Issuu on Google+

El lugar de encuentro de los Católicos en la red www.es.catholic.net

¿Cómo darle una buena educación sexual a un adolescente? Autor: Por: Claudia Patricia Ramírez Díaz

Actualmente es de suma importancia conocer el verdadero significado de la educación sexual. Por un lado, creemos que es un tema que conocemos a profundidad, pero paradójicamente cada vez más existen interrogantes sobre este tema y sobretodo en los adolescentes. Es importante mencionar que la educación sexual se inicia desde el primer momento de la existencia del nuevo ser, por eso se dice que la familia es la institución más importante que forma la sociedad, pues a través de ella se transmiten los valores, normas sociales y culturales, es aquí donde se inicia la educación del ser humano y donde se dan las bases de la personalidad las cuales ayudan a formar el carácter. Los seres humanos vamos teniendo durante nuestra vida situaciones muy diversas, algunas agradables, otras desagradables, algunas más, indiferentes. Vamos descubriendo, poco a poco nuestra propia naturaleza y el universo que nos rodea, quiénes somos, es decir, nuestra propia identidad. La educación sexual nunca debe convertirse en una especie de información obsesiva que llene la mente del adolescente, como un incentivo que desate su curiosidad y le lleve a realizar actos sexuales, por eso es importante que los padres de familia proporcionen a sus hijos, FORMACIÓN NO INFORMACIÓN en los temas de sexualidad, no basta con informar al adolescente, sino formarlo con calidad de información. La comunicación entre padres e hijos es muy importante para el desarrollo afectivo del adolescente, sobre todo si ésta se basa en la verdad, ya que le generará confianza en los temas relacionados con la sexualidad. La falta de comunicación y el miedo a tratar estos temas, por el contrario, le generará que viva su sexualidad como algo vergonzoso y que debe negarse, es decir, algo que se vive pero no se habla. Para que los padres proporcionen una adecuada educación sexual a sus hijos es indispensable la confianza, misma que se deberá establecer desde que éstos son pequeños, con mucha constancia y a través de la participación activa de los progenitores en la vida de sus hijos. La meta principal que deberás proponerte como padre de familia es la lograr la verdadera educación sexual en tu hijo, invitándolo a vivir una vida plena, logrando contribuir en su felicidad, puesto que al educar adecuadamente en la sexualidad, equivale a educar en el amor, es decir, en el amor hacia el otro y hacia si mismo. Mercedes Arzú de Wilson, “Amor y familia” Guía Práctica de Educación y sexualidad. Sugerencias, comentarios, propuestas, envíalas a info@almas.com.mx, equipo redactor de Almas. Comparte tu opinión sobre el tema con otros educadores Foros Para Educadores Católicos Consulta a un experto Consultorio para Educadores Católicos Para conocer la fuente que ha proporcionado el contenido de este artículo: Almas Apoya Con Un Donativo Para La Formación de Los Educadores Católicos

© 2007 Catholic.net Inc. - Todos los derechos reservados

Página 1/1


Como darle buena educación sexual a un adolescente