Page 1

UN MONTÓN DE PIOJOS


UN MONTร“N DE PIOJOS

Texto de Mรณnica Ester Graciano Almagro Ilustraciones de Andrea Lara Graciano Con la colaboraciรณn de Cap Poll


Julia es la mejor amiga de Ester y hace unos días tuvo piojos. La madre de Julia le hizo un tratamiento que compró en la farmacia para matar los piojos, pero no le pudo sacar todos los huevos, así es que Julia, vueeelve a tener piojos. Tiene tantos, que el Señor y la Señora Piojo buscan otra cabeza donde poner sus huevos.


Al cabo de unos días, en el colegio, Julia y Ester jugaban a peluqueras. Primero Ester estuvo peinando y haciendo coletas a Julia, y después, Julia peinó Ester. El Señor y la Señora Piojo aprovecharon para esconderse en el cepillo y viajar hasta la cabeza de Ester.


A la Señora Piojo no le acaba de gustar la cabeza de Ester, no tiene el olor que más le gusta. —¿Y si viajamos a otra cabeza? —dice el Señor Piojo. —¡¡Sí, sí!! ¡Vamos a otra cabeza! —le contesta la Señora Piojo.


Como cada día, la hermana mayor de Ester, Aina, la va a buscar a la salida del colegio. Se dan un gran abrazo y... mmm. —¡¡Qué olor más buena!! —dice la Señora Piojo. —¡Corre, rápido! ¡Vamos a la cabeza de esta niña! —dice el Señor Piojo. ¡Y sí! Los dos van a la cabeza de Aina.


Aina es una niña muy deportista y se esfuerza tanto que le suda mucho la cabeza, o sea que la Señora Piojo está muy contenta. Le encanta el olor de su cabeza, y además, tiene el calor y la humedad que necesita para poner sus huevos.


Después de comer, chupando un poquito de sangre, la Señora Piojo empieza a poner liendres en la cabeza de Aina. Cada día pone de 6 a 10. Al cabo de 7 días Aina ya tiene un montón de liendres en la cabeza, y ¡cacas!… sí… cacas… ¡ya lo habéis oído bien! Es que el Señor y la Señora Piojo, después de comer, le dejan en la cabeza sus cacas.


—¡Corre, ven!, ya han salido de las liendres nuestros primeros hijos. –dice el Señor Piojo. —¡Qué pequeños y bonitos son! Hasta que no se hagan grandes les pondremos el nombre de Ninfas —dice la Señora Piojo. Cada día salen más Ninfas de las liendres. Estas no ponen huevos todavía, pero sí que chupan sangre y hacen cacas.

Un monton de piojos  
Un monton de piojos  
Advertisement