Page 30

Reino Vegetal

Arboles

Para plantar, mejor el invierno En épocas de frío las plantas tienen menos actividad y se vuelven menos sensibles Sin embargo, todas las especies requieren cuidados especiales. Algunos consejos sencillos para hacer más resistentes a los habitantes del jardín

30

Podría pensarse, sin alejarse demasiado de la realidad, que el invierno no es una época ideal para la plantación. Sin embargo, toda regla tiene su excepción: el período invernal es el correcto para plantar árboles. La afirmación se sostiene sobre un hecho de la naturaleza misma: según los especialistas, cuando hace frío, las plantas tienen menos actividad y, por lo tanto, tienen una sensibilidad menor. En otras palabras, están menos vulnerables. En primavera y verano, las plantas atraviesan etapas de floración y frutos, lo que las hace más sensibles porque invierten en estos procesos mucha energía. Y si tienen que afrontar algún problema, están debilitadas. En cambio, con las bajas temperaturas, el crecimiento es menor y las energías se almacenan. Los que saben de esta materia se guían por una regla mnemotécnica que no suele fallar. Los meses que no contienen ninguna “R” en su nombre son los indicados para plantar. Por lo tanto, mayo, junio, julio y agosto serán los ideales según este precepto. Por ejemplo, los árboles pueden sufrir una especie de “stress” al ser trasplantados. Si eso sucede durante el invierno y en el proceso se daña alguna de sus partes, la planta tiene un margen de tiempo considerable para recuperarse hasta que comience a asomar la primavera. Entonces, llegarán fuertes a esa estación. Aprovechar este beneficio que brinda la época no

quiere decir que haya que elegir los días de frío más crudos para plantar árboles, sino hacerlo fuera de los períodos de temperaturas extremas. Tampoco plantar en invierno significa dejar el árbol librado al azar. Por el contrario, hay que brindarle especiales cuidados para que evolucionen. Los expertos explican que las raíces trabajan mejor bajo tierra para emerger con vigor en la primavera. Aunque romper el suelo sea algo más dificultoso, vale la pena el esfuerzo para que la especie se desarrolle, todavía, sin asomar cabeza. Los consejos para cuidar la planta en el proceso de plantación o trasplante tienen que ver con conservar el pan de tierra, o sea la porción de tierra que lo conserva en la maceta, para evitar que se dañen las raíces. En la base, se debe cavar un pozo de mayor tamaño que el de ese pan y agregar material suelto en el fondo, que crea un suelo más amigable para que se desarrollen y arraiguen las raíces, y eso favorece el asentamiento de la planta. Otro punto a tener en cuenta es que las plantas del entorno pueden incidir en el asentamiento de la nueva habitante del jardín. Es conveniente quitarle competencia para que logre nutrirse de mejor manera. Entre los cuidados para ayudar al crecimiento, el control de la maleza y la presencia de hormigas son otras de las claves. Cualquiera de estos aspectos puede afectar la adaptación.

Revista Breathing City Bell nº 16  

Revista local de interés general editada para la ciudad de City Bell - Argentina | Edición Junio-Julio 2010

Revista Breathing City Bell nº 16  

Revista local de interés general editada para la ciudad de City Bell - Argentina | Edición Junio-Julio 2010

Advertisement