Page 1


4.0 POEMAS DE LA CALLE

JOSE G. SUNDAY 2011


Primera publicación en España 2011 Copyright©2011, textos por José G. Sunday Diseño portada por José G. Sunday Ilustraciones por José G. Sunday / Otros. ISBN: 978-84-15344-29-2 Depósito legal:

Imprime y edita:

C. Begoña, 34 - bajo 46183 - L’Eliana - Valencia - España

Este libro no podrá ser reproducido ni total ni parcialmente, por ningún medio, sin el previo permiso escrito del autor. Todos los derechos reservados.


La calle EL loco Es la vida un juego Los tres actos del horror Cambio climático El color de la ergástula Piel de ébano Haití Qué extraño Dulce primavera EL odio hermoso Khayyam La sombra del viento Para los que no tienen patria La mano muerta Textos sagrados No sabía La página Lo indiscreto Sentirse solo Amanecer solitario Amor eterno El sacrificio La felicidad en mis ojos Quince segundos Ella lo fue todo Ojos marrones Lagrimas de despedida Poemas de amor Rio abajo Me abruma Recuerdos Otra noche en la ciudad Mañana El síndrome de Ulises

1 2 5 7 9 11 13 15 17 19 21 23 25 27 29 31 33 35 37 39 41 43 45 47 49 51 53 55 57 59 61 63 65 67 69


PROLOGO Este libro expresa el día a día en la calle, calles de cualquier ciudad o país Occidental, que es donde he vivido toda mi corta, pero intensa vida. También expresa situaciones vividas, reflexiones, o cosas que les han pasado a otros, al igual que mi libro anterior (“Cálculos bajo la luna”) aunque de tematica distinta, mi poesía no busca ajustarse a cánones puramente literarios, no busco la rima o la musicalidad, busco simplemente comunicar con versos los muchos matices de la vida, con una poesía simple y directa. En esta ocasión escribo sobre situaciones sociales que me atañen directamente por lo extraordinario de mi vida y mis orígenes. Esto sin dudar por un instante que la vida de todos sea igual o más extraordinaria que la mía, pero la gran mayoría se libra del lastre de justificar su existencia ante los demás. De todas formas he de precisar que la fuente de inspiración es amplia, incluso un poema puede haber o tener varias fuentes. En este libro doy una imagen ha cada poema, para que el lector tenga donde agarrarse al leer el poema, a si, cada texto se abre, y se despliega ante el lector con sentido, espero haberlo conseguido, y que sea lectura si no interesante, al menos entretenida, y abridor de ciertas realidades que existen en nuestras sociedades. Jose G. Sunday Info@josesunday.com Agosto 2011


LA CALLE .

La calle es donde gotea la vida gota a gota, en forma de transeúntes sin dirección fija, te desplazas presuroso. Es allí donde algunos hombres se queman otros renacen, como el fénix de la calcina lugar predilecto para la indigencia. Entre miradas indiferentes a veces despectivas, otras llenas de condena. Se exclama !Hombre! ¿No pudiste hacerlo mejor? Y las sombras color azabache, como mi piel, se incomodan tanta mezquindad, en la calle. Y los vaivenes de la mentira, y el odio son ya recuerdos lejanos, que en la calle no sirven como la juventud una vez llena de promesas tampoco sirve. Las páginas vacías se amontonan en los rincones donde descansa el guerrero una vez vencido. Y sabe, que entre líneas, se lee sobre la locura gestada oficialmente, rigurosamente desde el poder, haya por la metrópolis entonces vas y te abandonas a tu destino. Indigente, nada dejas atrás ni los lamentos, ni los gritos de justicia o los clamores a la verdad. Tus caminos en la calle como los papeles en oficinas que se tiran arrugadas a la papelera vacías, sin contenido, más que titubeos. Y mañana quizás, uno de ellos conocerá la traición. Esa que te lleva a la calle. 1


2


EL LOCO

Me llaman el loco no sé por que ¿Acaso la mentira? O las maquinaciones de un psicópata quizás la seducción del beso de una serpiente. O el rumor de espectros en la vigilia cuando lucho por sobrellevar mi destino. Otros me llaman el negro puede que sea por el color de la noche la tez morena de la luna cuando jugamos a ser arlequines en la cama. O el color de la ergástula encadenando a la virtud por la orilla de tu tierra. Convirtiendo a lo verdadero en falso mientras a saldo vendían la vida. Algunos me llaman José ¡lo juro!, estoy seguro de ello. No es mentira ya no vislumbro a las arañas en mi cuarto. Y pienso en mis amigos la familia, y todos los puros de espíritu. Y sé que no estoy loco solo son sueños de un troll allá por los fiordos nordicos. Donde aprendí a sobrevivir.

3


4


ES LA VIDA UN JUEGO

¿Es la vida adulta un juego estúpido y cruel, donde todo es irracional, todo vanidad? Cuanto daría yo por ser un ganador de la nada, a la cúspide, en la partida. Que después de apostarlo todo la vida, la salud, el amor, la gloria, me llegara con sabor a triunfo. Con el trofeo en la mano levantada hacia el firmamento resultado de la destreza en el tablero, en la vida sonriendo. Queriendo ser aclamado como campeón a sabiendas de que todo es espejismo, vanidad, sueño. Y al final, descansar entre sus brazos como niño, en una locura infantil al son de la nana cantada por la madre.

5


6


LOS TRES ACTOS DEL HORROR El show del horror se gestionaba día a día a hora punta. Manolo, Antonia, y Pepito tomaban sendos puestos. A la pregunta de: ¿En esto ocupan su tiempo? hacían oídos sordos, no había más. Después del trabajo, después de clases incluso después del bar tocaba show del horror. ¡Primer acto! ataúd blanco, ataúd negro por la avenida en dirección al ocaso donde torres babélicas aguardan majestuosas con nichos, color dinero y vanidad. ¡Segundo acto! gato blanco golpea a gato negro gato negro responde de la misma manera a gato blanco. el gentío aplaude extasiada y eufórica mientras, las vergüenzas se esconden tras la decencia que a saldo, despachan comercios de ultramarinos. ¡Tercer acto! el cielo se nubla el sonido, apenas susurros sentí la humedad en el ambiente para a continuación percatarme de que solo llueve sobre mi cabeza. lagrimas del adiós, y del olvido polvo era, y en polvo me convertí tome lugar en mi nicho y el horror pasó a ser algo íntimo. ya no eran los otros, esta vez era yo. 7


8


CAMBIO CLIMATICO

Estos cambios que tanto apremian de dias y de noches infinitos los deseos que en ellas se fraguan. Desde esta insula navegando en alta mar cambios climáticos. Que con ruidos alertan hadas y deidades en solsticios mediáticos. Nos dicen; todo apunta al ocaso. ¿Y el futuro? esta muerto.

9


10


EL COLOR DE LA ERGASTULA

Como cadenas amarrando la libertad profundo submundo de mercaderes donde la vida tiene precio y la navegación, sin rumbo. Navega al ocaso, en mar de esperanzas jamás cumplidas, bajo el tono oscuro del deseo. Común a todos, a aquel que asoma a la superficie asoma a la necesidad. Este color, tantas veces de tez morena naufraga en las orillas de la dignidad y todos lo celebramos, entre boletines entre publicidad, y desamparo. Color sin compañía que vaga al despunte del alba. ¿Somos algo más que almas? Dura condición de libertad, que ha dejado de ser poco nos queda con este color ¿que podemos esperar? la vida misma tiene un precio.

11


12


poemas de la calle  

libro de poemas ilustrado

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you