Page 1

Fotografía Christian_Radich_171

Antología poética AL ABORDAJE DE LAS LETRAS SEGUNDO ANIVERSARIO

2010 Autor: Patricia Araya


MIEMBROS AL ABORDAJE DE LAS LETRAS ASTILLERO Taller literario, prosa, narrativa, poesía


PRIMER LOGO EN AL ABORDAJE DE LAS LETRAS POR MODESTO HERRERA

Esta antología es un homenaje AL BORDAJE DE LAS LETRAS, en su segundo ANIVERSARIO de vida. Hay una recopilación de poesía, amistad y confraternidad que se ha creado entre sus miembros, más que una Antología quise hacer un homenaje a los miembros, quienes han dado lo mejor de si para que este barco navegue a buen puerto. Este es nuestro navío, donde nuestras letras llegan a este mar, como caracolas de nácar, casitas por doquier, en esta playa soleada de verbo, adjetivos y cuentos; construimos muelles, donde lleguen nuestras aves y nuestros sueños. Aquí reposan bitácoras del alma, símbolos delas fantasias, se planean escapes del espíritu, nos transformamos en entes flotantes, nuestras letras velamen, mascarón de proa, timón, rosa de los vientos y constelaciones de estrellas; usamos nuestro soplo de la imaginación para impulsar nuestro barco para que nuestras letras nos lleven a continentes nunca antes imaginados. Agradezco a Modesto Herrera fundador de este puente abordaje, donde muchos llegamos aquí, como piratas y corsarios para enriquecernos con el idioma oro, nos dejaron los españoles. También quiero mencionar a Waldo López, quien capitanea el barco y lo mantiene en aguas tranquilas, gobernando, y navegando sus propios sueños. PATRICIA ARAYA


Un Taller Literario es un espacio y un tiempo para leer y escribir. Es un lugar de trabajo casi mágico, donde las palabras recuperan su esencia a través de la imaginación creativa. En un taller, todos aprenden, todos escuchan, todos hablan, todos leen, todos escriben. Todos intentan, y esto es tal vez lo más importante, expresarse y comunicar. Si logramos al menos estos dos últimos objetivos, habremos otorgado al TALLER LITERARIO su propio, su verdadero significado.


Dialéctica y Odisea Waldo López & Modesto Herrera DUETO:

I Waldo López Como si fuera el siguiente acertijo para destejer la memoria. Bogamos rumbo a oriente, al principio del silencio y su vástago: el verbo. Alzamos la quilla y dejamos que la rosa de los mares soplara hacia lo desconocido, sustancia, luz. Venimos de otro lugar no tan apacible bajo el embrujo de una hidra de doce cabezas. El viento nos dijo, aconsejándonos a lo bajito, que los remansos de las ensenadas, después del acoso de tornados, huracanes, nos develan sorpresas más inigualables que los remilgos de algún puerto fantasma acicalado en lo más blando de la piel. Bogamos en busca de lo perdido antes del paraíso.


Donde un extraño conjuro sopla quedo sobre las cenizas de otro siglo. Nos hicimos a la Mar y nos hicimos la Mar; fuimos algo más que uno colocando pinguitas, pedacitos de sueños, trocitos de tierra morena (acariciada de lluvia) en la proa del optimismo, para construir otra travesía hilvanada de pequeños viajes. Es donde el sol naciente nos aguarda; donde los pájaros agoreros dibujan en el viento nuestra ruta, codificada en trinos. Prestos, en el embalaje de lo fortuito, sin más herramientas que las manos, volvemos a cruzar paralelos y coordenadas. En busca del barro para construir otra Ítaca y su verbena de colores. Otra Ítaca entre arroyos y arrullos de música lunar, prendida al cielo de alfileres. Es tiempo de remar a nuestro horizonte. Interpretando el veredicto del viento al arriar velas. Son los arpegios de espuma, la quilla y los remos, el horizonte, puntos suspensivos de nuestra Odisea: escalas pentatónicas de la fugacidad. II Modesto Herrera En esos puntos que como estrellas dibujan la ruta y nos sirven de brújula para encontrar el camino, retomamos la estela de plata que traza el destino en un surco de acuáticas imágenes. Ellas iluminan la oscuridad con su múltiple colorido en la palabra, razón de ser de nuestro viaje Dialéctica y Odisea, aventura repetida con los cíclopes y nadie, el amigo fiel en los ojos de Argos, La fantástica historia recorrida en todos esos puntos suspensivos en que las permutaciones infinitas de las letras, la vestidura de la noche, el mismo río de Heráclito, la dulce flor y el colibrí detenidos en otro tiempo de jardines diferentes, de piedras y Híkuri, una espalda de mujer convertida en alcatraz, sirenas y hechiceras, nahuales y rituales, para volver al primer punto, la esencia misma de los que somos esencia, que nos determina, nos distingue, para otra


vez ser uno más, otro punto en este vasto universo de soledades y electrones, de energías y silencios. Primer punto, el puerto de nuestro destino, Ítaca, la poesía, espejo en que los brujos se reflejan y es reflejado de igual forma el misterio, los secretos de un universo lógico y coherente pero que en su esencia verdadera es mágico. Y los fantasmas, los sueños, la música hecha número o tropo imaginario o sinfonía de silencios, son atisbos en cascada ondulatoria cuando atrás de la partícula mas pequeña del cosmos, solo la nada representada en una nota musical es quien la forma.

Doña La O Waldo López Tijuana - San Diego, California - Baja California, United States Performero, poeta del silencio y promotor cultural. He publicado en revistas y periódicos de la región. Tengo publicados: Desde el día Común (1987), Canto Negro (1992), El Canto del Jaguar (1995). He sido antologado en "...y todos tiramos piedras", recopilación de la literatura de Tecate (1999), Piedra Serpiente, antología de la literatura Baja Californiana (1999).Fui incluido en una antología de literatura erótica en Mérida, Venezuela (2007) Participé en una recopilación con los Taco Shop Poets , en USA (2004) Oaxaca y su cebadera de enigmáticos sortilegios, avenidas angostas, diminutas epopeyas en su andar; bajo la mirada punzante de algún fantasma ensimismado en su cotidianidad. Acechan los vientos.


Las luces de bengala caen como algarabía de solecitos sobre tu noche ciudad. Mujer enigmática mirada punzante Envuelta en tu huipil de seda presta para el amorío o para la expiación. María Tierra Mujer patrona, Ix chel Mano que extirpa raíz y lo vuelve corazón de barro amortajado con maíz. María del conjuro Para tejer en el cielo los motivos del amar. Pacha Ma Ma en cualquiera de sus venas, en cualquier cartografía de papel. María sin María. Casi nada y casi todo. De rituales desconocidos y rubores por incapacidad. Eres María Oaxaca y Juan. Presta ante el reto de tus montañas; rejuvenecida en tu danza ancestral, antes que el lenguaje vivificara tu barro, tu pedernal. Cantora de vuelos, rutas desconocidas; zoología fantástica, trazos de Juchitán. Oaxaca, jeroglífico que noche a noche interpretan las estrellas, pestañeando de azahares. De cosas siempre dichas


siempre acabadas de nacer Cielo austral De boreales retablos; Leyendas que hablan desde la piedra de otros tiempos, espumas, mitos tatuados en la piel. Oaxaca con tu alud de minutos a la deriva, simulas coincidencias para desdibujar lo mágico del asunto haciéndolo ver causalidad nuevamente de Abril. Cómplice de dulces artimañas, disfrazada de cosas nuevas logras el milagro. Conjugas en Mitla los tiempos en la roca. Oaxaca de nueva cuenta el lugar ideal. Para destrabar la rueda del tiempo para aglutinar acertijos, tragos de mezcal. Sobre todas las cosas dibujándose el porvenir. Las bancas del parque en el zócalo otean a conformidad. Los moles, tus chapulines, tus clayudas y tus abalorios, montañas y nubes conspirando por consejo del señor Sol. Oaxaca testigo donde el tiempo descansa, partera de sombra y claridad. Tus arterias, antigua ciudad, blasfeman silencios para ocultar el propósito original de tus hijos Trikis y Mazatecos. Tus amoríos, noches en vela, represión y funeral. Ventilas desde tus


catedrales la media noche, exacto cuando la luna pincela abstractos amoríos en las copas de los tules. Y allá arriba las nubes vistiéndola y desvistiéndola en un nocturno trajinar. Al compás de los enigmas y las palabras más bellas, bailas una Sandunga en medio de la noche. Oaxaca la de estridencias en semana santa. Sahumerios y matracas; de arrepentimientos y días de guardar. Huésped y ardid nacida del calendario solar. Parturienta de encantos y siempre verdes y azules para volver. Lugar exacto en el pergamino. Papel ámate donde habita las palabra ancestral, a pesar de la sangre y el silencio que se te impone desde las cúpulas de poder. Oaxaca, cual nodriza de la noche amamantas con tu leche de cielo. a los elegidos y, posiblemente, a alguien más. Curadora de huesos y heridas de tus tantos hijos, desparramados a ambos lados del camino. Oaxaca la de bermellones alboradas y nácar de plata en tu sangre. Pigmentas tu alma con Chinchilla para siempre soñar en el umbral del estar en el no estar. Señora de salmos y conjuros, historias de dolor, clausuras, destierros. Vestigio en la ruta de tus volcanes, mapa celeste que alumbra la cartografía terrenal.


Oaxaca: Señora Virgen. Sitio de tristuras y encantamientos. De rojo cobalto para embarrarlo en el pecho de la noche. Dibujando lento el misterio de los cielos a saber… Oaxaca… Doña la O.

CaleidoScorpio 5 Waldo López Tijuana - San Diego, California - Baja California, United States

CaleidoScorpio 5 Modesto gusta de los ardides. Se le afina el diente cuando la luna llama esa parte de él que es coyote o marejada; según consejo de la cábala o el sobresalto. Modesto es un ser camaleónico. Su alma ha sido adoquinada por las vicisitudes de algunos encuentros y despedidas. Es mitad hechicero y mitad abuelo invitando al convite. Nos deleita con la historia de un barquito de papel en la tormenta. Modesto lanza la moneda al aire para decidir si su siguiente texto lo


empieza con una aguda o una esdrújula, dando picotazos a su café de Veracruz o Chiapas. Modesto los viernes conecta su guitarra eléctrica. Fija su mirada en un punto que no existe y empieza su concierto. Conforme va creando una enredadera de instantes cromáticos le empieza a brotar el pelo blanco y la barba. Al ritmo del relumbrón se remonta al Mississippi. "Crossroads" dice Modesto y continua absorto. Cierra los ojos le envía un e-mail a Dios y le sigue creciendo el pelo y la barba, color plata, color nácar. Hasta que en el éxtasis de la iluminación queda convertido en el cuarto hombre del Z Z Top. Modesto baila la danza del venado cuando descubre en sus neuronas la melodía de un ser ancestral. Canta y se deja llevar por el ommmmmmm budista y por las noches invoca a Gardel. "Crossroads" dice Modesto y se mete al Abordaje para leer lo nuevo del taller. El sabe que el Coyote canta de gusto cuando ve la Lejana Luna salir El es así dice Iván en tanto Modesto se acomoda los lentes, saca del baúl un teodolito y pone a hervir agua para las yerbas del suspenso. Lee el texto de algún amigo (esos que se embriagan con la bruma y salen a pescar palabras) Modesto tiene una alforjas que traen los pasos perdidos y el quijote a saber. Ahí dentro Hengels le guiñe el ojo a Kant, en tanto los Beatles empiezan a tararear una canción desconocida. Modesto brinca la rayuela que dibujo Cortázar. Arma, pero muchas veces también desarma, avioncitos, atardeceres y un que otro querer. Algunas noches sale a caminar a un callejón oscuro, donde la luna y la Piav lloran de estrellas fugaces y de gatos el rondín.


Sé que uno de sus secretos es una bola de cristal. La utiliza para poder susurrar de noche a Nando a San Diego, al Cuervo a Ignacio a Zutano y también a Merengano ideas, tips para el algún poema. Al día siguiente, quién sino él, para aventar confeti y palabras de aliento en la vendimia de los versos. Ahí mero recoge el diezmo que la vida le ofrece. En tanto llega la noche como mariposa posándose sobre el ocaso. "Crossroads" dice Modesto y se desvanece.

Mi otro yo

s

Modesto Herrera Boca del Río, Veracruz - México

(Donde el mar se empacha de agua dulce) La mayor parte de mis poemas los he escrito en la noche, en que los ruidos nocturnos se cuelan por todas las aberturas de mi cuarto. En ese momento, paradójicamente extrañaba el sol y lo dejo entrever en mis versos. Es recurrente en mi poesía el reclamo del sol y de los pájaros, la constante permanencia de la noche y la búsqueda de lo que alguna vez estuvo. Y por otro lado la lucidez de la vigilia me provocaba la fluidez de la palabra como un torrente de luz. Esa es la razón del título.


En cada uno de los poemas, emerge el sol como referencia nocturna. Texto en Presentación de su libro “LA CIUDAD DE LOS SOLES NOCTURNOS’ MI OTRO YO Esta desazón que inquieta el alma y las mitades de seres que en etapas nos definen, la mitad de ser sin mí, sin ser de nadie, la mitad de esa parte que somos nosotros...

He querido alejarme de la ventana, la entrada a un sinfín de realidades, la trampa del intento es una percepción falsa; escapo del presente para vivir sin tiempos para entender que el verbo es una regla de signos incoherentes mas allá de la gramática, el arquetipo del símbolo, el sastre del espacio tiempo, una imagen sin metáfora, la estática en el otro lado del espejo, la línea paralela alrededor del círculo el otro yo al acecho. El universo es un pañuelo de huecos infinitos, un tobogán donde el silencio fluye y yo soy un punto sin parámetros en el desliz del verbo, el acento imperceptible del sonido un número muerto en la ecuación del tiempo. Me asomo a la ventana y una sensación de música sin notas me domina


dentro de una placenta mágica e insondable. Estoy solo y el verbo me convoca: la percepción de dios, el amor, la nada y todo, se dibuja con palabras en esta soledad sin nadie; estoy dentro del verbo, en este capullo nazco y muero.

El instante ... mientras el tiempo cierra su abanico y no hay nada detrás de sus imágenes el instante se abisma y sobrenada rodeado de muerte, amenazado por la noche y su lúgubre bostezo,... Piedra de Sol Octavio Paz

Lo que es un instante, un simple transcurrir del tiempo en una forma imperceptible, lo que es una duración menor a un segundo,


puede ser el intervalo mas grande de la vida, el sobresalto del ser al percatarse que por esa rendija de momentos que se asoman a una ventana abierta a otros mundos, atisban los misterios de aquello que nunca se conoce y en ese lapso de tiempo que se va desenrollando como un gran rollo de papel en blanco trasparente, se relacionan las historias que le dan eco a las vidas y las cosas que se observan, las sensaciones fĂ­sicas, los deseos dominando el quehacer sin forma de los hombres; abstracciones que desvĂ­an el significado de lo incierto, vislumbrado en ese instante como un resplandor que ciega las ideas.

Y entonces comienza la labor del artesano, el oficio sin par del escribiente en ese intenso proceso de apretar las energĂ­as, macerar intensamente al verbo con el martillo de los sĂ­mbolos


y alargar la membrana de signos imprecisos hacia un cortejo bruñido de espejos infinitos que retienen el instante, ese punto cronométrico donde la profundidad del negro atrapa el colorido resplandor de los misterios.

En un mirar de luces y de sombras, las palabras son gestadas por un sinfín de asombros incoherentes, balbuceos que inventan la metáfora en el buche del pájaro invisible.

En una sinfonía de gritos mudos, esperas musicales de silencio, el espejo se transforma en graznidos encendidos y vomita la palabra diferente mas allá de relatos congelados


o presentes enterrados, mas allá de cualquier rescate del futuro con las hojas registradas de un manuscrito milenario.

El instante es una razón de ser de todo aquello que nunca comprendemos y por lo mismo bautizamos los eventos que transcurren dentro de los ojos, con el miedo, la inconsciencia, o la ignorancia, cuando en momentos de oraciones mágicas, el silencio se acurruca en la palma de la mano. Las formas que delinean el espíritu se apoderan de su esencia con símbolos concretos y fugaces para romper el equilibrio de la vida suspendida en el largo segundo anticipado por la muerte.


ESPERANZA HOPE DEL ANTES II

Jacobo Azzolini Fenner Naucalpan de Juárez, Edo. México

“Escribo porque así trato de descifrar mi vida y la realidad que me rodea. Escribo para exorcizar mis demonios. Escribo porque no quiero olvidar quien era, y quien soy”. Recuerdo cuando escribía con honestidad que ni siquiera yo mismo me entendía y eso era lo interesante del asunto ¿qué chingaos escribía? simplemente llenaba la jarra de mi ego con agua mezclada en palabras y humo; antes era creativo, aprendía todo el tiempo encontraba mi brecha escondida en el laberinto del lenguaje; antes escribía con libertad:


esperanza hope del antes le llegó la hora a tus ayeres y deseos de afrontar tus ilusiones; comida para luciérnagas, pastos secos que sirven para calentar la hoguera de la hora siempre esperada siempre amada, siempre reveladora, la que mueve los hilos y la consciencia mientras habla de un largo viaje a través de montes verdes escarpados y llenos de bifurcaciones oculta tras las ideas de los mares y ríos que irrigan el alma; esgrima del pensamiento antipoético murallas internas de trascendencia suspiro de rosas cristalizadas en rojo, reverdecer de un amanecer, inmortalidad de un mosco hambriento en busca de la poesía en medio del sonido del zumbido de sus alas que me lleva y que me aleja dejando cigarros mojados por el camino de tus labios, de tus manos escapar de este mundo por dónde giran tus ayeres cumplir lo inevitable, recoger en la entelequia los hongos que no comí, y recordar las nubes llenas de pastizales, de las cuales, en ocasiones se asoma y se deja ver como un luminoso anuncio un cementerio que dice: entrada libre principio luz del tiempo oscuridad de la vida misma;


bajo el efecto del otro yo del otro tu, del pinche nosotros, ¡esto no es un poema carajo! es un acto de fe, de necedad así de fácil, como el parpadear de un búho, en medio de la noche nublada de ansias, deseo, pasión, miedo, de carne propia, de mirar hacia atrás con una honda respiración a fuerza de llegar a la orilla del precipicio para ver que se siente: y correr, correr con todas tus fuerzas, en sentido contrario, hacia el silencio que aúlla sin medida espinas del tortuoso camino de la poesía; siendo todo perfectible en un segundo de satisfacción cuando nos damos cuenta que solo es momentánea e imperfecta ¡ese aroma sensible de la vida! ¡Si! ¡Era de la vida de lo que se trataba este escrito la vida, tan eufórica, tan melancólica, tan indiferente y a veces tan repetitiva! como la distancia que separa mi isla de tu isla, como montañas que unen las planicies de los sueños y verbos; energía cósmica que los brujos mezclan a la perfección con la danza que expresa el corazón en algo nuevo e incomprendido; estamos donde nos tocó estar, donde el mar confluye con el delta de la profundidad


y el azul de vez en cuando: esto es la esperanza hope del antes en el espíritu de su libertad, en busca de su esencia; y los dados cargados del sabor de la vida, que rebotan sobre la mesa y hacen reverdecer a los bosques después de un largo invierno dónde nada tiene fin.

LA LUZ Jacobo Azzolini Fenner Naucalpan de Juárez, Edo. México.

Enlazo los días en una sucesión de pistas que me guían ciegamente hacia las respuestas que se develan a medias entre la oscuridad y la luz. Miro hacia dentro


a través de un espejo que refleja una búsqueda, que parpadea por las luces de mi sin sentido. Encuentro la libertad en el acto de poblar con frases mi mundo intangible, aquel que representa: el ritmo de mi sangre y el olor de alma; consumida por la media luz que brota de estas paredes de papel, en letras que he buscado desde siempre, en el pozo de tinta multicolor que se desvanece detrás de la cortina de humo que sale por mi boca. Desafío oscuridades pintadas de blanco, que vencen con la luz el anochecer interior, que alguna vez fue tormenta y que ahora es resplandor. Escucho de entre las ranuras del sigilo, una esperanza por donde se asoma


la muerte infinita del lenguaje, y en dónde emana en su potencia, el sentido final de la vida: crear descubriendo la luz.

Ponciano Palacios Cold Place, Br -

Antártida

“Voy por ahí, sonriendo a la vida y riéndome de mí, intentando amar, Jugando escondidillas, haciendo chapuzas al destino y escribiendo un diario, sobre aviones del papel”


Descubrimiento Volvió la mirada atrás y al ver la nada, entendió la libertad; escudriñó lo que había al frente y apreció el significado del tiempo. Vio a los lados, observó sus brazos y manos y percibió la vida; volteó hacia arriba, entendió el universo y supo que no estaba solo; bajó la vista y distinguió sus pies; entonces comprendió el destino. Al mirar después hacia adentro, empezó de pronto a existir.

Travesía Ponciano Palacios

Tripulantes del barco de papel en travesía en hombros de este mar de tinta y letras, vela henchida por un viento suave, la proa enfilada fijamente al horizonte navegando hacia el destino incierto del futuro,


tras la inquietante emoción en la odisea de llegar con la voz a donde nadie ha osado. Hombres y mujeres hermanados, embajadores de buena voluntad, búsqueda vital de entendimiento, de arcanas verdades y razones por ignotos y lejanos territorios, perdidos continentes y planetas, en pos del quinto sol de aquel mañana que siempre está a una legua de distancia detrás de la segunda estrella a la derecha. Dos largos ciclos que instante han sido en el tiempo sin confín del universo en lúdica trayectoria heliocéntrica alrededor del espíritu y la esencia, epopeyas por océanos interiores en la grata compañía de los amigos Navegantes que escriben su historia, cánticos que guardarán las caracolas hilvanando recuerdos y memorias sobre olas de un mar en movimiento de tonalidades y cambiantes brillos, con palabras que rompen los silencios de las rocas del amanecer de un año más en la apacible caleta de este espacio.


Navegante Ponciano Palacios Quiero ser tocado otra vez por la curiosidad de un dedo travieso que recorra mi espalda palmo a palmo, por la magia y alquimia de unas manos que dibujen tatuajes en mis brazos, al calor de un diálogo intenso con las mías; Deseo sentir y ser sentido nuevamente por la inmensidad de un cuerpo tibio y amable en la plenitud de un atardecer interpretado a dúo; por un corazón sencillo como el tuyo que halle en mi pecho un rinconcito donde escuchar cuando anochezca la música, el silencio y las estrellas. Quiero navegar sobre tus aguas calmas, dejar mi estela y conquistarlas y que mi quilla navegante halle abrigo y puerto en tu caleta.


Geografía de la noche Ponciano Palacios Esta noche no hay palabras, solamente peregrinas letras recorriendo geografías; tampoco música en el aire, tan sólo notas engarzadas en busca de armonías, la velada no sabe de caricias sino del suave roce de tus sueños en romance distante con los míos. Una larga travesía por el tiempo, un placentero viaje sin distancia en los universos interiores de las almas. La noche es peligrosa en nuestras manos, fuerte tentación y desafío,


Mi dilema Alfonso Gómez Rico Zapopan, Jalisco, MX México

Para el segundo aniversario de Abordaje: Mi dilema

Antes de que el barco zarpe con sus banderas ondeando por la fiesta que celebran, dejadme subir a bordo en este su Segundo Aniversario que están todos celebrando con verdadera pasión, llenándose de orgullo por todos los puertos que han tocado, que ha visto su popa y los ojos inquietos, avizores de su muchacho grumete Ardo en deseos de conocer los mares por donde ha surcado su navío Admirar ese campo azul del cielo que en la noche se transforma en sabana de seda negra, llenándose de lunas plateadas y estrellas de fuego Quiero escuchar el canto de las sirenas, el parlar de los delfines, bañarme en las aguas llenas de crestas saladas lamiéndome con su espuma, acariciando mi cuerpo como cualquier Dios del Olimpo


Capitán, no me abandone, lléveme de polizonte a admirar los nuevos horizontes que va a descubrir llenos de arcoíris Arenas blancas, flores perfumadas, palmeras ondulantes bailando al ritmo del viento, regando sus frutos, unos llenos de agua, otros carnosos por dentro, pletóricos de almíbar cayendo sobre alfombra de azúcar Présteme su catalejo, anhelo ver los volcanes desde cubierta mirarlos como echan fuego, naciendo ríos de lava, hacedores de cuevas en donde haré mi morada para llenarla del verde de las algas Adornarlas con corales, perlas, para entregárselas a mi amada que me espera a que vuelva a su vera para siempre y ya permanezca en tierra; más soy muy inquieto, soy aventurero Por mis venas corre sangre de marino No puedo quedar en valles, soy hombre al que le gustan las profundidades Sondear en rocas y arrecifes, admirar los inmensos animales llamados tiburones, conocer sus misterios que muchos dicen que tienen Los pulpos, las manta rayas y cardúmenes como monedas cayendo Desde la quilla embelesarme con esos atardeceres que semejan antorchas encendidas con destellos artificiales como si fueran de feria, que recuerdan a mi pueblo ribereño en donde vive Morena Capitán, déjeme abordar, mostrarle que puedo trabajar en las labores del mar No quiero ni camarote, ni siquiera una humilde hamaca, no me importa dormir sobre el piso de cubierta soñando que tengo que retornar con


mi niña, porque voy hacer papá La Chula que me espera en la choza de la playa bañada por tan hermosas corrientes, sazonadas por los celos de mi amada que no quiere que sea marinero y ahora menos por esa grandiosa espera, tiene mucho miedo Me quiere tener anclado a sus divinas caderas y pechos Pero aunque mucho la adoro, no quiero dejar la mar de la cual nací siendo parte de él como Tritón y Neptuno Capitán, ruego escuche mis ruegos, ¡déjeme subir al barco a celebrar con ustedes, que ya después veré que hago, si me largo con La Chula o me quedo navegando. Ese es mi dilema.

Mensajes en la arena Karyn Huberman Rodríguez Santiago –chile Nació en Santiago de Chile. Escritora, pintora y fotógrafa autodidacta. Su familia entre publicistas, artistas, escritores, arquitectos y actrices marcarían su tendencia hacia el arte y la literatura y la llevarían a terminar su carrera universitaria de Bibliotecología y Documentación. Actualmente vive en Barcelona - España, administra la red "Órbita Literaria" dedicada al Arte y la Literatura y también el blog "Libros en Órbita". Ha participado en la Antología de poemas y pinturas: "Órbita poética" y en la de próxima edición "Pinceladas de relatos" : Antología de Relatos y prosa poética.


Mensajes en la arena Soy un bit, unos ceros y unos, sí y no repitiéndose en forma interminable como las constantes olas del mar. Pequeño clic, sólo un segundo y cual explosión llegan mis letras, aquí y allá, como mariposas buscando el néctar en la pantalla. Subo al barco de las letras, navego dejando en cada puerto, emociones, impresiones y sueños. En cada playa escribo en la arena ansiando que alguien lea mi mensaje antes que la devastadora espuma borre mis pensamientos. Subo al barco de las letras…


Los hombres son de Marte, las mujeres, de marta Ignacio González México, D.F. México

“Soy tan solo alguien interesado en los ejercicios lingüísticos y los experimentos con la palabra escrita” Él grita siempre que oye el grito de ella. El grupo va sobre la grupa. El cuadro es sobre la cuadra. La recta llega al recto. Arreglar su cara le salió caro. Siento que siente cómo se sienta. Uno une una uña. El libro pesa más de una libra. El cuento versa sobre la cuenta infinita. Nomás llamo al dueño de la llama. Tom: toma este tomo. El foco apagado junto a la foca. Con un peso, mueve la pesa aunque pese. Ora para conseguir oro. La llanta produce llanto. Checo el cheque de la República Checa. El plato es de plata. El área maya en mayo la visitaré.


Deja el dejo. Quítate el velo y apaga la vela. Con tino a la tina. En un tris, tres tras ella. Das dos donas. Con monedas de cobre cobro la cobra. Con la marea me mareo. Diezma el diezmo La casa es todo un caso. Lamento lo de la menta.

Soneto con personaje peculiar Ignacio González El Nadie resultó ser personaje, lo pueden apreciar por todas partes y aunque a todo le imprime ciertas artes no le brinda la gente un homenaje. Adquiriendo presencia con coraje no puedes tú decir que lo descartes pues a veces de miércoles a martes casi a todos nos viene bien el traje. Del terco recorrido de mi vida, cuando al fin decidí movilizarme, me detengo un momento y yo les digo que a Nadie ni venero ni maldigo y que Nadie me dio la bienvenida porque ya Nadie viene a visitarme.


Monumento al Sereno Adriana Salas Hernández México, Distrito Federal México Nací en el Distrito Federal, el 8 de Septiembre de 1957. Estudié la licenciatura en Literatura Dramática y Teatro en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, de la que soy pasante. De 1981 a 1995 fui actriz en diferentes medios como radio, doblaje, televisión y cine, en 1992 asumí la ventriloquía como segunda profesión. En el año 2006 concluí la escritura de mi primer libro, una novela autobiográfica llamada TABERNÍCOLAS, HUEVOSAURIOS, PEDODÁCTILOS Y MAMUTS SIN LANA. En la actualidad pertenezco al Colectivo Poético Cardo, en donde he publicado algunos textos, además de tomar los talleres coordinados por los siguientes maestros: Raquel Olvera, Premalata, Matesanz, José Antonio Matesanz y Pedro Pablo Martínez. Participo además en el Taller Literario Milenio. A partir de junio del presente año, 2010, he iniciado mi participación en un nuevo taller, dirigido por el maestro Oscar Garduño Nájera.

Monumento al Sereno El 3 de noviembre de 1792 se inicia oficialmente la Seguridad Pública en la capital de la Nueva España. En ese tiempo no existía la glorieta Insurgentes, que se ha convertido en ocho metros de espiral hacia abajo.


Armado con una espada, el abuelo del tolete, y el silbato colgado al cuello, el vigilante de piedra, parado en su pedestal color ocre, inspira más respeto que los oficiales de hoy, con mucha pistola, celulares, chalecos antibalas y carros impensables en el siglo XVIII. El sereno es, hoy por hoy, la única figura policiaca susceptible de ser homenajeada con una estatua, y lo es porque ya no existe. Si el sereno de la esquina/ me quisiera hacer favor/ de apagar su linternita/ mientras le canto a mi amor/, es algo que solamente se puede esperar en Las Mañanitas, y un policía que es mudo/ a la cárcel se llevó/ a dos jóvenes inquietos/ que en el parque se encontró/, nada más está en el repertorio de la Sonora Santanera. Quizá los policletos* hayan estado cerca de ser tan entrañables en los corazones de la ciudadanía, pero un policía nada más puede ser gracioso, aceptable, en las notas de una canción. Cuicos, gendarmes, azules, tamarindos, judiciales, afis, rurales, tiras, pitufos y granaderos, son algunos de los lindos ejemplares de la fauna que se ha encargado de la preservación y el buen funcionamiento de la cachondería popular. Hoy, a los charros negros tendremos que agregar el temible charro azul, que patrulla la Alameda Central a lomos de un caballo cagón que probablemente es más razonable que la mula que va montada. Sería cuestión de dejarlo hablar. Hace poco más de un año, circuló en los noticieros la crónica de una redada en Tepito, en la que fueron detenidos vendedores ambulantes a diestra y siniestra, lo cual provocó que los habitantes del barrio bravo se pusieran con Sansón a las patadas. De cualquier modo hubo detenidos a granel. A la mañana siguiente de aquel zipizape, bajé de un microbús en la calle República del Perú y me acerqué a un puesto de garnachas. Cuando llegó mi turno, había tenido tiempo de contemplar a la mujer que echaba tortillas en el comal: tenía la cara llena de raspones, el cabello todavía ensangrentado y preparaba la masa con tanta dificultad que parecía robot. Un policía parado junto al anafre, con marcado sentimiento de culpa, prometía pagar el doble de lo que valía cada tlacoyo: ella le estaba dando servicio al noble bruto que el día anterior la golpeó, la arrastró de los cabellos por espacio de una cuadra y le quitó lo que había ganado. No me puedo imaginar a un sereno ejecutando estas mismas tareas.


*Policías que patrullan las calles a bordo de una bicicleta. Generalmente son dos elementos haciéndose compañía. Un abrazo.

Como un cuento de hadas Alfonso Gómez Rico Zapopan, Jalisco, MX México

Como un cuento de hadas Vaya, vaya mi pensamiento volando como gaviota en pos de vos Vuelen, vuelen mis ansias paralizadas por el temor de irme de picada hacia los abismos oscuros y yertos de la desesperanza Más la luz que iluminan tus ojos me animan a seguir tu sendero saltando piedras, cercas, cañadas, para esconderme entre tus brazos y ahí calmar mis lágrimas y temores Busco desesperado como encontrar tu sendero para llegar a tu casa Me rodean árboles gigantescos y fieras me acechan, más las ganas que


tengo de encontrarte me hacen alejar el miedo y continuar adelante con la búsqueda incesante de apagar mi sed en tus húmedos labios para beber tus secretos escondidos, aquellos que guardas junto al alma Una vez llegando a la meta asomarme a tu puerta viendo si está abierta Caminaré descalzo llegando a tu lecho para no despertarte y ahí sin que lo sientas, con tu cuerpo entero cobijarme, pensando que lo que te hace vibrar es un sueño de éste que te quiere y que crees muy lejos Cuando despiertes nada notarás, estirarás los brazos bostezando como es tu costumbre, solo sintiendo que tu pecho arde como leño encendido, al igual que tus entrañas. Voltearás la mirada hacia la almohada vecina notando aturdida un leve hundimiento sin saber que decirte. Tomarás mi retrato que está junto al buró, viendo desde la ventana como lo besas; sabré lo mucho que aún me amas En esa mañana en que los pájaros cantan y todo te luce radiante, dejarás el lecho gritando a los vientos mi nombre y a la vez pronunciando el perdón de lo infiel que te fui Sabrás comprender la debilidad humana y que amar es saber perdonar Y yo desde mi rincón saldré a tu encuentro como en un cuento de hadas.

Jpellicer Cartagena – España

Juan Antonio Pellicer nace en Cartagena (España) en 1957. Como él dice, "... lleva 50 años viendo cosas y ahora, seguramente, necesitaría otros 50 para contarlas...".


Consciente que no tendrá tiempo para poder hacerlo, decidió hablar a través de sus fotografías y sus poesías. De formación autodidacta, le gusta firmar como JPELLICER. La mayoría de sus fotografías llevan la voz de su poesía, sus sensaciones o sentimientos, o al revés, que nunca se sabe. Alma inquieta, rebelde, inconformista al que le gusta escuchar y amante de una buena tertulia. Su mente siempre está en acción ávida de nuevos proyectos. Su Sueño: poder triunfar en el mundo de la Fotografía y la Poesía; Su Meta: disfrutar mientras lo consigue; Su Fracaso: no haberlo intentado

Sentí la vida atravesándola con la mirada, dejándome llevar del color que hay en el silencio; tocando con las manos el aroma de la mañana, besando con mis labios la cálida luz de este presente que me embriaga de paz y de emoción; que me devuelve a la vida silenciando los momentos de tristeza, dejando que hable como ayer, la voz del corazón. Sentí la vida que me lleva más allá de los sueños, entre susurros de montañas que nacieron para mirarse, vuelo pegado a una ilusión, amarrado al azul del cielo que para mi se vistió. Siento la muerte porque siento la vida que me llama, como siento el vacío de quién sin amor abandonado quedó, porque de amor, este día radiante, de ilusión se inauguró;


siento la vida porque siento sus instantes, porque dije adiós a los lamentos, porque sueño con la sonrisa sincera y los brazos abiertos, porque amo con la mirada clavada en otro mañana ansiado y pintado de bellos momentos. (Jpellicer)

El nuevo día llama a tu puerta con sonidos de colores, atrás quedó la noche envuelta en negruras de tristeza incomprendidas; caballos desbocados por praderas de melancolía huyendo de los sórdidos gritos que el silencio inventa. Llega el día bostezando y sonriendo a la alegría, limpio y blanco para dejarse pintar; abandonado al placer de volver a nacer, libre como el ave, inmenso como el mar; sin dueño se te brinda como ayo bueno esperando que tus ojos quieran despertar. Olvida el llanto del ayer… déjalo estar; que cada lágrima derramada sabe su lugar y su porqué; que cada palabra perdida tu nombre construyó, que cada beso robado una estrella en la noche dibujó;


olvida el llanto del ayer… déjalo estar, siente este nuevo día que llama y vestido de esperanza, de nuevo se hace camino: se arrastra; se viste de vida para que en ella, la tuya, ligera y sin carga, encuentre la respuesta y la ilusión en el lienzo que es tu vida, dibujado de emoción en el ocaso de tu dichosa lontananza. (Jpellicer)

AL ABORDAJE DE LAS LETRAS Rosemarie Parra Del Uruguay, profesora autodidacta, poliglota, poeta-escritora. Creadora del Día del poeta Virtual

A la mar se ha dicho L ibre son los versos A lejandrinos, si os apetece B ravios navegantes ¡O h! poetas, escritores, artistas.


R ecibid mi homenaje D estacados amigos de las letras. A bordaje necesario en la vida. J untos participamos. E n esta misión nos hemos D edicado con amor E s un compromiso L ibre de opciones A sumimos igual ¡S alve! a todos... L as letras E scritas con la pluma T acita del corazón. R umores marinos A traen a la naturaleza madre S incrónica de éxtasis.


Yang and Yin

Patricia Araya Coquimbo, Chile

Yang and Yin Mi ley silenciosa impera esperando ser cambiada, deambulo dentro mi ego; contemplo inmóvil tu encomienda en ultimátum vibrante sujeto, las olas del mar y el horizonte caudal de torrente idealismo. Percibo el todo energético de los ciclos, quedo en campo vespertino, aunando la visión del eterno retorno. Intentando rescatar lo junto vivido tu riqueza concentrada toda a mi lado la crisis holística integrada al reloj; somos minerales uno dentro del otro transformados en el ritmo universal. Recuerda los ciclos de riqueza y pobreza hoy mi flama desciende al mínimo pero el flujo de calor sigue constante las mareas caen y ascienden


hoy estas pleamar, yo bajamar unidos nada mas por el imperio de las olas. El movimiento nunca es generado por la fuerza sino natural, espontáneo somos firmamento sol firmamento luna pero en integración de un todo. Mi fuerza tiene atracción débil necesito mensajeros fuertes; con providencia divina. Lidio con el tiempo paciente buscando el caleidoscopio de la correspondencia mutua. Hoy recibo con fuerza la resonancia de tu realidad en la mía

PRESAGIO ENCADENADO PATRICIA ARAYA

A todos los poetas, escritores y amigos han dejado mensaje en mi página, en AL ABORDAJE DE LAS LETRAS


Cuando anochezca recibirás sinfonía estelar, cristal en arpegios musicales, punto esencial, donde no habrá momento que pueda compararse, más allá de ubicarlo en lo prohibido, veras en escena, un episodio que transita el día, invisible al tacto a los sentidos y a la visión, pero tu alma aplaudirá con todo, de ella nazca, señal verdadera, porque te pude descifrar, y surge de tus palabras, esa conexión , enlace, sin rumores, solo la tersa arquitectura que nace de las ruinas, sonrientes sus líneas: preludio, se habrá dado un abrazo imperecedero, viviendo en toda su elegancia, la forma de mis palabras en las tuyas, decibeles deliberados, afirman mi translúcida realidad. Habremos construido metáforas áuricas, y nuestra balandra seguirá surcando los mares, mástil y penol atados al verbo, balanceado tu espíritu y el mío, tris por el viento, de momento a momento veremos cosechar nuestros frutos, en la simiente, donde se va compartiendo la ofrenda. Hoy mi voz es sonata que se escribe en tono de tres o cuatro cascadas recurrentes, templo manifiesto, de lo genial de los opuestos. Hoy cuando anochezca, habrán rondado formas furtivas, tendrás una expresión vibrante dibujada en el rostro, serás como un diamante que refleja sus mil caras. Las palabras tendrán poder divino, en un extenso universo, naciendo desde fuente sagrada de fondo aleación mineral finita, pero de limites inconmensurables, será como regresar a la nada y a la vez melancólica del principio y cuando yo despierte nuevamente, recibiré todas sus notas derramadas, en una noche lumínica, llenado el vacio donde habito, habré encontrado mi quásar, algo así como, una inmensidad regazo, llegando desde sus orillas y horizontes, el augur alimenticio. Felicidades a todos

PATRICIA ARAYA


Al otro lado de la bahía María Cristina Carreras Benítez Tijuana B.C. México

"Eres amada cuando puedes mostrarte débil sin provocar la fuerza como respuesta"

La ciudad emerge con su brillantez peculiar ciudad de noche reflejo en la bahía

Edificios que yerguen bajo una nube de estrellas un tumulto de gente que viene y va


Nostálgica melancolía que me hace recordar aquel farol que enciende alumbrando la esquina de una avenida sin transitar Acechando a las almas que vagan difusas en espera impaciente

del encuentro fugaz

Otilia María Cristina Carreras Benítez Tijuana B.C – México Tecate, pueblo-ciudad con amplias calles, ambiente campirano, donde se disfruta de la miel, aceitunas, pan dulce y que decir del cerro del Cuchuma, bañado de nieve en época invernal, todo un espectáculo para sus residentes y extranjeros. En algún rincón de esta ciudad, vive ella. Mujer afable y elegante, que a sus ochenta años, se mantiene fuerte como un roble, camina


erguida, siempre femenina. Después de degustar un rico guisado, con tortillas calientes y un trozo de pan, todo un deleite al paladar, se sienta a platicar conmigo, me cuenta de su vida, de su historia, de sus dos hijos varones, de su madre (qepd) que cuidó a sus hijos cuando niños porque ella tenia que trabajar fuera de la ciudad. La abuela les enseñó a rezar, a ir a la iglesia, a ser monaguillos, a ser hombres de bien, mientras Otilia se ausentaba para luego regresar y acompañarlos en sus graduaciones, a estar con ellos lo más posible. Hay algo que me dijo de uno de sus hijos: "El es muy inteligente". Sentí que me lo dijo, casi quedito y al oído, o simplemente fue una simulación mía. "De niño, cuando estaba en el kínder ganó un concurso de poesía" y sin decir mas, añade: En el cielo, tengo a Dios y en la tierra, a mi mama Observé a Otilia y pude constatar que es una mujer de hierro y también de cristal.

ME ENCONTRARE

Mavila Madrid, España

ME ENCONTRARE


Una y otra vez intento levantarme una y otra vez quisiera poder volar. Las cadenas que me atan no me dejan atisbar. Mil veces me hundo mil veces lloro mil veces río.... Ya no tengo fuerza para poder levantarme ya no tengo fuerza para volver a encontrarme. Pero sé que lo intentaré sé que encontraré el camino donde me quedé volver a desandar lo andado. Y allí estaré yo sentada al borde del camino y allí estaré yo y me encontraré. Y cuando esa niña que está esperándome al borde del camino encuentre a la mujer que la esta buscando nos fundiremos una en la otra. La encontraré.... y volveré a levantarme. Esta vez siendo yo.... con mis virtudes


mis defectos, con mis sueños con mí alma completa. Y volveré a levantarme y no volveré a caer. Espérame pequeña que estoy buscando el camino, espérame pequeña no llores más. ESPERAME.... ESPERAME.... Que te encontraré.

Mavila.

Todo o nada Mavila Madrid, España

Ahora que estás aquí sin el mundo en tu mirada,


sigue por unos segundos podrás llegar a mi alma. No esperes una explosión ni mil estrellas fugaces, tan sólo la sensación de sentirme, sin hablarte. Hay días que son infiernos noches de tumbas heladas, hay días que el sol se esconde y no calienta mi espalda. Estoy cansada de estar en medio de todo o nada, cansada de no encontrarme siempre en medio... de nada. Que difícil es seguir cuando se nos cierra el alma, se esconden las sensaciones y se apagan las miradas.

Mavila.

INSTANTE DE UN INSTANTE Mavila Madrid, España


Etéreo, insondable pensamiento que se enrosca en espiral, remolinos de materia que efímeramente se pierde, cuando cruza la razón. Instante de un instante que salpica el corazón, permisible sucesión de secuencias programadas. Maravillosa sensación que se capta suavemente al compás de un movimiento que no sabe que sucede; pero sientes, casi imperceptible dejándote un quizás de un sentimiento, o un quizás, de qué sé yo. Un instante único, eterno en el firmamento efímero en tu interior. La felicidad… Mavila

PASION DE POETAS Elisa Golott Escritora, poeta

Santiago - Chile


Me quedo pegada en tus versos, como el rocío en los suaves pétalos. Me estremecen tus níveas manos al pensarlas en mi piel...en mi pelo. En estas noches de acompasadas letras, en las que el suspiro se hace eterno. Te siento con pasión pura, en la explosión de mis deseos. Te entrego cada palabra, para que saborees el éxtasis de nuestros sexos, amalgamados en los suspiros del clímax del encuentro. Este ser uno en el otro; tú dando yo recibiendo. Gritando los dos, en silencio, este placer de alma y locura,


en la unión de nuestros versos.

Playa Zita Beatriz María Campos Z. Sonora- México

Espere y espere, pero tu mensaje no llegó…. Solo encontré la botella vacía a la orilla de mi playa, una tarde cuando aun era baja mi marea y apenas daba los más mínimos indicios de crecer con la fase completa de una luna plena, brillante, que cada vez asomaba más en mi horizonte solitario. Era el ocaso y los tonos naranjas y dorados de la despedida del sol, se perdían un poco con el


marrón de mi rímel que corría pintando mis mejillas de desolación, tristeza y de tu ausencia. Tal vez el mensaje fue silencioso e invisible, por que la botella tenía puesto el corcho, pero el recado no estaba dentro, quizá era solo el eco de un –Te quiero, un largo suspiro de amor o el chasquido abrumador de un vehemente beso, a lo mejor una ilusión enviada sobre la espuma del oleaje de la bajamar. Esperé y el eco que dejaban las gaviotas sólo enfatizaban el rastro de tu ausencia, las huellas de tu sombra huidiza, la falta de ti…. ¿Dónde estas?

GOLONDRINA CIBERNETICA


María de los Ángeles ROCCATO MENDOZA - ARGENTINA.

PROFESORA DE ARTES PLASTICA-ESCULTORA-ESCRITORA “QUIERO COMPARTIR MI AMISTAD. TE ESPERO CON MI CORAZON ABIERTO”. Viajas con la velocidad del rayo -si todo marcha con el servidorConjugas geografías diversas Traes el aroma de tierras lejanas Planteas Cuestionas Endulzas Enamoras Golondrina cibernética escalas montañas besas océanos te aromatizas en los tilos floridos y aquí estas mensajero de Zeus encendiendo hogueras vaciando colores construyendo lazos de insospechados alcances Tejes infinitas e increíbles urdimbres donde lo irreal


suele convertirse en real Venus te regala el juego amoroso La luna…te permite el hechizo Mago instantáneo cultivas espacios permites silencios despiertas amores difundes la magia guardando celoso en la caja de soles archivos y archivos que feliz en el disco dormirán por siempre Eternamente dispuesto a volar cometas traviesos de coloridas palabras sueñas también con países lejanos y muchas veces te quedas rendido frente al monitor. mas la creatividad te llama y sin resistencia a ella regresas Conviertes en verde al agrisado invierno y refrescas sereno al sofocante verano.


En suspiros dejas el alma Entras disfrazado de E-mail y dejas una estela vibrante de exquisita energía cósmica.

GOLONDRINA CIBERNETICA Código: 1010257667153 Fecha 25-oct-2010 0:51 UTC

METAMORFOSIS María de los Ángeles Roccato Mendoza - Argentina

ArtistaBuscadora-defensora y practicante de disciplinas milenarias, la armonía y la Paz Planetaria. Participo en Redes Literarias. Poeta de Univa. Ediciones en 1ª y 2ª Antología de la Red literaria. La Barca de las Palabras y la Imagen. Doy un enorme salto y el amigo viento cubre de besos mi traje de plumas. Mis alas se despeinan risueñas al pasar entre nubes y silfos. Rozo el mar y sumerjo mi dorado pico


en torbellino de plateados peces. Atravieso certera los infinitos paraguas de nubes. Acaricio temblorosa y pinto de azul una sonrisa en los labios amados.

Me pierdo y me encuentro en minotáuricos laberintos de extrema belleza. Planeo. Alunizo. Despierto. Reconozco mi cuerpo claveteado de escamas. Acuosos y sin pestañas mis asombrados ojos descubren la danza tintórea de los calamares. Mirando las algas quito los velos que cubren las ardientes cuevas de perlas. Recién estrenada mi boca se alarga, desprendiendo pequeñas y volátiles esferas saladas. Ensayo una voltereta audaz trasciendo las olas, monto una ballena y sin temor parto mar adentro de mi corazón. 1 Nº DE REGISTRO#1009107288952-METAMORFOSIS -10 DE SEP-2010


CELEBREMOS UN PACTO CON LA VIDA Ondulantes vísceras de algas cobijas -¿Evaluaste su nutritiva energía?Ruge arrastrando corales y arena. -Más no hiere…sino te dice: ¡existo!El ulular del bosque, se extiende en exquisitos efluvios. Halagado y humedecido su caminar continúa. -Tonifica de asombrados tonos al cuerpo y al alma-. Gruñe furioso en las entrañas de viejos galeones que retienen sueños de abordajes y escaramuzas piratas. -¿Oyes el metálico cruce de espadas y varoniles blasfemias? Balsámicos inciensos –incorruptibles centinelas sacros apostados en los cuatro puntos cardinales -sellan el mágico conjuro de la vida perpetua. -¿Percibes la bruma trayendo el hechizo de eternidad?Cometas policromos anclan en sus colas de nubes, fugaces encuentros de duendes y silfos. -¿Visualizas como las dinámicas formas-en su volátil andar-, mudan ropajes y gamas?Peregrino vaga en golfos, bahías y acantilados..Inquieto, sagaz, políglota.


-¡Gentil aproxima a los puertos el rumor de las seda, el tibio seductor de canelas y el misterio de los sagrados bálsamos!Perturbadas las gaviotas y golondrinas imprimen en su volar inquieto. -Semejantes a voces humanas que suplican, gimen, lloran y rompen en roncas carcajadas-. Enormes ballenas dibujan en el aire canciones de inusitada belleza. -Juegan a crear nuevas vidas viajando cercanas a los lobos marinosTapices coralinos extienden formas en color y texturas, -delineando alucinados - , mágicos mandalas. -Cautivando con su simbólica belleza-. La partitura se impone, el mantram de las olas, en busca de las sedientas playas estalla, en un himno acompasado de extremada sabiduría ancestral. -Espera en sinuosa rítmica, que celebremos el PACTO DE AMOR para su protección.-Mientras, majestuoso, a nuestros pies se entrega en un puñado de briosos corceles de espumaCELEBREMOS UN PACTO CON LA VIDA

Código: 1011287951212 Fecha 28-nov-2010 8:29 UTC- texto e imagen-


Bitácora de vuelo un dos de noviembre.

Waldo López

Bitácora de vuelo un dos de noviembre. Hemos soltado amarras en una expedición múltiple desde diversos puertos a una sola melodía. Hemos discurrido entre el burbujeante delirio del viaje, en ese casi percibir entre la bruma la tierra prometida; nuestra Ítaca palpitante bajo uno de sus siete mares. En tiempo de extravío y noches desnudas de misterio y locura; la estrella de la mañana con su mano de seda tomó nuestro sino, nuestra distancia y nuestra grandeza guarecidas en el laberinto de una caracola. Hemos perdido y hemos ganado en la ruleta de la vida. Hemos encontrado muchas ausencias cuyos recuerdos cuidan de sus brazas. Otros han llegado, con el pecho lleno de medallas y cicatrices.


Nuestra travesía se ha nutrido de sus navegantes; cada quien con su cielo y abismo, con su aureola de santo y arpegio de espina. El tambor nocturno de la noche ha convocado a concilio; los vientos y su aroma de estrellas envuelven a la luna. La brújula siempre apunta al Sur de nuestro ineludible destino: El mar de la consciencia de nuestra Ítaca apenas amanecida. Dos Con calaveritas de azúcar y el nombre de algunos poetas. Con cempaxúchitl y un mar de velas fulgurantes. Con amigos cubiertos de distancia y desconsuelo. Con las vías del ferrocarril umbrosas de olvido. Con palomas blancas, pintas, negras y ojos rojos en desbandada sobre el cuartel Madera. ¿Recuerdas las campanas tañendo desparpajadas en la neblinosa transparencia del olvido? Con el viento a favor un dos de Noviembre; todos con las mismas distancias en los bolcillos y una pluma fuente como reliquia de otros tiempos. Con nuevos horizontes inflando las velas. Con algún fortunio lamiendo la sombra escondida bajo nuestros pasos. Con el alma en la punta del anzuelo. Sin oración ni peses: Un ave María atrapada en una jaula de cristal. Con un sinfín de puntos y aparte. Con el relicario del espíritu nuestro como estandarte. Con la sorpresa de descubrir nuevas tierras; islas a la deriva de un sueño fatuo de un Dios delirante, con deseos de volverse a dormir entre el bordoneo de los astros. (Desdoblando la noche en fugaces eternidades) Con el espíritu roído, con las manos encallecidas. Con la luz de un faro en medio de una tormenta. Con una extensa colección de ausencias y sus respectivas humedades.


Desiertos de escamas y horizontes disfrazados de espejismos. Con la buena voluntad de muchos hermanos y hermanas en un viaje al centro de lo imaginario, a la fuente ovejuna del marino. Con el aroma de la hogaza de pan escapando por la ventana. Con el espíritu diáfano, sin más recompensa que la mano franca, a la deriva, en el vaivén negruzco de unas nubes que empañan la quilla. Con el polvo de los justos. Con la luz que vomitan las sombras. Con el compas, el sextante y las esdrújulas. Con la vitualla, en mi caso, casi vapor de agua, un titipuchal de amarras sin convicción ni resolución sobre la quilla que corta el espumarajo de lo incierto, lo inobjetable del extravió. Con mis manos embadurnando mis oleos sobre la primavera del viento. Con la buena voluntad del marasmo de los siete cielos. Con el sargazo y las caracolas en la percusión de la embriaguez de la noche, donde se acaban los océanos y se caen los precipicios al vacio sin fin de la locura. Con tantos que abandonan la nave saltando al agua y abandonan en cubierta sus sueños. Con los que la palmada del azar recompensa al motín de los instantes insurrectos. Con los que llegan de última hora al convite del embarco.

Justo cuando una luz verde vuela en un segundo sobre la cuerda del horizonte. Así vamos bogando construyendo con pedacitos de sueños nuestra Ítaca, la que nos espera en algún mar o puerto de la imaginación. En alguna letra de la palabra distancia.


Rimas Sensuales Yaseret D ' Lima Caracas – Venezuela

Nací en Caracas Venezuela. Cursé estudios en Institutos del Magisterio (graduada como maestra). Tres años de Pedagogía e inicie estudios en la Universidad Central de Venezuela hasta tercer año en Humanidades (no concluidos). Estudios superiores en Relaciones públicas Graduada como Relacionista. En el ISRP

“En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: La imaginación” Octavio Paz I ¡Ah! quién pudiera amor besar tu boca ….de tus labios el roce placentero cuando mi boca te haga prisionero ….de ese dulce placer que me provoca II Abrazando la humedad de tus labios …..los míos entreabiertos te miraron cuando unidas las lenguas se besaron …...y desnudaron su piel sin resabios III


En el portal viril de tu desnudo donde ansiosas mis manos perturbaron ………..y tus instintos amor se agitaron mi boca dejó su húmedo saludo IV Esta sed de tu aroma que me embriaga esos mudos gemidos de tu boca y ese néctar en gotas que provoca ………...degustar el veneno de tu daga V Querer unir tu cuerpo con el mío ………..tu calor alimentando mi fuego mi humedad deslizando como un ruego y entrepiernas amor hacerte mío

©Yaseret D’ Lima Derechos Reservados Poemario: Tú, Yo y mis fantasías

Aline Bruzas La Plata Prov. de Buenos Aires Argentina

Soy artista plástica y he entrado de a poco en este mundo maravilloso de la escritura, el cual me llena de alegrías y siento un gran placer poder volcar mis emociones, mis sentimientos en letras que transformo en poemas.

Ahora


En este absurdo instante, el atardecer cumple su ciclo, donde el sol muere en silencio y la luna se viste de nácar. Ahora, es cuando vuelo hacia ti inventando melodías augurando miradas provocando deseos. Ahora, desnudando mi alma pensando en un encuentro atrapando caricias en abrazos y besos. Ahora, es cuando te pienso te siento, en medio del tañir de campanas anunciando el rezo. Ahora, recorreré distancias a través del tiempo para llegar a ti, buscándote, en la ciudad adormecida por el frío y el viento. Ahora, si, ahora, necesito de ti para poder amarte, en esta espera infinita desandando sueños y a través del cristal de mi locura, hallarte.


Ya no te quiero... Edilberto Cárdenas García La Habra, Orange County California Estados Unidos Tu ocupabas con tu amor el tiempo de mis días absorto yo creía en tus palabras como río que inunda los sentidos, Engañaste, mentiste o sutilmente deje que me hirieras. Que locura aquietó mi alma enamorada, al punto que mis nostalgias fueron tuyas, yo adoraba el poniente para hacerte poesía, para cincelar tus palabras de ensueño en la esfinge subliminal de mi hombría, Engañaste, mentiste o sutilmente deje que me hirieras. Mis noches dormían con tus fieles promesas acurrucadas con la miel de tus labios, pensamientos de amor ardían con rumores de esperanzas que filtraban como rayos en la alcoba abandonada de ansias... Engañaste, mentiste o sutilmente deje que me hirieras. Soñé con tu piel madura en blanca sábana y en medio tu mano se apartaba de la mía, Acaso en la noche en soberbio pensamiento extraviaste el rumbo de mi vida Aquella mañana desististe en tus amores y huiste desolada con proposiciones desventuradas. Engañaste, mentiste o sutilmente deje que me hirieras, Se apagó el azul de tus ojos Ya no te quiero...


ILHUITLALTEPETL Adriana Salas Hernández. México, Distrito Federal - México

ILHUITLALTEPETL El paradero Indios Verdes es mi aeropuerto; me gusta despegar y aterrizar ahí. Lo alegre y lo enojoso se dan la mano como en ningún otro sitio. Es una mezcla de Mercado de Taxco y Terminal de autobuses. No sé si sea por la cercanía con la Villa o por ser una salida del Distrito hacia el norte, pero la gente parece volverse etérea; angustiosamente audible, mañosamente tangible, jocosamente visible, completamente volátil. El intercambio, carga y descarga, transitan pasajeros, suben, bajan maletas, pregones, musicotas tropicales, guapachosas, románticas, guitarreras. Vocejones preguntando “¿qué va a llevar, qué le damos?” Llantos y risas de niños que juegan a grandes y desalmados. Acá, las tazas de porcelana repletas de chocolates; junto están los pergaminos con los poemas de amor: algunos chatos, otros, de plano desnarigados. Los muñecos de peluche me sonríen y yo quiero ser solemne con los cocteles de frutas que las abejas, voraces, acaparan para sí. En las micros de Insurgentes, nadie sabe que Ilhuitlaltepetl existe: todos creen que es Indios Verdes. Lugar de la Fiesta Eterna, deberían decir los camiones que llegan desde San Ángel. En la avenida Montevideo se empieza a sentir la gresca que se desborda en festejo y en el toma y daca de moquetes, y en la lucha continua por bailar la misma danza: por estar cada quién a su manera sintonizado en vivir, recibir y dejar ir. Remolino de inquietudes, puertas de entrada y salida, mundos que vienen, o huyen, que nunca se van a ir.


Filosófico silencio

FRANCISCO ESPAÑA (BARCELONA)

Escribo poemas reflexivos sobre la vida el amor y todos los sentimientos humanos, este año 2010 me han dado tres premios en varios Ning, y he participado en varias revistas. Silencio no es, cuando no callo, cuando digo con mis ojos, lo que no dicen mis labios. Silencio si es, la paz que doy, entre camino y camino, entre ese paso a pasito, entre ese ahora si ahora no. Silencio no es, un movimiento artístico, sino una expresión facial, con todos sus complementos. Silencio si es, los colores que da un paisaje, los olores que dan las flores, la belleza que da la vida, la respuesta que da el amor. Silencio no es, el dolor, el desespero, el odio, le gula, los celos, la ira. Silencio es, la tierna niñez, la dulce esperanza, los bellos sueños,


los matices que crean las ilusiones, las olas cuando paran a descansar. Silencio no es, la guerra, la dictadura, la amargura, la soledad Silencio es, un beso dado con cariño, un abrazo dado con amor, una caricia que se repite en el alma, un caramelo que da sentido al sabor. Silencio no es, cuando callas sino, si no cuando escuchas, sino cuando miras, sino cuando crees, sino cuando a pesar de tener los ojos cerrados, ves. Autor: Fco. Peiró Gimenez. © Todos los derechos registrados.

Perdido RayMoon G Zapotiltic, Jalisco - México Por tu mundo, perdido aún navego, aunque sigo confundido por tus besos, de un mar de palabras busco y llevo,


las letras que acomodan a tus versos. Mi red para palabras, nada pesca, tan sólo algún recuerdo maltrecho, mientras evitas que el amor perezca, y me abrazas en contra de tu pecho. ¿Qué puedo hacer yo, sino mirarte? Tus ojos escondidos en la niebla, tentado por tu forma de sentarte, sintiendo que mi voz a veces tiembla. Aún en tu ausencia siento tu cuerpo, tu cuerpo siento, tibio y presente, sobre mi espalda discreto acervo, figura exótica, sangre caliente. El rostro bello, tus líneas hermosas, sabor a bombón, hojas de opalina, voy a dibujar y entre tantas cosas, suelo mirarte y no lo imaginas. El vecino RayMoon.

Obra (Amarande Guzman Amarande Guzman Alicante- España

(Poema Yaseret d'Lima)


Cada poema se nutre del silencio de la noche entre el susurro fantasmal de sus recuerdos y el vaivén disonante de sus miedos que aletargan las horas moribundas del silente despertar de sus auroras Cada poema despierta cuando el alba en su desnudo arropando entre húmedos versos las horas agonizantes de sus libidinosos sueños grita en el vacío incoherente de su lecho ¡Un concierto de ayees bizantinos! Cada poema vive en el vaivén acompasado de la vida en cada ciclo de su ir y venir cuando las sombras difusas y errantes dibujan en el ahora de las eternidades una crisálida de orugas donde duermen hermosas mariposas Cada poema muere en la tarde en esas tardes mustias y sombrías ante un inclemente verano, que a su paso dejo morir de hastío la sombra inocente del amor ¡Que grita al infinito! “el santo y seña de su desventura”

Poema Yaseret D’ Lima Obra Amarande Guzman (fotomanipulaciòn stock bxp y xchng)

Siento (sonetillo imperfecto) (Lástima que indio, sea una palabra sin consonancia en nuestro idioma)


Siento los golpes al pecho que reciben los humanos; el dolor de los hermanos que agonizan en cruel lecho. Siento el hambre campesina, la odisea del proletario por el mísero salario que el capital le destina. Siento la rabia del indio despojado de su tierra para cebar latifundios y del minero que entierra su vida en sacro lamento: ¡El odio del paria siento! Pichy

Gracias a cada uno de ustedes, amigos, escritores y poetas por estar en esta travesía virtual, pero real con imágenes tan preciadas como las dejadas por Ponciano Palacios

Es la imagen del espejo donde la realidad es reflejo y la imaginación el objeto, más allá de la delgada línea


donde el aire es incendio y el cielo besa a la tierra; de donde proviene el viento e irán a parar mis sueños…

También por darnos este navío completo de reflexiones por Modesto Herrera. Es cierto que no siempre es así, pero ya basta, por hoy la poesía me abandona y tengo que seguir levantando las piedras y las ramas desposeer al árbol de su parte mágica y entender que los pájaros no son aves sino emisarios de otros mundos que me sueñan o mensajeros de fantasmas y de duendes. El oficio de arreglar a las palabras para que indiquen otros cometidos es interpretado como un objeto abstracto que tiene mil aristas y muchos universos vasijas de cocción que no tienen contornos recetas de cocina que no existen y sin embargo son encontradas en el libro entre varias madrugadas de lectura…


Jacobo Azzolini Fenner nos lleva en un viaje purificador en su poema #7 I este poema sabe a d贸nde va, va hacia una catarsis y eso me agrada sensaci贸n de ser parte de todo, de todo eso que explota en lo que reconocemos como la otra realidad brotar del inconsciente a trav茅s de las fuerza de vivir sin juzgar, en un estado entre dormido y despierto II escuchar el interior en forma no racional


¡sin miedo!

Y la bitácora nos ha dejado rosa de los vientos, nuestro Waldo López, Hemos soltado amarras en una expedición múltiple desde diversos puertos a una sola melodía.

Hemos discurrido entre el burbujeante delirio del viaje, en ese casi percibir entre la bruma la tierra prometida; nuestra Ítaca palpitante bajo uno de sus siete mares.

En tiempo de extravío y noches desnudas de misterio y locura; la estrella de la mañana con su mano de seda tomó nuestro sino, nuestra distancia y nuestra grandeza guarecidas en el laberinto de una caracola…


NAVEGANTES QUE VAN Y VIENEN COMO LAS OLAS DEL MAR EN AL ABORDAJE DE LAS LETRAS

Sherezada Mujer Saltillo, Coahuila México


Addictus Hombre Hermosillo, Sonora MĂŠxico

Zaraceno MĂŠxico

Elsa Fabiola Distrito federal


México

Lejanaluna Chihuahua, Chih.- México

Hernando Gaitán San Luis Potosí, S. L. P. -México

Juan Felipe Sánchez Pantoja Monterrey, Nuevo León- México


Amaury L贸pez Escondido, CA- Estados Unidos

Cosmicwitch M茅xico

Rafael Sandiego San Diego, California - Estados Unidos


Paloma Ciudad de México - México

Viridiana - México

Mogambo - Reino Unido

SALUDOS


¡FELIZ ANIVERSARIO, AL ABORDAJE DE LAS LETRAS!

María Eugenia García Benedicto Nací es Asturias – España, actualmente resido en Chile Hija y hermana de músicos, nieta de un gran poeta bablista. Casada y madre de dos hermosos varones. He vivido en varios países, Parte del Oriente Medio, Polinesia Francesa (Tahití) y Francia (París). Estudios: Música, ballet y superiores en La Sorbona-Francia de literatura en francés, todos inconclusos. Mi profesión: Esteticista integral, con mención en terapias orientales. Siempre me ha gustado escribir pero nunca había pensado dedicarme a ello, poder realizarlo ahora es un sueño hecho realidad.

¡FELIZ ANIVERSARIO, AL ABORDAJE DE LAS LETRAS!

Hace muy pocos días, agarré mi corvus de arcoiris y enganché el barco de los sueños e ideales subiéndome ¡AL ABORDAJE! Una sensación muy agradable me acarició, hallé cariñosa acogida en personas que estoy segura compartiremos capacidades cognitivas como buenos compañeros en el verbo vinculados. Cada uno con su estilo iremos aportando, conocimientos, reflexiones, experiencias que nos ayudarán a crecer cada día y por supuesto que no falte la alegría, la consideración y el afecto que este mundo virtual nos brinda, una forma diferente pero real en lo abstracto superando las barreras de espacio y tiempo, conectándonos cercanos e interactivos, necesidad de compartir, propia de nuestra esencia que nos conduce a este


espacio de fascinantes coordenadas, regalándonos todo un mundo para descubrir y disfrutar y en eso estoy, aprovechando este maravilloso lugar para saborear la vida con todos vosotros. Agradezco sinceramente al creador de esta hermosa página, Modesto Herrera y su administradora y queridísima amiga Patricia Araya por haberme invitado a formar parte de esta magnífica flota literaria. Que este nuevo aniversario sea una continua e incrementada prosecución de amistad fraterna Dios les bendiga y colme de júbilo sus vidas. Un abrazo de luz

Comentario de Alfonso Gómez Rico

Felicidades al Abordaje, a sus tripulantes, en especial a sus fundadores por este aniversario que Paty hace de él, toda una travesía feliz e inolvidable… P.D.- Salúdame a Waldo y a Modesto sácalos de la mazmorra para que les de la brisa marina fresca y reconfortante. Alfonso


Carta marina

mascarones por RICHARD YASIC ISRAEL

Patricia Araya COQUIMBO, CHILE

Poeta, escritora, fundadora de RED ESCRITORES DE COQUIMBO Y LA RED DE LA PAZ, coordinadora en AL ABORDAJE DE LAS LETRAS, difusora cultural, embajadora de la paz por Chile CERCLE UNIVERSEL DES AMBASSADEURS DE LA PAIX SUISSE / FRANCE

A mis compañeros del Al Abordaje de la letras A mis compañeros con quien embisto mis letras armoniosamente, a todos quienes son mis guías y también mis navegantes que esperan por mí, en la más alta atalaya. Voy escuchando el buen consejo, imaginaria la ofrenda, dadivosa me hice a la mar con todos ustedes, vamos, odisea aventureros, bastimento navío ilusorio, trasporte de vivieres del alma, en la proa mitad sensibilidad humana y en la otra, el horizonte, del colorido juglar. Hemos ascendido al barco, que no solo sirve de ateneo, sino también para vivir las grandes batallas con el verbo. Hemos usado el viento de los mares, y hemos encontrado un cúmulo de aves surcando nuestra inspiración, todas ellas posadas en la punta del arrobamiento, y nos vamos esculpidas roas, trazado el camino porvenir. Bajo el halo protector de la espiritualidad, hemos sido ungidos de los miedos, espantado espíritus malignos. Hemos pisado el santo oleo, madera de los tiempos, fortaleza preciada de la fantasía, y con el avance, la reminiscencia, hemos hecho gala de nuestras ondinas literarias.


Somos un puñado de mascarones de proa, navegando la noche estrellada, algunos incas, otros, españoles, reinas, esclavas, hortelanos de la tierra, diosas justas, ninfas, náyades, nereidas, y Tauro generador de las Pléyades. Todas sus ninfas aguardando la manzana de oro y Paris su dueño. Eligiendo el pecado y la lujuria. Todos invitados a la boda de la palabra, todos huyendo en el barco de Troya. Todas las cartas de navegación, flor de lis, en el horizonte los círculos, el rumbo, el Norte, las estrellas, los puntos cardinales, las galerías de mujeres con cinturones brillantes, y hombres, vistiendo cascos para ver el mundo mas interesante y mágico. Aparentemente, estamos entre el cielo y la tierra, tramontana el frio turbulento, el viento Bora, el viento etesio como una bendición, es por eso debemos ser precavidos, escuchar la advertencia previa, escuchar, reparar, así la colección de trozos selectos, nos estabiliza y embellece la libertad; el lenguaje de los mares, se viste como una mujer de gorro frigio, en señal de libertad ansiada para sus navegantes y marinos. A levar anclas, la mar épica os espera. 12-11-2010 Patricia Araya

Poemas gráficos


FotografĂ­a J Pellicer


FotografĂ­as J Pellicer

FotografĂ­a J Pellicer


Fotografía - MAVILA

Fotografía- Modesto herrera


AJUR -ORIVAL VIEGAS TEMA SAO FRANSISCO ajursp@hotmail.com

AJUR- ajursp@hotmail.com


mascaron_de_proa-1706

FUNDADORES DE LA RED AL ABORDAJE DE LAS LETRAS: Modesto Herrera & Waldo L贸pez Coordinadores: Patricia Araya, Waldo L贸pez, Modesto Herrera Soporte T茅cnico: Amaury L贸pez


Contra tapa: Fotografía J Pellicer

AL ABORDAJE DE LAS LETRAS 2010

“La crítica no podrá ser amiga de nadie pero si respetuosa y necesaria para poder caminar juntos por el sendero de las letras” Modesto Herrera


Antología poética AL ABORDAJE DE LAS LETRAS  

HOMENAJE AL ABORDAJE DE LAS LETRAS EN SU SEGUNDO ANIVERSARIO

Advertisement