Page 1

Dibujo Parte II Julián, salió del box rumbo a la sala de rayos X, Buscando radiografías de la paciente que su padre había atendido queriendo saber más de la herida extraña, pero no encontró nada, ni exámenes ningún papel con el nombre de la mujer. Miró la lluvia empapar las puertas de vidrio de la sala de urgencias, y recordó algo que lo dejo sin habla, La dibujante que su padre había atendido era zurda. Mariana llamo a la casa de Thes, quien le contestó con una voz muy cansada y con un timbre extraño. Mariana se preocupó mucho, y fue a verla a su departamento tenía un mal presentimiento, tenía la corazonada de que iba a ocurrir algo siniestro. Thes no abrió la puerta, a pesar de que tocó el timbre muchas veces. Mariana asustada por el timbre de la voz de su amiga en el teléfono siguió intentando. Recordó de pronto que tenía una copia de las llaves de ese departamento, trato de sacarlas de su cartera pero esta estaba llena de cosas, siguió buscando frenéticamente pero no las encontraba, su bolso cayó al suelo. Se agacho y siguió buscando de forma desesperada, su inquietud seguía creciendo a cada momento. Las encontró y con la mano temblando las metió en la cerradura. Abrió la puerta, estaba oscuro. La estancia estaba insoportablemente fría. Mariana se Extraño de la oscuridad del lugar, Sabía que Thes gustaba de los ambientes iluminados, porque le gustaba pintar y dibujar con mucha luz. Encendió la luz del recibidor, y se dio cuenta de que estaba tiritando, llamó a Thes pero ella no respondió. Recorrió el frío departamento encendiendo todas las luces, sin encontrarla. Entro al estudio donde Thes trabajaba, Se sorprendió enormemente de lo que encontró allí. Desperdigado por el suelo estaban los lápices de colores, los pinceles, los lápices cuyos nombres Mariana nunca había recordado, los tubos de pintura, todo tirado desordenadamente.

PAHV


Miró el suelo completamente atestado de cosas, había dibujos en hojas que parecían haber sido rotas violentamente. Eran los dibujos del último comic en el que estaba trabajando, que había sido un éxito, recogió algunas, debían ser del próximo número. Miro los atriles tirados en el suelo, no supo explicar lo que sintió cuando vio las pinturas rasgadas, rotas, que parecían gritar clamando justicia. Los libros estaban tirados lejos del librero. No había sido un asalto, solo Thes había podido hacer algo tan terrible. Salió del estudio revisando, las otras habitaciones y todo estaba en su lugar, pero la atmosfera era opresiva a pesar de que había encendido las luces, las apago una a una volviendo a llamar a Thes, pero el teléfono comenzó a sonar en el dormitorio. Salió del departamento sintiéndose terriblemente cansada y de a poco el frío del lugar dejaba de hacerle efecto. Recordó la habitación y todos los destrozos que en ella había. Trato de convencerse que Thes lo había hecho, pero no podía imaginar que tuviera un ataque de furia de tal magnitud. Eso no era furia era odio. El sonido del ascensor indicando que había llegado al primer piso, la sacó de sus reflexiones. Se acerco a recepción a preguntar por Thes, pero le dijeron que había salido temprano, y que no había regresado en todo el día. Se tranquilizo pensando que quizás se había ido a la Galería o quizás había salido a comer algo afuera, volvería a llamarla más tarde. Tomo el autobús, rumbo a su casa pensando en cómo podría haber ocurrido eso, Se había auto convencido que no era un robo, porque los computadores, y demás artículos tecnológicos seguían allí, solo el estudio estaba destrozado. ¿Pero por qué había hecho algo como eso? Se dio cuenta de que su celular había estado sonando, cuando un caballero le indico amablemente que su bolso sonaba. Mariana contesto la llamada, era una vieja amiga que la distrajo hablándole de temas que le quitaron la mala impresión del

PAHV


departamento de Thes, pero algo en su subconsciente le decĂ­a que algo siniestro estaba sucediendo. [ContinuarĂĄ ]

PAHV

Dibujo Parte II  

¿y si no vemos las cosas cuando comienzan a suceder?

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you