Issuu on Google+

 

      U     N     I     V     E     R    ADMINISTRACIÓN    PATSY JUDITH RAMOS CANTU    LICENCIATURA DISEÑO GRÁFICO    DG6MA                 


LIDERAZGO        El  concepto  de  liderazgo  se  puede  definir  como  la  capacidad  o  habilidad  que  tiene  una  persona  para  influir,  inducir,  animar  o  motivar  a  otros  a  llevar  a  cabo  determinados objetivos, con entusiasmo y por voluntado propia.         En  el  caso  de  una  empresa,  el  liderazgo  se  suele  aplicar  de  una  persona  perteneciente a  un  determinado  nivel  jerárquico  hacia  otras de un nivel jerárquico  inferior, por ejemplo, del dueño del negocio hacia sus empleados, o de un supervisor  o jefe hacia sus subordinados.         Sin embargo, el liderazgo también puede y debe aplicarse entre trabajadores que  pertenezcan  a  un  mismo  nivel  jerárquico,  por  ejemplo,  el  liderazgo  que  brinda  un  trabajador entusiasta y proactivo hacia sus compañeros.     Estilos de liderazgo         Básicamente  existen  tres  tipos  o  estilos  de  liderazgo:  el  liderazgo  autoritario,  el  liderazgo democrático y el liderazgo liberal:    Liderazgo autoritario         Este tipo de liderazgo se basa en estilo dominante por parte del líder, éste suele  tomar  decisiones  sin  necesidad  de  la  participación  de  sus  subordinados  y  sin  la  necesidad de tener que justificarlas.    El líder autoritario se caracteriza por ser dominante, restrictivo, exigir obediencia y  supervisar constantemente a sus trabajadores.    Liderazgo democrático         En este tipo de liderazgo el líder buscar ser un miembro más del grupo o equipo,  las decisiones se suelen tomar entre los trabajadores, pero bajo la supervisión, guía y  consentimiento del líder.         El líder democrático se caracteriza por escuchar a los miembros de su grupo, ser  amistoso,  ser  accesible,  ayudar  a  sus  trabajadores  en  sus  problemas  personales,  mostrar consideración e interés por los demás, promover la participación de todos y  ser permisivo.    Liderazgo liberal         Este tipo de liderazgo se basa en una participación mínima del líder, éste otorga  total  libertad  en  las  decisiones  grupales  o  individuales,  o,  en  todo  caso,  su  participación en las decisiones es limitada, por ejemplo, presenta algunos esbozos de  lo que hay que hacer, y aclara que suministrará más información sólo si la solicitan.   


ENFOQUES     ENFOQUE DE CONTINGENCIAS DEL LIDERAZGO DE FIEDLER          Aunque  su  enfoque  de  la  teoría  del  liderazgo  es  de  carácter  esencialmente  analítico del estilo de liderazgo, Fred E. Fiedler y sus colaboradores en la Universidad  de Illinois propusieron una teoría de contingencia del liderazgo. Esta teoría sostiene  que los individuos se convierten en líderes no sólo por sus atributos de personalidad,  sino también por varios factores situacionales y por las interacciones entre líderes y  miembros de los grupos.     DIMENSIONES CRÍTICAS DE LA SITUACIÓN DE LIDERAZGO          Con base en sus estudios, Fiedler detectó tres dimensiones críticas de la situación  de liderazgo que contribuyen a determinar qué estilo de liderazgo es el más eficaz:   Poder otorgado por el puesto. Es el grado en que el poder otorgado por un puesto  (en oposición a otras fuentes de poder, como personalidad o experiencia) le permite  a un líder conseguir que los miembros del grupo sigan sus instrucciones; en el caso  de  los  administradores,  es  el  poder  que  procede  de  la  autoridad  organizacional.  Como  señala  Fiedler,  un  líder  a  quien  su  puesto  le  concede  un  claro  poder  y  considerable  puede  obtener  más  fácilmente  buenas  respuestas  de  sus  seguidores  que  uno  carente  de  ese  poder.  Estructura  de  las  tareas.  Fiedler  entiende  por  esta  dimensión  el  grado  en  que  es  posible  formular  claramente  las  tareas  y  responsabilizar  de  ellas  a  los  individuos.  Si  las  tareas  son  claras  (no  vagas  ni  desestructuradas),  será  más  fácil  controlar  la  calidad  del  desempeño  y  responsabilizar más definidamente de él a los miembros del grupo. Relaciones líder‐ miembros.  Fiedler  consideró  a  esta  dimensión  como  la  más  importante  desde  el  punto de vista del líder, ya que es probable que el poder otorgado por le puesto y la  estructura de las tareas de hallen en gran medida bajo control de la empresa. Esta  dimensión tiene que ver con el grado en el que los miembros del grupo se sienten  satisfechos con el líder, confían en él y están dispuestos a seguirlo.          El modelo de contingencia del liderazgo de Fiedler, es una figura que en realidad  da  una  síntesis  de  las  investigaciones  de  Fiedler,  en  las  que  determinó  que  el  líder  orientado  a  las  tareas  sería  el  más  efectivo  en  condiciones  “desfavorables”  o  “favorables. En otras palabras, cuando su puesto le otorga al líder un poder débil, la  estructura de las tareas es poco clara y las relaciones líder‐miembros son más bien  deficientes,  la  situación  es  desfavorable  para  el  líder  y  el  líder  más  eficaz  será  el  orientado a las tareas. (Cada punto de la gráfica representa hallazgos de un estudio  de investigación, véase el extremo inferior derecho en referencia al líder orientado a  las tareas,) en el otro extremo, en el que le poder otorgado por le puesto es fuerte,  la  estructura  de  las  tareas  clara  y  buenas  las  relaciones  líder‐miembros  (lo  que  significa  una  situación  favorable  para  el  líder.  Fiedler  dedujo  que  también  el  líder  orientado  a  las  tareas  será  el  más  eficaz.  Sin  embargo,  si  la  situación  es  apneas  moderadamente  desfavorable  o  favorable  (la  parte  intermedia  de  la  escala  en  la  figura), el más eficaz será el líder orientado a las relaciones humanas.  


En una situación altamente estructurada, como la propia de un ejército durante una  guerra, en la que le líder posee fuerte poder de puesto y buenas relaciones con los  miembros, priva una situación favorable, lo que a punta a la orientación a las tareas  como  más  apropiada.  El  otro  extremo,  una  situación  desfavorable  con  relaciones  moderadamente  deficientes,  tareas  desestructuradas  y  débil  poder  del  puesto,  también apunta a la orientación a las tareas por parte del líder, el cual puede reducir  la  incertidumbre  o  ambigüedad  susceptible  de  surgir  de  una  situación  laxamente  estructurada.  Entre  estos  dos  extremos  se  propone  el  método  de  subrayar  la  cooperación y las buenas relaciones con las personas.     ENFOQUE DEL CAMINO‐META PARA LA EFICACIA DEL LIDERAZGO          En  la  conducta  propia  del  liderazgo  de  apoyo  se  toman  en  consideración  las  necesidades  de  los  subordinados,  se  muestra  interés  por  su  bienestar  y  se  crea  un  ambiente  organizacional  agradable.  Esto  ejerce  el  mayor  impacto  sobre  el  desempeño  de  los  subordinados  en  caso  de  que  se  sientan  frustrados  o  insatisfechos.          El  liderazgo  participativo  permite  a  los  subordinados  influir  en  las  decisiones  de  sus  superiores  y  puede  resultar  en  mayor  motivación.  El  liderazgo  instrumental  ofrece a los subordinados orientación más bien específica y aclara lo que se espera  de  ellos;  incluye  aspectos  de  planeación,  organización,  coordinación  y  control  por  parte del líder.          El liderazgo orientado a logros implica el establecimiento de metas ambiciosas, la  búsqueda  de  mejores  del  desempeño  y  la  seguridad  en  que  los  subordinados  alcanzarán elevadas metas. Más que sugerir una preferencia por cierta modalidad de  liderazgo,  esta  teoría  propone  que  seleccionar  un  estilo  u  otro  como  el  más  apropiado  depende  de  la  situación.  Situaciones  ambiguas  e  inciertas  pueden  ser  frustrantes para los subordinados y demandar un estilo más orientado a las tareas.  Los  subordinados  pueden  ver  en  esas  acciones  un  deseo  de  ejercer  un  control  excesivo, lo que a su vez puede resultar insatisfactorio. Para decirlo de otra manera,  los empleados deseen que el líder no se interponga en su camino, porque la ruta a  seguir ya es suficientemente clara.             Esta teoría propone que la conducta del líder es aceptable y satisfactoria para los  subordinaos en la medida en que éstos la conciban como una fuente de satisfacción.   Otra propuesta de la teoría es que la conducta del líder induce a los (subordinados a  incrementar sus esfuerzos) estos es, resulta motivador para (ellos siempre y cuando)  haga  depende  la  satisfacción  de  las  necesidades  de  los  subordinados  de  un  desempeño eficaz y que favorezca del ambiente de los subordinados por medio de la  asesoría, dirección, apoyo y retribución.          La clave de esta teoría es que el líder influye en la ruta entre conducta y metas. Lo  hace  definiendo  puestos  y  funciones,  eliminando  obstáculos  al  desempeño,  integrando  la  participación  de  los  miembros  del  grupo  en  el  establecimiento  de  metas,  promoviendo  la  participación  de  los  miembros  del  grupo  en  el 


establecimiento de metas, promoviendo la cohesión grupal y el esfuerzo en equipo,  incrementando las oportunidades de satisfacción personal en el desempeño laboral,  reduciendo  tensiones  y  controles  externos,  fijando  expectativas  claras  y  haciendo  todo lo posible por satisfacer las expectativa de los individuos.          La teoría del camino‐meta tiene enorme importancia para los administradores en  ejercicio. No obstante, es preciso constatar al mismo tiempo la necesidad de pruebas  adicionales  del  modelo  antes  de  emplearlo  como  guía  específica  para  la  acción  administrativa.  

  FRANQUICIAS         Es  una  fórmula  de  asociación  comercial  entre  dos  empresas  legalmente  independientes entre sí. Una de las dos partes, el Franquiciado, distribuye los bienes  o  servicios  desarrollados  por  la  otra,  el  Franquiciador,  siempre  manteniendo  una  misma marca, imagen y sistema de trabajo. Además, el desarrollo de esta labor se   realiza  dentro  de  una  zona  en  la  cual  tiene  la exclusiva.  A  cambio,  el  franquiciado  ofrecerá unas contraprestaciones económicas al franquiciador.  Las ventajas de la fórmula de la franquicia       La  fórmula  de  la  franquicia  está  resultando  muy  exitosa  y  un  cada  vez  mayor  número  de  empresas  están  creciendo mediante  franquicias.  Este  sistema aporta  multitud de ventajas, tanto para el franquiciado como para el franquiciador.       Por  una  parte,  la  empresa que quiere  expandir  su  red  e  incrementar  sus  puntos  de  venta,  tiene  en  los  franquiciados  al  equipo  humano adecuado  para crecer     más  deprisa, contando con un menor riesgo operativo, al mismo tiempo que alcanza una  cobertura  geográfica  que  no  podría  conseguir  abriendo  exclusivamente  puntos  de  venta propios.       Por la otra parte, la fórmula de la franquicia permite al emprendedor establecer  su  propio  negocio  de  la  mano  de  una  marca  ya  conocida  y  establecida,  con  una  inversión probablemente menor a la que precisaría si emprendiera un negocio sólo,  y  unas  mejores  condiciones  económicas  gracias  a  formar  parte  de  una  cadena  (economías de escala).        Por lo tanto, las franquicias   son la fórmula comercial que permite a las pequeñas  y  medianas  empresas  competir  con  las  grandes  multinacionales,  y  al  emprendedor  individual  aprovechar esas  economías  de  escala.  En  las  franquicias,  además,  la  central  (el  franquiciador)  se  puede  centrar  en  la  dirección  de  la  red,  mientras  el  empresario individual que gestiona   el punto de venta   (el franquiciado) se centra  en la operación de su   centro, consiguiendo de este modo ahorro, un   sistema más  efectivo, y, por lo tanto, margen adicional para ambas partes.     Cómo funciona la fórmula de la franquicia       La empresa franquiciadora crea un negocio de éxito, lo estandariza y empaqueta  su sistema de operaciones y gestión, y cede a los franquiciados, mediante la firma de 


un contrato, el derecho de abrir sus propios negocios siguiendo el mismo sistema y  con la misma marca e imagen, de tal forma que, para el cliente final, no debe haber  distinción entre un establecimiento propio y uno franquiciado.       Los  franquiciadores transmiten su  saber  hacer  (know‐how) a  sus  franquiciados  mediante la formación necesaria para gestionar con éxito la actividad, y les ofrecen  servicios y soporte continuado para ayudarles tanto en sus inicios como a lo largo del  tiempo.  Los  franquiciadores,  además,  realizarán  funciones  centrales  para  la  red  (negociación de compras, marketing, etc.).             La  cesión  de  los  derechos  de  uso  de la  marca  y  de  la  imagen  corporativa,  así  como el acceso al volumen de la cadena en las negociaciones, es la clave del éxito de  las  franquicias,  ya  que  formar  parte  de  una  cadena     permite  ser  mucho  más  competitivo en el mercado.             El  franquiciado,  a  su  vez,  invierte  en  el  establecimiento  de un  negocio  de  su  propiedad, pero a imagen y semejanza del franquiciador del que recibirá además la  formación  necesaria,  evitándose  de  este  modo  el  enorme  coste  y  riesgo de  inventarse  un negocio  nuevo.  A cambio,  el franquiciado  deberá  pagar una serie de  contraprestaciones  al  franquiciador,  y  se  compromete  a  seguir  todas  las reglas  establecidas por  el  franquiciador, así  como  a  guardar  confidencialidad  sobre  las  claves  del  negocio  y  el  know‐how.  El  franquiciado,  como  empresario  independiente que  es,  lleva  a  cabo la  inversión  en  el  local,  asume  los  costes  de  su  propio  negocio  (personal,  alquiler,  etc.),  asume  sus  riesgos,  se  encarga  vender  los  servicios o productos que ofrece la marca, y se queda con el beneficio que genera el  establecimiento  después  de  haber  pagado  las  contraprestaciones  pertinentes  a  la  central.   Menor riesgo que estableciéndose por libre       Frente  a  la  posibilidad  de  establecerse  de  forma  independiente  y  por  libre,  la  franquicia  permite  disminuir  el  riesgo  del  negocio  (por  la  experiencia  del  franquiciador que ya ha demostrado que el negocio funciona) así como disfrutar de  las ventajas  de  pertenecer  a  un  grupo  (más     notoriedad  de  la  marca  y  mayores  economías de escala).        Pero antes de decidirse por esta fórmula comercial para montar nuestro propio  negocio,  se  ha  de  estudiar  si  realmente  es  lo  que  más  nos  interesa,  ya  que  para  muchos emprendedores, tener la obligación de seguir unas reglas marcadas por una  central, puede ser visto como un freno y una limitación.   Qué hace el Franquiciador  • • • • •

Crea un negocio de éxito   Estandariza su sistema de gestión y su operativa   Cede al franquiciado el derecho a abrir un negocio igual al suyo mediante la  firma de un contrato   Cede el uso de su marca e identidad corporativa   Le  otorga  al  franquiciado una  zona  en  exclusiva  para  la  explotación  de  su  negocio  


Le forma en la gestión del negocio   Le apoya en el arranque de la franquicia   • Le dirige, supervisa y presta soporte continuado    Qué hace el Franquiciado    • Invierte la apertura del negocio siguiendo las directrices del franquiciador   • Se  convierte  en  propietario  del  mismo,  evitándose  el  coste  de  inventar  una  actividad propia   • Asume todos los gastos de su negocio (personal, alquiler,...)   • Gestiona y opera su negocio     • Paga una serie de contraprestaciones a la central   • Se compromete a seguir las pautas marcadas por el franquiciador   • Se obliga a guardar confidencialidad sobre todo lo referente al know‐how del  negocio.    Ventajas para el Franquiciador    • Incrementa su capacidad y velocidad de expansión   • Requiere de menos capital para acometer   dicha expansión   • Cuenta con un equipo humano más comprometido (por ser los franquiciados  propietarios de los negocios)   • Asume  menos  riesgo  operativo  al  no  tener  que  incrementar  mucho  su  estructura ni invertir grandes cantidades   • Consigue una cobertura geográfica más amplia.    Ventajas para el Franquiciado    • Gestiona un concepto de negocio que ya ha sido probado, lo cual reduce en  gran manera el riesgo     • La inversión inicial es menor que la requerida para   establecer un negocio sin  ayuda   • Se utiliza una marca ya establecida y con mayor notoriedad   • El plazo de aprendizaje para la gestión del negocio es mucho menor (casi no  hay prueba y error)   • Se  obtienen  mejores  condiciones  económicas  y  unos  costes  más  reducidos  gracias a las economías de escala obtenidas por la cadena     • •

  CONTRATO         El  contrato  de  franquicia  es  un  documento  privado   suscrito  por dos  partes,  el  franquiciador  y  el  franquiciado,  en  el  que  se  recoge  por  escrito  el  “acuerdo  de  franquicia”.   


Por dicho acuerdo, una empresa (el franquiciador) cede a otra (el franquiciado) el  derecho  a  la  explotación  de  un  determinado  sistema  para  comercializar  ciertos  productos y/o servicios, todo ello a cambio de una contraprestación económica.         El  contenido  esencial  del  contrato  de  franquicia  viene  determinado  por  tres  elementos que caracterizan a la franquicia y sirven para diferenciarla de otras figuras  afines:  a) MARCA: El uso de una denominación o rótulo común y una presentación  uniforme de los locales y/o medios de transporte objeto del contrato.  b) KNOW‐HOW: La transmisión al franquiciado de un Know‐How (o conjunto  de conocimientos o procesos prácticos verificados por el franquiciador y fruto  de su experiencia.  c)  APOYO  CONTINUADO:  La  prestación  continua  por  el  franquiciador  de  asistencia comercial y técnica durante la vigencia del acuerdo de franquicia.          El contrato de franquicia es un contrato atípico, es decir, no existe en España una  regulación legal específica sobre la franquicia a la que acudir. Por ello el contrato es  el  instrumento  básico  y  principal  para  configurar  los  derechos  y  obligaciones  del  franquiciador  y  del  franquiciado  y  establecer  formalmente  el  contenido  de  la  relación a todos los efectos.          El  contrato  de  franquicia  deberá  contener  con claridad  los elementos esenciales  de todo contrato y, además, una regulación detallada del contenido básico de este  tipo de acuerdos.         Desde  un  punto  de  vista  práctico  y  a  modo  de  guía  que  ayude  a  comprender  mejor  la  estructura  y  contenido  de  un  contrato  franquicia  al  uso,  destacamos  los  siguientes aspectos:     El encabezamiento: las partes que intervienen         Los datos del encabezamiento tienen enorme importancia en todo contrato. Aquí  encontraremos  datos  tales  como  el  lugar  y  fecha  del  contrato  y  los  datos  identificativos de franquiciador y franquiciado.    Es frecuente que una de las partes (o las dos) sean sociedades, debiendo prestarse  especial atención a todos los datos de la sociedad, así como a los de la persona física  que  la  representa  y  de  su  capacidad  para  contratar  validamente  en  nombre  de  la  sociedad.      Los expositivos         Precedidas  de  la  expresión  “exponen”,  “manifiestan”  u  otra  similar,  es  normal  hacer constar determinadas afirmaciones o manifestaciones. Así por ejemplo, sobre  la  titularidad  de  la  marca,  el  cumplimiento  de  requisitos  administrativos  (registro,  información precontractual), independencia empresarial de las partes, etc.). 


Si bien estas manifestaciones no suelen tener un contenido obligacional, resultan  extremadamente  útiles  para  verificar  un  consentimiento  eficaz,  para  especificar  el  objeto  del  contrato  y  los  fines  de  las  partes,   para  facilitar  la  interpretación  del  contrato en caso necesario, etc.    Las estipulaciones         Esta sección es la más extensa e importante. En ella se detalla el contenido de los  compromisos y obligaciones de ambas partes.    Aquí es donde se regulan, entre otros, aspectos como:            La cesión del uso de las marcas y diferentes signos distintivos (logotipos, colores  corporativos, tipografías, etc.), así como las normas para su correcto uso.           La  transmisión  del  know‐how  de  la  franquicia  y  sus  concreciones:  Manual  de  operaciones, formación inicial y continuada, etc.          Los requisitos  que debe cumplir el local comercial          La determinación de la oferta de producto que podrá ofrecer el franquiciado, así  como sus condiciones de suministro          La exclusividad territorial de la franquicia           El  uso  de  la  tecnología  (software,  etc.)  y  la  prestación  de  soporte  técnico  correspondiente          Los procesos y obligaciones de información y control          Las campañas publicitarias por ambas partes          El soporte y apoyo al que vendrá obligado el franquiciador          Las condiciones económicas de la relación. Garantías. Seguros.          La duración del contrato de franquicia.          Las posibles causas de terminación de la relación.          Las consecuencias de la extinción tempestiva o anticipada del contrato.           Lugar  y  forma  de  las  notificaciones,  disposiciones  interpretativas,  medios  de  resolución de conflictos, etc.  En  definitiva,  el  contrato  es  auténtica  “ley  entre  las  partes”,  que  regirá  la  relación  entre  ellas  durante  años.  Por  ello  es  tan  importante  realizar  un  análisis  exhaustivo  del contenido de cada una de sus cláusulas antes de firmar.   

GLOBALIZACIÓN 

       La  palabra  globalización  nos  deja  implícito  “un  todo”  o  que  “abarca  todo”  No  existe  el  significado  de  este  concepto  en  el  diccionario,  sin  embargo  todos  conocemos  lo  que  se  quiere  decir  con  esto:  un  mundo  generalizado  en  el  que  las  cosas  sean  iguales  o  signifiquen  lo  mismo,  un  mundo  sin  fronteras  geográficas  ,  socioculturales, económicas y hasta políticas.         Estos  son  los  aspectos  más  importantes  de  la  globalización  Asimismo  viene  la  globalización,  en  donde  los  nuevos  descubrimientos  del  hombre  las  innovaciones  tecnológicas  cambian  nuestra  forma  de  ver  el  mundo,  creando  un  impacto  a  nivel  mundial,  en  donde  el  objetivo  central  es  convertir  todo  el  planeta  en  un  gran 


mercado Al igual que expresó el Doctor Leonel Fernández: “Lo que se procura, por  vez primera en la historia de la humanidad, es poder producir cualquier producto en  cualquier  lugar  del  mundo,  y  que  pueda  ser  consumido  por  cualquier  persona  en  cualquier otro lugar del globo”.   

CONCEPTO  

       Entendemos  por  Globalización  al  proceso  político,  económico,  social,  cultural  y  ecológico que está teniendo lugar actualmente a nivel mundial, gracias al cual cada  vez  existe  una  mayor  interrelación  económica  entre  los  diferentes  países  –  por  alejados que estén, siempre bajo el control de las grandes empresas multinacionales  Cada vez más ámbitos de la vida son regulados por el "libre mercado", la ideología  neoliberal  se  aplica  en  casi  todos  los  países  con  mayor  intensidad  y  las  megacorporaciones  consiguen  cada  vez  más  poder  a  costa  de  los  estados  y  los  pueblos.    La Globalización Mundial         El términos generales la globalización tiene dos significados principales:  Como  un  fenómeno,  implica  que  existe  cada  vez  más  un  mayor  grado  de  interdependencia entre las diferentes regiones y países del mundo, en particular en  las áreas de relaciones comerciales, financieras y de comunicación.         Como  una  teoría  del  desarrollo,  uno  de  sus  postulados  esenciales  es  que  un  mayor  nivel  de  integración  está  teniendo  lugar  entre  las  diferentes  regiones  del  mundo,  y  que  ese  nivel  de  integración  está  afectando  las  condiciones  sociales  y  económicas de los países.         Los niveles de mayor integración que son mencionados por la globalización tienen  mayor evidencia en las relaciones comerciales, de flujos financieros, de turismo y de  comunicaciones.  En  este  sentido,  la  aproximación  teórica  de  la  globalización  toma  elementos abordados por las teorías de los sistemas mundiales. No obstante, una de  las características particulares de la globalización, es su énfasis en los elementos de  comunicación y aspectos culturales.         Además de las relaciones tecnológicas, financieras y políticas, los académicos de  la  globalización  argumentan  que  importantes  y  elementos  nunca  antes  vistos  de  comunicación  económica  están  teniendo  lugar  entre  naciones.  Esto  se  pone  de  manifiesto  preferentemente  mediante  novedosos  procesos  tecnológicos  que  permiten la interacción de instituciones, gobiernos, entidades y personas alrededor  del mundo.         Los  principales  aspectos  de  la  globalización  son  resumidos  en  los  puntos  siguientes:         Los  sistemas  de  comunicaciones  globales  están  teniendo  una  creciente  importancia  en  la  actualidad;  es  por  medio  de  estos  procesos  que  las  naciones, 


grupos sociales y personas están interactuando de manera más fluida tanto dentro  como entre naciones.         Aún  cuando  los  sistemas  más  avanzados  de  comunicación  están  operando  preferentemente  entre  las  naciones  más  desarrolladas,  estos  mecanismos  también  están  haciendo  sentir  sus  efectos  en  las  naciones  menos  avanzadas.  Esta  situación  puede  permitir  la  interacción  de  grupos  a  partir  de  las  naciones  más  pobres  en  su  comunicación  con  otros  centros  más  desarrollados  de  manera  más  fácil.  En  esto  cobraría  sentido  hasta  cierto  punto  el  pregonado  principio  de  la  aldea  global  en  cuanto a las comunicaciones y las transacciones comerciales y financieras.         Respecto  a  las  actividades  económicas,  los  nuevos  avances  tecnológicos  en  las  comunicaciones están llegando a ser cada vez más accesibles a pequeñas y medianas  empresas  locales.  Esta  situación  está  creando  un  nuevo  escenario  para  las  transacciones  económicas,  la  utilización  de  los  recursos  productivos,  de  equipo,  intercambio de productos y la presencia de los "mecanismos monetarios virtuales".  Desde  una  perspectiva  cultural,  los  nuevos  productos  para  la  comunicación  están  desarrollando un patrón de intercambio e interconexión mundiales.         El concepto de minorías dentro de los diferentes países está siendo afectado por  los  patrones  de  comunicación.  A  pesar  de  que  las  minorías  pueden  no  estar  completamente integradas dentro de los nuevos circuitos de comunicación, reciben  la influencias incluyendo el hecho de que los sectores de mayor poder económico y  político  si  se  están  integrando  en  la  nueva  esfera  de  interconexión.  En  última  instancia  continua  el  factor  de  que  son  las  élites  de  negocios  y  políticas  las  que  determinan las decisiones políticas dentro de los estados‐nación.              Elementos  de  índole  económica  y  social  que  se  hayan  bajo  la  influencia  de  las  condiciones actuales del fenómeno de la globalización ofrecen circunstancias dentro  de las cuales se desarrollan las condiciones sociales dentro de los países.         Con base en los principales aspectos que incluye la teoría de la globalización, los  principales supuestos de esta teoría se resumen en los siguientes. Primero, factores  económicos  y  culturales  están  afectando  cada  aspecto  de  la  vida  social  de  una  manera cada vez más integrada. Segundo, en las condiciones actuales y respecto a  los  estudios  específicos  de  particulares  esferas  de  acción  ‐por  ejemplo  comercio,  finanzas  o  comunicaciones‐  la  unidad  de  análisis  basada  estrictamente  en  el  concepto  de  estado‐nación  tiende  a  perder  vigencia.  .  En  particular  las  comunicaciones  están  haciendo  que  esta  categoría  no  posea  como  antes,  una  preponderancia causal en muchos aspectos del comportamiento a nivel de naciones.  Uno  de  los  elementos  claves  de  la  globalización  es  su  énfasis  en  el  estudio  de  la  creciente  integración  que  ocurre  especialmente  entre  las  naciones  más  desarrolladas. Esta integración afecta especialmente las áreas de comercio, finanzas,  tecnología, comunicaciones y coordinación macroeconómica.  A nivel subsistémico,  es  decir  dentro  de  las  sociedades  de  los  países,  se  observa  un  fenómeno  de  integración  social,  pero  también  de  creciente  discriminación  y  marginalidad  económica en varios sectores. 


Durante  los  últimos  años,  el  término  globalización  ha  sido  utilizado  preferentemente  en  relación  con  la  revolución  tecnológica  en  el  área  de  comunicaciones y la creación del  ciberespacio. Sin embargo, uno de los principales  argumentos ya substanciales con las condiciones actuales de la economía y los flujos  informativos,  que  incluso  formulaba  el  concepto  de  la  "globalización  de  los  mercados"  en  sus  formas  actuales,  puede  ser  encontrado  en  un  artículo  de  1983  firmado por Theodore Levitt en el Harvard Business Review.  El  aspecto  funcionalista  de  la  globalización  es  el  que  distingue  esta  teoría  del  concepto  de la  internacionalización económica. De conformidad con  Peter Kickens,  la  globalización  contiene  procesos  que  son  cualitativamente  distintos  de  la  internacionalización.  En  ellos  se  involucra  no  solamente  la  extensión  geográfica  de  las  actividades  económicas,  procesos  de  internacionalización,  sino  también  y  más  importante,  la  integración  funcional  de  actividades  que  antes  se  encontraban  dispersas.  Esto  último  siendo  el  rasgo  peculiar  de  la  globalización  dentro  de  las  innovaciones tecnológicas más recientes. El actual proceso de globalización redunda,  por ello, en la formación de unidades funcionales a nivel planetario.    La Globalización y otras Teorías del Desarrollo         Además  de  la  globalización,  las  otras  teorías  que  tienen  un  papel  central  en  los  estudios  del  desarrollo  son:  modernización,  de  sistemas  mundiales  y  de  la  dependencia.  Desde  una  óptica  más  comparativa,  la  teoría  de  la  globalización  coincide en ciertos aspectos con la teoría de la modernización. Uno de esos aspectos  es que ambos enfoques establecen que la "dirección orientativa" del desarrollo son  las  condiciones  propias  de  Europa  Occidental  y  de  Estados  Unidos.  Se  enfatiza  el  hecho  de  que  los  avances  tecnológicos  y  los  patrones  de  acumulación  que  se  establecen en esos polos de desarrollo son los instrumentos para alcanzar mejores  niveles de vida.         No  obstante,  la  perspectiva  de  la  modernización  difiere  de  la  globalización  en  varios  aspectos,  incluyendo  el  que  se  refiere  a  que  la  modernización  sigue  una  exposición más normativa ‐ el desarrollo debiera ser un seguimiento de la "ruta" de  los países más desarrollados. Indica cómo el desarrollo debiera ser. La globalización  por su parte contiene un carácter más descriptivo e interpretativo con base en una  aproximación más "positiva" de los fenómenos que se hacen evidentes.         En cuanto a que la globalización enfatiza que los aspectos económicos y culturales  determinan  los  procesos  sociales,  esta  teoría  ofrece  rasgos  similares  a  los  de  la  "sociología comprehensiva" de Max Weber. Desde esta óptica, el sistema de valores,  creencias  y  los  patrones  de  identidades  son  aspectos  claves  para  entender  la  dinámica social. Ya sea que esos caracteres se refieran a los grupos dominantes o a  grupos  subalternos  dentro  del  contexto  social.  Para  la  globalización,  los  planteamientos  weberianos  de  los  años  veinte  deben  ser  adaptados  a  las  actuales  condiciones  de  principios  del  siglo  XXI  tomando  en  cuenta  la  difusión  de  ideas,  valores  culturales  y  la  influencia  en  general  de  los  medios  de  comunicación  en  las  sociedades.   


Las  anteriores  consideraciones  dan  base  para  afirmar  que  la  teoría  de  la  globalización y la teoría de los sistemas mundiales toman como unidad fundamental  de análisis lo global, más que la categoría de estado‐nación, la cual es más utilizada  en los estudios de modernización y de dependencia. El sentido contrastante entre la  globalización y la teoría de los sistemas mundiales se refiere, no obstante, a que esta  última  contiene  adaptaciones  de  principios  de  materialismo  dialéctico  e  histórico,  mientras  que  la  globalización  acentúa  sus  fundamentos  más  bien  estructurales  y  funcionalistas. De allí que los globalcitas consideren formas de transformación más  tendientes  a  las  secuencias  graduales  de  sucesos,  que  a  saltos  revolucionarios  de  intensa  y  rápida  transformación.  Para  la  globalización  el  reto  de  las  sociedades  es  adaptarse  secuencialmente  a  las  innovaciones  que  plantean  los  nuevos  escenarios  con sus cambios en las esferas de comunicación y la economía.         La teoría de la globalización, la de los sistemas mundiales y hasta cierto punto la  teoría  de  la  dependencia  toman  en  cuenta  los  cambios  que  más  acentuadamente  han ocurrido en la esfera económica.    

ESPIRITU EMPRENDEDOR       Un emprendedor es una persona que aprende de sus errores y sigue intentando  hasta lograr consumar una idea o sueño en una realidad, y se puede ser  emprendedor no solo haciendo empresa sino también trabajando dentro de esta.  En todo caso, un emprendedor irradia energía y contagia su ilusión de cada día para  lograr metas y generar compromiso con quienes lo rodean desempeñándose como  líder en su grupo. Pues bien podemos concluir diciendo que es emprendedor el niño  que pende limonadas en una esquina.    Características psicológicas de la persona emprendedora    • Necesidad de Logro.‐ Característica relacionada con aquellas personas que  son responsables de la resolución de problemas, marcar objetivos y  alcanzarlos por su propio esfuerzo. Estas personas también tienen la  necesidad de saber cuán bien están haciendo las tareas (retroalimentación),  alto rango de pensamiento y no trabajan sólo por dinero.  • Propensión a Tomar Riesgos.‐ Característica relacionada con aquellas  personas que toman decisiones bajo situaciones de incertidumbre,  McClelland (1961).  • Tolerancia a la ambigüedad.‐ Característica relacionada con aquellas  personas que encuentran las situaciones ambiguas como retadoras y las  administran con la intención de tener un resultado favorable transformando  la situación desconocida y manejando la incertidumbre, Mitton (1989).  • Confianza en sí mismo.‐ Característica relacionada con aquellas personas que  creen que son capaces de alcanzar los objetivos que se plantean.       


ESTRATEGIAS PARA INICIAR UN NEGOCIO         El primer paso para iniciar una empresa es hacer una lista de las actividades  que realizamos y que más nos apasionan, esto nos servirá para definir nuestras  habilidades;  pues  son  aquellas  actividades  que  aún  cuando  no  recibiéramos  retribución  alguna  las  haríamos  una  y  otra  vez.         De las actividades elegidas, consideraremos aquella en la cual poseemos más  experiencia, aquella que vaya de acuerdo a nuestros valores y a nuestro estilo de  vida.         El segundo paso sería determinar cuanto tiempo le vamos a invertir, así como  cuanto recurso requeriremos para iniciar; pues esto nos servirá para considerar  si  contamos  con  recurso  propio  o  cuanto  requerimos  para  financiar  nuestro  proyecto.         El tercer paso sería analizar la situación externa que rodea a nuestra empresa  o  proyecto;  tomaremos  en  cuenta  qué  tipo  de  clientes  compraran  nuestro  producto  o  servicio,  qué  necesidad  estaremos  cubriendo  y  la  frecuencia  en  que  podríamos  venderlos.         Cuarto paso, siguiendo con el análisis externo ahora nos corresponde observar  a nuestra competencia para identificar que necesidad no se está cubriendo o se  cubre  parcialmente  y  así  lograr  determinar  nuestra  estrategia  para  diferenciarnos.  Puntos  a  tomar  en  cuenta:  servicio,  producto  y  precio.         Como  quinto  paso,  necesitamos  determinar  que  maquinaria,  mobiliario,  herramientas necesitamos así como los gastos necesarios de operación (materia  prima,  sueldos,  renta…);  esto  nos  llevará  a  considerar  cuál  será  nuestra  capacidad  productiva  y  a  fijar  los  costos  para  obtener  el  precio  de  nuestro  producto.  o  servicio.         Esperando  que  está  guía  sea  de  mucha  utilidad  en  el  momento  en  el  que  decidamos emprender nuestra empresa o proyecto, nada más nos queda agregar  que  visualizarnos  como  una  empresa  formal  nos  permitirá  asegurar  el  buen  inicio: constitución legal, imagen corporativa; dándonos presencia en el mercado  y ante instituciones para financiamiento y apoyo en capacitación.     


administracion