “bocata solidario” por Corozal El colegio San Francisco de Asís de Valladolid celebró el pasado 12 de abril el gesto del “bocata solidario”, que cada año pretende apoyar la obra social Santa Clara de Asís de Corozal, en Colombia, que da de comer diariamente a unos 150 niños y 50 personas mayores.

El comedor, unido al apoyo escolar a los niños que necesitan refuerzo educativo, está en manos de la Custodia de Colombia y recibe el apoyo de Misiones Franciscanas Conventuales. Para mentalizar adecuadamente a los alumnos de la importancia y la necesidad de cooperar con generosidad en esta obra social, con anterioridad a este gesto se les impartió una tutoría que había sido preparada adecuadamente y con esmero por el equipo de Pastoral del colegio. Como el día del acto fue desapacible, todos los alumnos del colegio en lugar de bajar al patio con orden y distribuirse por cursos y secciones acompañados por sus tutores y el resto de profesores, se quedaron en sus clases respectivas y a cada uno se le entregó un bocata y un refresco, que con anterioridad habían preparado los alumnos de 4º de la ESO y 1º de Bachillerato. A continuación todos los alumnos, comenzando por los más pequeños y acabando por los mayores, en perfecto orden y distribuidos por cursos y secciones se trasladaron a la iglesia parroquial donde, en un ambiente de silencio y de ejemplar respeto, tuvo lugar la realización del acto principal del “bocata solidario”. Solidaridad y aliento En primer lugar se escuchó una canción colombiana alusiva al acto, que a todos impactó grata y fuertemente. Después, la profesora Silvia Sanz, que estuvo en Corozal con ocasión del primer Campo de Solidaridad Misionera 8 / JUNIO 2013 Conventual Antena

Alumnos del colegio de Valladolid se solidarizan con niños colombianos de Corozal.

que organizó nuestra Provincia, dio lectura a un emotivo manifiesto. Luego, mientras se escuchaban sones de canciones colombianas, dos alumnos representantes de cada curso, uno portando en alto una mano recortada en cartulina (que llevaba pegada la fotografía de un niño a los que se atiende en el comedor de Corozal y en la que los miembros del curso habían escrito frases de solidaridad y aliento para estos niños), y el otro con un sobre que contenía el dinero recogido por el curso, se fueron acercando al presbiterio, en

el que se había colocado, en un lugar visible, una gran hucha con un letrero que decía: “Mi aportación en favor de Corozal”. Una vez finalizada la recogida de donativos, comenzó a escucharse una nueva danza colombiana, que todos se esforzaron por bailar, dirigidos por la profesora de Música y danza del colegio, y, a su conclusión, un fuerte y estruendoso aplauso fue el punto final a este simpático gesto del “bocata solidario”. El dinero recaudado este año ascendió a 2.074 euros. BERNARDINO ROMÁN Valladolid

Acto benéfico para Cáritas parroquial

Monólogos solidarios

El humorista José Juan Vaquero Armesto, antiguo alumno del colegio San Francisco de Asís de Valladolid, actuó el domingo 19 de mayo en el salón de actos del centro de manera gratuita con su espectáculo “Los monólogos de Vaquero”, con el fin de recaudar fondos para Cáritas parroquial. El salón estaba totalmente lleno de espectadores, entre ellos el también exalumno Óscar García, del grupo musical Celtas Cortos; Borja, jugador del Getafe; y el igualmente monologuista vallisoletano Chema Trueba. Todos disfrutaron largo y tendido con los monólogos de este genial y gran humorista por espacio de hora y media. B. R. Valladolid


Entre comillas

¿Por qué no confiar? E

ASUNTA UTANDE

n las fechas de mayo en que suelo escribir este artículo mis alumnos de 2º de Bachillerato andan preparando su despedida del colegio y siempre hace falta alguien que los reúna, los anime y los coordine. Este año me he autoelegido para ello. Los motivos no vienen a cuento en este momento, ni son el tema de este artículo. Solo decirles que no supone ni liberación horaria, ni complemento salarial ni ningún tipo de crédito, y a cambio sí implica cierta dosis de estrés para que todo esté a tiempo. No dejen de seguir leyendo, que no voy a hablar de mí, ni a presentarme como una mártir. Sobre todo porque, como dice mi madre, que, como buena castellana, es muy refranera: “Quién por su gusto duerme en el suelo, no hay que tenerle duelo”. De quien quiero hablarles es de ellos, de chicos y chicas de 17 y 18 años a punto de acabar su vida académica en el colegio. La mayoría ha pasado doce años en el centro. Son diferentes en los gustos, los amigos y los talentos, pero son iguales en lo que tienen por delante: mucha vida y mucho futuro. Aquí es donde alguno de ustedes está pensando: ¿mucho futuro?, y aquí es donde yo aprovecho para decirles lo que llevo tres párrafos preparándome para decir: ¿por qué no confiar? “¿Por qué no confiar?” es precisamente el lema elegido por ellos para la despedida de este año. Todo girará en torno a él: textos, mural, vídeos... Todo hecho por ellos y para ellos. Verlos trabajar me ha hecho creerme de verdad lo que hasta ahora solo era un lema. Es posible confiar en ellos. A pesar de su juventud, sus cambios de humor y sus críticas no siempre constructivas, cuando llega el momento y se confía en ellos, dan la talla y ponen sus talentos al servicio de un proyecto común, y lo que sale desborda las expectativas propias y ajenas.

Y como mi mente se parece más a una ensalada mixta (por la dispersión) que a un escritorio perfectamente ordenado, de repente aparece en ella el pensamiento leído hace unos días a la catedrática Adela Cortina: “Cuando las personas persiguen solo su beneficio, se equivocan: están más preparadas para cuidar y cooperar”. Y me sale decirles a ellos (que probablemente nunca lean esto) y a ustedes que me aguantan artículo tras artículo: “Confiad en vuestros talentos y no dejéis de ponerlos al servicio de los demás. Estáis llamados a ello. Confiad en que si lo hacéis, los talentos se multiplicarán”. Y en mi ensalada mental aparece como aliño la frase del Evangelio: “No estéis preocupados por el día de mañana, porque mañana ya habrá tiempo de preocuparse. A cada día le basta su propio afán” (Mt 6, 34). Y pienso en el poquito control que tenemos sobre nuestro futuro. No es que no sepamos qué va a pasar mañana, es que no sabemos qué va a pasar el minuto siguiente, de modo que ¿por qué no confiar?, ¿por qué no poner nuestra confianza en un Dios que cuida de todo, hasta de lo que nos parece más insignificante?, ¿por qué no volver a ser como un niño que duerme tranquilo porque sabe que las manos de quien le quiere están ahí para abrazarle y sostenerle? Sabemos por experiencia que la vida no siempre es fácil, que hay momentos de dolor y decepción. Que hay traiciones cuyas heridas no terminan de cicatrizar y que a veces no tenemos ni esperanza que perder. Pero, a pesar de todo, también sabemos, y no porque nos lo han contado, sino porque lo hemos vivido, que la desconfianza no hace estos momentos más llevaderos, que son las manos amigas las que nos sostienen en la caída y ayudan en la levantada. De modo que, si ya lo sabemos, si lo hemos experimentado en carne propia, ¿por qué no confiar?

Conventual JUNIO 2013 / 9 Antena


pastoral Bandas de cornetas y tambores de Valladolid

II Certamen Amigos de la Música de cofradías penitenciales La parroquia San Francisco de Asís de Valladolid acogió el 3 de marzo el II Certamen Amigos de la Música, que contó con la participación de cinco bandas de cornetas y tambores pertenecientes a las principales cofradías penitenciales de la ciudad. BERNARDINO ROMÁN Valladolid

El certamen se prolongó más de dos horas, durante las cuales muy pocos asistentes abandonaron sus puestos, como prueba de lo bien que se encontraban y de lo mucho que estaban disfrutando con la audición de la perfecta interpretación de las diversas piezas que ejecutaba cada una de las bandas. Las actuaciones fueron seguidas en un ambiente de ejemplar silencio y de contenida emoción, y cada una de ellas fue premiada con nutridos aplausos al final de su interpretación y por prolongados vítores cuando concluyeron sus respectivas intervenciones. La elección de la parroquia como lugar para celebrar esta importante cita musical vallisoletana fue muy alabada por todos cuantos asistieron a la misma y, sobre todo, por los diversos componentes de las bandas, por la amplitud del templo y por el lugar donde está ubicada,

Una de las bandas durante el pasacalles.

con una amplia plaza delante y calles en su derredor, por las que los componentes de las bandas pudieron celebrar un pasacalles que fue presenciado por muchos vecinos del barrio. Una vez realizado el pasacalles y precedidos por su vistoso banderín guía, las bandas fueron entrando en la iglesia de una en una, comenzando por la primera en actuar, hasta llegar a colocarse en derredor del altar mayor y de las escaleras de acceso al mismo, mientras la conductora del acto, desde el ambón, realizaba la presentación de cada banda y anunciaba las piezas que iba a interpretar.

En la parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Madrid

Representación infantil de la Pasión ANUNCIA MARÍN Madrid

Los niños del segundo curso de Catequesis de Primera Comunión de la parroquia del Rosario de Madrid vivieron de una manera especial la Pasión de Jesús al comienzo de la Semana Santa. Todos los años, desde hace ya mucho tiempo, representan la Pasión el Domingo de Ramos dentro de la Misa. Después de mucho trabajo, esfuerzo y de varios ensayos, son grandes y verdaderos actores. Este año comenzamos a ensayar el mes de enero y la preparación ha sido más tranquila. En total han sido 10 / JUNIO 2013 Conventual Antena

dieciocho los actores entre niños y niñas. El escenario fue el presbiterio de la iglesia parroquial, que estaba completamente llena de fieles, y el vestuario muy de la época. Todos bordaron su papel. La celebración comenzó con la procesión con cantos en la Plaza de los Franciscanos, donde el párroco, Fr. Ángel Mariano Guzmán, bendijo los ramos. Rodeados de personas mayores que también nos acompañaban, desde la calle llegamos a la iglesia para celebrar la Misa. En lugar de la lectura del evangelio se representaron las escenas más importantes del relato de la Pasión. Los niños nos emocionaron a todos con sus gestos y su forma de actuar. El coro nos acompañó con sus cantos. Un gran silencio reinó en todo momento, seguido al terminar con un respetuoso y prolongado aplauso. Fue una mañana preciosa de Domingo de Ramos.


En vivo y en directo desde Pamplona

Una parroquia que canta y camina

Siempre que acude la televisión se suelen cuidar los ambientes y la preparación, pues la pequeña pantalla es una ventana abierta a otros hogares. Así ha sido en la parroquia Ntra. Sra. del Pilar de Echavacoiz, en Pamplona, donde Televisión Navarra ha acudido para transmitir dos eucaristías. JORDI ALCARAZ Pamplona

La primera eucaristía televisada, el domingo 28 de abril, fue presidida por el guardián y párroco, Fr.Valentín Hernandez, y en ella se reflejó la diversidad y la vida de nuestra pequeña comunidad parroquial. A la semana siguiente se transmitió también desde la parroquia la Misa gitana en honor del santo gitano Ceferino Giménez, conocido como el Pelé. Esta eucaristía fue preparada por el grupo de Pastoral Gitana de la parroquia y de la diócesis. En la parroquia hay un grupo que se va consolidando desde que comenzó hace cerca de diez años, sobre todo a través de un taller de costura y manualidades de Cáritas para la promoción de la mujer gitana, donde se reza, se trabaja y se comparte la vida. Es uno de los grupos gitanos más vivos de la diócesis. Detrás está el esfuerzo desinteresado y tenaz de varias voluntarias y de las hermanas teresianas presentes en el barrio. La celebración fue presidida por Javier Arbilla, delegado diocesano de Pastoral Gitana. Para la ocasión se invitó a cantaores y bailaoras, que expresaron su profunda religiosidad a través de la música flamenca y el baile. Además, otra de las eucaristías se vió enriquecida y animada, esta vez ya sin cámaras, por un coro rociero de Pamplona en el que participan varios feligreses de la parroquia, con lo que también se conectó con otro colectivo importante del barrio: los andaluces y extremeños inmigrantes venidos en otros tiempos.

Un momento de la celebración de la Misa gitana en la parroquia.

Iglesia de Galar

Una celebración destacada, por la atención que ofrecen los frailes, fue la del pueblo de Galar, que el 21 de abril reabrió al culto su iglesia románica dedicada a San Martín de Tour tras unas importantes obras de remodelación y mantenimiento. Presidió la eucaristía el vicario de Economía de la diócesis, Javier Aizpún, y concelebró Fr. Juan Pascual, actual párroco, y el anterior, Fr. Antonio Vallinot. La parroquia de Pamplona es una comunidad que celebra y camina. El 16 y 18 de marzo peregrinó a Javier para celebrar la famosa Javierada. La primera fecha se realizó en autobús, con la Vicaría; la segunda fue con jóvenes y todos los que se sintieron con fuerzas para caminar cerca de 20 kilómetros tras las huellas de San Francisco Javier. Jóvenes participantes No todo sale en la televisión, en la Javierada. pero hubo un acto en la parroquia que podía haber sido también transmitido por su calidad: el concierto “Stabat Mater” en la vigilia de San José, el 18 marzo, ofrecido por la Coral San José Abesbatza y promovido por el Ayuntamiento de Pamplona. Realmente fue emocionante la interpretación que realizaron cerca de cien voces y músicos.

Conventual JUNIO 2013 / 11 Antena


pastoral Encuentro de los exalumnos de Palencia

Orgullo de expresar lo que se siente

Cuando te reúnes para preparar el encuentro de Cuaresma tienes la esperanza de que algo nuevo puede suceder, que no va a ser un encuentro más. Y así fue durante la cita de este año, en marzo, en Medina de Rioseco (Valladolid).

JACINTO MARTÍNEZ Burgos

Como siempre, aprovechamos para realizar actividades turísticas: el paseo en barca por el Canal de Castilla y sus preciosas riberas, la visita retrospectiva a la industria castellana de los siglos XIX y XX de la mano de la fábrica de harinas San Antonio, el recorrido por los soportales centenarios de la ciudad, sus iglesias y monumentos y, sobre todo, el Museo de la Semana Santa, que alberga bellas tallas de los siglos XV y XVI. Pero lo que más destaca en esta localidad vallisoletana es lo que podríamos llamar la pasión por la Pasión: la historia de las gentes llanas, sencillas y trabajadoras

de este pueblo castellano, que desde su nacimiento viven con pasión su Semana de Pasión. En Medina de Rioseco resumes en una palabra y en un sentimiento dos conceptos aparentemente opuestos: amor y dolor. Los miembros de la cofradía de la Dolorosa, Jesús Resucitado, la Piedad, el Cristo de la Paz… son cofrades desde que nacen, de generación en generación, de padres a hijos, de abuelos a nietos. Y lo llevan con orgullo. Este sería el resumen final del encuentro de Cuaresma: “Vivir con orgullo la pasión por la Pasión”. Orgullo por expresar lo que se siente en el corazón. La fecha del encuentro coincidió además con la reciente elección del Papa Francisco al frente de la Iglesia católica. En algún debate de corrillos muchos de nosotros hacíamos una valoración del camino y el devenir de la Iglesia hoy. El nuevo Papa quizás pueda señalar un rumbo que marque el contenido del próximo encuentro de Cuaresma de los exseminaristas de Palencia.

En el Camino de Santiago

Acogida cristiana y nueva evangelización JORDI ALCARAZ Pamplona

Nunca como en los últimos años el Camino de Santiago ha tenido tanto auge y trasiego de peregrinos y caminantes. Muchas son las motivaciones con las que empiezan, pero todos acaban en la oficina del peregrino sellando la compostelana y en la catedral con el abrazo al Apóstol. Hoy más que nunca se necesita un acompañamiento para que el Camino sea un encuentro de reconciliación con Dios, con los demás y con uno mismo, un acompañamiento explícito de la fe. Fr. Jordi, segundo a la derecha, durante su comunicación.

12 / JUNIO 2013 Conventual Antena

Por eso, en este Año de la Fe el Cabildo de la Catedral de Santiago de Compostela y los delegados de Peregrinaciones del Camino han querido reunir en un Congreso a los diferentes agentes del Camino que posibilitan esta peregrinación desde una propuesta católica. Ha sido un hito importante ya que por primera vez se han reunido obispos, religiosos, seglares, asociaciones de hospederos, confraternidades de diferentes países, peregrinos, etc., en tres intensas jornadas de finales de abril pasado, compartiendo y estrechando la colaboración. Los franciscanos conventuales hemos compartido en una comunicación nuestra experiencia de acogida en el Camino, concretamente en los últimos años en el albergue parroquial de Ponferrada (León) los meses de julio y agosto. Es nuestra pequeña aportación a la Nueva Evangelización en el Camino de Santiago. Si nosotros, como cristianos católicos en comunión y en red, no proponemos el tesoro de la fe, otros propondrán a lo mejor propuestas menos humanizadoras. El Camino está y los peregrinos pasan, en nuestras manos está la oportunidad de compartir la Buena Nueva.


Viaje a Pamplona y Zaragoza de matrimonios de Barcelona

Lluvia de fe y convivencia franciscana El grupo de matrimonios de Barcelona realizó a mediados de mayo, en Pentecostés, un viaje con sus hijos a Pamplona y Zaragoza. Lo que sigue es la crónica entrañable de aquellos días. DOLORES Y RAMIRO Barcelona

Son las 6 de la mañana. Ya no toca, pero hace frío. Dudas en el grupo: en Navarra pintan lluvias todo el fin de semana. Los niños ya están en el autocar medio dormidos. No se les oye apenas. De todos modos, no falta el optimismo entre los adultos, que nos felicitamos por estar de nuevo en marcha, justo un año después de nuestro viaje a Asís. Esta vez el destino es más modesto, pero no por ello menos interesante. Además, contamos de nuevo como maravilloso guía con Fr. Juan Antonio Adánez. Nuestra primera visita fue el castillo de Javier, joya de la Corona de Navarra. Los pronósticos de lluvia se cumplen y los verdes prados salpicados de brillantes gotas de agua ofrecen un contraste vencedor frente a la fría piedra, dura, recortada y las acumuladas nubes grises que cumplen sus amenazas. No hay tregua para comer. No hay hierba para retozar. No hay sol para florecer. Salta a la vista que no es nuestro hábitat de origen. Siguiente parada en el monasterio de Leyre. Arrecian las inclemencias. Los niños empiezan a encoger. Suerte que la cripta ofrece su resguardo y las didácticas explicaciones de la guía cautivan a los menores, que con ello olvidan que sus calcetines han desaparecido. Más tarde, en el rezo de Vísperas y con el canto gregoriano, esta joya del románico se realza y parece agradecer a sus moradores, los monjes, que la disfruten, la bañen en incienso, la llenen con sus cánticos, además de su trabajo y sus oraciones. Nosotros fuimos participes de ese momento mágico. Llena el alma, hicimos poco después lo mismo con el cuerpo. Y lleno también el cuerpo lo que vino a continuación es fácil de imaginar.

Nos esperaban los frailes en el convento de Echavacoiz, en Pamplona. Y con ellos sus feligreses de la parroquia Ntra. Sra. del Pilar. Celebramos todos juntos la solemnidad de Pentecostés. Una ceremonia que había preparado nuestro grupo y que, junto con nuestras canciones, queríamos ofrecer al Señor y a esa comunidad que nos acogía con su humildad y diversidad. Por la tarde, una visita turística al centro de Pamplona. Como no podía ser menos, y magníficamente guiados por Mª José Asiaín, nos atrajo especialmente todo lo referente al recorrido de los encierros de las fiestas de San Fermín. Después de una animada cena, nos entregamos otra vez en cuerpo y alma al sueño reparador, que contaba con la inestimable ayuda de unas confortables camas. La última jornada consistió en salpicar nuestro regreso a Barcelona de unas paradas que aliviasen la sensación de que le viaje tocaba a su fin. La lluvia quedó atrás. Primera Matrimonios e hijos con un paisaje navarro lluvioso de fondo.

parada en Olite. Breve. Suficiente para apreciar su monumentalidad y comprobar una vez más que los niños necesitan correr y los padres hacerles fotos. Segunda parada en Zaragoza. Convento franciscano conventual del barrio de Delicias. Acogida entrañable. Algunos reencuentros. También momentos nostálgicos. Nuestra última oración en su capilla. Una joya de arquitectura simple, atemporal y acogedora. Creo que todos allí dimos las gracias por haber tenido una nueva oportuniHumildad y diversidad dad para avanzar en nuestra fe, reafirmar la convivencia y Despertamos. Energías renovadas. Nubes, las mismas. agrandar nuestra familia franciscana.

Conventual JUNIO 2013 / 13 Antena


conventuales Durante la audiencia al ministro general, Fr. Marco Tasca

El Papa reza virtualmente ante la tumba de San Francisco

La urna de San José de Cupertino en la plaza del Comune de Asís.

El Papa Francisco, que visitará Asís el 4 de octubre, coincidiendo con la fiesta de San Francisco, recibió en audiencia el pasado 3 de mayo al ministro general, Fr. Marco Tasca, que estaba acompañado por el custodio del Sacro Convento, Fr. Mauro Gambetti, y el director de la revista San Francesco Patrono de Italia, Fr. Enzo Fortunato. REDACCIÓN Madrid

Durante el encuentro, el Papa rezó virtualmente ante la tumba de San Francisco, al conectarse mediante un dispositivo móvil tableta a la página web de la basílica, que ofrece imágenes en tiempo real de la Tumba de San Francisco. “Francisco de Asís, intercede por la paz de nuestros corazones”, dejó escrito el Papa. “Rezad por mí y pedid que recen los fieles”, reclamó el pontífice a los frailes conventuales. El encuentro tenía como objetivo la presentación al Papa del número especial de la revista San Francesco Patrono de Italia, editada por los frailes del Sacro Convento, dedicado a la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio. Poco días después de la

audiencia, la Santa Sede confirmó el pasado 23 de mayo que el Papa visitará Asís el próximo 4 de octubre, fiesta de San Francisco. La conexión con la webcam situada en la tumba de San Francisco es un ejemplo de cómo “los nuevos medios de comunicación digital son una ocasión para la fe y la evangelización, como muestran las muchas oraciones que llegan a la cripta de la basílica de Asís desde todos los rincones del mundo”, dijo Fr. Fortunato.“Oraciones en las que, después de la elección del Papa Francisco, se han acentuado los temas sobre la esperanza, la solidaridad y el camino que hay que recorrer juntos en la fe”, agregó. El Papa mira un icono de San Francisco junto a Fr. Marco Tasca.

14 / MARZO 2013 Conventual Antena

San José de Cupertino

vuelve a Asís MARCELO CANO Asís

Con motivo del 350 aniversario de la muerte de San José de Cupertino (1663-2013), la ciudad de Asís y la basílica de San Francisco, donde estuvo varios años en vida, acogieron la urna con las reliquias del “santo de los vuelos”, como era conocido por sus levitaciones místicas. San José de Cupertino nació el 17 de junio de 1603 y fue ordenado sacerdote el 18 de marzo de 1628. Amaba entrañablemente a la Virgen y es el patrón de los estudiantes. Sus numerosos “vuelos estáticos” en un primer momento fueron mal interpretados por el Santo Oficio. Por este motivo estuvo relegado en el Sacro Convento de Asís, en un lugar apartado, desde 1639 hasta 1653. Murió en Osimo (Italia) el 18 de septiembre de 1663, cuando se celebra su fiesta.


Concomitancias

La puerta se abrió para ti

ISABEL ESPAÑOL

¿Qué tienes, reina mía, que estás tan afligida?” –decía la voz amable en el sueño. “La puerta se abrió para ti y tú dejaste pasar a otro”. Sí, pasó horas esperando para entrar al seminario que iba a impartir un gran artista. Cuando le tocaba, un hombre le pidió que le dejara colarse. Al acabar, el artista preguntó si alguien podía mostrar un dibujo que plasmara lo que había explicado. Ella, por más que buscó su cuaderno, no lo encontró, y a la tarima subió el hombre al que había cedido el paso. El sueño se repetía desde que enviudó. Tres décadas de vida en común y un espléndido tándem profesional con un genio de la cirugía y la investigación del cáncer; ella fue coautora de muchos de sus trabajos, colega y admiradora. Creció con él, y fue feliz ocupando un segundo plano, pues amaba la ciencia porque lo amaba a él. En el cenit de su carrera, el doctor desarrolló un tumor cerebral que le paralizó el lado derecho. Tuvo que recurrir a la mano izquierda, la “siniestra”, el lado que asociamos con lo oscuro del inconsciente, con nuestra sombra. La enfermedad le obligó a aceptar la minoridad que hay en la discapacidad física y profesional, en la dependencia. Privado del bisturí, vio lo torpe que era en todo salvo en su trabajo, que nunca le costó esfuerzo porque la inteligencia era su destreza innata. Vivía su situación como un destino cruel e irónico que le envilecía, y vertía la ira en su esposa: rechazaba sus cuidados con acritud y aspereza, con una distancia inexplicable: ¿Por qué él, habiéndole permitido compartir el éxito, no le dejaba compartir ahora la derrota? Ella creía que los dos eran uno... Pero la actitud soberana le pudo al triunfador, que no supo ponerse, siquiera una vez, en la piel del súbdito que despide con salvas de honor a su reina. Le desgarraba el corazón

ver la fragilidad de lo que había sido el vínculo fundamental, el eje en torno al cual había girado su vida. Un día, al ordenar papeles, topó con un librito del poeta inglés W. H. Auden, donde describe dos tipos humanos: “el prolífico” y “el devorador”. El devorador cree que tiene encadenado al creador, que lo posee, pero de hecho solo coge retazos de su existencia. Por su parte, el prolífico solo puede serlo gracias a que el devorador acoge los excesos de su talento creativo y los canaliza. Todos llevamos dentro estas dos tendencias, en diferentes proporciones. Pero –advierte Auden– dichas proporciones varían lo suficiente como para que los individuos habiten mundos tan distintos que hacen difícil la mutua comprensión. La mayoría de la gente vive pasivamente, esto es, limitando su conocimiento a lo que les llega de la experiencia personal inmediata. Los menos procuran ir más allá, bien incidiendo en la naturaleza (el científico), en la vida de otros seres humanos (el político, el intelectual) o en su vida interior y espiritual (el artista), a veces por amor a Dios (el religioso). El libro le dio la clave: no se arrepentía de su entrega hasta el final. Pero quería superar la desilusión que le invadía: oraba pidiéndose perdón a sí misma por haber dejado una pieza suelta al iniciar la vida en común: la reflexión sobre lo que era primordial para ella (la relación amorosa), no explicitarla, no exigirla. Y perdonándole a él por haberla invadido, desbordado con su prolijidad, dando por supuesto que ella sería incondicional. La vida en comunidad no debería ser incompatible con el particular camino de individuación (“viudo” e “individuo” tienen la misma raíz) que se debe cada uno a sí mismo. Solo este doble eje permite y enaltece una entrega sostenida en el tiempo.

Conventual JUNIO 2013 / 15 Antena


el rostro

BUSCAMOS

DEL QUE VIVE Pascua Juvenil en el colegio San Buenaventura de Madrid

Buscar, aunque Google pretenda acabar con su intencionalidad, nunca será una palabra estática. Buscar es despertar, servirse de lo necesario y ponerse en camino.

SERGIO CORONADO Madrid

La fe de los que somos cristianos, de los que creemos en el paso de Jesús por nuestra vida, nos lleva irrefutablemente a buscar. No buscamos ser mejores, ni tener más, ni saber más que nadie. Tampoco buscamos comodidad ni conformidad, ni siquiera estabilidad. No buscamos la fama, ni el dinero, ni el poder, y mucho menos buscamos por buscar, lo que venga. Buscamos el rostro del que vive. Y es así, movidos por este espíritu de búsqueda, después de 40 días recorriendo nuestros desiertos, de peregrinar por lo más hondo de nuestro corazón, llegamos al colegio San Buenaventura de Madrid más de 60 jóvenes de varias comunidades franciscanas conventuales de España para celebrar juntos la Pascua del Señor. Y nos juntamos por un motivo, porque ya lo dijo Jesús: “Quien busca encuentra”, y nosotros nos encontramos, frente a frente, con el rostro del que vive. Con los más necesitados

Cada mañana, después de poner nuestras vidas en manos del Señor, con la convicción de que no vinimos a ser servidos sino a servir, salimos en grupos hacía los lugares donde habitualmente no pisamos, donde nunca 16 / JUNIO 2013 Conventual Antena

se desvía nuestra mirada. Porque Dios está allí donde nosotros no lo hemos puesto, donde se encuentran los más necesitados.

Estuvimos tras los muros y rejas electrificadas de la cárcel, donde se pierde el derecho a la libertad y, lo que es peor, la vida no vale nada. En los comedores sociales nos encontramos con los que soportan todo el peso de la crisis financiera en la que está sumergido el mundo, largas y largas colas de gente por un plato de comida. Es difícil aceptar el reto de vivir sin ser autosuficiente, pero lo es más cuando además de la socie-

dad te marginan por tu condición, y eso lo descubrimos en un hogar de discapacitados donde el sentirse cerca y queridos por otras personas es para ellos su mayor tesoro. También cuesta creer que un niño, con toda su inocencia, su energía, sus ganas de vivir, pueda estar excluido del mundo y con pocas esperanzas de un futuro mejor. Tuvimos la oportunidad de conocer a estos niños en algunas casas cuna. Apoyamos un proyecto de refuerzo escolar y actividades con niños, fuimos partícipes de historias increíbles de los ancianos


Jóvenes participantes en la Pascua Juvenil. Debajo, un momento de la celebración de la Pasión del Señor el Viernes Santo.

en las residencias, vivimos de primera mano la lucha de los enfermos del sida, recorrimos Madrid compartiendo comida y café para combatir el frío con la gente de la calle… y muchas experiencias más.

En todos estos lugares nos encontramos con Miguel, Sandra, Andrés, Sonia, Edu... personas en las que pudimos ver el rostro de Jesús. Compartir nuestra vida con cada uno de ellos solo se entiende cuando del servicio se hace una herramienta para crecer y transformar el mundo. Nos encontramos siendo participes del amor sin límites, siguiendo los pasos de Jesús, que se ciñó la toalla y se arrodilló para lavar los pies a sus discípulos. Compartir lo vivido Al regresar de tantas experiencias impactantes, nos volvíamos a juntar todos para comer. Era el momento de compartir lo que cada uno había vivido durante esos apasionantes encuentros. Solo con ver el reflejo de los ojos de cada uno de nosotros, solo con percibir cómo volvía nuestro corazón, comprendí que también ahí se encontraba el rostro de Dios. En la fraternidad, en cada uno de nosotros. Lo buscamos juntos, lo encontramos juntos.

Vivir momentos tan intensos requiere parar y escuchar la voz del Señor en nuestro corazón, y eso solo se consigue en el silencio. Todas las tardes tuvimos a nuestra disposición cuatro rincones donde también nos encontramos con su rostro.

El rincón de la Palabra, donde el Evangelio, siempre lleno de vida, tenía la palabra adecuada para cada uno de nosotros, cualquiera que fuese el momento que estuviésemos viviendo. El rincón de la expresión, donde pudimos dar rienda suelta a lo que guardamos dentro a través de la pintura. El rincón de la paz, que nos aguardaba con música e imágenes como ayuda para profundizar. Y por último, el rincón de la escucha. Cuando te acercas a las realidades más duras todo palpita en tu interior, remueve las cosas que enterrabas muy hondo y te hace sencillo, débil, criatura. En el rincón de la escucha podías poner palabras a todas esas cosas, y vivir, si así lo sentías, el sacramento de la reconciliación.

Historia de amor No solo en los más desfavorecidos,

en la fraternidad y en el silencio, sino también en las celebraciones, nos encontramos con su rostro. Porque después de entregar nuestro día a intentar seguir la forma de vivir de Jesús en estos tres ámbitos, no pudimos ser meros espectadores de su Pasión, sentados en los bancos de la iglesia, sino que fuimos invitados a ser protagonistas de la más apasionante historia de amor. Dura y difícil de comprender, sí, pero apasionante. Nos sentamos junto al resto de los discípulos en la última cena, compartiendo el pan y el vino que nos dejó como muestra de su amor incondicional. Sufrimos para permanecer despiertos en Getsemaní, donde el maestro dejaba toda su vida, con miedo pero con confianza, en manos del Padre. Cargamos con la cruz camino del Gólgota, entendiendo que Jesús soportaba a sus espaldas todo el sufrimiento del mundo, de los presos, de los discapacitados, de los niños enfermos, de todos y cada uno de los que nos encontramos en los voluntariados.

Y caía. Pero al igual que aquel día, hoy sigue habiendo gente como Simón de Cirene. Gente que camina junto a Él entregándose desinteresadamente a los demás, ayudándoles a levantarse. Abrazamos la cruz de Jesús, muerto, derrotado, porque nunca fue un superhéroe, ni un culturista lleno de músculos con un paño bien ceñido, sino un Dios que sufre, asesinado y humillado solo por amar, por luchar para que llegue un reino que no es de este mundo. Y brillamos, alimentados por la luz que nace en la noche, que rompe la piedra del sepulcro y vence a la muerte. Ángeles, cielo y tierra y todas las criaturas exultan jubilosos. Es el Señor resucitado quien se puso en medio de nosotros. Es el rostro del que vive.

Conventual JUNIO 2013 / 17 Antena


enil v u J l a Pastorcacional Vo

Tres grandes propuestas de PJV

En verano tampoco nos cansamos de buscar Se cumplen 40 años desde que el famoso director George Lucas diera a luz al aventurero más intrépido en la historia del cine, Indiana Jones. Cuatro décadas después, Indiana Jones sigue siendo prototipo del buscador, del aventurero que recorre el mundo buscando tesoros de un valor incalculable y luchando contra todo lo que se cruce en su camino. Indiana Jones nos enseña que en la vida siempre hay un tesoro que merece la pena buscar. Una búsqueda que nunca es fácil y que exige lo mejor de uno mismo. JUAN CORMENZANA Madrid

Los cristianos estamos con-

vencidos de que Jesús es nuestro mejor tesoro. Sin embargo, no sé si queremos gastar la vida buscando este precioso tesoro. Me pregunto si estamos dispuestos a levantarnos del sillón y dejar nuestras comodidades para embarcarnos en una búsqueda larga y fatigosa que seguramente nos llevará a países lejanos. Si eres un buscador nato, si no te conformas con lo conocido, si no tienes miedo a equivocarte, si estás dispuesto a asumir riesgos porque intuyes que en el fondo es tu felicidad lo que está en juego, desde la Comisión de Pastoral Juvenil queremos ofrecerte tres propuestas para este verano que te ayudarán en tu búsqueda y que seguro no te dejarán indiferente.

18 / JUNIO 2013 Conventual Antena

Experiencia Huellas

La primera propuesta es la Experiencia Huellas, que este Año de la Fe tendrá como destino el santuario mariano de Lourdes, en Francia, donde la Virgen María se apareció a la pequeña Bernardette en 1858. En el marco incomparable de los Pirineos franceses, este santuario acoge cada año a más de seis millones de peregrinos de todo el mundo animados por el amor a María y dispuestos a colaborar en el servicio a los miles de enfermos que diariamente acuden a Lourdes en busca de alivio y consuelo. Acompañaremos con cariño a los enfermos que vienen a renovar fuerzas para superar todo tipo de sufrimiento. Con ellos visitaremos la gruta de las apariciones y sentiremos el abrazo de Dios, firme y sólido como la roca. Beberemos del agua de la fuente y nos bañaremos en sus piscinas para revivir la fuerza sanadora de nuestro bautismo. Nos alojaremos en la Ciudad de los Jóvenes, un terreno de 15 hectáreas de zona verde pensado para los peregrinos más jóvenes, un lugar perfecto para conocer a otros y hacer fraternidad con los más de 2.000 jóvenes que se esperan en aquellos días y con los que compartiremos búsquedas e ilusiones. Por eso, si tienes entre 18 y 35 años te proponemos vivir esta preciosa experiencia de fe, servicio y fraternidad. ¡Ven con nosotros del 12 al 18 de julio! ¡No te arrepentirás!


Ojos que ven

Taller Porciúncula

La segunda propuesta es el Taller Porciúncula para aprender a orar con la Palabra de Dios. El nombre del taller, Porciúncula, recuerda aquel famoso episodio en el que San Francisco, encontrándose en aquella iglesita del valle de Asís, al escuchar el Evangelio y tras pedir la explicación de un sacerdote descubrió lo que Dios quería de él. Desde aquel momento, la Palabra ocupó un lugar privilegiado en la vida de Francisco. Tomás de Celano, su primer biógrafo, habla de él diciendo que nunca fue un oyente sordo del Evangelio y que gracias a su buena memoria lo recordaba y procuraba ponerlo en práctica sin tardanza. Fr. Francesco Cocco, franciscano conventual italiano y experto biblista, te facilitará los instrumentos necesarios para conocer, meditar y gustar interiormente la Sagrada Escritura como Palabra Dios viva y eficaz, capaz de iluminar tus pasos y de enseñarte a mirar el mundo y tu propia vida con nuevos ojos. El taller durará tres veranos y el cuarto año está prevista una peregrinación juvenil a Tierra Santa para poner rostro a todo lo aprendido. Si como Francisco no quieres ser un oyente sordo de la Palabra, vente con nosotros del 26 al 31 de julio a Palencia. ¿Te lo vas a perder?

La tercera propuesta es el II Campo de Trabajo Urbano “Ojos que ven, corazón de siente”, donde los jóvenes entre 16 y 18 años podrán disfrutar de un espacio amplio de voluntariado compartido con jóvenes de toda España. Las actividades se realizarán en la parroquia Nuestra Señora del Rosario y el colegio San Buenaventura, ambos en el barrio de El Batán, en Madrid, junto a la Casa de Campo. Se trata de una actividad conjunta con las Hermanas Teresianas que colaboran en la parroquia así como con los colegios donde ellas trabajan. Por las mañanas tendrán lugar las actividades de voluntariado en el comedor del Centro de Acogida e Integración Social Santiago Masarnau, en la Residencia de Mayores Montehermoso y en el Hogar para personas discapacitadas Don Orione. Por las tardes habrá talleres con los niños que participan durante el año en el Programa Amanecer de la parroquia, así como encuentros con diferentes asociaciones del barrio y agentes de pastoral que nos ayudarán a conocer mejor el mundo en el que vivimos.

lguna ticipar en a s r a p s e r ie má Si qu o necesitas rte propuesta , no dudes en pone n ió c o a l corre inform a través de to c ta n o c en : rg electrónico venil@pazybien.o u pastoralj Las películas de Indiana Jones siempre acaban bien. Estoy convencido que las propuestas para este verano acabarán igual de bien. Volveremos a casa cansados pero felices, sabiendo que la búsqueda ha merecido la pena. Incluso más de uno descubrirá con asombro que en lugar de ser él quien ha buscado, ha sido Otro quién le ha buscado y le ha encontrado primero. Y es que, en palabras del Papa Francisco, Él nos primerea.

Conventual JUNIO 2013 / 19 Antena


Historia y vida

SERGIO BARREDO GARCÍA

Primeros pasos de los conventuales para establecerse en Zaragoza

La presencia de los hermanos menores (conventuales) en Zaragoza hay que situarla primero a orillas del Ebro-Huerva, en una edificación que fue de los eremitas de San Agustín, tal vez ya a mediados del siglo XIII. En 1278 el Papa les autoriza a ocupar el convento de la suprimida Orden de Penitencia, o del “Saco”, lo que se llevó a cabo ocho años después; esta nueva ubicación parece ser que es donde, con el paso del tiempo, se levantó el renombrado convento de San Francisco de Asís, en el barrio de El Coso (donde hoy está la Diputación de Zaragoza). Esta presencia fue relevante no solo pastoralmente sino en el marco del Reino de Aragón. En lo que hoy es la provincia civil de Zaragoza existieron diversos conventos, como Alpartir, Borja, Calatayud, Cariñena, Daroca, Ejea de los Caballeros, La Almunia de Doña Godina, Luna-Monlora… San Francisco de Zaragoza pasó, por la fuerza, a los franciscanos observantes en 1567. Pero ahora nos interesa la historia del siglo XX. Como cintas de alpargatas son Castilla y Cataluña; y Aragón que está en el medio, el “ñudo” que las “añuda”.

Durante el mandato del ministro provincial P. Lorenzo Castro (1963-1966) se determinó abrir una casa en la ciudad de Zaragoza con el objetivo de atender las vocaciones procedentes de Aragón y, de paso, descongestionar los seminarios de Granollers (Barcelona) y Palencia. Tampoco se obvió que dicha ubicación acortaba distancias en el eje Palencia-Madrid-Tarancón y Barcelona-Granollers, lugares donde se estaba presente. En efecto, en la primavera de 1964 el P. Castro visitó al arzobispo de Zaragoza, Mons. Casimiro Morcillo, y le expuso el deseo de los conventuales, que acogió con gran complacencia. A estos les conocía de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Madrid, en cuya diócesis fue obispo auxiliar. Pero en estas estaban, sin haber dado tiempo a concretar nada, cuando Mons. Morcillo tuvo que regresar a Madrid al ser nombrado arzobispo de la capital. Al poco tiempo, la Santa Sede designa como arzobispo de Zaragoza a Mons. Pedro Cantero, natural de Carrión de los Condes (Palencia), paisano y amigo del cura diocesano, ya jubilado, Francisco Bustamante, que muchos conocíamos por su cercanía con la parroquia del Rosario madrileño y más tarde con el colegio San Buenaventura. Paisanos los dos de nuestro hermano conventual Fr. José Julio Diez. Don Francisco redactó una carta de presentación a Mons. Cantero, quien con toda amabilidad 20 / JUNIO 2013 Conventual Antena

atendió al P. Castro autorizando la fundación de un convento en una barriada que necesitase de atención pastoral. Manos a la obra Los frailes, aprovechando esta coyuntura, se pusieron manos a la obra: con el apoyo de los franciscanos capuchinos, que los acogen en su casa e incluso acompañan con su coche a la búsqueda de una zona para ubicarse, se fijan en la barriada Alférez Rojas, construida por la Obra Sindical del Hogar (OSH). Aquí existía la parroquia de San Francisco Javier, que utilizaba como templo una dependencia del cercano colegio público Alférez Rojas y atendía el cura diocesano Federico Carreras. El arzobispo está de acuerdo con la elección del lugar. Al no disponer de ninguna edificación propia, el siguiente paso consistió en buscar un terreno por la zona que fuera, como se dice en tono de chascarrillo, “bueno, bonito y barato”. De nuevo, los capuchinos de Torrero alargan su mano generosa: con la ayuda del P. Ernesto


Vista parcial de la parroquia y el seminario, hacia 1985. Al lado, celebración presidida por el arzobispo de Zaragoza, en 1974. Arriba, el ministro general y el provincial con los novicios del curso 1971-1972.

se pudo comprar a un amigo suyo, a buen precio, un terreno de unos 3.200 m², para la parroquia y el seminario. En un gesto, también digno de agradecimiento y con sentido de familia, el convento de los franciscanos (observantes) sirvió de marco para tramitar todo el papeleo con el Obispado, echando además una mano valiosa una franciscana seglar (“terciaria”). Concretamente, el 28 de junio de 1965 se entregó a los frailes la mentada parroquia, que había sido creada el 31 de marzo precedente. Debido a las estrecheces económicas de la Provincia de España, se tuvo que vender el mentado terreno y, pasado un tiempo, pensando en un seminario mayor, se determinó comprar un terreno de 8.000 m² (ubicadas dichas fincas al lado de donde hoy está el Parque de la Hispanidad). Pero este proyecto era tan ambicioso que sobrepasaba con creces los medios para su realización. Fatigosas gestiones Ante esta situación de urgencia se acudió a la OSH que, tras fatigosas gestiones, cedió gratis 1.600 m² en el lugar donde hoy se levanta el templo y el que fuera seminario menor y noviciado San José de Cupertino. La primera comunidad estuvo formada por el P. Gonzalo Utrillas Remón, como superior y párroco, y el P.

Pedro Ruiz Albacete, como vicario parroquial y conventual. Al poco tiempo fue destinado a Zaragoza el P. Román Villa Remón, por unos años maestro de novios. Al inicio siguieron residiendo en el piso cedido por la OSH al cura párroco don Federico, que el obispo destinó a la basílica del Pilar y nombró canónigo; dicho piso estaba ubicado en la calle Alférez Rojas, número 26, 3º Izquierda. A lo largo de los años, dos han sido los campos de trabajo donde han gastado (y siguen gastando) su vida los frailes, con la inestimable ayuda de los laicos: la parroquia y el seminario menor y noviciado (1970-1981). El seminario se inauguró, casi sin puertas, el curso 19691970, y el templo en la solemnidad de la Inmaculada del año 1969. (Esto último ya es materia para un segundo capítulo). Nota.- Dos de nuestros frailes proceden del barrio Alférez Rojas, Fr. Miguel Campillo y Fr. Antonio Royo, cuyas familias viven allí, estando unidas, física y afectivamente, con la comunidad parroquial y religiosa de San Francisco Javier. [Por otra parte, agradezco a Fr. Bernardino Palacios y a Fr. Miguel los datos proporcionados para elaborar estas páginas].

Conventual JUNIO 2013 / 21 Antena


Desde la Palabra

JUAN MIGUEL VICENTE

Peregrinos y extranjeros

La peregrinación es uno de los fenómenos antropológicos

más antiguos y difundidos. Tiene siempre algo de paradójico: el peregrino deja su casa y su tierra para dirigirse hacia “otro lugar”, percibido siempre como un lugar distinto, en el que podrá reencontrarse a sí mismo y recuperar las propias raíces; es decir, se pone en camino buscando estabilidad, firmeza y raigambre. El camino del peregrino tiene una dimensión de “éxodo”, de salida del propio mundo, de cambio constante de perspectivas, horizontes y panoramas, con una riqueza inagotable de paisajes y rostros nuevos: se abandona el lugar conocido y seguro para ir hacia lo desconocido, pero sabiendo que esa meta anhelada puede ofrecer una firmeza nueva y duradera. La fe bíblica comienza con una llamada a ponerse en camino, la llamada que Dios dirige a Abrahán: «Sal de tu tierra y de la casa de tu padre y ve a la tierra que te mostraré» (Gn 12,1). El éxodo, la liberación de Israel de la esclavitud en Egipto, que constituye el acontecimiento fundamental en la manifestación de Dios a su pueblo, es también un camino hacia una meta: de Egipto a la tierra prometida, de la esclavitud a la libertad, de la servidumbre al servicio, de la muerte a la vida. El Éxodo no es una odisea como la de Ulises, un largo viaje lleno de aventuras y peripecias que se concluye con la vuelta a Ítaca, a casa, donde le esperan la esposa y el hijo (Penélope y

El camino será largo y difícil, pero la meta está ya presente al inicio del mismo, como aspiración, esperanza y promesa. Es la meta la que marca el rumbo y da sentido al camino. 22 / JUNIO 2013 Conventual Antena

Telémaco) y el perro fiel, Argos. Para los israelitas, la tierra prometida es una realidad nueva y distinta, una nueva morada en la que habitar; la tierra de Canaán es exactamente lo contrario de lo que representa Egipto para ellos. El Éxodo es un camino hacia delante, una marcha hacia una meta, una transformación profunda. El camino será largo y difícil, pero lo esencial es que la meta está ya presente al inicio del mismo, como aspiración, esperanza y promesa. Y es precisamente la meta la que marca el rumbo y da sentido al camino. «No hay viento favorable para la nave que no sabe a qué puerto se dirige», advertía Séneca. El Éxodo se ha convertido en paradigma de todo deseo de ponerse en camino, de emprender ese viaje interior que atraviesa la aridez del desierto para dirigirse hacia una “tierra prometida”, con la nostalgia de lo que se deja atrás y el temor ante lo que nos espera, pero con la fe siempre puesta en la meta anhelada. Es, sobre todo, al ponerse en camino cuando se experimenta lo que los padres del desierto llamaban la xeniteia (del griego xenos: “extranjero”), es decir, la condición de extranjeros y peregrinos, que no tienen su morada definitiva en este mundo, que no poseen nada, sino que todo lo reciben como don. No es de extrañar, pues, que una de las imágenes y expresiones preferidas de Francisco de Asís para definirse a sí mismo y a los hermanos que se habían unido a él sea precisamente la de “peregrinos y extranjeros en este mundo” (2R 6,2; Test 24), imagen que toma de la Escritura: 1Pe 2,11; Sal 39,13. Con ella, Francisco invita a sus hermanos a amarlo todo y gozar de todo, sin retener nada ni apropiarse de cosa alguna, como el peregrino que está de paso, como el mismo Cristo, que fue “pobre y huésped” (1R 9,5).


Asís directo

Francisco, un nombre que es todo un programa M ABEL GARCÍA-CEZÓN

i colaboración para este número de la revista tiene mucho de testimonio personal. Reconozco que fue un precioso regalo (de Dios) vivir en Roma las últimas semanas de pontificado de Benedicto XVI, el cónclave y la elección inesperada de un Papa “llegado del fin del mundo”, que para mayor sorpresa de todos adopta el nombre de Francisco, por el Poverello de Asís. ¿Qué nos querrá decir el Señor con esta elección? Os confieso que esta pregunta me ronda con frecuencia desde aquella tarde-noche en la que, bajo una intensa lluvia y tras una larga espera en la plaza de San Pedro, pude escuchar por primera vez el nombre que había elegido el nuevo Papa: Francisco. Entre las personas que me acompañaban en aquellos momentos estaba un jesuita, profesor de la Universidad Gregoriana, que al escuchar el nombre elegido me miró con cara de tremenda sorpresa y me dijo: «Abel, es por “tu Francisco”, no por el mío» (se refería a san Francisco Javier). Yo le respondí: «¡Pero el Papa es jesuita! Sí, –dijo–, pero conozco a Bergoglio y estoy seguro de lo que te acabo de decir». ¡No se equivocó! «Un Papa con corazón franciscano y cabeza jesuita». «¡Qué combinación más extraña!», apostilló alguno. Aquella noche histórica todo el camino de regreso al convento donde resido en Roma me lo pasé dándole vueltas a lo que podía significar para nosotros un nombre así, teniendo en cuenta la coyuntura que estamos viviendo en la Iglesia. Sin quererlo, aunque aún no teníamos la confirmación definitiva acerca del nombre, fui recorriendo mentalmente la vida de Francisco, ¡de nuestro Francisco!, que un día decidió no adorarse más a sí mismo y escuchó la llamada a seguir las hue-

llas de Cristo. Abrazó el Evangelio y la vía de la simplicidad, que fueron para él camino de vida sin rebajas ni acomodaciones. ¡Era lo que quería, lo que buscaba, lo que deseaba en su corazón! Acogió sin miedo la invitación a pasar por la puerta estrecha, y el Señor lo condujo a los leprosos: tenían el rostro de Cristo, más aún, eran Cristo mismo, su imagen viva y sufriente. Inclinarse sobre Cristo e inclinarse sobre la humanidad sufriente se convirtió para él en la misma cosa. Escuchó la llamada de Jesús, que desde la cruz le pedía que reconstruyera la Iglesia, porque amenazaba ruina. Y, sin pensarlo, se puso manos a la obra. Poco después el Señor le dio hermanos y él los recibió con profunda alegría, aprendiendo a vivir el “evangelio de la fraternidad”. Puso el pequeño “nosotros” de su grupo de penitentes de Asís en el gran “nosotros” de la Iglesia. Y desde dentro, sin dividir ni condenar a nadie, la renovaron profundamente. Se enamoró de tal manera de Jesucristo que lo llevaba siempre en sus labios, en sus ojos, en su corazón… hasta el punto de que no podía pensar en Él sin conmoverse, porque había entendido que “el Amor no es amado”. Quizás aún es pronto para saber lo que el Señor nos ha querido decir con esta elección, pero lo cierto es que en el Papa Francisco, desde el inicio mismo de su ministerio, hemos podido reconocer la huella inconfundible del Santo de Asís. Ya no hay duda: el nombre elegido es realmente todo un programa para nuestra época, estremecida por grandes cambios en la sociedad y en la Iglesia. Ambos “Franciscos”, el de Asís y el de Roma, unidos misteriosamente, a pesar de los siglos de diferencia, para recordarnos que lo urgente hoy es recrear un camino de fidelidad a Cristo, de seguimiento humilde del Evangelio, de “fratellanza” y confianza en la Iglesia, de mayor autenticidad de nuestra vida cristiana, de un nuevo fervor apostólico y de cercanía misericordiosa con los pobres y con los que sufren.

Conventual JUNIO 2013 / 23 Antena


misiones Jornadas de Misiones Franciscanas Conventuales “¿Tenéis algo de comer?”. Es la pregunta que hace Jesús a los pescadores de Galilea, que ya conocen la resurrección pero sin interiorizarla, tras una noche de esfuerzo inútil en la pesca. Esa la misma pregunta que hace Jesús a nuestras comunidades, a nosotros que ya conocemos la vida en el Espíritu, aunque en algunos momentos nos pueda el desánimo o el desaliento. JORDI ALCARAZ Pamplona

“¿Tenéis algo de

Jesús quiere compartir con nosotros una merienda que no excluya, que una fronteras. En el mes de abril y mayo las diferentes comunidades de España se han empeñado en seguir echando las redes para la pesca en las Jornadas de Animación Misionera, para que la comida pueda ser compartida con nuestros hermanos de Colombia. Allí se están llevando adelante varios proyectos de promoción social. Están los apadrinamientos y también el proyecto Corozal, que cada día da de comer a cerca de 200 personas, entre niños y ancianos, y donde se ofrece un espacio para el refuerzo escolar, un lugar para establecer relaciones y tiempos de ocio 24 / JUNIO 2013 Conventual Antena

sanos. Para sostener todo el proyecto Corozal también se están poniendo los medios, para que no dependan totalmente de ayudas externas sino que, a través de la producción en una granja, puedan autosostenerse. El milagro va surgiendo, y es precioso ver, en las comunidades donde he podido estar, cómo las Jornadas de Animación Misionera, con lo que saben hacer, echando las redes no para su propio provecho, sino en nombre de Jesús, se van llenando de peces o de dinero. La generosidad es mucha, incluso en tiempos de crisis, desde grandes donativos hasta de la persona mayor que sabes que lo está pasando mal para llegar a fin de mes y trae un sobre con 50 céntimos o un

euro, y te lo da con todo cariño; o de la pareja que te dice que se va a casar y que lo que recojan lo quieren destinar a un proyecto. Nuevos grupos misioneros Cada comunidad echa las redes de pesca como mejor sabe: algunos de forma original, como el grupo misionero de Pamplona, que acaba de iniciar este año su andadura, con un bingo solidario donde los números fueron cantados por chicos de Colombia que prepararon a su vez unas danzas; los premios eran regalos traídos de casa; o un concierto testimonio del grupo Shemá a favor de las misiones.


El Señor sigue contando con nosotros, preguntándonos si tenemos algo de comer, pidiéndonos que echemos las redes a su lado, y que hagamos fiesta desde su encuentro y desde el compartir. la comunión con otros cristianos. Muchos de estos gestos son tan discretos que solo quedan grabados en la memoria de Dios, pero son un tesoro valioso. ¡Gracias!

Encuentro de los jóvenes que partirán en verano a Colombia. Arriba, “pincho solidario” del nuevo grupo misionero de Zaragoza. En la otra página, mercadillo misionero en la parroquia de Pamplona.

En Zaragoza también es de agradecer el nuevo grupo que se ha iniciado, con su iniciativa de sensibilización en las eucaristías y con su primer “pincho solidario” a la salida de las Primeras Comuniones, donde además se implicaron los jóvenes de Confirmación. En Barcelona, con su mercadillo con confecciones realizadas por las abuelas del grupo de misiones; o los profesores del colegio de Valladolid, que a pesar de la lluvia supieron organizar el “bocata solida-

rio” para todos los niños del centro; o Palencia, con su mercadillo a la entrada de las eucaristías. En el colegio San Buenaventura, con la implicación de todo el profesorado y el alumnado en la “carrera solidaria”; o en la sensibilización en los diferentes grupos de catequesis infantil y juvenil; o en las diferentes eucaristías de nuestras comunidades, en las que se ha sensibilizado y se ha hecho concreto, a través de colectas, la fracción del pan y

Campo de trabajo Este mismo evangelio, el de la pesca del Lago Tiberíades, nos invita también a salir de nosotros mismos, de nuestros miedos, de nuestras fronteras, para llegar a nuevas orillas, donde Cristo se sigue haciendo presente, esperándonos con las ascuas encendidas. Y esta es la experiencia en la que se están preparando cuatro jóvenes de nuestras comunidades para realizar este verano, con tres encuentros de formación en Zaragoza. Los cuatro van a participar en el III Campo de Solidaridad Misionera previsto para el mes de agosto en Colombia, concretamente en Corozal. Allí van a ensanchar su horizonte y su corazón, dejándose empapar por la realidad, colaborando en los proyectos que nuestros frailes llevan en Colombia. El Señor sigue contando con nosotros, preguntándonos si tenemos algo de comer, pidiéndonos que echemos las redes a su lado, y que hagamos fiesta desde su encuentro y desde el compartir.

Conventual JUNIO 2013 / 25 Antena


evangelización IV Asamblea Nacional de la Milicia de la Inmaculada en Madrid

Aumento significativo de mílites El 25 de mayo se celebró en la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Madrid la IV Asamblea Nacional de la Milicia de la Inmaculada (MI). ANTONIO ROYO Madrid

El pasado mes de febrero, el delegado provincial de la MI, Fr. Gonzalo Fernández-Gallardo, había convocado mediante una circular a los mílites con estas palabras: “Necesitamos acudir a la Asamblea para com-

anteriores. Sin embargo, lo más sorprendente de este año es que el grupo que ha aportado mayor número de participantes ha sido el procedente de Murcia, donde los franciscanos conventuales no estamos presentes. Este hecho solo se explica por el buen hacer de los Ermitaños de Nuestra Señora de la Luz, que han animado y preparado a un grupo de seglares transmitiéndoles el amor que comparten,con San Maximiliano María Kolbe, por la Inmaculada. En

Voluntarias de Cáritas con el párroco, agachado, junto a un palé de alimentos. Al lado, tres miembros del equipo con las fichas de los usuarios.

Foto de grupo de los asistentes a la IV Asamblea de la MI.

partir lo que nos une: el amor a la Inmaculada, el fervor apostólico de San Maximiliano María Kolbe, el ejemplo de su amor hasta el final; necesitamos escucharnos, compartir lo que estamos haciendo, iluminarnos unos a otros y asumir un proyecto común, unidos a la MI que crece en tantos lugares del mundo”. También en España la MI va creciendo discretamente, pero con paso firme. Los participantes en esta IV Asamblea hemos sido un centenar, en buena parte mílites de Madrid, Palencia y Sevilla ya consagrados a la Virgen en las asambleas de los años 26 / JUNIO 2013 Conventual Antena

efecto, han sido 43 los nuevos mílites que se han consagrado en esta ocasión a María como “cosa y posesión suya”, según reza la fórmula. Fuertes emociones La asamblea se desarrolló con un esquema sencillo, pero no por ello exento de fuertes emociones, de intensa oración y de vivencias personales compartidas. Baste un simple elenco de los diversos momentos de la jornada para hacerse idea de la riqueza de lo vivido: rezo de Laudes tras la visualización pausada y contemplativa de las intenciones men-

suales de la consagración propias del 2013; primera exposición sobre lo que significa pertenecer a la MI y sus presencias en el mundo; segunda reflexión-testimonio sobre lo que es la consagración personal a la Virgen; tercera, sobre el futuro de la MI en España. A esto se añade los grupos de reflexión en los que todos los participantes pudieron expresarse y compartir vivencias; la comida en el salón de actos de la parroquia; la exposición de las propuestas de la Junta Nacional; el rezo del Rosario con especial recogimiento y devoción; y, finalmente, la celebración de la Eucaristía presidida por el vicario provincial, Fr. Ángel Mariano Guzmán, en la que, además de tener lugar las 43 nuevas consagraciones, todos pudimos venerar una reliquia de San Maximiliano María Kolbe recién llegada a España, y recibir un pequeño signo de envío con el compromiso de ser sal de la tierra. Sin duda el buen hacer de la Junta Nacional de la MI de España durante este curso pastoral ha tenido mucho que ver en el éxito de esta IV Asamblea. Mención especial merece Fr. Jesús Mari Jiménez, que ha presidido la Junta durante estos meses en que Fr. Gonzalo se encuentra de comunidad en Bruselas. Gracias a la colaboración de todos los participantes hemos podido vivir una jornada realmente extraordinaria. Queda en manos de nuestra Madre, modelo y guía en la fe, nuestra total disponibilidad a la acción del Espíritu Santo en nuestras vidas, para beneficio nuestro y de quienes encontramos en el día a día. Más información y la posibilidad de disponer de las reflexiones y materiales utilizados en la Asamblea se puede encontrar en www.pazybien.org/mi.


Miradas

Caminos y atajos Somos sed de relación, estamos en

CÉSAR MARCOS

construcción, somos hambre de más, somos mucho más, estamos en camino, somos peregrinos, somos de aquí y estamos de paso, somos oro y barro, somos tesoro y regalo, somos valiosos y gratis, somos poca cosa y lo más grande, somos culpables de lo peor y capaces de lo mejor, somos cabeza, corazón y manos, somos humanos, somos hermanos, somos tú, somos yo, somos vosotros y ellos, somos Él y somos nosotros. En la vida, como en la música, antes de buscar virtuosismos lo primero es afinar. Los instrumentos afinados suenan bien solos y acompañados. Las personas tenemos unos caminos para encontrar el tono y poder afinar. Los resumiría así: -Abrirnos a la gratuidad, a la esencia que está en todos y a todos nos une, a la creatividad y a la belleza. -Abrirnos al amor, a la entrega, a la misericordia, al perdón y a la bondad. -Abrirnos a la fuerza que todo lo hace nuevo, a la energía que todo lo mueve, a la libertad y a la verdad que no se deja atrapar. Otros lo expresaron así: “Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo”. Para evitar interpretaciones piadosas, ya en el siglo II Ireneo de Lyon decía: “La gloria de Dios consiste en que el hombre viva”, es decir, que lo más sagrado es lo más humano, que lo que realmente da sentido es vivir para que todos tengan una vida digna. Al final, los que están afinados en este tono conectan entre sí aunque sean ateos, budistas, trapecistas, agnósticos, o simplemente demasiado humanos... Pero ojo, que hay unas trampas, falsos atajos que nos llevan a un terreno sin salida. Son poderosos sonidos que nos invitan a vivir desafinados y nos sacan del tono. Reinos que nos llevan a cerrarnos y a aislarnos. Como en las partidas de cartas, la vida nos pregunta: “¿de qué palo vas?,

¿a qué decides dar importancia?”. Estos reinos trampa son: -Oro: solo lo exterior, quedarse en el brillo, el físico, solo acumular, tener, consumir para ser, lo superfluo, solo el éxito, impresionar, egoísmo, avaricia, usar a las personas, vivir para las cosas... -Copas: solo placer, exceso, evasión, comodidad, pereza, importo yo y yo, indolencia, cobardía, engancharse a lo fácil, anclarse y no querer cambiar, miedo... -Bastos: solo poder, imponerse, aplastar, competir, cabezonería, venganza, mal genio, ira, soberbia, crítica destructiva... -Espadas: juzgar, repartir mi justicia, manipular, mentir, buscar ser el mejor y no ser mejor, orgullo, apariencia, envidia, ironía hiriente, lengua afilada... En la baraja los cuatro reyes llevan espada, corona y manto. ¡Será que se nos agarran tanto! Son las tres tentaciones contra la identidad de toda persona: creer que uno vale por la espada (el poder), por la corona (la riqueza que se sube a la cabeza) o por el manto (el prestigio), cuando en realidad los que valemos somos nosotros. Aunque siempre podemos ir de otro palo. Hay palos que hablan de respeto, perdón, amor, justicia, gratuidad, acogida, paciencia, de las pequeñas cosas, del silencio... Son esos reinos que ya han comenzado, y existen entre nosotros, pero que todavía no les dejamos reinar del todo. Si encuentras a alguien que perdona ante la traición de un amigo por unas monedas de oro. Alguien que aunque le amenacen de muerte pide a sus amigos que guarden las espadas. Alguien que cuando le aporrean con una paliza regala un silencio y una mirada de conciencia. Alguien que llena la copa con su vida y la pasa para que todos beban. Si por tus manos se cruza esta carta, es él, el rey de reyes.

Conventual JUNIO 2013 / 27 Antena


solidaridad Cuento de la Asociación de Mujeres Latinas Sin Fronteras

Una casa con corazón

CARMEN VILLAMAYOR Barcelona

La Asociación Mujeres Latinas Sin Fronteras, que tiene su sede en la comunidad cristiana San Francisco de Asís de Barcelona, cumple este año el 20 aniversario. Cuando comenzó su andadura, un cuento escrito por una de sus fundadoras resumía el sentido y el objetivo del proyecto. Dos décadas después, aquella narración ha echado raíces y alas. Un día en el periódico “Segona mà” (Segunda mano) apareció un anuncio un poco raro: “Se vende una casa muy especial”. Los interesados en la búsqueda de pisos no tardaron en llamar, intrigados y curiosos. Los más madrugadores enseguida quisieron saber qué tenía de especial, cuánto costaba y cuándo lo podrían ver. Pero los vendedores nada sabían en cuanto a lo especial y tampoco la podían enseñar hasta que no pagaran el precio de la venta. “Esto huele a timo, seguro que es un reclamo y que detrás hay una estafa”, se dijeron desengañados, y al final olvidaron el asunto. Al poco tiempo acudieron otros posibles compradores, pero esta vez eran unas personas bastante indecisas que querían dar una señal inicial para pensárselo mejor. Por supuesto, los vendedores les dijeron que no era posible, que 28 / JUNIO 2013 Conventual Antena

tenían que correr el riesgo o de lo contrario no había trato. Y así fue pasando mucha gente, todos querían saber qué tenía la casa y, como no les daban una invitación, se iban enfurruñados. Hasta que un día, un muy buen día, llegó a la agencia una pareja encantadora preguntando por la casa. Les dijeron lo de siempre y, cansados ya de tanto rechazo anterior, les advirtieron enseguida que nada sabían de lo especial

y no tenían más tiempo que perder. “¡Ah no, no! si precisamente nosotros lo que queremos es no saber, porque nos gustan las sorpresas y no tenemos miedo a lo desconocido. ¡Aquí tenéis nuestro dinero y nos quedamos sin más con la casa!”. Maravillados ante la actitud valiente y decidida de los jóvenes, los vendedores se frotaron las manos por haber solucionado la venta de una casa tan especial. Y los recién


estrenados propietarios, excitados por esta nueva aventura y dispuestos a nuevas emociones, se fueron volando a ver la casa. La casa era muy bonita, la verdad que sí. Tenía todo lo que una casa nueva debe tener y estaba muy bien hecha y con unos acabados de gran calidad. La cocina reluciente y coquetona, un baño amplio y luminoso, todas las habitaciones pintadas con mucho gusto; en fin, una preciosidad, pero especial, lo que se dice especial, que pudiera llamar la atención, no había nada. Nuestros amigos, después de examinar con detalle cada rincón de la casa, se miraron uno al otro con expresión de desencanto. “Nos hemos equivocado, somos unos ingenuos, eso nos pasa por fiarnos de la gente, nunca aprenderemos”. Iban haciéndose reproches de este tipo y cada vez se iban poniendo más tristes. Se iba haciendo de noche y ellos, muy desanimados, se sentaron en el suelo de la cocina abrazados pensando que al menos compartían la pena los dos juntos, que el disgusto era de los dos y que se tenían el uno al otro para intentar buscar de nuevo otra aventura. Entonces, como si una suave manta de finísima lana los envolviera, se fueron quedando dormidos y, a pesar de la dureza del suelo, no se despertaron hasta que el sol de un nuevo día inundó de luz toda la habitación. ¿Acaso pensáis que se despertaron tristes? Pues nada de eso, nunca habían sido más felices y sintieron dentro

de ellos tanta alegría e ilusión por estrenar su nueva casa que empezaron a pensar cómo organizar una gran fiesta de inauguración. Invitaremos a todos nuestros amigos, padres, abuelos, primos, compañeros de trabajo, nuestros antiguos vecinos… Bueno, la lista se hizo tan larga que de pronto se dieron cuenta de que no había sitio para tanta gente. Pero pensaron: “Bueno, ya nos arreglaremos, lo importante es que nadie se quede sin fiesta, lo importante es compartir nuestra alegría con todos y ofrecerles nuestra casa”. Entonces, mientras estaban pensando estas cosas y se las estaban diciendo el uno al otro, ocurrió algo realmente especial. Las paredes de la casa se fueron ensanchando y alargando por todas partes y la casa se hizo tan grande que podía caber un pueblo entero. Y nuestros amigos comprendieron: era realmente una casa muy especial, era una casa con corazón. Y ya veis, hasta aquí hemos llegado. Han pasado ¡20 años¡ y como los protagonistas del cuento lo celebraremos todos juntos, voluntarias, socias, alumnas, antiguas alumnas, colaboradores, amigos, instituciones con las que trabajamos, asociaciones de vecinos, nuestra comunidad eclesial de San Francisco de Asís… porque nuestra casa con corazón sigue acogiendo, dando la mano y por eso es tan “especial”. Especial en la gratuidad, en el abrazo, en el riesgo de la aventura compartida, en la entrega del día a día, en todo lo especial que nos distingue como seres humanos: en el amor.

Encuentro de voluntarios

Entre ellos

REDACIÓN Madrid

Bajo el lema “El Señor me llevó entre ellos”, del 31 de mayo al 2 de junio se celebró en la Casa de Espiritualidad Rivotorto, en Los Molinos (Madrid), un encuentro de voluntarios que colaboran en distintas actividades de las presencias conventuales en España. El encuentro fue organizado por la Comisión de Misiones-Justicia, Paz y Salvaguarda de la Creación y contó con la participación de más de una veintena de voluntarios de Cáritas, agentes de acción social, animadores y miembros de grupos misioneros. Entre los objetivos del encuentro estaban el de vivir una experiencia de comunión entre los voluntarios; agradecer, celebrar y reflexionar sobre la vocación y el servicio a los demás; y alimentar el sentido de pertenencia en la misión compartida por religiosos y laicos del carisma franciscano conventual. El encuentro fue animado por César Marcos, educador social, catequista de la comunidad de Barcelona y colaborador de nuestra revista, quien acompañó y animó las ponencias y las dinámicas de grupo. También hubo ocasión para compartir las experiencias, con sus aciertos y dificultades, en las diferentes comunidades, todo dentro de un clima familiar y de oración, donde no faltó la celebración de la eucaristía el Día de Caridad, con motivo de la solemnidad del Cuerpo y de la Sangre de Cristo.

Conventual JUNIO 2013 / 29 Antena


en primera persona Hna. Cristina Murru

“La belleza no se ve con los ojos sino

con el alma”

Me llamo Cristina Murru, soy italiana, pertenezco a la congregación de Clarisas Franciscanas Misioneras del Santísimo Sacramento y desde hace siete años vivo en España, donde me encuentro muy a gusto y feliz. Actualmente estoy en la comunidad de Palencia, aunque antes he estado también en la comunidad de Ribadavia (Orense). La fundación de nuestra familia religiosa se remonta al 1 de mayo de 1898 en Bertinoro (Italia), gracias a la intuición de la Madre Serafina de Jesús, que quiso dar a su Instituto un carisma eminentemente franciscano, además de eucarístico y misionero. Observamos la regla de Santa Clara y seguimos el ejemplo de San Francisco de Asís en su vida itinerante, anunciando el Evangelio de Jesucristo por los lugares donde más necesitan escuchar su mensaje. Hablar de mi vocación en pocas palabras no es fácil, pero quiero hacerlo a través esta pintura que podéis ver y que se remonta al día de mi profesión perpetua. La imagen vale también para ti que esperas ser feliz en el matrimonio, o para ti que aún no sabes si te entregarás a Cristo, o quizás para ti que ya has decidido hacerlo, o tal vez para ti que no sabes qué harás con tu vida. En la pintura aparecen dos manos cruzadas que sostienen una forma sagrada sobre una base de cinco campos cromáticos: azul marino, violeta, rosa, amarillo y naranja, cada uno simbolizando una fase de la vida, una etapa de la ascensión hacia el misterio del amor eterno. 30 / JUNIO 2013 Conventual Antena

El azul es la fase de arranque vital, de creatividad, fecundidad, capacidad de proyección. Es la fase del descubrimiento del potencial que Dios ha puesto en nuestras manos. Con él podrás transfigurar el mundo. Tras el azul viene el color violeta, la entrada en la fase de la responsabilidad con sus exigencias de sacrificio, renuncia y entrega. Es el momento de darse cuenta de que se acabaron los juegos... Luego está el rosa, la aceptación de todo y la felicidad de la entrega a los demás, que se plasma en la entrega a Alguien. Esta fase está simbolizada en los dos círculos y el arco iris, que representan la Alianza esponsal entre el pueblo de Dios y su creador. Las manos forman un cáliz donde está presente Cristo, con su Cuerpo y su Sangre, entregado cada día a nosotros en la Eucaristía para que nos alimente y podamos a la vez alimentar a los demás. Cuando la vida, este don precioso que nos ha dado Dios, participa y se alimenta de estos “misterios”, entonces irradia la vibrante fuerza de la luz, de la gloria y de la santidad de Dios, representados en los colores oro y blanco. El rojo y el amarillo se convierten así en los colores de la pasión por Cristo y por la humanidad, ya presente en cada bautizado que desea crecer y madurar en la fe hasta dar la vida. Comparto esta imagen con vosotros, dando gracias al Señor por el don de la vocación religiosa, por mi familia que me ha educado en el buen camino del Evangelio y por las hermanas de mi congregación. Juntos queremos convertirnos en ofrenda agradable a Dios y redescubrirnos como Iglesia en esos misterios de Cristo que experimentamos en la vida de cada día. Si te abres, le encontrarás al otro lado de la puerta, entrará y se sentará a tu lado, compartirá contigo la mesa del amor que ya no estará en nuestro mundo, sino en el de los querubines, porque donde él entra hay cielo. Allí ya no serás luz sino fuego divino. Serás ese atardecer que embriaga a quien lo contempla y que hará extasiarse al sediento de una belleza eterna que no se ve con los ojos sino con el alma. Queridos lectores y amigos: “El Señor esté siempre con vosotros y ojalá que vosotros estéis siempre con él” (Santa Clara de Asís).


Propuestas de PJV para Verano

1 Peregrinación al santuario de Lourdes

Del 12 al 18 de julio. Para jóvenes a partir de 18 años.

Campo de trabajo urbano

“Ojos que ven, corazón que siente” En Madrid, del 17 al 26 de julio. Para jóvenes de 16 a 18 años.

2

Taller bíblico Porciúncula

En Palencia, del 26 al 31 de julio. Para jóvenes a partir de 18 años.

3 Para participar o recibir más información,

contacta con Fr. Juan Cormenzana

E-mail: pastoraljuvenil@pazybien.org Tel.: 691 651 794

Síguenos en www.facebook.com/franciscanosconventuales.deespana www.vocacionesfranciscanos.org www.pazybien.org


Misiones Franciscanas Conventuales

Comedor social Santa Clara de Asís Corozal (Colombia)

Cada día ofrece comida a 150 niños y 50 personas mayores. Recientemente se ha ampliado y mejorado para acoger a más usuarios. El proyecto incluye apoyo escolar y la formación integral de los menores.

Domicilia tu aportación o envía tus donativos mediante giro postal,talón bancario o transferencia a: Caja Madrid: 2038 1879 10 6000052726 Caixa Catalunya: 2013 0016 62 0200730337

Para más información, contacta con Fr. Jordi Alcaraz C/ Echavacoiz 2C - 31009 PAMPLONA - Tel.: 948 25 37 17 E-mail: misionesofmconv@pazybien.org

Y recuerda que tu donativo puede ser desgravado en la declaración de la renta de las personas físicas (Ley 49/2002 de 23 de diciembre).


Antena Conventual junio 2013