Page 214

214

arquitectura de la experiencia

A1

Se buscó que este altillo fuera un ambiente para el más absoluto relax, donde el dueño de casa diera rienda suelta a sus aficiones –reunirse con amigos, el buen vino, el piano– pero con la particularidad de disfrutar de las mejores vistas del jardín y la laguna. La bodega está refrigerada para guardar las botellas a temperatura óptima e iluminada de modo que aparece, teatral, detrás de las puertas de vidrio cuando se encienden las luces. Se dispusieron en el lugar una mesa de pool clásica de ocho pies, un mueble con pantalla automatizada y máquinas tragamonedas.

Arquitectura de la Experiencia  

Libro de Arquitectura del Estudio Oppel

Arquitectura de la Experiencia  

Libro de Arquitectura del Estudio Oppel

Advertisement