Page 58

Granitos de Arena

Un mundo ecuestre sin exclusiones El Centro de Equitación para Personas con Discapacidad y Carenciados abre las puertas de una forma de terapia con caballos a personas con capacidades especiales y problemas de integración social Hace 16 años, el Centro de Equitación para Personas con Discapacidad y Carenciados (Cedica), una asociación civil sin fines de lucro platense, comenzó a hacer terapias de rehabilitación asistida con animales, enfocada en particular a la denominada rehabilitación ecuestre. Allí se atiende a 80 personas con diferentes patologías, ya sean discapacidades o problemas sociales. Según detalló a Breathing Alejandro Zengotita, director de Cedica y profesor de equitación, las edades van desde el año hasta los 60 años. También la situación social de los que concurren es diversa: “Nadie es excluido; los alumnos son becados 100%, ya que en su mayoría se trata de personas de bajos recursos, instituciones de salud mental o menores judicializados”, contó Zengotita. 58

El método de rehabilitación –mal llamado “equinoterapia”, aclaró el director-, se basa en la capacidad del animal de “reproducir el patrón de marcha de las personas”. En otras palabras, “el caballo suplanta el movimiento que tendría que estar haciendo la persona”, desarrolló. Se transmite una motivación a través de la sensibilidad, donde entra en juego hasta el calor del animal. La terapia actúa sobre las áreas psicomotora, psicológica, de la comunicación y el lenguaje, y en el campo de la socialización. Por eso, sirve incluso para tratar problemas de atención o de conducta. En la asociación explican, desde otro punto de vista, que se trata de igualar oportunidades para contribuir a la reinserción familiar, la escolaridad, la integración laboral y la mejora en la calidad de vida de quienes lo practiquen.

Zengotita graficó el modo de trabajo como “un traje a medida” para cada uno. El trabajo se realiza en forma interdisciplinaria, con la asistencia de terapistas ocupa-

cionales, maestras jardineras, psicólogos, acorde con las necesidades de cada caso. La frecuencia de ejercicio depende de la constancia de los alumnos, aunque se recomienda hacerlo una o dos veces por semana, según de quién se trate. Uno de los talleres, por ejemplo, se desarrolla durante tres horas, con una combinación de actividades, como el aprendizaje sobre los cuidados y la alimentación de los caballos, y tareas de plástica. “Mientras se desarrollan los distintos bloques, estamos rodeados de caballos, que muchas veces, son la excusa. Sirve como modelo para dibujar, o están en los cuentos que contamos. En otras ocasiones, se hace montar en la pista o en el campo”, relató Zengotita.

El funcionamiento y las becas son producto de un acuerdo entre la asociación civil y el gobierno de la provincia que apoya esta iniciativa desde hace cuatro gobiernos. Este mes, se inaugurará un salón de usos múltiples para llevar a cabo la rehabilitación ecuestre junto a la pista del Hipódromo de La Plata.

Voluntarios De las 70 personas que trabajan en Cedica, unos 40 son voluntarios. Este grupo, generalmente integrado por jóvenes estudiantes, surge de los cuatro cursos que se desarrollan al año y tras los cuales firman un “contrato de honor”, para formar parte de la iniciativa por un año. Junto a los profesionales, colaboran en la atención a los alumnos una vez por semana.

Revista Breathing City Bell nº 16  
Revista Breathing City Bell nº 16  

Revista local de interés general editada para la ciudad de City Bell - Argentina | Edición Junio-Julio 2010

Advertisement