Issuu on Google+


GENIAL ESTÁ BIEN.

Ingenioso es definitivamente más adecuado.

PRESENTAMOS EL SISTEMA DE CONTROL CENTRAL PILOT

El nuevo estándar en control de riego avanzado para campos de golf.

Con el menor costo-por-estación y las más avanzadas ventajas disponibles, el Control Central Pilot ofrece una manera más inteligente de administrar el riego en los campos de golf. Desde su fácil instalación y sencilla utilización hasta sus amplias interfaces de pantalla y un mantenimiento de una única herramienta, ningún detalle ha sido ignorado en el desarrollo de esta innovación. Ya sea que su sistema sea tradicional o a base de un decodificador, no se conforme con los estándares de ayer. Elija la solución con el ingenio que hará que su campo levante vuelo.

RIEGO PROFESIONAL PARA GOLF | Built in innovation

Aprenda más. Visite hunterindustries.com/golf para mas información: contacto@hunterindustries.com


08

SUMARIO 08

El alto nivel de mantenimiento de césped exigido para recibir a un U.S. Open, un U.S. Amateur, o cualquier otro campeonato nacional de la USGA puede sorprender al jugador de golf casual tanto como al entusiasta más acérrimo.

16

22

Preparación del campo para un campeonato nacional de la USGA

El rol del superintendente en tiempos de recesión Un ex presidente de la GCSAA analiza la difícil situación de los superintendentes ante la actual desaceleración económica desde una perspectiva histórica.

22

El Desarrollo de Campos de Golf Accesibles Parte III En esta última entrega del manual de la R&A se evalúan los casos de estudio de 3 diferentes campos de golf, incluido St. Andrews Links Trust.

28

Es frecuente escuchar comentarios referidos a los posibles casos de contaminación debidos a la aplicación de fertilizantes. La investigación realizada por la University of Florida demuestra que una cobertura de césped sano mitiga la lixiviación del nitrógeno en forma de nitratos cuando el fertilizante es aplicado en la forma correcta.

34 32

fotografÍas

Investigación al día: Lavado de nitratos luego de una fertilización

Si no es difícil, ¿no es juego? Tal vez la percepción actual esté cambiando.

Tapa 8 A 14 16 A 20 22 a 27 28 A 31 32 A 33 34 A 39 40 a 43

Lion’s Paw Playa Conchal, Costa Rica USGA GCSAA R&A STMA piza golf bigga usga

Editorial Desde las Empresas Calendario

Fertilización del césped… una cuestión de equilibrio y perspectiva El Dr. Terry Mabbett analiza los elementos y nutrientes necesarios para un césped saludable.

40

departamentos 06 44 48

34

El factor diversión Comprender qué es lo que hace divertido al juego del golf se traducirá en un beneficio para sus resultados financieros.


EDITORIAL Ing. Agr. Ricardo de Udaeta Editor

¿No podemos cortar más alto?

EDITOR Ricardo de Udaeta COORDINADOR DE PRODUCCIÓN Eugenio Valentini DEPARTAMENTO DE PUBLICIDAD Mariana Bañak ASISTENTE DE PRODUCCIÓN Liliana Guerrero ASISTENTE EDITORIAL Cecilia Revilla Cornejo COLABORACIÓN ESPECIAL Ignacio Clavijo

OFICINA CENTRAL | Ciudad de Buenos Aires Argentina. C. 15 4 035 6457 info@tgmdigital.com www.tgmdigital.com

El editor no se responsabiliza por las opiniones vertidas en los artículos firmados, como tampoco por el contenido de los anuncios publicitarios y de los departamentos “Show de Productos” y “Desde las Empresas”. Prohibida su reproducción total o parcial.

Cada invierno, y en forma recurrente, aparece la misma pregunta. ¿No podemos cortar más alto los fairways? ¡Nos estamos quedando sin pasto! En las zonas de transición, donde las heladas y el frío son parte del invierno, aquellos clubes que presentan bermuda como el césped base de sus fairways, deben todos los años responder a estas preguntas y a estos reclamos. Y si bien todos los años se responden, al año siguiente vuelven a aparecer. Tomemos el ejemplo de los campos de golf ubicados en Buenos Aires, Argentina. Allí la bermuda crece desde el mes de octubre hasta abril. En otoño e invierno, el crecimiento es nulo, si bien hay años húmedos en que el césped retiene el color verde, pero sin crecer. El tránsito de máquinas y de jugadores “aplasta” el césped, y las lluvias, el suelo arcilloso, las deyecciones de las lombrices, la sombra de los árboles y la falta de evapotranspiración debida a las bajas temperaturas, se encargan de que tengamos la sensación de estar jugando sobre tierra. Al no haber crecimiento de bermuda por 4 a 5 meses, estos fairways no tienen posibilidad de recuperación hasta que vuelva el crecimiento en la primavera. Subir la altura de corte bajo estas circunstancias

solamente empeora las cosas, dado que las únicas que crecen son las malezas (Poa annua y otras), lo que da un enorme aspecto de desprolijidad. Todo esto puede ser mejorado implementando un programa a largo plazo de mejoras en la cancha, pero este tema debería tratarse en varios párrafos aparte. Por ello, este fin de invierno recuerde que si la bermuda por su ciclo biológico no va a crecer, el hecho de levantar la altura de corte no solo no tendrá los resultados esperados sino que, peor aún, desmejorará aún más la cancha. ¡Hasta la próxima!

Editor


Preparación del campo para un campeonato nacional de la USGA El alto nivel de mantenimiento de césped exigido para recibir a un U.S. Open, un U.S. Amateur, o cualquier otro campeonato nacional de la USGA puede sorprender al jugador de golf casual tanto como al entusiasta más acérrimo. Por Robert Vavrek

L

os jugadores comentan con mucho entusiasmo las condiciones de la cancha luego de un reciente campeonato realizado en el club. ¡Los greens estaban rápidos y difíciles como jugar sobre hielo! ¿Y qué tal esas imposibles posiciones de hoyos “que jamás antes estuvieron allí”? ¡El corte en franjas de los fairways parecían iguales a los diseños de corte complejos del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas de Béisbol! ¡Los bunkers nunca estuvieron más firmes o consistentes! Tal vez en el clubhouse usted escuche el mayor cumplido… “¡Hoy podríamos haber recibido aquí al U.S. Open!” Suponiendo que las superficies de juego pudieran realmente ser un desafío para la elite de los jugadores de golf profesionales y amateurs del mundo, ¿sería usted capaz de sostener ese acondicionamiento del campo durante toda una semana entera de competencia? Antes de responder, revisemos el alcance de las prácticas de mantenimiento vinculadas a la organización de un típico campeonato nacional. En otras palabras, qué hay de tan especial en el acondicionamiento de una cancha para un torneo nacional de la USGA y por qué. Mantenimiento diario versus mantenimiento de competencia

En general, los campos bien acondicionados cortan los greens a diario y los rolan dos a tres veces por semana durante las temporadas de juego pico. Los collares, tees, fairways, ap-

8

TGM

Septiembre 2013

proaches y roughs intermedios son cortados tres veces por semana, normalmente los lunes, miércoles y viernes. Los roughs, los entornos de greens y los entornos de bunkers se cortan una o dos veces a la semana, dependiendo del ritmo de crecimiento del césped. Los bunkers probablemente reciban alguna atención todos los días. Sin duda, el nivel de expectativas será mayor y el mantenimiento más intensivo para un evento especial en cualquier club de golf público o privado. Las horas adicionales destinadas al grooming del campo probablemente se emplearán para lograr el intrincado patrón de franjas sobre el fairway y produciendo las condiciones de búnker más firmes posibles. El rolado y corte extras ciertamente producirán la mayor velocidad de green de la temporada, y, tal vez, sólo tal vez, se dejará crecer al rough una media pulgada más alto. Pero la mayoría de los clubes necesitan aumentar la frecuencia e intensidad de las operaciones de mantenimiento a lo largo de la semana del campeonato nacional de la USGA. Por supuesto, los estándares de mantenimiento para el juego diario en algunos establecimientos selectos tal vez ya satisfacen o superan algunas de nuestras expectativas en relación al acondicionamiento del campo, como por ejemplo la velocidad de los greens o el manejo de los búnkers. No obstante, cualquier intento de manejar un campo de golf según el máximo de preparación para un campeonato sería insostenible tanto desde la perspectiva de la salud del césped como desde una perspectiva económica. No existe “un talle único” de condiciones de campo para


todos los campeonatos del U.S. Open y el U.S. Amateur. La velocidad de los greens, la firmeza de los greens, fairways y approaches, la frecuencia de corte, el establecimiento y mantenimiento de un rough a diferentes alturas, y muchos otros aspectos generales y específicos del acondicionamiento de la cancha para la competencia serán determinados y documentados en colaboración con la sede anfitriona durante las visitas al club de la persona de la USGA a cargo antes del campeonato. Esta persona será asistida por los miembros del Comité Ejecutivo de la USGA, otros miembros del equipo de Normas y Competencias de la USGA y el agrónomo regional de la Green Section, al igual que el superintendente, el profesional del golf y otros representantes del club anfitrión. El informe de la preparación del campo generado a partir de las visitas al lugar servirá de plan de acción de mantenimiento para los años, meses y semanas que precedan al evento.

El rolado y corte doble generalmente se realizan en forma diaria cuando se preparan las superficies de los greens para los campeonatos nacionales de la USGA, incluyendo las vueltas de práctica. La frecuencia de las operaciones de mantenimiento para los greens es controlada de cerca, evaluada y ajustada en forma diaria.

La preparación del campo comienza desde el tee del hoyo 1 y el tee del hoyo 10 en las primeras horas del día durante las vueltas de práctica hasta los primeros días del torneo. Los equipos de mantenimiento para esta preparación trabajan de tee a green en cada hoyo de golf.

Áreas de práctica No hace falta ir más allá de las instalaciones de práctica para encontrar diferencias significativas entre las prioridades para el juego diario en contraposición a las prioridades de un campeonato. La mayoría de los clubes de golf preparan el campo primero para el juego diario y luego destinan equipos y mano de obra para las áreas de práctica conforme les resulte conveniente. Por el contrario, durante una competencia, los greens y tees de práctica y las áreas de juego corto deben estar listas a primera hora para recibir a los jugadores que tienen turnos de tee tempranos. Contar con luces en al menos algunos de los equipos de mantenimiento es un plus cuando se necesita un corte antes del amanecer. De hecho, los clubes que organizan competencias a menudo utilizan conjuntos de luces portátiles para iluminar las áreas de práctica para el mantenimiento adicional temprano en la mañana; así de importante es. Por otro lado, no es usual encontrar a un invitado ansioso por jugar mientras todavía se puede escuchar el sonido de los grillos, a menos, por supuesto, que resulte que aún se encuentre en el sitio luego de los festejos del clubhouse de la noche anterior... No es una sorpresa que los jugadores de golf que compiten en un campeonato abierto nacional estén más familiarizados con el campo anfitrión que los jugadores que compiten en un campeonato amateur. Sin embargo, algunos de los participantes estarán jugando en el campo por primera vez durante las vueltas de práctica. Por consiguiente, la USGA se esfuerza por brindar en toda la cancha un nivel de acondicionamiento parejo desde la primera vuelta de práctica hasta el último día del certamen. Las vueltas de práctica deben ser significativas y representativas de las condiciones que se experimentarán a lo largo de toda la competencia. Las vueltas de práctica no son el momento para aumentar la velocidad de los greens en dos pies o hacer crecer el rough una pulgada. Ciertamente es probable que se nece-

Los dos mejores cortadores de hoyos del club anfitrión asisten al equipo de la USGA todas las mañanas.

Los fairways son cortados todos los días de la competencia, incluyendo las vueltas de práctica. Los fairways pueden ser cortados por las noches, a continuación del juego, cuando la disponibilidad limitada de mano de obra o equipos hace imposible terminar el corte en la mañana. Cuando se corta por la noche, el rocío normalmente debe ser removido del césped antes del juego cada mañana.

siten algunos ajustes al campo durante las vueltas de práctica, pero en general la jugabilidad del campo debería permanecer consistente a lo largo de todo el torneo. Además, las condiciones de jugabilidad en los bunkers de práctica, la altura de corte en los tees de práctica, la firmeza

Septiembre 2013

TGM

9


El clima es el comodín en cualquier campeonato nacional de la USGA. Espere lo mejor, pero esté preparado para lo peor. Mejor tener abundancia de bombas para sacar agua a disposición y no experimentar la frustración de drenar bunkers inundados en forma manual con una brigada de baldes…

Las redes son necesarias para proteger las áreas de tee principales en hoyos de par 3 del desgaste excesivo antes y durante las vueltas de práctica. De modo similar, algunos clubes consideran que es necesario utilizar redes para proteger las zonas de aterrizaje del fairway del exceso de divots, en particular donde las características arquitectónicas o topográficas encausan a las pelotas hacia áreas pequeñas y localizadas.

de los chipping greens y la velocidad de los greens de práctica deberían representar lo que los jugadores experimentarán más tarde en la cancha. Las áreas de práctica van a recibir bastante uso, por lo que las posiciones de los hoyos en los greens de práctica deberían ser cambiadas a diario, y un nivel similar de mantenimiento debería brindarse a los tees de práctica a medida que los jugadores roten a un césped nuevo cada día. No faltarán divots y residuos que retirar y daños de divots que reparar en las áreas de juego corto. Para algunos jugadores puede ser una oportunidad única en la vida de jugar un campeonato nacional completo, y el objetivo es lograr que sea la mejor experiencia posible para el golfista.

tar a la salud o la jugabilidad de las superficies de putting. Los agrónomos de la Green Section trabajan estrechamente con los encargados de césped para las aplicaciones de reguladores de crecimiento y para las prácticas de manejo auxiliares, tales como el cepillado de los greens, que pueden ser útiles antes y durante la competencia. Los collares y el primer corte de rough adyacente a los mismos deberán ser cortados todos los días. Muchos creen que realizar el primer corte de rough con cortadoras manuales rotativas es la mejor opción para minimizar el estrés mecánico causado a los entornos de los greens y los entornos de los bunkers como resultado de un nivel más intensivo de mantenimiento.

Complejos de greens

Fairways

El cronograma de mantenimiento de la superficie de putting normalmente deberá modificarse previo a las vueltas de práctica para obtener un nivel de velocidad predeterminado. En general, los greens serán rolados y cortados dos veces al día para conservar una superficie uniforme y conLas comisiones esperan que los superintendentes sean expertossistente. Una operación de corte nocturna, cuando la mano administradores del agua, node obra y el tiempo están más disponibles, puede ayudar sólo para la salud del césped a mantener una velocidad de los greens sin sumar el essino también para la jugabilidad del campo de golf.trés de realizar múltiples operaciones de mantenimiento en todo el complejo del green previo al juego de la mañana. La frecuencia de corte, las alturas de corte y las operaciones de rolado se deberán ajustar hacia arriba y hacia abajo dependiendo del ritmo de crecimiento del césped, de las condiciones del clima y de otros factores que puedan afec-

10

TGM

Septiembre 2013

Los fairways, approaches y roughs intermedios deberán ser cortados a diario durante un campeonato. Los fairways pueden ser cortados durante la noche luego del juego para acomodarse a las limitaciones de operarios y equipos, pero deberá pasarse alguna rastra para retirar el rocío en la mañana antes del juego. Los divots deberán ser retirados y los orificios de éstos nivelados con una mezcla reparadora adecuada –generalmente una combinación de arena, suelo y turba– entre cada vuelta de juego. Tees Cualquier tee que pueda ser utilizado para la competencia deberá ser cortado todos los días. El informe de preparación


FABRICADAS

A UN ESTÁNDAR SUPERIOR. EL SUYO.

Reelmaster® 5510

Si usted desea fairways de una perfección fotográfica, espere a ver el corte que obtiene con la Serie Reelmaster® 5010. Pero no se quede con nuestras palabras, conozca la opinión de nuestros clientes. Visite toro.com/leaderboard. El Lider en Golf.

Reelmaster® 5410

Reelmaster® 5610

Reelmaster® 5210

®

Reelmaster 5010 Series

©2013 The Toro Company. Todos los derechos reservados.


Partes del rough pueden requerir un corte diario, especialmente el primer corte del rough adyacente a los collares y fairways. Una procesión de cortadoras manuales puede ser la mejor opción para cortar el rough en los entornos de greens y los entornos de bunkers, donde el corte frecuente con grandes unidades autopropulsadas causaría un desgaste excesivo al césped.

del campo documentará cuáles hoyos tienen opciones de tees suplentes. Además, se necesitarán redes para proteger las áreas principales de césped antes y durante las vueltas de práctica en cualquier tee de campeonato donde el uso de hierros causaría una pérdida significativa de espacio de tee. Las redes pueden también ser requeridas durante y antes de las vueltas de práctica para proteger al césped en áreas localizadas de fairways que tienen experiencia de exceso de divots, tales como las áreas bajas donde suelen caer la mayoría de los tiros, debido a la arquitectura o topografía única del campo. Bunkers Los bunkers deberán ser rastrillados a diario, preferentemente durante la mañana, justo antes del juego. Los rastrillos deberán colocarse fuera de los búnkers, paralelos al juego, y en lo posible junto al borde externo del búnker donde es menos probable que entren en juego. Rough Un rough desafiante que prioriza la selección y ejecución del tiro desde el tee es un aspecto importante de la organización de un campeonato de la USGA. En los últimos años, se ha adoptado el concepto de rough en gradiente. Un rough en gradiente utiliza aumentos graduales en la altura de corte a medida que aumenta la distancia desde el fairway. Esto ofrece más opciones para los jugadores que realizan tiros levemente irregulares para hacer avanzar la pelota, mientras que los jugadores que yerran al fairway

12

TGM

Septiembre 2013

por amplios márgenes enfrentan una dificultad mayor. El ancho y largo específico de cada gradiente para cada hoyo se deberán determinar en las visitas al sitio realizadas con una suficiente antelación al evento. Presentar a los jugadores un rough bien definido y nivelado requiere equipos de mantenimiento y mano de obra adicionales en comparación con el corte entero del rough a una única altura. Bajar levemente el rough es un procedimiento bastante sencillo, pero elevar su altura cuando se encuentra en semidormición, sin regar, sería un desafío y tal vez algo imposible de lograr a mediados de verano, especialmente en los clubes que utilizan céspedes de temporada fría. Por consiguiente, la mayoría de los campos establecen un rough de un largo de campeonato durante la primavera cuando el césped se encuentra creciendo en forma vigorosa. El juego diario puede ser inconveniente antes del evento, y el uso de carros en el rough debería restringirse, fundamentalmente en las semanas previas. Firme y rápido Cuando el clima coopere, todos los esfuerzos deberán dirigirse a presentar a los jugadores un campo de golf firme y rápido de tee a green, limitando la cantidad de riego aplicado al césped. Dependiendo del evento, la firmeza de algunos o todos los greens se medirá al menos una vez al día utilizando el dispositivo de la USGA “TruFirm”. Los valores del TruFirm serán utilizados para determinar cuándo y dónde se aplicará agua a las superficies de putting. La vigilancia constante de las lecturas del TruFirm y el ajuste con riego manual ayudarán a garantizar niveles similares de firmeza entre los greens y evitar que los greens o partes de ellos se tornen excesivamente firmes. Lo ideal es que la firmeza de los approaches sea igual o mayor a la firmeza de las superficies de putting para ofrecer la opción de tiros bajos a la superficie de putting. Las superficies de juego firmes ofrecen una máxima recompensa para los tiros bien ejecutados. La práctica estándar de utilizar riego automático para regar el campo a la noche generalmente se deberá suspender durante la semana del evento. Los greens, tees, approaches y fairways deberán ser regados con moderación a mano conforme resulte necesario para mantener el césped saludable. Las amplias áreas de césped excesivamente seco pueden regarse con riego automático durante la noche, cuando el riego manual no es práctico. De todos modos, cualquier riego automático deberá ser cuidadosamente monitoreado por el personal de mantenimiento y su ciclo de encendido y apagado programado en forma manual para minimizar el potencial de fallas de aspersores. Sin duda una semana de secar y hacer más firme al campo para un torneo de la USGA será un desafío único para la mayoría de los clubes. La importancia de desarrollar un programa integral de cultivo y topdressing para evitar la acumulación excesiva de thatch con suficiente anticipación al evento no puede desestimarse. Igualmente importante


Los collares estarán deteriorados luego de una semana llena de cortes dobles y rolados, especialmente donde haya poco espacio para girar las cortadoras entre la superficie de putting y los bunkers. Girar las cortadoras sobre enrejados de plástico, maderas u otras superficies protectoras vale la pena para evitar el deterioro del césped, en particular durante un clima caluroso, estresante.

Un césped firme, seco, presenta a los competidores superficies de juego ideales. El riego automático se deberá suspender lo más posible y las superficies de juego deberán ser regadas a mano durante todo el certamen para lograr este objetivo.

es el uso oportuno de reguladores de crecimiento y agentes humectantes.

y hacer frente a ellos, es programar ensayos de operaciones de mantenimiento un año antes del evento. Programe esos ensayos cerca de la semana de la competencia para poder experimentar las condiciones climáticas y la extensión del día similares a los del evento. Documente cuánto tiempo toma realizar cada tarea y tenga en cuenta el tiempo de viaje adicional producido por las rutas o circuitos desconocidos empleados para evitar tribunas, puestos, o cualquier otro obstáculo relacionado con una competencia específica. Por otro lado, nunca viene mal que los operarios de mantenimiento clave asistan al menos unos días al campeonato del año anterior. En resumen, el presente artículo no tiene por objeto definir un conjunto integral de mejores prácticas de manejo para preparar el campo de golf para una competencia nacional de la USGA. Cada club y cada competencia plantean desafíos únicos que requieren soluciones únicas, razón por la cual se emplea una considerable cantidad de tiempo en visitar los sitios anfitriones en los años previos al evento. Se trata, en definitiva, de producir buenas condiciones, desafiantes y capaces de identificar a un campeón nacional y a la vez cumplir la experiencia única de todos lo que calificaron para la competencia.

Las pruebas y la logística El juego comenzará desde el primer y décimo tee durante las vueltas de práctica y continuará al menos durante los primeros días del campeonato. El equipo de la USGA se reunirá con el equipo de cambio de hoyos en el primer y décimo tees para establecer marcadores de tee y luego proceder a los greens para la determinación final de la ubicación de los hoyos. Todo el mantenimiento de la cancha deberá haber concluido antes de que el equipo de la USGA proceda hoyo por hoyo, en orden, en cada nueve para disponer el campo para el torneo. Tenga esto presente a la hora de determinar la cantidad de equipos y mano de obra adecuada a tener a disposición durante el evento. El clima es la incertidumbre de cualquier campeonato. Los problemas de rayos son la causa más frecuente de suspensión del juego por un período prolongado de tiempo. El peor escenario es la necesidad de preparar el campo a la mañana siguiente para terminar una vuelta suspendida con salidas simultáneas, y luego realizar un cambio en la disposición del campo antes de iniciar la competencia del día en curso. Es inteligente planear para lo peor y esperar lo mejor, por eso tenga un plan de contingencias para esta situación y un cálculo de cuán temprano podría estar listo el campo para un inicio forzoso en el caso de que ocurra una suspensión en pleno juego. Saber cuándo el campo puede estar listo para recibir a los jugadores luego de una suspensión es importante para la prensa, los espectadores, la USGA y, fundamentalmente, para los jugadores. La mejor manera de anticiparse a los desafíos únicos de preparar una cancha para un U.S. Open y un U.S. Amateur,

14

TGM

Septiembre 2013

Bob Vavrek brinda apoyo agronómico antes, durante y después de los campeonatos nacionales de la USGA que se realizan en Iowa, Nebraska, Minnesota, Wisconsin y el norte de Illinois, en Estados Unidos. El presente artículo fue cedido a TGM por la United States Golf Association y extraído de su publicación Green Section Record.


El rol del superintendente en tiempos de recesión Un ex presidente de la GCSAA analiza la difícil situación de los superintendentes ante la actual desaceleración económica desde una perspectiva histórica. Por Mel Lucas, superintendente retirado

L

os últimos años han visto a gran parte de la América trabajadora padecer los efectos de una crisis financiera –también conocida como recesión– que mucho se asemeja a la Gran Depresión de los años ‘30. Y cuando los momentos financieros no son buenos para las masas, el golf se ve profundamente afectado, especialmente en el sector de los clubes privados. Cuando Wall Street estornuda, muchos clubes privados se resfrían y pierden parte de su membresía. Durante la reciente debacle económica, muchos superintendentes indicaron a sus clubes que aceptarían una reducción de su salario o pasarían a formar parte del equipo de mantenimiento para reducir presupuestos –en ocasiones ante la recomendación de colegas y otros que escriben para publicaciones de campos de golf. A varios buenos amigos míos de la región de Long Island se les pidió hace poco renunciar después de haberse desempeñado como superintendentes en sus clubes durante 24 años o más. A estos superintendentes se les dijo que la razón por la cual eran despedidos era que los clubes querían dirigirse a un “próximo nivel” o tomar una “dirección diferente”. No hace falta reflexionar mucho para advertir que estos clubes están aplicando la misma táctica comercial que se está empleando en todas partes para ahorrar una gran suma de dinero en beneficios, especialmente de jubilación o pensión, para quienes se aproximan a la edad del retiro. Cuando los tiempos son difíciles en todas partes, los empleadores ven en esto una salida más fácil.

16

TGM

Septiembre 2013

Los presidentes de clubes privados, los directores y los presidentes de comisiones de cancha que han experimentado o sido testigos de recortes en sus propias compañías a menudo transmiten esta “sabiduría” a sus clubes de golf. Al destituir al integrante del equipo de mantenimiento mejor pagado –el superintendente– el club puede sobrevivir a los peligros de una economía endeble, o por lo menos así es su razonamiento. Esto con frecuencia es una total sorpresa para el superintendente, que en muchos casos no cuenta con un contrato adecuado. Comencé a darme cuenta del alcance de este problema mientras leía el artículo de “La edad de los desempleados”, escrito por Daniel Heinze para la edición de diciembre de 2012 de GCM. Creo que la actual situación económica producirá un efecto a largo plazo sobre la filosofía del manejo de campos de golf, conforme la entendemos hoy. Con tantos graduados jóvenes bien instruidos incapaces de encontrar empleo, no es una sorpresa que estos individuos estén empezando a buscar una salida fuera de la industria del golf. Y cuando escuchamos que un único aviso para un puesto de superintendente recibe 200 a 300 solicitudes, podemos esperar que los dirigentes de estos clubes, que han tomado la decisión de despedir a sus superintendentes de tantos años con salarios altos, crean que han hecho lo correcto. ¿Acaso hemos firmado nosotros mismos nuestra propia acta de defunción? En los últimos 40 años, la GCSAA y sus capítulos afiliados han mantenido becas para ayudar


Esta foto de los archivos históricos de la GCSAA muestra al superintendente del Pine Valley Golf Club, Norman Mattice, vestido para el éxito, en 1928, poco antes de la crisis bursátil de 1929.

a jóvenes a quienes se les ha dicho lo buena que es esta profesión. Lo que solía ser un ‘círculo cerrado’ durante los años ‘50 hasta los ’70 ha abierto las puertas a los miles que están esperando en las bancas. La contracara es que los empleadores saben que, en lugar de esperar a que sus superintendentes bien experimentados en el oficio una vez conocido como “manejo de césped” se jubilen, pueden forzar sus renuncias y reemplazarlos eligiendo entre cientos de jóvenes “artistas hambrientos” que se encuentran a la espera. ¿Suena familiar? Cuando evaluamos nuestra situación hoy, ¿qué paralelos se pueden deducir con las condiciones que nuestros pares debieron enfrentar durante la Gran Depresión

que comenzó en 1929? Rápidamente podemos decir que justo antes de nuestra actual recesión, la construcción de campos de golf se encontraba en un boom, lo cual refleja exactamente lo que estaba ocurriendo en los llamados “Locos Años ‘20”. Durante aquél auge se construyeron varios clubes privados fuera de los límites de la ciudad como refugios para socios con el fin de ignorar cortésmente las leyes de la Prohibición. Si hacemos una comparación, la gente de las más recientes décadas estaba interesada en buscar barrios cerrados y hermosas casas con vistas a magníficos campos de golf. El personal de los campos de golf y los clubhouses se fue ampliando a medida que el “Gran Sueño Americano” se iba haciendo realidad. En los últimos treinta años, los clubes emplearon millones de dólares para restablecer bunkers que habían sido perdidos cuando los clubes redujeron sus

Septiembre 2013

TGM

17


El superintendente de la era de la Gran Depresión, Elmer Michael (en la fila de atrás, tercero desde la izquierda) conservando una apariencia profesional mientras posa con su equipo en el Transit Valley Club de Buffalo, Nueva York, en esta foto de la asociación “Keepers of the Green”.

costos de mantenimiento durante la Gran Depresión al igual que durante los años de austeridad de los ’50. Sólo hace una década o dos varios clubes ampliaron su personal de mantenimiento a tamaños que doblan los de los años ’20, mientras que en los ’70, mi equipo de 7 integrantes en Garden City Golf Club era más que suficiente para ofrecer una buena calidad de césped. Cuando el mercado bursátil colapsó en 1929, la burbuja explotó y los campos de golf perdieron socios. Muchos campos cerraron. Los clubs que permanecieron redujeron su horario. Muchos de los empleados del clubhouse fueron despedidos y el equipo de mantenimiento fue reducido a un número muy limitado. Todos conocemos ciertos clubes que parecen ser a prueba de recesiones. Hoy, escuchamos de algunos que están construyendo edificios de mantenimiento de millones de dólares y despidiendo a pocos miembros del personal (o a ninguno). Esto también fue lo que ocurrió en 1929, según recuerda Joseph Valentine, quien por muchos años trabajó como superintendente de Merion Cricket Club de Ardmore, en Pennsilvania. A sólo una semana del llamado “Viernes Las comisiones esperan que los superintendentes sean expertosNegro”, este destacado club de golf seguía funcionando administradores del agua, nocomo lo había hecho habitualmente. Por el resto del año, sólo para la salud del césped Merion continuó con el mismo contingente de 20 operarios, sino también para la jugabilidad del campo de golf.seis de los cuales trabajaban medio día, más la ayuda del verano. Estoy seguro de que los clubes más distinguidos de aquella época eran igual de solventes. Valentine mantuvo un meticuloso libro mayor a lo largo de cada uno de sus más de 45 años en Merion, y observó que durante la Gran Depresión su fuerza de trabajo jamás se redujo sino

18

TGM

Septiembre 2013

hasta que los Estados Unidos entraron en la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, su equipo disminuyó a cinco operarios de medio tiempo, con un asistente y mecánico de tiempo completo. De ropa elegante a un fracaso laboral El superintendente, desde los comienzos del golf en Estados Unidos, estaba siempre vestido para una posición de autoridad: con pantalones elegantes, un saco de tweed, camisa blanca y (en muchos casos) corbata. Todo esto cambió cuando se produjo la caída de la bolsa. Los superintendentes que querían mantener sus posiciones debieron dejar de lado sus camisas y corbatas y se encontraron a sí mismos trabajando hombro a hombro con los integrantes de su equipo de trabajo. Muchos de los superintendentes mayores que no hicieron o no pudieron hacer este tipo de trabajo quedaron al costado del camino. La mayoría de los superintendentes eran escoceses o ingleses. Las posiciones vacantes encontraron a muchos capataces de ascendencia italiana, polaca o checa, que recibieron con gusto la oportunidad de convertirse en superintendentes. Así, la profesión tuvo una transición muy rápida de superintendentes que venían del ámbito del golf a personas con antecedentes de trabajo agrícola de Europa continental. Como ha quedado registrado en los libros de historia de muchos clubes, el salario de los superintendentes fue reducido. En el Fresh Meadow Country Club de Nueva York, por ejemplo, un superintendente de nombre O’Brien sufrió una reducción de su sueldo de $3.900 a 3.600 anuales y más


Pilara Golf Club, cancha Jack Nicklaus Signature, plantada con Tifway 419 Certificado Cynodon

ROW PLANTING CYNODON Implantación de grandes superficies. CÉSPED EN PANES Todas las especies.

Av. Santa María 6649, OF 10 - Santa María Park - CP1648 - Tigre

(011) 6261-8734/43

www.cynodon.com.ar


Algunos clubes distinguidos, como el Merion Cricket Club de Ardmore, Pensilvania, atravesaron relativamente ilesos la Gran Depresión. En la foto su reconocido superintendente, Joseph Valentine.

tarde a $3.300. Esta reducción en el salario, para superintendentes al igual que encargados, es un denominador común en las historias de muchos clubes. Muchos establecimientos veían que ya no podían pagar los servicios de un superintendente y un equipo grande de trabajo, entonces despedían a todos sin previo aviso. Luego de la barrida, el funcionario del club les informaba que un número limitado de posiciones se encontraba ahora vacante, conforme a la nueva escala de salarios del club y con un conjunto de tareas ampliado. Esto le permitía al club seleccionar sólo a las personas que quería, y podía pagar un salario por hora mínimo con algunos pocos beneficios, cuando los había. La otrora proclamada y encumbrada posición de superintendente pasaba a ser poco más que un operario glorificado. Aquellos a quienes el club les había provisto una casa recibirían la misma paga que todos los empleados; a algunos se les dijo que deberían mudar a sus familias al clubhouse debido a que el club no podía pagar el mantenimiento de sus hogares. Esto significó que el superintendente era ahora el custodio/sereno del clubhouse y a su vez la persona que paleaba carbón para mantener la morada de su familia cálida y confortable para los socios, sin compensación extra.

arrasó con la costa de New Jersey, Long Island, Connecticut, Rhode Island y Massachussetts, dejando graves daños a su paso. En 2012, cuando el gobierno nos hablaba de recuperación, el huracán Sandy impactó en casi la misma área y causó una destrucción masiva en los campos de golf desde New Jersey hasta Rhode Island. A lo largo de los últimos 50 años, hemos visto a una nueva generación de superintendentes (desde estudiantes de manejo de césped de la University of Massachusetts a mediados de los años ’30 hasta graduados de ciencias del césped de la Penn State a fines de los ’50) crecer y poblar los campos de golf del país en los ’60 y ’70. Las escuelas de manejo de césped brotaron por todas partes y nuestra profesión, ya sin ropa gruesa o de trabajo, estuvo en su esplendor desde los ‘70 hasta los primeros ocho años del siglo 21. Una vez más, muchos en esta profesión se han quitado su atuendo de golf y se han puesto ropa de trabajo, aceptado reducciones de sueldo o ningún incremento según el costo de vida. Los superintendentes deben aceptar reducciones del presupuesto por partida en todas las categorías, con la salvedad de que deben mantenerse las mismas condiciones de excelencia a las que se han acostumbrado los jugadores de golf. Un colega mío hace poco me contaba de su reunión de fin de año con un propietario del campo de golf. El propietario reunió al equipo del campo para decirles cuánto apreciaba el buen trabajo que habían hecho, justo antes de informarles que, debido a los problemas financieros del club, no podrían recibir ningún aumento y que todos eran reemplazables. Desde la última recesión, los superintendentes han estado trabajando de maneras que se parecen mucho a como la profesión ha funcionado anteriormente. Pero por más preocupante que esto sea, tengo esperanzas de que esta recuperación no tome los más de 30 años que la Gran Depresión asestó sobre esta industria. Nuestra educación ayudará tanto a los superintendentes experimentados como a los “artistas hambrientos”. No obstante, ¿será esta profesión la misma? No tengo duda de que ninguna profesión será la misma una vez que nuestra economía sea fortalecida por un enfoque más conservador de todos los sectores profesionales.

Cuanto más cambian las cosas… Para el año 1935, la economía del país comenzó a recuperarse y el golf tuvo un impulso con la construcción de nuevos campos en el marco de las medidas de recuperación de empleo de la Works Progress Administration. Estos eran campos de golf para las masas, construidos para pueblos, ciudades y países. A pesar de que el rol del superintendente iba lentamente recuperando reconocimiento, seguía aún siendo un supervisor. En 1938, mientras el gobierno informaba a los ciudadanos que la recuperación venía en camino, un huracán

20

TGM

Septiembre 2013

Mel Lucas, superintendente retirado, es socio de la GCSAA hace 51 años y se desempeñó como presidente de la asociación en 1980. El presente artículo fue cedido a TGM por la Golf Course Superintendents Association of America y extraído de su publicación Golf Course Management.


El Desarrollo de Campos de Golf Accesibles Parte III En esta última entrega del manual de la R&A se evalúan los casos de estudio de 3 diferentes campos de golf, incluido St. Andrews Links Trust. Por The Royal & Ancient

Portmore Golf Park, Barnstaple, Devon, Inglaterra Introducción n 1987, Colin Webber estaba al mando de una pequeña granja familiar que se encontraba entre el 2% de las principales productoras de lácteos del Reino Unido. Era consciente de los métodos de agricultura orgánica, pero necesitaba utilizar sistemas altamente intensivos para poder subsistir. Con márgenes que crecían cada vez más ajustadamente, Colin investigó sobre la diversificación de su actividad, mirando al golf para obtener una fuente de ingresos más equilibrada.

E

Colin Webber y su hijo, Josh.

Estudio de mercado y desarrollo de un plan de negocios Al comienzo de su investigación, Colin contactó a los principales agentes inmobiliarios para obtener cifras para el desarrollo de un club de golf. Cualquier estimación habría sido útil. A diferencia del mundo agrícola, los costos de construcción, mantenimiento y valor final no podían obtenerse en forma tan inmediata. 300 campos de golf en venta llegaron a través del correo, la amplia mayoría en proceso de quiebra, y los Webber visitaron alrededor de 100 buscando tendencias. La ubicación era lo más importante, además de un enfoque y actitud diferentes en relación al juego. El hecho de tener dos campos de golf de renombre mundial (Saunton y Royal North Devon) a ocho millas de Portmore, más otros ocho campos de golf dentro del área de North Devon trajo desafíos específicos para su desarrollo. Ciertamente el objetivo no sería proveer más golf sofisticado. Las propias experiencias de Colin de querer jugar y no ser admitido en clubes privados para socios aún lo frustraban y lo llevaron a repensar la experiencia del “club de golf” en su totalidad. Producir el plan de negocios se volvió una obsesión. ¿Cómo podrían hacer ellos este trabajo? Colin quería que su joven familia tuviera la misma oportunidad que él de generar un

22

TGM

Septiembre 2013

ingreso a partir de la tierra de Portmore. El plan fue elaborado pero ningún financiamiento pudo reunirse, dado que las tasas de interés en aquél momento se encontraban entre el 17 y 19%, lo cual ofrecía una tasa de préstamo de un poco más del 20%. Esto simplemente no era viable. La reelaboración del plan de negocios y la aplicación de algunas normas básicas ofrecieron un camino a seguir. Mediante preguntas simples como “¿Realmente es necesario?”, “¿Se pagará solo?” y “¿Es accesible?” guiaron este proceso. Si la respuesta era “no” a cualquier aspecto del desarrollo, entonces se buscaba una mejor opción. El primer presupuesto para la construcción de nueve hoyos fue de £0,75 millones, ¡…para un campo de par 3! Fue entonces que Colin decidió que se necesitaría un enfoque diferente para la construcción. El contratista que proveyó el presupuesto entró en quiebra unos años más tarde, pero le hizo a Colin un enorme favor al espantarlo con precios tan absurdos. Para saber más sobre el manejo de campos de golf, Colin se inscribió en un curso de capacitación para superintendentes de City & Guilds y se asoció a la BIGGA, dos acciones que fueron de enorme valor en todo el proceso. Construyendo un campo de golf de bajo costo Un enfoque de bajo costo debía ser el camino a seguir, pero para que funcionara, la calidad no debía verse afectada. El terreno de Portmore abarca 180 acres. El costo de construcción del campo par 3 fue de £110.000 (con un costo de maquinaria inicial total de £8.000). Colin llegó a la conclusión de que generar la propia membresía de Portmore era la clave. Ofrecer una garantía que consistía en tomar a un principiante absoluto y capacitarlo a un estándar de hándicap o darle clases sin costo, más un importante descuento en sus primeros años como socio, funcionó bien durante algunos años. La premisa era que es más fácil venderle algo a alguien con quien ya se está comerciando.


Una vez constituida una membresía en el campo par 3, el desarrollo de un campo de 18 hoyos se tornó más factible. El campo de 18 hoyos implicó un enorme movimiento de tierra, debido a que el terreno inclinado dificultaba el trabajo. También significó la construcción de 11 lagos, que eran costosos, tomando el mayor de ellos 6 semanas de construcción. Todos los greens se construyeron conforme a las recomendaciones de la USGA, con un área de tee equivalente a los greens y construida con una mezcla de arena y suelo de 50:50. Los primeros 9 hoyos costaron £248.000. Los 9 hoyos posteriores £338.000. El inventario de equipos alcanzaría ahora un total de £160.000. El edificio reciclado del clubhouse significó un total de £54.000. Los socios brindaron mano de obra gratis.

Arriba: Campo de golf de Portmore. Abajo: Driving range de Portmore.

Manteniendo bajos los costos operativos Los Webber observaron cuidadosamente cada aspecto de la operación Golf Park para ver dónde podían obtener optimizaciones y ahorros de costos sin comprometer el producto. Diseñaron e instalaron su propio sector de limpieza con agua reciclada para los equipos del campo de golf, al igual que un área de limpieza de zapatos y carritos. Recogen y limpian toda el agua necesaria para el riego y la creación de hábitats, brindando una oportunidad para el mayor volumen de biodiversidad posible. Su factura de agua pasó de más de £7.000 a £645 gracias al reemplazo de un conducto de agua que presentaba filtraciones y el empleo del agua de lluvia para todas las situaciones en las que no se necesita agua potable de primera calidad. Si bien la electricidad aumentó más del 40% en los últimos

St Andrews Links Trust, St Andrews, Escocia St Andrews Links comprende siete campos de golf públicos, entre los que se encuentra el famoso “Old Course”, y una Academia de Golf de vanguardia. El links, que es administrado por St Andrews Links Trust, es la cancha de golf más renombrada del mundo, pero continúa siendo accesible. Hay campos para todos los niveles y se puede jugar al golf allí por unos green fees relativamente modestos. La Academia de Golf de St Andrews Links: Abrió en 1993 y fue ampliada en 2006. Sus modernas instalaciones ofrecen 60 gateras de práctica internas y externas, tees de césped y un amplio sector para el juego corto. Un equipo de profesionales de la PGA brinda una instrucción de primer nivel y hay un laboratorio bien equipado, personalizado, con un Centro Técnico de Callaway. El campo Balgove: Originalmente se inauguró en 1972 y fue reinaugurado en 1993, luego de una importante remodelación. Diseñado para recibir a principiantes y jugadores junior, este campo de 1.520 yardas y nueve hoyos ofrece una versión en escala de los desafíos que se enfrentan en los campos de longitud completa. Con bunkers poco profundos, greens levemente ondulados y fairways amplios, Balgove brinda a los jugadores una idea de lo que encontrarán en otros campos a medida que vayan evolucionando en su juego. Con el énfasis puesto en la diversión, muchas familias juegan en Balgove y aprovechan la oportunidad de completar los nueve hoyos dos veces por un mismo green fee. Balgove es anfitriona de una serie de eventos para menores a lo largo de todo el año.

Vista aérea de St Andrews

24

años, la factura de electricidad de Portmore disminuyó en £345 por mes o £4.140 al año. Se reciclan más de 8 toneladas de plástico, vidrio y latas de residuo, y todo el cartón es utilizado para la producción de compost propia, la principal fuente de salud y nutrición para el campo de golf. En 2008, Portmore encargó medir su huella de carbono, y si bien para los estándares actuales era una evaluación muy básica, le permitió disponer de una referencia para su reducción. El total en ese momento era de 84,98 toneladas de carbono. Colin fijó un objetivo de menos de 20 toneladas en 5 años. La revaluación tendrá lugar este año. Actualmente se están produciendo más de 50 KW de electricidad (mediante el uso de paneles fotovoltaicos, FV) en comparación con un uso que era de 34 KW, pero había sido disminuido a menos de 25 KW. Los costos variables de Portmore para hacer funcionar a los campos de golf (semillas, fertilizantes, arenas, pulverizadores y muebles) fueron de alrededor de £6000 en 2012. Los combustibles rondaron una cifra similar, levemente menor. Todo lo mencionado redujo los costos regulares de la operación del negocio en un monto significativo y, aunque aún hay mejoras por hacer, Portmore está creciendo en confianza con toda la filosofía del manejo orgánico. Los químicos se aplican en situaciones extremas, pero como están observando los Webber, cuanto menos aplican menos necesitan aplicar, lo que les da tiempo para concentrarse en otras áreas del negocio.

TGM

Septiembre 2013


ranking del Golf Digest Top 100 casi inmediatamente. El Old Course: La Cuna del Golf donde se jugó este deporte por primera vez hace 600 años continúa siendo una difícil prueba para los campeones de golf actuales. El legendario campo links original es sinónimo de Campeonato Abierto, al que ha recibido más veces que cualquier otro club y recibirá por 29 vez en 2015. A pesar de su reputación y estatus, es un campo público y uno de los siete campos de St Andrews Links. Academia de Golf de St Andrews Links

Arriba: La cancha de Balgove. Abajo: La cancha Jubilee.

La cancha Castle.

La cancha Old Course.

26

El campo Strathtyrum: Se convirtió en el primer nuevo diseño de 18 hoyos en St Andrews en casi 80 años, en 1993. El campo fue inaugurado en simultáneo con el Centro de Práctica de Golf original. Recibe su nombre de la finca Strathtyrum adyacente, a la cual se compró el terreno. Fue diseñado para ofrecer un golf ameno. El campo complementa los diseños de campeonato más complejos de la Cuna del Golf, siendo más corto a 5.620 yardas y, con sólo 15 bunkers, cuenta con menos hazards para el jugador. El Campo Eden: Inaugurado oficialmente en 1914, fue el cuarto campo que se construyó en St Andrews Links, y refleja el crecimiento de la demanda del juego en sus hermanas, el Old Course, el New Course y el Jubilee. El diseño del campo fue encargado a Harry S. Colt, cuyos otros diseños incluyeron Hoylake, Pine Valley, Sunningdale y Wentworth. Su esquema desafía a los jugadores con una severa disposición de bunkers, ondulantes greens y muchas zonas para sobrevolar desde el tee para alcanzar el fairway. El campo Jubilee: Ya ingresado en su segundo siglo de vida, el campo Jubilee ha evolucionado de un diseño básico de 12 hoyos a lo que hoy muchos consideran la prueba más difícil de golf de St Andrews. Creada sobre una angosta franja de tierra de golf selecta entre el New Course y el mar, el campo Jubilee originalmente fue destinado a damas y principiantes. Fue desarrollado por John Angus junior y estuvo listo para el juego en sólo tres meses. El campo recibió su nombre en honor a la reina Victoria, cuyo Aniversario de Diamante tuvo lugar en 1897, y fue ampliado a 18 hoyos en 1905 a un costo de £150. El New Course: Visto a menudo como la cancha “nueva” más antigua del mundo, este campo links clásico, con fairways ondulantes y greens agradablemente desafiantes, fue inaugurado en 1895 por el “Old” Tom Morris. Denominado “nuevo” para diferenciarlo del campo original en los links que se convirtieron en el Old Course, el campo continúa siendo uno de los más finos ejemplos del trabajo de Morris que se puedan encontrar en cualquier parte del mundo. La construcción del New Course fue financiada por The Royal and Ancient Golf Club de St Andrews. El campo Castle: Oficialmente abierto al juego en 2008, y el séptimo campo de la Cuna del Golf, este campo se emplaza sobre un escarpado acantilado con vista a la antigua ciudad de St Andrews. Combina impactantes paisajes con un memorable desafío de golf y ha recibido varios premios desde su primer año de inicio. Fue incluido en el prestigioso

TGM

Septiembre 2013

Victoria Golf & Country Club, Kandy, Sri Lanka El Victoria Golf & Country Club fue establecido en 1999 sobre una península con vista hacia la Represa Victoria cerca de Kandy, Sri Lanka. El sitio antiguamente fue una finca en la que se desarrollaba una agricultura combinada. Ganado, coco, pimientos y frutas eran cultivadas en el lugar. El campo es un “parkland”, que presenta un gran cambio de elevación en los nueve hoyos de ida, y atractivos contornos ondulantes en los nueve restantes. Algunos de estos últimos corren próximos al límite de la represa. Cuando el nivel del agua se encuentra al máximo de su disponibilidad, el agua sube hasta el nivel del fairway, ¡si bien puede llegar a bajar hasta 80 metros durante los períodos de sequía! El proyecto tiene un componente residencial con lotes para casas dispuestos alrededor del campo e incluye un hotel que, hasta ahora, continúa sin desarrollarse. A pesar del muy bajo costo de su construcción, el campo fue votado como el Mejor Campo en el Subcontinente en 2004, 2008, 2009 y en 2011 por los lectores de “Asian Golf Monthly”. El método de construcción El campo fue construido según un esquema de administración de proyecto. Se utilizó mano de obra y maquinaria local casi completamente para su desarrollo. La única asistencia externa fueron las visitas del arquitecto del campo, la presencia de un shaper durante 8 semanas (quien le enseñó al gerente de proyecto cómo establecer los niveles de los greens y a un operador de maquinaria local cómo darle forma a los greens) y un instalador del sistema de riego. El costo de la construcción del campo El costo de construcción de los 18 hoyos y el terreno de práctica fue de aproximadamente £410.000. ¡Lo que equivale al costo de un solo hoyo en otros proyectos! ¿Cómo fue posible construir el campo tan accesiblemente? El diseño • El campo fue diseñado con la idea de respetar los contornos naturales. Si bien se movió algo de tierra, la cantidad fue mínima en comparación con muchos otros campos. • Sólo 12 bunkers relativamente pequeños se diseñaron para el campo. Esto fue posible como consecuencia de las maravillosas características naturales de los árboles y afloramientos rocosos que hicieron innecesario incluir más bunkers. Especificaciones de construcción • El muy buen suelo arenoso local fue utilizado para fairways y tees. • La arena y la grava obtenidas de ríos locales cercanos fue-


ron utilizadas para la construcción de los greens. Una clase de material fue importado y modificado en el sitio para producir la grava y la arena. • El coco obtenido localmente se utilizó para el componente de materia orgánica de la zona radicular del green. • Se instaló un sistema de riego automático únicamente en tees, greens y approaches. Se instalaron válvulas para acople de mangueras para regar los fairways. Sería bueno contar con un riego automático en el fairway, pero este proyecto muestra que incluso en climas tropicales cálidos no es esencial, siempre y cuando exista una mano de obra adecuada. Método de construcción Utilizar tanta mano de obra y maquinaria local conforme a un esquema de administración de proyecto redujo significativamente los costos. En el mercado laboral de Sri Lanka, en el que los costos son tan bajos, muchas tareas que normalmente son realizadas por máquinas son llevadas a cabo a mano. Esto incluye el zanjeado de las líneas de drenaje y la colocación de todos los materiales en los greens, por ejemplo. Toda la plantación de los estolones de bermuda se realizó también a mano. Instalaciones del clubhouse El clubhouse aprovechó algunos edificios que ya existían en el lugar. Su conversión costó una suma de dinero muy baja. Con el tiempo, el clubhouse se fue ampliando a medida que el uso del campo de golf fue creciendo.

Arriba: Victoria Golf Club, Sri Lanka. abajo: Tiro desde el tee en Victoria.

Desarrollo de campos de golf accesibles: Resumen Para que el juego del golf crezca en forma sustentable, debe: • Manejarse dentro de marcos locales, nacionales y regionales en relación a la demanda y el potencial de crecimiento. • Identificar la población de golf potencial, ya sea local y/o turista. • Promover el desarrollo de clubes adecuados para atender a esa población de golf. • Considerar el desarrollo futuro de la población de golf para garantizar que la provisión de establecimientos sea lo suficientemente flexible para hacer frente a un mercado más maduro.

Aprovechando la vegetación nativa

Referencias La página Web de la R&A, www.RandA.org GEO Legacy™, www.golfenvironment.org/legacy Fotografías Paolo Croce, Martin Ebert, St Andrews Links Trust, Erich Steiner, R&A

El presente artículo ha sido cedido a TGM por The Royal & Ancient y extraído de su publicación “Affordable Golf Facility Development: Growing the Game”. Izquierda: Plantación en Victoria. Derecha: Mano de obra local en Sri Lanka.

Septiembre 2013

TGM

27


Investigación al día:

Lavado de nitratos luego de una fertilización Es frecuente escuchar comentarios referidos a los posibles casos de contaminación debidos a la aplicación de fertilizantes. La investigación realizada por la University of Florida demuestra que una cobertura de césped sano mitiga la lixiviación del nitrógeno en forma de nitratos cuando el fertilizante es aplicado en la forma correcta. Por Laurie E. Trenholm, PhD

E

n 2005, se inició una investigación en 3 localidades del estado de Florida, en Estados Unidos, para determinar la lixiviación del nitrógeno en estado de nitratos y del fósforo en una variedad de circunstancias. El estudio se llevó a cabo en respuesta a la creciente preocupación por la potencial contaminación de los nutrientes de los recursos hídricos a causa de la fertilización de parques urbanos. El estado de Florida ha experimentado un creciente número de normas sobre fertilizantes promulgadas a nivel gubernamental local, muchas veces basadas en nociones percibidas más que en conceptos científicos. La investigación fue financiada completamente por el Departamento de Protección Medioambiental de Florida. Entre las localidades e investigadores se incluyen: el Dr. John Cisar, del Ft. Lauderdale Research and Education Center, el Dr. Jerry Sartain (fósforo) y Dr. Laurie Trenholm (nitrato-N) de la Plant Science Research and Education Unit, de Gainesville, y el Dr. Bryan Unruh del West Florida Research and Education Center de Jay. Los estudios se subdividieron en varios proyectos, la mayoría de los cuales fueron llevados a cabo en dos o tres de las localidades. Cada proyecto se realizó durante un período de 2 a 4 años por sitio. Si bien la investigación se realizó específicamente en especies de césped de parques y jardines, los resultados serían aplicables a la mayoría de los céspedes de temporada cálida. Podrían producirse variaciones en céspedes deportivos debido a los daños causados por el tránsito, pero los resultados estimados serían similares a los resultados observados aquí en base a los tratamientos y condiciones del césped. A continuación, se expone una breve sinopsis de los datos arrojados por algunos de los principales proyectos de Gainesville.

28

TGM

Septiembre 2013

Metodología general Se instalaron lisímetros de drenaje en el centro de cada parcela experimental a una profundidad de 4” por debajo de la tierra. Los lisímetros tenían 22” de diámetro y 42” de alto. Los conductos fueron ajustados a la base de cada unidad, para fluir hacia cajas colocadas por encima de la tierra. Se aplicó un vacío a los conductos para evacuar los lisímetros en forma semanal. Las muestras se enviaron al Laboratorio de Investigación Analítica para el análisis del nitrógeno en estado de nitratos. Los datos de todos los proyectos fueron


expresados en unidades de kg/ha-1, que es una medida de la carga de nitrógeno en nitratos que se produjo en base a la concentración de nitrógeno en nitratos y el volumen del lixiviado. Lixiviación de nitratos en césped recién plantado Se plantó Zosia ‘Empire’ y St. Augustine ‘Floratam’ y el mismo día se aplicaron tratamientos de nitrógeno en dosis de 0.5, 1.0, 1.5, o 2.0 libras de N / 1.000 pies cuadrados. El nitrógeno se aplicó como urea soluble. La mitad de las parcelas recibieron los mismos tratamientos 30 días después. La lixiviación del nitrógeno en nitratos de ambos céspedes en todos los años fue considerablemente mayor a la de los estudios de césped establecido, sin importar la dosis de nitrógeno. El porcentaje de nitrógeno aplicado que se lixivió desde césped St. Augustine en 2006 fue de un 73,4% de lo que se aplicó el mismo día como plantación en 2006. El lixiviado de las parcelas que recibieron un segundo tratamiento 30 días después se redujo a 56,4% del nitrógeno aplicado. Similares resultados se observaron en todos los años. El césped recién plantado, ya sea con panes, semillas, vástagos o tarugos, no debería fertilizarse con nitrógeno durante al menos 30 a 60 días después de la plantación, debido al potencial de grandes pérdidas de nutrientes antes del establecimiento de un sistema radicular y/o de brotes. Esta es ahora una recomendación de Mejor Práctica de Manejo (BMP en sus siglas en inglés). Lixiviación de nitratos a partir de césped establecido Se aplicó nitrógeno a Zoysia Empire y St. Augustine Floratam a lo largo de un estudio de 3 años. Las dosis de nitrógeno anuales fueron de 1, 4, 7 o 10 libras de nitrógeno por cada 1.000 pies cuadrados, aplicadas cada 60 días durante toda la temporada de crecimiento. El nitrógeno se aplicó como urea soluble. Los datos de lixiviación se presentaron para 2006 y 2007 para cada uno de los cuatro Ciclos de Fertilización (definidos como el intervalo de 60 días entre cada aplicación de fertilizante). Los ciclos de fertilizantes se presentaron como primavera (abril-mayo), principios del verano (junio-julio), fines del verano (agosto-septiembre), y otoño (octubre-noviembre). Hubo pocas diferencias estadísticas en el nitrógeno en nitratos lixiviado debido a la dosis de nitrógeno en el césped St. Augustine. Donde hubo diferencias (principalmente en el otoño de 2007), la mayor carga de nitrógeno en nitratos ocurrió a la mayor dosis de nitrógeno. Durante este estudio, el césped St.

Septiembre 2013

TGM

29


tratos cuando el nitrógeno se aplique conforme al rango recomendado de dosis y en los momentos correctos. Todas las prácticas que ayuden a mantener un césped saludable, incluyendo un riego y corte adecuados, contribuyen a un césped vigoroso. Una interesante observación consiste en que las menores pérdidas de nitrógeno ocurrieron generalmente durante los ciclos de fertilización de verano en contraposición a los de primavera y otoño. Este es, por supuesto, el momento de mayor crecimiento del césped de temporada cálida y, por lo tanto, también el momento de mayor demanda de nutrientes. Esto también corresponde al momento en el que muchas de las normas de fertilización local prohíben la fertilización con nitrógeno y fósforo en todo el estado.

Augustine se encontraba en buen estado de salud y presentaba un buen crecimiento y cobertura. El sistema de raíces y brotes denso le brindó al césped la capacidad de absorber nitrógeno a las dosis excesivamente elevadas aplicadas a algunas de las parcelas (7 y 10 libras por cada 1.000 pies cuadrados, año 1, lo cual supera ampliamente las recomendaciones actuales para la fertilización del St. Augustine en la región norte central de Florida). El nitrato lixiviado no superó el 1,4% del nitrógeno aplicado en ningún ciclo de fertilización, y generalmente fue inferior al 1% de ese nitrógeno aplicado. Una mayor lixiviación se produjo en el otoño de 2007 a la dosis de 10 libras de nitrógeno en respuesta al mayor volumen de enfermedades y los daños vinculados a las mismas debido a los altos niveles de nitrógeno. Esto redujo la cobertura y densidad del césped, resultando en una menor capacidad para absorber nutrientes y mayores pérdidas de nitrógeno. La Zoysia mostró una mayor tendencia a lixiviar más nitrógeno en nitratos a medida que aumentaba la dosis de nitrógeno, pero es importante recordar que muchos cultivares de Zoysia permanecen verdes y sanos con menos nitrógeno. Las parcelas que recibieron los niveles más altos de nitrógeno en este estudio tuvieron grandes manchas de enfermedades y una cobertura pobre al tercer año. Como se vio en el césped St. Augustine, esto resultó en una menor capacidad para absorber el nitrógeno y, en consecuencia, una mayor pérdida de nitrógeno. Para fines del verano, la enfermedad había sido suprimida y el césped había retomado el crecimiento activo, aminorando las altas pérdidas por lixiviación. Cuando el nitrógeno se aplicó a las dosis recomendadas para la zoysia, la lixiviación se minimizó como con el St. Augustine. Los resultados de este estudio claramente indican que el mantenimiento de un césped saludable que brinde una cobertura densa minimizará las pérdidas de nitrógeno en ni-

30

TGM

Septiembre 2013

Fertilización de invierno Este estudio fue realizado en Gainesville (región norte central de Florida) y Jay (región noroeste de Florida) para determinar el impacto de la fertilización de céspedes en dormición o semi-dormición a lo largo de los meses del invierno. Se plantaron St. Augustine Floratam y zoysia ‘UltimateFlora’ en el otoño de 2006. Los tratamientos de dosis de nitrógeno fueron aplicados mensualmente como urea soluble. Las dosis aplicadas fueron de 0, 0.13, 0.25, 0.5, 1.0 y 2.0 libras por cada 1.000 pies cuadrados de nitrógeno, mo-1. Las pérdidas totales de lixiviación de nitrógeno en nitratos para la temporada difirieron debido a una interacción de la dosis de nitrógeno y el césped en los años 1 y 2. En ambos casos, el St. Augustine no presentó diferencias de lixiviación entre la muestra de control y hasta 1 libra de nitrógeno por cada 1.000 pies cuadrados, mientras que la zoysia tuvo una mayor lixiviación tanto en la dosis de 1 como de 2 libras de nitrógeno. La lixiviación de nitrógeno de nitratos se comparó también en cuanto a las diferencias según los meses. En los años 2 y 3, luego de que el césped estuvo bien establecido, la mayor lixiviación ocurrió generalmente en los meses del invierno y a comienzos de la primavera en comparación con los meses de otoño. Más nitrógeno fue posible absorberse en el otoño, cuando el césped aún presentaba un sistema radicular en comparación con los meses de enero a marzo, cuando el césped se encontraba en una dormición más profunda y una mayor porción de las raíces se habían desprendido. Si bien no se recomienda la fertilización de nitrógeno para jardines de hogares durante los meses del invierno en el norte de Florida, es menor el potencial de lixiviación de nitrógeno en nitratos de la fertilización de fines del otoño que de la fertilización de enero a marzo. Estos resultados se basan en las condiciones del norte Florida y no aplican al sur de este estado. Estudio de fuente de nitrógeno Este estudio se llevó a cabo de 2008 a 2011 en céspedes St. Augustine Floratam y Zoysia Empire. Los tratamientos se aplicaron como tratamientos granulares a 1 libra de nitrógeno por cada 1.000 pies cuadrados cada 60 días, a excepción de que se indicara otra cosa. En 2008, el proyecto comenzó en julio y, por ello, sólo se realizaron dos aplicaciones de tratamiento.


En 2008, el St. Augustine no tuvo diferencias en la carga total de nitrógeno en nitratos, la Zoysia tuvo una lixiviación significativamente mayor de nitrato amónico que de cualquier otro fertilizante nitrogenado, sin diferencias entre los otros productos. En 2009, no hubo diferencias en la lixiviación, debido tanto al césped como a la fuente de nitrógeno. Similares resultados se observaron en los años subsiguientes. Si bien algunos automáticamente piensan que las fuentes de liberación lenta de nitrógeno tienen menos probabilidades de lixiviar nitrógeno, estos resultados indican que no hay diferencias en la lixiviación del nitrógeno de nitratos tanto de fuentes soluble como de fuentes de liberación lenta cuando se aplican a un césped sano. Un césped saludable que permite una buena cobertura de suelo es capaz de absorber el fertilizante que se le aplica, siempre y cuando el fertilizante se aplique bien. Consideraciones finales Todos los resultados de la investigación de las 3 localidades indican que una cobertura de césped sano mitiga la lixiviación del nitrógeno en nitratos cuando el fertilizante es aplicado en la forma correcta. Mantener una cobertura de césped saludable implica un riego, corte y fertilización adecuados, además de un control de las plagas. Aplicar prácticas culturales apropiadas para mantener un césped sano puede reducir la lixiviación de nutrientes y la contaminación potencial de una aplicación fuera de lugar. En céspedes deportivos, los daños del tránsito agravan el manejo y la salud del césped y a menudo resultan en pérdidas de densidad y suelos pelados. Como muestran claramente nuestros resultados, éste es el momento en el que se da la mayor oportunidad para que el movimiento de nutrientes pueda resultar en contaminación. Un manejo de los nutrientes cuidadoso, consistente en un enfoque de alimentación de bajas dosis de nitrógeno, aplicadas frecuentemente para estimular un nuevo crecimiento, es la mejor manera de manejar el recrecimiento luego de los daños, reduciendo a su vez las pérdidas de nitrógeno. En realidad, las continuas exigencias a los campos deportivos con frecuencia resultan en insuficientes oportunidades para que el césped vuelva a crecer antes del próximo evento deportivo, con poco tiempo para fertilizar en dosis bajas y frecuentes. Es importante que los encargados de campos deportivos reconozcan el potencial de pérdida de nutrientes en el césped dañado y planifiquen sus regímenes de fertilización de la mejor manera posible para minimizar estas pérdidas.

Laurie E. Trenholm, PhD, es profesora y coordinadora de graduados del Environmental Horticulture Department, Turfgrass Science Program de la University of Florida. El presente artículo fue cedido a TGM por la Sports Turf Managers Association y extraído de su publicación Sports Turf.


Si no es difícil, ¿no es juego? Tal vez la percepción actual esté cambiando. Por Arq. José Agustín Pizá, MSc.

H

ace poco, en una conferencia salió el tema de lo caros y extensos que son los campos de golf modernos, que inhiben que el jugador pueda caminar mientras juega. Eso me remontó a un artículo que leí de Peter Kostis, analista e instructor de golf estadounidense, donde habla de cómo el golf perdió su lado deportivo y abrió paso al negocio. La percepción actual de que los campos son más largos y –como consecuencia– más costosos, debido a la modernidad de los bastones y las pelotas, es equívoca. Aunque sí son factores que repercuten, sólo lo hacen de manera negativa.

32

TGM

Septiembre 2013

Los corredores se tuvieron que ampliar de 90 a 120 metros (400 pies) ya que si un golfista común le pegaba más lejos a una pelota, no quería decir que lo hiciera más derecho. Kostis menciona que el verdadero problema comenzó hace más de 50 años y penetró la industria como la humedad. Robert Trent Jones, arquitecto norteamericano de campos de golf, tuvo la asignación de rediseñar el campo de Oakland Hills en 1950, para hacerlo más difícil –precisamente después del comentario de Ben Hogan tras ganar el abierto de Estados Unidos, donde enfatizó lo fácil que fue ganar, gracias


a las condiciones favorables del campo–. A partir de ese comentario, los golfistas comenzaron a confundir la dificultad de un campo con su calidad. Incluso, Kostis comparte que las listas de popularidad que hoy en día se conocen como “Los mejores campos”, en ese entonces se promocionaban bajo el título de “Los campos más difíciles”. La percepción se tornó a que un campo de golf no podía ser bueno si no era difícil. Y, de repente, ya no fue suficiente disfrutar una ronda de golf en un campo bueno. Otro factor importante que comenzó en Estados Unidos, durante la década de los 60, fue la llegada de las comunidades maestras, en las que mezclan campos de golf con complejos para vivienda. Durante este movimiento –y en la mayoría de los casos– el objetivo principal no era realmente diseñar o construir una buena cancha de golf, sino vender más lotes y casas. Así que se les hizo fácil a los desarrolladores y vendedores proponer que se alargara el campo. Comenzaron a hacerlo no sólo dentro de la estrategia de Tee a Green, sino de Green al siguiente Tee. Con esto, consiguieron incorporar más viviendas premium frente al golf y dieron paso irreversible al uso obligatorio de carritos ya que los campos comenzaron a ser incaminables. Olvidaron que el golf es un deporte y debe ser diseñado para caminarlo. A partir de ahí, el golf dejó de verse como un deporte y se percibió más como estatus. Durante los 40 y 50, tanto México como en Estados Unidos, un campo de golf se construía dentro de 40 hectáreas. Por ejemplo, los campos campestres que aún tenemos en cada ciudad. Regularmente se construían en menos de seis meses y costaban menos de U$S 2,000,000. Hoy en día, un campo exige por lo menos 65 hectáreas, tarda 18 meses en promedio para construirse y su costo no baja de U$S10,000,000. Además de que si no mide más de 7,000 yardas la gente no lo ve como “de campeonato”. Eso gracias a los diseñadores célebres de la década de los 80 y 90. Precisamente en esa época, la filosofía de “entre más difícil, es un mejor campo” estaba en pleno apogeo. Pete Dye, renombrado diseñador mundial de campos de golf, terminó de darle el último empujón al fenómeno de la magestuosidad cuando diseñó el PGA West. Un proyecto en el que le comisionaron específicamente diseñar el campo de golf más difícil posible, debido a que los desarrolladores querían “hacer ruido”. Peter concluye –y coincido con él– que culpar a la nueva tecnología en equipo y bastones, de que los campos sean más largos actualmente, es una falta de perspectiva histórica por nuestra parte. Afortunadamente, el respeto por la naturaleza en los últimos cuatro años está forzando retomar el diseño con consciencia que ofrezca campos de golf caminables, más económicos, más cortos y más divertidos.

El Arq. José Agustín Pizá, MSc., es Associate Member del European Institute of Golf Course Architects.

Septiembre 2013

TGM

33


Fertilización del césped… una cuestión de equilibrio y perspectiva

Las aplicaciones de fertilizantes al césped en primavera deberían contener una proporción elevada de fósforo para producir un crecimiento radicular sólido y sostenido.

El Dr. Terry Mabbett analiza los elementos y nutrientes necesarios para un césped saludable. Por Dr. Terry Mabbett

E

l alcance y la difusión cada vez mayores de los fertilizantes para césped, tanto en concepto como en composición, significan un beneficio general para el césped y para los superintendentes por igual. Los nuevos estudios han alejado a la industria de su dependencia de las soluciones tradicionales inmediatas a corto plazo, individuales y sacadas de la galera, conduciéndola a un enfoque integral, más amplio y de un plazo mayor.

34

TGM

Septiembre 2013

Estar en armonía con la complejidad de los biosistemas subterráneos y superficiales y las redes alimenticias concentradas en la zona radicular y el thatch es el objetivo fundamental de la nutrición del césped actual. Las redes alimenticias del suelo producen nutrientes para las plantas de una manera natural y, en consecuencia, medida y sostenida. La atención dirigida a los microbios patogénicos y a las plagas de animales invertebrados se ha reen-


alimenticia e inmediatamente puestos a disposición de las raíces del césped es el beneficio complementario e interactivo. Nutrición vegetal de manera natural

Isquierda: El trigo, un pariente cercano del césped, fue una de las primeras plantas en ‘dar señales’ de síntomas de deficiencia de azufre luego de la gran limpieza industrial alrededor de tres décadas atrás. Derecha: Sólo se necesita investigar la composición de los desechos de las lombrices sobre la superficie de los greens y los tees para ver cuánta arena hay debajo de la tierra.

focado hacia sus parientes ecológicos, los cuales si se encuentran presentes en un número suficiente y en el equilibrio correcto (según el razonamiento de estos nuevos estudios) ayudan a esterilizar a los patógenos y a las plagas de insectos y nematodes ‘molestos’. La liberación de nutrientes esenciales para las plantas en puntos clave en torno a la red

La fertilización con el flujo de los biosistemas naturales del suelo debería apuntalar la nutrición y la salud de cualquier césped, ya sea residencial o agrícola. Estos biosistemas incorporan hongos beneficiosos tales como las micorrizas, los saprofíticos y los antagónicos, bacterias útiles como los descomponedores, los entomopatógenos [parasitarios de insectos] y otros descomponedores micróbicos (protozoarios), y un ejército de animales invertebrados (insectos, otros artrópodos, moluscos, anélidos [lombrices] y nematodes), ambos alimentadores de plantas y entomopatógenos, la mayoría de los cuales se alimentan de materia orgánica y/o mineral, contribuyendo en forma directa o indirecta a una mejor estructura y fertilidad del suelo. Los biosistemas naturales del suelo se producen y

Otra muestra de por qué las aplicaciones de fertilizantes en el césped en primavera deberían contener una proporción alta de fósforo para un crecimiento radicular sólido y sostenido.

Septiembre 2013

TGM

35


Los suelos compactados y la pérdida de nutrientes como consecuencia de los escurrimientos presentan grandes riesgos para los cursos de agua.

Izquierda: El hierro es ideal para un color verde ‘eficiente’ durante el invierno. Derecha: La dimensión del suelo puede evitarse pulverizando soluciones con nutrientes conforme a un programa de alimentación foliar.

36

TGM

Septiembre 2013

funcionan a su máxima potencia en limos fértiles con buena estructura, pero los substratos utilizados para establecer y sostener a la mayoría de los greens de golf se encuentran lejos de esta descripción. Los greens de golf se establecen sobre substratos de arena elevados para obtener un drenaje libre. Sólo se necesita investigar la composición de los residuos que las lombrices dejan sobre la superficie de un césped fino para advertir la elevada proporción de arena que se encuentra debajo. Si un substrato a base de arena es incapaz de sos-


tener a todo el espectro y actividad de los biositemas del suelo y las redes alimenticias, entonces los beneficios derivados son consecuentemente menores de lo que se percibió y anticipó. Los suplementos del suelo como los derivados del humato actúan como depósitos y vehículos de nutrientes para su distribución, disponibilidad y absorción a través de efectos bioestimulantes sobre los microbios del suelo y las plantas del césped. Sin embargo, sin una estructura de suelo intrínseca y adecuada, hay un límite a lo que pueden lograr.

Los suelos compactados y la pérdida de nutrientes como consecuencia de los escurrimientos presentan grandes riesgos para los cursos de agua.

Perdiendo los principios básicos de la nutrición de la planta Los nuevos conceptos sobre nutrición y salud del césped se están volviendo tan complejos como las redes alimenticias con las que buscan fluir, y aquí yace el peligro de perder de vista la importancia primordial de los nutrientes vegetales individualmente esenciales para un crecimiento y desarrollo saludable, ya sea de césped bentgrass como de árboles de hayas, debido a que ‘el árbol no permite ver el bosque’. Los céspedes son simplemente plantas verdes, pero hacen el trabajo para el que fueron diseñados, generando una superficie de juego plana, uniforme y esponjosa, que es fácil y factible de mantener debido a que el césped responde bien al corte bajo frecuente. El césped es una planta que contiene clorofila y que captura la energía solar y la convierte en energía química para crecimiento y mantenimiento por medio de una compleja serie de reacciones controladas por enzimas, conocidas en forma colectiva como fotosíntesis. Esto requiere un portfolio de nutrientes vegetales, cada uno esencial en sí mismo y como parte de una totalidad en equilibrio con los demás. Al fin y al cabo, no importa realmente qué forma de fertilizante se utiliza y cómo se aplica, ya que si el césped no puede acceder al portfolio completo de nutrientes de las plantas en las cantidades y el equilibro correctos, no logrará desempeñarse como un césped profesional. Nutrientes esenciales para el césped Los nutrientes esenciales para las plantas verdes como el césped son macronutrientes (Nitrógeno [N]; Fósforo [P]; Potasio [K]) o micronutrientes (Zinc [Zn]; Cobre [Cu]; Hierro [Fe]; Molibdeno [Mo]; Boro [B]), dependiendo de las cantidades exactas requeridas para un crecimiento y desarrollo óptimos del césped. En el medio hay varios otros nutrientes esen-

Las aplicaciones de nitrógeno en otoño, siempre y cuando se encuentren bien equilibradas con el potasio, no deberían producir un crecimiento abundante.

ciales tales como el Azufre [S], el Calcio [Ca], y el Magnesio [Mg], a los que en ocasiones se denomina nutrientes secundarios. Estos son requeridos en cantidades significativamente inferiores a aquellas de los macronutrientes, pero en cantidades considerablemente mayores a las de los micronutrientes, los cuales son también denominados oligoelementos. El portfolio de nutrientes vegetales esenciales para un crecimiento, salud, vigor y resistencia óptimos del césped generalmente es bien conocido, si bien es menos apreciado el perfil de sus funciones. La mejor manera de advertir el rol de cada nutriente vegetal esencial es recordar las razones por las cuales los superintendentes tradicionalmente han aplicado un nutriente en particular durante una temporada en particular o en un momento específico durante el calendario de golf o, del mismo modo, por qué no lo han hecho. Nitrógeno – el nutriente del crecimiento abundante y el verde El nitrógeno es requerido en mayores cantidades que cualquier otro nutriente. En peso seco (es decir, en césped a humedad cero) el nitrógeno representa un 3-5% de materia vegetal. El nitrógeno se encuentra en el corazón de la genética y fisiología de la plata vegetal, siendo un componente del ADN,

Septiembre 2013

TGM

37


la clorofila y cada uno de los aminoácidos utilizados para construir proteínas para el crecimiento. El efecto de la aplicación de nitrógeno es consecuentemente rápido y enérgico en las plantas, asumiendo un color verde oscuro intenso y estimulando el crecimiento vertical de los brotes. El nitrógeno promueve el crecimiento de las hojas y mejora la densidad del césped al promover la formación de macollos. Cuando se equilibra con el fósforo, el nitrógeno impulsa el desarrollo radicular y la recuperación del césped del deterioro por el uso. Las aplicaciones de otoño en equilibrio con el potasio producen un crecimiento integral que debería ser suficientemente fuerte para resistir a las condiciones del invierno. Fósforo – el elemento de anclaje El fósforo es el elemento de “anclaje” que incentiva el crecimiento y el desarrollo radicular. El fósforo generalmente es necesario únicamente en cantidades limitadas, pero más generosamente cuando se establece césped nuevo mediante la plantación de semillas o la colocación de panes. El fósforo es importante a principios de temporada, cuando el césped responde en forma rápida y substancial a las temperaturas más cálidas y requiere, por lo tanto, un desarrollo radicular rápido y sostenido para anclar y apuntalar el crecimiento pronto de los brotes y las hojas en primavera. Las formulaciones de NPK utilizadas en este momento deberían tener proporciones relativamente altas de fósforo. Potasio – el guardián El potasio es comúnmente conocido como el nutriente ‘guardián’ debido a que controla la apertura y el cierre de los estomas en las hojas del césped y, por consiguiente, las cantidades de agua que se pierden por transpiración y el dióxido de carbono que se esparce por la fotosíntesis. Una cantidad de potasio suficiente es esencial para una buena resistencia a la sequía. El potasio endurece el césped para las condiciones adversas, ya sean éstas el calor y la sequía del verano o el frío del invierno. Calcio – el nutriente estructural El pectato de calcio cimenta las paredes de las células vegetales para formar tejidos vegetales y, por ello, es vital para la estructura y la anatomía de las plantas del césped. Junto con el magnesio, el potasio y el hierro, el calcio es conocido como un nu-

38

TGM

Septiembre 2013

triente que provee dureza y resistencia. Magnesio – el conductor de la luz El magnesio se encuentra literalmente en el centro de la molécula de la clorofila, por lo cual es vital para la fotosíntesis. Sin el magnesio no hay clorofila que capture luz solar, dejando al césped sin su color verde natural intenso y la capacidad para potenciar su fisiología. Azufre – el nutriente olvidado El azufre a menudo era denominado el elemento ‘olvidado’ debido a que los encargados de mantenimiento (como así también los agricultores) tradicionalmente recibían azufre gratis arrojado de chimeneas de plantas energéticas y fábricas. La ‘decoloración’ de las plantas, que rápidamente se tornaron deficientes en azufre, siguió inmediatamente al la tendencia ‘verde’ de la industria. Los síntomas del color amarillento fueron confundidos al principio con una deficiencia de nitrógeno. El trigo, un pariente cercano del césped, fue el primero en dar señales de este cambio y mostrar los síntomas de la falta de azufre. Hierro – el nutriente eficiente para el color verde Las principales funciones en la síntesis de clorofila y el metabolismo del nitrógeno permiten que el hierro torne más verde al césped sin producir el crecimiento blando y suculento de las hojas y los brotes vinculado al nitrógeno. El hierro es, por lo tanto, ideal como tónico de césped para el otoño y el invierno. Cobre, Zinc y Manganeso – los cofactores de enzimas Estos son micronutrientes metálicos clásicos requeridos en cantidades pequeñas como cofactores para una actividad óptima de enzimas específicas. El cobre es un cofactor de la enzima polifenol oxidasa. Boro – el guardaespaldas del meristema El boro es uno de los más “micro” de todos los micronutrientes. No obstante, juega un rol esencial en garantizar la división veloz y sostenida de las células en los meristemas apicales, donde ocurre el crecimiento de los brotes y las raíces. Molibdeno – el hacedor de los metabolismos


meras desgracias de un encalado inadecuado. Los niveles de potasio en el suelo debajo del césped deberían ser controlados de cerca y restablecidos según sea necesario puesto que el catión cargado positivamente (K+) es particularmente propenso al lixiviado en suelos arenosos con capacidades de intercambio de cationes inherentemente bajas.

A fines del verano y cuando las sombras son largas es cuando la compactación del suelo resulta más evidente, y el riesgo de pérdida de nutrientes (y especialmente del nitrógeno) debido a escurrimiento superficial es consecuentemente alto.

Hay una manera fácil de evitar todos estos potenciales obstáculos a la disponibilidad de los nutrientes del suelo: tomar el bidón en lugar de la bolsa y optar por una alimentación foliar, pulverizando con una solución de nutrientes adecuada. Fertilizantes en equilibrio y perspectiva

Es el micronutriente con roles más importantes tanto en el metabolismo del nitrógeno como en el del fósforo. atravesando el suelo El suelo es un sitio peligroso para los nutrientes vegetales y un espacio cubierto de obstáculos ilustrado claramente por el potencial destino de los tres macronutrientes (N, P y K). El nitrógeno puede aplicarse y ponerse a disposición tanto como NO3- o NH4+. El NO3-, dado que es un anión cargado negativamente, no es atraído por los coloides del suelo y, por lo tanto, no puede ser retenido y almacenado en sitios de intercambio de cationes. Los sitios de intercambio de cationes son relativamente escasos en los suelos a base de arena que habitualmente sostienen a los céspedes deportivos profesionales. La alta permeabilidad de los suelos arenosos combinada a una capacidad de intercambio de cationes relativamente baja significa que el nitrato es propenso a una lixiviación intensa. El fuerte tránsito acumulado a lo largo de la temporada, sumado a un secado progresivo, significa que los suelos de verano pueden compactarse con un substrato impermeable. Las copiosas lluvias del verano, o el riego, escurren la superficie llevando consigo a cualquier nitrógeno.

Los encargados de césped deberían tomar siempre el camino de la ‘promoción de la red alimenticia’ tan lejos como les sea posible, pero no descartar el uso de las acciones rápidas reparadoras cuando resulte necesario. El césped deportivo es un ecosistema completamente antinatural tanto por encima como por debajo del suelo y, en consecuencia, es menos capaz de mantener una estabilidad a largo plazo, ya sea desde el punto de vista de los nutrientes como desde el punto de vista de la salud, sin al menos algunas intervenciones de reparación rápida a corto plazo. La fertilización del césped es fundamentalmente una cuestión de equilibrio, pero en más de una manera. Los nutrientes vegetales aplicados deberían siempre encontrarse en equilibrio unos con otros, conforme a su estatus relativo intrínseco y los requerimientos del césped en momentos particulares del año calendario y la temporada de golf. Debería hacerse todo lo posible por mantener el equilibro biológico natural en la zona radicular y el thatch, estando a la vez preparados para compensar esto con intervenciones de soluciones rápidas, llegado el caso, y evitar el concepto de que todo lo que sale de una bolsa o de un bidón es malo.

La disponibilidad del fósforo es muy susceptible a los cambios en el pH del suelo. Cuando los niveles de pH caen por debajo de 6 (suelos cada vez más ácidos), o se elevan muy por encima de 7 (tornándose alcalinos), el fósforo del suelo se vuelve ‘fijo’ (atado) y no disponible para su absorción por parte de las raíces del césped. Claramente no hay mucho margen de acción y la falta de disponibilidad del fósforo es una de las pri-

El presente artículo fue cedido a TGM por la BIGGA (British & International Golf Greenkeepers Association) y extraído de su publicación Greenkeeper International.

Septiembre 2013

TGM

39


El factor diversión Comprender qué es lo que hace divertido al juego del golf se traducirá en un beneficio para sus resultados financieros. Por Chris Hartwiger

Y

a sea si se trata de un alumno de escuela intermedia embocando un putt para hacer su primer par o un profesional realizando un putt decisivo en el green del hoyo 72 para ganar el U.S. Open, el juego del golf tiene un atractivo y una diversión que mantienen el interés de una persona durante toda su vida. Yo llamo a esto el “factor diversión”. Sin embargo, el golf es difícil, y lo que debería ser un desafío atrapante puede tornarse excesivamente difícil dadas ciertas condiciones de la cancha. Los superintendentes de campos de golf, los profesionales, los dirigentes de la cancha y los propietarios tienen todos un rol fundamental en el disfrute del juego y, por ende, tienen un interés particular en mantener el juego divertido. Hacerlo impactará positivamente en los resultados del club. Por consiguiente, ¿es divertido el golf en su campo? Esto depende de cómo se responda a las siguientes tres preguntas clave: 1. ¿Quién es su mejor cliente? 2. ¿Qué hace que el golf sea divertido en su campo? 3. ¿Qué hace que el golf sea difícil en su campo? Luego de analizar estas preguntas, se ofrecerán sugerencias para evaluar su campo y mejorar el factor diversión. Ahora en el tee del 1, sus mejores clientes

Luego de un par de swings de práctica, su mejor cliente se dirige a la pelota y procede a realizar un golpe de izquierda a derecha que termina aterrizando en el rough, a 200 yardas del tee. Está con otros tres excelentes clientes. Uno de ellos sale mejor que él y los otros dos se quedan atrás.

40

TGM

Septiembre 2013

Conocer cuáles son sus mejores clientes y cómo juegan al golf es el primer paso para aumentar su diversión.

¿Por qué este cuarteto y tantos otros cuartetos que juegan el campo hoy se consideran sus mejores clientes? Son sus mejores clientes porque hay más como ellos… muchos más. De hecho, la mayoría de los jugadores de golf entran en esta categoría. Más información sobre quiénes son sus mejores clientes y algunos recursos para realizar mayores investigaciones se brindan a continuación. Los jugadores masculinos: • Tienen un índice de handicap entre 7 y 16 (conforme a


¿Se ha maximizado el “factor diversión” en su campo de golf? Hacerlo mejorará sus resultados financieros.

Figura 1

las Estadísticas de Hándicap de la USGA para hombres). • El índice de hándicap medio es de 14.5. • Los jugadores varones con un hándicap de alrededor de 20, o el típico jugador categoría “Bogey” varón, tiran la pelota hasta un promedio de 200 yardas desde el tee, incluyendo vuelo y rodamiento. El par 4 más largo que estos jugadores son capaces de alcanzar en dos es de 370 yardas (ver categoría de jugador “Bogey”). Las jugadoras mujeres: • 51% tienen un hándicap entre 16 y 31 (según las Estadísticas de Hándicap de la USGA para mujeres). • El índice de hándicap medio es de 27. • Las jugadoras mujeres con un hándicap de aproximadamente 24, consideradas la típica jugadora categoría “Bogey” mujer, le pegan a la pelota hasta un promedio de 150 yardas, incluyendo vuelo y rodamiento. El par 4 más largo que pueden alcanzar consistentemente en dos golpes es de 280 yardas (ver categoría de jugadora “Bogey”). Una breve revisión de las estadísticas mencionadas revela que sus mejores clientes no son jugadores grandiosos y tampoco tiran la pelota a distancias hercúleas. ¿Está su campo pensado y manejado para hacer el juego divertido para este grupo? Para responder a esta pregunta debemos primero establecer qué hace divertido al juego para ellos y qué lo hace difícil también.

Los resultados de una encuesta de Golf 20/20 en 2005 sobre qué hace al juego divertido para los jugadores. Subrayados aparecen los factores influenciados por quienes trabajan en un campo de golf. Cuando se combinan juntos representan un 60% de la diversión del jugador.

¿Qué hace al campo divertido?

El acondicionamiento del campo 19% Las personas con las que se juega 19% El diseño del campo 17% La forma de pegarle a la pelota 12% El score 8% El clima 7% Los servicios 6% La estética del campo 6% El ejercicio 4% La competencia 3%

desafiante pero inmaculado, nueve de cada diez jugadores respondieron que preferían jugar en los campos menos desafiantes con ‘condiciones de excelencia’…” En esta pregunta que vinculaba nivel de acondicionamiento con nivel de dificultad, los jugadores abrumadoramente favorecieron las condiciones de excelencia en campos menos difíciles. Al vincularlo con los resultados de la encuesta de la Figura 1, se deriva una interesante conclusión. Si los cambios de su campo son convenientes y usted desearía positivamente influenciar los resultados económicos, procure que favorezcan la mejora de las condiciones y no que hagan al campo más difícil para sus mejores clientes, a quienes identificamos anteriormente.

¿Qué hace divertido al golf? ¿Qué hace difícil al golf? En términos sencillos, el juego del golf desafía a un jugador a llevar la pelota desde un punto A hasta un punto B en la menor cantidad de golpes posible. ¿Pero qué es lo que hace a este desafío divertido? Una encuesta publicada por Golf 20/20 en 2005 se diseñó para identificar qué hacía divertido a este deporte. Los resultados de esta encuesta se encuentran expuestos en la Figura 1. Las frases subrayadas indican los factores influenciados por quienes trabajan en un campo de golf. Cuando estos factores se combinan, puede decirse que un 60 por ciento de los elementos que hacen al juego divertido son influenciados por quienes trabajan en la industria del golf. Vale la pena también considerar una cita de un documento de Golf 20/20 publicado en 2005: “Cuando se les pidió elegir entre jugar al golf en un campo muy desafiante pero con un mantenimiento insuficiente o un campo menos

Los elementos del juego que hacen al golf difícil son la pieza final del rompecabezas antes de poder hacer cualquier recomendación para mejorar el disfrute del juego para sus mejores clientes. El sistema de calificación de campos de la USGA brinda una excelente información para evaluar la dificultad relativa de ciertos elementos del campo de golf. La dificultad puede clasificarse en dos categorías principales: longitud del campo y obstáculos. Longitud del campo: esta es una expresión general que abarca varios factores (que enumeramos a continuación) en relación a cuan largo es un hoyo determinado. La longitud efectiva es más que simplemente la distancia especificada en una tarjeta de puntuación. Tómese el tiempo para revisar estos factores y cuán largo puede jugar cada hoyo en su campo.

Septiembre 2013

TGM

41


Jugar de un tee más adelante es una manera económica de mejorar el disfrute del juego para casi todos los jugadores.

La extensión real del juego de un hoyo a menudo es más que la cantidad de yardas informadas.

• Pendiente • Zona de aterrizaje • Rodamiento • Cambio de elevación • Tiro corto curvado / forzado • Viento predominante • Altitud Obstáculos: Ésta es la segunda categoría que impacta en el nivel relativo de dificultad de un hoyo de golf. Como ya vimos, un hoyo de 350 yardas puede efectivamente parecer más largo o más corto, pero la presencia o la ausencia de obstáculos también impacta en la dificultad. A continuación se enumeran los obstáculos que impactan en la dificultad de un hoyo de golf. • Topografía — lies en pendiente • Ancho del fairway • Objetivo del green • Posibilidades de recuperación desde el rough • Bunkers • Rough profundo / fuera de límites • Obstáculos de agua • Árboles

Figura 2 Pautas para seleccionar tees en base a la distancia promedio del drive

42

TGM

Septiembre 2013

• Pendientes de la superficie del green • Factores psicológicos Aumento del factor diversión y mejora de los resultados Luego de identificar quiénes son los mejores clientes de golf y comprender por qué disfrutan del juego y qué hace difícil al juego para ellos, quienes participan en el funcionamiento de un club de golf se encuentran equipados para volver a evaluar su propio campo e implementar cambios para mejorar el “factor diversión”. Cuando se maximiza el disfrute del jugador, se juega más golf y los resultados financieros son más favorables. La información presentada hasta aquí ofrece numerosas opciones para hacer que su campo de golf sea más divertido para quienes lo juegan. Para poner en funcionamiento este proceso creativo, se presentan tres ideas. Producir un césped sano: Éste puede parecer un punto obvio de partida pero, como se expuso anteriormente, los jugadores aprecian un campo bien acondicionado. Para producir condiciones de golf de calidad, el césped saludable no debe faltar. Como resultado, todo campo de golf tendría que tener un programa de continua mejora de los pilares fundamentales para mantener la salud del césped. Esto comienza con la elección del césped correcto según la ubicación y se extiende a asegurarse de que todos los elementos básicos estén cubiertos: luz solar, movimiento de aire, riego, drenaje, nutrición, control de plagas y programas culturales. Jugar del tee de adelante: Esta iniciativa conjunta entre el PGA de América y la USGA alienta a los jugadores a subir una o más categorías de tees en los campos de golf en los que juegan. Se han desarrollado pautas para seleccionar los tees en base a cuán lejos los jugadores tiran la pelota con un drive que se presentan en la Figura 2.

Distancia del drive

Yardas recomendadas para 18 hoyos

275

6700 – 6900

250

6200 – 6400

225

5800 – 6000

200

5200 – 5400

175

4400 – 4600

150

3500 – 3700

125

2800 – 3000

100

2100 – 2300


La respuesta de los jugadores al programa en 2011 fue positiva: • • • •

70% se divirtió más 47% jugó más rápido 91% adelantarán los tees nuevamente en el futuro 52% es probable que juegue al golf más seguido

Realizar ajustes al mantenimiento del campo: Quienes toman las decisiones en un campo de golf deberían revisar cada uno de los factores relacionados con la dificultad del campo. Ésta es una manera ideal de identificar áreas que pueden ser mejoradas para incrementar el disfrute para los mejores clientes del club. En visitas del USGA Turfgrass Advisory Service, observé frecuentemente áreas que hacen al campo excesivamente difícil para los mejores clientes. Éstas se enumeran a continuación con un breve comentario.

Quienes toman las decisiones en el campo tienen una tremenda influencia en los factores que hacen que el golf sea divertido.

• Un rough razonable – La era de mantener roughs de campeonato a nivel diario terminó. • Buenos fairways – En partes del país donde se utiliza Bermuda, hay una gran flexibilidad en el ajuste del ancho de los fairways. Si su mejor cliente se encuentra en un tee de un par 4 largo y su drive promedio (200 yardas con vuelo y rodamiento) encuentra un área de aterrizaje más angosta que el promedio, en hoyos par 4 más cortos ajuste el ancho del fairway o reubique el tee. • Dificultad proporcional – Diseñar y disponer un hoyo de golf para que sea difícil no es imposible de conseguir. El arte de diseñar y disponer campos consiste en crear un hoyo de golf que desafiará proporcionalmente a los jugadores de bajo hándicap y aún permitirá a los jugadores menos hábiles sortear el problema y obtener un puntaje razonable. Evalúe cada hoyo y determine si la dificultad es proporcional. ¿Existen demasiados bunkers? ¿Son demasiados los obstáculos? ¿Hay un lado seguro del fairway o del green para que un jugador promedio se salve? De no ser así, vea si pueden implementarse cambios con la colocación del tee, la disposición del campo o incluso la remoción de bunkers. • La mejor velocidad de greens para su campo y jugadores – Identifique la velocidad de greens que satisface a la mayoría de sus clientes la mayoría de las veces y que sea viable en términos agronómicos.

La era de mantener roughs de campeonato para el juego diario ha terminado. Un rough razonable mejora el ritmo del juego ¡y aumenta el “factor diversión”!

cisiones que lo afectan. Tómese un tiempo para identificar y entender a sus mejores clientes. Reconsidere su campo a la luz de quienes juegan con mayor frecuencia. Realice cambios adecuados. Cuanto más disfruten del juego sus clientes, más jugarán y más probable será que traigan a un familiar o a un amigo a jugar en el campo con ellos. Lo más importante: sus resultados financieros mejorarán. ¡Eso sí que es divertido!

• Mantenga el campo seco – Los fairways secos producen mayor rodamiento de pelota y permiten que los carros salgan del camino más seguido. Conclusión

Chris Hartwiger disfruta de los campos de golf de Birmingham, Alabama, con su mujer e hijos lo más a menudo que le es posible.

El “factor diversión” debería aplicarse no sólo a sus mejores clientes sino a quienes manejan el campo y toman de-

El presente artículo fue cedido a TGM por la United States Golf Association y extraído de su publicación Green Section Record.

Septiembre 2013

TGM

43


desde las empresas Fabrinor Argentina SRL Ing. Santiago Braun Tel.: (011) 4747-5100 Fax: (011) 4742-2467 info@fabrinorar.com.ar www.fabrinorar.com.ar

The Toro Company Amber Lee Associate Graphic Designer International Division (952) 887-8543 www.toro.com

44

AMPLIAS MEJORAS EN LAS MÁQUINAS JACOBSEN

E

ste informe es una breve reseña explicativa del por qué las máquinas Jacobsen están un paso más adelante en calidad que las Toro y dos pasos más adelante que las John Deere. Desde ya reconocemos que las tres marcas son de primera línea y líderes en el mercado de canchas de golf. Jacobsen hace 5 años tomó la decisión de incrementar al doble el gasto o inversión en ingeniería, y esto se está reflejando ahora en la mejora en la calidad de las máquinas tradicionales y en el liderazgo en máquinas de última generación, como por ejemplo las híbridas. Como sustanciales mejoras en las máquinas tradicionales podemos mencionar las nuevas quíntuples LF 570 y 550 que reemplazan a las excelentes LF 3800 y 3400. Estas nuevas quíntuples son una evolución sobre las anteriores ya que, manteniendo el inmejorable corte, tienen las siguientes mejoras: a) nuevos frenos eléctricos y automáticos que eliminan todos los elementos usados en el freno común, como ser zapatas, campanas, cintas, cables, etc., con lo que ahora se requiere cero mantenimiento y cero regulación; b) nuevos circuitos hidráulicos de manera de lograr reemplazar gran cantidad de mangueras por caños y gran reducción de switches y electroválvulas, simplificando de esta manera la operación y el mantenimiento; c) nueva consola ergonométrica que fa-

cilita el manejo al operador y reduce el cansancio; d) en esta nueva consola se ha incluido una minicomputadora que permite detectar eventuales fallas del equipo además de permitir regular las velocidades máximas de corte y de transporte de la máquina, ventajas importantes para el operador y para el superintendente. Todo esto redunda en una máquina mucho más eficiente, más robusta y con una sensible baja en los costos de mantenimiento y aumento de la vida útil, ítems estos que se ven a lo largo del tiempo. Como máquinas nuevas y de última generación están las Eclipse híbridas, tanto la triple de greens como la manual. La Eclipse triple híbrida es al momento la única que existe en el mercado ya que TODOS los movimientos son accionados eléctricamente eliminando totalmente el aceite hidráulico. Las de la competencia utilizan hidráulica para la tracción, para la subida y bajada de los cuerpos y para la dirección asistida. Al ser la Jacobsen totalmente eléctrica requiere mucha menor potencia ahorrando más de un 30% de combustible. Las nuevas greeneras manuales Eclipse2 híbridas tienen numerosas ventajas en cuanto a calidad de corte y control eléctrico/ electrónico de la frecuencia del clip de corte y de las velocidades de avance y transporte. Además del modelo clásico, existe el modelo Floating con un

corte excepcional que permite cortar a menos de 2 milímetros en greens con mucho movimiento donde otras máquinas pelan el pasto. Otras máquinas nuevas son la lomera TR-3 y la roughera AR-3, excelentes máquinas con gran rendimiento y calidad de corte. De todas maneras se mantiene la construcción de la clásica y robusta lomera TriKing y la también robusta Roughera Turfcat 600, como así también las tradicionales greeneras manuales PGM 22 y la Greens King 522 famosas por su buen corte. Esperamos haber sido claros en el por qué Jacobsen se despegó sensiblemente en lo que se refiere a calidad, innovación y mejoras con respecto a sus competidores. Para terminar queremos comentar otro tema no menor que es el Servicio Post Venta, donde Fabrinor se distingue netamente dado que desde hace casi 30 años nos dedicamos exclusivamente a la provisión y mantenimiento de máquinas para canchas de golf, lo que hace que sea la empresa con más experiencia y antigüedad en este mercado. Además nuestro objetivo fue siempre dar un muy buen servicio post venta, ya que esto hace que el cliente vuelva con confianza incrementando de esta manera las ventas en el largo plazo. No duden en consultarnos por cualquier tema que necesite aclaración o ampliación de información.

El guardián de los greens

E

n encargado del campo “Old Course”, Gordon McKie, habla de los preparativos para el regreso del Campeonato Abierto y lo que significa ser sucesor de Tom Morris.

ra con ansias la vuelta del Abierto en 2015, pero insiste en que hay mucho trabajo por hacer mientras tanto, incluyendo la preparación para el Ricoh Women’s British Open de 2013.

Designado justo antes del Abierto de 2010 en St Andrews Links, Gordon es responsable del mantenimiento del campo de golf más antiguo del mundo. Junto a su dedicado equipo, este profesional nacido en Glasgow espe-

Para un greenkeeper, trabajar en Old Course debe ser uno de los mayores honores que se pueden alcanzar, ¿qué se siente ser el Tom Morris actual?

TGM

Septiembre 2013

“Pienso en el viejo Tom casi todos los días cuando llego a ese primer tee. El

fue el primer greenkeeper reconocido y a veces me cuesta creer haber tenido la oportunidad de seguir sus pasos. Los greenkeepers lo respetamos muchísimo. Fue el precursor de nuestra industria, y en todos estos años en que se desarrolló un mantenimiento moderno en el Old Course, jamás se intentó cambiar mucho de lo que él ha hecho.”

El hecho de que el Abierto esté vol-


¿A cuántas personas empleas en Old Course?

viendo a St Andrews en 2015 debe ser realmente emocionante. “Estoy muy contento de que se haya anunciado ahora oficialmente y todos estamos muy motivados y entusiasmados de que el campeonato regrese después de sólo cinco años. Lo esperamos con muchas ganas.”

Mirando al 2013, es un gran año para St Andrews con el Ricoh Women’s British Open, una de las cinco mayores competencias profesionales del Tour para mujeres, que vuelve por primera vez desde 2007. “Preparar el campo y ponerlo en la mejor condición posible es nuestra prioridad. Es un evento importantísimo para St Andrews Links, la ciudad, el condado de Fife y Escocia.”

Esta parte de Escocia padeció el año pasado uno de los climas más húmedos que se hayan registrado, ¿de qué manera afecta esto a tu trabajo? ”No mucho, afortunadamente. El drenaje aquí es bueno, si bien las semanas cálidas que con frecuencia le siguen tienden a darle al césped una falsa sensación de seguridad, cuando normalmente es abatido por los vientos costeros del este. Todo el Links estuvo más verde este verano que lo que habitualmente podríamos esperar debido a la gran cantidad de lluvia que tuvimos.”

¿Qué tipo de trabajo se realiza du-

rante el invierno? “Sin nieve y con poca helada, el campo de golf no estuvo cerrado mucho tiempo durante el invierno pasado, cuando normalmente tendría su descanso natural. Lo resistió bien, sin embargo. Estuvo, en general, bastante templado y seco, por lo que tuvimos la oportunidad de hacer el trabajo que habíamos planeado de subir los niveles de algunos de los principales bunkers, incluyendo a “Shell” (green del hoyo 7), “Hell” (green del hoyo 14), “Cottage” (green del hoyo 4) y “Cartgate” (greens de los hoyos 3 y 15). ”Si logramos eliminar este tipo de trabajos, podemos volcar todas nuestras energías y enfocarnos en preparar el campo.”

Explícanos cómo se elevan los niveles de unos bunkers que han estado allí por más de 100 años ”El bunker Shell, que se encuentra entre los greens compartidos de los hoyos 7 y 11, está en una posición de vulnerabilidad en cuanto a las inundaciones, porque su base se asienta debajo del nivel freático. Necesitábamos elevarlo alrededor de tres pies y esto significó sacarlo del juego durante cinco meses. Pero la obra debía realizarse alrededor del golf. Uno de los mayores trabajos fue levantar la base del bunker Hell, que se encuentra alrededor de 100 yardas del hoyo del green 14, sin modificar el carácter del campo o del green.”

”Tenemos 15 que trabajan tiempo completo y cuatro o cinco empleados temporarios que vienen aquí de diferentes partes del mundo. Generalmente ya se encuentran trabajando como greenkeepers en otras partes o están estudiando en una escuela de manejo de césped. Este año tenemos un grupo de alemanes y neozelandeses. En los demás campos del Links tenemos personal estadounidense, canadiense, australiano, de Europa oriental y de China, además de las personas empleadas de las zonas aledañas.”

¿Tienes en algún momento la oportunidad de jugar en otros campos y compararlos con Old Course? “El año pasado jugué en Kiawah Island en Carolina del Sur, donde se jugó la Ryder Cup en 1991. Es un campo desafiante, con superficies de páramo arenoso y muchos tiros ciegos. También juego en algunas de las otras canchas de la zona y alrededor de Escocia cuando tengo la oportunidad. Creo que se es un mejor greenkeeper si se tiene la oportunidad de jugar en otros campos. La experiencia ciertamente me hizo apreciar más aún lo que tenemos en St Andrews.”

¿Cuál es tu cancha favorita fuera de St Andrews? ”Royal County Down en Irlanda del Norte. La disposición de bunkers es muy diferente y aún así muy natural, la manera en que encajan en el paisaje. Aprecio y me gustan mucho diferentes canchas, pero aunque suene subjetivo creo que no existe otro lugar en la tierra como St Andrews Links.”

Septiembre 2013

TGM

45


BUNGE GOLF

Bunge Golf: Nuevo campo de golf en estancia la paz, córdoba - Argentina

Julio García Posse +54 9 381 6502466 +54 9 381 6442113 info@bungegolf.com www.bungegolf.com

B

unge Golf, una compañía de más de 20 años de trayectoria internacional en el diseño y construcción de campos de golf, actualmente trabaja en 18 hoyos ubicados en la Estancia La Paz, en Ascochinga, Córdoba. A continuación, sus reflexiones respecto del diseño de este campo y de su filosofía de trabajo. • ¿Cuál consideran ustedes que fue el mayor desafío en el diseño o la construcción del campo de golf en Estancia La Paz? El desafío más grande fue crear conceptos en el diseño que convivan con el parque existente y el casco de más de 150 años de historia. • ¿Cuál es el elemento más importante a tener en cuenta en el proceso de diseño? Para nosotros son, sin duda, los jugadores. Pretendemos que jueguen de manera segura y la disfruten usuarios de todos los niveles, ubicando en lo posible las áreas de peligro de manera que todos los que las enfrenten puedan evitarlas hacia áreas de alivio con caminos alternativos. Quienes tomen riesgos y acierten tendrán ventajas para el tiro siguiente. En nuestro pensamiento, que el riesgo y la recompensa sean equilibrados es fundamental. • ¿Qué sucede cuando la topografía es severa y no se pueden realizar ajustes menores? En general, cuando hay que alterar en demasía o existen condiciones ad-

46

TGM

Septiembre 2013

versas para el desarrollo del campo, recomendamos al cliente algún camino alternativo alterando el recorrido. Si esto no es posible, acomodamos el área lo mínimo posible para que tenga buenas condiciones de juego, visibilidad y no dificulte el mantenimiento. Estudiamos los problemas que no se pueden solucionar, y adaptamos el diseño a los obstáculos inamovibles, para que se conviertan en un elemento estratégico, dándole mayor interés al hoyo. • Frankie Bunge, ¿qué consideras lo más importante en este momento de tu carrera? Lo que me sorprende día a día, a pesar de que los conozco hace años, es el nivel de calidad de los elementos construidos, logrados por los miembros de mi equipo, quienes con responsabilidad y compromiso, intentan superarse siempre. • Druky (Alejandro Frías Silva), ¿qué es lo más importante a tener en cuenta en el aspecto agronómico cuando se realiza un diseño? Lo más importante es el drenaje. No sólo del subsuelo de los greens, bunkers y tees, sino en todos los sectores del campo. Los sectores húmedos traen todo tipo de patologías a las pasturas implantadas. El tránsito sobre superficies mal drenadas genera un deterioro mayor, complicando el mantenimiento en áreas estrechas. • Quebracho (Roberto Uranga) ¿qué influencia tiene el estudio de

los arquitectos clásicos en el diseño que hacen ustedes hoy? Los clásicos, como Donald J. Ross, Alister MacKenzie, Albert W. Tillingast, Charles B. Macdonald y Harry Colt, nos muestran diseños estratégicos con poco movimiento de suelo y un gran aprovechamiento de las características naturales del terreno. El mismo Royal & Ancient Golf Club of St. Andrews nos muestra un diseño estratégico minimalista, accesible a jugadores de todos los niveles y todavía vigente desde el siglo XIV. • ¿Cuáles fueron las mayores dificultades con las que se encontraron para construir un campo de golf? Hueso (Rodolfo Franco) En lo que me tocó vivir a mí, fue en la República Dominicana, un terreno sin tierra, todo piedra, por lo cual hubo que usar muchos explosivos, procesar ese material para generar un suelo apto para poder implantar pasturas. También hubo que crear como un gran filtro de piedras grandes comunicado con cavernas naturales. Encima de este, se rellenó con rocas de menor tamaño para crear un sustento a la capa superior compuesta por arena. Druky - En mi caso fue en Estancias de Cafayate, al norte de Argentina, donde todo el piso eran dunas, con fuertes vientos que cruzaban el área, sin ningún tipo de barrera vegetal o natural y napas de agua muy superficiales.


de tener los escalones formados y compactados, me deslizaba montaña abajo, cortando las aristas y formando una barranca que pueda ser mantenida.

Juanillo (Juan Corbalán) – En mi experiencia lo más difícil fueron las pendientes extremas. En “El Desafío”, San Martín de los Andes, al sur de Argentina, debíamos escalonar el material de una manera similar a las terrazas de cultivo indígenas. Luego

• Julio García Posse - ¿Qué ventaja tiene el uso de la tecnología en el diseño y construcción de los campos? Es necesario usar distintos instrumentos para poder volcar en información técnica legible, grandes distancias, superficies y volúmenes. Para ello, usamos el nivel laser de largo alcance, que nos permite saber las distintas alturas a tener en cuenta al momento de construir los drenajes

del campo. El nivel de mano digital nos sirve para corroborar pendientes finas para el rodamiento de la pelota en un green, la caída de caños de drenaje, etc. Con el telémetro medimos constantemente las distancias entre los elementos del campo y sus obstáculos. Y finalmente, para poder hacer un buen relevamiento de lo original y lo construido, usamos la estación total, la cual puede darnos la ubicación exacta de cualquier punto en el campo dentro de un sistema de coordenadas. Toda la información que se recopila día a día se vuelca a una computadora, conformando planos digitales en AutoCAD.

el PISO DE CAUCHO HACE FUROR EN TECNOPOLIS

A

principios del invierno, 700 m2 de piso de Caucho Color fueron colocados en Tecnópolis y están siendo disfrutados por los visitantes de todas las edades. Esta obra se agrega a la poda de árboles que está realizando la empresa

en el partido de Esteban Echeverría, al proyecto de chipeado y armado de atados de leña que se realizan en el Parque Indoamericano para repartir entre los vecinos del lugar, el mantenimiento de fuentes y arbolado público de la ciudad autónoma de Buenos

áreas Verdes Aires, además de la labor que viene realizando hace años en el mantenimiento de canchas de golf..

ALQUILER DE MAQUINARIAS PARA TRABAJOS EN AREAS VERDES

M

alanas se especializa en diseño, construcción y mantenimiento de campos de golf, reconocida por su profesionalidad y su innovadora infraestructura. También realiza obras en otras áreas verdes gran-

des como campos deportivos de polo, fútbol, hockey, rugby, espacios comunes en barrios cerrados y clubes, entre otros. En ellos brinda los servicios de construcción y mantenimiento, lo cual incluye servicios de riego, resiembra, cam-

bios de césped, nivelaciones, entre otros. Actualmente se encuentra realizando tareas de riego en el predio de Tecnópolis, el Parque del Bicentenario, ubicado en la localidad de Villa Martelli.

XXVI REUNION TECNICA Y COMERCIAL DE MANTENIMIENTO DE CAMPOS DE GOLF

L

a Asociación Argentina de Golf tiene el agrado de invitar a todos los superintendentes, agrónomos, arquitectos, estudiantes y quienes integran la industria del manejo de césped

en campos de golf a la Reunión Técnica y Comercial que se llevará a cabo los días 22 a 24 de octubre de 2013 en el Jockey Club de Rosario, provincia de Santa Fe. El programa de actividades incluye ade-

más de la exposición comercial un torneo de golf “Premio John Deere”, disertaciones sobre “Fungicidas para céspedes” a cargo de S. Bruce Martin, PhD; “SDS en Argentina y Carolina del Sur. Caracterización, Ocurrencia y Control” por Alejandro Canegallo, MS; “Caracterización de Nematodes Sting y Stubby Root en Carolina del Sur. Alternativas para su Control”, por Brad Shaver, MS; “Características y uso de la Zoysia”, por Earl Elsner, PhD; “Respetar las tradiciones”, por el Ing. Ricardo de Udaeta y una recorrida por la cancha del Jockey Club de Rosario a cargo del Ing. Alejandro Romano. Los interesados deben contactarse por correo electrónico a gbusso@ aag.org.ar o ingresar a la página de la asociación www.aag.org.ar.

Ing. Agr. Guillermo Fiallo Montero Presidente Tel:(011)4723-2780 Cel:(011)154-478-9268 areasverdes.gfm@gmail.com www.cauchocolor.com.ar www.areas-verdes.com.ar MALANAS Lic. Mariana Malant Comunicación Tel: (0237) 462 55 02 15 53 75 36 08 contacto@malanas.com www.malanas.com

Asociación argentina de golf Ing. Guillermo Busso Director www.aag.com.ar


Septiembre, Octubre y Noviembre

2013

Calendario Septiembre 19-22

Feria Forestal Argentina Parque Centro de Conocimiento de Posadas Posadas, Misiones, Argentina http://www.feriaforestal.com.ar/

Septiembre 23-27

4to. Congreso Forestal Argentino y Latinoamericano, Iguazú 2013 Centro de Convenciones, Iguazú - Misiones info@congresoforestal.org.ar http://www.congresoforestal.org.ar/ index.php

Veterinaria División Agrícola y Ambiental (DIMAyA) Buenos Aires, Argentina www.aam.org.ar

Septiembre 28-Octubre 14 Fiesta Nacional de la Flor 2013 La fiesta de la floricultura argentina Escobar, Provincia de Buenos Aires, Argentina Tel/Fax: (0348) 4420596 http://www.fiestadelaflor.org.ar/

Septiembre 31- Octubre 1 2013 ETS Field Days

Septiembre 24-26

XXXVI Congreso Argentino de Horticultura San Miguel de Tucumán, Provincia de Tucumán, Argentina http://www.asaho.org.ar/webs/ congreso_inicio/40

Septiembre 25-27 The Green Expo

Filippo Lulli – ETS Board Member info@etsfielddays2013.com http://www.etsfielddays2013.com/

Septiembre 2013

Octubre 10-13

Fia Flora Expo Garden 2013-08-14 Feria Internacional de Jardinería, Paisajismo y Floricultura San Pablo, Brasil www.expogarden.com.br

Octubre 18

XXVII Jornadas Forestales de Entre Ríos http://inta.gob.ar/eventos/xxviijornadas-forestales-de-entre-rios

Vitacura Santiago de Chile

Octubre 3-4

TGM

http://iflanewsbrief.wordpress. com/2013/07/10/2nds-jornadas-delpaisaje-convocatoria-internacional/

Valencia, España

Iberflora 2013 Feria Internacional de Plantas y Flores, Tecnología y jardín

Septiembre 27

Auditorio de la Sociedad de Medicina

Buenos Aires, Argentina

Octubre 20-24

http://www.thegreenexpo.com.mx/

Taller sobre Microorganismos destinados al Biocontrol de Plagas y Enfermedades

Jornadas de Paisaje y Patrimonio Universidad de Buenos Aires

Octubre 2-4

mmoran@feriavalencia.com Tel.: 96 386 13 69 http://iberflora.feriavalencia.com/

Ciudad de México

48

Monte Carlo, Mónaco

Octubre 10-11

III Simposio de Agricultura Centro de Convenciones Egeo de Paysandú, Uruguay eemac@fagro.edu.uy

II Simposio Internacional “Organic Matter Management & Compost Use in Horticulture” Organiza: International Society for Horticulture Science, la Universidad Técnica Federico Santa María de Chile y la Oficina Regional Latinoamerica de la Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura FAO ishs2013chile@usm.cl http://www.compost-forhorticulture.com


Octubre 22-24

Reunión Técnica y Comercial de Mantenimiento de Campos de Golf Jockey Club de Rosario, Provincia de Santa Fe, Argentina www.aag.com.ar

Octubre 23-24

Seminario “El Nuevo Paisajismo” Bioparque Temaikèn Escobar, Provincia de Buenos Aires

Agraria info@aaeasanjuan2013.com.ar www.aaeasanjuan2013.com.ar

Noviembre 4-5

1º Simposio de Calidad de Semillas Rosario, Provincia de Santa Fé, Argentina Organiza: Asociación de Laboratorios Agropecuarios Privados info@simposioalapsemilla.com.ar www.simposioalapsemilla.com.ar

www.temaiken.org.ar

Octubre 29-31

XLIV Reunión Anual de la Asociación Argentina de Economía Agraria Centro Cívico, San Juan, Argentina Sociación Argentina de Economía

Noviembre 6-10

I Exposición de Paisajismo, Jardinería y Servicios para Espacios Verdes Camino de Remeros, Tigre Provincia de Buenos Aires, Argentina

Noviembre 7-10

Reunión de la Sociedad de Botánica de Chile Universidad de Talca, Chile http://www2.udec.cl/~botanica/

Noviembre 4-8

Irrigation Show Austin Convention Center I

Austin, Texas, Estados Unidos www.irrigation.org/irrigationshow

Noviembre 9-12

III International Conference on Sustainable Golf, Landscaping and Sports Turf Costa Rica http://www.golfturfandgarden.com/



Tgm110