Issuu on Google+

Ajetreado Sentir María Dolores Barberán Verdú

·1·


© María Dolores Barberán Verdú Edita:

I.S.B.N.: 978-84-16174-20-1

Impreso en España Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación ni de su contenido puede ser reproducida, almacenada o transmitida en modo alguno sin permiso previo y por escrito de la autora.


Ajetreado Sentir María Dolores Barberán Verdú


Rústico sentir La yerba mece mis pies, los acurruca, el atardecer de felicidad me nubla, ahora, no es tiempo de dudas. Una dulce brisa tu llegada me anuncia, que cuando llegas lo agrio sabe a gloria pura. Nacido prado, agradas mi memoria. Innata montaña, creas la creatividad que mi ánima desborda, con tus innatas palabras me honras. ¡Magnate cima, de qué afables historias hablas! Inspiras la belleza de toda una infancia.

·7·


¿Cuándo? Cuando la pesadez ahonda cuando el asfalto se burla de ti cuando los edificios asfixian y no hay por qué sonreír, ¿qué nos queda? ¿Qué falta por vivir? Cuando las palabras no se callan cuando el humo nos acapara cuando los insultos marcan y el mal gana ¿asomará la bonanza? ¿Quedará alguna esperanza? Cuando el corazón se acelera cuando el sudor nos empapa cuando la rutina se convierte en locura y con inútiles piropos nos alaba ¿perderemos la cordura? ¿Ganaremos la batalla? Cuando ya no tenga preguntas cuando todo valga, cuando no sienta y me adapte a una moldura ¿entenderé los prejuicios que nos acucian? ¿Entenderé la contradicción que nos inunda?

·8·


Palabras mudas Palabras mudas que agasajan, que envenenan el alma. Palabras mudas que agravan los dramas, que cargan al que con prisa anda. Entre cuerdas atan al que intenta escapar con gana, entre cuerdas, al inocente que no hizo nada. Sin clemencia asfixian al bueno que siempre calla, con alabanzas tratan al que sin quebraderos se desbrava. ¡Qué injustas y mudas palabras! Si fuerais mudas disfrutaría vuestra habla mas como sois injustas que un mal rayo os parta.

·9·


Primavera pasajera Avisa cuando llegues Primavera, avisa por favor, no vaya a ser que entre zozobra me duerma. Adornas las calles Primavera, endulzas el ambiente con el polen y su danza. Un paseo se convierte en éxtasis cuando tú nos abrazas, las amargadas flores del invierno despiertan exaltadas. ¡A aguas y vientos amansas! Contigo la tormenta de largo pasa y hasta el Sol agradece tu llegada. Primavera, libera a los cabos de tan duras oleadas, libéranos de esta atmósfera gris y pesada. Libera a aquellos que el amor esperan con ansia, libera a aquella que de ti está enamorada. Dime con qué sustancias manejas a los que te desean pues jamás he querido tanto Primavera, eres como aquel amante que se presenta por sorpresa.

· 10 ·


¡Te quiero tanto compañera…! Quisiera que me quisieras tanto como lo hace esta alma mía inquieta. ¡No es justo!, no es justo que te vayas a los dos meses sin dejar rastro ni huella. Que por no sufrir no sé con qué corazón esperarte Primavera, ni si hacerlo, tengo miedo a que se dañe mi conciencia. Por este sentir que me confunde, que me ajetrea, te pido que avises cuando llegues Primavera, que avises por favor, no vaya a ser que entre zozobra me duerma.

· 11 ·


Ajetreado sentir