Page 1

ar e or ol ac par


introducción El proyecto del ABCdario Tsáfiki fue seleccionado entre más de setecientas propuestas presentadas en la convocatoria de los Fondos Concursables del Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador del año 2015. Y su elaboración ha sido posible gracias al apoyo del Ministerio de Cultura y Patrimonio, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador sede Santo Domingo, del Ministerio de Educación de Santo Domingo de los Tsáchilas y de mi pequeña gran familia. Este proyecto nació de la necesidad de crear material didáctico para el aprendizaje del idioma, ayudando al desarrollo de la educación intercultural bilingüe. La difusión del idioma, así como de sus costumbres y tradiciones milenarias, también quiere, a su vez, aportar un grano de arena a la construcción de la identidad cultural de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas. El libro se sustenta en cinco pilares: Reforzar el Tsáfiki, una lengua en peligro de extinción; Favorecer la diversidad cultural Ecuatoriana; Promocionar y proteger los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas; Fortalecer el aprendizaje del Tsafiki, relacionando palabras e imágenes; y potenciar el amor por la lectura. Se han visto las palabras, olido las leyendas, escuchado la gastronomía, saboreado la naturaleza y acariciado el Tsáfiki. Cada término se ha seleccionado para representar los elementos propios de la cosmovisión Tsáchila, siendo términos concretos y fáciles de identificar para primeros lectores de 5 años. Resultado de esta experiencia es una lista de palabras que fue validada por varios especialistas.


Establecido el listado de palabras, se empezó a trabajar las ilustraciones, partiendo de una paleta cromática basada en la TUNAN (la falda de la mujer Tsáchila), y dibujadas con un trazo negro fuerte e intenso que recuerda las pinturas corporales hechas con MALI (Huito)

LOS TSÁCHILAS A semejanza de lo que pasa en la mayoría de los pueblos hispanoamericanos, la cultura Tsáchila es el resultado de la unión de varias culturas en un proceso de miles de años. Así encontramos un tronco común entre Tsáchilas, Cayapas, Caranquis, Compaces y Barbacos. Los primeros asentamientos de la cultura Tsáchila se extendieron desde el valle del río Esmeraldas en el norte hasta Babahoyo al sur. Del S.XVIII hasta mediados del siglo XX el pueblo Tsáchila se mantuvo relativamente aislado. No fue hasta el 1958, con la construcción de la carretera de Quito a Guayaquil, que no empezaron a mantener un contacto permanente con el resto de la sociedad ecuatoriana de la época. El 1964 el Instituto Ecuatoriano de Reforma Agraria y Colonización promovió la colonización de tierras de la provincia de Santo Domingo con el fin de impulsar su desarrollo económico. A causa de ello se dieron títulos de propiedad sin tomar en cuenta los territorios de los Tsáchilas. Esa nueva realidad les obligó a organizarse en diferentes comunas, repartidas por el territorio, rompiendo así la unidad geográfica anterior. Actualmente encontramos ocho comunidades Tsáchilas diferentes: Chihuilpe, Cóngoma, Peripa, Poste, Búa, Otongo Mapalí, Taguaza y Naranjo Pupusa. Su economía se basa en la agricultura, la caza y la pesca; además de en el ejercicio de medicina tradicional y en un crecimiento sostenido del turismo comunitario. Varios han sido los factores responsables de la reducción demográfica de la nacionalidad, pasando de los 30.000 habitantes que había al inicio de la colonia, hasta los 2.956 Tsáchilas del censo de Población y Vivienda del 2010.


TSÁFIKI Un idioma no sólo sirve como herramienta para la comunicación explícita entre los individuos de una misma cultura, sino que su propia naturaleza es el reflejo de una forma de ver e interpretar el mundo. Proteger un idioma también es conservar sus valores y tradiciones. Es con esta intención que el ABCdario Tsáfiki ha trabajado desde la cosmovisión Tsáchila. La cosmovisión de un pueblo se expresa en la manera de interpretar el mundo, y en cómo sus integrantes se relacionan con el entorno. La primera palabra de este ABCdario es AYAN (madre), que hace referencia directa a la madre naturaleza, parte esencial de la cultura Tsáchila. También encontramos varios elementos basados en la dualidad: sol, luna; fuego, agua; etc. Los animales que aparecen en el presente libro también forman parte de su biodiversidad, encontrando animales propios de la región así como animales característicos de sus leyendas. El abecedario, pues, quiere también ayudar a la conservación de la tradición cultural y lingüística de la biodiversidad que existe en el entorno de la cultura Tsáchila, ya que el conocimiento tradicional se expresa en esta lengua con signos propios, los cuales no se deberían perder.

Pau Ricart Masip


ayan madre


ilasu moledor


nin candela


elampideka trapiche


tenka coraz贸n


u zapallo


olinsto tucรกn


mu pele arbol de achiote


kela tigre


luli flor


ramali mar


jodo armadillo


sona mujer


shuyun arco iris


yo sol


chillin grillo


ramali mar


du monta単a


tsa pini serpiente


berun anzuelo


furin mate


weki balsa


ta’sa canasto

Abcdario para colorear  

Abcdario Tsa'fiki para colorear, descárgalo, imprime y ponle color

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you