Issuu on Google+


Editorial

INDICE

M

uchas veces con el pasar del tiempo en la historia humana, han pasado situaciones o vivencias, en las que no le han dado la debida importancia, han pasado desapercibidos los protagonistas de esas historias, principalmente historias con mujeres. A través del tiempo la mujer, no siempre ha sido bien mirada o apreciada; desde el comienzo de la vida se le ha visto mal, por una decisión que Eva hizo al tomar del fruto prohibido. Eso de alguna forma ha puesto en tapete, que el hombre no le ha dado el valor que Dios le dio a la mujer, un rol protagónico, no para desplazar ni para humillar al hombre en la sociedad, sino para complementar con él una sociedad y una vida conforme a la voluntad de Dios. Sabemos que Dios formo al hombre y a la mujer para que fueran la base de la sociedad, la mujer ha tenido un papel importante y ha estado en muchos pasajes de la Biblia, como son los ejemplos de la valentía y dedicación de Ruth, que nos enseña valentía, coraje, esfuerzo, amor, fortaleza y perseverancia. Debemos tomar de estas historias, lo bueno y lo relevante para nuestro caminar en Dios. Dios necesita que nos esforcemos, que seamos valientes, que busquemos el propósito que tenemos que cumplir en esta tierra. No debemos pasar desapercibidos en nuestro barrio, trabajo, en nuestra ciudad o país. Debemos ser protagonistas a donde quiera que vayamos. Hasta donde Dios nos lleve para su gloria y honra, que lo único que te importe sea hacer lo mejor para EL, y hacer su voluntad. En esta ocasión la revista ha sido dedicada a la mujer, con el propósito de honrarla, animar, fortalecer y mostrar que son valiosas para Dios, para su entorno, que son únicas en Dios… Esperamos que sea de bendición para sus vidas.

Edwin Vázquez

edwinvazquez@yahoo.com

EDITOR

Colaboradores Edwin Vázquez Patricia Villanueva Enrique Monterroza Silvia Gauna Carlos Zamalot

Diseño Patrizio Caro Aragón

patriziocaro@yahoo.com

3 LAMUJER DEL FLUJO DE SANGRE… CALCULO EL MOMENTO DE SU MILAGRO. 4 DEBORA. 6 RAHAB “LA MUJER DEL PASADO OSCURO”. 8 LA VIUDA DE SAREPTA. 9 JAEL. 10 MADRES EJEMPLARES DE LA BIBLIA. 12 FELIZMENTE VICTORIOSA. 13 MUJER CON PROPÓSITO. 14 SIFRÁ Y FUVÁ. 15 JUDIT Y BASEMAT, DOS MUJERES INDESEABLES PARA ESAÚ. 16 RIZPA. 17 LA CAMPESINA DE BAHURIM. 18 ASTARTE E ISTAR, DIOSAS PAGANAS. 19 NO MÁS LÁGRIMAS. 20 LA DAMA Y EL TIGRE. 22 CASOS, COSAS Y CURIOSIDADES “JUEGOS Y DEPORTES EN TIEMPOS BIBLICOS”. 23 REGALOS PARA EL ALMA. 24 BIBLIAGRAMA CRISTIANO. 25 TRIVIA, “MUJERES DE LA BIBLIA”.


Por Edwin Vázquez

E

sta historia de la Biblia me fascina de gran manera por que esta dama supo calcular el momento preciso para su milagro. No era fácil su estado, hacían doce años que venía padeciendo de una enfermedad que le amargaba la vida. Estaba desahuciada, no tenía dinero o persona alguna que pudiera ministrarle, no obstante, había oído hablar del gran Médico y de esta manera renació una vez más sus esperanzas. Su fe estaba intacta y pensó que si tocaba el borde del manto de Jesús, sería sana. Ella le dijo al diablo: “PUEDE QUE HAYAS OCASIONADO QUE ALGO FUNCIONARA MAL EN MI CUERPO, PERO SABES QUE, DIABLO INMUNDO, MI CABEZA TODAVIA FUNCIONA BIEN”. En su mente retumbaban las palabras como gota cayendo sobre una piedra: “Si tan solo tocara su ropa, sanaré, no voy a morir, tengo que hacerlo, no me voy a dar por vencida”.

Hallando que era en vano ocultarse entre toda aquella gente, la mujer se adelantó temblorosa y se echó a los pies de Jesús y con lágrimas de agradecimiento relató su historia de sus sufrimientos y como había recibido hallado alivio. Jesús tomó la palabra, me imagino, debió haber sido un momento grandioso para esta dama cuando El le dijo: “HIJA, TU FE TE HA SALVADO, VE EN PAZ”.

En su espíritu ella creía en cada fibra de su ser que si tan solo llegaba a El, sería sana. Del otro lado de la moneda el Maestro se abría paso en medio de la multitud hasta llegar cerca de donde estaba ella, pero había mucha confusión. Con temor a perder su única oportunidad de alivio, se adelantó con su esfuerzo, diciéndose para si; “SI TOCARE TAN SOLAMENTE SU VESTIDO SERE SALVA”, y mientras El pasaba ella extendió su mano y alcanzó a tocar apenas el borde de su manto, en aquel momento supo que había quedado sana. Ese no era un toque particular por que allí se concentraba la fe de su vida e instantáneamente su dolor y debilidad fueron reemplazados por el vigor de la perfecta salud.

Hay momentos donde tienes que darte el ánimo a ti misma, no puedes quedarte ahí sentada esperando que alguien venga a rescatarte. Recuerda no puedes hacer nada con el ayer, no puedes hacer nada con todos los años perdidos, no puedes hacer nada con el dinero malgastado, no puedes hacer nada con lo que la gente diga. No permitas que nada se interponga en tu camino, párate encima de todo lo carnal que el diablo ponga en tu camino y sigue avanzando hacia Jesús.

Ya el milagro estaba consumado, ahora solo restaba que el corazón agradecido de aquella mujer se dejara sentir antes de marcharse de la muchedumbre. Pero, antes de que eso ocurriera Jesús se detuvo, el Salvador podía distinguir el toque de la fe del contacto casual de la muchedumbre desprevenida.

El no dio oportunidad a que la superstición proclamase que había una virtud sanadora por el mero hecho de tocar sus vestidos, no era mediante el contacto exterior con él, sino por medio de la fe que aferraba a su poder divino como se había realizado la curación.

COMENTARIO:

Cuando la razón dice que no puedes, la misericordia de Dios te lleva, cuando la ley trata de detenerte, la gracia de Dios te abre una puerta, cuando el mundo dice; “no pasar” el Espíritu de Dios dice; “ADELANTE”. A ti te corresponde insistir, Dios abre camino, el enemigo podrá decirte que es imposible que lo logres, pero recuerda que el diablo es un mentiroso. “INSISTE PARA LLEGAR A DIOS, NO DEJES QUE NADA TE DETENGA”

TESOROS EN VASOS DE BARRO

3


Por Silvia Gauna

(JUECES 4)

P

or 80 años el país de Israel había permanecido tranquilo, lo cual debería haberlos confirmado en su adhesión a Dios, pero, por el contrario los volvió presuntuosos, confiados y abandonaron a Dios; las consecuencia de esto fue que se volvieron presa fácil de sus enemigos, y así como ellos abandonaron a Dios, Dios los abandonó a ellos. Casi todos los llanos de Palestina habían ya sucumbido a la fuerza de los cananeos. Jabín, el rey de éstos, residía en Hazor y dominaba a Israel por medio de sus fuerzas armadas. Tenía un potente ejército, especialmente temido por sus novecientos carros herrados. En contra de ellos los esfuerzos de la infantería eran inútiles. En consecuencia la gente de Israel que poblaba la tierra baja tenía que pagar tributo a Jabín. Vivían en condiciones de servidumbre. Sólo la gente de las regiones montañosas había conservado su libertad, simplemente porque los carros de guerra de Jabín no se adaptaban al terreno montañoso. Los que vivían en las regiones de montañas como Efraín, poseían todavía una cierta organización, y habían resistido heroicamente. La esposa de Lapidot, que vivía debajo de una palmera, entre Rama y Betel, en tierra de Efraín, los había inspirado a esta resistencia, ya fuese que su casa estuviese cercana a esa palmera o que ejerciese su oficio al aire libre, lo cierto es que la palmera era un buen emblema de la justicia que administraba, la cual se crece ante la oposición, como la palmera bajo presión.Su nombre era Débora, literalmente significa abeja, y ello correspondió a su nombre por su laboriosidad, sagacidad y de gran utilidad para la nación, dulce para sus amigos y dolorosa para sus enemigos. La llamaban «la madre de Israel», era una mujer que tenía comunión íntima con Dios, era juez de Israel, juzgaba no como princesa que ostentaba una autoridad gubernativa, sino como profetisa, como transmisora de los mensajes de Dios al pueblo.Era astuta, denodada, tenía además del don de profecía el del canto. Les recordaba a sus compatriotas en las montañas la historia de la liberación de Egipto, el paso por el Sinaí, y les profetizaba días mejores en el futuro. Como juez, administraba justicia y les daba consejos. Su reputación era sólida y les inspiraba confianza. No negaba ni se resistía a su posición en la cultura como mujer y como esposa, pero tampoco nunca permitió que esto la estorbara. Su historia muestra que Dios puede realizar grandes cosas a través de personas que están dispuestas a ser guiadas por Él. Con la ayuda de Barac organizó un ejercito pequeño permanente entre el pueblo. Entrenó e inspiró al jefe de este ejército, Barac, y le dio instrucciones en la forma en que debía presentar batalla a Sísara, el general del ejército de Jabín. Su capacidad militar era evidente, y lo prueba que Barac requiriera de Débora que ella le acompañara a la batalla.Se alistaron diez mil hombres de Neftalí y Zabulón, y los estacionó en el monte de Tabor. Débora dirigió destacamentos que se apoderaron de los pasos en las montañas. Conocía a Jabín y su altivez, y sabía que entraría en el valle del Kisón, terreno sumamente peligroso entonces para los carros herrados, por ser la estación de las lluvias.

4

TESOROS EN VASOS DE BARRO


Todo sucedió como ella había previsto. Barac estaba esperando en la ladera del Tabor. Los otros bloqueaban los pasos hacia la región del norte. Barac descendió del monte con sus hombres. Sísara se hallaba en el valle de Kisón. Dios envió una tormenta de truenos y relámpagos que desbarató completamente las filas de Jabín. Las huestes de Barac se lanzaron contra el ejército en desorden de Jabín y los carros acabaron arrastrados o atascados en el turbulento Kisón. La derrota de Sísara fue completa pereció en su huída en manos de una mujer, tal como lo había profetizado Débora, mientras descansaba agotado en una tienda. Dios llevó a cabo una gran victoria a través de una mujer (Jael). Barac contribuyó a la misma, pero las alabanzas no recayeron sobre el, quedando Israel totalmente libre de las manos de Jabín, rey de Canaán.

REFLEXIÓN: Débora era poderosa porque la movía el Espíritu del Señor, de El recibía su inspiración y el fuego de su corazón. Su heroísmo contagió a todos aquel día, convenció a sus seguidores que fueran más allá de su propia visión. El líder que inspira a otros constituye modelo de integridad y valor, les da a sus seguidores autonomía y no solo los trata como individuos sino que alienta su iniciativa individual, tal como ella lo hizo con Barac. No hay mejor forma de desarrollar liderato que el darle a una persona una labor y permitirle realizarla. La vida de Débora nos presenta un reto en varias formas. Nos recuerda la necesidad de estar disponibles tanto para Dios como para los demás. Nos alienta a hacer el máximo esfuerzo en lo que podemos hacer en lugar de preocuparnos por lo que no podemos hacer. Débora nos reta a ser líderes sabios. Nos muestra lo que una persona puede lograr cuando Dios tiene el control. Actualmente muchas mujeres claman por la llamada liberación de su sexo. La mujer sabia se dará cuenta de que ella tiene mucho poder para manejar los sucesos presentes y futuros. La madre tiene a su cargo el entrenamiento del niño durante la mayor parte de sus años de formación, y la esposa puede ayudar a sostener y guiar a su esposo. ¿No formó Dios a Eva como compañera? Una mujer que confía en el Señor no se fía de su propio entendimiento, sino que reconoce a Dios en su vida diaria, permitiéndole dirigir su camino. Ella será, como Débora antes que ella, guía, consejera y apoyo para su esposo e hijos y para la comunidad en que vive, siempre lista con la mano auxiliadora y la palabra amable, un soporte para los débiles en la fe, una madre en el Israel espiritual, que irradie inspiración y despierte a los que duermen, para que la luz de Cristo los ilumine.

TESOROS EN VASOS DE BARRO

5


...La mujer del pasado oscuro. Por Edwin Vázquez

RAHAB ERA UNA MUJER DE UN PASADO OSCURO, QUIEN CARECIA DE BUEN TESTIMONIO, PERO EN ELLA COMENZÓ A BRILLAR LENTAMENTE UNA FIRME CONVICCIÓN DE QUE EL DIOS DE ISRAEL ERA EL “DIOS DE ARRIBA EN EL CIELO Y ABAJO EN LA TIERRA”, ESTA CERTIDUMBRE FORTALECIO LA SEMILLA DE FE QUE YA HABIA SIDO IMPLANTADA EN SU CORAZÓN DESCARRIADO”.

“Luego Josué hijo de Num envió secretamente, desde Sitín, a dos espías con la siguiente orden: Vayan a explorar la tierra, especialmente Jericó”. Cuando los espías llegaron a Jericó, se hospedaron en la casa de una prostituta llamada Rahab: (Josué 2:1)” Luego de los preparativos y listos a cruzar el rió Jordán la escena estaba preparada para ocupar el territorio que Dios le había prometido al pueblo de Israel. Josué impartió instrucciones a las tribus: “Dejen a sus esposas y a sus hijos, y a su ganado en esta tierra que Moisés les dio al este del río Jordán, pero todos los hombres que tengan armas deberán cruzar el río y ayudar el resto del pueblo”. Josué envió a dos hombres para que hicieran una exploración de todo el litoral y en especial la ciudad de Jericó. Los dos hombres llegaron a Jericó y se escondieron en casa de una prostituta llamada Rahab. No obstante, el rey de Jericó supo que unos israelitas habían llegado para explorar el país y le mandó a decir a ella: “En tu casa hay dos espías, mándalos para acá”. Como ella los había escondido le replicó a los hombres del rey: “Si, es verdad, vinieron unos hombres, pero yo no supe de donde eran, ellos se fueron antes del anochecer antes de que cerraran el portón de la ciudad”. De esta manera comenzaba un cambio en el interior de aquella mujer que había estado sumergida en el pecado toda su vida. Rahab continuó evadiendo las preguntas y replicó: “Si ustedes salen ahora mismo a perseguirlos, seguro podrán alcanzarlos. Pero, la verdad es que ella los había llevado a la terraza y los había escondidos debajo de unos manojos de lino que había allí. Los hombres del rey se marcharon y salieron de la ciudad hasta llegar al cruce del Jordán donde no encontraron rastros de los espías. Sin embargo, Rahab aprovechó y antes de que los espías se acostaran les replicó: “Yo se que Dios les ha entregado este territorio y todos en esta ciudad tienen miedo, especialmente los gobernantes.

6

TESOROS EN VASOS DE BARRO


La retrospección arropa la memoria de Rahab que replica: “Sabemos que, cuando salieron de Egipto, Dios seco el Mar de los Juncos para que ustedes pudieran cruzarlo. La mujer continuó hablando, también sabemos que mataron a Sihón y a Og, los dos reyes amorreos del otro lado del Jordán, reconocemos que el Dios de ustedes reina en el cielo y también aquí en la tierra. Ahora bien, replicó Rahab: “Júrenme en el nombre de ese Dios que trataran bien a toda mi familia, así como yo los he tratado bien a ustedes. Me darán una prueba de que si lo harán, prométanme que salvaran a todos mis familiares, sálvennos de la muerte. En Josué (2:12-14) nos da una visión mas clara y cito: “12-Os ruego ahora pues, que me juréis por Jehová, que como he hecho misericordia con vosotros, así la haréis vosotros con la casa de mi padre, de la cual me daréis una señal segura. 13Y que salvareis la vida de mi padre y a mi madre, a mis hermanos y hermanas y a todo lo que es suyo y que liberaréis nuestras vida de la muerte. 14-Ellos le respondieron: “Nuestra vida responderá por la vuestra, si no denunciaréis este asunto nuestro, nosotros haremos contigo misericordia y verdad”. Rahab sabía que en todo aquello había propósito para su vida y que mediante su sabia decisión alcanzaría la salvación para su familia porque Dios es misericordioso. Amigo, El no solo trae salvación a tu vida, sino que a través de ti también lo hará a tus generaciones. Como la casa de Rahab estaba construida junto al muro que rodeaba la ciudad, ella los ayudó a bajar por la ventana con una soga y les dijo: “Tienen que esconderse en los cerros para que la gente del rey no los encuentre, quédense tres días allí hasta que ellos regresen, después de eso, sigan su camino. Antes de que los espías se fueran le replicaron a la mujer: “Te hemos hecho un juramento y lo cumpliremos, cuando llegue nuestra gente a este territorio, esta soga roja tiene que estar atada a la ventana por donde vamos a bajar, reúne a todos tus familiares en tu casa, si alguno sale a la calle morirá y nosotros no tendremos culpa de su muerte.” Ni le cuentes a nadie el trato que hemos hecho contigo, de lo contrario, no estaremos obligados a cumplir nuestro juramento. Rahab asintió con su cabeza y dijo, así se hará, los hombres se despidieron mientras ella ataba la soga roja a la ventana, esta representaba de alguna forma a la sangre rociada sobre la puerta, la cual preservaba la vida de los primogénitos de Israel de la ira del ángel exterminador, al ser puesta inmediatamente fue una pública proclamación de la fe de Rahab. Los hombres salieron a toda carrera hacia los cerros y tres días estuvieron escondidos allí hasta que los hombres del rey regresaron. Estos los habían buscado por todo los caminos sin encontrarlos, entonces los espías bajaron de los cerros, cruzaron el río y volvieron donde se encontraba Josué y le contaron lo sucedido le dijeron: “Estamos seguros de que Dios nos ha dado el territorio, todos los gobernantes de esta región están muertos de medio.” Cuando los israelitas tomaron la ciudad, Rahab y su familia se salvó; pero, había algo mas profundo en aquella mujer, restauró sus sentimientos y su corazón.

CONCLUSIÓN: Rahab pacta con los espías ciertas estipulaciones a fin de que los israelitas tomen bajo su protección a ella y sus familiares. Esto era una evidencia de la sinceridad y de la fuerza de su fe. Quienes de veras creen lo que Dios nos ha revelado sobre la inminente ruina de los pecadores y sobre la garantía del cielo otorgada a los creyentes arrepentidos, por fuerza han de ser diligentes en huir de la ira venidera y echar mano de la vida eterna, uniéndose al Dios verdadero y al pueblo de Dios. Los que hacen misericordia pueden esperar misericordia, Rahab llegó a ser después una mujer notable en Israel, la mujer de Salmón, contándose así entre los antepasados de Cristo (Mateo 1:5) Con ello Dios no aprueba los actos pecaminosos. Lo que hace es decirnos que El es omnipotente y que puede redimir incluso al más profundamente pecaminoso. Y nos dice, además, que por el hecho de que haya puesto fin al conflicto agudo del pecado en nosotros, no hemos de tenernos por santurrones, y mirar con desdén a los otros porque pecan. Amiga tu que has leído esta palabra, haz un alto, mira dentro de ti, no se cual sean tus cargas, debilidades o dificultades en este momento, Dios es misericordioso, en este momento, El te da la oportunidad de comenzar de nuevo, solo necesitas tomar la determinación de hacer un cambio en tu vida como Rahab, Dios no hace acepción de personas, sino que El se agrada del que le teme y hace justicia. Hay un propósito de Dios para tu vida. Amén.

TESOROS EN VASOS DE BARRO

7


Por Edwin Vázquez

Compartió su Bocado.... Más Bienaventurado

E

lla no era israelita y nunca había gozado de los privilegios y bendiciones que había disfrutado el pueblo escogido, pero creía en el verdadero Dios. Había andado en toda la luz que resplandecía sobre su senda. De modo que cuando no hubo seguridad para Elías en la tierra de Israel, Dios le envió a aquella mujer para que hallase asilo en su casa. Era un hogar de esos azotado por la pobreza, el hambre era el personaje principal de esta comarca. Dios siempre llega a tiempo, pero prepara el terreno a su manera, su proceder es misterioso y sobrenatural. La llegada de Elías fue en el mismito día en que la viuda temía verse obligada a renunciar a la lucha para poder sustentar su vida. Cuantas veces nosotros nos hemos sentido de la misma manera que la viuda cansados del trajín diario y casi tocamos fondo siendo nuestra única compañera la fe con la cual nos arropamos de pies a cabeza. La viuda no imaginaba que su fe la llevaría a probar el poder de Dios viviente para proveerle lo que necesitaba. Pero aún en su extrema necesidad, reveló su fe cumpliendo la petición del forastero que solicitaba compartir con ella su último bocado. No podría haberse exigido mayor prueba de fe, hasta entonces la viuda había tratado a todos los forasteros con bondad y generosidad. En ese momento, sin tener en cuenta los sufrimientos que pudiesen resultar para ella y su hijo, y confiando en que el Dios de Israel supliría todas sus necesidades dio esta prueba suprema de hospitalidad. Ella compartió su poco de alimento con Elías, y en pago, fue preservada su vida y la de su hijo. Esto demuestra que a todos los que, en tiempo de prueba y escasez, dan simpatía y ayuda a otros más menesterosos, Dios ha prometido una gran bendición. El Dios que cuidó de Elías en tiempo de hambre, no pasará por alto a ninguno de sus hijos abnegados. El que ha contado los cabellos de sus cabezas, lo cuidará, y en los días de hambre serán saciados. Mientras los inicuos perezcan a su alrededor por falta de pan, su pan y su agua estarán seguros

COMENTARIO 1-La pobreza no necesita privarnos de manifestar hospitalidad y hemos de compartir lo que tenemos. Hay quienes luchan para ganarse la vida y otros quienes tienen grandes dificultades para suplir sus necesidades, pero aman a Jesús y están listos para mostrar su hospitalidad a creyentes e incrédulos y tratan de hacer provechosas sus visitas. 2-No con sólo pan vivirá el hombre, y a medida que nosotros impartimos a otros nuestro alimento temporal, debemos impartir también esperanza, valor y amor cristiano. Y se nos asegura que "poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia a fin de que teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra".

8

TESOROS EN VASOS DE BARRO


Por Edwin Vázquez

La Mujer Misteriosa en la Historia del Pueblo de Dios

C

omo extranjeros sometidos a los cananeos, Jeber y su esposa le temían a Sísara y su poderoso ejército tanto como los propios israelitas. En la batalla los israelitas salieron por la puerta ancha y Sísara tuvo que saltar de su carro y huir a pies. Que irónico que este hombre que tanto hizo gala de sus grandes carros de ataque ahora corría en sus propios talones. En su huída el general se refugia en la tienda de Jael después que había corrido un rato en su escapada tras ser perseguido por los israelitas.

Jael sabía que Sísara representaba una grave amenaza, así que se valió de toda su astucia para atraparlo y darle muerte. Luego de entrar a la carpa de Jael ésta le dio de beber y le cubrió, pero le aguardaba una gran sorpresa. Acto seguido el comandante cananeo le replicó Jael que si alguien preguntaba ella mintiera respecto a él. Uyyyy, pero Jael violó la leyes de hospitalidad de su pueblo, las cuales requerían de ella protegiese a un huésped. Sísara dormía como un bebé, entonces Jael como nómada que era, había plantado su tienda en infinidad de ocasiones sabía como manejar un mazo y hundir un clavo en la tierra, en esta ocasión lo hizo en la sien del comandante (Jueces 4:21) propinándole la muerte.

COMENTARIO Las escrituras no presenta a Jael como una mujer mala, el canto de alabanza de Débora la describe como heroína (Jueces 5:24-27). Aunque la escritura no hace comentarios sobre la moralidad personal de Jael, las palabras de Débora aprueban la salvación que ella produjo para una nación. Sin duda, debemos suponer que Dios de alguna manera obró en esta mujer, por que Jael de repente se volvió tan despiadada, solamente podemos suponer que por medio de ella, Dios cumplió la profecía de Débora ante el dudoso general Barac. (Jueces 4:9). Puede que pensemos en los pensamientos y los actos de Jael y nos preguntamos qué dice Dios por medio de ella. Pero cuando miramos el cuadro general, podemos estar seguros de que Dios, tenía el control, protegiendo a su pueblo. Fuera Jael una israelita que se casó con un incrédulo o fuera una extraña para Dios, se convirtió en parte del plan de El. Al igual que Dios actuó para el bien de Israel en el Antiguo Testamento, lo hace también por nosotros en la actualidad.

A pesar de lo ajena y peligrosa que sea nuestra posición, podemos estar seguros de que Dios no nos abandonará jamás. TESOROS EN VASOS DE BARRO 9 Cuando somos íntegros y obedecemos El puede utilizar incluso a una Jael para traer la bendición a nuestra vida, siempre que nos confiamos por completo en manos de El, estamos seguros.


Por Carlos Zamalot

En la Biblia hay muchos ejemplos de mujeres que dieron todos por sus hijos. Madres que cuidaron, guiaron, sufrieron, celebraron y amaron el fruto de su vientre. Hoy te presentaré cinco de ellas. Estas son: 1. SARA: Madre de Isaac. También era una mujer estéril. Pero Jehová cambió su vida y su nombre. A la edad de 90 años, ella concibió el hijo que Dios le había prometido a Abraham. Sara es descrita en el Nuevo Testamento como ejemplo de fe (Ro 4.19; Heb 11.11) y de sumisión (1 P 3.6). Se regocijó [o más bien se rió] al escuchar que recibiría la bendición de ser madre. Se convertiría más tarde en la madre del pueblo escogido por Dios. "Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere, se reirá conmigo." Génesis 21:6

10

TESOROS EN VASOS DE BARRO


2. ANA: Madre de Samuel, el profeta. Esta mujer era estéril y sufria mucho por ello. En oración pidió a Jehová un hijo, el cual le fue concedido. Poco tiempo después, siemdo Samuel de muy pocos años, su madre lo llevó altemplo para presentarlo delante de Jehová. Allí mismo lo entregó en cuidado de Elí, el sacerdote, para dedicarlo al servicio del Señor (1 S 1.1– 2.21). El cántico de Ana (1 S 2.1–10) se compara con el Magnificat de María (Lc 1.46–55). En este cántico aparece por primera vez en el Antiguo Testamento el nombre Mesías (el Ungido). "Pero Ana no subió, sino dijo a su marido: Yo no subiré hasta que el niño sea destetado, para que lo lleve y sea presentado delante de Jehová, y se quede allá para siempre." 1 Samuel 1:22.

3. ELISABET: Madre de Juan, el Bautista. Descrita es la Biblia como una mujer justa e irreprensible ante los mandamientos del S eñor. Su embarazo también fue milagroso. Ella era estéril, y al momento de concebir era de edad avanzada. Sus palabras inspiradas por el Espíritu Santo (Lc 1.42–45) alentaron a María, madre de Jesús. "Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo..." Lucas 1:4.

4. MARIA: Madre de Jesús nuestro Salvador. Halló gracia ante los ojos de Dios. mujer judía espiritualmente sensible, fiel y obediente a la voluntad divina. Ser madre fue un milagro ya que concibió, siendo virgen, por obra del Espíritu Santo de Dios. “Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones." Lucas 1:46-48.

5. EUNICE: Madre de Timoteo, mujer judía creyente en Cristo que aunque tenía un esposo gentil [griego], supo instruir a su hijo con las Sagradas Escrituras. Ella, junto con su madre Loida, fueron mujeres de fe ejemplares. "...trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también." 2 Timoteo 1:5.

Un loro fue entrenado para predicar. El domingo la iglesia estaba llenísima para ver al loro dar la Palabra. Intimidado por el público, el loro se quedó callado en el púlpito, arrastraba su pico de un lado para el otro, hasta que su entrenador dijo: -Predica loro, que si no lo haces, te quito todas tus plumas y te pongo con las gallinas. Inmediatamente el loro miró a toda la iglesia y dijo: -¡Hermanos! Vamos a orar que el enemigo ya empezó a manifestarse.

TESOROS EN VASOS DE BARRO

11


E

UNICE. Una mujer cuyo nombre significa: “felizmente victoriosa”, madre de Timoteo, (discípulo del apóstol Pablo). Esta admirable mujer judía, esposa de un griego, junto con su madre Loida honró al Señor enseñando fielmente las Escrituras a Timoteo quien al igual que ellas manifestó una “fe no fingida”.

Eunice una buena maestra. 1 Tim. 3:14, "Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido". Eunice, para ser buena maestra, primero tuvo que ser buen ejemplo (1 Tim. 4:12; 1 Ped. 3:1-4; 5:2,3). Es muy importante, pues, observar que estas dos mujeres Eunice y su madre Loida, cuya “fe no fingida”, no simplemente profesaban ser creyentes, sino que en realidad vivieron su religión. Resultaba imposible ser una maestra efectiva si no era sincera. Esta mujer quiso salvar a su hijo de la influencia religiosa de la época por lo que examinó con mucho cuidado su propia fe, como también su amor y las demás virtudes enseñadas en la Biblia. Eunice enseñó las Escrituras a su hijo. (vs. 3:15), “y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”. Seguramente como madre comenzó a contar historias bíblicas a su niño cuando nació. Debió hablarle. Debió leerle. Debió cantarle. Por lo que para Timoteo era muy familiar escuchar una y otra vez… “Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos” Deut. 4:9;; “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;7y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levante 6:6, Mañana cuando te preguntare tu hijo, diciendo: ¿Qué significan los testimonios y estatutos y decretos que Jehová nuestro Dios os mandó? 20 entonces dirás a tu hijo: Nosotros éramos siervos de Faraón en Egipto, y Jehová nos sacó de Egipto con mano poderosa. Jehová hizo señales y milagros grandes y terribles en Egipto, sobre Faraón y sobre toda su casa, delante de nuestros ojos; y nos sacó de allá, para traernos y darnos la tierra que juró a nuestros padres. Y nos mandó Jehová que cumplamos todos estos estatutos, y que temamos a Jehová nuestro Dios, para que nos vaya bien todos los días, y para que nos conserve la vida, como hasta hoy”. 24 Eunice no solo fue buen ejemplo a su hijo, sino que practicó la enseñanza ( Efes. 5:24-28; Tito 2:3-5.) Practicó el amor de buena voluntad, y también el amor afectuoso y cariñoso. Timoteo creció en un ambiente de amor, unidad, paz y armonía. En la familia de Timoteo reinaba la tradición cristiana. Tres generaciones. Detrás de Timoteo, Eunice, y detrás de ésta, Loida. Los tres manifiestan una «fe no fingida», que ha pasado de uno a otro. La fe no es impartida por los padres sino que procede de Dios. Pero Dios se complace en permitir que su bendición se acreciente en las sucesivas generaciones, imprimiendo el valor de lo que permanece y el conocimiento de ser llamado, dentro de la familia, para glorificar el nombre del Señor. Considerada pues una mujer felizmente victoriosa que llevó a su hijo Timoteo (“que honra a Dios”) a ser sabio para la salvación y “verdadero hijo de la fe”.

12

TESOROS EN VASOS DE BARRO


Amigas no estamos en este mundo por casualidad. Somos "propiedad exclusiva" de Dios (Éxodo 19:5). Muchas mujeres cristianas de hoy no aprecian cuan valiosas son y que Dios siempre ha tenido un plan determinado para nosotras. Una mujer con propósito es la que se ha encontrado a sí misma y sabe quién es. Eso significa ser consciente de nuestros errores y debilidades y procurar superarlos fortaleciéndonos como hijas de Dios. Una mujer con propósito sabe valorarse como persona y sabe valorar todo lo que posee. Entiende que su vida tienen sentido y se prepara física, emocional y espiritualmente para llevar a cabo el propósito de Dios. Al entender que somos mujeres con propósito, reconocemos que Dios es el dador de la vida y que sin El estamos perdidas. Cuando no conocemos quienes somos y la posición que Dios nos ha dado pasamos por la vida con un vacío, el cual tratamos de llenar con cosas triviales. La mujer cristiana debe velar por su vida y saber darle el significado que Dios le ha dado. Es muy importante reconocer el propósito de Dios. Fuimos creadas "para alabanza de Su Gloria"(Efesios 1:12) y su propósito y plan es que su amor llegue a todo el mundo y que todos puedan conocer ese amor a través de los instrumentos humanos como usted y yo. Toda mujer posee talentos y cualidades muy especiales que debe desarrollar. Aprovechemos el potencial que Dios nos ha dado y seamos como la mujer virtuosa descrita en Proverbios 31. El apóstol Pablo dice que somos coherederos de la gracia de la vida. ¡Qué gran privilegio! No desaprovechemos esta gran oportunidad. Somos mujeres escogidas con propósito definido. Oración: Señor, ayúdame a reconocer el propósito que tienes para mi vida. Quiero realizar proezas en tu nombre.

TESOROS EN VASOS DE BARRO

13


Por Edwin Vázquez

Dos Mujeres en Desobediencia Civil

S

ufra y Fuvá eran dos mujeres de carácter, eran vigorosas y de mediana edad. Eran parteras de profesión y cuenta la historia que participaron en desobediencia civil cuando el Faraón dio la orden de que debían matar a todos los niños hebreos. Esa orden las puso en una grave dificultad moral, a quien tenían que obedecer al Rey de Reyes, el Dios de sus padres, o al rey de Egipto. Sabían bien que no podía desobedecer a Dios ya que temían a Dios y no hicieron lo que se les mandó. Faraón las mando a buscar y las interrogó y estas se refugiaron en una mentira diciendo que las mujeres daban a luz antes de que ellas estuvieran. Sin duda, la mentira era un pecado, pero Dios sabía que había surgido como solución a una crisis, insoluble para ellas de otro modo. El Señor premió a estas dos mujeres porque habían preferido obedecer a Dios antes que a Faraón. Le bendijo sus hogares por su valor a preservar la vida de los niños, sabiendo que uno de esos niños podría ser el libertador de Israel. Y gracias a la acción de éstas dos mujeres fue que el Eterno prosperó al pueblo en la fecundidad de las mujeres hebreas, lo cual siempre ha sido de mucho valor dentro del pueblo, y más en esos momentos que Israel jugaba un papel profético muy importante. Posteriormente viendo que su proyecto no había surtido efecto, Faraón dio orden a todo su pueblo de que echasen al río todo niño hebreo que naciese varón.

COMENTARIO De ésta manera actuaron estas dos mujeres, que temieron al Todopoderoso antes que a los hombres, y por esta razón el Eterno las bendijo y a sus descendientes. Aprendemos además la importancia de analizar nuestras vidas, en cada momento y en cada detalle, y aunque en este mundo tengamos patrones, jefes o “líderes” siempre cuidar obedecer al Eterno antes que a los hombres. Él que es justo nos recompensará, pero de la misma manera si actuamos con temor o por interés y obedecemos a los hombres antes que al Eterno él no tardará y recompensará a cada uno según sus obras, sean buenas o sean malas. Que el Eterno nos ayude a siempre tener un corazón inclinado hacia Él y nos de la fortaleza de no temer al hombre, que incluso solo es capaz de destruir la carne, sino temerle al que no solo puede destruir la carne sino el alma, y quien en su amor y misericordia nos librará del hombre malo si tenemos un corazón limpio hermoso y adornado como el de estas dos mujeres. Esto por nuestra obediencia a la Palabra del Eterno y por nuestra fe en la justificación a través del testimonio de Yeshúa nuestro redentor. "HAY ALGUNAS COSAS EN NUESTRAS PROPIAS VIDAS QUE VALGA LA PENA DEFENDER, SIN IMPORTAR CUAL SEA EL COSTO, PERDER UN EMPLEO O UNA POSICION EN LA COMUNIDAD PODRIA SER MEJOR QUE OFENDER A DIOS, NOS PONDREMOS AL LADO DE SIFRA O DE FARAON"

14

TESOROS EN VASOS DE BARRO


DOS MUJERES INDESEABLES PARA ESAÚ Por Edwin Vázquez saú escogió también dos esposas para sí, eran Judit y Basemat, las dos doncellas de los heteos, esto es, procedían de familias cananeas, y estaban acostumbradas a las idolatrías con que los habitantes originarios de Canaán provocaron al Señor. El matrimonio de Esaú representa, pues, una ruptura de la fe, sabía muy bien Esaú que estos matrimonios iban en contra de la vocación que había recibido su pueblo al salir de Ur de los Caldeos hacia Canaán.

E

Abraham había salido con su familia de Ur, para evitar la idolatría de Mesopotamia, y habían sido enviados a Canaán, donde la idolatría alcanzaba proporciones mucho más escandalosas. Los habitantes de esta hermosa tierra carecían de todo vestigio de temor a Dios. Era algo degradante y que profanaba la confianza que Dios había puesto en la familia el que Esaú quisiera tomar esposas de estas familias malditas. Era inevitable que él mismo se contaminara, y en efecto, fue causa de que la idolatría penetrara en la familia santa. Judit y Basemat tienen, pues, en la Escritura la mala fama de ser puestas como ejemplo del tipo de mujer que el hijo de una familia que teme a Dios no puede recibir por esposa. No se nos dice nada, naturalmente, de estas dos mujeres personalmente, excepto su origen, y el hecho que este matrimonio de Esaú fue causa de "amargura de espíritu" para sus padres. Es posible que fueran dos mujeres atractivas y razonables. No hay razón para que tengamos que creer que Esaú escogería mujeres indeseables. Hemos de creer que la pena que alcanzó a Isaac y Rebeca procedía del hecho de sus creencias idolátricas, y la forma pecaminosa de vida que esto implicaba. Isaac y Rebeca estaban perpetuando las tradiciones de Abraham y Sara en su hogar. Vivían una vida quieta y piadosa. Ahora, ya en su ancianidad, aparecieron estas dos mujeres que no tenían el temor de Dios en su corazón. Tenían tendencias sensuales y paganas, lo que hoy llamaríamos mundanalidad, que chocaba con la piedad de los padres. Por ello, sus últimos años, los pasaron en amargura.

COMENTARIO Esaú, con su Judit y Basemat, por tanto, son como una luz roja, indicando peligro a la familia de cada cristiano. El mal pernicioso que resulta de estos matrimonios ha de ser evitado en la comunidad del pueblo de Dios. Los padres piadosos yerran cuando rehúsan apagar este fuego en sus inicios en el hogar. Cuando abandonan a sus hijos a toda clase de asociaciones pecaminosas, luego el intento de amonestarles ya no surte efecto. Es imposible contrarrestar las malas influencias cuando están en marcha los resultados. Los padres intentan arrancar las malas hierbas, pero no evitaron que fueran sembradas: para entonces suele ser tarde. Desde la infancia a la madurez la semilla de la Iglesia de Dios debe ser mantenida dentro del temor del Señor y debe permanecer apartada de la asociación con influencias idolátricas.

TESOROS EN VASOS DE BARRO

15


Por Edwin Vázquez

"Entonces Rizpa, hija de Aja, tomó una tela de cilicio y la tendió para sí sobre el peñasco, desde el principio de la siega hasta que llovió sobre ellos agua del cielo; y no dejó que ningun ave del cielo se posase sobre ellos de día, ni fieras del campo de noche."

L

a historia es bastante macabra, y refleja las costumbres brutales y las venganzas personales comunes en las historias de este período. Por desgracia, el barniz de civilización que hemos conseguido poner en nuestras costumbres es muy delgado. La Biblia nos cuenta simplemente lo que pasó, sin tratar de disimular u ocultar los hechos por reprobables que sean. En toda esta historia descuella la entereza de una mujer, que con su noble conducta hizo dar cuenta al rey David de una falta de respeto a los cadáveres de varios miembros de la familia de su enemigo Saúl. En primer lugar Rizpa había sido una concubina de Saúl y, por tanto, una mujer prominente en el reino de Israel. Dejando aparte el hecho de que más adelante cediera ilegítimamente a los deseos de uno de los hijos de Saúl, Abner, vamos a considerar el episodio de los cadáveres de sus propios hijos, Armoni y Mefiboset, y los de los cinco hijos de Merab, la hermana de Mical (estas dos eran hijas de Saúl). El episodio consiste en el hecho que los gabaonitas reclamaron, para vengarse de una matanza que había realizado Saúl entre su pueblo, a siete descendientes de Saúl. Los gabaonitas habían hecho un pacto con Josué, mediante un engaño, de que los israelitas no tomarían su vida, y servirían en Israel como leñadores y aguadores. El pacto debía ser mantenído, a pesar del engaño. Sin embargo, al llegar Saúl al trono suplantó las ideas de Dios por las suyas (pretendiendo que las dos eran idénticas) y decidió destruir a los gabaonitas. No los exterminó a todos, pero el juramento que Josué había hecho quedaba profanado. David averiguó después de consultar a Jehová que la causa de un hambre que sufría Israel era la matanza de gabaonitas. Llamados, éstos requirieron siete varones descendientes de Saúl para ahorcarlos. David les entregó a los dos hijos de Rizpa y los cinco de Merab (por Adreiel uno de sus maridos). Los siete fueron ahorcados, pero Rizpa cubrió los cadáveres que habían sido abandonados sobre la peña, para evitar que fueran devorados por los animales silvestres con una manta, y veló sobre la manta día y noche para impedir, que los cadáveres fueran descuartizados por las fieras, «desde el principio de la siega hasta que llovió». David recibió nuevas de la conducta de Rizpa y entonces, avergonzado, sin duda, ordenó que fueran juntados los huesos de estos siete ahorcados a los de Saúl, de Jonatán y otros y los mandó enterrar. Con ello terminó el hambre en la tierra.

COMENTARIO Dejemos todos los aspectos sangrientos de esta historia y hagamos sólo mención a la entereza de esta mujer que desafió las inclemencias de los elementos naturales, la hostilidad de las fieras, el antagonismo de personas poderosas y acabó dando una lección de humanidad al mismo rey David. Su historia nos conmueve incluso hoy. No podemos dudar que las oraciones de Rizpa, para que se diera el respeto debido a los muertos, fueron escuchadas por el Señor.

16

TESOROS EN VASOS DE BARRO


Por Edwin Vázquez

"Y tomando la mujer de la casa una manta, la extendió sobre la boca del pozo, y tendió sobre ella grano trillado; y nada se supo del asunto" (2 Samuel 17:19). 2 Samuel 17:18-21. n un momento crucial, una campesina de Bahurim, una aldea cercana de Jerusalén, fue instrumento para salvar la vida de David, de su ejército y del reino de David. Absalón se había rebelado contra su padre. David se había visto obligado a huir de su propio hijo. Ahitofel estaba dispuesto a destruir a David y tenía preparado un ejército de doce mil hombres para caer sobre él. De haberse seguido el consejo de Ahitofel, que era sumamente astuto, David no habría podido escaparse. Pero David había enviado al campo de Absalón a Husay. Tenía, además, a dos fieles amigos en la fuente de Rogel. Husay se les arregló para desbaratar el consejo de Ahitofel y hacer otros planes que le parecieron a Absalón mejores que los de Ahitofel. Absalón se decidió, pues, a seguirlos.

E

Entretanto, Husay a través de dos sacerdotes consiguió llevar mensaje a sus amigos de David, Jonatán y Ahimas, que estaban en Rogel. El mensaje lo llevó una criada. Pero un joven partidario de Absalón vio a los dos mensajeros escondidos y, sospechando, fue a dar las nuevas a Absalón, el cual envió inmediatamente gente en su búsqueda. Todo dependía, pues, de que Jonatán y Ahimas consiguieran hacer llegar las noticias a David. Además, su propia vida estaba en peligro. Corrieron, pues, los dos, buscando escondedero y llegaron a Bahurim. Y en una de las casas de este poblado, la mujer los escondió en un pozo vacío y para mayor seguridad extendió una manta y puso grano encima como si se estuviera secando al sol. Cuando llegó el destacamento de Absalón e inquirieron por los fugitivos, la mujer les dijo que ya habían pasado el vado de las aguas. Como es natural no pudieron dar con ellos y tuvieron que regresar a Jerusalén. Dios guió los pasos de Jonatán y Ahimas al patio de esta mujer, la cual, sin duda se jugó la vida para defender la vida de David. Podemos imaginarnos la emoción de la mujer mientras estaba procurando disimular el miedo de que adivinaran su estratagema. Había numerosas personas anónimas dispuestas a exponer la vida por David. Esta mujer oraría sin duda en favor de David durante su exilio. Dios la escogió para enviar a Absalón por una senda sin salida y así salvar la vida de David En los momentos graves la salvación no viene siempre de la mano de los poderosos. Una simple mujer pudo salvar toda la causa de David y su reinado.

TESOROS EN VASOS DE BARRO

17


Por Edwin Vázquez

L

a admonición y el castigo de los israelitas por venerar dioses falsos fue uno de los temas más recurrentes del Antiguo Testamento. Dios había advertido: “NO TENDRAS OTRO DIOS FUERA DE MI, NO HARAS ESCULTURAS NI IMAGEN ALGUNA” Éxodo (20:2-4). Cuando revisamos la Biblia hay un sin numero de advertencias contra la idolatría y el culto de los dioses paganos. No obstante, en los tiempos bíblicos se rindió culto a diversas deidades cananeas, babilonias y asirias. Por ejemplo, la principal diosa cananea era Astarté, a la cual se le conoce por antiguos textos igaritas y egipcios del dios Baal y sus compinches. Los especialistas consideran que Astarté es idéntica a Istar, diosa asiria y babilónica. La diosa Astarté estaba muy asociada con Baal, con Anat-hermana y consorte a la vez de éste y también con Asera, madre del dios. En la mitología cananea, Baal y las tres deidades femeninas integraban la parte del culto de la fertilidad: se representaban a las diosas de diferentes maneras, como objetos sexuales, como cortesanas sagradas y como diosas de la maternidad, en este último caso adoptaban le efigie de una mujer encinta desnuda. Se conoce a Istar por varios textos, inscripciones, himnos y reliquias de los cananeos y babilonios. Al igual que Astarté, se le rendía culto como diosa de la fertilidad y su símbolo era Venus estrella vespertina. En un himno asirio se cita su nombre: “YO SOY ISTAR, DIOSA DE LA MAÑANA Y DE LA TARDE”. En las principales ciudades de Babilonia y Asiria se construyeron templos dedicados a Istar, que a menudo eran custodiados por esclavos y que recibían ofrenda de los reyes y otros dignatarios. Se sabe que Sargón le ofrendaba madera de cedro y ciprés a Istar, y que Nabucodonosor le ofrecía aves, peces y vino. Aunque se asocia el sacrificio de niños con el culto de Astarté, no hay pruebas de que los devotos de Istar practicaran esa costumbre. Además de diosa de la fertilidad, Istar era venerada por otorgar vida, salud e innumerables bendiciones más al género humano. Dada esta creencia, no sorprende que las oraciones se invocara su nombre, Nabuconodosor y Asurbanipal le imploraban que les concediera una larga vida. En la biblioteca de éste último se encontraron diversas plegarias y salmos dedicados a la diosa. Pese a la prohibición del culto de falsos dioses y no obstante los vituperios permanentes de los profetas, se cree que el culto de Istar floreció en Israel durante el tiempo del profeta Jeremías. Ese culto era rendido en particular por mujeres, qu e casi no figuraban en el culto formal de Yavé. Jeremías acomete contra aquellas que “ hacen tortas para la Reina del cielo”, se piensa que dichas tortas eran hechas con la imagen de la diosa, o tal vez con la forma de su símbolo, Venus, el lucero vespertino.

18

TESOROS EN VASOS DE BARRO


Por Enrique Monterroza

“Y enjuagará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros” Isaías 25:8

S

eguramente es duro y también difícil, las cosas no salieron como esperabas que salieran, todo se dio vuelta, nunca imaginaste que sería así. Pensaste que lo tenías bajo control y no fue así y ahora las lágrimas no dejan de fluir, te preguntas una y otra vez ¿Que fue lo que fallo?, ¿Por qué las cosas salieron mal? Lagrimas inundan tu vida, día y noche, quizá nadie lo sabe, lloras a solas esperando de esa manera desahogarte, pero a solas para que nadie se entere que te afecto, con lagrimas en tus ojos observas el cielo y en una actitud de interrogación quisieras preguntarle a Dios ¿Por qué? Lagrimas y mas lagrimas es el pan de cada día y tu actitud de derrota no se puede esconder, te sientes culpable por algo que no fue tu culpa, por algo que no iba a ser de otra manera, aun cuando tu hubieras hecho todo lo que pudieras, nada iba a cambiar, iba a ser siempre así como fue. Una voz en el cielo se deja oír, es Dios mismo que ha visto todo lo que en tu vida a sucedido, como las cosas se fueron dando de esa manera, en muchas ocasiones quiso tomar parte de eso, pero por más intento que hubo de su parte de llamar tu atención estabas totalmente segada y sorda. Esa voz del cielo que se deja oír en este momento dice: “No más lagrimas”, “No llores más”. Dios se hace sentir, hay algo diferente en el ambiente, es algo sobrenatural y al mejor estilo suyo, con una paño de amor Dios seca cada lagrima, te ve al rostro y te dice que anhela ver una sonrisa, tus lagrimas vuelven a salir, la mano de Dios está sosteniendo tu barbilla observando tus ojos, mientras te dice: “Yo estoy contigo, estoy aquí”, tus ojos como cristal no dejan de brillar, nuevas lagrimas salen, pero estas no son tan amargas como las otras, estas lagrimas son de sentirse apreciada por Dios. El Señor te mira y te dice: “Eres mi hija y yo soy tu Padre”; quieres decir algo, más un nudo en tu garganta no te lo permite, Dios te dice: “No necesitas decírmelo, yo puedo sentirlo”, lo abrazas fuerte y el consuela tu cabeza, como un Padre a su hija mas amada. Te sientes segura, estas entre sus brazos, las lagrimas terminan de salir, hay un suspiro de tu parte como los hay después de buen momento de lagrimas y sollozos, suspiros de sentimientos aparecen, Dios acaricia tu cabello y te dice: “Tranquila todo paso, Yo hare nuevo todo”. No hallas como agradecer, quieres hacer algo, necesitas hacerlo, pero Dios que te comprende como el Padre mas Amoroso que existe solo te dice: “No más lagrimas, no llores más”. En este día Dios quiere que sepas que ya no quiere que sigas llorando y lamentándote, que Él tiene el control de todo y más aun del tiempo, no tienes de que preocuparte, El está contigo, que es tu Padre y que hará TODO nuevo. Dios te dice hoy:

No más lagrimas, No llores más, yo hare NUEVAS todas las cosas. TESOROS EN VASOS DE BARRO

19


Por Edwin Vázquez

E

ste relato cuenta que existía un rey acostumbrado, como todos los reyes, a convertir sus sueños en realidad. Esto no le resultaba difícil, dado a su enorme poder y maravillosa imaginación. Entre sus ideas, estaba la de una gran arena donde la gente podía observar a hombres y animales en actos que demandaban gran valentía. Sin embargo, la arena también servía para aplicar la justicia del reino por medio de la llamada ley de las probabilidades. Así era como funcionaba: si un hombre era acusado de un crimen y resultaba de interés para el rey, entonces la gente era convocada al Coliseo, en donde con ansias aguardaban a que el monarca, sentado en lo más alto de su trono, indicara con una señal la presencia de acusado. Al otro lado de la arena había dos puertas muy parecidas, una junto a la otra. El acusado debía entonces caminar hacia ellas y elegir una, sin ser forzado ni guiado por nadie, el hombre, a merced únicamente de las posibilidades, tomaba una decisión. Detrás de una de la puerta, el tigre más grande, salvaje y hambriento esperaba, ansiosos, para saltar sobre su victima con el fin de devorarla. Después de su muerte, tristes campanas repicarían y todos regresarían lentamente a sus casas, pero si el hombre abría la otra puerta, una hermosa mujer saldría a su encuentro. Habría música y baile, las campanas repicarían de alegría y, luego todos regresarían cantando a sus casas. La gente estaba satisfecha con esta forma de hacer justicia y asistían a la arena con gran interés, a sabiendas de que, es día, presenciarían un acto sangriento, o una boda encantadora, además, no era acaso justo que fuera el acusado quien finalmente tuviera la vida en sus propias manos. No obstante, todo marchaba bien hasta que la hija del rey, una hermosa princesa, se enamoró de un apuesto plebeyo, al enterarse el monarca de esta inapropiada relación, envió al joven a la cárcel y fijo una fecha para su comparecencia en la arena. Buscaron el tigre más fuerte y peligroso, al igual que la dama más esbelta y hermosa, el día señalado llegó y miles de personas colmaron la arena. Ya todo estaba preparado y el rey dio la señal y el muchacho salió a la arena, como era costumbre, antes de la elección, se presentó ante el rey pero, en ese momento, sus ojos se clavaron en la princesa, quien, estaba sentada al lado de su padre, era su última esperanza. No había duda de que ella conocía el secreto de las puertas y sabía donde se encontraba la doncella y detrás de que puerta estaba el feroz tigre. Pero la princesa sabía mas que eso, también sabia que la doncella elegida era una adorable mujer, inteligente, justa y cariñosa a quien, en un par de ocasiones había sorprendido conversando con su amado.

20

TESOROS EN VASOS DE BARRO


Esto le había provocado celos y ahí frente a ella estaba su amado suplicándole con una mirada la indicación que lo guiara hacia la puerta correcta. En ese momento la princesa levanto suavemente su brazo del soporte de la silla y con un rápido movimiento, lo deslizo hacia la derecha. Que difícil tuvo que haber resultado la elección de la princesa, su corazón herido de dolor de perder al ser amado bien puede inducirla a elegir la muerte del joven antes de entregarlo a otra mujer. Por otro lado, presenciar su agonía en las garras de un animal salvaje atormentaba sus pensamientos. Ella sabía que su amado le haría la pregunta y ella ha elegido una respetas: detrás de la puerta derecha. Te preguntaras, quien salió de la puerta, la dama o el tigre.

LA VIDA O LA MUERTE Hace mucho tiempo, el Rey del universo y su hijo contemplaron como el ser humano, embelesado con Satanás, renunciaba al gobierno divino y se sometía al enemigo de Dios. Como pago por su pecado, el hombre fue condenado a morir. Sin embargo, cuando este yacía en la arena de la muerte, Jesús extendió sus brazos sobre la cruz del Calvario, no solo para indicarle al pecador la puerta por la debía entrar, sino abriéndola también. Desde entonces, la puerta de la salvación ha permanecido abierta y la voz suplicante de Dios es: OS HE PUESTO DELANTE DE LA VIDA Y LA MUERTE, LA BENDICION Y LA MALDICION, ESCOGE PUES, LA VIDA PARA QUE VIVAS TU Y TU DESCENDENCIA” (DEUTERONOMIO 30:19). Como el joven en la arena, nosotros debemos decidir, pues Jesús ya nos ha señalado la puerta de la libertad. En relación con esta maravillosa verdad de perdón y salvación resalta dos grandes verdades. En primer lugar, nuestra condición actual de condenados en la arena de la muerte es el resultado natural de nuestros pecados: estamos allí por que eso es lo que merecemos. No solo somos pecadores porque nuestros actos así lo declaran, sino por que tenemos una naturaleza pecaminosa. En otras palabras, no somos pecadores por que pecamos, más bien, pecamos por que somos pecadores. En segundo lugar, aunque no elegimos tener una herencia pecaminosa, ya que simplemente nacimos con ella, si podemos elegir la naturaleza perfecta de Jesucristo. El se ha levantado de su trono real y, con su muerte en la cruz, nos ha abierto la puerta de la salvación. Pero el no puede e introducirnos a la fuerza por la que desea que atravesemos, nosotros debemos tomar la decisión de hacerlo, por que, al no elegir la puerta que el nos ofrece, sencilla pero enérgicamente, estaremos eligiendo la de la muerte.

QUIEN DECIDE La vida esta hecha de decisiones y hoy te enfrentas a la mas grande de todas, la cuestión sobre decidir es: Que puerta elegiré, Jesús dijo: “YO SOY LA PUERTA EL POR MI ENTRARE, SERA SALVO”. (JUAN 10:9). Solo hay dos puertas y una sentencia: o escuchamos la trompetas del cielo dándonos la bienvenida o nuestros oídos tendrán que oír la triste sentencia del Padre: “NUNCA OS CONOCI, APARTAOS DE MI, HACEDORES DE MALDAD” (MATEO 7:23), CUAL DE LAS DOS ESCUCHARAS, ES TU DECISION.

TESOROS EN VASOS DE BARRO

21


Por Edwin Vázquez / Historiador Bíblico

A

l parecer los juegos de los niños han cambiado un poco, sabemos que los niños, en los tiempos bíblicos, tenían juguetes que hacían ruido, como maracas y pitos. Los arqueólogos los han encontrado en muchos lugares, algunas maracas tenían forma de cajas, con pequeños agujeros a los lados, otras tenían forma de muñecos y de pájaros, aunque resultaban algo pesadas para su manejo. Las niñas, además jugaban con casas de muñecas, se han encontrado cacharros de cocina y muebles en miniatura, de cerámica que datan del periodo entre los anos 900 y 600 a.C. Algunas muñecas tenían brazos y piernas articulados y cabello de bolita de cristal y de barro. En los hombros tenían orificios para pasar cuerdas como las de las marionetas. Pero no esta muy claro si esas muñecas se usaban realmente para juegos y especificaciones o para ceremonias religiosas. Los niños israelitas, como los niños de todo el mundo, jugaban también a imitar a los adultos. En Mateo 11:16-17 se describen grupos de niños que en las plazas jugaban a imitar bodas y funerales. Con ocasión de la crucifixión de Jesús, los soldados que custodiaban el lugar jugaron a los dados, estos se usaban de cuatro caras, y los jugadores iban moviendo la ficha desde la posición central a posiciones en que estaba marcado: “revestidos”, “coronados” y empuñando el cetro. El soldado que llegaba a la casilla final se proclamaba rey y recogía las apuestas. En este caso, las apuestas fueron las pertenencias de Jesús (Mateo 27: 28-29). Aunque los juegos de dados eran muy populares entre la gente, los dirigentes religiosos condenaban enérgicamente los juegos de azar, y la ley judía no permitía que un jugador diera testimonio ante un tribunal de justicia. Andando el tiempo, algunas personas comenzaron a ganarse la vida divirtiendo a los demás. Esta clase de diversión (que Pablo en 1 Corintios 4:9, llama espectáculo) llego a ser muy popular en los tiempos en que lo griego estaba de moda. Era un de los puntos en que no estaban de acuerdo los saduceos, a quienes gustaban mucho esas diversiones, y los fariseos, que creían que eran malas. El rey Herodes construyo en Jerusalén un estadio para luchas entre gladiadores (prisioneros de guerra o delincuentes, entrenados al efecto) y para luchas entre hombres y fieras. Y construyo también un anfiteatro para carreras de carros, edifico teatros en Cesárea y en Sebaste, que todavía pueden contemplarse. En el estadio y en el gimnasio se practicaba también atletismo al estilo griego, los griegos creían que esta clase de ejercicio era necesario para la salud del cuerpo. Pero el atletismo griego no era muy popular entre los judíos, lo encontraban ofensivo, por que los atletas competían desnudos. Y otro obstáculo era la relación estrecha entre ese atletismo y la religión griega. Los acontecimientos deportivos mencionados por Pablo en sus cartas están relacionados, todos ellos con los juegos y deportes griegos. Pablo pone como ejemplo el duro entrenamiento de un atleta (1 corintios 9:24-27) y escribe sobre los corredores que compiten para ganar una corona de laurel, de hojas de pino o de olivo. Se refiere también al boxeo, en el que los pugilistas protegen sus brazos y sus manos con tiras de cuero y en donde es mas importante eludir los golpes que saber encajarlos. En (Flp 3: 13-14), Pablo describe una carrera y en (Hebreos 12:1-2) alude a una carrera de fondo, para la que uno se prepara perdiendo peso en los entrenamientos y en la que hay que despojarse la ropa para estar ágil en la competición.

22

TESOROS EN VASOS DE BARRO


1-Mi idea de Dios está formada por la profunda convicción emocional de la presencia de una fuerza racional superior, que se revela en lo incomprensible del universo. Albert Einstein 2-La oración es la paz del espíritu, la quietud de nuestros pensamientos, el equilibrio de nuestros recuerdos, el mar de nuestra meditación, el descanso de nuestros afanes y la calma en nuestra tempestad. Jeremy Taylor 3-Todo es milagroso: el orden estupendo de la naturaleza, los millones de mundo girando alrededor de millones de soles, la actividad de la luz, la vida de los animales, todos son grandes y perpetuos milagros. Voltaire 4-El amor es el umbral por el que el alma pasa del egoísmo al servicio y de la soledad al concierto de la humanidad. Antonia Krantz 5-El buen vecino mira más allá de los accidentes externos y percibe las cualidades internas que hacen a los hombres seres humanos, y por lo tanto, hermanos. Martin Luther King 6-Es bueno que tengas una religión en particular, pero, aun sin ellas, puedes sobrevivir si sientes amor, compasión y tolerancia, la prueba fehaciente del amor de Dios de una persona, es su amor por sus semejantes. Dalai Lama 7-La fe debería ser siempre indoblegable como el rayo de luz, mientras que el amor, como el calor, debería expandirse y envolver las necesidades de nuestros hermanos. Martin Lutero 8-Hay un espectáculo más grande que el mar y es el cielo, hay un espectáculo más grande que el cielo, y es el interior del alma. Víctor Hugo. 9-Mantén la fe en todas las cosas bellas, en el sol cuando se esconde detrás de las nubes y en la primavera cuando ya haya pasado. Roy G. Gilson 10-La amistad es un regalo que nos hacemos nosotros mismos, por lo tanto no la maltrates, y si cultívala, por que de ella nacen grandes cosas que pueden ser la diferencia en nuestras vidas. Edwin “Kako” Vázquez “MUCHAS VECES, EL VERTIGO Y LAS URGENCIAS DE LO COTIDIANO ACALLAN NUESTROS PROPIOS PENSAMIENTOS, CUANDO TODO ES RUIDO Y CONFUSION ALREDEDOR DE NOSOTROS, LA PAZ Y LA SERENIDAD PARACEN METAS IMPOSIBLES DE ALCANZAR, POR ESO TODOS NECESITAMOS MOMENTOS DE SILENCIO Y DE CALMA ESPIRITUAL PARA INSPIRANOS Y VALORAR LO SIGNIFICATIVO E IMPORTANTE DE LA VIDA”

TESOROS EN VASOS DE BARRO

23


HORIZONTALES 1-Su nombre significa "incierto", fue el hijo mayor de Amram y Jocabed, de la tribu de Leví, mientras Moisés estaba en el monte Sinaí permitió que el pueblo hiciera un ídolo de oro. 3- Hijo de Lared y padre de Matusalén (Génesis 5:18, 21). En la genealogía que consta en San Lucas ocupa un sitio entre los antepasados de Cristo (Lucas 3:37). Una curiosa tradición judía afirma que fue el inventor de la astronomía, el alfabeto y la aritmética, vivió 365 años.

VERTICALES 1-Era una egipcia al servicio de Sara, esposa de Abraham, creyéndose incapaz de concebir hijos, Sara le propuso a Abraham que la tomara por concubina (Génesis 16:3). 2- Su nombre significa "compañera" o "apego", fue una moabita que llegó a ser antepasada de David, María y Jesucristo. 4- Fue uno de los Profetas Menores y su nombre significa "compasivo", se cree que su profecía fue escrita entre el 661 y el A.C. Describe el castigo de Nínive, acerca del cual también profetizó su contemporáneo Sofonías. 5-Fue el sumo sacerdote que desempeñó parte importante en el proceso contra Jesús. 6-Primeras dos letras de la palabra Lot. 8- Fue el hijo de Abraham y Sara concedido en cumplimiento a lo que Dios les había prometido; pasó sus primeros años en Beerseba o sus alrededores. Abraham obedeció sin vacilación al mandato de Dios aun cuando se le ordenó sacrificarlo (Génesis 22). 11- María Magdalena (Abrev). 12-Primeras dos letras del nombre Adán. 24

TESOROS EN VASOS DE BARRO

7- Fue uno de los más fieles ayudantes de Pablo, sus padres fueron griegos (Gálatas 2:3) y nada más sabemos de su origen. Se convirtió por la predicación del apóstol Pablo, este gentil acompañó a Pablo a Jerusalén para oponerse a los judíos cristianos que exigían la circuncisión de los gentiles (Gálatas 2:1). 9-Rio Jordán (Abrev). 10- Su nombre significa "agradable", vivió en el siglo noveno A.C. Fue jefe militar encargado del ejército de su (Ben-hadad) y muy respetado por sus compatriotas. Cosa extraña es que un leproso ocupara tan elevada posición, pero tal fue su caso. 12-Antiguo Testamento (Abrev). 14. Primeras dos letras del nombre Cornelio. 15- En la Biblia se menciona como un varón perfecto y justo, temeroso de Dios. Fue hombre acaudalado y vivió en tierra de Uz. En medio de su abundancia, Dios le envió tribulación: perdió su riqueza, su familia fue destruida y perdió la salud. En todo esto tuvo paciencia y firme confianza en Dios, aun ante las acusaciones de sus amigos.


1-Cual era el nombre de la criada de Lía, fue madre de Gad y Aser, dos de los doce hijos de Jacob. a-Abigail b-Zilpa c-Yesrael d-Gob 2-Cuando Noemí volvió a Belén pidio que la llamaran: a-Orfa b-Mara c-Ester 3-La mujer resucitada por Pedro, cuyo nombre significa Dorcas, que abundaba en buenas obras es: a-Lidia b-Berenice c-Tabita 4-La mujer que halló gracias ante los ojos del Rey Asuero más de que las demás vírgenes fue: a-Vasti b-Lea c-Ester 5-Las dos esposas de Jacob que eran hermanas, hijas de Labán fueron: a-Ana y Elizabeth b-Raquel y Lea c-Rebeca y Lea. 6-Respecto a María Magdalena: Cual de estas afirmaciones es falsa: a-Compro especias para ungir a Jesús pasado el día de reposo. b-De ella se echaron siete demonios. c-Concibió a Jesús. 7-Josue envió desde Sitim a dos espías para reconocer la tierra, ellos entraron en la casa de una mujer y pasaron la noche, ella fue: a-Tamar b-Ana c-Rahab 8-Según e evangelio de Lucas, la madre de Juan e Bautista, se llamó: a-Elena b-Elizabeth c-Eliana 9-De que rey era hermana Berenice, ella estuvo sentada a su lado durante la defensa de Pablo: a-Calígula b-Rey Herodes Agripa II c-Pilatos 10-De quien era esposa Priscilla, este matrimonio trabajaban haciendo tiendas de campaña: a-Aquila b-Bartolomé c-Betsán TESOROS EN VASOS DE BARRO

25



"Mujeres de la Biblia" TESOROS EN VASOS DE BARRO