Issuu on Google+

Pasos Para

Crecer

Espiritualmente Por María Leonor Galindo Cruz, fsp

en…

La Preparacion a la Navidad

Estimados Lectores: Nuevamente con ustedes, en este espacio que nos permite compartir una breve reflexión. El 2 de diciembre iniciamos un nuevo ciclo litúrgico que nos introduce en el tiempo de Adviento el cual nos prepara a la celebración del Nacimiento de Jesús.

Adviento

El Adviento es un momento propicio para fomentar la ESPERANZA. Para cada uno de nosotros puede ser un reto hablar de esta virtud teologal al encontrarnos en un ambiente difícil, dado que estamos viviendo una época de violencia, inseguridad y desestabilización, y por lo general en la sociedad no se respira la esperanza ni la paz. Sin embargo estamos invitados a abrir los ojos y todos nuestros sentidos para preguntarnos y reflexionar: ¿En qué mundo, en qué lugar se quiere encarnar el Hijo de Dios? La Palabra de Dios que nos acompaña en este tiempo de Adviento es muy rica y nos llama a vivir en la esperanza en medio de una realidad agitada y lastimada, pero mediante la virtud de la esperanza se nos invita a reavivar el ánimo, a confiar y construir un futuro mejor que tiene su fundamento en la venida constante de Dios entre nosotros.


La Palabra de Dios de las cuatro semanas de Adviento, nos invita a prepararnos adecuadamente teniendo un corazón nuevo y bien dispuesto para recibir una Visita muy especial, podemos decir que es el más grande regalo que Dios ha enviado a la humanidad; se trata de la llegada del Salvador, que es Cristo el Señor. El tiempo de Adviento nos recuerda el infinito amor que Dios nos tiene y como prueba de ese amor nos ha enviado a su Hijo Jesucristo para hacerlo visible y concreto a la humanidad.

El Adviento es un tiempo oportuno para tener presente a María, para contemplarla como la Virgen del Adviento que “espera” con una fe inquebrantable el nacimiento de su Hijo. María nos ayudará a centrar nuestra mirada en Jesús y a esperar con ella a aquel que es el “Camino, la Verdad y la Vida que nos conduce al Padre”. “María es la madre del amor, del conocimiento y de la santa esperanza” en cuanto que ella es la madre de Jesús, el Hijo amado del Padre, el Salvador de la humanidad.

Dentro de la preparación a la Navidad o celebración del gran misterio de nuestra salvación, está el vivir en la alegría. Este sentimiento nos ayudará a expresar un sano gozo al saber que todo un Dios se encarnó en nuestra naturaleza por amor a nosotros. María es la mujer que espera con alegría a su hijo, la mujer que dará a su hijo único a toda la humanidad. La Navidad es la ocasión que nos permite el re-encuentro con nuestra familia, los amigos, los vecinos y las personas que estimamos. La alegría nos abre a Aquel que nos concede la felicidad que no se acaba y que nos sostiene a pesar de las dificultades que la vida nos va presentando. Vivamos con inmenso regocijo esta celebración de encuentro familiar.


El Nacimiento de Jesús es sin duda una buena noticia para cada uno de nosotros porque nos da la posibilidad de brindarle una generosa acogida a esta Persona tan especial como es Jesús, el Hijo de Dios. Aparte de prepararnos personalmente desde nuestras actitudes interiores que nos ayudan a vivir bien la celebración de la Natividad del Señor, es bueno retomar la tradición de poner el Nacimiento en nuestros hogares, aunque sea de una forma sencilla, y que podamos contemplar con nuestros propios ojos al Niño recién nacido. Permanezcamos en profunda meditación y contemplación ante este gran misterio y démosle infinitas gracias a Dios nuestro Padre por habernos dado a su único Hijo como nuestro hermano; y a Jesucristo, porque quiso asumir nuestra naturaleza humana por amor a nosotros. Es también recomendable y significativo que frente al pesebre cantemos algunos villancicos de los tradicionales más conocidos para expresarle a nuestro Salvador el cariño y ternura que nos genera su presencia entre nosotros.

Deseo y pido a Dios una Feliz Navidad para todos ustedes y sus familias.

© Copyright 2012 by Publicaciones Paulinas, S.A. de C.V. Derechos reservados. Se autoriza descargar archivo en PDF sólo para uso personal sin fines de lucro.


5 pasos para crecer espiritualment en la preparacion a la Navidad