Page 62

62

Germán Pinque

cabar o echar mano en casos o circunstancias difíciles. Los modos de vida siguen trayectorias reproductivas diferentes y se articulan a circuitos y dinámicas sistémicas diferentes. Este proceso reconfiguró los vecindarios como formas socia-les de lo local. Estos se han fragmentado o, al menos, los datos recogidos indican que se han desarmado y rearmado bajo otras pautas y dinámicas y delimitado simbólicamente en lo que puede denominarse regiones o espacios socioculturales y económicos. Así, ya no cabe entenderlos a los vecindarios unidos por un presente y un destino común. El principio de organización de los sujetos involucrados en estos espacios resulta distinto: en algunos casos las relaciones familiares y vecinales llevan la carga de la integración social, cimentan la unión y la coope-ración para asegurar las bases de subsistencia y la reproducción social centrada en la crianza de animales; en otras, por el contrario, son las alianzas o cadenas socioeconómicas vinculadas al turismo, al dinero y al crecimiento, a los proyectos de pequeña o gran escala vinculados con el turismo. Por todo esto, puede decirse que el turismo resignifica e induce gradualmente nuevas relaciones sociales entre puestos, albergues o actores que antes eran, a lo sumo, vecinos lejanos. Los intereses vinculados a las prácticas y procesos “turísticos” mediante los cuales los lugareños aseguran sus procesos de reproduc-ción social, redefinen un nuevo campo de relevancia y afinidad pero también de antagonismos y luchas simbólicas. Esto puede advertirse en las recomendaciones que se realizan los puestos o albergues entre sí para que los turistas se hospeden en ellos en el siguiente punto del recorrido, pero también y fundamen-talmente, en las correcciones y aclaraciones que realizan los puesteros al autopresentarse como tales y distinguirse de los albergues. En este sentido, la identidad no es neutral en tanto elemento de productivi-dad económica vinculada al turismo, como tampoco es neutral en el marco de la visibilidad que cobró la zona ante el Estado, el espacio público provincial y las industrias turísticas. En relación a este último punto, es posible constatar que la presencia del Estado provincial en la zona es reciente y esporádica pero trascendental. Constituye una “ruidosa” intervención cuyos ecos

Turismo, reflexividad y procesos de hibridación cultural en América del Sur austral  

E-book. Margarita Barretto (Coord.) Colección Pasos Edita nº 4. 2010. pasosonline.org

Turismo, reflexividad y procesos de hibridación cultural en América del Sur austral  

E-book. Margarita Barretto (Coord.) Colección Pasos Edita nº 4. 2010. pasosonline.org

Advertisement