Page 1

LA BODA DEL TÍO PERICO

Érase una vez un gallo llamado Pepito que había sido invitado a la boda de su tío Perico. El gallo Pepito era muy presumido, pero también muy avaricioso. Pepito se arregló y se limpió su pico para dejarlo reluciente y llegar muy elegante a la boda de su tío.  De camino por el bosque hacia la iglesia, encontró en el suelo un grano de maíz, pero estaba manchado de tierra del bosque. Pensó que le apetecía mucho comer el grano de maíz, pero que si picaba se mancharía el pico, pero, como era tan avaricioso, picó. Entonces encontró una malva, y le dijo: “Malva, por favor, límpiame el pico, que lo manché y no puedo asistir así a la boda de mi tío Perico”. Pero la malva se negó, y el gallo enfadado siguió caminando hasta que encontró una ovejita.  El gallo Pepito le dijo a la ovejita: “Ovejita, cómete a la malva a la que le pedí que me limpiara el pico para poder asistir a la boda de mi tío Perico y se negó”. Pero la ovejita le dijo que no comería a la malva.  Entonces Pepito encontró un lobo y le dijo: “Lobo, come a la ovejita que no quiso comer la malva que no me quiso limpiar el pico para poder ir a la boda de mi tío Perico”. Pero el lobo también se negó.  Así que Pepito aprendió que no debía ser tan avaricioso, que debía pensar más en los demás. Pepito se disculpó con el lobo, la ovejita y la malva; fue a su casita, se limpió el pico y fue a la boda de su tío Perico. Lo pasó muy bien y fue muy feliz.  Espinosa, A. (1947). La Boda Del Tío Perico. España: CSIC.

cuento circular 2  

cuento infantil

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you