Page 51

Inmanencia y reflexividad en los procesos de reconversión...

51

vacas. Más allá de esto, puede constatarse que la “vida cultural” de los topónimos en las redes semánticas loca-les es larga y forma parte del cúmulo de conocimientos transmitido de generación en generación y, por otra, que el origen y sobre todo el uso de muchos de ellos se debe a las necesidades de coordinación y ubicación propias de un sistema de prácticas determinado. Estos límites linderos, construidos históricamente, enseñados y aprendidos informalmente en la vida cotidiana, se diferencian de otros tipos que refieren a la propiedad privada y que son conocidos y reconocidos con precisión e, incluso, demarcados con alambrados, pircas o tranqueras. Esta es otra forma que adopta la identificación y delimitación del espacio. Otro elemento significativo relacionado con la producción del lugar son los senderos que atraviesan la Pampa de Achala, es decir, las huellas que se forman sobre la tierra o la roca con el paso de los animales y de las personas a pie. En ellas se sintetiza y refleja la historia del lugar y de los procesos de reproduc-ción social. En muchos casos, no son más que marcas o líneas esporádicas y discontinuas producidas por el golpe y el roce de las herraduras de los animales, es decir, no son visibles ni evidentes en toda su extensión, aunque se encuentran, por lo general, señalizadas con montículos de piedra o “apachetas” ubicados en lugares visibles. Además, hay innumerables des¬víos y cruces producidos por el tránsito regu-lar de vacas, cabras y ovejas. Estas se desplazan entre zonas de pasturas o hacia fuentes de agua y aumentan considerablemente las posibilidades y riesgos de desorientación para los visitantes. Los lugareños no “construyen” ni “reparan” ni “mantienen” los senderos. La existencia de una huella depende exclusivamente del tránsito y de la circulación, es decir, no resisten el paso de los años, muchas de ellas desaparecen rápidamente cuando se dejan de usar y solo quedan indicios superficiales, restos que requieren de la memoria y el conocimiento local para identificarlos como tales. Los lugareños se movilizan por el territorio y transportan cargas a caballo y, por ello, los senderos y huellas deben ser seguros también y fundamentalmente para los animales. Las calzadas flojas o los desniveles del terreno pronunciados representan riesgos potenciales de heridas o fracturas.

Turismo, reflexividad y procesos de hibridación cultural en América del Sur austral  

E-book. Margarita Barretto (Coord.) Colección Pasos Edita nº 4. 2010. pasosonline.org

Turismo, reflexividad y procesos de hibridación cultural en América del Sur austral  

E-book. Margarita Barretto (Coord.) Colección Pasos Edita nº 4. 2010. pasosonline.org

Advertisement