Issuu on Google+

G

*@n#

g

PLAI{ D* FO MACION


PLAN DE

I I

I

./

t

. llt

ronn¿nclo¡v ,'z

.t

Jntrooacel0n EI Carmelo Misionero Seglar,

consciente de la

llamada fundamental del cristiano a seguir a Jesús y hacerle presente en medio del mundo, se compromete

en la construcción del Reino, viviendo y testimoniando el evangelio con la impronta carismática de comunión eclesial -Dios y los prójimos en un solo amor- que Francisco Palau legó al Carmelo

Misionero; iluminándolo también en la espiritualidad del Carmelo Teresiano y el testimonio de sus santos.

Está llamado a manifestar con eI testimonio de su vida y su compromiso con la historia, que hay otras maneras de alcanzar la propia felicidad, la propia realización y la transformación de la sociedad, viviendo en comunión, fraternidad, solidaridad y trascendencia. Busca constantemente el evangelio como fuente inagotable del seguimiento de Jesús; promueve el desarrollo humano-espiritual, cultiva la contemplación, ama a la Iglesia con pasión y CARMELO MISIONERO :EGLAR

como madre y hermana, modelo de entrega y comunión plenas; encuentra Ia fverza, el fundamento y la iluminación para su vida en la oración, a Ia que acude cada día, y en una pequeña comunidad o grupo donde hace concreta la experiencia de fraternidad.

experimenta

a María

Motivado por la fuerza profética de Francisco Palau, quien supo dar respuestas evangélicas a la realidad del mundo, y ante los urgentes desafíos de nuestra sociedad necesitada de un nuevo humanismo cimentado en la fe, Ia esperanza y el amor, el Carmelo Misionero Seglar fiel a su vocación, se compromete con su entorno laboral y social y se esfuerza por ser testigo y constructor de una Iglesia en comunión, profética, capaz de giobalizar la fraternidad y Ia solidaridad; humilde, buscadora de paz y justicia en la verdad y el amor. Consciente de la necesidad de una formación integral para cualificar y consolidar la vocación recibida, el


p,

S) ffi ffi

F

o**

DE

FoRMActóN

Carmelo ' Misionero Seglar presenta el Plan de Formación de la Asociación como un instrumento básico para orientar y acompañar eI crecimiento integral de sus miembros. En él se definen: objetivo, criterios, etapas, pedagogía, agentes, medios y contenidos del proceso formativo. Es garantía de unidad y comunión entre quienes comparten Ia

misma vocación como laicos asociados a la familia del Carmelo Misionero. Acoge ia diversidad cultural y debe ser adaptado a la realidad concreta de cada país donde la Asociación está presente.

María, madre del Carmelo, bendiga este empeño y Io haga fecundo para la extensión del Reino de Dios.

F

F

F t:

L

CARMELO MISIONEIiO SEGLAR


.tbi.Z

PLAN DE FORMACIoN

2.

Formación integral e integradora que comprenda todos los aspectos de la personalidad humana, cristiana, carismática, misionera, en la realidad

2^ O6¡n/¡uo

-Ri"-qu:á

q\h,:Éb

t

sociai y

Promover la identidad del laico CMS, profundizando en su vocación humano-cristiana y en el Carisma Palautiano, mediante un proceso sistematizado de formación integral, que oriente su proyecto de vida y

le

ayude

a ser presencia viva,

D.

Formación en unidad, diversidad y comunidad con sentido de pertenencia al CMS y a 1a Iglesia.

4.

experiencia de

comunión y agente de transformación de la realidad, para construir eI Reino de Dios.

familiar.

5.

Formación inculturada, universal y encarnada en Ias distintas realidades.

Formación en autonomía, libertad

y

responsabilidad. 6.

Formación progresiva, continua

y abierta

al

momento de cada grupo.

Cri/erios 7.

Formación transformadora v liberadora.

c),

Vemos fundamental plasmar las características . <;tñ (lle.-^45 *iü¡r* . comunes que deben percibirse en todos y cada uno de los temas. Por eso hemos determinado que nuestro Plan de Formación ha de constituir un proceso de: Entendemos que 1a formación es un proceso 1. Formación personalizada y respetuosa con el continuado de asimilación del carisma del CMS, que dinamismo ycamino de cada uno. comprende etapas diferentes. Al establecer estas CARMELO MISIONE¡?O SEGLAR


S)

o**

os pon¡t¡Rc¡ón¡

etapas, somos conscientes de que eI Plan

de

Segunda etapa: Iniciación

Formación va dirigido a personas de distintas edades, con distinto grado de madurez y distinto ritmo de crecimiento en su camino cristiano y en su desarrollo humano.

La persona conoce el estilo de vida y el carisma propios de Ia Asociación y se va identificando con ellos; al final de esta etapa descubre su llamada al CMS, decide dar respuesta y continuar eI proceso de formación.

Para iniciar este proceso se requiere que la persona tenga suficiente formación cristiana y Ia voluntad de continuar su seguimiento a Jesús.

Tercera etapa: Profundización

A continuación identificamos las cuatro etapas que no se corresponden, necesariamente, con años o

-

opción

La persona enraíza y consolida su identidad

como

miembro del CMS.

Esta etapa conduce a Ia vealízación de la promesa,

cursos escolares.

expresión del compromiso como miembro activo de Ia

Prirnera etapa: Búsqueda

Asociación.

La persona que inicia esta etapa discierne su vocación como laico y descubre su sitio en la Iglesia y en el

Cuarta etapa: Formación Continua

mundo.

La persona vive en una dinámica de animación y

Decide Ia pertenencia a seguimiento de Jesús.

un grupo, como forma de

Con estos dos elementos definidos, inicia

su grupo un fe en su formación y comienza a compartir CMS.

formación, que refuerza su identidad y le mantiene en un permanente compromiso como laico, siendo agente de continua transformación en orden a la construcción del Reino.

Esta etapa abarca toda la vida del Carmelita Misionero Seelar. CARMELO MISIONERO SEGLAR


. tlt ;.2

PLAN DE FORMACIÓN

"Enseñar sin forma, equivaldría a edificar sin plano y

(7) t

*O J-edaloc''

sin idea; eI acierto en la adopción de una forma

.

En este punto señalamos cómo transmitir

los

contenidos, de manera que se ofrezca un estilo de formación inspirado en la pedagogía de Jesús y en las orientaciones prácticas aprendidas de Francisco Palau. Unaformación

conveniente es en toda enseñanza de tal interés, que de ella depende que sea más o menos fructuosa" (EW

II.4-5).

-n/

4g-'4gentes

.

1. Experiencial y participativa.

2. En discernimiento con la dinámica de verjuz gar - actu ar celeb rar. -

3. Que

se ayude del

acompañamiento.

Los destinatarios y responsables últimos de este Plan de Formación somos todos los Carmelitas Misioneros Seglares, quienes debemos estar abiertos a la acción

del Espíritu Santo, que modela e inspira nuestras Entendemos que todo conocimiento debe partir de la experiencia o transformarse en experiencia, porque el Evangelio -nuestra primera y última fuente de VIDAno es teoría sino fuerza imparable de transformación.

"Id proclamando que eI Reino de Dios está Gratis lo recibisteis; dadlo gratis" (Mt 10,7-8).

CARMELO MISIONERO SEGLAR

cerca.

vidas. Cada miembro del grupo, las juntas y los diferentes comités, con las hermanas asesoras, dinamizan el proceso formativo.

EI siguiente diagrama indica cómo interactúan los diferentes agentes.


r S) o¡. * oe ronuacrów

Hna ,r. 'Asesora ée |eraI

=.

CARMELO MISIONERO SEGLAR


lt 'ílZ I

PLAN DE FORMACIÓN

9.

9Tnlt'ot

10.

Experiencias

de

retiro

Celebraciones de las Fiestas Carmelitano - Palautianas

Presentamos aquí una lista de medios

insrrumentos con los que podemos contar para desarrollar este Plan, la cual se irá adaptando en cada continente, en cada país, en cada grupo. Los medios que el padre Dios coloca en nuestro camino son infinitos.

1. 2. 3. 4.

o

Vidaordinaria Testimoniodevida Oraciónpersonal ydegrupo

Celebraciones

de la fe; Eucaristía y

demás sacramentos

5. Proyectopersonalygrupal 6. Experiencia de misión: apostolado, inserción 'Ad gentes"

7. 8.

Campo profesional

Lectura, estudios, encuentros, cursos y seminarios

sf,&

11.

Medios de comunicación

t2.

Actividades recreativas

13.

Evaluación y revisión

vida

Con/eniJos

Hemos organizado los contenidos en 5 grand.es bloques, que corresponden a las dimensiones humana, socio-política, cristiana, carismática y misionera que vive el Carmelita Misionero Seglar, conocedores y conscientes de la interrelación oue existe entre estos aspectos.

Distribuir y adecuar los contenidos por etapas, no es más que el intento de favorecer la programación y el desarrollo de los mismos, teniendo en cuenta que siempre deben responder a la dinámica propia de cada grupo y aI ritmo de las personas en el proceso de asimilación y personalización.

CARMELO MISIONERO SEGI.AR

de


e, ll Fl t: l:

S)

o**

DE

FoRMActóN

I

Etapas

Dimensión

humana

Dimensión socio - polít¡ca

Derechos y deberes de la La persona: valores, potenciaiidades, dignidad peTSona. v autoes¡]m4.

Dimensión cristiana Introducción a la oración. Aprender a orar, orando.

Conocimiento y desarrollc El grupo como estructura Jesús en los Evangelios. social. personal, historia personal, sanación

interior.

o l¡J

f o ttl

.f

E

La persona ser en La familia. relación: con la naturaieza, con los demás consigo mismo y con Dios.

Actitudes de escucha, diá1ogo, silencio,

Valores y antivalores del entorno.

Conocimiento y experiencia de Iglesia como familia.

Celebración de la fe en Ia comunidad parroquial.

admiración y respeto por las diferencias.

El amor humano: la afectividad y la sexualidad.

Mirada abierta a la realidad.

Sacramentos: el Bautismo, punto de

Dimensión

Dimensión

carismática

mrsronera

Oración: Trato de amistad.

El bautizado liamado a la misión.

Presentación del CMS. Naturaleza y Finalidad. Fuentes de Inspiración. Perfrl histórico.

Experiencia de servicio,

Vida y facetas de la

Actividad misionera de

personalidad del padre Palau.

Ia Iglesia: evangelización de todas las realidades humanas.

iluminada desde Jesús.

Orígenes del Carmelo: contemplativo, mariano, profético.

Introducción: Teresa de Jesús y Juan de la Cruz.

partida de Ias vocaciones en la lglesia, todas llamadas a la santidad. Experiencia de fe y coherencia de vida.

Iniciación aI estilo de vida del CMS.

María: vida, mujer, madre.

CARMELO MISIONERO SEGLAI? tJ


Etapá: Valores personales y

Derechos humanos y Derecho Internacional

Oración personal en la pequeña comunidad.

Estilo de yida del CMS: Jesús enviado del Padre para la misión. orante, fraternc, misionero, secular.

Características, afianzamiento e integración de la

Valores: justicia, igualdad, solidaridad,

Introducción al

Perfil espiritual dei

persona.

corresponsabilidad.

familiares.

Formación en actitudes Humanitario. y aptitudes.

z .o

Vida de relación en

\J

pertenencia, asertivi dad, liderazgo y trabajo en equipo. Manejo de

paz,

Nuevo Testamento.

Iniciación en los Padre Francisco Palau: distintos ámbitos de enamorado de la Iglesia; la misión. activo, contemplativo; amor a Dios y al prójimo

Sensibilización, conocimiento y análisis crítico de la realidad.

Reconciliación y Eucaristía.

Orientación ética.

Valoración de las diferentes religiones y culturas; tolerancia y respeto a la diversidad

IgIesia, Cuerpo de Cristo. Movimientos eclesiales. Vocación laical.

Santa Teresa: - Oraciór teresiana: "Camino de perfección" y "Libro de la vida". - Virtudes: humildad, o-^. .l-"--^-.li*i^-+^

Iniciación al proyecto

Participación

Grandes etapas de la

ciudadana.

Introducción a los

Historia de la

Escritos de Francisco Palau.

grupo: sentido de

Sacramentos:

Características de la oración palautiana y dimensión profética.

conflictos.

: :

z personal de vida.

Salvación. Conciencia del medio ambiente.

Virtudes Teoiogales: fe,

Elementos estructura

María, mujer abierta

Ies de nuestra Asociación Iaical. CARMELO MISIONERO SEGLAR

esperanza y caridad.

al

proyecto de Dios.

Conocimiento de las

distintas expresiones de misión en eI

Carmelo Misionero.


p fl f,l fl !l ¡i tl

S) o¡. r

oE ronnnnclóru

i

l

Etapas

r

z : I

Dimensión

humana Desarrollo personal: valores, capacidades, temores, limitaciones Autoestima, autonomía.

Dimensión cristiana

Dimensión socio - política

disponibilidad.

Preparación para la opción: estatutos.

Ambitos de acción social

Iglesia, Pueblo de Dios;

del laico.

universalidad.

Profundización en la identidad del CMS: Iglesia, oración, misión, María y formación.

Profundización en la vocación a la misión, desde e1 carisma.

Introducción al Antiguo

Itinerario espiritual

Testamento.

Francisco Palau: -Búsqueda y encuentro con la Iglesia, misterio de comunión. -Discernimiento.

Apertura y valoración de otras culturas.

misión.

Acercamiento fecultura .

o

z

Relaciones personales.

Mirada crítica v

Afectiüdad.

comprometida de realidad.

II

o É,

o-

Proyecto de grupo teniendo como eje la

Oración litúrgica.

Diálogo inter-religioso. Perspectiva de género.

:

misionera

El valor del compromiso en la vida social.

Hechos de los Apóstoles.

Formar para la

Dimensión

Dimer|sión carismát¡ca

Sacramentos:

la

Confirmación y

Juan de la Cruz: virtudes teologales.

de

María misionera

Matrimonio.

Las motivaciones.

El discernimiento.

Profundización del proyecto personal de vida.

Moral cristiana: respuesta y compromiso ante los problemas de

Santa Teresita: vocación al amor.

hoy.

María, Madre de Ia

r0

CARMSI.O MISIONERO SEGt,qf{


Etapas

Dimensión

Dimensión

Dimensión

humana

Dimensión

socio - política

cr¡st¡ana

carismát¡€a

Formación en valores sociales.

f

Doctrina social de la Iglesia.

Crecimiento en Ia oración carmelitano

-

palautiana. Actitud ética, crítica y constructiva frente a los problemas sociales.

Análisis de la realidad y

Profundización Bíblica:

confronte con eI estilo de vida.

Antiguo y Nuevo Testamento.

=

z

o U

Liderazgo para el servicio.

U

Conocimiento, preparación y envío para la misión'Ad

Aporte del carisma palautiano al mundo de

Ecumenismo.

Gentes".

Capacidad de apertura para acogeT.

Proyección social del CMS.

Eclesiología.

Dinámica y expresión de grupo.

Conciencia cívica.

Cristología.

Santa Teresa:'Moradas" Preparación específica para los distintos y "Fundaciones". campos de misión propios del laico en 1os ámbitos: socio-cultural, científico, político, económico y pastoral.

Espiritualidad.

San Juan de la Cruz "Cántico Espirituali'.

Relaciones familiares y de pareja.

C.ARMELO MIs¡ONERO S€GLAR

hoy.

documentos.

Unidad de vida: oración - misión.

o

w

Profundizar en temas palautianos: Iglesia, Eucaristía, oración (F. Palau, maestro de oración), virtudes, servicio apostóIico.

Magisterio de la Iglesia: Vaticano II, encíclicas, cartas pastorales y otros

E

]L

Identidad misionera: proyectos CM y CMS.

Grandes corrientes: comunismo, capitalismo, neoliberalismo, globalización y otros.

z

.o

Misión del CMS en Ia Iglesia y en el mundo.

Opción por los más pobres.

Compromiso del CMS en Ia Nueva

Evangelización.


d, t1

F'l

i,i

S)

o*t

ne roRn¡Rcló¡rl

il

Revisión del proyecto personal de vida.

Sacramentos: Orden sacerdotal y Unción de los enfermos.

Otros Santos del Carmelo.

Formación para tomar posturas coherentes con la fe, en los distintos campos de misión y en situaciones de conflicto.

Seguir profundizando

Misión del laico:

Experiencia en campos concretos de misión.

Documentos de la Iglesia sobre la misión del laico.

.=

z.ó o'ü UG -J

todos los aspectos de las

96 \\J

etapas antertores.

éE

;

; I

i :

¿.

E

o II

transformación del mundo.

María, modelo de vida del cristiano.

Presencia viva de comunión en eI mundo. Compartir el carisma'

I

CARMELO MIS¡ONERS SEGLAR


frLAN DE fOn¡f,f,qClON

I

Je"/os iluminaJores

v

t

EI

presente anexo nos ofrece algunos textos, agrupados según las notas que caracterízan la identidad del Carmelo Misionero Seglar. Es una selección no exhaustiva, que pretende abrirnos la puerta y provocar en nosotros la búsqueda y el encuentro con las fuentes de nuestra espiritualidad. Por su rico mensaje, hecho experiencia humana, espiritual, mística y misionera en tantos seguidores de Jesús, son fuente de sabiduría para iluminar, confrontar y afranzar la experiencia propia, alavez que estimulan el proceso de crecimiento y maduración progresiva en el camino de la santidad al que nos invitan.

IGLESIA

: {t

f4

"Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el CI\RMELO MISIOI\IERO SEGLA'{

mundo crea que tú me has enviado. (...) yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y eI mundo corrozca que tú me has enviado" (Jn L7 ,21. 23) . "...Este es el mandamiento mío: Que os améis los unos a los otros como yo os he amado..." (Jn75,7-27).

'Vosotros sois el cuerpo de Cristo, y sus miembros cada uno por su parte. Y así hay a quienes puso Dios en la Iglesia, primeramente como apóstoles; en segundo lugar como profetas; en tercer lugar como maestros; luego el poder de los milagros; Iuego el don de curaciones, de asistencia, de gobierno, diversidad de lenguas" (7CoL2, 27-28).

"Carísimos, amémonos unos a otros porque la caridad procede de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y a Dios conoce ..." (l Jn 4,7 -27).

"...Habéis recibido el Espíritu de adopción por el que clamamos: Abba! ¡ Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de

'¡f

I


r l-,,.

\) ***

ps B$t"*&*,qe¡óh¡

Dios..." (Rm 8, 1'4-17).

"El objeto de nuestro amor es Dios y los prójimos

constituyendo en Jesucristo Cabeza una sola cosa' que es su Iglesia" (F. Palau. Igi 17,3: Esc' p' 690)' "...Tu Amada es Dios y tus prójimos' Tu Amada es la Hija única de1 eterno Padre: Dios forrnando cuerpo mo"ul con tus prójimos, y éstos uno en Dios' La su congregación de todos los prójimos unidos a Cristo' p' es tu Amada..," (F. Palau' MRel 10'5: Esc' Cabeza, 866; Cfr. MReI 22,20: Esc. P. 969-97 1)'

'Y porque querías concederme esta gracia' por eso diste un mandamiento nuevo"'i Y cómo amo este

que tu mandamiento, pues me da Ia cevbeza de mandas que me voluntad es amar tú en mí a todos los amar...l" (S. Teresa del N. Jesús: Historia de un alma' p' Manuscrito C, Cap. 10, Ed' Monte Carmelo' 1995'

divina. Si Dios es amor y vive en cada uno de nosotros' eso tenemos que amarnos con amor fraternal' Por a amor nuestro de nuestro amor aI prójimo es la medida Dios" (Edith Stein: Obras Selectas' Ed' Monte Carmelo' p.382). ("') El "...Toclos son llamados a seguir a Cristo plenitud en seguimiento de Cristo conlleva el desarrollo de la vocación originaria del hombre: ser auténtica imagen de Dios; imagen del Señor de lo creado' toda conservando, protegiendo y haciendo crecer a criatura que se encuentre en su ambiente; imagen del de Padre, generando y educando hijos para el Reino Monte Ed' Dios..." (Edith Stein: Obras Selectas' Carmelo, p. 152-153).

ORACION

II{TERIORIDAD

268-269).

"Cristo es Ia cabeza, nosotros los miembros del Cuerpo Místico, 1o cual implica que nuestras y rel.aciones mutuas son de miembro a miembro'

i

'É=

única tod.os los hombres somos uno en Dios, una

I I a

a

vida

guardará mi "Jesús le resPondió: Si aiguno me ama, Padre le amará, Y vendremos a éI, haremos morad.a en Él' (Jn14,23)'

Palabra,

y mi

Y

CARMELO lr!lSÍOh,El?O SEGLAR

14


llt PLAN DE FORMACIÓN i-Z

"EI Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues

nosotros no sabemos pedir para orar

como

conviene..." (Rm 8,26).

"Pues a los que de antemano conoció, también los predestinó a reproducir Ia imagen de su Hijo, para que fuera ÉI el primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, a ésos también los llamó; y a los

que llamó, a ésos también los justificó; a los que justificó, a ésos también los glorificó" (Rm 8,29-30). ¿No sabéis que sois santuario de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?" (1 Co 3, 16).

"

"La obra grande de Dios en el hombre se labra en el interior. El orden que aparece y se manifiesta afuera es obra y efecto del orden interior..." ( F. Palau. Cta 38: Esc. p. 1076).

"Camine según la palabra que El le anuncia en eI secreto de su corazón y vivirá eternamente. (...) Haga pues, su meditación todos los días con fidelidad y con valentía..." (F. Palau. Cta 1: Esc. p.987). 'Veo yo una cosa y es que Dios, como buen padre, me conduce por Ia mano y me guía por donde El quiere.

CAT{MELO MISIONERO S€GLAR

(...) ¡Cuán bien cuidado está el que se fía de Dios!..." (F. Palau. Cta 56:Esc. p. II72). "Toda Ia pretensión de quien comienza oración (y no

se os olvide esto que importa mucho), ha de ser trabajar y determinarse y disponerse con cuantas diligencias pueda para hacer su voluntad conformar con la de Dios..." (S. Teresa deJesús: 2M 8).

'Y el mismo Señor lo dice, que la puerta para entrar en este castillo es la oración..."

(S.

Teresa de Jesús:

2M 11).

"¡Oh, Señor mío!, aquí es menester vuestra ayuda, que sin ella no se puede hacer nada. Por vuestra

misericordia no consintáis que esta alma sea engañada para dejar Io comenzado. Dadle luz para que vea cómo está en esto todo su bien..." (S. Teresa de Jesús: 2M 6).

"Las condiciones del pájaro solitario son cinco: que va a lo más alto; que no sufre compañía, aunque sea de su naturaleza; que pone eI pico aI aire; que no tiene determinado color; que canta suavemente..." (S. Juan de la Cruz: Avisos espirituales. Puntos de amor, 41).

!i$,


f

t i

S) or^* or

ronn¿Rclóru

I

"Señor Dios, amado mío! Si todavía te acuerdas de mis pecados para no hacer Io que te ando pidiendo, haz en el1os, Dios mío, tu voluntad, que es 1o que yo

más quiero, y ejercita tu bondad y misericordia y serás conocido en ellos..." (S. Juan de Ia Cruz: Avisos espirituales. Dichos de luz y amor,26).

"En una noche oscura, con ansías, en

amores

inflamada, ¡Oh dichosa ventura!, salí sin ser notada, estando ya mi casa sosegada..." (S. Juan de Ia Cruz: Poesías. Noche oscura).

"Cuando tú me mirabas, su gracia en mí tus ojos imprimían: por eso me adamabas, y en eso merecían los míos adorar Io que en ti vían. (...) ya bien puedes mirarme después que me miraste, que gracia y hermosura en mí dejaste" (S. Juan de la Cruz: Poesías. Cántico espiritual (CB), canciones 32.33).

"...A pesar de mi pequeñez, puedo aspirar a la santidad..." (S. Teresa del N. Jesús: Historia de un alma. Manuscrito C, Cap. 10, Ed. Monte Carmelo' 1995, p. 252- 253).

"Mis primeras horas pertenecen al Señor. El trabajo que hoy me confía, Io acojo de buen grado, esperando

t6

puede qrr" Él me dé la gracia pararealízarlo (...) utt ÉI "e descansar y ÉI es el verdadero descanso para empezar eI nuevo día como una vida nueva..." (Edith Stein: Vida de una mujer extraordinaria, p. 162-163).

"... A través de todas las cosas, en medio de tus solicitudes..., mientras vives dedicado a tus tareas, retirarte a esa soledad y ponerte a disposición del Espíritu Santo. Entonces, É1 te transformará en Dios e imprimirá entu alma la imagen de labelleza divina para

puedes

que eI Padre, al contemplarte, vea en ti solamente a su Cristo y pueda exclamar: "Este es mi hijo muy amado en quien tengo puestas mis complacencias" (Cfr. Sor Isabel

de

la Trinidad. Cta 219: Obras completas. Ed. Monte

Carmelo, Burgos, p. 54D.

MISIÓN "No me habéis elegido vosotros a mí, sino yo os elegí a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto y vuestro fruto permanezca..." (Jn 15,17). "...En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos

CARMELO MISIONERO SEGTAR


llt PI-AN DE FORMACIÓN i.Z

hermanos míos más pequeños, a mí me lo

hicisteis"

34:40). 'Viendo a la muchedumbre, subió al monte... Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: (1\4t

25,

Bienaventurados los pobres de espíritu..., los que

tienen hambre y sed de justicia..., los misericordiosos..., los que buscan Ia paz..., los perseguidos por causa de lajusticia, porque de ellos es el Reino de los cielos. Bienaventurados seréis..." Mt 5,L-L2).

"Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en

toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la tierra" (Hch 1,8). "Porque dice Ia Escritura: Todo el que crea en Él tto será confundido. (...) Pues todo el que invoque el nombre del Señor se salvará. (...) ¡Cuán hermosos los pies delos que anuncian elbien!" (Rm 10,11-17).

"Mi misión se reduce a anunciar a los pueblos que tú eres infinitamente bella y amable y a predicarles que te amen. Amor a Dios, amor a los prójimos: éste es eI

CARMELO MISIONERO SEGI.AR

objeto de mi misión. Marcha Paiau. MRe112,2: Esc. p. 887).

dijo

yo te

envío" (F.

'Mírale en este cuerpo que es su Iglesia, Ilagado y crucificado, indigente, perseguido, despreciado y a cuidarle prestarle aquellos servicios que estén en tu mano..." (F. Palau. Cla42,2: Esc. p. 1088).

burlado. Ybajo esta consideración, ofrécete y

"Ahora es tiempo de trabajar y sacrificaros por los prójimos. Habéis de empezar por aquí..." (F. Palau. Cta 99,5: Esc. p. 720L).

"Toda Ia perfección cristiana está basada sobre la caridad..." (F. Pa1au. Cta37,7: Esc. p. 1073).

"Mi alma se ha empleado y todo mi caudal en

su

servicio. Ya no guardo ganado, ni ya tengo otro oficio, que ya sólo en amar es mi ejercicio..." (S. Juan de la Cruz: Poesías. Cántico espiritual (CB), canción 28).

"Quisiera anunciar eI evangelio al mismo tiempo en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas... Quisiera ser misionero no sóIo durante algunos años, sino haberlo sido'desde la creación del


?-, S) o,-^* ne ¡oR¡vlRc¡óru mundo y segúirlo siendo hasta la consumación de los siglos. (...) Comprendí que sólo el amor podía hacer actuar a los miembros de Ia Iglesia; que si eI amor Ilegaba a apagarse, Ios apóstoles ya no anunciarían el evangelio y los mártires se negarían a derramar su sangre..." (S. Teresa del N. Jesús. Historia de un alma. Manuscrito B, Cap. 9, Ed. Monte Carmelo, 1995, p. 235-237).

"En razón de su dignidad bautismal el fiei laico es corresponsable de la misión de la Iglesia' ("') son llamados por Dios para contribuir, desde dentro, a modo de fermento, a la santificación de1 mundo mediante el ejercicio de sus propias tareas, guiados por el espíritu evangélico, y así manifiestan a Cristo ante los demás principalmente con eI testimonio de su vida y con el fulgor d.e su fe, esperanza y caridad"'" (chl, 15.23).

MARÍA "Jesús, viendo a su madre y junto a ella aI discípulo a quien amaba, dice a su madre: Mujer, ahí tienes a tu

hijo. Luego dice al discípulo: Ahí tienes a tu madre' Y desde aquell.a hora el discípulo la acogió en su casa" (Jn t9,26-27). "...Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón" (Lc 2,51).

"¿Y, como faltara vino, 1e dice a Jesús su madre: No tienen vino. Jesús le responde: Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora. Dice su madre a los sirvientes: Haced Io que El os diga" (Jn 2,3-5) '

"En la oración ofrécete a nuestra Señora, ponte bajo su protección y fíate de ella' Fiemos de Dios y de su madre, fiemos a ellos todas nuestras cosas y no seremos burlados ni confusos en nuestras esperanzas" (F' Palau' Cta 56,3: Esc. P. 1113).

lglesia, esto es, Dios y los prójimos, eI úItimo término de amor designado aI corazón humano, y por lo mismo aquella belleza indescriptible, infinitamente amable, capaz de llenar todo el inmenso vacío que eI amor deja sentir en eI fondo del corazón del hombre joven viad.or, a fin de que esa virgen toda pura y siempre fuera conocida del hombre peregrino sobre Ia tierra, Dios en su sabia providencia crió un tipo perfecto que "siendo

1a

CARM€l-O ll't!S¡OlVE¡?O SESTAR

18


tr, PLAN DE FORMACIÓN

representara su pureza, su virginidad, su maternidad y fecundidad y su belleza. Y aI efecto convino que esa mujer fuera virgen, inmaculada, siempre pura y madre, y que tanto en el orden moral como en el físico reuniera todas las dotes, todas las gracias y todas las perfecciones que son posibles a una pura criatura. Tal fue y tal es la Virgen María, Madre de Dios; es ella un espejo limpidísimo donde el hombre puede contemplar la Iglesia santa. Y así como por Cristo vamos al Padre, por María nuestro coraz6n eleva las llamas de su amor hacia su cosa amada, que es la Iglesia'l (F. Palau. MRel 11,21: Esc. p. 883). "María se compromete en calidad de jardinera a que llueva sobre nosotros, a tiempos oportunos, gracias, dones y virtudes infusas..." (F. Palau. MM 5: Esc. p.

su Fiat comenzó el reino de 1os cielos en la tierra, y eila fue su primera ciudadana" (Edith Stein: Obras selectas. Ed. Monte Carmelo, p. 381). "En efecto, la Virgen... es reconocida y honrada como verdadera Madre de Dios y del Redentor. (...) Pero al

mismo tiempo... es verdaderamente madre de los miembros de Cristo, porque cooperó con su amor a que naciesen en la Igiesia los fie1es, que son miembros

de aquella Cabeza. Por eso también es aclamada como miembro sobresaliente y singularísimo de la Iglesia, su prototipo y modelo más ilustre en la fe y en el amor, y a quien Ia Iglesia Católica, enseñada por el Espíritu Santo, honra con afecto filial de piedad como aMadre amantísima &G 53).

5L4).

"Prevenida por la plenitud de las gracias y dones del

Espíritu Santo, las poseyó todas en un grado muy sublime, superior al de todos los ángeles y hombres juntos; y por esto fue escogida por Madre de Dios" (F. Palau.

MMIII,3:

"Cuando

1a

Esc. p. 517).

Bienaventurada Virgen María pronunció

;.2

FORMACIÓN

"El Reino de los cielos es semejante a Ia levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo" (1\4t 13,33). "...Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes


I f

S) or *

i

nE ronnnRclóru

otros cinco que he ganado' Díjole su señor: ¡Bien siervo bueno y frel!; has sido fiel en 1o poco; te pondré (Mt al frente de 1o mucho; entra en el gozo de tu señor" 25,20-2t).

nanza continua es muy conforme aI desarrollo de las facultades intelectuales del hombre y al progreso moral de sus virtudes' ("') Su progreso y su marcha por el camino de las virtudes pide y exige una enseñanza paulatina y que dure toda ia vida' Ei

"Esta

ense

hombre en esta vida es una pieza de las más nobles en Ia gran máquina d.eluniverso, la que se estálabrando'

trabajando

y perfeccionando en los talleres de la

Iglesia" (F. Palau.

EW

7: Esc.

p' 404' 405)'

"Habéis emprend'ido la obra de vuestra perfección' no queráis obtenerla tod'a en un instante, sin tiempo o fuera dei tiempo; marchad a ella como los demás poco a vivientes que existen en el tiempo; quiero decir (F' poco, paso a paso, con tiempo y progresivamente" Palau. Leg32: Esc. P. 1317). "Nuestros jardines hablan al hombre con voz muda pero elocuente, y Ie dicen: ordena tu cotaz6n, siembra

en é1, planta, cuida, fomenta la virtud " (F' Palau' MM I,1: Esc. p. 516)' "Nad.ie puede mejor encargarse del jardín de nuestra

alma que María; eIIa será nuestra jardinera' ("')

Entrega hoy a esta señora las llaves de tu corazón: dale y el jardín de tu alma, y fíale a su maternal solicitud cuidado" (F. Palau. MM III'3: Esc' p' 517)'

y "En Ia formación de un hombre contribuye éI mismo otros, de modo más o menos consciente, pero su vocación sentido se construye sobre la base de sus dotes, en el amplio de la palabra: todos los dones que él ha recibido está con su vida. Por eso' en Ia naturaleza de un hombre la decir' es prevista su llamada, su vocación y profesión: Io actividad, el trabajo hacia eI que está orientado desde la vocación madurar profundo. EI camino de la vida hace

uno y la da a comprender a los otros"' La "adu de un ser humano y el desarrollo de su vida naturaleza desde no se realizan casualmente, sino que considerado lafe, es obra d.e Dios... Es Él quienllama a cada hombre a la actividad que le corresponde"'" (Edith Stein: Obras

d"

selectas. Ed. Monte Carmelo' p' 120)'

CARMELO M¡SIONERO SEGIAIi

L

20


. tlt

PIAN DE FoRMActóN ;'z

"La formación de los fieles laicos tiene como objetivo fundamental eI descubrimiento, cada vez más claro, de la propia vocación y la disponibilidad, siempre mayor, para vivirla en el cumplimiento de la propia misión... Pero el eterno pian de Dios se nos revela a cada uno sólo a través del desarrollo histórico de nuestra vida y de sus acontecimientos, y por tanto, sólo gradualmente; en cierto sentido, de día en día" (chl-58).

CARMELO MISIONERO SEGLAR

"En eI descubrir y vivir la propia vocación y misión, los fieles laicos han de ser formados para vivir aquella unidad con la que está marcado su mismo ser de. miembros de la Iglesia y de ciudadanos de la ciudad humana... Dentro de esta síntesis de vida se sitúan los múltiples y coordinados aspectos de la formación integral de los fieles laicos" (ChL 59.60).


/

E]

Ei

\) o*t

DE

FoRMActóN

FJ

Él Éi

Z6rn uia/uras

F1 j

"$Ee" I

Mt Lc Jn Hch Rm 1Co 1Jn LG

Mrel

Evangelio según SanMateo

Palau

Evangelio según Sanlucas

EW Escuela de la virtud

Evangelio según SanJuan

Romanos a

los Corintios

Primera Carta de SanJuan

Lumen Gentium. Constitución dogmática sobre la Iglesia

ChL

Christifideles laici. Vocación Iaico en la Iglesia

iffi

Y en

vindicada'

Francisco Palau

Hechos de los Apóstoles

Primera carta

Mis relaciones con la lglesia. Francrsco

y misión del

Cta Igl MM Leg M CMS

Carta La Iglesia de Dios' Francisco Palau Mes de María. Francisco Palau

Legislación. Francisco Palau

LasMoradas.SantaTeresadeJesús CarmeloMisioneroSeglar

el mundo

CARMELO MISIONFRO SEGI"AR


PLAN DE

. tlt

ronn¡leclórrl i'z

ot. ,,^ Jnolce

+r,Sb.'E$-

Pg

Pg

INTRODUCCIÓN

I

OBJETIVO

o

EtapaBúsqueda

8

CRITERIOS

3

Etapa Iniciación

I

ETAPAS

ó

Etapa Profundización

10

PEDAGOGÍA

5

Etapa Formación contínua

11

AGENTES

D

MEDIOS

7

CARMELO MIsIONERO SEGI.AR

CONTENIDOS

7

P

TEXTOS ILUMINADORES

13

ABREViATURAS

22


S)

"l.

t

os ronuect贸w

Medell铆n, | 贸 dejulio de 2OO5 Solemnidad de Nuestra Se帽ora delMonte Carmelo CARMELO MISIONERO SFGIAR



Plan de Formación