Issuu on Google+


El domingo 13 de diciembre‌


inauguraci贸n de la Escuela San Gerardo en Puerto Pr铆ncipe


Esta obra ha sido financiada por Acoger y Compartir, con los fondos recaudados en las Cenas de Granada, Madrid, Tomelloso y Tenerife.


Alumnos, padres y profesores organizaron una celebraci贸n


Una alumna y un alumno dirigieron palabras de agradecimiento para la Asociaci贸n.


Desde los más pequeños hasta los últimos cursos compartieron sus talentos en una fiesta llena de imaginación.


ÚLTIMAS NOTICIAS Terremoto en Haití La escuela se ha hundido con unos 300 niños dentro. Los padres de los niños, los profesores y la comunidad redentorista están desescombrando con sus manos, intentando recuperar a los niños.


El crucificado de la Parroquia San Gerardo de HaitĂ­ ha llegado a nosotros,


como las fotos de los ni単os de la Escuela, envuelto en escombros.


En los humanos violentados, Dios sufre esa misma violencia.


Quien humilla al ser humano u olvida su desgracia, tambiĂŠn olvida a Dios.


No es posible el Uno sin los otros.


La mayor carencia espiritual es creer que se puede servir a Dios olvidรกndose del sufrimiento humano.


Cindy Terasme grita después de ver los pies de su hermano Jean, de 14 años, muerto…


entre los escombros de la Escuela San Gerardo en Puerto Príncipe, Haití.


La escuela parroquial se hundi贸 por completo con ni帽os y profesores dentro, unas 300 personas. Todos muertos.


La iglesia parroquial estรก casi destruida. Solamente quedan algunas paredes.


Entre los escombros lo hemos perdido todo. Hay quien ha perdido madre, hermanos, hermanas, primos, primas etc.


Puerto PrĂ­ncipe se ha hundido en la fosa. No hay palabras para expresar lo que ha sucedido. Como no tenemos casa, de momento pasamos la noche en el patio.


Gracias por la solidaridad. Rezad mucho por nosotros. El sufrimiento de nuestro pueblo es enorme. (Carta de Adonai, responsable de los redentoristas en HaitĂ­)


Nos unimos a la oración de la Iglesia de Haití:

Dios nuestra esperanza, te confiamos todas las víctimas

del grave temblor de tierra en Haití. Cuando nos desconcierta el sufrimiento incomprensible de los inocentes, danos ser testigos de tu compasión.


Haití