Page 1

Itinerario cuaresmal juvenil Por las huellas de Jesús. Círculos bíblicos cuaresmales Presentación Metodología: este año la propuesta para vivir la Cuaresma en la pastoral juvenil de nuestra diócesis tiene como lema “ponle fe”. Esta propuesta nos invita a que en esta época de Cuaresma seamos solidarios con la juventud, lo que significa orar por las diversas situaciones que atraviesa la juventud de nuestras comunidades, y del mundo. La propuesta de círculos bíblicos está organizada a partir un itinerario de viaje, como ejercicio de seguimiento. En nuestro camino visitaremos algunos lugares bíblicos por donde Jesús pasó parte de su vida, como nos lo cuentan los evangelios. Los encuentros pasan por Belén, Nazaret, Betania, Samaria, Jerusalén, y Galilea. El grupo o comunidad que realiza el ejercicio de Círculo Bíblico son convidados a recorrer el camino con los jóvenes. Nuestro camino es una propuesta que invita a colocarse a modo de Jesús, para escuchar a los jóvenes y aproximarnos a entender sus dolores y alegrías. Es encontrar el camino para vivir la fraternidad, es decir el amor que se concreta históricamente en nuestra condición de hijos de Dios. Es importante que la persona responsable de la coordinación investigue sobre los lugares bíblicos propuestos en nuestro camino y organice el encuentro de forma anticipada y prepare la reunión de la mejor manera. Recomendamos preparar el encuentro centrado en la oración, donde todos puedan participar y asumir compromisos como seguidores de Jesús, con el fin de formar personas que amen la Palabra, gente que ama a sus hermanos, de modo especial a la juventud. Quien coordina el encuentro puede ambientar de la siguiente manera el lugar:  

Una afiche con el nombre de lugar bíblico en el cual reflexionarán en ese encuentro. Un lugar especial para la palabra de Dios.


 

Imágenes que ambienten el tema o la reflexión en la que está centrada el encuentro. Recordemos que este es un espacio para la integración y la oración por la juventud. Qué bueno que invitemos a padres de familia, adultos de la comunidad, jóvenes que no hacen parte de los grupos de las parroquias y los que sí a compartir esta experiencia de los círculos bíblicos.

El camino está organizado de la siguiente manera: Celebración del miércoles de Ceniza juvenil, cinco encuentros, una celebración y la pascua juvenil. Miércoles de ceniza juvenil: Ponle fe. Primer encuentro (BELÉN): Acogemos a los jóvenes de un nuevo tiempo. Segundo encuentro (NAZARET): Construimos relaciones marcadas por el afecto. Tercer encuentro (BETANIA): Tejemos redes de protección para la vida de la juventud. Cuarto encuentro (SAMARIA): Luchamos contra el extermino y en favor de la vida de la juventud. Quinto encuentro (JERUSALÉN): Caminamos en comunidad: la juventud quiere vivir Sexto encuentro (GALILEA): Celebración: celebramos la conversión, la esperanza y la solidaridad. Pascua juvenil “Ponle fe” Cuatro temas para reflexionar desde la fe:  Abraham, la fe sin límites.  Juan bautista, la fe que conduce al encuentro con Jesús  Pablo, la fe que abre fronteras.  Timoteo, cuando la fe nos acompaña siempre. Dos Celebraciones:  Penitencial  Pascual


MIÉRCOLES DE CENIZA JUVENIL

Belén

Nazareth

Betania

Samaria

Jerusalén

Galilea

PASCUA JUVENIL


MIÉRCOLES DE CENIZA JUVENIL. PONLE FE. 1. RITOS INICIALES: -Guía 1: En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. -Participantes:- Amén. -Guía 2: Hermanos: si vivimos en pecado nunca podremos tener paz. La paz significa que Dios estará con nosotros. Por eso hoy les deseo: ¡que la paz del Señor esté con ustedes! -Participantes:- Y con tu espíritu. -Guía 1: Comenzamos un tiempo especial de gracia y salvación: la Cuaresma. Hoy, la Iglesia entera quiere purificarse porque sabe que está cerca «el Esposo»: Jesús viene una vez más a nuestras vidas y nos quiere comunicar su fuerza para que también nosotros resistamos al mal y al pecado. Pidamos al Señor que sepamos vivir con autenticidad este tiempo de conversión.

Guía 2: Oremos: Señor, Dios nuestro, mira a tus hijos aquí reunidos para recibir la ceniza y quema en nosotros, con el fuego de tu amor, todo orgullo y vana suficiencia, para que de veras nos sintamos pequeños ante Ti y deseosos de tu gracia. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. Monición: Celebramos el comienzo de nuestra cuaresma recibiendo la ceniza y así queremos manifestar nuestra voluntad de seguir al Señor, que nos llama al desierto de la conversión, al que salimos con la confianza puesta en el amor de Dios y con el deseo de volver a Él. Que nuestra mente, sentimientos y acciones estén unidos, en esta celebración. Pidamos juntos que nuestro camino de conversión sea sincero y nos conduzca a un encuentro profundo con Dios. Momento penitencial: Para este momento tenemos dos propuestas, si es posible ver el siguiente video: http://www.youtube.com/watch?v=wBak3xBqfC0


Si no es posible ver el video, se recomienda escuchar la canción. Es importante que esté escrita en un afiche o cartel para que todos puedan seguirla: PARA SANAR EL CORAZÓN:

Luis Enrique Ascoy

Para tocar en mi vida toda huella negativa, retrocediendo en mis días desde mi propia concepción Aquellos tristes recuerdos, los traumas, gritos y pleitos que me dejaron complejos y esa profunda decepción Para arrancar esa ira y restaurar la sonrisa, y así sembrar alegría donde haya dolor te imploro mi Dios Entra a mi corazón, Señor, entra y renueva la ilusión cura mis heridas, dale luz a mi vida te doy gracias por sanarme con tu amor (bis) Para quitar la agonía de aquella agresión sufrida, que me llenó de malicia de odio, rabia y de rencor Y desterrar este miedo y todo remordimiento para empezar otro tiempo con más ternura y comprensión Para arrancar la mentira, recuperar la autoestima y así poder perdonar a aquél que me hirió te invoco mi Dios Con cualquiera de las dos opciones invitamos a reflexionar, en pequeños grupos, a los participantes con las siguientes preguntas (importante tenerlas visibles):   

¿Qué les llama la atención de lo escuchado? ¿Con que situaciones de nuestra vida podemos compararlas? ¿Qué sentimientos experimentan al escuchar esta canción?

Al finalizar invitamos en plenaria a compartir la pregunta:  ¿Qué descubrimos con el ejercicio?


Al escuchar algunas experiencias invitamos a todos a ponernos en actitud de escucha para realizar la siguiente oración:

Ayúdame, Dios mío, por tu bondad Perdóname por lo que he hecho mal, tú sabes cómo soy. Yo sé que no miras lo que está mal, sino lo bueno que es posible. Te gusta un corazón sincero, y en mi interior me das sabiduría. Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme; no me dejes vagar lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu. Enséñame a vivir la alegría profunda de tu salvación, Hazme vibrar con espíritu generoso: entonces mi vida anunciará tu grandeza, enseñaré tus caminos a quienes están lejos, los pecadores volverán a ti. Hazme crecer, Dios, Dios, Salvador mío, y mi lengua cantará tu justicia. Señor, me abrirás los labios, y mi boca proclamará tu alabanza. Los sacrificios no te satisfacen: si te ofreciera ritos sólo por cumplir, no los querrías. Lo que te ofrezco es un espíritu frágil; un corazón quebrantado y pequeño, tú no lo desprecias. Señor, por tu bondad, favorece a tus hijos haznos fuertes en tu presencia. Entonces te ofreceremos lo que somos, tenemos, vivimos y soñamos, y estarás contento. Canto penitencial.


2. LITURGIA DE LA PALABRA: Primera Lectura: Joel 2,12-18 "Rasgad los corazones y no las vestiduras" "Ahora -oráculo del Señor- convertíos a mí de todo corazón con ayuno, con llanto, con luto. Rasgad los corazones y no las vestiduras; convertíos al Señor, Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad; y se arrepiente de las amenazas." Quizá se arrepienta y nos deje todavía su bendición, la ofrenda, la libación para el Señor, vuestro Dios. Tocad la trompeta en Sión, proclamad el ayuno, convocad la reunión. Congregad al pueblo, santificad la asamblea, reunid a los ancianos. Congregad a muchachos y niños de pecho. Salga el esposo de la alcoba, la esposa del tálamo. Entre el atrio y el altar lloren los sacerdotes, ministros del Señor, y digan: "Perdona, Señor, a tu pueblo; no entregues tu heredad al oprobio, no la dominen los gentiles; no se diga entre las naciones: ¿Dónde está su Dios? El Señor tenga celos por su tierra, y perdone a su pueblo." Salmo Responsorial: 50 "Misericordia, Señor: hemos pecado." Misericordia, Dios mío, por tu bondad, / por tu inmensa compasión borra mi culpa; / lava del todo mi delito, / limpia mi pecado. R. Pues yo reconozco mi culpa, / tengo siempre presente mi pecado: / contra ti, contra ti sólo pequé, / cometí la maldad que aborreces. R. Oh Dios, crea en mí un corazón puro, / renuévame por dentro con espíritu firme; / no me arrojes lejos de tu rostro, / no me quites tu santo espíritu. R. Devuélveme la alegría de tu salvación, / afiánzame con espíritu generoso. / Señor, me abrirás los labios, / y mi boca proclamará tu alabanza. R. Segunda Lectura: II Corintios 5,20-6,2 "Reconciliaos con Dios: ahora es tiempo favorable" Hermanos: Nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo os exhortara por nuestro medio. En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios. Al que no había pecado Dios lo hizo expiación por nuestro pecado, para que nosotros, unidos a él, recibamos la justificación de Dios.


Secundando su obra, os exhortamos a no echar en saco roto la gracia de Dios, porque Él dice: "En tiempo favorable te escuché, en día de salvación vine en tu ayuda"; pues mirad, ahora es tiempo favorable, ahora es día de salvación. Evangelio: Mateo 6,1-6.16-18 "Tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará" En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará. Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, cuando vayas a rezar, entra en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará. Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará." Reflexión: Dividimos el salón donde nos reunimos con una línea en la mitad (podemos dividirla con cinta o con una tiza) y explicamos a los participantes que realizaremos una dinámica a la cual llamaremos el semáforo. La actividad consiste en que cada vez que se lea una afirmación con respecto a la Cuaresma ellos deben tomar una posición frente a esta, es decir, si están de acuerdo con la afirmación se moverán hacia su lado derecho (verde) si no están de acuerdo con la afirmación se moverán hacia su lado izquierdo (rojo) y si no saben o tienen dudas se quedan en el centro (naranja).


La idea es que los jóvenes puedan argumentar su posición, se puede preguntar a algunos porque están de acuerdo, o porque no, o que cosas dejan inquietud en ellos.

Está de acuerdo con la afirmación

Tiene dudas sobre su posición

No está de acuerdo con la afirmación

Animador

Afirmaciones: 1. Los cristianos estamos seguros que la cuaresma es un tiempo de preparación al adviento. 2. La cuaresma siempre la realizamos en la misma fecha, como es una tradición. 3. La cuaresma dura 40 días. 4. Este es un tiempo en el cual nos invitan a revisar nuestra vida para hacer cambios profundos en ella. 5. Ayunar es dejar de comer carne. 6. Convertirse es para nosotros poder ir a misa esos 40 días de la cuaresma. 7. El número 40 que tiene la cuaresma no significa nada se puso así porque es un nuero que siempre se usa en la biblia. 8. La penitencia es todo u conjunto de actos interiores y exteriores que nos invitan a cambiar. 9. Las obligaciones del católico en cuaresma es ponerse la ceniza. 10. Al santa ceniza es un sacramento.


Al finalizar la actividad, preguntamos a los jóvenes que les pareció y que conclusiones sacan de esta. Si se ve la posibilidad, podemos terminar con la siguiente reflexión (puede ser preparada por quien dirige la reunión o un joven o del comité de pastoral juvenil). ¿Carne o Pescado? Estamos en tiempo de cuaresma y en la calle la gente debate si los viernes hemos de comer carne o pescado, o ambas cosas… Algunas, como mi madre, no tienen duda. Los viernes en cuaresma, ¡niño, siempre pescado! Y es que la cuaresma es tiempo de ayuno, ya lo sabemos… ¿pero qué tiene que ver con comer carne o no? Empecemos diciendo que se trata de un tiempo y de unos gestos que nos ayudan a recordar que no podemos tener de todo. Aquí está la clave: soñar con que puedo y debo tener de todo no tiene sentido. Sólo los ingenuos se afanan en controlar todo lo que se cruza por delante. Parece que en este tiempo, cuando tenemos más sed que nunca, es interesante recordar la fuente de la que mana el agua. Deberíamos aprender a vivir agradecidos, porque no hacerlo es ser inconscientes e injustos con una realidad que se nos regala y pide ser compartida con tanta gente sedienta. Por esto merece la pena el ayuno, invitarnos a ser “ayunadores” en toda regla. Pero siempre hay quien piensa que ayunamos para sufrir. ¡Como si el vivir la Cuaresma tuviera que ser pasando incomodidades, malestar o dolor para tener a Dios contento! ¡Como si todo dependiera de la carne o el pescado un día a la semana! ¡NO! Ayunamos para creer, ayunamos para recordar que las cosas no son el fin, sino el medio. Ayunar ayuda a mirar alrededor de una forma diferente, y recordar que la realidad es mucho más grande que lo que nos rodea de forma inmediata... Es aceptar de manera consciente que mis deseos, mis necesidades, mis intereses, mis preocupaciones no son el centro del mundo. Hay intimidad, gratuidad, desinterés, búsqueda... en este tiempo de Dios. Se trata de aprender a mirar mi fragilidad llena de posibilidades, mi debilidad fuerte, mi pequeñez grande... En tiempo de cuaresma, tiempo de ayuno “no pongáis cara triste... perfuma tu cabeza y lava tu rostro” (Mt 6, 16-18), que Dios sepa que usamos las cosas no con


la avaricia de los hipócritas, sino con la realidad de quienes tienen puesto el corazón en su sitio, en Dios. Tomado de: http://historial.pastoralsj.org/secciones/colaboraciones.asp?id=208 Última consulta: 9 de febrero de 2013. 3. PROMESAS CUARESMALES: -Guía 1: Ser ceniza es una realidad nuestra y de nuestro mundo de pecado. Vivir el misterio pascual del Señor es, en cambio, un proceso y una tarea que la realiza sólo el que se lanza con la Cruz de Cristo hacia la entrega en las manos del Padre; que da vida eterna a aquel que fue formado del polvo de la tierra. Por eso, al mismo tiempo que reconocemos nuestra condición de pecado recibiendo la ceniza, nos sentimos impulsados a vivir la Pascua del Señor y por eso presentamos en estos momentos nuestras promesas cuaresmales. Respondamos: Sí, reconozco. -Guía 2: ¿Reconoces que te cierras a la vida cuando vives olvidado de Dios y pensando sólo en las cosas de este mundo?

-Participantes: Sí, reconozco. -Guía 1: ¿Reconoces que te cierras a la vida cuando por apatía, conformismo y miedo dejas las cosas malas cómo están?

-Participantes: Sí, reconozco. -Guía 2: ¿Reconoces que te cierras a la vida cuando tu corazón está encerrado en ti mismo, en tus egoísmos y planes puramente personales? -Participantes: Sí reconozco. -Guía 1: Ahora respondamos: Sí, me comprometo. -Guía 2: ¿Te comprometes en esta Cuaresma a dejar de cerrarte a la vida, teniendo a Dios como centro y motor de todas tus acciones? -Participantes: Sí, me comprometo.


-Guía 1: ¿Te comprometes luchando con valentía y energía cristiana por hacer de nuestra comunidad y de los ambientes donde vives un lugar en el que reine Cristo con la verdad, la justicia, el amor y la paz? -Participantes: Sí, me comprometo. -Guía 2: ¿Te comprometes en esta Cuaresma a dejar de cerrarte a la vida, ensanchando tu corazón con ideales comunitarios y haciendo tuyos los sufrimientos y alegrías de los demás? -Participantes: Sí me comprometo. 4- RITO DE IMPOSICIÓN DE LA CENIZA Ponemos la ceniza en el centro del salón e invitamos a que los participantes la observen detenidamente y piensen en las siguientes preguntas. Podemos poner música de fondo y hacer de este un momento de reflexión tranquilo y profundo. Es importante que alguien lea de forma pausada y clara las preguntas y deje buenos intervalos entre pregunta y pregunta para la reflexión:    

¿Qué significa este signo para nosotros? ¿En qué momento de nuestra vida somos ceniza? Después de esta experiencia, ¿qué sentimientos, situaciones o actitudes creo que debo mejorar o potenciar en mi vida? ¿En qué cosas concretas puedo ir haciendo pequeños cambios en mi vida?

Para finalizar este momento de reflexión, se invita a que, de manera voluntaria y pausada, se vayan acercando al centro, donde estará el sacerdote imponiendo la ceniza. También se puede entregar algún recordatorio como una cruz o un denario. Durante la imposición de la ceniza motivamos a todos que sigamos en actitud de oración, se pueden escuchar algunas canciones o tener música de fondo. Cuando todos hayan concluido, se muestra a los jóvenes el camino cuaresmal de este año: Ponle fe. Se invita a todos a vivir la experiencia de oración en los círculos bíblicos, como preparación en esta Cuaresma a la Pascua. Es importante que se tengan claro los días de reunión y el lugar, además que el objetivo de este espacio es orar por los jóvenes y compartir con otros jóvenes y adultos esa preocupación por todos los jóvenes.


5- RITO CONCLUSIVO: -Guía 1: Terminemos elevando nuestra oración al Padre, como Cristo nos enseñó: -Todos: Padre nuestro... -Sacerdote: Mira, Padre de bondad, nuestras humildes prácticas cuaresmales; hazlas fructificar, purifica nuestros corazones, haz que dejemos todo aquello que nos aleja de ti para que podamos celebrar la pascua con una vida renovada. Por Jesucristo, Nuestro Señor. -Todos: Amén. Bendición S.- Que esta Cuaresma Dios les haga crecer en su amor y les lleve a parecerse a Cristo, su Hijo, que nos amó hasta dar su vida por nosotros. T.- Amén. S.- Y que bendición de Dios todopoderoso: Padre… T.- Amén. S.- Vayámonos dispuestos a la lucha contra el mal. Podemos irnos en paz.

T.- Demos gracias a Dios.


Profile for Infancia y Juventud Sonsón Rionegro

Celebración miércoles de Ceniza  

Material para comenzar los círculos bíblicos propuestos en el Año de la fe por la Delegación de Infancia y Juventud de la Diócesis de Sonsón...

Celebración miércoles de Ceniza  

Material para comenzar los círculos bíblicos propuestos en el Año de la fe por la Delegación de Infancia y Juventud de la Diócesis de Sonsón...

Advertisement